PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Sociedad de Escritores del Paraguay SEP


  RECODOS DE POESÍA, 2009 - SEGUNDA EDICIÓN - SOCIEDAD DE ESCRITORES DEL PARAGUAY (SEP)


RECODOS DE POESÍA, 2009 - SEGUNDA EDICIÓN - SOCIEDAD DE ESCRITORES DEL PARAGUAY (SEP)

RECODOS DE POESÍA, 2009

SEGUNDA EDICIÓN

 

SECRETARÍA NACIONAL DE CULTURA

DIRECCIÓN GENERAL DE PROMOCIÓN CULTURAL COMUNITARIA

DIRECCIÓN DE FOMENTO DEL LIBRO Y LA LECTURA

Humaitá 673 c/ 15 de agosto Asunción-Paraguay

Telefax (595 21) 445 138

Correo Electrónico: Fomento-libroylectura@hotmail.com

SOCIEDAD DE ESCRITORES DEL PARAGUAY (SEP)

ISBN: 978-99953-859-1-0

Diseño y realización de carteles poéticos: Lisandro Cardozo

Asesor literario: Victorio Suárez

Diseño Gráfico: Lea Schvartzman

IMPRESIÓN: ARANDURÃ EDITORIAL

Teléfono: (595 21) 214295

Correo Electrónico: arandura@tigo.com.py.

www.arandura.pyglobal.com

Asunción, abril de 2009.

 

ENCUENTRO CON LA POESÍA

En su primera edición, la exposición itinerante Recodos de poesía estuvo presente en ferias de libros, patios de colegios y universidades, plazas, calles y otros espacios no habituales para la realización de actividades literarias, como por ejemplo, la Terminal de ómnibus de Asunción. Fue así que hemos visto a personas de todas las edades que caminaban con ritmo más o menos apresurado, detenerse un momento ante los carteles para leer algunos de los poemas que hallaban en su camino. En otras oportunidades, estudiantes con sus profesores recorrían la exposición para hacer algún trabajo escolar, y se encontraban allí con los y las poetas en un ameno diálogo, que culminaba con el infaltable pedido de autógrafo.

Por otra parte, al comenzar la selección de los veinticinco poetas que integran la primera edición de Recodos, comprobamos que nuestro país es pródigo en artistas y escritores, a pesar de la precariedad y la falta de apoyo en las que sobreviven la cultura y el arte. Entonces nos comprometimos con la Sociedad de Escritores del Paraguay a realizar una segunda edición, que nos trajera las voces de otros destacados poetas nacionales, para acercar a la ciudadanía toda la riqueza de la diversidad poética que ofrecen nuestros escritores, ya sea en guaraní o en castellano.

Y así llegamos a la segunda edición de Recodos de Poesía. Treinta poemas integran la nueva exposición itinerante. Lisandro Cardozo trabajó afanosamente en el diseño y la realización de los carteles. Victorio Suárez aportó su profundo conocimiento sobre la poesía paraguaya para la selección de los poemas. Las instituciones auspiciantes nos brindaron la posibilidad de concretar este proyecto.

Es nuestro deseo que esta edición llegue a los lugares más distantes de nuestro país, y así paraguayos y paraguayas de diferentes generaciones conozcan un poco más sobre nuestros escritores y escritoras, y disfruten con la lectura de este manojo de poemas.

Victoria Figueredo

Directora Fomento del Libro y la Lectura

 

 

ÍNDICE

 

OKÁI, OKAIVE / Feliciano Acosta

PUNTO Y APARTE / Santiago Dimas Aranda

PARA NOMBRAR TU AUSENCIA / Manuel E. B. Argüello

MATERIAL BIODEGRADABLE / Chiquita Barreto

TOMIMBI / Zenón Bogado

29 / Esteban Cabañas

FINAL DEL SIGLO 20 / Jorge Canese

CARTA A PAPÁ / Gladys Carmagnola

TREGUA / Carmen Casartelli

EL POEMA DEL NOMBRE / Raquel Chaves

AL HERMANO / René Dávalos

¡TOJEVY KUARAHY! / Félix de Guarania

V / Ricardo de la Vega

CABALÍSTICO / Rodrigo Díaz-Pérez

CHE AGUIJE NDÉVE ÑANDEJÁRA / Modesto Escobar Aquino

POESÍA / Lourdes Espínola

ENTRE LAS ALTAS ELES / Oscar Ferreiro

DONDE SE AHUECA EL ALMA / María Eugenia Garay

DESIERTO / Ester de Izaguirre

2 / Nila López

HAZME UN SITIO A TU LADO / Juan Manuel Marcos

OGUAHE RAMÓVA/ Carlos Martínez Gamba

POEMA PARA UN HOMBRE AUSENTE / Ricardo Mazó

RESOLUCIÓN / Amanda Pedrozo

CUANDO ES NOCHE EL DÍA / Emilio Pérez Chaves

LOS DÍAS / Francisco Pérez-Maricevich

TODOS LOS DÍAS / Fernando Pistilli

LA TIERRA / Augusto Roa Bastos

PUEBLO BAJO LA LLUVIA / Hugo Rodríguez-Alcalá

¡HASẼ MBORIAHU! / Ramón Silva

 


 

OKÁI, OKAIVE

 

Pytã yvytu rembe'y,

okái yvytu

ha hendy.

 

Ikũ hakuvópe

oheréi kapi'i

ha omosununu.

 

Ka' aguy rovykã

omocha'ĩ

ha omyendy avei.

 

Hendypa yvytu,

kapi'i,

ka' aguy.

 

Okái che retã

ha ipyahẽ ryapu

tatatĩre ojupi.

 

Okái,

okaihágui

okaive

che retã.

 

De Ñe'ẽ ryryi ryryive

Feliciano Acosta


 

PUNTO Y APARTE

 

Amanecí cantando.

Regocijo de pájaros me invadía la sangre.

Alas tuyas y mías contra la sombra quieta.

En el azul inmenso la libertad llamaba.

Fue una noche escapada a las noches,

un minuto evadido del mundo,

punto aparte en el tiempo.

Por amor tuvo cuerpo de mujer mi universo

y fue el punto preciso en que canté de nuevo.

Y amanecí cantando,

simplemente cantando.

¡Bellas todas las cosas con las alas al cielo!

¡Bella vida la vida que se vive de nuevo!

 

De Fragancia de raíces

Santiago Dimas Aranda


PARA NOMBRAR TU AUSENCIA

Fragmento

 

Dicen que cuando un amor se muere una estrella cae.

...Y es verdad.

Aquí estoy con la estrella en mis manos,

como un yerto corazón ahíto de besos sin destino.

Aquí estoy, de pie, en este setiembre de lapachos,

así, mirando, implorando a la tarde que me asedia

rasgar sin prisa la celeste piel de mi memoria.

 

No puedo evitar que en esta tarde

tu recuerdo, amor, se acurruque en un sollozo.

No puedo, y tal vez ni quiero, evitar que en esta tarde

mi mirada se abra hacia tu casa;

hacia mi nostalgia de tus ojos;

hacia el palpitar rosado de tus labios.

 

Y así, entonces, amor, todo trae tu nombre:

el pasto,

que adormeces con tus pasos;

el jazmín,

que se sonroja a tu presencia;

mi corazón,

que olvidó mi pecho tras el tuyo.

(…)

 

De Todo te nombra

Manuel E. B. Argüello


 

MATERIAL BIODEGRADABLE

(no especificado en el envase)

 

De barro trémulo mis ojos

de barro trémulo mis senos

- palomas ateridas -

pero de estrellas mi canto

y

de estrellas mi risa

y

también mis pensamientos.

 

Los dolores

y

esperanzas que están en mi corazón

son estrellas luminosas

y

mi corazón de barro

y

por ser de simple barro

al barro volverá un día;

sólo mi risa

y           

mi voz quedarán en las estrellas

y

en el barro del olvido

las dos palomas ateridas.

 

De: De estrella y barro somos

Chiquita Barrero


 

TOMIMBI

 

Mba'apo reí,

Kane' õ,

Ñembyahyi,

Topehyi,

Pynandi, Ao' ỹ,

Mba'asy

Ha tavy;

Ko' ãva ha' e

Chokokue

Jukaha.

 

Apytĩme oiko

Ikũ,

Ipo

Ha ipy.

Ñenupãgui

Ojeka,

Opẽ

Ha ojaryvo

Ipiré,

Hembe

Ho' o,

Hai, Ikangue

Jejapigui

Osoro Ku'ipa;

Itanimbu

Tumiete

Hesa'ỹi,

Ikaraku

Ha inapytu'ũ.

 

Ñemombogui

Okañy

Ñehundi

Katuĩ

Hapykuere.

 

Tuicha arandu,

Tuicha jerovia;

Heta pe viru,

Hata mba'eyru;

Tuicha ko yvy:

Tape overa,

Tapỹi hetave;

Hendy kuarahy,

Jasy ojajai

Mbyja omimbi,

Ha chokokue

... Mba'eve!

 

Hi'ãnte hogue

Arandu resãivé,

Jerovia añete

Teko potĩgui guare.

Tojajai,

Tomimbi,

Tovera

Ko' ẽti;

Tomimbi

Pyhare

Ára pegua;

Tomimbi Opaite mba'e;

Tomimbi

Chokokue

Syva ry'ai;

Tomimbi

Tetãgua

Save'ỹ,

Tomimbi,

Tomimbi,

¡Tomimbipa!

¡Tomimbipa!

 

De Tomimbi

Zenón Bogado


 

29

 

Ya nadie podrá robarnos

Es el amor absoluto y nuestro

hecho de piedra solar

de un solo entero puntual      

El amor es nuestro signo:

Sin descifrar su milagro

fluirá siempre

Ya nadie podrá robarnos

Intacto mira su tiempo

hasta el final y al principio

ardió como fue preciso

La mano niña de mármol

y la mano de madera

juntas cavaron el pozo

que alumbra un espacio nuevo

cada noche cada día

Ya nadie podrá robarnos.

Está allí es como un hijo

Crece en la luz de tus ojos

vaga en la pena mía

recupera algún presagio

en el poliedro de la melancolía.

 

De Premoniciones

Esteban Cabañas


 

FINAL DEL SIGLO 20

 

Mancho mi nombre,

desciendo ex profeso a los infiernos

para mirar desde aquí tu nada,

tu silencio atragantado.

¡Salvarse!, vaya pretensión orgullosa.

Final del siglo 20:

el botón de retroceso no responde

y parado

espero una caricia que nunca llegará

porque no existe,

porque estoy perdidamente equivocado.

 

Monigotes.

Múltiples monigotes, camafeos,

cuadrúpedos alados,

insectos de conventillo.

Mentiras. Pavadas.

Mañana. Vení mañana,

que te preparo té inglés con tostadas y todo.

 

De Aháta aju

Jorge Canese


 

CARTA A PAPÁ

 

Qué importa que haya días como hoy,

cuando el alma se nubla de repente,

como si la palabra

jamás hubiera sido; no existiese;

días

de brazos extendidos, impotentes

hacia un cielo que, mudo, nos castiga

oyendo nuestro grito, indiferente;

días

en los que todo bien parece ausente:

en los que el patio se vacía de trinos

y el rosal amarillo no florece;

días

en los que cada cicatriz se vuelve

herida, llaga, o sorda rabia o miedo,

o estupor o plegaria, llanto o fiebre.

Si tan sólo pudiese ahora que vives

ya sin hambre ni sed, a la intemperie,

sin que el frío o el calor borren tu risa

inagotable, de panal silvestre;

si pudiera decirte de algún modo que tú escuches

que alguien te extraña mucho y que te quiere.

 

De: Un sorbo de agua fresca

Gladys Carmagnola


 

TREGUA

 

Como de lejos

abarca tu mirada el escenario.

Y te preguntas

si aquel tu afán de auroras diferentes

no fue sino un buscar en vano

migajas de algún cielo,

mientras Caín y Abel

repiten su condena.

 

Pero, no obstante, intuyes

que, acaso por liberarte de congojas

la flecha de algún verso

te alcanzó algunas veces

para que recordaras que,  en ese dardo

ardiente,

también, de cuando en cuando,

tocaste el paraíso.

 

De Migajas de algún cielo

Carmen Casartelli


 

EL POEMA DEL NOMBRE

 

Nuestro nombre está escrito

en los muros del mundo

saliente de la piedra

mojándose de lluvia.

 

Cada día que parte

de los muelles del mundo

se llena de la espuma

del misterioso origen.

 

Trabaja y es acero

en los altos hornos del mundo

derritiéndose en el rojo

caliente de la sangre.

 

Nuestro nombre es el nombre

perfecto de una esfera

en el parto de un mundo

que sangra de universo.

 

De La tierra sin males

Raquel Chaves


 

AL HERMANO

 

Juntos nacimos de una misma suerte caída en el camino,

desde tempranos días las mismas madrugadas

quemaron nuestros ojos

y una sangre igual entre las venas mudas

puso la misma vida, junto a la misma muerte.

Nuestros rostros iguales batidos por tormentas

frente a la misma angustia parecían espejos.

Mas de repente, hermano, cuando quiero exclamarte

¡sé que me escuchas, tu corazón me basta!

busco tu nombre, la más alta nostalgia,

y él es una sombra silenciosa y trágica.

Torno entonces hacia adentro la mirada

para buscar en mí las señas de tu alma

ordeno con afán las palabras, las letras

porque no quiero abatirme en esta soledad

donde las sombras hablan y yo no puedo hablarles.

Trato de ver tu indescifrable nombre,

aquel -mío también- con el que puedo hablarte.

 

¡Hermano, la realidad destella

y preciso tu voz para tocarla!

¡Hermano, qué espantoso este querer contarte

la angustiante realidad, la plena luz

si eres el que nunca escuchará mi voz

ni llorará mi muerte!

 

René Dávalos


¡TOJEVY KUARAHY!

 

Araí ijaty

ha ombogue kuarahy.

yvytu oipeju, isaraki,

oguejy ha ojupi,

ovu ha icha'ĩ,

ñande yvy itarova,

oipyvu ha ojoka,

¡Ha pirĩ

ojaho'i

che ñe'ã!

 

Ojera ñembyasy,

ñeko'õi

che jopy;

tesaý ijavo'oi,

che myakỹ;

yvága ipochy,

hendyvu oity...

 

Ára hendy ha overa,

otiri

ha ojeka;

ysyry

havu'ã,

hembe’y-

 

Pe oheja

Yty

Ha apa’a
ha oipyhy

morombi

oikytĩ

tekove,

ohapy

ha omopẽ.

¡Ombogue angapyhy!

Ñande yvy,

ñembyasy

ojaho' i...

 

¡Topa kirirĩ

ha py' amirĩ!

Ñapu'ã tavaygua

jaipeju araí ky'a,

jajoko pytũ

ha ro'y,

ñamombi

amangy

vaí...

Tosoro ñe'yrõ

ha ate'ỹ toso.

 

Tove tojuasa

jyva,

tojoapy

mbareté joja.

Jaipeka pyhare,

tako' ẽ...

¡Tojevy kuarahy!

 

Félix de Gudrania


 

V

 

Te entregan los tejados

sus gatos, sus monedas salvajes;

las palomas, sus alas, sus pisadas,

sus mañanas en calma.

Los escombros

visten los colores del día,

dejando que deambule

el gris por las paredes.

Las hojas

bailan en el viento para ti,

sin pensar que es un puro milagro.

El río

pendiente está de tus miradas

allá abajo

y aquí;

abriendo las ventanas.

estoy yo

prisionero, lo sé, de tu universo.

 

De La canción de R

Ricardo de la Vega


 

CABALÍSTICO

 

En esta séptima vez que golpeo la noche

y nadie me responde

estoy absorto

anticipando

los sueños que vendrán

implacablemente

con su poderío de ilusiones

para transfigurar

los torbellinos dolientes

que me habitan.

 

Cabalístico siete

a ti recurro

a tu grácil orgullosa

prestancia de palmeras

encomiendo mi silencio.

 

Y aunque fuera en la noche milésima

y aunque no existieran números para ubicarte

recordaré

nostálgicamente

estas lágrimas

desparramadas

que siempre serán cifras

para los trémulos cristales

para todas las evidencias

de respiros y murmullos.

 

De Cronologías

Rodrigo Díaz-Pérez


CHEAGUIJE NDÉVE ÑANDEJÁRA

 

Che aguije Ndéve,

Ñandejára,

Ndéve che aguije.

 

Che aguije Ndéve,

oañuãmbaite haguére

arekóva ha areko'ỹva

ne mborayhu renyhẽngue.

 

Che aguije Ndéve,

Che recháre nepehengue,

Che rekóre nderayhuháramo

Ha reipotáre aĩ nendive.

 

Che aguije Ndéve,

ehechaukáre mba'éichapa

tapicha ãngare hesakã

nde pytu ykua satĩ,

aníteĩ amano y'uhéigui,

aníteĩ añoreíme

añehundi.

 

Che aguije

reme'ẽsévare chéve.

Che aguije

chehegui reipe'asévare.

 

Che aguije Ndéve,

Ñandejára

Ndéve

che aguije.

 

Modesto Escobar Aquino


 

POESÍA

 

Mi destino está echado,

cartas lanzadas, marcadas, determinan

y todo apunta a lo irreversible

del cual no se regresa.

Lo que me cura, me envenena;

lo que me alimenta, me drena.

En círculos de fuego

me regalas, soledad, silencio,

noches desveladas, angustiosas

y calma de fiel bálsamo a mis manos.

Mi destino está en ti

marcado por tu Verbo:

escribo: luego existo.

 

De Partdias y regreos

Lourdes Espínola


 

ENTRE LAS ALTAS ELES

 

Cuando mi letra estrila

hacia los cielos

cuando mi estilo clava

esta cuartilla

cuando mi pena enlila

sus recuerdos

para ponerme a solas

a llorar

en el palmar de las palabras

roto

así perdido

entre las altas eles

extravío mis gritos fatigados

en el cerrado funeral del suelo.

 

En el umbral

donde comienza el caos

en la línea indecisa

pordiosero

con oscuros timbales y gemidos

escucho el vientre sordo

de la tierra

sumidero del tiempo sin fronteras

de lo que nunca

nunca

volverá.

 

De Antología

Oscar Ferreiro


 

DONDE SE AHUECA EL ALMA

 

Desde el claro presente que a los días desgaja

la respuesta del tiempo desvanece mañanas,

y me depara un juego de imágenes y símbolos

que surgen del trasmundo ceniza, del pasado,

con fulgor de milagros, apenas entrevistos

en este transmigrar, que entrecruza las tramas.

 

Y así, llegan de pronto, se aquietan en mis playas,

como arroyo que fluye sin importar distancias

en mitad de un caudal de fragmentados paisajes

que susurran leyendas antiguas e ignoradas.

 

El pulso se estremece, la soledad se acalla,

cuando ambiguas historias se repatrían de nuevo

y entrecruzan ausencias, preguntas y hojarasca,

sobre el brocal ingrávido

que acuna los contornos, de diáfanos silencios,

donde se ahueca el alma.

 

María Eugenia Garay


 

DESIERTO

 

Tierra de libertad y misterio

donde nada, ni el recuerdo, me limita.

Sólo queda en mi memoria el día seguro

en que las cosas me echarán de menos.

Siento mi propia ausencia y mi vacío

porque soy esa mancha del futuro

que embriagará a la cal de las paredes,

porque será mi nombre

el sonido desierto de unos pasos

en la alfombrada calle del otoño.

 

De No está vedado el grito

Ester de Izaguirre


 

2

 

Nueve lunas

Me observan desde el vértigo.

 

La memoria.

Los altos espejos

regresan en su vuelo.

 

La memoria.

Su despeinado canto.

Su inmóvil transparencia de gitana.

 

La memoria

que busca esa región

del huidizo rostro sin disfraces.

 

De pronto soy ahora

una metáfora inútil debajo del paisaje.

 

Un sueño pertinaz,

amordazado.

 

De El brocal amarillo

Nila López


HAZME UN SITIO A TU LADO

 

Hazme un sitio a tu lado paralelo al recuerdo,

largo como un horizonte encendido de anhelos,

tibio como una caricia de tus manos secretas,

mío como el gorjeo torrencial de tu pelo.

 

Hazme un sitio a tu lado donde acostar mi pena,

refugio del dolor, amparo del combate,

donde olvide a los muertos:

toda mi angosta historia y mis heridas,

la espiral del deseo y toda una cordillera de memorias.

 

Hazme un sitio a tu lado para estar a tu lado

y junto a ti mirar con la misma mirada,

junto a ti desangrarnos desde las mismas venas

y modelar la patria con aires populares:

una misma alegría para los mismos hijos.

 

Hazme sitio en tu lecho donde cabe mi angustia,

hazme sitio en tu alma donde guardas mis besos.

Yo quiero hacer de ti un pájaro o un canto,

y a veces quiero decirte que te amo.

 

Juan Manuel Marcos


 

OGUAHE RAMÓVA

 

Ambotaségui reinte niko ambota aina

ko óga rovetãme: ndaipóri avave.

Mesa, tupa ha guapyha ra'angánte

che ruvaitĩne aikéramo pype.

 

Korapýpe katu peteĩ mita'i akã pichochõ

arasa retére ikurusu.

 

Ahecha jevy va'erã nipo ra'e,

ko óga korapy amano mboyve.

 

Jepevémo, che ha'éma ko'ágã peteĩ

oguahẽ ramóva, oikuaa'ỹgui rei mba'épa

ojapóta ko'ápe oúva oñembo'y,

ha oma'ẽ kyhyje'ỹre mba'éichapa yvytu

omoñemomỹi ovéña rakã rogue pytãngy.

 

Ha' eñóva, ha' eño peteĩ,

Villarrika kallere oguata mbegue katu

mbyja aty mini ha mbyja aty guasu

oñepyrũ aja hesa pirĩ.

(Leopárdi remimandu'a kuérare

che mandu'a avei:

Vaghe stelle dell `Orsa, io non credea

Tornare ancor per uso a contemplari

Sul paterno giardino scintillanti...)

 

Pejemína chéve, oiméramo peikuaa,

ipo ñembotýpepa mba'e ojopy,

mba'épa oheka hesa ruguápe

mba'e ñe'ẽpepa oñehenduka.

 

Máva rógapepa ohóne oke ko pyharépe,

oho jevy mboyve

-avave he'i'ỹre ichupe "jaikovérõ jajuecha

jevy va'erã -

ko'ẽramo pyharevete".

 

De Tapekue ka 'a

Carlos Martínez Gamba


 

POEMA PARA UN HOMBRE AUSENTE

 

In memoriam Joel

 

Nunca nos vimos, pero te conozco

dentro de mí, afuera, y cuando pienso.

 

Por eso quiero suponer

que amigos fuimos o pudimos serlo

si el tiempo hubiese permitido

el trastocar ciertas contingencias.

 

No pudimos serlo.

Pero queda dormida una tristeza adentro.

 

No importa:

ya iremos a encontrarnos

cuando algún dios selecto nos permita.

 

DE BRIZNAS, suerte de antologías

Ricardo Mazó


RESOLUCIÓN

 

Si decidiera

que ya no es posible

esperar con la boca tendida

con el ombligo lleno

de posibles hijos

si me diese cuenta

de este apenas arrastrarse de los días

de las cosas

de esta íntima noche

que circula por mi espalda

por mi patio y mis gestos

si me convenciese la espera

del sillón del vestíbulo

si admitiera entonces

que es hora de dejar andar los recuerdos

sin pintar esta sola pared

de un azul perdido

y decidiera que después de todo

es tiempo de sentarme entre mis huesos

a empezar la cuenta regresiva

si rechazara este cuerpo

encendido entre mis brazos

 

Amanda Pedrozo


CUANDO ES NOCHE EL DÍA

 

Sobre sinuosos abismos de ceniza

alguien

mitad angustia

mitad coraje

cruza la vida urgente, retraído

desde el asedio del éxodo y presagios:

verdad, muerte y caos combaten en su sombra

polvo del eco a orillas de la noche.

 

Tiempo y espacio fugitivos

árido viento de martirio

llueve exilio en la sangre y la mirada

sin regreso del vacío, la agonía.

Testigo secreto del dolor y del mito

aún los sueños de la realidad

en el erial del absurdo

jamás descubrieron su nombre ni sus huellas.

 

De El fénix del recuerdo

Emilio Pérez Chaves


LOS DÍAS

 

Una pequeña sombra en el sueño

nos va dejando

una tras otra

las hojas de los días

al caer.

No preguntes

qué es:

sólo es una misma sombra

pequeña

y repetida

que nos transcurre

a ciegas

paso a paso

y nos cubre

de un silencio de estrellas

en la voz.

Entonces,

poco a poco,

nos volvemos

una pequeña sombra

en el sueño de Dios.

 

Francisco Pérez-Maricevich


 

TODOS LOS DÍAS

 

Todos los días

-un instante­-

a las cinco

a las cinco y quince de la tarde

quedo sin aire

y miro la puerta

-de la oficina,

el colectivo

o mi cuarto­-

esperando la traspases

y te sientes a mi lado

como en el viejo café.

 

A las cinco

a las cinco y quince de la tarde.

-todos los días-­

me quedo sin aire por un instante

que alguna vez

-espero- será siempre.

 

De En cada silencio

Fernando Pistilli


LA TIERRA

 

Sembrada entre sus vientos capitales

y desde el pecho casi sin orilla

su corazón estalla en la semilla

de corazones rojos e inmortales.

 

Al norte, sus cornisas minerales,

la arena, al oeste, que en los huesos brilla

y entre el este y el sur la verde quilla

de su barco de tierra y vegetales.

 

Hundida hasta la frente con su carga

de escombros y de vivos corazones,

mira pasar el tiempo en una larga

sucesión de esperanzas y muñones

hasta que rompa su prisión amarga

el puño popular de sus varones.

 

De El naranjal ardiente

Augusto Roa Bastos


 

PUEBLO BAJO LA LLUVIA

 

Cuando llovía el pueblo se envolvía

en un tul

rutilante, y se dormía.

Tendido junto al lago,

eran milagros

sus sueños.

Los senderos colorados

se volvían arroyos.

Los pétalos,

en potros de cristal encabalgados

iban brincando hasta caer al lago.

 

Y el pueblo en sueños, cuando el sol brillaba

levantando arco iris en el viento,

recordaba el milagro de la Virgen

con el Niño sediento, al sol de fuego.

 

Cuando llovía, el pueblo se dormía

y soñando milagros, sonreía...

 

De El portón invisible

Hugo Rodríguez-Alcalá


¡HASẼ MBORIAHU!

(Fragmento)

 

Overa,

otiri,

otini,

osunu

ha oky.

Mboriahu ndovy'ái:

Vya'a'ỹ kusugue

ohapy hesay pepóre.

 

Opupu,

osyry

otyky,

ha hendy.

Mboriahu resay oñehẽ: Itayku

ambu' a

oisu'u yvy ha okái.

 

Oñembyasy chokokue mboriahu,

ojoso hekove kane'õ

ñembyasy ita rupãre

oñohé ty'ãi,

tuguy,

tesay,

kane'õ ha ombyaty mba'eve

yvy'ỹme.

Hasẽ mboriahu, hasẽ.

Osyry hesay hetã pepo guype...

ha okái.

 

Ramón Silva

 

 

Para compra del libro debe contactar:

ARANDURÃ EDITORIAL

www.arandura.pyglobal.com

Asunción - Paraguay

Telefax: 595 - 21 - 214.295

e-mail: arandura@telesurf.com.py

 

 

Enlace al espacio de la ARANDURÃ EDITORIAL

en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
IDIOMA
IDIOMA GUARANÍ - POESÍAS - MÚSICAS - ESTUDIOS - ENSAYOS - DICCIONARIOS
ARANDURÃ
ARANDURÃ EDITORIAL
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA IDIOMA GUARANIHISTORIA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAY
BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMÚSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIALA GUERRA DEL CHACOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA