PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JOSÉ DE LA CRUZ AYALA (ALÓN)
« Volver
JOSÉ DE LA CRUZ AYALA (ALÓN)


Datos biográficos:

AYALA, JOSÉ DE LA CRUZ : Periodista. Oriundo de Mbuyapey, nació el 13 de setiembre de 1863. Fueron sus padres don José del Rosario Ayala y Escolástica Bareiro. Quedó huérfano de padre siendo muy pequeño. Apenas contaba cinco años, cuando su padre y su hermano mayor fueron bárbaramente asesinados.

Los Ayala se habían instalado en Mbuyapey, cuando el 7 de febrero de 1810, don José Ignacio Ayala (abuelo paterno de ALÓN) adquirió más de siete mil hectáreas de tierra.

Don Juan Ignacio Ayala hizo levantar la propiedad que hasta hoy existe, bautizada por la gente del lugar como "Ayala Guasu".

Del matrimonio Ayala-Bareiro nacieron: Juan Bautista en 1844, asesinado con su padre en 1869 y Demetrio en 1846. Manuela en 1849, madre de los mellizos Emilio y Eligio, este último presidente de la República. Manuela falleció a los 106 años en 1955. Lázaro en 1851; Ceferino en 1859 (falleció en 1922); Remigio en 1861 y José de la Cruz, nacido en 1863 y muerto en el exilio en 1892; José del Rosario en 1866. En el "Semanario" de Asunción del 26 de agosto de 1865, bajo el título "Actos de Filantropía y Patriotismo de Mbuyapey" aparecen los nombres de los padres de Alón, como contribuyentes a favor de la causa nacional.

La infancia de José de la Cruz, se desarrolló paralela a los episodios dolorosos de la guerra de la Triple Alianza. Aprendió las primeras letras en su pueblo natal y fue becado por el pueblo de Mbuyapey, para proseguir sus estudios en el Colegio Nacional de la Capital que había sido creado en 1877. Los alumnos, entre los que se encontraba Alon, hicieron un curso preparatorio en el Colegio Municipal, dirigido por el brillante intelectual, Facundo Machaín, que supo despertar ideales superiores en las conciencias de estos jóvenes. Al poco tiempo el Dr. Machaín caía injustamente preso y sería asesinado -con los grillos puestos- en compañía de los presos políticos a quienes defendía. Esto dejaría profunda huella en sus discípulos.

Alón integró el grupo de bachilleres en Ciencias y Letras de 1882.

Se recibieron con él en aquella oportunidad, Gerónimo Pereira Cazal, Cleto Romero, Inocencio Franco, Cecilio Báez, Indalecio Sánchez, Indalecio Aquino, José Irala, Emilio Saguier Cabañas, Zenón Cristaldo, y Nicolás Mazó.

Posteriormente Alón fue nombrado sub celador del Colegio Nacional y ganó por oposición la cátedra de Historia Griega, Romana, Edad Media y Moderna con tan solo 20 años.

Este concurso de cátedra generó gran expectativa pública y fue el primero en Asunción. Era Director del Colegio Nacional el Dr. Benjamín Aceval y los nombramientos se hacían por Decreto del Poder Ejecutivo.

Participó en la fundación del Centro Democrático en julio de 1887

Firmaba primeramente con el seudónimo JOSÉ DE CONCEPCIÓN, que posteriormente cambiaría por ALÓN, de gran resonancia en el periodismo paraguayo.

José de la Cruz Ayala fue periodista de El Heraldo y su pluma fue muy crítica e intransigente. El primer artículo publicado en El Heraldo con el seudónimo de Alón fue del 6 de mayo de 1884.

Justo Pastor Benítez se refería a Alón en estos términos: "Escribe, combate critica y censura con insólita valentía, en aquellas horas primarias de la democracia paraguaya. Alón es un hombre de guerra del medioevo. Solo que en lugar de lanza usa la pluma y su palenque lo constituyen las siete columnas de un diario."

Alón puso de moda en Asunción el sombrero de alas anchas, llamado también alón o aludo que desplazó a los otros modelos que se usaban. Su seudónimo pudo haber derivado de ahí. Transcribe Pesoa un artículo firmado por Argos en La Democracia del 10 de junio de 1884. "Alón, barbilampiño pero de continente grave, ostenta en las calles su chapeau de grandes alas, dándose ínfulas de escritor". Prosigue señalando que el sombrero de alas anchas exteriorizaba inconformismo y era usado por intelectuales y artistas. Este nombre de Alón se erigiría en bandera de luchas por la democracia.

Asociaciones políticas y periódicos llevarán su nombre.

Otro detalle que muestra su gran temple: "Ante un libelo de acusación pública al director de "El Heraldo" por artículos publicados vinculados al Ministerio de Hacienda sobre la falta de cumplimiento de publicaciones mensuales de balances de tesorería, el editor del periódico, Giménez Martín, estaba por ser condenado cuando la voz de Alón resonó con firmeza en la sala de reunión de la Cámara de Diputados, señalando: "Ese hombre es inocente... Yo soy Alón! asumiendo públicamente sus responsabilidades públicas y periodísticas."

Y siguieron las polémicas sobre los artículos de Alón en "El Heraldo ", que causaron gran impacto en la opinión pública. Los alumnos del Colegio Nacional lo apoyaban incondicionalmente.

La consecuencia inmediata fue su destitución de la cátedra de Historia de dicho colegio por un Decreto firmado por el Presidente de la República Bernardino Caballero.

Al poco tiempo un editorial de "El Heraldo" anunciaba la partida de Alón para el destierro.

"Este ilustrado joven paraguayo, profesor de Historia del Colegio Nacional, separado de sus clases ganadas por oposición, por decreto del 28 de junio pasado, ha partido hoy para Buenos Aires en el vapor "Río Paraná". Dedicado desde su infancia al estudio, siempre demostró en los exámenes anuales poseer un talento vivo, penetrante, y en su carácter una conducta íntegra e independiente. Ayala es una de las esperanzas de su patria, su única aspiración es regenerarla, no mediante revoluciones sangrientas por el terror sino por la del pueblo y la práctica de la libertad. Gran colaborador de este diario.... Rápido ha sido su paso por la prensa paraguaya, pero luminoso y terrible como un rayo, y eso cuando apenas cuenta veintidós años de edad. Guíale el pensamiento de continuar sus estudios de derecho en la capital de la República Argentina... Deseamos a José de la Cruz Ayala salud y suerte fuera de su patria", 10 de julio de 1884.

Cuando asumió el poder el 24 de noviembre de 1886 el General Patricio Escobar, ofreció amnistía a los emigrados políticos y Ayala pudo regresar en junio de 1887. Fundó en julio de aquel año, acompañado de los señores Antonio Taboada, José Zacarías Caminos, Juan A. Aponte, Fabio Queirolo, don Víctor Soler y don Juan Bernardo Dávalos el partido Centro Democrático que en setiembre del mismo año, había adoptado como órgano oficial del Partido Liberal el periódico “El Imparcial”, fundado meses atrás. Ayala fue director y jefe de Redacción del mismo.

También colaboró con "El Independiente" a partir de 1889, y firmaba con el seudónimo JOSÉ DE CONCEPCIÓN.

Se lanzó como candidato a Diputado por el 13° Distrito electoral, que incluía Ybycuí, Quyquyhó y Mbuyapey, para las elecciones de febrero de 1891, con un programa legislativo expuesto en un manifiesto.

Esos distritos fueron víctima de atropellos por las fuerzas opositoras. Eran tiempos de elecciones teñidas en sangre. Ayala se escondía en casa de amigos. Fueron famosas las cartas que envió al periódico "La Democracia" desde su escondite. La última "Desde el infierno" la escribió en casa de Adolfo Saguier y anticipa con profética visión los avatares políticos que se avecinaban en este país. Tuvo que escaparse nuevamente a la Argentina. Murió en el exilio, en la ciudad de Paraná el 29 de enero de 1892. Alón dejó profunda huella en los espíritus de sus contemporáneos.

Además de periodista fue un creador. Su obra literaria plasmada en "La Leyenda del Urutaú" "La Leyenda Guaraní" y "La Leyenda del Diluvio" fueron muy valoradas por las crónicas periodísticas de la época.

La noticia de su desaparición generó una reacción de gran congoja en todo el país. A su muerte se creó una comisión de "homenajes para Alón" integrada por ilustres compatriotas como don Manuel Gondra, Indalecio Aquino, Amancio Insaulrralde y Manuel Domínguez. Esta comisión designó a su vez a Manuel Gondra como redactor de la biografía de Ayala. Ellos señalaron en aquella ocasión: "Ayala por sus virtudes cívicas, constituye una gloria para la República entera que llora hoy con su muerte la pérdida de su hijo predilecto, y sobre su tumba, podrían escribirse estas palabras del poeta:

"No es sepulcro el sepulcro sino templo A los que mueren dándonos ejemplo" Los restos de Alón quedaron en la Argentina durante muchos años. En octubre de 1925, fueron repatriados en apoteósica recepción de sus compatriotas. El presidente de la República, Eligio Ayala, encabezó la comitiva que depositó la urna funeraria en el Panteón de la Sociedad “18 de Octubre”, del Cementerio de la Recoleta.

Fuente: FORJADORES DEL PARAGUAY – DICCIONARIO BIOGRÁFICO. Realización y producción gráfica: ARAMÍ GRUPO EMPRESARIAL. Coordinación General: Ricardo Servín Gauto. Dirección de la obra: Oscar del Carmen Quevedo. Tel.: 595-21 373.594 – correo: arami@rieder.net.py– Asunción-Paraguay 2001 (716 páginas).

 

 

JOSÉ DE LA CRUZ AYALA (ALÓN) : Este soldado de la democracia, tempranamente desaparecido, fue uno de los fundadores del Partido Liberal. Oriundo de Mbuyapey, había nacido el año 1864. Su primera infancia transcurrió durante los cruentos años de la guerra y los penosos de la posguerra. Niñez triste, desgarrada por la tragedia. Cinco años contaba cuando su padre y su hermano mayor fueron bárbaramente asesinados.

José de la Cruz Ayala estudió en la escuela de su pueblo, de ese agreste Mbuyapey que ha dado al país tantos hombres ilustres, hasta que pudo venir, en 1877, al Colegio Nacional de Asunción como becado interno permaneciendo en tal carácter hasta que finiquitó su bachillerato, en 1882. Allí cimentó una sólida amistad con Cecilio Báez, que debía durar toda su vida. Desde su época de estudiante, era muy aficionado a la lectura, especialmente a la de los clásicos griegos y romanos. Devoraba con insaciable avidez cuando libro caía en sus manos.

Apenas egresado del Colegio Nacional, ganó por concurso la cátedra de Historia Griega, en las mismas aulas que frecuentara como alumno, y comenzó su actividad periodística. Colaboró en El Heraldo, diario de combate editado por el español Jiménez Martín y el argentino Manuel Curuchet. Escribía con el seudónimo de José de la Concepción, que habría de cambiar luego por el de Alón que le dio celebridad. No era hombre de doctrina, pero fue en cambio un gran periodista de combate. Su estilo incorrecto era incisivo y vigoroso.

El director Jiménez Martín fue procesado ante el Senado por uno de sus artículos; pero José de la Cruz Ayala se declaró responsable de lo escrito. El desafío político al gobierno le costó ser reclutado como soldado y enviado al Chaco. Algunos meses después pudo escapar y refugiarse en el Chaco argentino cruzando la frontera del río Pilcomayo.

Más tarde retornaba al país subrepticiamente y, desde su escondite en casa de un amigo de Asunción, enviaba a La Democracia sus artículos titulados Cartas del infierno. Pero tuvo que huir nuevamente para no regresar. Embarcó disfrazado en un buque de carga y se radicó en la ciudad de Paraná, donde falleció el 29 de enero de 1892, a los veintiocho años.

José de la Cruz Ayala "no es maestro sino un combatiente - opina de él Justo Pastor Benítez-. Ni un pensador que predica, sino un demócrata que escribe y habla porque tal es su derecho, y en su defensa puede morir. Su verdadera obra fue su vida, justificada por la forma de gastarla, dignificada por el sacrificio. La vida del hombre serían un capítulo de zoología si un fin superior no la elevara".

BIBLIOGRAFÍA

Justo Pastor Benítez: Ensayo sobre el liberalismo paraguayo.

Gómez Freire Esteves: Historia contemporánea del Paraguay.

Carlos R. Centurión: Historia de las letras paraguayas.

Fuente: CIEN VIDAS PARAGUAYAS Por CARLOS ZUBIZARRETA. Prólogo a esta edición CARLOS VILLAGRA MARSAL. Prólogo a la 2ª edición de 1985 ALFREDO M. SEIFERHELD. Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Paraguay. Biblioteca Bicentenario Nº 6. EDITORIAL SERVILIBRO. Asunción – Paraguay. 2011 (240 páginas)

 

 

JOSÉ DE LA CRUZ AYALA, que firmara ALÓN en la mayoría de sus artículos periodísticos, nació en Mbuyapey el 13 de noviembre de 1863 y murió en Paraná, Argentina, el 28 de enero de 1892. En opinión de Blas Garay, la LEYENDA GUARANÍ, que publicara en 1884, "fue espléndida primicia de su talento literario, que infundió esperanzas que su agitada vida y su temprana muerte han impedido viéramos realizada". Pero, donde la garra del escritor se manifestó en plenitud fue en su batallar de periodista. En 1891 apareció en La Democracia la famosa serie de cartas, conocidas por el título de la penúltima de ellas, DESDE EL INFIERNO, que hemos elegido para titular el presente volumen, que contiene la obra completa del autor, reunida por el doctor MANUEL PESOA.

José de la Cruz Ayala fue una personalidad vigorosa, que dejó profunda huella en el espíritu de sus contemporáneos más allá de los límites contingentes de su militancia partidaria. A su muerte recibió el homenaje de partidarios y adversarios, que reconocieron en él una figura nacional. Esta edición incluye una biografía del autor, escrita por Manuel Gondra, y un Apéndice con artículos publicados con motivo de su muerte por Manuel Domínguez, Cecilio Báez, Adolfo Riquelme, Gomes Freire Esteves, Belisario Rivarola y Blas Garay, con lo que el libro acrecienta su valor excepcional de documento de la vida y la cultura de una época en la que el Paraguay convalecía, lenta y dolorosamente, de las heridas de la Guerra Grande.

Con esta entrega, Ediciones NAPA continúa la tarea de rescatar y difundir obras inéditas o injustamente olvidadas, sin otro criterio de selección que la calidad de las mismas, para incorporarlas a la dinámica actual de nuestra cultura y proyectarlas al porvenir.

Fuente: DESDE EL INFIERNO. JOSÉ DE LA CRUZ AYALA (ALON). LIBRO PARAGUAYO DEL MES. Ediciones NAPA Nº 19. Mayo 1982 (209 páginas. Obra de tapa: TEOREMA II de CARLOS COLOMBINO.

 

 

Lectura recomendada: JOSÉ DE LA CRUZ AYALA - PENSADOR LIBERAL. Por CLAUDIO FUENTES ARMADANS. Colección PERSONALIDADES CÉLEBRES N° 4 - Editorial EL LECTOR. Director Editorial: PABLO LEÓN BURIÁN. Coordinador Editorial: BERNARDO NERI FARINA. Asunción - Paraguay. Octubre, 2014 (80 páginas)




    Compartir FB

Cantidad de Obras Registradas: 3


Para Acceder a cada Obra, por favor haga click en la imágen.




 

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

 

 

REPUBLICA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOLITERATURA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYIDIOMA GUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOCASA DEL LA INDEPENDENCIA
MÚSICA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA