PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
PEDRO ESCURRA FRANCO


  ALMA GUARANÍ - Ensayo de PEDRO ESCURRA FRANCO


ALMA GUARANÍ - Ensayo de PEDRO ESCURRA FRANCO

ALMA GUARANÍ

Ensayo de PEDRO ESCURRA FRANCO



INTRODUCCIÓN.



      

          ALMA GUARANÍ, es un pequeño aporte, es un  ensayo sobre nuestra dulce lengua guaraní y sobre nuestra sentida cultura paraguaya.


Un manojo de ideas que se tejen para reelaborar o rehacer nuestra identidad, que siempre es atacada para ser ocultada o aplastada, es una tarea muy sensible, pero es un compromiso y  una responsabilidad que llevo en el corazón, para mejorar por siempre, a nuestra nación guaraní paraguaya.


El clamor del  pueblo es salir de la pobreza. Basta de corrupción  y basta de impunidad. Hay que dejar de improvisar, si se quiere crecimiento y desarrollo. Exige preparación y especialización. La educación paraguaya exige un especialista en lengua guaraní y lengua castellana como cabeza pensante de una educación que sea la base de la evolución de nuestra nación.


          Guaraní integrado, es el camino que visualizamos y hay que hacer caminando por el sendero correcto. Incorporar todos los dialectos guaraníes de todas las familias lingüísticas que hablan nuestra lengua nativa. Todas las voces guaraníes en una base o banco de vocablos.


Además de rescatar los vocabularios que se usan en la nación guaraní, en las regiones cercanas a nuestra geografía. Normalizar todos los dialectos guaraníes dentro de una, todas las variantes dentro de una corriente, en forma permanentemente, para que nuestra lengua nativa sea, cada vez más una expresión eficaz y eficiente de nuestra cultura paraguaya. 


Hay  que derribar todas las barreras y todos los prejuicios que impiden hasta hoy ver a los aborígenes como hermanos nuestros. Y dejar para siempre esa visión donde se percibe a los extranjeros como superiores, pero  a nosotros como seres inferiores. Hay que levantar la cabeza y recuperar nuestra dignidad. Nosotros debemos recuperar y respetar nuestros derechos humanos. Basta de atropellos entre nosotros.


Necesitamos desarrollar nuestras ideas, estudiar las ideas de generaciones pasadas y apuntalar las nuevas ideas. Los pensadores nacionales tienen que tener sus propios espacios, en las universidades y en los partidos políticos. Los medios modernos de comunicación necesitan de críticos sensatos. Que critiquen las ideas y los hechos, sin degradar a las personas. Deben terminar para siempre aquellas represiones a las ideas de la gente que piensa diferente.


Luego, defender los derechos de los aborígenes no es fanatismo, porque defenderemos nuestros derechos. Defendemos vidas humanas. Defender nuestra identidad es defender nuestros derechos humanos y no es fanatismo. Nadie autoriza a violar sus derechos humanos.


Defender a la lengua guaraní no es fanatismo, es un derecho natural y positivo. Los alienados y alineados niegan estos derechos.


          La potencialidad de nuestra lengua nativa, se debe percibir desde sus mismas raíces para demostrar su grandeza, que se genera con el espíritu de nuestra nación.


Alma guaraní, dice basta ya a la discriminación de nuestra lengua nativa. La fortaleza de nuestro pueblo está en su lengua guaraní. Hay grupos de supuestos conocedores de la lengua guaraní, que degeneran y degradan a la lengua nativa. Por ignorancia o malicia.


          Geopolíticamente y naturalmente, se presiona para desorganizar nuestra identidad, hay estrategias foráneas que ya son creencias en nuestra gente. Y una resistencia invisible desarrolla nuestra lengua nativa.  Ya lo dijo alguien, para acabar con la lengua guaraní hay que acabar con ese pueblo. Y muchos están de acuerdo.


Nuestra lengua guaraní, debe nutrirse de la cultura guaraní en primer lugar y de la cultura que nos viene en lengua castellana, en segundo lugar. No podemos vivir bien con una pierna inactiva o con una mano anulada. Tenemos dos lenguas y queremos mutilar a una para progresar. Nadie puede progresar borrando conocimientos.


Un guaraní integrado y estructurado sobre su misma cultura de dos fuentes. Ninguna de las fuentes se puede secar, porque es menester que cada fuente siga dando su aporte. Quiero decir que hay que desarrollar lo nuestro con fuerza y  con creatividad, con honestidad y entusiasmo.


Hay bilingüismo cuando dos lenguas se cultivan en condiciones iguales. Cuando crecen y se desarrollan paralelamente como las vías de los trenes. Para que nuestra educación no se descarrille más es menester que las dos lenguas se extiendan en las mismas condiciones de punta a punta.


Que los paraguayos y las paraguayas aprendan a escribir y hablar correctamente la lengua guaraní y la lengua castellana, usando veinte mil palabras en ambas lenguas. Y estos es una conspiración contra la mediocridad que genera una mentalidad muy pobre. Que padecemos y no queremos reconocer.


Guaraní integrado, puede ser una línea filosófica y lingüística, puede ser una línea cultural y política. Una filosofía política de la lengua guaraní para volver a cultivarse con plenitud.


Podemos ver que las raíces de la lengua guaraní  se levantan en una estructura que va creciendo siempre. Fundamentalmente la lengua guaraní debe crecer desde sus propias raíces, esa es su naturaleza. 


No generar errores. No a la normalización de la ignorancia y de la incompetencia. Pretender nivelar a la población a la misma altura de la mediocridad es someter a la gente en un nivel muy bajo. Es grosero.


Nuestra nación ya no debe ser una colonia, no importa la ideología dominante ni la lluvia de los trucos políticos que puedan caer sobre nosotros. 


Mientras dure la inmadurez de la humanidad, siempre habrás intenciones  maliciosas de países vecinos de despojar a otras naciones de sus tierras, en nombres de ideologías imperialistas con políticas populistas que hablan de una supuesta integración para someter.


Ya perdimos tierras con todos los vecinos en dos grandes guerras.  Una nación paraguaya que está luchando por más de dos siglos por su libertad e independencia. Internamente se multiplican los legionarios al margen de las leyes. Nuestra nación cedió tierra después de dos guerras sangrientas, en medio de la diplomacia. La guerra fría contra el Paraguay continua. Los tratados internacionales terminan en sometimientos. 


Hay que superar a la ignorancia que se cultiva sola, por eso, hay que buscar la luz del conocimiento. Debe ser nuestra meta.


Nuestra educación paraguaya tiene un reto, un desafío en frente, construir una ciudadanía capaz de desarrollar progresivamente esa capacidad, para poder usar con eficacia y eficiencia, las dos lenguas en el presente y en el futuro, por la grandeza de la nación.


Las lenguas extranjeras siempre serán provechosas para proyectarnos hacia afuera, pero es fundamental dominar la lengua guaraní y la lengua castellana dentro de la nación.


No hay que olvidar que aquellas nativas guaraníes recibieron a los europeos. Vascos, andaluces y catalanes. Muy pocos no españoles al comienzo de la colonia y la mayoría de las mujeres de los carios se cruzaron con los vascos españoles. No somos guaraníes ni somos europeos, porque somos paraguayos y paraguayas. Con ambas influencias se formó la cultura paraguaya, guaraní europea.


          La lengua guaraní es una lengua casi perfecta. Los lingüistas y científicos admiran a nuestra lengua nativa. Tiene una gran riqueza que desconoce nuestra gente. En botánica, después del griego y el latín, está la lengua guaraní.


Los  que están alineados, por las ideologías y las políticas generadas contra la lengua guaraní, se pueden poner nerviosos e incómodos, frente a esta afirmación científica. La politiquería se vuelve violenta  frente a la crítica. En valores estamos involucionando.


Los nativos guaraníes fueron los primeros padres de la patria, de la nación guaraní. Los primeros dueños de esta hermosa tierra.


Y porqué alma guaraní. La palabra es la voz sagrada del alma. Por eso, los nativos no pronuncian palabras en vanos. No quieren pronunciar. No dicen lo que no deben decir. Respetan a las palabras que son las voces de las almas. Dicen lo que necesitan decir y nada más. El silencio es su refugio natural. Tienen un control natural sobre su lengua. Son retóricos, pero ajenos a las verborragias.


Todas palabras pronunciadas tienen que tener sus fundamentos. A veces es incomprensible para la gente que se jacta de civilizada.  


          Algo de alma guaraní. El ánima o el alma, es un principio vital, inmaterial o invisible que poseen los seres vivos. Tienen almas las plantas, los animales y los seres humanos.  Gracias al alma, los seres humanos tienen instintos, sentimientos, emociones, pensamientos, decisiones, libertades y conciencias de distintos niveles.


          El alma, es la inteligencia de un cuerpo vivo. El alma es pensante, es un atributo, es algo que se guarda a sí misma, el alma es parte de ese ser infinito. Es saber y acción por un lado. El alma es el autodesarrollo de las ideas, es una potencia mística.


          El aborigen no es un animal sin alma. Es un ser humano con una cultura nativa u originaria de esta tierra, con cierta influencia oriental, según los investigadores. O que la cultura nativa influyó en el oriente.


Las influencias pueden tener idas y vueltas. La civilización también pudo escapar de nuestro continente hacia los otros. No es bueno llamar a la barbarie civilización.  La humanidad todavía no alcanzó la verdadera civilización.


El ser humano posee el alma espiritual, que puede evolucionar y que puede poseer también nuestros hermanos aborígenes.  Guaraní es el aborigen, nativo, miles de años por estas tierras. Ellos forman parte de nuestra identidad. De nuestras raíces. Los dueños primitivos de estas tierras que nos dividen.


Nuestras madres eran guaraníes y nuestros padres europeos. El guaraní es parte de nuestro ADN. No es cuestión de negar para ser diferente. Los apellidos y nombres nativos fueron borrados, para reemplazarlos por los que son de origen europeos. Borrar identidad y conciencia.


Muchos creen que la lengua guaraní está derrotada, reducida, arrinconada, aplastada y prohibida por las ideologías y las políticas que se lanzan contra nuestra querida lengua nativa o sea contra nuestra nación.


Muchas veces se quiso destruir al Paraguay. Muchos estudiosos picaros bailan sobre una pata por esta razón, desde luego, con sus cómplices que están en todas partes y en ofertas. Y eso es muy natural en este mundo.


Nuestra nación debe ser nuestro hogar y todos sus habitantes nuestros hermanos. Hay traidores sueltos.


Pero nuestra identidad, está impregnada por los guaraníes,  por los europeos, y no solamente vascos y españoles, porque siempre hubo pequeñas minorías de varios países europeos en nuestra tierra, que se multiplican y aportan a nuestra cultura muchos elementos de sus culturas. 


De esa manera nuestra cultura se va enriqueciendo. Tenemos que estudiar correctamente la lengua castellana y la lengua guaraní.


Tenemos que renunciar a los folletos para acceder a los libros. Debe nacer y crecer las investigaciones científicas en todas las disciplinas en nuestras universidades. Una universidad que no tiene las investigaciones científicas, no es una universidad completa.


Estamos en una encrucijada, de alguna manera, donde el pueblo paraguayo debe sobrevivir con su lengua nativa, nuestra lengua guaraní, de lo contrario, la suerte está echada sobre nuestro destino.


Seremos reducidos totalmente por otras culturas. La lengua guaraní es la fuente de nuestra cultura. Fuente de la supervivencia del ser paraguayo. La amenaza crece. Por instintos y por intuición el pueblo resiste.  


Muchos creen o nos hacen creer, que por ser paraguayos y paraguayas estamos condenados al fracaso. Nuestra nación es libre y debe ser libre por siempre. La explotación a la nación paraguaya debe terminar.


No puede ser una nación esclava de naciones vecinas.  No debe o no puede ser absorbida por otras naciones. Eso es barbarie y no civilización. Nuestra clase política debe renovarse y actualizar su pensamiento político. No podemos dejar de pensar.


La gente seducida por las creaciones foráneas, simplemente quiere imitar y copiar.


Tenemos la obligación de aportar nuestras creaciones al mundo. Tenemos gente talentosa como cualquier país del mundo. Tenemos que generar oportunidades. Tenemos que dejar de achicarnos. Nos entregamos a priori. Nos falta seriedad y responsabilidad.


Además tenemos la cultura del contrabando y de no querer pagar los impuestos, que conspira directamente contra la salud del estado. Poder no puede ser no pagar impuestos y tener una garantizada impunidad.


 No podemos ir hacia adelante, nos estancamos. No queremos ver y escuchar, menos renovar lo nuestro.


La patria es nuestra tierra. Que pisamos y nos alimenta como una madre. Donde trabajamos y reposamos durante nuestra existencia.


El pueblo es el cuerpo del Estado. Pero el Estado es la cabeza del pueblo o de la nación. El Estado es un conjunto de órganos que deben actuar armoniosamente, para que pueda tener dinámica, eficiencia y eficacia, porque dirige todo.


El pueblo produce y genera las riquezas necesarias. Como en la salud, se debe mantener un equilibrio en el cuerpo. No se debe descuidar nada. No olvidar que es el pueblo el que llena los bolsillos del estado para que cumpla sus compromisos y responsabilidades. Cada nación tiene una fuerza moral. La conciencia ciudadana debe crecer siempre.


Desde luego que no se puede negar las invasiones culturales como consecuencia de la globalización del mundo. Y poco a poco ya nos vamos entregando a otras culturas. Inconscientemente o conscientemente. Desde luego que tenemos muchas debilidades, para caer una y otras vez en los mismos errores.  Nos hacen olvidar de nuestras raíces. No tenemos firmeza en el carácter. 


Todos los pueblos se defienden y luchan por sostener su cultura y su lengua, menos nosotros. Y eso impresiona a los extranjeros. Es un pueblo vacío el nuestro.


Somos patriotas, pero no tenemos sentido de pertenencia por nuestra nación en ciertos momentos de la vida. Tenemos que levantar cabeza de una vez por todas. Amar la patria es también amar a su lengua nativa. No podemos amar a una persona y despreciar su lengua nativa y sus costumbres como sus tradiciones.


Ya la globalización nos está sometiendo a duras pruebas. Nos exige poner a los mejores valores al frente de la nación,  que debe construir su grandeza.


Siempre habrá los pequeños imperios y los grandes imperios para intentar frenar nuestro desarrollo. Todavía eso es natural.


Ninguna ideología política o nadie tienen el derecho de paralizar a nuestra nación. Depende de nosotros. Ya no podemos aislar a nuestra nación de las demás naciones. Pero tenemos la viveza criolla para mucho tiempo.


 Superar la mentalidad dependiente, no es una tarea fácil, porque es un reto donde hay que lograr la libertad, paso por paso, a partir de las nuevas generaciones, que deben recibir una educación más integral.


La influencia geopolítica se ha multiplicado en el mundo y con los políticos que son como analfabetos funcionales detrás de sus intereses particulares, improvisados en una tarea descomunal, como aprovechándose de los demás. No  se puede lograr la seriedad requerida y la necesaria responsabilidad que hace falta en política.


El político criollo siempre ha buscado un militar o policía, cualquier autoridad, sea civil o religioso, para su padrino, un respaldo para hacer lo que se le da la gana por los demás y por las arcas del Estado y seguir las instrucciones necesarias para sobrevivir en el espacio que le han asignado.


La primera impresión es lamentable. No es un ser libre ni tampoco quiere ser libre. Se dedica a someter a sus semejantes. Cultura del servilismo no quiere desaparecer.


Para ser político, había que dejar de pensar en la patria y solamente pensar en los intereses privados, de una oligarquía que repartía de todo. Y solamente lo que quería dar daba, para sostener a aquellos, que son leales a sus intereses.


 Cada parlamento representa la realidad y la calidad de un pueblo, en cualquier parte del mundo. Siempre es una muestra de una nación. El parlamento paraguayo es una muestra del actual estado de la sociedad política de nuestra nación. No hay que asustarse. Cuando el pueblo mejore, mejorará el parlamento.


Si no hay cambio de mentalidad, seguiremos para atrás. Porque hasta para estancarnos necesitamos ideas y acciones sensatas. Cada día aparecen más retos para la gente que quiere mejorar y progresar.


          Aceleradamente se ha perdido gran parte de la identidad, por parte de nuestro pueblo, por la falta de una buena educación y por la falta de proyección de nuestra cultura, que es una sola en dos proyecciones, culta y popular. 


Nuestra política populista aparece en nuestra educación para desviarla de sus claros objetivos. Debemos buscar la sabiduría y no la mediocridad que se pasea por las mentalidades.  


Ningún gobierno ha tomado con responsabilidad y compromiso la cultura y la educación. Centenarias promesas se siguen hasta hoy repitiendo en los momentos políticos. Después casi nada. 


          La falta de patriotismo es lamentable en la mayoría  de los funcionarios paraguayos y en la mayoría de la gente. No admiten críticas. Todos sabemos, pero muchos se hacen del desentendido de esas obligaciones para hacer patria. La indiferencia se impone a todos bajo la inmensa y pesada impunidad sobre la cabeza del pueblo. .


 Imitadores de los mariachis y de la música caribeña han reemplazado a los conjuntos folclóricos paraguayos en las fiestas privadas y en las fiestas nacionales. Hasta el Himno Nacional se dejó de cantar, porque era pérdida de tiempo para los conductores y los directores de la educación Paraguaya.


          Por eso, hay que replantear con seriedad nuestra educación y la reforma que quedó en una mera intención. Los reformadores no fueron reformados. 


En los tiempos de la colonia eran tiempos difíciles para los mestizos y mulatos en nuestra tierra. Había encumbrados y marginados entre conquistadores y conquistados. Nuevas embestidas se asoman en el horizonte.


Las mujeres guaraníes con los españoles no tuvieron romances amorosos, la mayoría eran simples servidoras en la cama y en el hogar. Tenían que ser vírgenes y nada de joda ni de trucos.


Los guaraníes servían en la retaguardia con lealtad vigilada, si estaban en las ciudades protegidas, pero si estaban en las selvas permanecían en la defensiva para sobrevivir.


          Los mestizos se multiplicaban, los futuros paraguayos, pero nadie quería ser mestizo, nadie quería ser marginado por supuesto. Muy pocos españoles venían al Paraguay después del año 1600.


          Las autoridades implantadas desde España se turnaban manejando la burocracia en nuestro país. Al ser despreciados los nuevos seres humanos nacidos en tierra guaraní, imitaban y trataban de parecer a sus amos. El complejo de inferioridad se fue desarrollando. Hoy lo padecemos.


          Desde aquellos tiempos por cuestiones de supervivencia los mestizos querían ser españoles para congraciarse con los poderosos. A tal punto que los pocos españoles que formaban la elite en la ciudad de Asunción querían prohibir a la mayoría mestiza usar los vestuarios y las prendas españolas, en especial la seda y los aros de oros del estilo ibérico.


          Para ser mejor hay que parecerse a los europeos es una premisa que está sellada en el alma de la raza. No hay alternativa. Hay una dualidad en el centro de nuestra identidad. Hay que vencerse a sí mismo para ganarse nuestros propios espacios. Hay que dejar de ser superficiales.


Después de todo, algún defecto tenemos que tener.  Amamos lo nuestro, queremos a nuestra tierra, nos aferramos a nuestras costumbres y por nuestro país, pero  desesperadamente queremos ser como los extranjeros. Es algo inconsciente.


Desde la colonia nos enseñaron y nos limitaron a valorar más lo que viene de afuera. Nuestros valores no son nada. Los mejores bajaban de los barcos para rendirles pleitesías.


Por eso hasta hoy hay una valoración superlativa por los foráneos. Aparece como una gran debilidad que impide valorar en su justa dimensión todo lo bueno que tenemos. A veces necesitamos la aprobación de la gente de afuera para poder ver con buenos ojos nuestras riquezas culturales.


Esa riqueza cultural llamada lengua guaraní, tan querida y valorada por los extranjeros por su dulzura y su capacidad dialéctica, para nosotros, es simplemente un mal, que afecta a nuestra cultura paraguaya.


Así predican ciertas autoridades desde hace mucho tiempo. Hasta se atreven a sostener que es una tranca para adquirir una nueva civilización moderna. Hace siglos que soportamos  esa falacia en nuestro país.


En nuestra imaginación buscamos cualquier imperio para culpar de nuestros males, tratando de tapar nuestra falta de voluntad política para evolucionar con lo nuestro, la falta de amor hacia nuestro pueblo y sus obras, que aparecen en la cultura paraguaya, que tiene en su esencia a la lengua guaraní.


A veces, despreciamos nuestro folklore para apreciar mejor el folklore de otros países. Siempre pensamos, que es lo máximo lo que viene de afuera. Lo nuestro no es nada, lo de afuera es todo.


          Tenemos la característica de ser antipatriota cuando vivimos en nuestro país y de ser muy patriota cuando estamos residiendo en el exterior o fuera de nuestro país. Es una contradicción y no es buena. 


En nuestra tierra nos reímos por lo nuestro, pero cuando vivimos en otros países lloramos por lo nuestro.


Cuando escuchamos que alguien habla guaraní sentimos esa vibración de patria, despierta ese amor por nuestro terruño y por nuestras cosas. Fuera del país, nos volvemos locos por nuestras comidas típicas.


Nuestra imaginación vuela y se pasea por nuestros valles, campos y selvas nos dan su verdor. Más luego, soñamos despiertos la riqueza de nuestra patria, que no teníamos en cuenta, cuando vivíamos dentro de la nación.     


De esta experiencia, puede hablar la persona que estuvo fuera del país. Esa añoranza, a veces se vuelve terrible e insoportable, que obliga al retorno como sea. Y además debemos dejar de emigrar. La nación debe ser para todos y todos debemos trabajar por la nación. Eso debemos comenzar a enseñar en nuestras escuelas. 


La causa de esta conducta sería que vivimos en un país mediterráneo, con muy poco contacto con los demás países. No tenemos los grandes puertos. Muy poca gente viene de afuera a vivir en esta tierra. Es un pueblo encerrado en sí mismo. Muy poco contacto. Tal vez por eso, se nos antoja, que el extranjero tiene poder mágico.


Pero los medios modernos de comunicación y las redes sociales hacen una labor que en el pasado no teníamos. Internet reduce al mundo en nuestra computadora para aumentar nuestra visión.


El primer reto que tiene todas las familias paraguayas, es tener alrededor de sus casas todas las verduras y todas las frutas necesarias que  se necesitan para una buena alimentación.


Los cereales, batatas y mandiocas, gallinas, cerdos, y cuando se pueda una lechera. Los caballos, bueyes, burros, animales que ayudan a trabajar, consumen lo que se debe sembrar alrededor de las casas. Muchos ranchos campesinos es rodeados por los baldíos.


La joda debe terminar en nuestro país. Y debemos construir un país en serio, con compromiso y responsabilidad. Nuestra tierra es muy rica. Somos pobres porque queremos ser pobres. No queremos organizarnos en cooperativas. Trabajo más trabajo.  Toda la familia debe estar al servicio del bienestar familiar. No hay milagros políticos en esta tierra.


Debemos organizarnos en cooperativas para progresar. Ese individualismo del pobre arruina más su existencia. La unión hace la fuerza, pero no queremos trabajar juntos.


Vamos a dejar de engañarnos, que nosotros solitos podemos. Nuestro país, es un país rico, como para el primer mundo. Podemos decir, que unidos podemos ser ricos, pero desunidos seremos más pobres por separados, como siempre.


Con la pobreza tenemos muchas experiencias, es menester probar la otra vía de desarrollo, unidos en diferentes cooperativas.


Para eso, tenemos que despojarnos del miedo y de la duda, arremeter con toda la inteligencia y la voluntad, que puedan emerger de cada uno de nosotros.


Debemos sepultar todas excusas con las ignorancias, que aparecen como yuyos para obstaculizar todo tipo de desarrollo, que se debe imponer a otras vallas naturales, como son las envidias y las intrigas, que envenenan nuestras relaciones entre compatriotas.


Hay crisis de valores. Hay crisis de imaginación, hay crisis de creatividad. La fuerza volitiva es débil. Hacer más o menos las cosas, no trae cosas buenas. Se forma una especie de pereza mental y la conciencia no tiene tanta claridad. 


Nuevos valores. Deben ser sanos y vigorosos. La niñez debe tener sus oportunidades. Los valores nacen y se forman. Las niñas y los niños en todas las ciudades y pueblos del país, deben practicar una disciplina deportiva o una especialidad artística. Es una manera eficiente de combatir los vicios y la corrupción.


En las escuelas, hay que eliminar por siempre, los perfiles bajos. Una alta aspiración, pensando siempre para las grandes competencias. Desarrollar con los niños y niñas esa inteligencia creativa y esa fuerza volitiva. Perseverancia y disciplina. Cada ser humano debe triunfar en la vida, esa es la meta que hay que visualizar con la niñez.


Con educación integral se combate la pobreza y la delincuencia. La clase pensante de nuestra sociedad política, debe generar las circunstancias para ir cambiando la realidad de nuestra sociedad. La represión nunca genero soluciones positivas. Hay que ir a la causa y no quedarse simplemente en el efecto.


El atletismo ofrece varias modalidades para pensar en las olimpiadas futuras. El ajedrez es el deporte que tiene ciencia y arte. El vóley con varias modalidades, el basquetbol, hándbol, futbol, futbol 5, futbol de salón. El tenis en las plazas, el tenis de meza, la gimnasia deportiva. Practicar con disciplina y responsabilidad.


Entre los instrumentos musicales tenemos principalmente el arpa y la guitarra. El acordeón y el bandoneón. El violín, el bajo, el violoncelo, la flauta, flautín, trompeta, el corno, el saxo, entre otros instrumentos.  No hay plata ni interés. Los reciclados en el bañado sur de Asunción es un ejemplo para el mundo. Pero nuestra nación no se quiere despertar para superar nuestras debilidades. Sonidos de mi tierra es un ejemplo magistral.   


Todo progreso y toda evolución es un choque frontal a una mentalidad conservadora. Ser conservador en la pobreza no es buena señal.


Es muy difícil despojarse de una mentalidad. Cuando la tradición es conservarla. Hay crisis de imaginación, no se puede imaginar el futuro o el porvenir. No pueden imaginar una casa nueva ni una familia en mejores condiciones. No están para conquistar algo nuevo y menos construir.


La impotencia de la clase política impedirá, porque no es parte de sus objetivos políticos. La clase política todavía no tiene sueño ni ideales, no tiene todavía la patria en el alma.


Pero hay gente buena para generar esperanza. Hay buena madera para el buen tallador. Hay que explorar y explotar el talento que se recibe como persona.


Se trabaja para que el sueño de uno llegue a ser el sueño de la mayoría. Asunción tiene que ser una coqueta ciudad moderna. Necesita muchas plazas y muchas amplias avenidas. Hay cosas que se tienen que hacer a tiempo, cuando se hacen a última hora, todo es más costoso y problemático.


La naturaleza nos guía en la vida. Las dos grandes represas nos sugieren, que el país tiene que ser industrial, que se tiene que aprovechar la energía que se produce y la rica materia prima que produce el país. El Paraguay tiene que ser una gran granja. Hay que dejar de regalar las energías o permitir los robos que se quieren acallar.


Gran Asunción, con sus trenes subterráneos, para facilitar el traslado de la gente por las ciudades. Hay empresas europeas de transportes eléctricos que quieren invertir  en el país.


Tenemos de sobra la energía eléctrica para conectar todas las ciudades del país por medio de los trenes eléctricos como industrializar la nación paraguaya. No hay interés. No hay deseos. No podemos salir de la pobreza, no podemos ser más que los otros. Hay una lista larga de excusas. Subterráneos se necesita en gran Asunción.


La línea A desde Sajonia pasando por el mercado cuatro, avenida Fernando de la Mora, acceso sur hasta San Antonio. La línea B desde Sajonia por Herrera, Pettirossi, Eusebio Ayala y ruta Mcal. Estigarribia hasta Itaygua o Ypakarai. La línea C, Sajonia, España, Campo grande, Luque y Aregua, La  línea D, Sajonia, Artigas, Traschaco, Roque Alonso, hasta Limpio. Línea E, Lambaré. Cnel. Félix Bogado, avenida Perú, Trinidad. Línea H, todo el recorrido de la calle última. Desde Puerto  Pabla hasta el Botánico.


Asunción se tiene que prolongar en el Chaco por medios de puentes y túneles. Una larga costanera a lo largo del rio Paraguay, margen derecha y margen izquierda. Hay que recuperar las playas de los ríos.


Una costanera, que debe unir la ciudad  de Limpio con la ciudad de San Antonio. Una avenida sobre los costados de los ríos de ocho carriles, cuatro de ida y cuatro de vuelta.


Debe partir de la ciudad de Limpio por el margen derecho del río Paraguay hasta Ita Enramada, pasa al margen izquierda del Río Paraguay  hasta San Antonio. Puente en Limpio cerca del Peñón, en Varadero e Itapytãpunta. Para los pesimistas serán muy costosas estas obras y dirán mejor no hacer,  morir así estrangulados por los tráficos, que crecen cada día.


Están los acostumbrados a construir pequeñas construcciones interminables en medio de grandes comilonas.


Hay un reto histórico para todos nosotros. El reto no es para los politiqueros ni para los astutos criollos. Lo que no se hizo en cuatrocientos cincuentas años, se tiene que hacer en nuestro tiempo. 


Cada ciudad del país necesita tu ayuda, los niños y las niñas, los jóvenes  y las personas de todas las edades deben pensar cómo ir mejorando y embelleciendo nuestra ciudad. Todas las ciudades de nuestra nación deben aspirar a llegar a ser jardín de la patria.


          El país es rico y nuestra mentalidad no debe ser pobre. Hay que querer para poder. Siempre hay que pensar en un proyecto, en un conjunto de ideas, hay que poner muchos deseos y mucha voluntad para  mover todos los emprendimientos. 


          Basta de engañar al pueblo con las promesas que se lanzan a los oídos del pueblo, como coloridos cohetes.


Basta de resignación. Hay que exigir más a los demás y a nosotros mismos. Al pueblo no hay que privarle de conocimientos. Los conocimientos es una necesidad para el pueblo. 


          Se necesita grandes inversiones en la educación paraguaya. Tenemos una educación pobre para aumentar la pobreza del país.


          Hay que invertir en la educación, primaria, secundaria y universitaria. Es la inversión más positiva que se puede hacer por el pueblo y por el país. Necesitamos una gran nación con grandes lectores en todos los rincones de la patria. Otras naciones pobres por medio de una gran educación son países ricos en nuestro tiempo.


Motivar permanentemente a la gente, para que se pueda superar por medio de las lecturas, que ayuda a ser mejor al ser humano, que puede ir mejorando en su producción individual.


A la gente, hay que enseñar guaraní para que conozca con una profundidad nuestra lengua nativa. Tenemos que dejar de suponer que conocemos, cuando en realidad no conocemos.


Los lenguajes pobres en castellano y en guaraní afecta naturalmente al ser humano, que no puede tener destreza ni capacidad de competencia. Porque se razona poco. 


Por eso, hay que aprender fonología, morfología, sintaxis y oratoria. Más luego, si es posible algunas lecciones de terminología, de lexicogenesis y algunas materias como la literatura y la historia.


Ampliar el panorama visual dentro de la cultura general.


Si se logra un nivel alto en guaraní, con más facilidad se puede lograr en castellano. Con la lengua guaraní, se puede lograr la evolución esperada para una buena proyección en la vida.


Está la gente dotada naturalmente de ciertas habilidades, que tiene vocación o inclinación de escribir bien, quieren destacarse, pero a falta de estímulos o la presencia permanente de obstáculos se frenan y dejan de desarrollar esa vocación. Es muy frecuente en nuestro país. Hay que remediar estas deficiencias.


Todas las escuelas, todos los colegios, las universidades, deben tener las puertas abiertas a la lengua guaraní en los tres turnos.


Los maestros voluntarios de lengua guaraní, con trabajos coordinados y creativos por sus barrios, entre las amistades y los parientes. Leer y escribir correctamente es la meta para las paraguayas y los paraguayos. Leer los libros y los diarios en voz alta, luego explicar los contenidos. Hay que pensar para expresarse, no vale expresarse sin pensar. Usar el guaraní en las expresiones artísticas. Elevar el guaraní, por siempre, explorando los lenguajes superiores.


Levantarnos desde nuestras raíces con firmeza y decisión para construir nuestras propias grandezas. Tenemos que tener el coraje para ser los mejores, porque nos tienen como los peores, tenemos que sacudirnos con las lecturas y con los trabajos creativos.



Nos hace falta hacer crecer el intelecto y el espíritu para abrir aspiraciones superiores, en beneficio de la nación, que es nuestra gran familia. Debe nacer en cada uno de nosotros.


Una nación plenamente integrada, queremos. Que nunca más tiene que estar dividida, ni por los colores ni por las ideas ni por las religiones. Trabajar por la justicia social, es un deber patriótico para vencer a todos los problemas sociales. La nación para todos y todos por la nación. 


Tenemos las instituciones necesarias, pero nos falta algunas, pero nuestras instituciones funcionan a media, porque es frenada por la viveza criolla, por la delincuencia organizada y enraizada en cada institución, que está cubierta por el silencio. Intocable e inamovible. La justicia bien gorda no puede moverse para remediar. Se sabe y se dice en voz baja, pero no se acciona para remediar. Es una norma no escrita.


Cada paraguaya y cada paraguayo, debe sumar compromisos y responsabilidades en sus vidas, para que la nación sea para todos y todos trabajen por la nación. Evitar las marginaciones y las persecuciones políticas.


Necesitamos las ideas creativas, necesitamos las acciones necesarias, bien organizada y controlada, con una mentalidad abierta a las críticas, que desespera a la gente antidemocrática, pero tenemos que seguir desarrollando la cultura democrática, pero el reto ya lo tenemos en frente, para avanzar hay que tomar o asumir, seguir luego adelante construyendo nuestro destino.


La ciencia, es una disciplina abierta  a los cambios, que modifica una realidad y cambia nuestras actitudes. Muchos quieren frenar sus avances. Imposible. La ideología impone un pensamiento y una conducta. Hay que estar bien despierto para no quedar atrapado en una ideología.


La dulce lengua guaraní, necesita grandes producciones, también las pequeñas realizaciones. Hay que trabajar por la lengua guaraní, es un reto que se debe asumir, individualmente y colectivamente.


Se tiene que destacar los trabajos de los estudiantes y de los profesores, como de los demás amantes de nuestra lengua nativa, sin pérdida de tiempo. 



02. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ (I) POR PEDRO ESCURRA FRANCO.


          Necesitamos maestros que no tenemos, necesitamos experiencias que nunca tuvimos en la práctica de la lengua guaraní. Necesitamos escritores y periodista  en lengua nativa para poder evaluar y replantear las correcciones necesarias.


La mente de un especialista debe ser como un imán, como una lupa, para detectar y atraer hasta los más mínimos detalles. Próximamente se inicia las actividades de la Academia de Lengua Guaraní. Para mí Guaraniñe’ẽ Amandajekatu. Es una simple sugerencia, pero lo más importante, es seguir aportando a la medida de nuestras capacidades y de nuestras posibilidades.


Estamos preparados o seguiremos improvisando. O nos va a tomar de nuevo una sorpresa, tan desprevenidos somos. Es importante investigar los problemas de la lengua guaraní. Dialogar con especialistas de otras lenguas, puede permitir juntar experiencias que no tenemos. Tenemos una grafía que se conoce a nivel nacional e internacional. No se debe modificar por modificar. Tampoco que cada miembro tenga su propia grafía.


Necesitamos que la lengua se use en todas escuelas y en todos los colegios del país. Que se use en todas las universidades, pero en todos los cursos. La lengua guaraní debe ocupar su lugar en la prensa escrita. En las radios y en los medios visuales. Después de una buena experiencia en distintos niveles, se debe abrir un debate sobre la grafía en la Academia.


La Academia de Lengua guaraní debe congregar a los mejores especialistas de lengua guaraní. Esta directiva tiene que tener de entrada ideas y políticas claras como acciones decisivas y orientadoras.


Por encima de la pasión debe estar siempre la razón en los debates internos. Buscar las mejores ideas como las mejores conclusiones. Disminuir al mínimo las tensiones políticas como las calenturas ideológicas que hacen sufrir a la gente.


Hacer funcionar la lengua nativa más allá de su actual funcionalidad, es un proceso que se tiene que ir dando. Todo el tiempo lo bueno se debe sumar y no restar, ni dividir. Será difícil en medio de tantas politiquerías.


Trabajar todo el tiempo, trabajo más trabajo, por siempre manos a las obras. Es una necesidad. Un trabajo puede traer muchos trabajos. Erradicar la figuración y la apariencia, que tanto le gusta a los mediocres. Se debe cultivar la seriedad y responsabilidad en los trabajos para buscar el éxito.


Tener sentido de cada oportunidad, que hay tratar siempre de aprovechar al máximo. La persona que cultiva la humildad y la sencillez tiene más posibilidad de lograr el progreso interior.


No hace falta poner cara de sabio cuando uno no ha llegado a tal magnitud de conocimientos. Nadie sabe todo, pero todos saben algo, siempre, de los que queremos saber. Por eso, nadie tiene la última palabra.


Un científico es un maestro investigador calificado, de nivel, un paradigma para la gente que se quiere iniciar en una disciplina. Mantener siempre ese deseo ardiente de aprender más y más, estar concentrado por los caminos de la investigación.


Hay que recordar, que el principal instrumento de la investigación científica es la mente humana. Hay que saber cuidar la mente. Existe la higiene mental que nos puede ayudar a conservar en mejores condiciones.


El trabajo científico es complejo y requiere una buena preparación para cualquier investigador que quiere ser serio y responsable en sus trabajos.


Manejar principios generales de la lingüística, los conocimientos fundamentales de muchas disciplinas que pueden ser auxiliares de la lingüística.


Se suele afirmar que el sabio aprende más de las experiencias ajenas y el tonto solamente aprende de sus experiencias, pero hay gente que no aprende ni de sus propias experiencias. Hay que tener en cuenta, simplemente.


Todos los especialistas de lengua guaraní deben buscar nuevos conocimientos. Como un buen estudiante debe trabajar al máximo para lograr la superación deseada. Como mínimo ocho horas al día. Trabajar por la lengua guaraní no puede ser un pasatiempo, debe ser un oficio, como mínimo.


La biblioteca particular debe ir creciendo como el archivo. Todos bien ordenados. Acumular permanentemente los conocimientos, que nunca se agotan. Todos los estudios se deben profundizar al máximo. Necesitamos conocimientos profundos.


Toda la capacidad de concentración y de atención se debe poner al servicio de los que estamos estudiando en ese momento. Para avanzar, muchas veces es difícil, nos sentimos trabados por los conocimientos que tenemos. No podemos despojarnos  fácilmente de un conocimiento para poner en su lugar un nuevo conocimiento. Oprime mentalmente esta acción.


Hay que saber pensar y pensar mucho lo que se lee. Perseguir las lecturas formativas y evitar en lo posible las lecturas destructivas. Por eso, es recomendable la lectura crítica. Debe ser posible. Que así sea.



ALMA GUARANI. POR PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO. 

ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ (III)


El que ama su trabajo, produce mejor. El que no tolera sus errores puede mejorar más rápido. Saber experimentar es una necesidad en la tarea diaria. Para poder evolucionar hay que abrir todas las posibilidades para tomar nuevos senderos. Hay que saber evaluar el propio trabajo.


Un académico no es un simple observador político. Encontrar a esa gente, en distintos niveles, que pueda realizar o someter a pruebas lo que se había creado, es muy importante. Saber escuchar implica comprender, lo que no se dice o lo que se quiso decir.


La lengua guaraní es parte de una ciencia. La experimentación es fundamental en toda ciencia. Lengua guaraní es parte de la lingüística que es ciencia. Toda ciencia dispone de muchas herramientas para su propio desarrollo.


La lengua guaraní debe generar muchas palabras que deben ser lanzadas a distintas pruebas por todo el país. La Academia de Lengua Guaraní debe tener sus propias estrategias para que cada miembro tenga un protagonismo relevante. 


Recuperar y promover las palabras guaraníes, que se perdieron de la gente. Las raíces de nuestra lengua nativa deben volver a producir palabras nuevas necesarias. La Academia debe poseer una revista impresa y una revista digital para poder informar a toda población estudiosa de las novedades.


Esas palabras deben ser enseñadas y usadas en todos los niveles, en las aulas de escuelas, colegios y facultades. Por todos los medios de comunicaciones, diarios, revistas, radios, televisiones como por las redes sociales.


En su esencia la Academia educa a la gente y va formando una conciencia cultural. El uso se da por que sí. A veces tarda un poco para entrar en el repertorio de la gente. Todo el pueblo tiene que escuchar y conocer. Los docentes de las instituciones de enseñanzas, como los miembros de la Academia de Lengua Guaraní, deben hacer las evaluaciones correspondientes.


Muchas palabras nuevas no fueron enseñadas, otras se usaron sin explicar sus significados. Todas las palabras deben ser usadas en los ejercicios. Aprender los significados de una forma regular y sistemática es una necesidad.


El desconocimiento de la lengua guaraní estimula actitudes erradas. La actitud negativa hacia la lengua guaraní produce las reacciones ridículas de padres y de docentes. Entonces esa gente que tiene que aprender ya queda desmotivada. Mucha gente habla en nombre del pueblo, pretendiendo imponer sus criterios.


De la ignorancia no se puede esperar reacciones positivas. La incompetencia afecta a la lengua guaraní. Los docentes, los informadores, los relatores, los animadores y los jóvenes, son los principales promotores de nuevas palabras de la lengua guaraní.


Hay que reavivar muchos vocabularios que quedaron en el olvido. Se dejaron las palabras guaraníes de lado para usar los préstamos innecesarios para empobrecer la lengua guaraní.


Si queremos hacer los deberes no podemos descuidar ni seguir improvisando. Seriedad y responsabilidad es menester en la gestión para no fracasar. 


Someter a pruebas las palabras nuevas, significa trabajar por las palabras en todas las localidades del país, para poder apreciar los verdaderos resultados. Docentes y maestros deben planificar para generar textos o frases para usar en clases, en las comunicaciones de docentes con los alumnos y las alumnas.


Los diálogos por todos los medios posibles, pueden servir para ir formando a los escolares que pueden crecer en su capacidad expresiva. Hacer siempre una evaluación con respecto a los usos que se pueden dar con las palabras nuevas.


Toda experimentación con las palabras nuevas se deben realizar a nivel nacional. Recoger los resultados regionales para sus respectivas verificación y comparación. La conexión de la Academia de Lengua Guaraní y los escritores guaraníes debe ser plena.


El sentido común y la intuición personal, tienen que estar a disposición de las personas que trabajan en esta tarea noble de acrecentar las terminologías en lengua guaraní. Conocer la psicología del pueblo, es fundamental para tener sintonía, para tener empatía con la gente y poder lograr los objetivos. 


La palabra nueva en lo posible debe tener esa facilidad para entender y pronunciar de una manera más fácil. No debe ser complicada  para comprender y pronunciar. Los docentes deben aprovechar los ejercicios para someter a pruebas a las palabras nuevas.


Si el docente usa, tarde o temprano, sus alumnas y sus alumnos aprenderán a usar. Las criaturas graban en sus memorias las palabras de sus padres y de las profesoras. Por eso, los adultos tienen una gran responsabilidad en los hogares donde se fundamenta la educación infantil. En la casa se aprende más. 


Como cualquier otra lengua del mundo, la lengua guaraní tiene y debe tener los sinónimos que enriquecen a una lengua. Hay palabras que se usan más en cierto ambiente, pero otras se usan más en las calles o en ciertas regiones. Por eso, no se puede decir que el pueblo no gusta de una palabra cuando no pega en una escuela o en un barrio. La prueba se debe realizar por toda la nación.


Por supuesto, hay palabras que son aceptadas casi inmediatamente, como aquellas palabras buscadas o que son esperadas, producen ciertos placeres al pronunciarlas.


Una lengua perezosa, es débil, infantil e ingenua, sin capacidad de resistir los embates, es aquella que no produce y que se pasa haciendo préstamos de todas las lenguas vecinas. Vive de las demás lenguas y nunca supera su impotencia. Una lengua garrapata hasta terminar. La lengua guaraní tiene ricas raíces que pueden producir más palabras. Debemos convencernos que no es una lengua pobre, a pesar del ropaje que se le dio históricamente. Los buenos escritores guaraníes no usan ni el veinte por cierto la lengua nativa por falta de preparación.


Nuestra lengua guaraní es vigorosa, resistente, sus raíces son fértiles, a pesar de la aplanadora política que suele pasar encima de ella, vive y para siempre.


Tiene el derecho y el deber de existir como el pueblo paraguayo. Trabajar por siempre por nuestra lengua guaraní es un deber patriótico. Trabajar por la lengua guaraní y hablar nuestra dulce lengua nativa es hacer evolucionar nuestra realidad y  nuestra existencia. Que así sea.




ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (IV)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


El genio humano tiene una capacidad infinita para enfrentar y superar las dificultades. No hay que olvidar, paraguayas y paraguayos formamos parte de la esperanza de la humanidad.


Todo especialista de lengua guaraní debe tener una actitud positiva para hacer de la mejor manera su trabajo. Debe ser un conocido vencedor de dificultades. Transformador de las circunstancias.


No hay vuelta que dar, hay que caminar como se pueda, con alma de pionero, buscando más talentos para este emprendimiento, para estra cruzada a favor de la lengua guaraní. Creo que debemos crecer en calidad y cantidad de luchadores de la lengua guaraní.


Los que no podemos lograr, otros pueden realizar. No hay que cerrar espacios. Trabajar en equipo es la consigna, no puede dar buenos resultados, si cada uno por su lado quiere hacer todo, podemos retroceder por medio de los errores.  La unidad da más fuerza. De alguna manera, para eso tenemos que renovar nuestra mentalidad. Es menester el cambio.


Ampliar nuestra visión es una necesidad que nos apremia en nuestro tiempo, tenemos que traspasar nuestras limitaciones, que hacen frondas sobre nuestros senderos progresistas, es una obligación que no se puede postergar.


La honestidad intelectual es fundamental en el trabajo académico. Vivimos tiempos difíciles, con  una crisis que nos amenaza hasta en el  trabajo. Debemos decir que los valores se van agotando, sin aparecer una nueva remesa, que pueda reemplazar a la gente que se va retirando.


Abunda la delincuencia intelectual. Los manipuladores y los falsificadores no se conducen a las alturas de los acontecimientos, porque siempre están al acecho de poder asaltar las obras ajenas.


La experimentación es una averiguación, una búsqueda de la verdad,  es una constatación, porque es una manera de ver bien, de probar si es cierto o si no es cierto, lo que sospechamos, o lo que creemos por algún motivo. No puede haber resultado definitivo en el trabajo que estamos  haciendo. La ciencia siempre está abierta para el cambio.


El buen prestigio se gana con seriedad y responsabilidad, produciendo incuestionables resultados  positivos, que deben animar más a la gente trabajadora, cuando se presenta en forma o correctamente.


Desconfiar de los resultados, es una regla a observar. Nunca los casos pueden estar cerrados. La posibilidad de volver a revisar cada trabajo y su resultado deben estar latente siempre. 


El investigador académico por naturaleza está contra cualquier dogma, renovador por excelencia, descubridor de los nuevos conocimientos, que nunca pueden terminar porque son infinitas.


Las civilización guaraní está en las profundidades de nuestras raíces, que genera una cultura que nos sustenta como nación, que no puede emerger totalmente por las circunstancias que brotan a su alrededor, que impiden la auto realización del pueblo. Muchos talentos se pierden. El Paraguay era un cementerio de talentos.


El hombre como ser, animado por sus instintos busca su libertad, su desarrollo, puede evolucionar o involucionar. Nunca deja de intentar. Aunque preso vuela en su imaginación, porque tiene un espíritu libertario. Así son los miembros de los pueblos de este mundo.


Todo tiene su tiempo, el guaraní, que muchos mediocres rechazan, porque se desentiende de la naturaleza, de este hermoso rincón de la tierra.


Lo mejor de la vida es lo nuestro. Nosotros somos los frutos de nuestra naturaleza. Es la mejor riqueza que tenemos. Nos hace falta creer en nosotros para superarnos y todo puede ir mejor. Y que así sea.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (IV)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


El genio humano tiene una capacidad infinita para enfrentar y superar las dificultades. No hay que olvidar, paraguayas y paraguayos formamos parte de la esperanza de la humanidad.


Todo especialista de lengua guaraní debe tener una actitud positiva para hacer de la mejor manera su trabajo. Debe ser un conocido vencedor de dificultades. Transformador de las circunstancias.


No hay vuelta que dar, hay que caminar como se pueda, con alma de pionero, buscando más talentos para este emprendimiento, para estra cruzada a favor de la lengua guaraní. Creo que debemos crecer en calidad y cantidad de luchadores de la lengua guaraní.


Los que no podemos lograr, otros pueden realizar. No hay que cerrar espacios. Trabajar en equipo es la consigna, no puede dar buenos resultados, si cada uno por su lado quiere hacer todo, podemos retroceder por medio de los errores.  La unidad da más fuerza. De alguna manera, para eso tenemos que renovar nuestra mentalidad. Es menester el cambio.


Ampliar nuestra visión es una necesidad que nos apremia en nuestro tiempo, tenemos que traspasar nuestras limitaciones, que hacen frondas sobre nuestros senderos progresistas, es una obligación que no se puede postergar.


La honestidad intelectual es fundamental en el trabajo académico. Vivimos tiempos difíciles, con  una crisis que nos amenaza hasta en el  trabajo. Debemos decir que los valores se van agotando, sin aparecer una nueva remesa, que pueda reemplazar a la gente que se va retirando.


Abunda la delincuencia intelectual. Los manipuladores y los falsificadores no se conducen a las alturas de los acontecimientos, porque siempre están al acecho de poder asaltar las obras ajenas.


La experimentación es una averiguación, una búsqueda de la verdad,  es una constatación, porque es una manera de ver bien, de probar si es cierto o si no es cierto, lo que sospechamos, o lo que creemos por algún motivo. No puede haber resultado definitivo en el trabajo que estamos  haciendo. La ciencia siempre está abierta para el cambio.


El buen prestigio se gana con seriedad y responsabilidad, produciendo incuestionables resultados  positivos, que deben animar más a la gente trabajadora, cuando se presenta en forma o correctamente.


Desconfiar de los resultados, es una regla a observar. Nunca los casos pueden estar cerrados. La posibilidad de volver a revisar cada trabajo y su resultado deben estar latente siempre. 


El investigador académico por naturaleza está contra cualquier dogma, renovador por excelencia, descubridor de los nuevos conocimientos, que nunca pueden terminar porque son infinitas.


Las civilización guaraní está en las profundidades de nuestras raíces, que genera una cultura que nos sustenta como nación, que no puede emerger totalmente por las circunstancias que brotan a su alrededor, que impiden la auto realización del pueblo. Muchos talentos se pierden. El Paraguay era un cementerio de talentos.


El hombre como ser, animado por sus instintos busca su libertad, su desarrollo, puede evolucionar o involucionar. Nunca deja de intentar. Aunque preso vuela en su imaginación, porque tiene un espíritu libertario. Así son los miembros de los pueblos de este mundo.


Todo tiene su tiempo, el guaraní, que muchos mediocres rechazan, porque se desentiende de la naturaleza, de este hermoso rincón de la tierra.


Lo mejor de la vida es lo nuestro. Nosotros somos los frutos de nuestra naturaleza. Es la mejor riqueza que tenemos. Nos hace falta creer en nosotros para superarnos y todo puede ir mejor. Y que así sea.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA  GUARANÍ. (V),

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


Los nuevos conocimientos de nuestra cultura y lengua guaraní, están guardados como en minas por toda la nación, debemos trabajar en todos los rincones de la patria. Estamos desperdiciando nuestra hermosa cultura.


En la cruzada por la lengua guaraní debemos conocernos y reconocernos. Cada quien aportará lo suyo, para que el todo sea más perfectibles en todas las tareas que están  a la vista.


Para trabajar con el pueblo debemos estar conectados con el pueblo. La población de los educandos y de los docentes necesita de las presencias de los trabajadores de la lengua guaraní. El contacto es fundamental.


Hay que estar en todas partes. Y tenemos que manejar las técnicas de la exploración y de la extracción  de la sabiduría popular como la sabiduría oculta en las entrañas  de las selvas por medio de los originarios.


 El que busca encuentra. Hay que tener vocación y amor. El que trabaja puede lograr la obra deseada, planificada y ejecutada. El que siembra cosecha. Lo sabemos y debemos hacer. 


Debemos recuperar todas las palabras perdidas y volver a usar en el hablar de la gente y en las escrituras, fundamentalmente en todas las instituciones de enseñanzas y en los medios de comunicación. 


Quinientos años de pérdida de tiempo, pero nunca es tarde para redimirnos de esas faltas. Nada surge de la nada. Cultivando  nuevas palabras, se está logrando extraer  nuevos conocimientos que pueden mejorar nuestras vidas. Al encontrar palabras nuevas, se puede desarrollar al mismo tiempo nuevas ideas que pueden modificar realidades.


Se debe abrir  nuevos espacios y los trabajos deben avanzar por todos los frentes hacia el único objetivo de hacer crecer y crecer a nuestra lengua nativa.


La lengua guaraní es un poder político que siempre quisieron arrancarnos y no pudieron, pero es tiempo de su consolidación en nuestra nación. El guaraní es un poder del pueblo paraguayo.


Hay muchas sorpresas por los caminos de la vida, que pueden y deben asombrarnos, pero hay que saber asimilar. Hay que seguir la línea de la racionalidad con espíritu abierto para percibir y recibir a los que están sumergidos en la realidad. Para ver lo que no se ve, para escuchar lo que no se escucha. Siempre con la máxima atención.


Trabajar y trabajar con mucha atención, siempre alerta, con mucha concentración. Nunca lamer las cenizas del fracaso y de las frustraciones, que solamente deben servir para rellenar nuevos caminos, si hace falta.


Solamente pueden servirnos para abrir nuevas perspectivas, para seguir profundizando las nuevas investigaciones. Hay que descifrar las apariencias. Saber probar y generar distintas pruebas.


Todo investigador, es un revolucionario en sus acciones, racional y no irracional. Científico y empírico. Siempre será un gestor del cambio positivo. Genera verdaderas renovaciones en cada realidad. Siempre quiere modificar lo  que se ha logrado, quiere más y más, porque sabe que se puede más.


Avanzar hacia nuevas fórmulas. Siempre se debe progresar. Tarde o temprano se encuentra lo que se busca, también, lo que no se ha buscado, pero que estaba por ahí. Lo que no estaba en nuestro camino puede saltar en nuestro sendero.


Cuando se busca permanentemente aparece por casualidad cosas más importantes de los que estábamos buscando. Sucedió y sucederá en el mundo. Entonces el trabajo logra un éxito que no estaba  previsto. No es suerte, es éxito, porque es fruto de un buen trabajo bien ejecutado.


Es importante, tener bien despiertos todos los sentidos y de ser posible agudizados, dentro del trabajo.  Tenemos que recordar la importancia de las experiencias empíricas. De la cultura oral que en el interior sigue circulando de generación en generación.


Esos conocimientos se van heredando, se van trasmitiendo de personas a personas. Reciben lo que pueden recibir, gradualmente, nadie puede robar o asaltar esos conocimientos.


Hay que estar preparado para recibir esos conocimientos. Aquellos virtuosos con sus espíritus predispuestos atraen a la gente que quiere trasmitir. Mutuamente se acercan y se donan conocimientos.


Se deposita en la otra persona, algún conocimiento, que no se quiere que se pierda  en el tiempo. A veces,  se pide que se guarde, dentro de un silencio. Puede circular los comentarios superficiales que no cuentan la verdad.


La cultura guaraní, debe formar parte de nuestra formación, de nuestra educación paraguaya, alguna vez se debe estudiar en los colegios y en todas las facultades. Ya no es un sueño, ya es una realidad que se acerca, a prepararse para no llegar tarde otra vez.


No podemos, amigas y amigos,  ignorar nuestra cultura, nuestras raíces, ya no podemos ignorarnos a nosotros mismos. Nuestra cultura es una cultura antigua y profunda, una cultura respetable, como las culturas de todo el mundo.


Ya los falsificadores de la historia, con improvisadas observaciones, siempre incompletas, no pudieron exterminar nuestra cultura y nuestra lengua, entonces quisieron sepultarla con sentencias lapidarias a los forjadores de la cultura guaraní. Ocurrió y seguirá ocurriendo.


La cultura guaraní, es una de la más sabia, más humana entre las culturas humanistas. Nuestra historia no comenzó con la llegada de los españoles, que sería la segunda parte de nuestra historia, pero nuestra historia primaria o primigenia de miles de años está encerrada en la cultura guaraní. Esto se sabe. Por lo tanto, nuestra historia actual es incompleta. Debemos completar por medios de las ciencias. Que así sea.



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (VI)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.



 Los guaraníes, eran científicos o empiristas y tenían una gran civilización.  Son filósofos naturales que no necesitan de títulos para comer y vivir bien como existir en buena forma. Tienen más conciencia y humanidad que muchos conocedores de las  ciencias que nos dominan.


Ignorantes son aquellos que califican de ignorantes  a los aborígenes. Ellos siempre suman y suman sus experiencias, detalladamente, cada quien aporta mucho durante su existencia.


Son profundos estudiosos de la naturaleza. Todo el universo tiene su nombre en lengua guaraní. Sin hacer préstamos de ninguna laya y de ninguna lengua.


Saben usar su lengua. Todo es justo en su expresión. Saben usar las raíces de la lengua guaraní. Es la voz de su alma. Son nativos y auténticos. Pero insistimos en imitar lo inimitables.


Tiene instintos nuestra gente, palpitan a la tierra, sienten a la misma naturaleza como parte de su cuerpo, se hacen uno con el universo y procuran trascender hacia el infinito. No son distraídos como nosotros, sino súper concentrados, en contacto con la naturaleza, por eso son silenciosos.


Los estudiosos, los más  calificados de la lengua guaraní deben penetrar en las profundidades de la cultura guaraní, que como una ciencia oculta, se ha apartado,  quedando exclusivamente, para cierta gente especializada de afuera.


Nuestra cultura guaraní tiene ese arte y esa magia de nuestra dulce lengua guaraní, que una vez probada, cautiva, y no se quiere dejar.


Cuando nos inspiramos por nuestras bellezas, nuestras morenas melosas, nuestras trigueñas que son florestas de cañaverales, nuestras dulces rubias que en sus gracias atraen porque tienen esa miel silvestre de nuestras selvas, que saltan como musas y asisten a las citas de nuestros vates.


Y el que se hizo de vate, lo sabe. Hay profundas afinidades entre las almas creativas y estas flores donairosas de nuestra tierra.


Nuestra lengua nativa, nos ofrece toda la estructura de sus raíces. Tenemos que aprovechar, producir también nosotros grandes obras, como produjeron los estudiosos extranjeros, que pasaron por nuestra nación.


La academia de lengua guaraní no debe defraudar, porque será la máxima instancia lingüística del país. Algo así como la vanguardia que debe ir marcando pautas y dejando los paradigmas necesarios a nuestro pueblo.


Por eso, es importante tener conciencia clara y elevada. De una vez por  todas, debe haber un gran compromiso y una gran responsabilidad, de parte de aquellas personas, que tendrán el honor y el privilegio, el compromiso y la responsabilidad, de integrar la academia de lengua guaraní.


Un maestro, posición más elevada en la docencia, no debe confundir a la gente con sus conocimientos y desconocimientos, ni confundirse con la misma gente para no perderse.


Tendrá un liderazgo a nivel nacional. Tendrá una alta investidura, por sencilla y humilde que sea, siempre será alguien digno de imitarse o emularse. No debe usar un lenguaje oscuro para darse mayor importancia. La gente fácilmente le pierde respeto, por más letradito que sea.


La academia de lengua guaraní debe ser un gran consultorio lingüístico para el mundo y que nunca se debe prestar a la politiquería criolla o a la joda.


No hay que olvidar nunca, para no caer en el simple olvido como muchos. Tiene que tener la Academia de Lengua Guaraní, una organización y una administración casi perfecta.


Con nuestra lengua guaraní, comenzamos a ocupar un espacio especial, entre las lenguas del mundo. Conviene grabar poemas, cuentos, novelas, teatro y discursos en nuestra lengua guaraní. Una gran vidriera guaraní  ya hay en internet.


Distribuir al mundo, que ha cambiado sin avisarnos, por medio del internet. Todo tipo de mitos se está derrumbando. Entonces nosotros, porqué no cambiar. Estamos cambiando, nadie se da cuenta en medio del ruido de los postergados, como del bullicio político, de la gente no satisfecha. Sigamos evolucionando. Que así sea.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (VII)

PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


Siempre tuvimos una educación por debajo de nuestras propias necesidades. Desde los tiempos de la colonia, desde los albores de nuestra nación, el pueblo paraguayo siempre tuvo la necesidad de que su educación sea también en su lengua guaraní, país bilingüe, pero la lengua nativa, rechazada y marginada para favorecer al poder extranjero que imponía una colonización.


Hoy luchan para mantener un guaraní mal hablado, como para satisfacer a tantos colonizadores que apuestan por la depuración de la lengua nativa, para manipularnos desde la otra lengua.


Cada comunidad paraguaya, siente esta vieja necesidad, siempre nos falta algo, nunca estuvimos completos. A veces caemos en las inseguridades al no poder comunicarnos en nuestra lengua madre.


Pero en realidad, nuestra rareza para mucho, nuestra idiosincrasia, pasa por la presión sobre nuestra nación, para imponernos una cultura en vez de la nuestra, como la interminable presión sobre nuestra lengua nativa, trabada, marginada, despreciada, burlada y humillada desde siempre. Para poseernos necesitan despojarnos de nuestra cultura y de nuestra lengua nativa.


 Nunca la personalidad paraguaya, se pudo desarrollar completamente. Vivimos un tiempo nuevo, en este pequeño mundo globalizado.


Hoy tenemos el reconocimiento oficial de la lengua guaraní, pero no tenemos todavía el valor para implementar en la educación nacional e igualar a la lengua castellana en todos los niveles. Hay dudas.


La Ley de Lenguas, alguna vez exigirá la equidad en nuestro bilingüismo. Entonces, cada ciudad y cada pueblo del país, tendrán  la oportunidad de recibir todo tipo de educación en lengua guaraní. Depende de las autoridades políticas y educativas.


Repetimos, esta Ley de Lenguas, no tiene el peso ni la fuerza, que necesita para rescatar y proyectar a la lengua nativa. No se exige compromisos ni responsabilidades a las autoridades nacionales ni a los medios modernos de comunicación.  En esta ley se ve la astucia criolla.


Las escuelas, los colegios y las universidades deben implementar en todos los cursos las enseñanzas de la lengua guaraní. Que nadie quede fuera de la comunicación en lengua guaraní en toda la nación.


En todas las facultades, en el primer curso fonología guaraní, en el segundo curso morfología guaraní, en el tercer curso sintaxis guaraní y en el cuarto curso oratoria guaraní.


El Ministerio de Educación, debe aplicar la regla de la igualdad en primaria y secundaria. La misma carga horaria para la lengua castellana y la lengua guaraní. Es una cuestión de derecho humano aplicar la igualdad.


Las dos lenguas, son oficiales y son  nacionales. Ninguna  de las dos lenguas es desconocida en el país. No se debe aplicar una injusticia más.


Ninguna lengua puede ser superior y la otra lengua inferior en bilingüismo. Se habla mucho de bilingüismo para hacer injusticia con  nuestra lengua nativa. 


La gente que habla guaraní no tiene suerte por su patria, pero debe tener. Y para que pueda tener éxito, se debe respaldar por la Constitución Nacional y las Leyes de la República del Paraguay.


Desde la burocracia se arruina el porvenir de la patria. Con la mentalidad colonialista, no replanteada, implacable servidores de las circunstancias que hacen penetrar en nuestra nación  para el deleite de la gente mediocre, enamorada de las pequeñeces.


Esa gente se siente extranjera en su propia nación, pero muchos  extranjeros quieren más a esta tierra guaraní. Mucha gente débil por las cosas extranjeras, resiste a la autenticidad y tiene malestar por lo nuestro. Sienten furias por quienes dicen sus verdades, a veces pretenden hasta silenciar a la gente que invoca patria.


Qué es eso de festejar el bicentenario y al mismo tiempo trabando toda evolución de la lengua guaraní, como frenando o queriendo eliminar a sus promotores. Extraño pero acostumbrado procedimiento.


El perfil más bajo para la lengua guaraní en la educación y en la cultura como en los festejos del bicentenario. Hasta parece una orden superior, que sabe aplazar la crítica y cierra la conciencia de la gente a la luz de la razón. La lengua guaraní como ausente en el bicentenario.


La lucha por la libertad de la patria continúa. Siempre. Los colonialistas criollos con sus cadenas burocráticas tienen la idea fija de seguir amarrando a la lengua guaraní. 


Debemos mejorar cada día. Pero el mundo reclama algo mejor de nosotros. Generar trabajos y más trabajos cada día para que nadie huya más del país en busca de pan y de su bienestar. Hace falta seguridad social y jurídica. La viveza criolla no deja de ser una ignorancia supina y una trampa para la mayoría.


La educación superficial, sin valores, sin despertar las conciencias, no sirve, por eso necesitamos una verdadera reforma. Se va repitiendo los fracasos en educación, se necesita una reorientación, un replanteamiento desde nuestras propias raíces.


Basta de importar modelos de educación, de leyes y códigos que no se ajustan a nuestras realidades. Se sigue repitiendo los fracasos. Más verborragias para justificar lo injustificable.


Toda la educación en guaraní y en castellano, como las leyes y los códigos, sin contradicciones entre los artículos. Que sean precisas en guaraní y en castellano.


Ya tenemos que dejar de importar modelos educativos de otras sociedades o realidades. Hagamos lo nuestro, de acuerdo a nuestras necesidades, con nuestros pensadores y docentes, para que la nación pueda progresar, y hacer realidad a nuestros sueños. Que así sea.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (VIII)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


El lingüista tiene que tener un ojo de linterna y el otro ojo de lupa y una mente visionaria. Un oído de alta sensibilidad. Escuchar siempre con mucha atención. Toda casualidad es una oportunidad para la mente preparada para aprovechar cada ocasión.


Cualquier cambio debe ser necesario. Se cambia cuando se encuentra algo mejor para reemplazar lo que se tiene. Cambiar por cambiar no tiene sentido. Tiene que obedecer a las metas y los objetivos. 


La frecuencia de oportunidades aparece cuando la búsqueda es permanente, aprovechando al máximo las oportunidades.


Cuando la perseverancia y la disciplina laboral es altamente competitivo es alentador. No se permite descuidar ningún detalle ni perder tiempo. Hay que profesionalizarse, hay que superar el estado de aficionado. Insistir por todos los detalles en un trabajo. Porque entre los esperados vienen los inesperados que pueden abrir nuevos rumbos si la mente está concentrada en la tarea que se desarrolla.


Hay que saber distinguir los problemas principales  de los problemas secundarios. Saber tomar las decisiones, es todo un arte, requiere entrenamientos y conocimientos específicos. Hay que tomar las decisiones en los momentos oportunos y en el lugar adecuado. Para eso hay que tener el pulso sobre el problema que se trata.


Hay que construir una línea de trabajo. No hay ideas tan originales. El estilo marca la diferencia como la estética que uno puede impregnar a su trabajo. Las nuevas ideas nacen de las viejas ideas, que a veces se renuevan para ser empleadas de vuelta cuando se necesitan.


El investigador atento no desperdicia las oportunidades, cuando aparecen, porque utiliza todos los recursos conocidos, para llegar a sus objetivos.


Las necesidades crecen y siempre reclaman soluciones. Muchas investigaciones científicas como trabajos abandonados pueden quedar por el camino, pero luego aparecen nuevos voluntarios como docentes investigadores que echan manos a las obras y retoman con entusiasmos los trabajos abandonados. Las investigaciones paralizadas vuelven a andar. Siempre aparece gente con buena voluntad para  realizar las obras abandonadas.


Muchos logran llegar a las metas, pero repitiendo se logra extraer pequeños detalles ocultos que se suman y pesan al final de la investigación o de cualquier trabajo.


Cuando no existe la posibilidad de aplicar los nuevos conocimientos, entonces, se requiere la máxima tarea creativa para hacer posible lo imposible.


Nunca se debe perder el entusiasmo en el trabajo y sobre los logros hay que tener prudencia. Nunca cantar victoria fuera de tiempo. Cierta indiferencia viene bien con un poco de escepticismo ayudan a profundizar la tarea sin perder la cabeza en la euforia. 


Hay que saber planificar y organizar todos los trabajos sin descuidar los detalles. Con seriedad y responsabilidad se puede lograr. Hacer una buena clasificación de las observaciones para poder apreciar por completo el trabajo.


Tener ojo clínico para captar los más mínimos detalles en todas las etapas de un trabajo. La interpretación de los indicios es una necesidad y una buena comprensión  de su importancia, exige tener buenos conocimientos, excelente imaginación, pasión científica, talento para remover las observaciones inexplicables.


Hay que evitar la tendencia negativa de conformarse y no querer avanzar. Luego la idea fija, la incapacidad de variar, carencia de espíritu de renovación no condicen con el investigador de raza.  Hay que serlo.


Nuestra lengua nativa, como nunca necesita de las inteligencias creativas en la Academia de Lengua Guaraní. El reto es grande, pero de que se puede se puede, cuando hay una buena voluntad y libertad para la creatividad, todo es posible.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (IX)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


La vida es un renacer de cada día, cada despertar es un volver a renacer para vivir, es salir del sueño para aprovechar la vigilia cotidiana de la vida. Hablar lengua guaraní es una fiesta en el alma.


El intelectual creativo lleva poco tiempo el festejo de un éxito en su corazón, normalmente en silencio. El que tiene ya oficio en la investigación o en la creación de una obra, sabe en qué momento abandonar una idea o un razonamiento, para tomar nuevos y mejores caminos, ya es un hábito o un recurso propio no perder tiempo. En lo posible hay que ganar tiempo al tiempo.


Saber seleccionar pistas desconocidas para avanzar en venturosas búsquedas, es una tarea propia de quienes gustan de ser académicos en cualquier ciencia.


La hipótesis, es una técnica mental, como una herramienta, la más importante que maneja el investigador,  su función principal consiste en sugerir nuevos experimentos y observaciones. Las hipótesis, no deben ser fines en sí mismas, sino utilizarse como medios para descubrir nuevos hechos.


Cuando una hipótesis fue confirmada como verdadera, en varios experimentos, se debe considerar positivo el resultado, bajo las condiciones que se efectuaron las pruebas. Siempre hay más posibilidades abiertas.


Las hipótesis pueden sufrir modificaciones, para proseguir las investigaciones, que no se deben paralizar. Hay que saber reconocer las ideas inútiles. Siempre hay ideas que hay que abandonar en un proyecto, por su misma incapacidad o improductividad.


El fanatismo no es propio de un académico ni de un investigador. Hay que tener la menta abierta como flexible para poder sembrar y recoger los frutos de los trabajos seleccionados en cada emprendimiento.


El investigador de mente fértil, es rico en ideas,  no le cuesta nada cambiar de hipótesis o de ideas. Pero hay que arrancar teniendo fe en las hipótesis y una voluntad para llegar a comprobar cuántas veces sean necesarias.


El campo de investigación no se reduce a nuestro alrededor. Con la lengua guaraní tenemos a toda nuestra nación y además las zonas de influencias de nuestra lengua nativa en los países vecinos. No ignorar a las comunidades guaraníes de los aborígenes.


De los hechos surgen las verdades. Saber subordinar las ideas a los hechos. Es una habilidad mental. Evitar pensar cómo se desea o querer  reconocer los deseos en los hechos. A veces se puede ver y sentir, simplemente lo que se desea. Equivale salirse un poco de la realidad. Ocurre y hay que saber evitar.


Acomodarse a los hechos y no esperar que los hechos se acomoden a uno. Nuestra opinión no se debe adelantar a los hechos. Todas las ideas se deben analizar rigurosamente. En lo posible evitar manejar conceptos erróneos.


Vigilarse uno mismo es una tarea muy buena. Es buena para impedir favorecer nomás la hipótesis con observaciones e interpretaciones, que pueden hacer fallar todo. En la investigación también se construyen los errores. Existe la falsa premisa. Saber dudar para probar al máximo es muy importante.


Un académico es una persona seleccionada. Reúne preparación y talento. Su labor es mantener una lengua en perfectas condiciones frente a los abusos y las deformaciones que se generan por la lengua. Un escritor, es un seleccionador de palabras para construir los lenguajes y desarrollar sus ideas.


La buena imaginación, bien orientada puede ser una fuerza creadora y cultivadora del investigador, que siempre cuida su preparación. Se auto fortalece permanentemente, para no caer entre las debilidades de los carenciados y padecer la falta de rigor académico.


Cada problema tiene su propia solución natural, que el investigador debe descubrir. Todo investigador, se siente estimulado por los problemas, se interesa y se dedica con fortaleza a solucionar. Que así sea siempre.



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. ( X )

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


El sueño de un escritor de una lengua es lograr una amplia comunicación con toda la población y dejar algunas enseñanzas para la gente. El buen poeta lleva en el alma el pozo  de la sabiduría o de la profecía, y cuando está inspirado quita de ahí un balde lleno de palabras frescas y hermosas para sus poemas.


Cada poema se construye con palabras seleccionadas, pero con la lectura cada poema se reconstruye en la mente humana que la recrea.


El paraguayo vive como queriendo escapar de su cultura, porque siente la presión y la atracción de otras culturas que invaden su tierra y no posee naturalmente una defensa sólida cuando se le priva de lo suyo. Allá en el fondo de su ser ama su cultura, que salta cuando sale de su tierra. 


          Un investigador académico no deja de ser un administrador de conflictos. Selecciona y clasifica los conflictos de acuerdo a la naturaleza de cada uno. No impone soluciones. Cada problema encierra una solución.


 Trabajando por cada uno se puede lograr una visión general sobre el conjunto de conflictos. Siempre el mundo está lleno de conflictos que esperan soluciones. Cuando uno sabe navegar entre los problemas que se quieren resolver, entonces vienen las ideas, luego la razón comienza a valorar, aceptar o rechazar finalmente.


Aunque la Academia reúna a los expertos, pueden aparecer las ideas que brotan de las ideologías para imponer intereses, pero que no encajan en la línea natural que se debe seguir.


Hay senderos falsos, atajos que no conducen a nada, que llevan a sitios no deseados. Las ideas aparecen y desaparecen, si no se toma nota o si no se usa al instante. No se puede controlar su creación, porque son libres. Las ideas se asocian y se combinan, se suman y se multiplican en una mente preparada o entrenada, ejercitada en el arte de la investigación. Un buen artista o un intelectual activo saben de estas experiencias.


El que escribe, puede cometer errores ortográficos, entre otros errores, pero el que no escribe, no cometerá errores, pero el peor error es no hacer nada. Es la ruina del ser humano. No hay que tener miedo al error. Tampoco hacer del error una costumbre.


El que no hace nada, no sirve para nada, ni así mismo. Todo trabajador, piensa por su trabajo, tiene técnicas acumuladas para realizar sus obras. Muchos experimentados trabajadores, se aprovechan de sus errores positivamente, para modificar el curso de los acontecimientos.


El investigador creativo no teme meterse por los senderos oscuros buscando lo que quiere encontrar. Arriesga para evolucionar y no toma la actitud del conservador. El que no tiene alta curiosidad, no vale para ser investigador, que nunca debe abandonar los problemas que se presentan. Debe administrar los conflictos.


Ahora se cuenta con el apoyo de muchas ciencias muy avanzadas. De una tecnología altamente desarrollada. Pero la tecnología es encantadora y servidora. Hay que conocerla muy bien para recibir el apoyo de todos sus recursos. De lo contrario, podemos engañarnos a nosotros mismos.


La mente productiva capta en las decisiones, ideas, pensamientos, figuras, etc, como para fortalecer sus trabajos. Muy importante no pensar condicionado, que no permite  salir de una premisa, de una idea o de una línea. Queda como atrapado por el error, no se puede avanzar en la investigación.


Todo problema tiene su tiempo para conocer a fondo y planificar la solución, luego ejecutar con técnicas adecuadas. No se debe permanecer más tiempo de lo debido frente a un problema. A veces es más conveniente dejar un trabajo o una obra por un buen tiempo.


Dejar ahí, desprenderse por un tiempo del problema. Luego de un tiempo de descanso se debe retomar la tarea dejada. Con eso se consigue ideas nuevas o frescas, variantes más novedosas para mejorar todo.


Una mente entrenada por medio de algunas disciplinas, tiene más facilidad para la tarea de investigación. Hay que considerar que algunos seres humanos, tienen poderosas intuiciones. Es un recurso que aparece repentinamente, como una iluminación para esclarecer algún problema.


La idea brota en la mente. No es producto de un cálculo, de un pensamiento o de un razonamiento. Es como un reflejo, que nos puede guiar hacía  dónde está el camino deseado, en encontrar para solucionar el problema.  La idea aparece como la inspiración, pero con más facilidad.


La mente y el espíritu abierto, ayudan o facilita, la receptividad. Esa gran fuerza de la voluntad, que todo lo puede, con el amor de por medio, no hay metas ni objetivos, que no se puedan conquistar. Que así sea. 



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. ( XI )

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


Los Académicos que son creativos pueden aspirar siempre a más.  El gran artesano de las palabras debe ser un vocero del pueblo interprete de ese espíritu colectivo, por un lado, como ser un chaman de las palabras originarias que fluyen desde el alma, por el otro lado. Como un iniciado que posee una fuerza mística y que escucha al universo que deja fluir las palabras de la divinidad.


Hemos nacidos para compartir el amor por nuestra lengua guaraní y para resistir al odio de la gente a nuestra lengua nativa. Si estamos en un país de discriminadores y de discriminados, desde luego, hay que ensayar superaciones. Un profundo dialogo por nuestra lengua nativa es un reto para construir nuevos caminos para su crecimiento y fortalecimiento en toda la nación.


La nación está llena de palabras guaraníes que alimentan los lenguajes que se usan en diferentes niveles de la vida, pero que se prohíben sus usos, directa o indirectamente, en la educación. Por eso, es muy difícil al paraguayo desarrollar su talento. 


La intuición aparece y desaparece,  a veces no viene cuando más se le necesita. Hay persona muy intuitiva y son aquellas que supieron despertar y usar a menudo, como se debe usar, para lograr resultados deseados. Son los científicos, artistas y deportistas los más privilegiados por la bendita intuición.


Hay jugadores de ajedrez que tienen poderosas imaginaciones. Son jugadores intuitivos, que son combinativo en los precisos momentos.   Nadie podía prever ciertas jugadas que  realizaban como al alzar, sin medir con exactitud las consecuencias.


Eran jugadas fantásticas e imprevistas para los demás. Ya hacía jugadas desequilibrantes para rematar con precisión sus partidas, al mismo tiempo dejaba de hacer sufrir a sus adversarios ocasionales.


Un artista que camina por las calles, recoge una idea como una chispa, que se prende en su imaginación, se desarrolla imprevistamente, luego el artista moldea y conduce hacia un espacio imaginado, donde se hace obra. 


Para un poeta, un pequeño detalle en el cuerpo o en el vestir de una mujer, provoca una reacción en el poeta, podemos decir que es la musa o la intuición la que prende una chispa, el vate recoge el desafío y mano a la obra.


Toda persona creativa o aquellas que quieren ser creativas, deben tener una agenda o un anotador, para anotar todas las ideas, que brotan en sus mentes, en los momentos menos esperados, pero hay que anotar, porque una idea atrae a otras ideas. Se deben conservar todas las ideas y luego saber seleccionar las mejores para trabajarlas.


Cuando una persona no está sumergida en un trabajo, es importante hacer la selección de ideas para distintos usos, para no perturbar a la mente creativa.  Siempre se recomienda trabajar en silencio. Todo subconsciente alimenta al consciente. Con esfuerzo a veces se logra disponer de lo que se ha percibido. Hay que saber insistir en cualquier tema, ensayando y ensayando se llega a dominar ciertas técnicas para lograr objetivos.


Compartir experiencias es muy importante. Dar y recibir. Se dice que el necio aprende solamente de sus experiencias y los sabios aprenden más de las experiencias de los demás. Pero hay gente que no aprende ni de su propia experiencia. Conozco a esa gente que está entre  nosotros.


Por eso, son muy importantes los gremios y las asociaciones, pero cuando llegan a cumplir sus objetivos. Ni que decir las compañías de los libros buenos. En especial aquellos clásicos que no deben faltar al alcance de las manos. Es importante los círculos de lecturas.


La preparación nunca debe faltar, siempre hay que estar bien entrenado. Mejorar siempre la capacidad de trabajo es alentador, porque fortalece el espíritu y la motivación aumenta.


La razón es un instrumento de trabajo que tiene el ser humano. El rastro de la imaginación y de la razón debe aparecer en una obra. Los hechos aparecen en la vida y la imaginación transforma en obras, que hay que modelar como se debe. Aparecen como las ocurrencias, pero hay que saber aprovecharlas.


Así se hace experiencia. Los grandes descubrimientos de la humanidad tienen cada historia o cada anécdota. No hay que menoscabar la cultura empírica que muy poco se registran en los libros, pero, a partir de ella la ciencia se fue haciendo así misma. Empirista eran los pres científicos. Los naturistas dominan muchos conocimientos que la ciencia enseña.


Todas las experiencias forman una poderosa corriente de energía que alimenta a todas las ciencias.


El Instituto de Educación Superior Ateneo de Lengua Guaraní está acumulando muchas experiencias, es una escuela lingüística, promotora y defensora de la lengua guaraní. Busca mantener la calidad de la lengua para hacerla llegar a una excelencia no prevista por muchos de sus detractores.


La lengua nativa paraguaya, tiene una riqueza no explorada ni explotada, que aparecerá cuando la lengua guaraní alcance a producir grandes obras literarias, científicas y filosóficas.


Vale la pena repasar la historia de algunas lenguas nativas, para darnos cuenta que nada es imposible en nuestra vida, cuando se puede reunir inteligencias y voluntades de los seres humanos. Nos falta la voluntad política y la inteligencia creativa.


Por eso pedimos, no nos cansaremos en pedir al Congreso Nacional, que el Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní, se convierta por medio de una nueva Ley Nacional en una Universidad Guaraní.  


Con el guaraní tenemos que entrar en el mundo de la filología e intercambiar experiencias y conocimientos con grandes Universidades y Facultades, como con las Academias de Lenguas que trabajan con mucha disciplina.


Como nunca el Paraguay estará presente en el mundo por medio de su lengua guaraní. Nuestra lengua nativa es dulce y atractiva hasta para los turistas. Nuestro deber, es generar nuevos conocimientos para nosotros, como para el mundo. Que así sea siempre.      



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. ( XII )

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.

 

Cuando la verdad es clara y certera, ilumina la conciencia humana. Y  todo docente investigador debe ser un buscador de la verdad en su tarea. El ser humano siempre se ha desarrollado por medio de la observación. La curiosidad es clave para aprender. El asombro que ocasiona las novedades que se descubren en las realidades. El académico debe tener como si fuera un tercer ojo, siempre para ver lo que no se ve.


Aprender de la realidad. Empiristas, naturalistas y aquellas personas que trabajan en las ciencias, buscan la verdad por medio de la observación y la experimentación. Someter a pruebas con la ayuda de la razón humana.


Recordemos algunos métodos. La dialéctica inductiva, va de lo particular a lo general. Se comienza a partir de los hechos o de los datos observados, se desarrolla una generalización, que explica la relación entre los objetivos observados.


Otro método muy conocido es la dialéctica o el razonamiento deductivo. La conclusión que se deriva está contenida o implícita dentro de las premisas originales, debe ser verdadera, si ella es verdadera.


El proceso inductivo es menos digno de confianza, pero es más productivo. Es ciencia, el simple razonamiento no es digno de confianza. Al dialectico no le interesa cómo funciona la mente, sino las formulaciones lógicas.


Durante el trabajo hay que saber juntar los datos de los hechos, clasificar y ordenar. La razón es la que debe interpretar, verificar y desarrollar los descubrimientos de la intuición, de la casualidad, de las comparaciones, los seguimientos de los fenómenos. Mirar y leer. Saber observar hasta los mínimos detalles. A veces pueden resultar insignificantes las apariencias.


El deber del que va pisando los senderos de la investigación, que mentalmente debe saber seleccionar, con su buena mano clasificadora, hacer lo que debe hacer, dar su lugar a cada hecho. El docente investigador debe desarrollar el poder de la atención y de la concentración que abarca a ese todo.


El poder de la observación se puede desarrollar. Hay muchos ejercicios que se pueden usar. La continua observación produce efecto positivo. Observar todas las cosas que existen con mente inquisidora y activa. El buen observador debe dedicar el mayor tiempo a un campo bien seleccionado.


En la Academia de Lengua, los docentes se pueden dividir en especialistas en diferentes ramas específicas. Los vocabularios que se requieren en cada disciplina,  necesitan trabajos específicos, necesitamos académicos que se especialicen en estas disciplinas o sea en todas las ciencias, en todas las artes, en los pensamientos universales que tienen varias corrientes, las tecnologías, entre otras nomenclaturas.


Es fácil prestar los términos de todas las lenguas para llenar los vacios que tenemos en los vocabularios. Pero el desafío o el reto es saber utilizar el poder que fluye en las raíces de la lengua guaraní. Esa  riqueza que tiene nuestra lengua nativa ya no podemos omitir.


Los diversos lenguajes que se deben desarrollar en la lengua guaraní requieren de nuestros compromisos y nuestras responsabilidades que van estar a pruebas. Siempre hay que estar en expectativa, esperando a las cosas extrañas que pueden aparecer o desaparecer de nuestras vistas.


La batalla intelectual nos permite capturar todos los detalles que forman un manojo complejo de elementos ocultos, que se deben tratar desentrañar. La habilidad mental y la concentración profunda tienen sus frutos. Que así sea.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. ( XIV )

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


Cada miembro debe ser un inspirado, por poco, un profeta. Sería interesante que dos miembros de la Academia Guaraní, trabajen por cada departamento, en las investigaciones, en los rescates y en las promociones de la Lengua Guaraní.


Los miembros de la Academia de Lengua Guaraní deben tener contactos con todos los educadores del Paraguay. Tener contactos con todas las gobernaciones y los municipios del país. Ya no podemos tener instituciones cerradas.


La literatura en guaraní debe mantener contacto con algunas raíces de la literatura guaraní, para no vaciarse de esa manera de ser ni perder totalmente su identidad. Con la cultura castellana debe aparecer la cultura guaraní en partes iguales, si es posible. Y debe ser posible.       


Las palabras fluyen de las almas. Dejemos abierta la puerta del corazón a la Lengua Guaraní. Hay que volver a tener palabras. Mantener pura la palabra bella. La vida plena genera lenguaje bello. Cuando se pierde la palabra desaparece la belleza interior. El hombre sin palabra no llega a ser humano. La palabra es sagrada y debe ser sagrada por siempre.


El investigador y el creativo en las diversas ramas de la literatura, el maestro y el escritor en la diversa modalidad periodística, deben estar en primera línea, por el bien de la Lengua Guaraní y de la misma Academia.


Todo es posible, es cuestión de trabajo, de solucionar los problemas y generar ideas para ejecutar. Por estrategia, todo investigador debe trabajar con un objetivo  claro en la mente, permanecer siempre alerta y aprovechar cualquier oportunidad. No perder la iniciativa. Las ideas, que no se anotan, pueden desaparecer de la memoria. Corregir los defectos personales.


Se deben reunir en cada persona investigadora, el talento y los conocimientos. Con una vocación real, poner mucha voluntad, mucha perseverancia y toda la inteligencia creativa para avanzar por los caminos que se deben recorrer.


Todo investigador debe trabajar como un pionero que va explorando los límites de los acontecimientos. Tiene que ser emprendedor y tenaz  la persona investigadora, pionera, manejarse con iniciativa, con mucha actitud para resolver los problemas o las dificultades. Ser persona ingeniosa.


Hay que tener la perseverancia necesaria, como capacidad para aventurarse, a buscar siempre lo nuevo y lo bueno. Cierta insatisfacción con lo ya conocido, para poder avanzar sin dificultad.


El amor a la lengua y a la misma ciencia, con esa curiosidad insaciable. Hay que tener fuerza interior, espíritu indomable para resistir las repetidas frustraciones, que no se pueden evitar y no tanto esperar las compresiones de los demás, que no están en la tarea o desconocen los empeños empleados. Muchos desconocerán los objetivos y los trabajos de la Academia de Lengua Guaraní. Es inevitable.


La mente del docente investigador, científico nuevo de la lengua guaraní, en este caso, debe ser flexible y libre. Debe ser acumulador de conocimientos, luego generador de nuevos pensamientos. Le debe fascinar lo inexplicable, lo nuevo, lo novedoso. Debe agilizar su ingenio en cada ocasión, para buscar y encontrar las soluciones.


Como todo hacedor, el docente investigador, conoce sus limitaciones y sus posibles errores, que se pueden producir cuando se improvisa. Hay que recordar siempre que no todas las mentes trabajan igual. Todos tenemos pensamientos diferentes. Nadie piensa igual que otros. Imposible. Es una maravilla la naturaleza humana.


Para dejarse llevar por la curiosidad y el amor a la lengua guaraní, se debe evitar las lluvias de prejuicios, que siempre surgen en el país, por bajo nivel de educación que tenemos. Las críticas positivas, hay que saber aprovechar. Y las críticas negativas, hay que dejar pasar. Que se lo lleve el viento.


Hay que hacer siempre los trabajos buenos y no dar oportunidad a los que se quieren aprovechar de nuestros errores.


Algunas corrientes políticas siempre estarán contra la lengua guaraní, como están siempre algunas ideologías. Así es nuestro mundo, como la realidad de la lengua guaraní en nuestra tierra, pero va ir mejorando, a pesar de todos los embates en su contra. Vivirá por siempre la lengua guaraní!  Que así sea.



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. ( XV)

POR EL PROF. DR. PEDRO  ESCURRA FRANCO.


La Academia de Lengua Guaraní debe estar conectada con toda la nación y con todo el mundo por medio de las redes sociales. Internet nos permite penetrar en cualquier sitio de este mundo. Sea en la casa o en la oficina, como en el celular o  teléfono móvil de toda persona.


Todos los habitantes de la tierra podemos estar conectados. Tenemos que enterrar las excusas desde nuestro país.


La academia de lengua guaraní, debe funcionar para todo el país. Tiene que tener un emblema y un símbolo, como un logotipo y una leyenda, como cualquier institución de su categoría. Tiene que tener el reconocimiento de toda la nación.


La Academia de Lengua Guaraní se debe hacer conocer por todos los departamentos y por todos los municipios por medio de sus trabajos y por la presencia de sus miembros en conferencias, debates, jornadas de formación como de actualización para docentes.


La Academia será reconocida por medio de sus trabajos. Con los miembros nominados ya se puede formar las comisiones que son necesarias para que todo funcione normalmente desde el comienzo. La Academia debe estar en el interés de la gente.  La prensa se puede interesar por las novedades. 


El guaraní es la lengua del Paraguay. Guaraní lengua nativa del Mercosur. El guaraní lengua originaria del Paraguay y de Sudamérica. El funcionamiento de la Academia de Lengua Guaraní, interesa a grandes instituciones del exterior como a grandes intelectuales de la lingüística del mundo.


La Academia puede levantar el interés por la Lengua Guaraní dentro de la sociedad paraguaya, que necesita de conocimientos claros que puedan iluminar, esa conciencia nacional.


Alguna vez dejaremos de burlarnos de nuestras virtudes y de despreciar la riqueza de nuestro pueblo. Tenemos millones de analfabetos en Lengua Guaraní que se deben incorporar a nuestra cultura. 


Sabemos nuestras responsabilidades que se sustenta en nuestros compromisos. Todos los trabajos están a la vista. 


La comisión de lexicografía realizará los diccionarios pertinentes que serán editados por la misma academia. La comisión de gramática tiene que redactar una gramática, estudiar, analizar, modificar si es necesario para luego editar.


La comisión lingüística, trabajara sobre el mapa de la lengua guaraní, con las primitivas familias lingüísticas, con los dialectos, si existen, si fuere preciso en sus regiones.


La comisión onomástica estudiará los aspectos teóricos e históricos de la lengua guaraní. Sus características, su funcionalidad, su correspondencia con otras lenguas.


La comisión de literatura trabajará sobre la literatura popular y la literatura intelectual o intelectualizada en guaraní. Interesante. La comisión de lengua hablada, analizará el uso de nuestra lengua nativa y realizará una normativa, teniendo en cuenta los acentos de todas las regiones que hablan el guaraní. El uso y abuso estará en la mira.


Por eso, es conveniente que haya representantes de todas las familias lingüísticas guaraní, como los representantes departamentales del país, como de algunas regiones vecinas. Corriente. Mato Grosso do Sur y Santa Cruz de la Sierra. Hay que tener en cuenta a la Nación Guaraní.


Los académicos deben ser representantes de todas las regiones del Paraguay y de la Nación Guaraní. La academia tiene que tener una legalidad y legitimidad desde un principio.


El pueblo paraguayo tiene la bendición y la gracia de Dios, de poseer y dominar una lengua nativa, una reliquia sagrada de este continente, testimonio vivo de una gran cultura guaraní, que ha forjado con una inmensa espiritualidad a los seres humanos, nacidos en esta nación paraguaya.


Es una venerable lengua sagrada, la más antigua de la región y las más codiciada en este mundo.


Nuestra literatura oral debe servir debe ser investigada en todos  los  departamentos y municipios del país. Los que son rescatados del olvido, deben ser estudiados e incorporados para el uso de la gente.


Nuestro pueblo ha mantenido y ha conservado la cultura y la lengua guaraní, en su vivencia, hablando y trasmitiendo de generación en generación.


Debemos fomentar siempre la unidad de la lengua en la futura labor de la Academia, con sus recomendaciones y sugerencias a las instituciones y personalidades del país. El pueblo debe conocer el perfil de la Institución para iniciar una fluida comunicación con todas las generaciones. Que así sea.



ALMA GUARANÍ.  ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (XVI)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


Es inútil luchar contra la Lengua Guaraní. La historia ha demostrado. Pero desde la colonia hay gente que quiere que la nación paraguaya sea una colonia. De cualquier corona o imperio. Hay una condición mental de amarrado que hay que superar.


Nuestra gran debilidad en nuestra nación, es la organización y la disciplina. No valoramos los conocimientos. No valoramos la evolución. Y a veces rendimos culto a la mediocridad. Eso es una pasión en nuestra tierra. Queremos ser siempre superficiales.  Nos encanta.


Por eso, nuestras riquezas se pierden. En defensa de la Lengua Guaraní, necesitamos a los gramáticos, lingüistas, narradores y dramaturgos, poetas y filósofos de nuestra Cultura Guaraní.


En homenaje también a la Lengua Guaraní, siempre marginada y postergada de nuestra educación. Debe trabajar la Academia de Lengua Guaraní. Es muy importante aprender a no perder el tiempo.


Los desafíos ya se van acumulando. Hay necesidad de hacer concursos de poesías en todos los pueblos del país, como los festivales de poesías en lengua nativa. Los cuentos cortos, de diez líneas, de veinte líneas, de treinta y cuarenta líneas. 


Desarrollar la habilidad de escribir de los chicos y chicas del país. Cada año debe aparecer una nueva generación de pequeños escritores y artistas para todas las expresiones humanas.  Concurso de obras cortas de teatro, monólogos de  media y una página, Diálogos  de una página y de dos páginas. Concurso de redacción y lectura, como de oratoria en guaraní, de una y dos páginas.


Promover  en todas las instancias, privada y pública,  la lengua guaraní en todos los espacios del Paraguay. Hay que ser sincero con la gente hipócrita que odia la lengua guaraní y que simulan ser bilingüita y están en la conducción de la educación paraguaya.


Repito. El bilingüismo en el Paraguay, tiene que ser paralela como las vías del tren. Tienen que estar en el mismo nivel, desde el principio al fin. Manteniendo una distancia para no ser interferida, pero se van juntas, sirven juntas.


Centímetro por centímetro, como tomados de las manos, pero manteniendo su identidad cada una, demostrando una relación armoniosa.


En este momento una vía es más corta que la otra, hay tantas leguas de diferencias, así,  siempre los trenes de la educación nacional se van a descarrillar permanentemente.


Para que todo funcione normalmente, hay que cuidar las dos vías de punta a punta. El guaraní y el castellano tienen que tener el mismo nivel y desarrollo. Entonces podemos hablar de bilingüismo, por ahora, desde 1537 se viene desarrollando una persecución política a la gente que habla lengua guaraní y todos los privilegios y ventajas a la gente de habla  castellano.


Los que siempre nos quieren dominar, siempre están en la tarea de descalificar nuestra lengua nativa y nuestra cultura como nuestra identidad. Desde los albores mismos de nuestra nación guaraní paraguaya.


De una vez por todas, hay que parar y para siempre esta persecución política, que siempre se hizo silenciosamente. Escondiendo las manos y lanzando voces contra ese ser paraguayo en privado. El Paraguay necesita crecer y desarrollarse.


Solamente se puede lograr con una educación integral bilingüe, elevando al mismo tiempo la cultura popular y la cultura intelectualizada. Ya nadie debe quedar fuera de la educación y de la cultura en el Paraguay. Todos los municipios de la República deben tener sus espacios culturales, museos, bibliotecas, auditorios y teatros.


Hay que practicar el deporte y fomentar la cultura al mismo tiempo. Nada ya de miedo ni de duda para estos menesteres.


Necesitamos en el Ministerio de Educación, funcionarios que escriban y que hablen correctamente la lengua guaraní. Que comprendan la lengua y la cultura guaraní.


Hay que acabar con el castellano y el guaraní mal hablado. La mala enseñanza ha dado sus frutos desde siglos.


Hay que dejar de improvisar y de confiar en gente incompetente para los altos cargos.


Los orientadores que no orientan hacen perder dinero al Estado Paraguayo y tiempo a los docentes que quieren cumplir sus obligaciones como corresponde. Docentes y alumnos deben conocer nuestro pasado y nuestro presente para poder dialogar por el futuro. Hay que mejorar cada día. Que así sea.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (XVII)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO


El frondoso y meloso árbol de las palabras guaraníes tiene una gran sombra fresca sobre la nación guaraní, donde se reúne alrededor del tereré la población paraguaya, a dialogar sobre sus intereses.


La lengua guaraní vive, entre la lengua castellana y portuguesa en el Mercosur. En el medio de estas dos lenguas, debe crecer o emerger desde sus profundas raíces, sin sostenerse, por ninguna de las dos lenguas mencionadas. No necesita. Y para eso tiene un pueblo talentoso.


Y para mejorar la calidad de vida en el país, se debe mejorar la producción nacional.  Necesitamos una educación de nivel. Que debe ir mejorando y no retrocediendo. La nación tiene que crear y dejar de copiar. Siempre nos falta seriedad y responsabilidad. Se hace lo que no se debe hacer y siempre se niega. 


Una opinión preventiva, conociendo la idiosincrasia paraguaya. Tiene que ser La Academia de Lengua Guaraní, una institución notable, respetada por la calidad humana y por la solvencia intelectual de sus miembros, mujeres y hombres.


Los enemigos de la lengua nativa de la Patria, que se creen poseedor  del espíritu de Maquiavelo, reunidos en grupos compactos, en distintas instituciones, hacen de las quintas columnas, producen sabotajes a los proyectos  y proyección de nuestra lengua nativa, marginando a sus mejores exponentes.


Por los barrios de ciudades y pueblos del país, hablan negativamente por nuestra dulce lengua guarani. Siempre adoran los de afuera y desprecian lo nuestro. Esa gente dejan de ser paraguaya sin llegar nunca a ser gringa. Ya inútilmente. Porque nuestro tiempo, va generando un nuevo amanecer, como una florida visión, en este nuevo despertar de la humanidad.


Los profesionales de la adulación, como los aficionados e improvisados,  suelen quitar ventajas de sus artes, abundan en nuestra sociedad. En especial, aquellos que no reúnen méritos o que dudan de sus propios méritos, siempre esperan un empujoncito para saltar adelante y ocupar el espacio que no le corresponde.


La politiquería y la mediocridad, son las dos caras de una moneda falsa, que a mucha gente le gusta hacer circular, es un autoengaño, para confundir a la población, pero al final debe ser usada, para apoyar como siempre, un proyecto vacío para sus propios intereses.


La excelencia es enemiga de esta gente, postrada ante el poder de turno, para recibir las orientaciones políticas o las manipulaciones, que se deben realizar, para frenar cualquier intento de la academia de levantar cabeza, para conducir el crecimiento y el desarrollo de la lengua guaraní.


La sociedad, es un campo político. No podemos escapar de las políticas, que vienen sobre nosotros, de todos los sectores. Hay políticas internas, que se generan del gobierno y de la oposición, como de  los grupos de presión, que son varios.


Las políticas externas se generan en todo el mundo, vienen de las potencias por distintos medios, como las políticas generadas alrededor de nuestras fronteras. Todas las políticas nos afectan, no podemos estar sin políticas, que hay siempre, de defensivas y de ofensivas.


Pero, la Academia de Lengua Guaraní, nunca se tiene que desnaturalizar, intentarán convertirla en un organismo auxiliar de los partidos políticos, que siempre están interesados, naturalmente de copar cualquier institución.


Bueno, las ideologías no se quedan atrás, porque también penetran las instituciones y en las personas que pueden cambiar sus formas de pensar. Sabemos que hay presiones que ejercen las ideas y las acciones sobre el pensamiento de la gente.


Hay que cuidar la naturaleza de las instituciones. Es una manera de cumplir el compromiso con responsabilidad. Es una manera de hacer patria. Es una simple opinión para cuidar los detalles. Los miembros de la academia deben ser maestros y no aprendices, pero sorpresa también tiene la vida.  


Es frecuente que la politiquería genere acciones y maniobras para desacomodar a algunos y acomodar a otros en sus reemplazos.


No podemos olvidar las series de batallas que se dieron al comienzo de la década del setenta, entre tradicionalistas y algunos partidarios de la renovación o de la línea más científica.


Las intrigas, un género muy apreciado por la politiquería criolla, genera nubarrones y jabonadas bajo los pies de los distraídos, pero las intrigas no dejan de fluir,  circulan a veces con mucha presión como para derrumbar a cualquiera. Muchos encumbrados se enredaron con las intrigas y se fueron a pararse en la llanura.


El ámbito de la Academia de Lengua Guaraní, no puede ser un escenario político, donde se tenga que realizar las pulseadas ideológicas y políticas. 


Tampoco, se debe admitir las persecuciones políticas, de las politiquerías criollas, que no respetan nada ni a nadie,cuando quieren lograr sus objetivos de aplastar o desplazar a sus adversarios. 


La política criolla ha inutilizado a  las dos primeras academias, donde integraban mucha gente extraña a la lengua guaraní.


Tampoco será fácil luchar contra las claques, que naturalmente surgen cuando aparecen intereses y ambiciones. Es una vieja pasión de los mediocres.


Tenemos una ciudadanía reprimida por siglos, como también muy auto reprimida. No tenemos tradición democrática, respiramos el autoritarismo,  que es parte también de nuestra cultura, aunque negativa.


La democracia se hace con democracia, siendo una persona justa velar por la misma justicia, practicando la tolerancia, respetando las libertades, poniendo en acción la solidaridad, mejorando cada día nuestra educación y nuestra cultura.


Nos hace falta practicar la tolerancia y la fraternidad. En especial con aquellas personas que no se pueden alinear con nuestros pensamientos. Hay que evitar subestimar a los compañeros y compañeras, porque siempre hay motivos  para tomar esa actitud.


Los chismes que se mueven velozmente a las espaldas de las personas afectadas no engendran nada bueno. Otros circulan por debajo de las mesas como informaciones desinformadoras.


Nos hace falta más seriedad y responsabilidad. Nuestro compromiso con la lengua guarani debe ser honorable. Las maniobras políticas indebidas, de  los adelantamientos, pueden ocasionar situaciones desagradables, como suceden en los asfaltos,  en cualquier parte.


Tenemos que tener fe por lo nuestro y demostrar madurez. Hay que evitar y no generar la duda y la desconfianza. Las personas inmaduras, cuando se complican, quieren simular con desentendimientos y distracciones, que no se pueden ocultar.


De una vez por todas, hay que tener siempre mente positiva, para poder trabajar con plenitud por la lengua guarani. Que así sea siempre.



ALMA  GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (XVIII)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.


Las palabras fluyen desde las almas. Dejamos abierta la puerta del corazón a la Lengua Guaraní. Hay que volver a tener palabra. Mantener la pureza de la palabra. Descubrir las bellezas de las palabras. La vida plena genera lenguaje bello. Cuando se pierde la palabra desaparece la belleza interior. El hombre y la mujer sin palabra no llegan a ser humano.  


Pero qué se espera de una Academia de Lengua Guaraní. Será una conductora de las enseñanzas y de las promociones que necesitan instalarse en las instituciones públicas y privadas  en todo el país.


Una ley obliga y no recomienda. La Ley se impone. Una Ley genera obligaciones a la población. Nadie debe eludir a la Ley. Hay penas. Multas y prisiones. Nuestra nación debe recuperar esa seriedad que se había perdido.


Corresponde al secretario despachar los asuntos de trámite y los asuntos burocráticos de la academia. Redactar las actas de las sesiones de la institución y firmarla con el visto bueno del presidente director, después de ser aprobada. Dirigir las correspondencias de la institución y dar cuenta de ello en las sesiones. Redactar la memoria anual y presentarla a la academia en la sesión correspondiente.


Coordinar las actividades de las distintas delegaciones. Además cumplir fielmente los cometidos que se confieran por los reglamentos y acuerdos de las sesiones de la Junta Nacional de Conducción. Al Tesorero corresponde recaudar a favor de la institución y efectuar los pagos correspondientes.


Presentar rendición de cuentas trimestralmente a la academia, sin perjuicio de hacerlo cuando sea requerido, a la Junta Nacional o al presidente. Al vicesecretario corresponde sustituir al secretario en su ausencia. Despachar los asuntos de trámite de acuerdo con el presidente/o secretario, según se proceda.


Remitir por orden del presidente a todos los miembros el acta de la sesión anterior y la convocatoria de la sesión inmediata, con el orden del día de los asuntos a tratar en ella. Colaborar con el secretario en la coordinación del trabajo de las delegaciones.


Al señor gerente corresponde colaborar con el secretario en la coordinación de los trabajos de las delegaciones. Sustituir al tesorero en su ausencia. Despachar los asuntos de trámite de acuerdo con el presidente o con el tesorero, según se proceda.


 Atender en el domicilio de la Academia el despacho normal de los asuntos y la gestión del personal. Gestionar las relaciones de carácter laboral de los empleados, de las Delegaciones y del personal contratado para los proyectos. La incumbencia del Bibliotecario: Conservar y ordenar libros, manuscritos y documentos de la Institución.


Facilitar tales libros, manuscritos o documentos conforme a las normas que se establezcan en reglamento especial. Dar cuenta en cada sesión, de las nuevas adquisiciones.


Las Juntas de la institución podrán ser ordinarias y extraordinarias, públicas o privadas. Todos los meses se celebrarán las reuniones, y a ellas deberán asistir todos los académicos de número. En caso de no poder hacerlo, deberán excusar su ausencia. Los Académicos eméritos no estarán obligados a asistir a las mismas.


En las sesiones privadas ordinarias se tratarán cuestiones internas y cuestiones académicas. Cuando se traten cuestiones académicas, podrán asistir también los académicos honorarios y correspondientes, con voz, pero sin voto.


Las sesiones públicas se celebrarán con motivo de la recepción y toma de posesión de los nuevos académicos de número, homenajes, conmemoraciones y actos, en general, que a juicio de la Junta Nacional de Conducción, deban ser revestidos de especial solemnidad.


Las decisiones se tomarán par mayoría, y, en su caso, con el quórum que especialmente se determina en los Estatutos. Bastará que así lo solicite un Académico de número para que la votación sea secreta.


Los académicos de número que justifiquen su imposibilidad de asistir a la sesión podrán emitir su voto por escrito o por medio de otro miembro de número, debidamente autorizado al efecto.


Los académicos eméritos no podrán hacer uso de esa facultad. En caso de empate, el Presidente tendrá voto de calidad. Cuando el Presidente-Director y el Vicepresidente no asistan a la sesión, será  presidida por el Académico de número más antiguo o por el que tiene más edad.


El Secretario será sustituido en caso de ausencia par el Académico de número de más reciente nombramiento.


Cuando se trate de asuntos previamente declarados importantes por el Presidente-Director será preciso que la propuesta obtenga, en primera convocatoria, la mayoría absoluta de los votos de los académicos de número; en segunda convocatoria, en cambio, será suficiente con la mayoría simple.


Tratándose de asuntos no declarados importantes, bastará que así lo pida un Académico de número para que queden sobre la mesa hasta la siguiente sesión. Simplemente algunas sugerencias. Que así sea.



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (XIX)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.

                  

La Lengua Guaraní está floreciendo con una nueva mentalidad de la gente, que no perdió su amor a la patria. Hay que estudiar y cultivar las lenguas que hablamos. Hay que buscar la excelencia y no caer en la mediocridad. Nuestros hijos e hijas, nuestros alumnos y alumnas tienen que ser mejores que nosotros, padres y maestros, así también  como de vosotras, madres y maestras.

 

Nuestra educación y nuestra cultura rumbo a la excelencia. Vamos hacia una nueva humanidad. La civilización del amor no será ninguna utopía.

 

Es importante seguir pensando y sugiriendo a la nueva Academia. Los nombramientos de los nuevos académicos. Deben ser especialistas en lengua guaraní. Investigadores, docentes, literatos, ensayistas, gente con experiencia en la creatividad.

 

Hay que tener cuidado con los figurones. Qué hacer con las recomendaciones y presiones políticas, que pueden surgir en cualquier despacho. Muchas maniobras se hacen por debajo de las mesas, mientras se generan distracciones por todos los lados, para hacer lo que no se debe hacer.

 

Al rango de los Académicos honorarios, pertenecerán a aquellas personas, que en opinión de la Academia hayan prestado servicios eminentes a la lengua guaraní.

 

Para su nombramiento se requerirá propuesta escrita de dos académicos  y la subsiguiente aceptación del pleno en sesión académica.

 

Las publicaciones. La Academia publicará un boletín periódico, donde figurarán, juntamente con trabajos lingüísticos y literarios, las actas y acuerdos de la institución. Asimismo, editará trabajos que concuerden con sus fines.

 

La lengua guaraní es una lengua viva hablada por el pueblo, al mismo tiempo que una muestra de las primitivas lenguas de nuestras Américas, como tal, ha atraído la atención de eminentes especialistas que se han consagrado a ella con sus estudios e investigaciones.

 

Por ser vehículo de una civilización de la que constituye testimonio vivo, representa un valor de extraordinario interés cultural y humano. Cuyo estudio profundo  podrá ser revelados del todo los fundamentos y los primitivos derroteros de la civilización sudamericana, sin ella no podrá  ser esencialmente comprendida.

 

Pero junto a esa, preocupación por conservar y fomentar la cultura y la lengua transmitida, por un pueblo, está también la de promover su desenvolvimiento en todos los órdenes, tanto en el puramente literario o como en la investigación o en el desarrolla de las técnicas.

 

Para ello, se hace preciso que el idioma tenga acceso a los centros de enseñanza y a los medios escritos y audiovisuales de difusión, con la imprescindible adaptación de su léxico a las terminologías modernas.

 

La Academia de Lengua Guaraní tiene por fines: Investigar y formular las bases gramaticales del idioma guaraní. Dar orientaciones y normas para el cultivo literario del mismo. Inventariar su léxico. Laborar por la formación de un lenguaje literario unificado en léxico, gramática y grafía.

 

Valorar y velar por los derechos de la lengua.

 

Trabajar en la capacitación de la lengua, a fin de que ésta pueda ser medio de expresión de la comunidad, en todos los niveles. Fomentar la ode concursos literarios y didácticos.

 

Promover los estudios de filología y lingüística impulsando la creación de cátedras de lengua y literatura guaraní en todo el país.

 

Como institución consultiva oficial en materia de lengua, expedir los oportunos certificados, informes y dictámenes. Es una labor que realizan  todas las academias de lengua del mundo.

 

El compromiso de todos los miembros de la  academia,  debe ser trabajar con creatividad, con seriedad y responsabilidad. Y la patria puede estar agradecida. Que así sea.



ALMA GUARANÍ. ACADEMIA DE LENGUA GUARANÍ. (XX)

POR EL PROF. DR. PEDRO ESCURRA FRANCO.

 

Las artes y los deportes son los caminos para vencer a la ignorancia y a la corrupción. Desarrollar talentos es la tarea. Disciplina y organización.  Cultivar la inteligencia creativa. Aspirar siempre a la alta competencia. Victoria sobre sí mismo para poder asimilar derrotas en la vida para poder construir nuevos triunfos en cada ocasión.


Las universidades deben desarrollar las ciencias. Necesitamos más escritores y escritoras en lengua castellana y en lengua nativa. Nuestra rica cultura espera. Hay que luchar para que nuestra nación, ya no sea un cementerio de talentos. 


Nuestra dulce lengua nativa genera más conciencia ciudadana al aumentar las palabras, generando conceptos en  dos lenguas, potenciando las ideas, abriendo caminos hacia una nueva evolución, porque de esta manera poseemos dos fuentes de sabiduría.


Vamos a seguir con las sugerencias. La Academia de lengua guaraní, debe coordinar con todos los municipios y las gobernaciones departamentales, promoviendo la tarea de realizar los concursos literarios en guaraní. Sean cuentos, novelas, ensayos, poesías y teatro. Etc.


Los concursos de oratoria en guaraní  ya no se deben postergar en escuelas y colegios, como clubes de barrios. Los canales de televisión y las radios deben tener sus espacios para promover a la lengua guaraní y a la gente del pueblo, con su música, con su canto y su lengua nativa. Para eso tenemos una Ley de Lenguas.


Formación significa conocer y dominar las dos lenguas de nuestra nación. Guaraní y la castellana. La persona que no domina las dos lenguas tiene desventajas en Paraguay. Después aprender el portugués y el inglés, como mínimo. Conocer la historia y la geografía de nuestra nación y del mundo.


Saber las principales disciplinas artísticas. Conocer a los pensadores de la humanidad y de la patria. Hay que valorar todas las ciencias como disciplinas que se usan para fortalecer la educación y la cultura. Hay que salir del espacio de la ignorancia, con el esfuerzo personal.


Hay que enseñar en las escuelas y en los colegios, que hay que tener una biblioteca personal o familiar en la casa. Una casa sin biblioteca, sin internet y sin celulares, ya no es un hogar, en nuestro tiempo. La ignorancia alimenta a la pobreza, atrae los vicios, los errores y las maldades. No hay que olvidar que hay ignorante ilustrado o titulado.


Desde siempre, la mediocridad ha afectado a la humanidad. No es novedad. El rechazo a nuestra identidad, como a la Lengua Guaraní es una expresión de la ignorancia y de una ideología caduca que se arrastra. Solamente en la sabiduría hay liberación total del ser humano.


Existen las contradicciones. No es novedad, que una persona intelectual se aproveche de su ignorancia para rechazar la lengua guaraní.


De alguna manera, la Academia, debe estimular la participación de los niños y de las niñas como de los jóvenes de todas las escuelas y colegios de la nación, otorgando algunos  reconocimientos honoríficos a los participantes. 


La Academia de Lengua Guaraní debe estar presente y firme en todo el país, tanto en la educación y en la cultura. Los miembros que por algún motivo no puedan seguir trabajando con plenitud deben solicitar sus retiros de las actividades y seguir colaborando de acuerdo a sus posibilidades.


A veces nos quieren engatusar con el bilingüismo el monolingüista. Para que haya bilingüismo, es menester que las dos lenguas tengan el mismo desarrollo en una nación. 


El ejemplo del tren. Si tenemos un tren que debe recorrer 406 Km. 


Necesitamos dos vías de 406 kilómetros, en el mismo nivel ambas vías, que necesitan los mismos cuidados y mantenimientos, lo que tiene uno tiene que tener el otro.


Cualquier anormalidad afectará al tren, que se puede averiar o descarrillar, que pasará, si una de las vías está más alta que la otra y si no tienen la misma extensión las dos vías. La lengua castellana tiene una vía larguísima y la lengua guaraní tiene una vía bien cortita. A trabajar por la vía de la lengua Guaraní.


Si entre las dos lenguas, suceden los problemas de las vías, se va descarrillar como siempre nuestra educación paraguaya,  que siempre se empujó a su tren sobre una sola vía, viveza criolla sirviendo a la estrategia colonial.


Podemos decir también que nuestra educación guaraní siempre anduvo con una pata castellana, porque la pata guaraní fue mutilada por los partidarios del colonialismo.


Siempre tuvimos una educación defectuosa o una educación especial, para que nunca el pueblo paraguayo se desarrolle integralmente, sino parcialmente, como quieren los colonialistas, que te hablan de civilización, cuando te quieren enterrar en la ignorancia y en la pobreza. Hasta una lengua castellana mal hablada y mal escrito quisieron pasar como lengua guaraní. Simplemente una vergüenza.


Muchas almas paraguayas renunciaron a su tierra sin salir de la nación guaraní, vagan por el mundo, cada día se identifican con las superficialidades, que vuelan como modas pasajeras, perdieron sus raíces, sus valores, gente que se pierde a sí mismo, en medio de sus riquezas o de sus pobrezas.


La Patria necesita de gente bien nacida, necesita de sus patriotas. Es un problema del corazón o del amor, es un problema cultural por la falta de una buena educación.


Que la Academia de Lengua Guaraní, sea madre y maestra en nuestra nación del buen decir y del buen hablar, para que el bienestar nacional sea una realidad, que nuestra patria sea una tierra sin mal, dentro de poco, con el esfuerzo de todas mujeres y de todos los hombres de nuestra nación. Que así sea.



 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
HISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOBILLETES DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMÚSICA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011
LITERATURA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA