El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio Nosotros TV Online Paraguay Contactos Idioma:
Galería de Artes Visuales
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
  Galería de Literatura y Ciencias
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
Powered by
Seguinos:
Manuel Cuenca

  HISTORIA DEL AUDIOVISUAL EN EL PARAGUAY (Por MANUEL CUENCA)


HISTORIA DEL AUDIOVISUAL EN EL PARAGUAY (Por MANUEL CUENCA)

HISTORIA DEL AUDIOVISUAL EN EL PARAGUAY

 

Por MANUEL CUENCA

© 2009

 

1900: PRIMERA PROYECCION CINEMATOGRAFICA EN PARAGUAY.

 

En Paraguay, se realizó la primera exhibición de “vistas de actualidad”, en junio de 1900. Habían pasado sólo cinco años después de la primera proyección pública del cine en el mundo realizada en París, Francia.

Diez fueron las películas exhibidas, en ocasión, en el Teatro Nacional en Asunción, luego Teatro Municipal. Tenían alrededor de cinco minutos de duración, cada una, eran en blanco y negro y mudas: “Juego de niños”, “Artistas de circo”, “Jardín de plantas en París”, “Una doma en México” y “Maniobra de la armada española”, entre otras. Se utilizó un proyector de un argentino de apellido Parraviccini.

Un periódico de la época menciona que, jóvenes de la alta sociedad asunceña, que fueron a presenciar la proyección, armaron disturbios debido a que la proyección languidecía a cada rato, impidiendo una buena visión, como era normal en aquella época. Los jóvenes fueron a pasar la noche en la Central de Policía, al lado del Teatro Nacional.

Proyectores de esa época no utilizaban energía eléctrica. Se generaba, pues, la luz con una sustancia química llamada carburo, que iluminaba por unos minutos la imagen, pero luego se debilitaba. Entonces, el operador cargaba más carburo y la luz volvía.

Luego de este “bautismo” cinematográfico, se habrían seguido realizando proyecciones, en los años siguientes.

 

 

1905 - LAS PRIMERAS FILMACIONES

 

En Paraguay, se filmó desde 1905, diez años después que se realizaran las primeras proyecciones en Paris, Francia y cinco años después de que se realizaran las primeras proyecciones en el Paraguay.

El precursor es Ernesto Gunche, argentino radicado en Paraguay, quien es también conocido por las postales de principios del siglo 20, en el Paraguay. Gunche vino a Paraguay y adquirió la casa de fotos de su compatriota Eduardo San Martín.

Gunche compro una cámara de cajón, con manivela a mano que utilizaba película de 35 milímetros, de un ciudadano alemán. Intentó filmar episodios de la Revolución de 1904. Pero no pudo hacerlo, ya que fue detenido por las dos facciones liberales en pugna. Se refugió en un barco argentino, en la bahía de Asunción. Cuando Gunche nuevamente intentó filmar, su pelo fue chamuscado por un disparo de salva de cañón, que los argentinos hacían a favor de la facción a la cual apoyaban, mientras los brasileros hacían lo mismo, a favor de la facción contraria.

En 1905, terminada la revolución, filmó las primeras películas hechas en Paraguay y las exhibió en el Teatro Nacional (luego Municipal), el 22 de agosto de 1905. Cada película tenía alrededor de cinco minutos, como era normal en esa época. Eran en blanco y negro, y eran mudas ya que todavía no se utilizaban métodos de sonorización.

Las primeras películas fueron documentales que mostraban, según el diario El Paraguayo: “el Mercado Central, el traslado de la Virgen de la Asunción de la iglesia hasta la casa particular, el desfile del marcial Cuerpo de Bomberos al mando del Comandante González, vista donde aparece multitud de personas conocidas, su excelencia el Presidente de la República Dr. Cecilio Báez, en compañía del Ministro de Guerra, Gral. Benigno Ferreira”.

 

 

1905 – 1925: EXTRANJEROS FILMAN EN PARAGUAY

 

De 1905 hasta 1925, numerosos extranjeros realizan documentales en Paraguay.

En 1910, Gunche junto al también argentino Eduardo Martínez de la Pera, filmó documentales sobre las Misiones y sobre las Cataratas del Iguazú y los Saltos del Guaira

En 1917, el misionero británico, W.B. Grupp filmó “Los lenguas, la primera tribu evangelizada del Chaco”, en una misión anglicana, situada cerca de Pozo Colorado. Es la película más antigua filmada en Paraguay que se conserva. Muestra costumbres y tradiciones de los indígenas y cómo los misioneros los “civilizan” enseñándoles nuevos hábitos de higiene, alimentación y prácticas religiosas. En esta película se registra la que podría ser la primera escena cómica del cine paraguayo, en que una mula se resiste a que los misioneros le carguen pesados fardos.

En 1920, un profesor norteamericano W. O. Runcie, filmó yerbales y los Saltos del Guaira, destinadas a clases de geografía. En 1922, hay registros de la Paraguay Films, sin mayores referencias. En la revolución de ese año, se realizaron “vistas del Ejército en Campaña, filmadas por Vicente Scaglione, con gran peligro de su vida”. Las vistas fueron exhibidas en Cine Granados.

En 1922, el alemán Hans Krieg, director del zoológico de Berlín, inicia una expedición al Chaco, desde el Rio Pilcomayo, cerca de la frontera con Bolivia hasta Puerto Suárez sobre el Rio Paraguay. Sus filmaciones fueron reunidas en dos documentales tituladas: “Los indígenas del Gran Chaco” y “Expedition Paraguay”.

En “Los indígenas del Gran Chaco”, se ve la vida diaria de los nivaklé en las riberas del Río Pilcomayo, muy similar a la que habrán llevado antes de su contacto con expedicionarios europeos, pero ya con la incorporación de hachas de metal. Hay una secuencia donde un shamaán “succiona” las enfermedades del cuerpo de una anciana paciente.

En “Expedition Paraguay” se observa el paso del Rio Pilcomayo en carretas tiradas por bueyes, la ciudad boliviana de Villa Montes, las estribaciones andinas, la creciente – probablemente- del rio Timane, gran variedad de flora y fauna, incluyendo a osos hormigueros y ñandu, que corresponderían a la primera expedición de Krieg. Otras imágenes como las de colonos extranjeros (quizás mennonitas) y de un mono perezoso, aparentemente, fueron filmadas en una segunda expedición en 1936, luego de la Guerra del Chaco, que abarcó la Región Occidental del Paraguay y el sur del Brasil.

En 1923/24, Emilio Peruzzi, conocido realizador italo-argentino, filma la documental “Tribus salvajes”, con los indios maka y de Argentina y Paraguay. Fue exhibida con suceso en Sudamérica y Europa.

En 1922/24, el Marques De Wauvrin, científico y documentalista de origen belga, filmó sus incursiones por la Región Oriental y por el Chaco Paraguayo. Estrenó en Paris: “En el corazón de América del Sur desconocida”, “Entre los indios hechiceros”, “Los indios del Gran Chaco”,

“Las cataratas del Iguazú”, “La América exhótica”, “El Paraguay” “Las plantaciones de caña de azúcar en el noroeste de la Argentina”.

Las documentales de De Wavrin, filmadas en el Paraguay, están desaparecidas.

Todas las películas antes mencionadas realizadas por extranjeros en el Paraguay, son en 35 milímetros, mudas, en blanco y negro. A excepción de “Los lenguas...”, “Los indígenas del Gran Chaco” y “Expedition Paraguay”, están desaparecidas - no se puede localizarlas- o se destruyeron con el tiempo debido a su delicado soporte, donde se utilizaba nitrato altamente inflamable.

 

1925 – 1931: PRIMERAS PELÍCULAS HECHAS POR PARAGUAYOS

 

En 1925, se estrena la primera película hecha por paraguayos. Se trata de “Alma paraguaya” sobre la peregrinación a Caacupé, donde aparece Monseñor Juan Sinforiano Bogarín. Fue realizada con una cámara aparentemente adquirida a una frustrada expedición europea al Chaco. La compra fue realizada por Hipólito Jorge Carrón, y sus dos hermanos Agustín Carrón y José A. Carrón.

Hipólito Carrón empezó a filmar con la ayuda de su adolescente sobrino Agustín Carrón Quell, con 13 años, como asistente de cámara. De lo que se tiene noticia, éstos son los primeros paraguayos que filman en el país. Son documentales en treinta y cinco milímetros, mudas, cuyas duraciones varían entre uno y veinte minutos, de acuerdo a los rollos que se conservan.

Los Carrón Quell filmaron: vistas de una “Procesión” (1925), quizás sea una parte de “Alma Paraguaya”; y “La catástrofe de Encarnación” (1926), sobre el tornado que afectó a esa ciudad.

Es importante mencionar que esta película recorrió las poblaciones a lo largo de la vía férrea de Paraguay y Argentina, a fin de recoger fondos para las víctimas de la tragedia.

Accidentalmente nació así el primer cine-móvil ferroviario en el Paraguay.

Los Carrón Quell también filmaron: “Viajes de boy scouts a Brasil, Argentina y Uruguay” (1925-1926), “Manifestaciones frente a la Escuela Militar y Congreso” (1928), “Sepelio de Eligio Ayala” (1930), sobre las exequias del ex - presidente paraguayo, “Revista militar en Campo Grande” y “Desfiles militares” entre Otros

*.*

También en esos años, se filmó una película que muestra detalles de la construcción del Seminario Metropolitano, que fue inaugurado alrededor de1925. Registra momentos en que los fieles católicos traían en donación ladrillos y piedras en carretas, para la Construcción

*.*

En el año 1931, Hipólito Carrón dejó de filmar, por razones de salud, pero siguió haciéndolo su sobrino preferido Agustín Carrón Quell, quien empezó a utilizar el formato de 9 Mm, de mucho menor costo que el de 35 mm. Realizó, en el puerto de Asunción, “Llegada de los cañoneros Paraguay y Humaitá” (1931), “Vistas aéreas de Asunción”, el local del Automóvil Club en la bahía de Asunción, “Jornadas de boxeo en el Parque Morocoa”, “Raids automovilísticos”, entre otros.

 

1932 – 1935: EL CINE DURANTE LA GUERRA DEL CHACO

 

Existen películas que muestran, desde el lado paraguayo, la Guerra contra Bolivia. Fueron exhibidas, tanto en el país como en el exterior, con fines de propaganda favorable a la causa del Paraguay.

Una de ellas muestra la Asunción de la época y la llegada de prisioneros bolivianos; campos de batalla; al Mariscal Estigarribia y sus comandantes y una presentación artística del actor José L. Melgarejo, en las trincheras. Fue filmada en película muda, en blanco y negro.

Se desconoce el nombre de su realizador, aunque Agustín Carrón Quell filmó en esos años la llegada de prisioneros a Asunción

Otra de las películas sobre la guerra con Bolivia, se debe al argentino Roque Funes.

Se trata de una documental de 52 minutos titulada “En el Infierno del Chaco”. Incluye tomas de la firma del tratado de paz entre Paraguay y Bolivia, firmado en Buenos Aires, en 1938.

De las realizadas en Paraguay, esta es la primera película Sonora.

Además del relato y la música, estarían registradas las voces del presidente Eusebio Ayala y del entonces General José Félix Estigarribia, Jefe del Ejército en Campaña

*.*

En agosto de 1935, la empresa alemana UFA, filma el Desfile de la Victoria, realizado en Asunción, dos meses después de Protocolo de Paz, que trajo el cese de fuego en la Guerra del Chaco. La película es en blanco y negro, sin sonido. En ella se puede apreciar la Avenida Mariscal López, donde desfilan tropas a pie y a caballo y piezas de artillería, mientras los espectadores arrojan flores y agitan sus Sombreros

Otros corresponsales extranjeros, realizaron filmaciones en Asunción, al final del conflicto chaqueño.

 

1937 - 1954: EL CINE DE LA POSGUERRA

 

Luego de la Guerra del Chaco, en 1937, se filmó la primera película argumental: “Paraguay, tierra de promisión”. Era una co-producción paraguayo - argentina, hecha en 35 milímetros, con sonido. Fue dirigida por el alemán James Bauer. El guión y la música son del compositor paraguayo Remberto Giménez

Algunas de las secuencias, fueron filmadas en la quinta de la familia Weiler (Hotel del Paraguay), en calles de Asunción, en un conocido bar céntrico.

El rodaje de “Paraguay tierra de promisión” no concluyó; versiones mencionan que fue debido a un romance entre la protagonista argentina Maruja Pacheco Huergo, quién era casada, y su compatriota, un actor de apellido Fromiguet, con quien formaba la pareja protagónica.

En 1938, Agustín Carrón Quell dirigió una documental en ocasión del Congreso Eucarístico Nacional, realizado, durante el gobierno de Félix Paiva.

A partir de 1939, se filman películas en 8 milímetros, blanco y negro, sin sonido. Fueron realizadas por el Dr. Juan Max Boettner, prestigioso médico, musicólogo y compositor. De él, existen imágenes de la ciudad de Asunción; actos políticos, desfiles; tomas del Presidente Higinio Morínigo; un viaje en ferrocarril y barco a San Bernardino; grupo de indígenas; una expedición al Chaco en busca de fósiles de mastodontes; un viaje a Caacupe, el Rio Paraguay, la Asunción del Presidente José Félix Estigarribia (1939) y su sepelio (1940); la llegada del Presidente brasileño Juscelino Kubistchek (1941), además de los viajes de Boettner a países latinoamericanos. Son alrededor de 20 horas totales de filmación.

De los años 40 también provienen registros fílmicos de campañas políticas. Se desconoce el formato, la duración y el realizador.

Además, se conservan películas sobre el ex presidente de la República Eduardo Schaerer y su familia, en Asunción y San Bernardino, incluyendo escenas del traslado - en el tranvía fúnebre - del féretro del ex mandatario, hasta el cementerio de la Recoleta (1941). Estos registros fílmicos fueron realizados por José Manuel Costas Rodríguez, de nacionalidad

argentina, yerno de Schaerer. Costas Rodríguez también filmó al ex Presidente Schaerer y familia en San Bernardino y vistas aéreas de esa ciudad,

En 1947, Agustin Quell filma por primera vez, una operación quirúrgica, la extracción de un enorme quiste a una humilde mujer, todavía en película muda. También realiza la primera película sonora paraguaya, utilizando el sistema de sonido óptico, impreso al costado de la imagen. Fue realizado para una empresa petrolífera extrajera, que realizaba prospecciones en el Paraguay. No se conoce de la existencia de copias de estas películas. Quell también inicia un noticioso para cine, que luego deja de producirse “por falta de apoyo”.

También en el 47, se realiza la documental “Asunción, ciudad de invierno”, realizada por Federico Riera.

El hijo del empresario Esteban Estragó relata que su padre, en 1947/48, forma una empresa con Antonio “Toto” Sacarello, la cual realiza durante un tiempo el noticioso nacional para el cine. En la toma de posesión de Higinio Morínigo, no se les permite entrar en el interior del

Palacio de Gobierno, por lo cual tienen que comprar ese segmento a un extranjero que filmó el acto. El hijo de Estragó señala también que se realizó la filmación de un encuentro de básquetbol, en el estadio Comuneros, en 1947, filmación a la cual él asistió siendo niño, como

“cuidador” de los equipos. Señala que la película no se proyectó para el público, ya que las tomas salieron un tanto oscuras, debido a la iluminación insuficiente del estadio.

En la década de 1947, Juan Max Boettner, realiza la primera filmación a color “Auto nuevo”, en la ciudad de Caacupe y el cerro del mismo nombre. Filma luego tomas en Asunción, el Río Paraguay y Villa Hayes. Rueda también en la Argentina y Estados Unidos. Utiliza película Kodakcrome de 8 milímetros, sin sonido. En esos años, la familia Norment, misioneros de la Iglesia Cristina Discípulos de Cristo, realiza filmaciones en 8 mm – color; una secuencia muestra la ruta de acceso al Cerro de Caacupé.

En la década del 50, se realizó una documental en las la colonias mennonitas del Chaco Central. Se ven carretas tiradas por bueyes, colonos trabajando en la agricultura, plagas de langostas y tumbas de los pioneros.

*.*

En 1954, se realiza “Codicia”, la primera co-producción paraguayo argentina, con los paraguayos Jacinto Herrera, estrella del cine argentino, Sarita Antúnez, Roque Centurión Miranda y Leandro Cacavellos. Esta película cuenta con música del maestro Herminio Jiménez e incorpora diálogos en guaraní. Fue filmada en película de 35 milímetros, en blanco y negro.

El presidente de la República, Federico Chaves, asistió a la filmación de la primera secuencia de esta película, en la ciudad de San Antonio (aproximadamente a 24 km de Asunción), lo cual demuestra la importancia que el gobierno daba a la actividad fílmica, al menos a esta película.

En 1954, se filma en las localidades de Asunción, Concepción y Puerto Casado, durante maniobras militares. Es un film sonoro, en blanco y negro y que hace una apología del gobierno del Gral. Alfredo Stroessner, que había subido al poder durante el proceso de montaje de esta película, razón por la cual, Stroessner no aparece.

En diarios archivados en la Biblioteca Nacional de Asunción, se señala que esta documental fue posible con la cooperación de las Fuerzas Armadas del Brasil y el Comando de Transmisiones de las Fuerzas Armadas de Paraguay

*.*

Con el gobierno de Stroessner, se reinicia el Noticioso Nacional, a mediados de la década de 1950. Es en 35 milímetros, blanco y negro y con sonido óptico. Se exhibe obligatoriamente en todos los cines antes de la película principal.

Existe una documental de la visita del dictador Alfredo Stroessner a Santiago de Chile, alrededor de 1956. Es recibido en el Palacio de La Moneda y luego asiste a un majestuoso desfile en una céntrica avenida, donde aparecen tropas, armas livianas y Pesadas

*. *

Se realiza otra co-producción con la Argentina: “El trueno entre las hojas”, (1957), con diálogos en español y guaraní, subtitulada en español. Fue dirigida por el actor y director argentino Armando Bó, que realizaba el papel protagónico junto a los actores paraguayos Ernesto Báez, Rafael Rojas Doria, Alejo Vargas, Victorino Báez Irala, Aníbal Romero, los músicos Eladio Martínez y Martín Leguizamón, y los indígenas de la comunidad Maká. El rodaje se realizó en la comunidad de Fassardi y en las riberas del Río Paraguay. La debutante Isabel Sarli –ex Miss Argentina- aparece con los senos desnudos en un arroyo, lo cual produjo un escándalo. Esta fue una película pionera, en cuanto a desnudos, en la filmografía de Paraguay y Argentina.

En 1958, se filma en Asunción un cortometraje argumental “Pequeño hombre se levanta” (16mm, color) una producción de la Oficina de Servicios de Ultramar de la Sociedad Cristiana Misionera, de los Estados Unidos. Contó con la actuación, entre otros, de Juan Barrios y Esther de Aveiro. En esos años, misioneros de la Iglesia Cristiana Discípulos de Cristo realizan filmaciones en 16 mm color.

En 1958, el Noticioso Nacional realiza su primera filmación a color, en 35 milímetros, en ocasión del ascenso al segundo periodo presidencial del Gral. Stroessner

Durante ese año se filma la ceremonia de fundación de Puerto Presidente Stroessner, denominada luego Ciudad del Este. Posteriormente se registra la construcción de la ruta que une este puerto con Asunción, la del puente que lo une con Brasil y la de la represa de Acaray.

Posteriormente, se realizan otras co-producciones con la Argentina, entre las cuales se encuentran: “En la vía” (no se llegó a estrenar) y “La sangre y la semilla” (1959), en español y guaraní, con subtítulos en español, con la actuación de Ernesto Báez, Carlos Gómez, Emigdia Reisófer, Mercedes Jané, Mario Prono, Rafael Rojas Doria y César Álvarez Blanco.

Durante la década de 1960, José Palazón realiza numerosas filmaciones de la vida cotidiana y de viajes, al igual que otras familias paraguayas. Muchas de estas películas están perdidas o deben ser rescatadas, ya que muestran la forma de vivir y el Paraguay de la época.

En 1961, se filma en Paraguay otra de las películas del dúo Armando Bó-Isabel Sarli: “India”, en la que actuaron nuevamente los indígenas de la comunidad maká y fue rodada en su asentamiento, que entonces estaba ubicado en las riberas del Río Paraguay, en Zeballos Cué.

Debido a los controles que impone la naciente dictadura de Stroessner, el director argentino Lucas Demare, decide no filmar en Paraguay la película “Hijo de Hombre” (conocida también con los nombres “La sed” y “Choferes del Chaco”, 1961)

*.*

En 1962, se filma la coproducción con Argentina “La burrerita de Ypacarai”, en 35 milímetros, cinemascope y color, protagonizada por la estrella argentina Isabel Sarli y el paraguayo –conocido mundialmente- Luis Alberto del Paraná, quien actuó y se también encargó de la música. Esta película fue dirigida por el argentino Armando Bo.

Durante ese mismo año, se filma en el Puerto de Asunción y en el humilde barrio de la Chacarita, parte de la producción franco-italiana “Rata de América” con el famoso actor y cantante francés, Charles Aznavour y la francesa Mary De Laforet. Entre los actores paraguayos estaban Zuny Joy, Sara Gimenez y el joven Richard Badouh. La producción en Paraguay estuvo a cargo de Enrique Tomás Salomón, ligado al gobierno del dictador stroessner. Era foquista un argentino, Agustín Royg, quien en esa época era propietario de la “Panadería del Sur” en Rio Blanco (luego República de Colombia) y Antequera. “Rata de América” se presentó en el Festival de Cannes (Francia) en 1963, junto a renombradas películas como “Il Gatopardo” del consagrado director italiano, Luchino Visconti.

La película se proyectó durante unos cinco días en un cine céntrico de Asunción, pero luego fue retirada. Existen versiones que sostienen que las causas se deben a que para el dictador Stroessner, la película no reflejaba la realidad del país bajo su gobierno. El personaje de Charles Aznavour, por ejemplo, aparece acostado en una hamaca en un rancho de la Chacarita y al fondo se puede ver el Palacio de Gobierno. Semejante contraste habría sido moles toso para el dictador, quien era celoso de la imagen que Paraguay pudiera proyectar en el exterior. Por otra parte, el argumento involucra al país en un caso vinculado con las guerrillas de izquierda, y eso era inaceptable desde una óptica oficial.

En la década del 60, hay varios intentos de argumentales paraguayas, hechos por el argentino radicado en Paraguay, Agustín Royg (ex foquista de “Rata de América”). En “El amante inoportuno” actuaron Armando Rubin y Alexis Casco Pane, entre otros. No llegó al proceso de sonorización. Era en película de 16 milímetros, en blanco y negro.

Otra realización “Adiós a mi valle” con Los Compadres (Rafael Rojas Doria y César Álvarez Blanco) no pudo ser concluida ya que la imagen vibraba por una desincronización que se produjo en los mecanismos de la cámara, durante la filmación.

En 1965 llega la televisión abierta al Paraguay, con el Canal 9. Se empieza a utilizar películas de 16 mm en blanco y negro, para sus noticieros. Generalmente son mudas, con relato en vivo realizado en estudio. En algunos casos se utiliza el Audicom, película de 16 mm que tenía una

banda magnética, cinta parecida a la que se utilizaba en la grabadoras de sonido, para registrar allí el audio.

También en los años sesenta, un sociólogo francés Dominique Francois realiza las documentales “Kuarahy Ohechá” (sobre una familia campesina) y “Manohára”; otra sobre el leprocomio Santa Isabel de Sapucai, en 16 mm, negro y blanco, sonido óptico.

Asimismo, en esa década se abre la Escuela de Medios Modernos de Comunicación de la Universidad Católica, bajo la dirección el Padre jesuita Francisco De Paula Oliva

Se realizaron cortometrajes en 8 mm. que eran destruidos luego de su exhibición para evitar que cayeran en manos de la policía de Stroessner.

Se anuncia un Festival de Cine Estudiantil. Se empieza la filmación de algunos proyectos, pero al parecer no se culmina por las restricciones políticas de la época. El entonces estudiante Juan Pastoriza inicia la filmación de un cortometraje en Ypacarai, en 1971.

También en la década del sesenta, surge un grupo de cine experimental encabezado por Carlos Saguier, e integrado por el actor Antonio Pecci y el periodista Jesús Ruíz Nestosa, entre otros. Filman, “Francisco”, “La silla” y “La costa”. Su realización más destacada es el mediometraje en blanco y negro, y en color “El Pueblo” (1969), que obtuvo excelentes críticas en Europa. Debido a la represión política de la época, las copias fueron escondidas y el grupo se disolvió.

Paralelamente, Guillermo Vera realiza una serie de documentales con apoyo del gobierno y entes vinculados. Vera había estudiado cine en España y le tocó actuar en varias coproducciones europeas. A su vuelta realizó “Luna de miel en Paraguay”, “La caza y la perdiz”, “Safari en el Chaco”, “La represa de Acaray”, “Paraguay, tierra de progreso”, “Estampas de Asunción”, “Oikove don Bosco”, “Crisol de gloria” y “La voluntad de un pueblo”.

Alrededor de 1970, Alberto Lares, realiza la documental “Alto Paraná”, en película color de 16mm., con la actuación de la cantante Juanita Colmán, ganadora del primer concurso de canto de la televisión paraguaya.

Existe una filmación de principios de la década del 70, donde aparece el entonces ex presidente Natalicio Gonzalez y su esposa, en una recepción en la ciudad de México. Se trata de una filmación muda, en 16 mm., a color.

En 1971, un equipo de la televisión italiana (RAI) filma un especial sobre Paraguay, en blanco y negro, 16 mm, sonoro. En uno de los segmentos se reconstruye el 1 de marzo de 1870, antes de la batalla final de Cerro Corá, en la Guerra contra Argentina, Brasil y Uruguay. Roberto De Felice encarnó al Mcal López y Edda de los Rios encarnó a Madame Lynch. Entre otros actores se encontraba Manuel Cuenca (con 14 años), quien encarnaba a un guardia del Mcal López. El rodaje se realizó en la entrada del predio que luego ocupó el Hotel Itá Enramada, a orillas del Río Paraguay, en las cercanías de la capital paraguaya. Fue exhibida en un programa que conmemoraba el Día de los Héroes (1 de marzo), por Canal 9 de Asunción.

*.*

En 1973 se realiza un corto en 16mm, blanco y negro, mudo, que sirve de inicio a la obra teatral “Pescados Comidos” una creación colectiva del Grupo Ensamble, dirigido por Víctor de los Solares.

El proyecto Marandú, realiza un cortometraje a color y 8 mm. “Tekojoja” con guión de Alcibíades González Del Valle, sobre el concepto de propiedad en el mundo indígena y en la cultura occidental, con el Teatro de Títeres de la Misión de Amistad. Esta producción contó con la asesoría de los antropólogos Miguel Chase Sardi y Marilín Rehndfelt. La realización fílmica estuvo a cargo de Jorge Roux y del cineasta español radicado en Paraguay, Angel Llorente. El proyecto Marandú realizó otras filmaciones sobre reuniones de pueblos indígenas y danzas de etnias del Paraguay.

El Agregado Cultural francés Maurice Elbaz realiza un cortometraje, 8mm, color, sonido magnético, sobre los mitos del Paraguay.

En el año 1977, en la cátedra de Técnica y Estética de Cine, a cargo del padre Jesús Montero Tirado, se realizan cortometrajes, entre ellos dos basados en cuentos de Mario Halley Mora.

“Los dos diarios” de Manuel Cuenca, en 8 mm, color, con sonido magnético, contó con la actuación de María Inés Rodríguez y Miguel Ángel González. “Calaito Sosa” de Carlos Flores y Oscar Torrents, fue filmada en dos versiones, una en 8 mm color, con cámara de Leonardo Miño, y otra en 16 mm blanco y negro, con cámara de Vicente Marsal. Actuaron Luis Ughelli y Beatriz Avalos, en los roles principales. Debido a la falta de recursos económicos, la película quedó inconclusa.

En esos años, egresan de la Escuela de Cine de Moscú, los paraguayos Augusto Giménez (guionista) y Galia Giménez (directora). Debido a las restricciones de la dictadura no pueden volver al país. En la Escuela de Cine de Moscú, Galía había realizado cortos y mediometrajes en 16, 35 y 70 mm. Entre ellos dirigió “La Venganza”, que transcurre en Latinoamérica; fue filmada en Georgia y doblada al castellano.

En 1978, se estrena el primer largometraje de producción paraguaya “Cerro Corá”, del director Guillermo Vera, protagonizado por Roberto De Felice y Rosa Ros. El director de fotografía, el camarógrafo y el encargado de efectos especiales eran argentinos. A partir de allí, todas las películas hechas en Paraguay, serán en 35 mm y en color. Posteriormente, Vera realiza “Kapanga” (1981) con producción del brasilero Tony Vieyra.

En 1978, se filma la co-producción paraguayo – brasilera “El amante de mi mujer” con la actuación de la princesa alemana Ira Von Fustemberg. El productor por la parte paraguaya fue Alberto Lares.

Carlos Saguier realiza documentales sobre la construcción de las represas de Itaupú y Yacyreta, utilizando películas color de 35 mm. Con ese mismo formato realiza comerciales para las salas de cine, que son exhibidas en 16 mm y en blanco y negro, en la televisión.

*.*

En 1979, se deja se usar películas de 16 mm en la televisión de Paraguay, ya que se generaliza la utilización de videocaseteros portátiles, de ¾ de pulgadas, para la realización de notas en exteriores. Ese mismo año, Alberto Lares, dirige el largometraje documental “Cómo se construye una nación”.

A causa de la represión creciente del gobierno militar en la Argentina, interrumpe sus estudios de cine en Córdoba, Luis Casco Pane, para volver al Paraguay, donde realiza trabajos en 8 y 16 mm. Realizó “Un día, un niño” (1979, inconclusa), junto a Ray Armele, Augusto Riquelme y Marcial Ruíz Díaz, con la actuación de Juan Ramón Benítez. Fueron utilizadas películas en 16 mm., blanco y negro.

Gregorio López Grenno, filma las documentales “De barro y fibra de coco” (1981); “Paula Sánchez, ceramista” (1982) y “Poncho de sesenta listas” (1983), en película super 8, color, con sonido.

Los alumnos de la Universidad Católica forman el Taller Universitario de Cine (TUC), donde se realizan “El beso” (1982/83), 8mm, color, sonido magnético, con guión de Beatriz Pompa, quien integraba el grupo junto a Luis Ughelli, Reinaldo Martínez y Pedro Caballero Galoppo, Darío Elías, Blanca Massare, Leonardo Miño, Oscar Torrents, Carlos Flores, José Luis De Tone, entre otros. En “El beso” actuaron el niño Pablo Ardissone (hijo del actor José Luis Ardissone), Alejandra Mora (hija de la actriz Hedy González Frutos), y la modelo Cynthia Paredes. Fue filmada en la casona de la Flia Mantero-Da Costa, en Aregua.

El TUC también llegó a filmar la producción “La escalera” (1983), que quedó inconclusa. Fue realizada en Super 8, color, sonido magnético.

Hugo Gamarra, retorna al país luego de estudios de cine en los EE.UU. y dirige la documental “Peregrinación a Caacupé” (1983), en película color, 16 mm, que conoció de dos versiones, una en español y otra en inglés.

En la década del 80 se filman en Paraguay varias películas extranjeras: “República guaraní” de Silvio Back (Brasil, 1981), “Noites paraguayas” de Aloysio Paulino (Brasil), Tupasy Caacupé-Sendero de Esperanza” de Lázaro Ochoa (Paraguay-España), “La guerra del Paraguai” de Silvio Back (Brasil, 1986), “Los corruptores”, conocida también por “Os corruptores da fronteira” o “Amor salvaje” (Brasil –Argentina, 1988), “La bailanta” (Argentina, 1987), “La pantera desnuda” (Brasil), “Vicios de mujer”, “Iván, el brujo”, “Un paraguayo en apuros” y otros (Paraguay – España, 1983).

En 1981 se inicia, la filmación de la co-producción argentino-española “Zama” dirigida por el argentino Nicolás Sarquís. Estaba ambientada en la época de la colonia española, y protagonizada por los conocidos actores españoles Juan Pardo y Charo López. La dirección de fotografía era del paraguayo Carlos Saguier.

La dictadura de Stroessner les dio permiso de rodaje, seis meses después de instalado en Asunción el equipo de producción, impidiéndoles el rodaje en monumentos públicos e iglesias.

También surgieron conflictos con el Centro Paraguayo de Teatro (CEPATE), que nucleaba a los actores que trabajaban en la película. Por esta razón el rodaje se suspendió definitivamente antes de su conclusión. Este fracaso tuvo otras consecuencias, como el caso de la famosa película “La Misión”, cuyos productores desistieron de filmar en Paraguay, dados aquellos antecedentes. Otros casos, como el de “La guerra de un hombre” (que trata sobre el caso del asesinato de Joelito Filártiga), no pudieron ser rodados en Paraguay por motivos políticos.

En 1988, la directora germano-argentina María Louise Àleman, dirige un taller en el Instituto Paraguayo-Alemán de Asunción. Como resultado se produce un corto en 8 milímetros (color), titulado “Fabricaciones”. La realización aludía, simbólicamente, a la dictadura de ese momento.

En la escena final, se realizan, por primera vez en el cine de Paraguay, desnudos frontales masculinos, con los actores Manuel Cuenca, Beto Ayala y Carlos Torres, junto a Alejandra Siquot que ya había realizado antes un desnudo total para el video de Bernardo Ismahoewitz “Mi sueño no tiene sitio”.

Luego de la caída de la dictadura, vuelven al Paraguay los hermanos Galia y Augusto Gimenez, pero no filman hasta mediados de la década del 90.

Se filma la película suiza “Desencuentros”, de Leandro Manfrini (1992), con la actuación de José Luis Ardissone, Gustavo Calderini, Humberto Gulino, Elisa Godoy y otros. Trascurre en los años cincuenta y evoca la presencia del sabio Moisés Bertoni en el Paraguay.

Se filma la co-producción paraguayo-sueco-chilena “Miss Amerigua” (1993) dirigida por el chileno Luis Vera, con la participación de actrices y actores paraguayos y extranjeros residentes en el país.

Juan Carlos Maneglia, con la co-dirección de Tana Schembori realiza en la década del 90, el cortometraje “Amor basura” rodada en 35 milímetros. Estos directores, realizan dos cortometrajes más, esta vez en 16 milímetros en la Escuela de Cine de Nueva York, donde también filma un cortometraje Gabriela Zucolillo.

Se filma la co-producción paraguayo-brasilera “El Toque del oboe” (1998) dirigida por el brasileño Claudio Mc Dowell. Gana varios premios en el exterior.

A finales de la década del 90 se realizan las primeras películas digitales paraguayas, filmadas en video U-Matic (3/4 de pulgadas) pero ya con edición digital en computadora. Se trata de “De paso por la vida” de Carlos Benegas y “El portón de los sueños” (Vida y obra de Augusto Roa Bastos) (1998), de Hugo Gamarra. “De paso...” es un mediometraje de 60 minutos, sobre la vida del poeta de principios del siglo 19, Alejandro Guanes, protagonizada por José Luis Ardissone. “El portón...” es un largometraje de documental ficción protagonizado por el escritor Augusto Roa Bastos.

A partir del año 2000, se intensifica el uso de las técnicas digitales para la realización de películas. Durante el 2000 y el 2001, con la producción de Manuel Cuenca, Galia Giménez dirige “Réquiem por un Soldado” una historia original de Augusto Giménez. La película está protagonizada por Manuel Rodríguez, Clara Giménez, Manuel Cuenca , Víctor Bohbout Chavez y Emilio Barreto.

En el 2002, con la producción de Ramón Aguayo de la empresa “PY Entretenimientos”, Galia Giménez dirige y estrena “María Escobar”, su segundo largometraje, con la actuación de las debutantes Julia Gómez y Ruth Ferreira, el actor de teatro popular Avelino Ruiz Díaz y Christian Pérez (“Réquiem por un Soldado”). El guión de Galia Giménez está basado en una idea original de ella misma, de Manuel Cuenca y Ramón Aguayo.

En el 2002, “Réquiem por un Soldado” y “María Escobar” son seleccionadas y participan en el Festival de Cine Latinoamericano de Washington, organizado por el American Film Institute y la Organización de Estados Americanos (OEA). “Réquiem por un Soldado” tiene su estreno mundial en ese Festival.

En el 2002, Enrique Collar filma “Miramenometokei” (Espinas del alma), su primer largometraje y lo estrena en mayo de 2003, luego de pasar por los Festivales de Toulouse (Francia), Chicago (Estados Unidos) y el Festival de Cine Pobre (Cuba). Posteriormente se presenta en el Festival Latinoamericano de Cine de Washington, D.C. y en muchos otros festivales.

En el 2004, “Réquiem por un soldado” de Galia Giménez es presentada en el Festival de Cine Latinoamericano de Toulouse, Francia y habilita la Sala de Cine MERCOSUR del Congreso Argentino, en Buenos Aires; también se exhibe en el Instituto de Estudios Latinoamericanos de Berlín, Alemania.

En el 2005, “María Escobar” de Galia Giménez participa del festival de Cine Latinoamericano de Chicago, Estados Unidos.

En el año 2006, se estrenaron los largometrajes digitales “Acople” y “Derecha – Izquierda” (Augusto Netto y Rafael Cohan), “Tierra roja” (Ramiro Gómez), “Carimea” (Ray Armele) y “Cándido López, los campos de batalla” (José Luis García) (Argentina-Paraguay) “Hamaca paraguaya”, de Paz Encina, realizada en 35 mm. obtiene el Premio de la Crítica Internacional, del prestigioso festival de Cannes (Francia).

En el 2007, se estrena las películas digitales “Profesión cinero”, de Hugo Gamarra y “Tierra roja”, ésta última es premiada en el Festival de Cine de Mar del Plata. También se exhibe en Asunción, en una función privada para actores y técnicos, el tercer largometraje digital de Galia Giménez, “El Invierno de Gunter” adaptación de la novela de Juan Manuel Marcos, ambientada en los años 70, durante la dictadura stronista. La película está protagonizada por Ruth Ferreira (“María Escobar”), Shirley Giménez y Emilio Barreto (“Réquiem por un Soldado”). “El invierno de Gunter” de Galia Giménez se presenta en el Festival de Cine Latinoamericano de Sao Paulo, Brasil.

*.*

El Mercado Central o Mercado Guazú estaba ubicado en una de las cuatro plazas denominadas posteriormente De los Héroes, donde luego se erigió el busto a Juan E.O’Leary, rodeada por las calles Independencia Nacional, Palma, Nuestra Señora de la Asunción y Estrella.

La “casa particular sería la de su mayordoma, perteneciente a la familia Haedo (Chile entre Palma y Presidente Franco). A su lado se instaló el célebre Lido Bar. La casona Machain fue demolida, en la segunda mitad del siglo 20, para habilitar un estacionamiento.

El Cuerpo de Bomberos de la Policía fue creado en 1905. Ya en la Argentina, junto a Martínez de la Pera, dirigió clásicos del cine argumental argentino, entre ellos “Nobleza Gaucha” (1915), restaurada en Buenos Aires, a principios del siglo 21.

Los S. Del G desaparecidos a finales del Siglo 20, con el llenado del embalse de la represa de Itaipú.

El cine Granados (Estrella entre Alberdi y 14 de Mayo, de Asunción), se convirtió en el Hotel “Granados Park”, alrededor del año 2000

La edición final de estas dos documentales fue realizada recién en la década de 1950, en Alemania, luego de la muerte de Hans Krieg. La etnóloga radicada en Paraguay, Branislava Susnik – fallecida a finales del siglo XX – conoció a la viuda de Krieg, en Alemania, quien le confirmó la existencia de estas películas.

Algunos de los descendientes de Emilio Peruzzi quedaron a vivir en el Paraguay.

De Wauvrin se consagró como el gran documentalista del cine internacional, con su realización: “En el país del escalpado (¿)”, ya sonora, filmada en Ecuador, Brasil, Perú y Chile, en la segunda parte del de la década de 1920. Es la única que se conserva de este realizador.

Las documentales realizadas por De Wavrin, en Paraguay y Argentina, Habrían sido llevadas a Alemania durante la ocupación nazi a Bélgica, durante la Segunda Guerra Mundial. De allí habrían sido llevadas a Rusia, cuando tropas de ese país ocuparon Alemania, al final de la Segunda Guerra.

*.*

A la muerte de Hipólito Carrón, en 1939, los herederos vendieron las películas en positivo, la filmadora y el proyector a una persona que realizaba funciones de cine en el interior del país.

Los familiares sólo conservaron negativos y algunos positivos en 35 mm, que el exhibidor no habría tenido interés en comprar. Luego de 1980, los rollos fueron rescatados del garage, a la muerte de Hipólito Carrón. Las filmaciones de 35 mm se encontraban resecas y pegadas, por lo que necesitaban de una urgente labor de restauración para recuperarlas de una pérdida total. Hasta entonces, sólo se conocían dos fotos copiadas de sus fotogramas. Eran veinte rollos, con una duración total de alrededor de dos horas. Recién entre los años 2004 y 2005 fueron restauradas “Procesión” y “Manifestación frente a la Escuela Militar y Congreso”, en el prestigioso Instituto Francés del Film. En el 2007 se restauraron “Sepelio de Eligio Ayala” y “Desfile militar”. El historiador Carlos Pussineri Scala, mencionaba que el proyector de los Carrón se encontraría en la ciudad de Concepción; pero hasta el año 2007 no fue localizado.

Según relato de la historiadora Margarita Durán Estragó, quien, en los años 90, asistió a una proyección del filme, juntamente con miembros de la Comisión de Arte Sacro del Arzobispado de Asunción. Lastimosamente, no se sabe adonde fue a parar el rollo. Tampoco se conoce el formato, duración y nombre del realizador. Quizás haya sido filmada por los Carrón-Quell.

Este formato, de origen francés, dejó de utilizarse con el tiempo.

Este local estaba ubicado en las calles Mcal. López y Brasil, frente a la propiedad donde se instaló la Casa Argentina.

En los años 70, se grabó un relato, con la voz de Humberto Rubín, que no nunca llegó a sincronizarse como banda sonora de la película.

Roque Funes nació el 1 de diciembre de 1897 en Buenos Aires. Fue director de fotografía de noventa películas del cine mudo y sonoro de la Argentina, hasta 1964, cuando cumplió 77 años. “En el infierno del Chaco” fue la única película que dirigida por él. Falleció el 15 de junio de 1981, en Buenos Aires, a los 94 años de edad.

Esta película utilizó el sistema Vithaphone, con el cual se inició el cine sonoro en el mundo, con discos de 75 revoluciones por minuto, que se colocaban en un gramófono o tocadiscos, unido al proyector a través una polea. De esta manera, se podían sincronizar el relato y la música con las imágenes.

Durante la Guerra del Chaco, el fotógrafo boliviano, Luis Bazoberri García filmó cinco mil horas sobre la contienda. Para este rodaje, en el frente boliviano, se utilizó una cámara de poca capacidad de cinta, en blanco y negro y sin sonido. A causa del riguroso clima del Chaco, sólo se conservaron – al final de la guerra – tres mil horas de la realización inicial.

Existen también otras producciones bolivianas sobre la contienda.

Por su parte, el Noticioso Alemán de cine realizó la cobertura del conflicto, que incluye batallas como la de Toledo, con imágenes de trincheras, aviones y soldados con máscaras antigás.

Según datos históricos, en la Guerra del Chaco se habría utilizado gas mostaza o elementos similares. Estos documentos cinematográficos se conservan en archivos alemanes. En Hollywood, se realizó la película “Alas sobre el Chaco” (1934) que plantea el romance de una paraguaya con un piloto boliviano. Fue filmada en los Estados Unidos. Ya que no existía aún el subtitulado ni el doblaje a otro idioma, la película se filmó en dos versiones, una en español y otra en inglés.

Héctor Velásquez, quien fuera gerente de Prensa de Canal 9 de Asunción, había traído de Alemania una copia de esta documental, que permaneció en su escritorio hasta su fallecimiento en 1982, desconociéndose luego su destino. Se trataba de un rollo en 16 milímetros, blanco y negro, mudo, de alrededor de 3 minutos.

Con esta película, por primera vez en Paraguay, se registra el sonido en cinta magnetofónica, para después transformarlo en una señal óptica que se imprime en el filme, a un costado de las imágenes.

James Bauer, dirigió películas en Alemania que, incluso, fueron distribuidas en los EE.UU. Huyendo del nazismo, llegó a España donde también dirigió algunos filmes.

Luego se trasladó a Sudamérica donde realizó una película en Paraguay y otra en Argentina.

Remberto Giménez, destacado compositor paraguayo, autor de los arreglos del Himno Nacional Paraguayo.

En la década del 40, la historia del Paraguay ocupa lugar en una película argumental argentina titulada “Su mejor alumno”. Es en 35 milímetros, sonora, en blanco y negro. Trata sobre la vida del hijo de Domingo Fautino Sarmiento, personalidad argentina de siglo 19. En la película se ve la muerte de este joven en la batalla de Curupayty, a la que son dedicados diez impactantes minutos, durante la Guerra de la Triple Alianza (1865 –1870).

Existe una documental brasileña, que registra una visita del Presidente Natalicio González al Brasil, durante su corto gobierno (1948 y 49), luego de la trágica revolución de 1947. En esta filmación se escucha la voz del Presidente paraguayo.

Este hecho era siempre recordado por el actor Aníbal Romero. Federico Riera es más conocido como compositor musical.

En el archivo del coleccionista argentino Roberto Di Chiara, se conserva una copia en 16 mm, en blanco y negro, de esta documental con sonido óptico, con relato aparentemente de un argentino.

Una copia de este material fue traída de Chile por Héctor Velásquez, ex gerente de prensa y presentador de noticieros de Canal 9 de Asunción, fallecido en 1982.

También ese año, llegan por primera vez a Asunción, una cámara y monitores de televisión, que colocados en las vidrieras de un comercio, mostraban el interior del negocio con sus productos.

Una copia, en 16 mm se encuentra en el archivo del coleccionista Di Chiara.

La realiza en Río Hondo, provincia argentina de Santiago del Estero. Del guión se ocupa el escritor paraguayo Augusto Roa Bastos y actúan varios artistas paraguayos; entre ellos, Jacinto Herrera (astro en el cine argentino) Carlos Gómez y Alberto Lares, junto a la estrella argentina Olga Zubarry y el actor español Francisco Rabal. Gano el premio a la mejor película iberoamericana y mejor actriz en el Festival de San Sebastián (España).

En 1963, se producen el primer intento de televisión por circuito cerrado o por cable. Desde un segundo piso de un comercio de la calle Estrella de Asunción, se transmite programas en vivo, por cable, a vidrieras de negocios situados en la manzana. Se utilizó la cámara de un argentino que llego a Asunción. Los cables se extendieron a varios negocios de los alrededores, quienes prestaron su auspicio comercial. Se utilizaron alrededor de 25 televisores. Eran aparatos traídos por paraguayos que habían vivido en el exterior, para cuando hubiera televisión en el Paraguay.

A mediados de los años setenta, la dictadura expulsó al padre Oliva del país, quien retornó al Paraguay luego del golpe de estado de 1989.

Unos años después, escribió el guión de la película “Volver a Empezar”, galardonada con un premio Oscar a la mejor película extranjera.

Fuente: http://www.recam.org/_files/documents/historia_de_cine_paraguayo.doc.pdf

Registro: ENERO 2010

 

 

 

 

 

 

Como se vería esta obra en tu Sala?

Selecciona un color de la pared:

HISTORIA DEL AUDIOVISUAL EN EL PARAGUAY (Por MANUEL CUENCA)


Rompecabezas (Entretenimiento)


HISTORIA DEL AUDIOVISUAL EN EL PARAGUAY (Por MANUEL CUENCA) 

 




Compartir FB

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

Portal Guarani © 2013
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486, Celular: 0981 564-220 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal Portal Guarani, Ganador Doble del WSA