PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Alfredo Quiroz


  (ÉL) OBRAS RECIENTES, 2014 - Pinturas de ALFREDO QUIRÓZ


(ÉL) OBRAS RECIENTES, 2014 - Pinturas de ALFREDO QUIRÓZ

(ÉL) OBRAS RECIENTES, 2014

Pinturas de ALFREDO QUIRÓZ

FÁBRICA GALERÍA / CLUB DE ARTE

Imágenes del espacio web de la Galería

Asunción - Paraguay

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(ELLOS)

CONJETURAS

La muestra de Alfredo Quiroz lleva el lacónico título de Él. El pronombre personal de tercera persona se refiere a un sujeto que puede o no ser conocido pero que no aparece explícitamente determinado. Es decir: indica no sólo una persona, sino el lugar vacío de alguien que puede ser ocupado por otro. Tiene una presencia contingente; un cierto valor de índex: él es quien se señala o se nombra coyunturalmente, en cada ocasión específica. Dado, que la obra de Quiroz se distingue por un sentido marcadamente narrativa y se desarrolla en torno a alguna nudos centrales, él puede ser el amigo que, de pronto, agoniza y muere, el sujeto de un cuerpo expuesto y separado de su propia subjetividad, el compañero con quien comparte rutinas y dificultades, el actor político de un golpe de Estado, el ciudadano abstracto que actúa como el Otro o el fantasma que ronda lo cotidiano y se muestra en modo de mancha o silueta vacía.

Por otra parte, resulta claro que esta obra de Quiroz cita la película Él de Luis Buñuel (1953) y que esta referencia acerca pistas para merodear, que no descifrar, ciertos sentidos de una obra especialmente críptica. En la película, una de las preferidas por él mismo, Buñuel desarrolla el tema de la obsesión partiendo d detalles de la vida cotidiana sobre el trasfondo de una dura crítica a las convenciones sociales. En una dirección afín, la serie de Quiroz detenida incisivamente en pormenores domésticos, hechos fragmentados y pequeños relatos, levanta un clima de sospecha y de culpa sobre cada imagen presentada y la vincula con un espacio público. Freud llama lo Unheimliche a la inquietante extrañeza que rodea una situación familiar o habitual, y hace de ese desasosiego un principio del arte. Las cosas, las personas cercanas, se ven vagamente amenazadas por la inminencia de algo que no se muestra y que sólo puede ser presentido a través de indicios, veces indefinibles:


CRÓNICAS RECIENTES (PARCIALES)

Aunque la obra de Quiroz no sea literal, es sin duda narrativa: desarrolla microrelatos de sucesos ocurridos en los dos últimos años, cuentos brevísimos que, en ciertos casos, tienen la estructura de un de algunos breves poemas orientales. Pera, aunque separadas entre sí e incompletas siempre, esas pequeñas puntadas temáticas insinúan o trazan en pespunte el mapa de posibles unidades discursi­vas, ensamblables, a su vez en leves trazos de inscripción. Bocetan constelaciones apoyadas en la actualidad de lo referido, basadas más en el clima delos relatos que en los mínimos contenidos de sus guiones o la ilación de una secuencia articu­lada. Más en el cuestionamiento social, la breve sátira y en cierta dosis de humor negro que en el parentesco de lo expuesto y relatado.

Así, se podrían detectar, de manera libre y, por eso, bastante arbitraria, ciertos provisionales núcleos temáticos en la obra de Quiroz, ya enunciados: la disolu­ción de la legitimidad política; el complejo componente de encuentro/desencuen­tro propio de las relaciones humanas; la pérdida ocurrida en el curso de esas re­laciones; el desplazamiento del sentido de las cosas comunes y el cuerpo del otro deseado, el del enfermo o el del cadáver.


DISLOCAMIENTOS

Para mencionar al sesgo aquellos núcleos temáticos conviene una rápida referen­cia a ciertas estrategias de la puesta en imagen aplicadas en esta obra. En primer lugar, cabe señalar la dirección ladeada de una retórica que busca desorientar la dirección de los relatos. Como el artista no puede exponer literalmente lo que quiere contar, su relato en pequeño enigma. La acción ocurre en otro lado; la esce­na remite a una espacio paralelo, el desenlace se encuentra diferido, los personajes están ataviados con el vestuario de libretos diferentes. Este desplazamiento hace que en el óleo-collage FRUSTAR EL JUICIO POLÍTICO, la denuncia del golpe de Estado se convierta, en parte, en una escena quirúrgica decimonónica y, en parte, en una historieta satírica. La misma estrategia promueve que en la obra CONFERENCIA DE PRENSA la declaración pública del político tramposo se revele como una bufonada y que en el óleo TRICOLOR se muestre irónicamente un solo color, el colorado, que impregna, y mancha no pocas veces, la historia política del Paraguay.


OTRA TARDE

Los pequeños relatos tienen el sentido de apuntes, de notas rápidas, de escenas que deben ser captadas en el instante. Para atrapar casi en simultáneo lo sucedido (o lo imaginado a partir de lo ocurrido), el artista emplea los materiales que tiene a mano y apela a formatos pequeños y soportes movibles, casuales casi. Por eso los pequeños cuentos son incompletos, o por lo menos no concluyen en el mis­mo espacio / tiempo de la narración (quizá no concluyan en ningún lado, aunque apunten al detrás, el antes o el después dula escena expuesta).

El acontecimiento no puede ser inscripto totalmente porque siempre será mayor que la superficie de su inscripción. Dejará falta y resto. Cuando un médico se enfrenta a un paciente incurable con quien comparte la querencia, se quebranta el orden de los días y aparecen manchas sombrías, oscuros lunares, bajo la cama (SIN TÍTULO), sillas de rueda para siempre vacías (LA ESPERA), pastillas de medica­mentos inútiles, que sólo importan ya por sus colores, por su tramposa apariencia sin destino (NADA ES GRATIS EN LA VIDA). El destino de la belleza, dice Kant, sólo vale por su pura forma sin designios. Pero, ¿pueden los colores de un medicamento esencial, impotente ya ante la muerte segura, hacer olvidar su ambigua suerte de redención o caída?

El cuerpo tampoco puede ser totalmente registrado y anotado. Ni por estudios clí­nicos, ni fichas policiales, ni por crónicas periodísticas ni epitafios. Sólo la mirada poética, o la perspectiva crítica, pueden a veces vislumbrar, entera, la silueta, que apenas será el espacio abierto de una pregunta, un lugar vacante: el perfil trazado en el suelo de un cuerpo recién retirado o de un cuerpo desaparecido y reclama­do. Pero cuando se muestran, los cuerpos se encuentran instalados en sus propios puestos, tumbados. En un cuento breve de Samuel Beckett, titulado UNA TARDE, cierta mujer que fuera a buscar flores al campo encuentra "el cuerpo olvidado de un hombre"; "nadie lo había echado de menos, nadie lo buscaba" dice el relato. En la narrativa de Quiroz los cuerpos también aparecen tendidos sin espanto. Pero esa misma aparente naturalidad resulta amenazante; señala el indicio de un ho­micidio no denunciado o un accidente desconocido: objetos de culpa pendiente. Menciona el lugar del crimen, el cuerpo del delito. El óleo A VECES presenta el cuer­po olisqueado -socorrido quizá- por un perro o la sombra de un perro. La obra NADA PARA VOS muestra un cuerpo doblado sobre sí y rodeado de personas que lo observan personas de quienes sólo se muestran las piernas demasiado negras.


EL TIEMPO, EL CÍRCULO

El empleo de procedimientos técnicas variados (pintura, fotografía, dibujo, collage) también condiciona el juego de las figuras y las posiciones del discurso. El collage fomenta el humor surrealista, la simultaneidad de narrativas dispares, la intensidad del fragmento que escamotea un significado entero. Una copia del Án­gel de la Anunciación de Boticelli, se invierte para bendecir el sexo de un sereno cuerpo descabezado (atrás hay una historia real, volteada para mejor señalar otros sentidos, decapitada para impedir la clausura de su registro).

El collage (que incluye fotografía, impresos y pintura) también permite trabajar el desencastre de los lugares, la imposibilidad de acceder a la dimensión contigua en donde se encuentra el otro (La ausencia), la dificultad de cruzar la mínima pared que separa de él (¿Quién eres tú?). Se instalan entonces metáforas de incomuni­cación y desencuentro (Muy frágil). Las salas vacías, las casas sin puertas ni ven­tanas, hundidas, enclaustradas. Los tiempos de espera. Las fases de la ausencia. Los mensajes que no llegan porque no fueron escritos o no tienen destinatarios conocidos (los mensajes a él, el que no tiene un nombre fijo).

El uso de la tiza instala un espacio de contingencia, donde no caben trazos defini­tivos ni inscripciones eternas. El signo que traza una figura o asienta un texto se encuentra siempre sujeto a ser borrado, corregido o disipado. En algunas obras, esta vulnerabilidad refuerza lo propiamente efímero, tal el caso de las marcas tra­zadas en la pared, posiblemente de una celda de presidio, para contar, asumir o apurar los días (obra titulada 382). En otras obras, la inseguridad de lo consig­nado deviene desconcierto; esto ocurre cuando la imagen se relaciona con em­blemas históricos de poder o cifras de muerte; símbolos de valor perpetuo, sea por la perennidad que otorga el mito o lo inexorable de la caducidad humana. Los retratos del Mariscal López y el cuerpo ovillado de un hombre (que podría encontrarse muerto y, a juzgar por su posición, haber sido torturado) aparecen representados mediante trazos minuciosos pero frágiles, sometidos a los azares del devenir y el polvo de la memoria. En todo caso, el empleo de la tiza vuelve disponible un espacio de inscripción capaz de renovar los significados que gasta la cotidianidad y borronea el tiempo: capaz de afirmar el sentido que, avistado siempre a medias, garantiza la ilusión de permanencia o el retorno de algunas pocas cosas esenciales.

Ticio Escobar

Mayo, 2014, Asunción

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
GALERÍA
GALERÍA DE ARTE FÁBRICA / OSVALDO SALERNO
EXPOSICIONES
EXPOSICIONES DE ARTE - CATÁLOGOS y RECORRIDOS VIRTUALES - CRÍTICAS DE ARTE
LIBROS
LIBROS Y ENSAYOS SOBRE LAS ARTES VISUALES EN PARAGUAY ( ÓLEOS, ESCULTURAS, FOTOGRAFÍA, CERÁMICA, ARTE POPULAR, ARTE JESUÍTA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
HISTORIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOREPUBLICA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANI
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011FILATELIA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAMÚSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA