PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
RAIMUNDO ROLÓN VILLASANTI


  UNA BATALLA DE 50 DÍAS (CAMPO VÍA) - Por el GRAL. RAIMUNDO ROLÓN


UNA BATALLA DE 50 DÍAS (CAMPO VÍA) - Por el GRAL. RAIMUNDO ROLÓN

UNA BATALLA DE 50 DÍAS

QUE CULMINÓ CON LA ACCIÓN DE CAMPO

“GILBERTO LÓPEZ”

(CAMPO VÍA)

23 DE Octubre al 11 de diciembre de 1933

GRAL. RAIMUNDO ROLÓN

Asunción – Paraguay

1969 (48 páginas)

 

 

GRAN VICTORIA DE CAMPO VIO A NIVEL DE ALTO MANDO

 

         El General Don Raimundo Rolón nos ha entregado para su publicación en nuestras páginas un importante trabajo con el título del acápite. El es una de las reliquias que todavía nos resta de aquel glorioso núcleo de soldados insignes que asumieron la responsabilidad de la Conducción Superior de la Guerra del Chaco; junto con el General José Félix Estigarribia y el Coronel Juan Manuel Garay, quienes ya se encuentran en el más allá, con la aureola de haber sido los factores máximos de nuestras victorias. Fue el colaborador abnegado, sereno y capaz que desde su puesto de Jefe del Departamento de Operaciones del Estado Mayor del Ejército en Campaña, participó en la preparación de los planes operativos y se convirtió en el vigilante incansable y leal del estricto cumplimiento de las órdenes, para hacernos alcanzar las rutilantes metas de múltiples victorias de que la Historia habrá de ocuparse en el devenir de los tiempos.

         Estas brevísimas líneas no pretenden ser su presentación ante nuestros lectores,

puesto que él es, tal vez, y sin tal vez también, harto conocido en nuestros medios intelectuales y castrenses, tanto por su destacada actuación durante la pasada contienda bélica cuanto por sus enjundiosas obras ya publicadas en base a copiosa y fidedigna documentación acumulada y pacientemente ordenada por él animado de un espíritu naturalmente previsor, metódico y estrictamente justiciero.

         El fragmento que ponemos a la estampa en este número es sólo un anticipe de su hermoso y documentado trabajo cuya lectura proporcionará al lector una visión de conjunto admirable de la preparación y ejecución de la Gran Victoria de Campo Vía en nivel de Alto Mando.

         Esta brevísima nota es apenas la expresión de nuestro reconocimiento a este gran soldado por el insigne privilegio que nos dispensa al encomendarnos la publicidad de su enjundioso y bien documentado trabajo, que el lector podrá hallar el resto de su extensión, en nuestro próximo número.

 

 

 

INDICE

 

I. - Organización.

II. - Personal Superior.,

III. - Antecedentes de la Batalla:

l . - El Presidente de la República autoriza al General Estigarribia a pasar a la ofensiva. 2. -El Conductor explica a los Comandantes dulas Grandes Unidades sus intenciones operativas:

IV. - Desarrollo:

1. - Se cumple la 1° Parte del Plan de Batalla, el 16 de noviembre de 1933.

2. - La primera etapa de la maniobra envolvente: Hasta el 3 de diciembre de 1933.

3. - El General Estigarribia asume personalmente el mando de la maniobra.

4. - El Conductor ordena la acción de Gondra para apoyar la maniobra del ala derecha. Los bolivianos evacuan Alihuatá.

5. -la Rendición en Campo Vía.

V. - Resultados: Repercusión diplomática de la rendición en Campo Vía. El armisticio.

 

 

UNA BATALLA DE 50 DÍAS

Que culminó con la acción de Campo

"GILBERTO LOPEZ» (Campo Vía)

        

         «El éxito de la batalla completa consiste en la suma total de los éxitos

en todos los encuentros parciales».

 Clausewitz

 

 

ORGANIZACIÓN EN EL TEATRO DE OPERACIONES (T. O.)

 

         Estamos a mediados del XVº mes desde que se había decretado la movilización general para hacer frente al "casus belli" provocado por el artero ataque del Destacamento Moscoso a nuestro Fortín "Carlos Antonio López", cuya heroica víctima fue el Cabo 1º. Olivorio Talavera, desaparecido, y siendo su fosa alegórica tan inmensa, como inmenso es el espacio territorial del Chaco Paraguayo.

         La Región Occidental fue declarada como Teatro de Operaciones y la Oriental como Zona del Interior. En Octubre de 1933, José Félix Estigarribia había ascendido a General de Brigada y era Comandante en Jefe del Ejército del Chaco (Comanchaco) desde fines de Abril de 1933.

         El Comandante en Jefe del Ejército del Chaco dependía constitucional, orgánica y administrativamente del Sr. Presidente de la República, a la sazón el Dr. Eusebio Ayala. Otros órganos de dependencia indirecta, técnica y administrativa eran el Ministerio de Guerra y Marina a cargo del titular Dr. Víctor Rojas, el Estado Mayor General, etc.

         Los órganos de mando del General Estigarribia eran su Estado Mayor con los 4 clásicos Departamentos, los Directores de los Servicios y Reparticiones Militares, el I, II, III Cuerpos de Ejércitos, la Guarnición de Bahía Negra, el Destacamento del Sector Pilcomayo y su Reserva estratégica.

         Había además dos Directores de Etapas, una en la línea Pto. Militar-Nanawa y otra en el Sector Casado que abarcaba las corrientes logísticas desde Puerto Pinasco a Puerto Sastre en el interland.

         El Alto Mando del Ejército Paraguayo contaba con el siguiente personal:

        

         PERSONAL SUPERIOR

 

Comandante en Jefe del Ejército en el Chaco (Comanchaco). Gral. de Brig. don José Félix Estigarribia

Jefe del Estado Mayor del Comanchaco: Tcnel. Inf. Juan Manuel Garay

Jefe del I Departamento del Comanchaco: Cap. Nav. Rómulo Masi

Jefe del II Departamento del Comanchaco: Cap. Arq. Tomás Romero Pereira

Jefe del III Departamento del Comanchaco: Mayor Art. Raimundo Rolón

Jefe del IV Departamento del Comanchaco: Mayor Inf. Fermín Casco E.

Cmdte. del I Cuerpo de Ejército (I. C. E.) Cnel. Inf. Juan B. Ayala

Jefe del E. M. del I. C. E. Mayor Inf. Higinio Morínigo M.

Cmdte. II. C. E. Tcnel. Inf. Alfredo Mena

Jefe E. M. Cap. Aparicio Miranda N.

Cmdte. III C. E. Cnel. Luis Irrazábal

Jefe del E. M. Tcnel. Gilberto Andrada

Inspector General de Etapas: Mayor Enrique Oliver

Intendente General del Ejército: Sub. Int. Mil. 1º. Cl. Eugenio D. Martínez

Jefe del Servicio Sanitario: San. Dr. Carlos Díaz León

Director General de Etapas: Casado Sub-Int. Mil. 1º. Cl. César Molina

Director General de Etapas Sector Nanawa: IIº. CI. Alejandro Doldán G.

Director de Fortificaciones: Oral. Div. H. C. Nicolás Ern

Director del Material de Guerra: Tte. 2o. Mar. Justo P. Ayala Rojas

Director de Aviación en Campaña: Cap. P. A. M. Leandro Aponte B.

Director de Comunicación en Campaña: Cap. Guillermo Gatti

Comandante D.1 Mayor Rafael Franco

Comandante D. 2 Tcnel. Paulino Antola

Comandante D. 7 Tcnel. José A. Ortiz

D.8 Tcnel. José F. Cabrera

Cmdte. D. 4 Tcnel. Carlos J. Fernández

D. 5 Tcnel. Francisco Brizuela

D. R. G. Tcnel. Eduardo Torreani Viera

D.6 Mayor Feliciano Morales

R.A.1 Gral. Bruguez Mayor José L. Vera

R.A. 2 Gral. Roa Cap. Juan Rovira

Z. 1 Cap. Francisco Chaves Delvalle

Z. 2 Cap. Felipe N. Velilla Avalos

Brigada de Caballería Mayor Tomás Mendoza

 

 

         III - ANTECEDENTES DE LA BATALLA

 

         1. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA AUTORIZA AL GENERAL ESTIGARRIBIA A PASAR A LA OFENSIVA.

 

         Aprovechando la euforia inspirada al pueblo y al gobierno del Paraguay, por las victorias conquistadas en Pampa Grande y Pozo Favorito, el General Estigarribia, resolvió insistir nuevamente junto al Presidente de la República, para que le autorizara pasar a la ofensiva. El 29 de Setiembre de 1933 pidió una entrevista al Dr. Eusebio Ayala; éste accedió y llegó a Isla Poí (Villa Militar) el 3 de Octubre.

         Comanchaco expuso todos los argumentos, que imperiosamente reclamaban una ofensiva de gran envergadura. Desarrolló dos hipótesis de acciones posibles.

         La primera consistía en el proyecto de irrumpir en dirección a Platanillos para avanzar hasta Ballivián. El General Estigarribia la descartó, a pasar de su apariencia seductora, porque en realidad semejante acción no conduciría a la destrucción de las fuerzas enemigas sino a la ocupación de un vasto territorio, cuya posesión no ofrecía ventajas militares reales, al contrario alargaría las líneas de comunicación. Su único efecto sería de propaganda. Además, para ejecutarla no disponíamos de tropas suficientes y carecíamos de medios adecuados de transporte.

         El Conductor se decidió por la segunda hipótesis, que expuesta con sus propias palabras consistía "en el envolvimiento en su primera etapa, del ala Norte del dispositivo enemigo; maniobra a llevar a cabo con el más grande número posible de tropas y que sería acompañada por la irrupción al Norte de Campo Aceval o por la ruptura de la saliente de Gondra para completar el envolvimiento íntegro en forma más rápida; y, en la segunda etapa, siempre operando sobre la derecha, alcanzar a Muñóz antes del enemigo que cubría el frente de Nanawa".

         Explicó el General Estigarribia al Presidente de la República que este plan estaba adaptado a nuestras reales posibilidades; un plan más audaz, como por ejemplo, el de un envolvimiento simultáneo, por Nanawa y por Francia (Arce) excedería a nuestras posibilidades de transporte y también a las de nuestros efectivos.

         Expuso además, al Dr. Eusebio Ayala, que después de ejecutado el envolvimiento por el flanco Norte, era su intención lanzar la masa más grande posible contra Muñóz, e hizo hincapié, que el éxito de la persecución dependería íntegramente de los medios de transporte disponibles.

         El Presidente de la República, aceptó el plan del General Estigarribia, de destruir al enemigo, aunque ello implicara más sacrificios, y prometió el pleno apoyo del Gobierno a su ejecución. Al final, el conductor había logrado la anhelada autorización.

         El Presidente volvió a la tarde del mismo día (3 de octubre) a Asunción, llevando consigo una lista larga de pedidos, encabezada por un gran número de camiones.

         Comanchaco, inmediatamente se dedicó a los preparativos de la batalla. De la Zona del Pilcomayo se trasladó al resto de los "macheteros de la muerte" a Nanawa, donde llegaron sus tropas, fuerte de mil hombres, después de una marcha de doce días. También del frente de Bahía Negra, fueron trasladados a la zona de operaciones, mil hombres. En Asunción se movilizó la policía y se trasladó al frente, un contingente aproximadamente de mil hombres. Reunióse también a todas las unidades de zapadores. Del IICE, sector Toledo, se trajo al sector de maniobra, artillería y dos regimientos. A la Aviación le pidió la intervención hasta de la "última carreta" que en Campo Grande se hallase con aptitud de volar.

         El 12 de octubre, el Comandante en Jefe efectuó una inspección de los sectores da Gondra, Campo Aceval y Nanawa; y el 15, recorrió los sectores de Francia y Falcón. Explicó durante estas giras, sus intenciones operativas a todos los comandantes que participarían en la batalla proyectada. Esta preparación psicológica era indispensable para eliminar del espíritu de los combatientes la influencia siempre deletérea de la larga época defensiva, con su vida de trincheras casi rutinaria. Como una de las últimas medidas de preparación, el General Estigarribia reorganizó nuestra reserva general en Falcón, constituidas por tres regimientos y un batallón de Zapadores. Dos días después, en la mañana del 18 de Octubre de 1.933, a las seis horas, el Puesto de combate (PC) del Comando fue instalado en Falcón. Se organizó enlace telefónico con todos los comandos, desde Toledo hasta Nanawa.

         Falcón era un punto que permitía un contacto más fácil con las fuerzas de maniobra; condición evidentemente, de suma importancia para la conducción de la batalla, como lo confirmarían los futuros acontecimientos.

         Acompañaron al General Estigarribia al nuevo P. C. de combate, el Jefe de Operaciones y del II Departamento del E. M., el Auditor General de Ejército, Dr. Mayor Pedro R. Espínola, el Auditor General de Guerra, Tte. Cnel. Gerónimo Riart, el Director de Sanidad Militar, Coronel Carlos Díaz León y Oficiales de Criptografía, de Cartografía, de Transmisiones y además los Jefes de Secciones y Ayudantes.

         El Jefe de Estado Mayor Tte. Cnel. Manuel Garay, quedó al frente del Cuartel General en Villa Militar.

 

         2 - EL CONDUCTOR EXPLICA A LOS COMANDANTES DE LAS GRANDES UNIDADES SUS INTENCIONES OPERATIVAS.

 

         Después de haber trasladado su P.C. de combate a Falcón, el General Estigarribia convocó a una conferencia de comandantes de las grandes Unidades, a las 15 horas del 18 de octubre, en Francia, donde estaba instalado el PC de I CE. Asistieron los comandantes de la D7, Tte., Coronel José A. Ortíz, de la D6 TCnel. Vicente Machuca, el Jefe de Operaciones del Comanchaco y los comandantes de los Regimientos encuadrados en las Divisiones mencionadas.

         El General Estigarribia comunicó en primer término, que ejercería personalmente el mando del I.C.E., mientras durará la ausencia del titular, Coronel Juan B. Ayala, a la sazón en goce de permiso en Concepción. Después explicó las misiones que cabrían inicialmente a las diversas Unidades. Concluyó el Conductor su exposición con la siguiente alocución:

         "La batalla que vamos a iniciar es decisiva. Podremos destruir al enemigo. Tendrá la batalla sus alternativas, y su duración no podemos prever. Pero, habrá que mantener a toda costa la firme voluntad de vencer. El Excelentísimo Sr. Pte. de la República me ha trasmitido la confianza del gobierno y del pueblo, en su ejército. Estoy decidido a obrar con energía si fuere necesario. No perdonaré la ineptitud en el mando. Castigaré ejemplarmente a quien no cumpla las órdenes, y así también estimularé a quien lo merezca".

         A las 20 horas del mismo día, el General Estigarribia realizó otra reunión en Falcón a la cual asistieron, además del Comandante de la D.8., Tte. Cnel. Félix Cabrera y el Jefe de Operaciones, los Comandantes regimentarios del Sector. Repitió la exposición general, realizada en Francia, y señaló las misiones específicas impuestas a las Unidades representadas por sus Jefes.

         El 19 de octubre se caracterizó por las continuas conferencias telefónicas y personales del Comandante en Jefe con sus comandantes subalternos. Hacía parte de la técnica de mando del conductor, mantener estrecho contacto con los jefes de las Unidades, a fin de transmitirles una comprensión exacta de sus intenciones y establecer con ellos un contacto espiritual íntimo, indispensable para una ejecución perfecta de las órdenes. Esta preparación, que el General Estigarribia solía efectuar en víspera de todas las acciones de importancia, era particularmente cuidadosa antes el inicio de la batalla de Zenteno. Era indispensable, entonar los espíritus con las exigencias de una acción ofensiva de gran envergadura.

         El 19 de octubre regresó de Concepción el Coronel Juan B. Ayala y reasumió el mando del I. C. E.

         Las conferencias y visitas al frente, siguieron durante la jornada del 20 de octubre. A las 20 horas de aquel día, Comanchaco Firmó la Orden General de Operaciones N/2 y remitió las copias a las Unidades pertinentes.

         Tratase de un extenso documento, de gran trascendencia histórica. Sus párrafos más importantes dicen:

         "2) Intenciones del Comando en Jefe: a) En la región central. Obligar a la línea de vigilancia del enemigo a replegarse sobre sus posiciones principales. Logrado este objetivo, interceptar el camino enemigo, que partiendo de Alihuatá Viejo, conduce por Puesto Sosa a Saavedra. Al mismo tiempo, esforzarse por interceptar el camino enemigo que partiendo de Zenteno conduce a Saavedra con el fin de cercar al grupo de tropas enemigas que opera en el sector Zenteno e intentar su destrucción.

         "b) En el Sector Nanawa. Despejar el camino Nanawa Pirizal obligando al enemigo a rectificar su dispositivo para descongestionar la presión que ejerce desde el Norte del Fortín Nanawa e intentar seguidamente la destrucción de las tropas enemigas que accionan sobre Pirizal".

         Seguidamente, la Orden General de Operaciones reparte las misiones a las diversas Unidades participantes.

         En resumen: la primera parte de la batalla tenía por objetivo comprimir lo más posible las posiciones enemigas. Así se prepararía el terreno para la acción envolvente sobre el ala izquierda boliviana. La presión debía ejercerse sobre todo el largo del frente, a fin de desorientar al enemigo en cuanto al verdadero centro de gravedad del ataque.

         Sigue la Orden de Operaciones N° 2 estableciendo:

         "4) Logrado este primer objetivo del Ejército, el I.C.E. se dirigirá por el camino más expedito hacia Saavedra, tratando de ganar lo más rápidamente posible la orilla Norte del campo que circunda el mencionado fortín Saavedra. La D 8 y D. G. R. se dirigirán igualmente a Saavedra por el camino Zenteno-Saavedra para tratar de destruir las tropas enemigas que accionan sobre Gondra y ganar igualmente la orilla del mencionado campo Km. 7 de Saavedra. Esta operación se llevará a cabo en estrecho enlace y coordinación con la D.1 del III. C. E. El III. C. E. accionará vigorosamente por su ala derecha convenientemente reforzada para tratar de destruir al enemigo del Sector Gondra y luego ganar la orilla del Campo Jordán hacia Saavedra. Para acciones posteriores todas las tropas recibirán nuevas órdenes".

         Como hora H" el Comanchaco estableció el domingo 22 de octubre a las 5 horas (al aclarar el día).

         El 21 de octubre a las 08.30, el General Estigarribia, acompañado de su Jefe de Operaciones, el auditor General de Guerra y el Auditor General del Ejército, partieron a la línea, a fin de hacer una visita más a las Unidades aprestadas para entrar en la batalla. A las 14 horas, a pedido del Comandante del III. C.E., el General Estigarribia aplazó la hora "H" por 24 horas, para el 23 de octubre a las cinco de la mañana. El 22, Comanchaco visitó el PC. del I. C. E., y en la tarde del mismo día a la D. 8.

         Los planes operativos del Conductor, por supuesto, no podían prever las reacciones del enemigo, ni tampoco detalles referentes a la ejecución táctica. El propio Estigarribia dijo al respecto:

         "A propósito de dicha orden, me parecerían inoportunas ciertas consideraciones. En primer término, ella se dictó sobre la base de un conocimiento, incompleto de las redes de caminos entonces existentes: no teníamos ningún croquis perfecto del Chaco. Además, ella hubo de ser modificada en el curso de las operaciones, porque la reacción prevista del enemigo no se produjo en el sentido que yo suponía y para cuya eventualidad yo había dividido las operaciones en dos etapas. Siempre cabe presumir que el enemigo reaccionará dentro del marco de una lógica en cierto modo estricto. En el caso de la batalla de Zenteno el enemigo procedió de modo muy diferente de lo que debía esperarse de él, y empeoré su situación para ventaja nuestra..."

         "Así se confirma la conocida regla de que las órdenes de este género solo deben contener prescripciones para la parte inicial de la Batalla, por la imposibilidad de prever la forma de reacción que se producirá en el campo enemigo, reacción que lea de servir para modificar sucesivamente el procedimiento que debe adoptarse para el logro del objetivo buscado".

 

 

 

         IV - DESARROLLO

 

         Se cumple la primera parte del plan de la batalla, el 16 de noviembre de 1933.

 

         La gran ofensiva rompió al aclarar del lunes 23 de octubre de 1933, a lo largo de una línea de 120 kilómetros, desde Pampa Grande hasta Nanawa. Nuestros ataques se lanzaron con impulso igual en todos los sectores. Correspondió esta acción a la primera parte del plan del Conductor, y que consistía en comprimir las posiciones enemigas, obligándole a ocupar sus líneas definitivas. Antes de alcanzar este objetivo, no podíamos realizar una maniobra envolvente. Era indispensable que las líneas enemigas se estabilizasen, para empezar la ejecución del cerco.

         Por otra parte, era necesario mantenerle al enemigo desorientado, en cuanto al sector que habíamos elegido para centro de gravedad de las futuras operaciones. Así, golpeábamos incesantemente y con igual intensidad en todos los puntos.

         El 24 de octubre, nuestras tropas avanzaron 8 kilómetros en el Norte de Campo Aceval; sojuzgamos también todas las posiciones avanzadas del enemigo, en el sector de Francia (Arce).

         El 26 nuestras tropas penetraron hasta el kilómetro 10 del camino Francia-Zenteno. Al Norte de Campo Aceval avanzamos un kilómetro más, hasta dar con una línea continuada, poderosamente fortificada.

         Esto indicó a Comanchaco que el eje de nuestra maniobra inicial no podía continuar en aquel sector. En Pirizal ocupamos un reducto enemigo.

         El 27 de octubre, después de conquistar una posición enemiga en Pozo Favorito, obligamos a los bolivianos a replegarse en el sector de Charata a Alihuatá Viejo.

         El 28, rompimos las principales defensas del enemigo en un frente de tres kilómetros, entre Nanawa y Pirizal. Empero la resistencia del enemigo aumente en todo el frente: habíamos dado con líneas fortificadas continuas.

         El 29 de octubre, nos dedicamos a organizar mejor nuestros enlaces laterales entre las Unidades atacantes, y el 30 con apoyo de la D. R. G. introducimos una cuña en las posiciones enemigas, en el sector Favorita de la D. 8 hasta alcanzar su tercera línea defensiva.

         El 31 de octubre, efectuaron un repliegue las tropas enemigas emplazadas sobre el camino Francia-Alihuatá; también en el sector comprendido entre Pirizal y Nanawa, avanzamos un kilómetro.

         Los primeros tres días de noviembre dedicamos a la preparación de nuevas acciones locales, tendientes a empujar al enemigo aun más hacia atrás. El 4 de noviembre, atacamos nuevamente en el sector Favorita. Como resultado, quedó ensanchada la cuña ya existente y avanzamos unos 800 metros más. También en Herrera el enemigo fue obligado a replegarse.

         El 5 activamos la presión en el sector Pampa Grande; el enemigo cedió en profundidad hasta su tercera línea defensiva. Los bolivianos tuvieron que replegarse frente a nuestra ala derecha. El 6 de noviembre, en consecuencia de las retiradas de los días anteriores, el enemigo se replegó a lo largo de un frente de 11 kilómetros, en el sector del camino Francia-Alihuatá. Pero la topografía y la vegetación hostil no permitieron que avanzásemos más de tres kilómetros en persecución de las fuerzas bolivianas. Perdimos en aquel sector momentáneamente el contacto con el enemigo, y dedicamos los días subsiguientes a restablecerlo y planear nuevas maniobras locales, a fin de comprimir cada vez más las posiciones enemigas.

         Se hacía patente que estábamos acercándonos a la meta señalada, para empezar con la maniobra decisiva de envolvimiento por el ala derecha. Nos habíamos acercado también bastante a Charata y Alihuatá Viejo. El Cmte. del I.C.E. Coronel Juan B. Ayala insinuó que en su sector sería indicado reforzar las tropas a fin de organizar la maniobra envolvente. El Comandante en Jefe atento a este pedido ordenó la redistribución de fuerzas, a fin de proporcionarle una potente masa de maniobra. Así, fueron transportadas tropas del III. C. E. y del Sector Favorita para reforzar nuestra extrema ala derecha. También de Toledo fue transportado otro Regimiento a Francia. Mientras se efectuaban estos traslados, realizamos un asalto a la zona de Pirizal, de cuyo resultado cayó una posición enemiga, con un frente de 800 metros.

         El General Kundt, ante estos ataques continuos en todo el frente, desde un punto del oeste de Charata, hasta Nanawa, se veía desorientado. Como lo manifestó más tarde en su informe sobre Campo Vía, dirigido al Presidente Salamanca, no se dio cuenta de nuestras reales intenciones. Se veía obligado a empeñar todas sus reservas y no atinó con un mejor sistema de defensa, que la dislocación de las tropas de un punto a otro, a fin de socorrer los sectores más flojos. Se podría, haciendo uso de un proverbio familiar, caracterizar este modo de proceder, diciendo: "que desvestía un santo para vestir a otro".

         Esta desorientación del Comando en Jefe enemigo, era, por supuesto de suma ventaja para nosotros. Era la pérdida de la iniciativa. Podíamos preparar nuestra maniobra envolvente, sin tener que temer mayormente que los bolivianos efectuasen una retirada oportuna de Alihuatá.

         Nuestra apreciación fue corroborada el 11 de noviembre con la noticia de que nuestro III. C. E., según la cual, el enemigo habría debilitado su frente en el sector de Nanawa y propuso una acción local.

         Comanchaco autorizó al Comandante del III. C. E. efectuar el ataque en el sector debilitado, de acuerdo a la exposición personal de los Jefes de E.M. del Cuerpo y de la D. 5 Tte. Cnel. Gilberto Andrada y el Mayor Leandro González respectivamente, y el 12 de noviembre de 1933 rompimos el frente boliviano en una extensión de casi un kilómetro, en el sector de la D. 5. La acción continuó vigorosamente durante el día 13. Destruimos una unidad enemiga, el Regimiento 16 "Castillo".

         Después de encarnizado combate, este Regimiento se rindió. Cayeron prisioneros 13 oficiales y 413 individuos de tropa. Capturamos además 30 ametralladoras y un millón de cartuchos. Esta victoria oportunísima fue un éxito material y exaltó la moral de nuestras tropas y de la retaguardia. Pero, su principal resultado, consistió en sembrar una confusión completa en el espíritu del comando enemigo. Habíamos puesto al General Kundt en una situación sumamente embarazosa. Se había visto obligado a desviar más tropas al nuevo sector amenazado. Lo que hacía aun más favorables las condiciones para la maniobra envolvente del ala Norte. Por otra parte, Kundt temía ahora el envolvimiento por el sur. Se encontraba completamente desposeído de iniciativa.

         La victoria del 13 de noviembre aumentó el empuje de nuestras fuerzas. El 14 de noviembre avanzamos ocho kilómetros en el sector Nanawa. En el sector de Herrera nuestras patrullas llegaron hasta el km. 63 de Francia a PIatanillos, sin encontrar enemigo.

         El 15, nuestra ala derecha extrema de Alihuatá Viejo, avanzó un kilómetro y medio. También en Pozo Favorita y en Campo Aceval, el enemigo se vio obligado a un repliegue de tres kilómetros en un frente de 15 kilómetros.

         El 16 de noviembre, siguió la retirada enemiga en Favorita y Pozo Charcas. Abandonaron los bolivianos también el Fortín Mariscal López. Finalmente, evacuaron, el 17 de noviembre, el Puesto "F", situado en su extrema ala izquierda.

         Habíamos ahora alcanzado plenamente nuestro primer objetivo parcial: hacer replegar al enemigo sobre su línea definitiva, reduciendo el frente y manteniéndole desorientado sobre nuestra verdadera intención operativa. Había llegado, pues, el momento de dar inicio a la gran maniobra envolvente por la derecha.

 

         LA PRIMERA ETAPA DE LA MANIOBRA ENVOLVENTE: HASTA EL 3 DE DICIEMBRE DE 1933.

 

         El 17 de noviembre de 1933, el Comandante en Jefe, acompañado de su Jefe de Operaciones, visitó el sector de nuestra ala derecha. Constató su excelente espíritu, entre Jefes, Oficiales y tropas, pero también se dio cuenta cabal de las dificultades que habría que superar para ejecutar la maniobra proyectada, y que principalmente consistía en problemas de logística, especialmente abastecimiento de agua. La necesidad primordial consistía en disponer de mayor número de camiones, de crear depósitos avanzados de víveres y de acelerar el tendido de hilos telefónicos. Era menester, también, una mejor explotación del terreno, y, finalmente, habría que aumentar el número de efectivos operantes.

         Para solucionar estos problemas se trabajó afanosamente durante los días siguientes. Se mejoraron los enlaces entre las diversas unidades y nuestra aviación efectuó vuelos sistemáticos de reconocimiento.

         El 21 de noviembre, el Jefe de Operaciones volvió a visitar el sector de nuestra ala derecha, controló que por la orden del comando del I. C. E., el Destacamento Ramos, se compondrá de cuatro Regimientos, con un total de 2.000 hombres y encabezaría la marcha ofensiva. Empero, un análisis detenido reveló que estas fuerzas serían insuficientes, y se reconoció la necesidad de aumentar el efectivo. Fue trasladado con este motivo al sector, el R.I. 10 "Sauce".

         El 22 de noviembre fue dictada la Orden de Operaciones Nº 64, del I.C.E., la cual determinaba el inicio de la marcha de maniobra. Sin embargo, el 23 de noviembre, de tarde, el Coronel Juan B. Ayala, Comandante del I.C.E., pidió al General Estigarribia más tropas.

         El Conductor le dio el R. C. 9 de la División de Reserva General, el cual fue trasladado aquella misma noche, en camiones. Con este refuerzo, el Comandante del I. C. E. reorganizó la columna de maniobra, modificando la composición del Destacamento Ramos y creando un nuevo Destacamento, bajo el mando del Mayor José C. Britos.

         El 24 de noviembre, a las 20:30 horas, el General Estigarribia, en una conferencia con los comandantes de la D8 y de la DRG, apreció la situación y confirmó nuevamente sus intenciones operativas, en la siguiente forma:

         "a) El enemigo se mantiene en sus actuales posiciones, al parecer sin darse cuenta de la magnitud de nuestra maniobra de la derecha;

         b) Mi intención es reforzar lo más que se pueda la Unidad de maniobra y realizar la sorpresa con toda rapidez;

         c) Un regimiento (RC2) del III. C. E. (Sector Gondra) se trasladará esta noche hasta Falcón en los camiones disponibles por dicha Unidad. De aquí se trasladará al I.C.E., haciendo nuevas combinaciones".

         Comunicó también el    General, que calculaba que la columna de maniobra podría salir a retaguardia de Alihuatá, sobre el camino a Saavedra, a más tardar el 27 de noviembre. Durante la citada reunión, el Coronel Ayala se comunicó por teléfono con el General Estigarribia, pidiendo más refuerzos de tropas y camiones.

         El 25 de noviembre, el Comandante del I.C.E., pidió otra vez un refuerzo de camiones, para asegurar el éxito de la maniobra.

         En verdad, la maniobra avanzaba con más lentitud de lo previsto. Para aclarar las causas de este retardo, el Jefe de Operaciones, visitó el 26 de noviembre el ala derecha y trajo, a la tarde del mismo día, las siguientes observaciones:

         "El Señor Comandante del I.C.E., aun que se halla empeñado con entusiasmo en la ejecución del plan de envolvimiento del enemigo por nuestra ala derecha, no obstante tropieza con muy serias dificultades.

         "El Señor Coronel Ayala pide más camiones y se queja de la poca colaboración de la retaguardia (CMG) y del Jefe de Estado Mayor de Comanchaco, confesando plenamente que la lentitud de la maniobra se debe a ello y que el R. C. 2 trasladado del III.C.E., aún no pudo terminar su concentración y que los diez camiones que vendrían, llegarían tarde, del C.M.G.

         "Es muy notoria la deficiencia de organización del ala derecha; se han creado por demás destacamentos, dificultando la conducción, los enlaces y los transportes.

         "Es necesario que se aceleren las operaciones del ala derecha.

         "El frente que ocupan cuatro Regimientos con misión defensiva, es de ocho kilómetros; este frente se puede cubrir lo más, con tres. Están en el bosque y en la mayor parte sin contacto con el enemigo".

         El 27 de noviembre el Coronel Ayala comunicó que tenía la impresión de que el enemigo iba a replegarse en el frente de Alihuatá. Comunicó también que el destacamento Britos iba a enviar patrullas sobre el camino Alihuatá-Saavedra. Sin embargo, en aquella fecha ya la columna de maniobra debería haber interceptado el camino y no tratar de enviar meramente patrullas. Aquel día y el siguiente, el General Estigarribia no pudo visitar personalmente el sector del I.C.E., porque estaban de visita, al frente, los miembros de la Comisión de, la Liga de las Naciones.

         El 28, el Comandante del I.C.E. comunicó que había salido la patrulla de Yavacaré-Valija sobre el camino Alihuatá-Saavedra, la cual había conseguido captar una conversación telefónica enemiga. Solicitó al Comanchaco tanques para agua, hilo gutarpechado y teléfonos.

         El 29 de noviembre el General Estigarribia después de apreciar la situación profundamente, decidió remitir la siguiente nota al Coronel Ayala; comandante del I. C. E.

         "El enemigo que había frente a nuestras tropas de Pirizal se ha replegado en la madrugada de hoy en dirección general Sur-Oeste. Nuestras tropas persiguen y no han podido aun establecer el contacto con la nueva posición enemiga. No conociéndose aun las proporciones de este nuevo repliegue y siendo posible en estos días un repliegue también en el frente Alihuatá-Zenteno Viejo, lo cual dejaría en el vacío nuestra maniobra de envolvimiento, ese Comando se servirá dar el mayor impulso a dicho movimiento envolvente y desencadenar acción decisiva, a más tardar para mañana 30-XI-33, al aclarar".

         Dos horas más tarde, el Coronel Ayala informó por teléfono que pensaba que el enemigo había logrado descubrir con patrullas a nuestras columnas de maniobra y que él esperaba conocer un "dato" más, para continuar la acción. Esta comunicación causó profundo malestar al General Estigarribia, quien temía por el éxito de nuestra maniobra.

         El resto del 29 de noviembre y la jornada siguiente transcurrieron sin ninguna acción decisiva. El destacamento Britos dio parte de un pequeño núcleo enemigo al cual estaban haciendo un "corralito", lo cual detenía su avance. Posteriormente, el corralito salió al vacío y el parte resultó falso. El General Estigarribia mandó proceder a una severa investigación.

         El 1° de diciembre en vez del esperado parte de la intercepción del camino Alihuatá-Saavedra, Comanchaco recibió una comunicación telefónica del Coronel Ayala, en la cual éste manifestaba que la situación del ala derecha era excelente, y que la dificultad de la progresión de la maniobra se debía a los comandos subalternos y que él (Coronel Ayala) había ofrecido el mando de la columna de maniobra al Tte. Cnel. Ortíz, pero que éste lo había rechazado.

         La situación en el ala derecha se había vuelto desalentadora; la maniobra estaba al borde del fracaso. Además se supo que los comandos subordinados al I.C.E. estaban empezando a perder la confianza en su Jefe inmediato. El 2 de diciembre a las 8:05 horas, el Cnel. Ayala confirmó, en una conversación telefónica, al Gral. Estigarribia, la situación embarazosa en que se encontraba la columna de maniobra. El destacamento Britos estaba detenido por el enemigo. En contestación a este grave parte, el conductor comunicó al comandante del I.C.E., que al día siguiente, iría personalmente al sector del I.C.E., a fin de tomar medidas radicales.

 

         EL GENERAL ESTIGARRIBIA ASUME PERSONALMENTE EL MANDO DE LA MANIOBRA.

 

         El General Estigarribia acompañado de su Jefe de Operaciones y otros colaboradores del E. M. partió el 3 de diciembre, a las 05:00 horas de su PC. en Falcón, y llegó a Francia a las 07:00 horas. Conferenció a solas, brevemente, con el comandante del I.C.E. y ordenó inmediatamente una reunión de comandos en el P.C. de la D7. Participaron los Comandantes de la D7, de la D6, del Destacamento Ramos, el Jefe del Estado Mayor de la D7, el Jefe de Operaciones de Comanchaco y los Oficiales de enlace. Con el Jefe del Dco. Morínigo se entrevistó en el Km. 5 sobre el camino Francia-Zenteno.

         El General Estigarribia comunicó que el Coronel Juan B. Ayala viajaría a Asunción, por enfermedad, y que él, personalmente, asumía el mando del Cuerpo.

         Acto seguido, un detenido estudio de la situación reveló que era posible proseguir la maniobra, reorganizando completamente los dispositivos.

         Inmediatamente el General Estigarribia dio órdenes correspondientes. A la D7, comandada por el Tte. Cnel. Ortíz, la misión principal de envolvimiento, reforzada con los siguientes Regimientos: R.I.3; R.I.9; R.C.1; R.C.2; R.C.7; II y III Batallón del R.I.14. Se disolvió el Destacamento Ramos y se dio misión de aferramiento del enemigo al Dco. Morínigo, a la D6 y al Destacamento Britos, ampliando al máximo sus respectivos sectores.

         Como reserva, se designaron al R.I.10 y al R.C.9; inicialmente a las órdenes del Comanchaco y posteriormente a la D7.

         Ante estas medidas enérgicas, los comandos subalternos reaccionaron con entusiasmo y prometieron interceptar en primer término el camino Alihuatá-Pavón, al día siguiente. Distribuidas las misiones de las distintas unidades y reorganizadas las agrupaciones, fue expedida la orden General N° 178, la cual confirmaba la nueva organización.

         Así empezó la parte final de la batalla, que en ocho días más, condujo a la rendición de Campo Gilberto López (Campo Vía).

         Terminada la conferencia en el PC de la D7, el General Estigarribia ordenó por teléfono para el día siguiente, otra reunión de comandos en el sector del III CE, en el Km. 38 de Falcón a Pirizal.

 

         EL CONDUCTOR ORDENA LA ACCIÓN DE GONDRA PARA APOYAR LA MANIOBRA DEL ALA DERECHA.

         LOS BOLIVIANOS EVACUAN ALIHUATÁ Y LA MANIOBRA ENVOLVENTE CONTINÚA.

 

         A las 08:10 horas del 4 de diciembre de 1933, se realizó la conferencia de comandos de Grandes Unidades del III CE, ordenada el día anterior. Participaron en la reunión, efectuada en el Km. 38 del camino Falcón-Rancho 8, además del Comandante en Jefe, del Jefe de Operaciones del Comanchaco y de los Oficiales de enlace Coronel García de Zúñiga y Tte. Cnel. José Rosa Vera, el Comandante del III CE, Coronel Luis Irrazábal y los Comandantes de la D4 y D1, Ttes. Cneles. Carlos J. Fernández y Rafael Franco. El General Estigarribia expuso las medidas tomadas por él en la víspera y la situación del I CE y manifestó:

         "He reorganizado las Unidades y he dado al ala derecha la fuerza que necesita para su importante misión. El peligro de incursiones enemigas desde Puesto Sosa (desde la dirección de Muñoz) sobre nuestro flanco Oeste está evitado. Además, apreciamos que el efectivo del enemigo no permite disponer de fuerza importante en aquel frente".

         "Ahora, deseo saber en qué proporción puede cooperar el III CE, desde Gondra, para asegurar el éxito de nuestro esfuerzo general y evitar que el enemigo se escape. Además, según todas nuestras informaciones el enemigo ha debilitado considerablemente el sector de Gondra para apoyar Zenteno".

         En contestación, manifestó el Comandante del III CE, que inicialmente había tenido la intención de maniobrar con la D1 y la D4; pero en vista de la retirada del enemigo de Pirizal, ahora, la D4 estaba empeñada en la persecución de los bolivianos en aquel sector.

         El Tte. Cnel. Fernández explica la situación de su unidad y corrobora las informaciones del Coronel Irrazábal. Entregó una carta de situación de su Unidad, a estudio de Comanchaco.

         El Coronel Franco expresó, que en su sector todo estaba listo para la ruptura del frente enemigo, para cooperar en la destrucción de las fuerzas bolivianas en Zenteno y Gondra, pero, que necesitaba que le devolviera el RC 2, que había sido trasladado al sector de Alihuatá.

         Contestó el General Estigarribia que no podía mover un solo soldado del ala derecha, que debería estar lo más fuerte posible y que, tampoco se podía perder un sólo día más. Que el III CE tendría que hacer lo máximo que pudiese para acompañar la maniobra en ejecución.

         Al terminar de hablar el General, se hizo un silencio incómodo. El hielo se rompió cuando el Jefe de Operaciones entregó al Comandante del III CE una botella de Champagne, para festejar la victoria del 13 de noviembre (la destrucción del Regimiento Castillo) como lo había prometido telefónicamente con anterioridad. Este paréntesis provocó alegría y luego el Tte. Cnel. Fernández exclamó:

         "Yo voy a dar dos regimientos a Franco y vamos a destrozar a los bolivianos". El éxito de la histórica reunión estaba sellado.

         A las 11:30 horas, el comandante de la D7 dio parte telefónico retransmitido al Km. 38, que había sido interceptado el camino Alihuatá-Pavón, por el RC2, a más o menos tres kilómetros de Alihuatá. Inmediatamente regresamos a Falcón.

         A las 13:05 horas el Conductor trasladó su PC, de combate, del Fortín Falcón a Francia, y, dos, horas después, confirmó sus órdenes telefónicas y verbales, con la Orden Particular de Operaciones Nº 69 cuya parte dispositiva más importantes reza como sigue:

         "2. El III CE con las tropas del sector Gondra, debidamente reforzadas, atacará vigorosamente a fin de romper la línea defensiva enemiga y tratar de llegar a interceptar el camino de Zenteno a Saavedra y tomar enlace con el I CE, par dicho camino".

         A las 18.00 horas de aquel día, en el nuevo PC, el General Estigarribia reunió a todos los Jefes de Servicio y Departamentos y les informó sobre el cambio en el mando del I CE, como también que su Jefe de Operaciones representaba ahora al Jefe del Estado Mayor del Comanchaco y del I.C.E.

         A las 13:30, el Comandante del RC9 había comunicado que el enemigo estaba atacando con artillería y mortero en el puesto "F"; inmediatamente el General Estigarribia ordenó a la Reserva del I CE, el R.I. 10, que reforzara el puesto "F".

         A las 18:30 horas el III CE comunicó por teléfono que la concentración de tropas en Gondra terminaría el 6 de diciembre a las 12:00 horas. Efectivamente, el día señalado (6 de diciembre) dieron parte de que la concentración de Tropas había concluido. La hora H se le marcó para el día siguiente.

         A las 20:00 horas, del sector de la D6 (Arce) comunicaron que el enemigo se había replegado, abandonando sus fortificaciones. En las posiciones abandonadas se había encontrado un cartel con la siguiente inscripción:

         "Apuren, paraguayitos el corralito, que ya queremos entregarnos".

         A las 1:30 horas, el Comandante de la D7 dio parte que interceptará el camino Alihuatá-Saavedra, a más o menos 4 kilómetros de Alihuatá. Se transmite la noticia a los Cdtes. de la D.8 y del III CE, para recomendarle a éste último que la acción en Gondra, sea muy enérgica. A la D.6 y al Dco. Morínigo se le ordena mantener estrecho contacto con el enemigo y a los Grupos de Artillería para hostigar.

 

 

         5-XII-33

 

         A las 5 horas, el Jefe de Estado Mayor de la VIII Div. comunica por teléfono, al Jefe de Operaciones de Comanchaco que hacía más o menos 2 horas que se había presentado un Sargento boliviano informando que anoche las tropas enemigas estaban equipadas para retirarse y cree que seguramente se retirarán en el día de hoy; que saben que se hallan en un "corralito", por cuyo motivo ayer hubieron de pasar varios a nuestras líneas y que por haber sido vistos 2 de ellos, fueron fusilados - que se hallan enfrentando a nuestra posición los R.6 - 50 y 34 - con un claro de 50 mts. El Cdte. Cabrera ordenó hacer una exploración por el fuego en todo el sector y que el prisionero podía invitar a sus compatriotas - voluntariamente.

         Esta noticia se comunica a las D.6, D.7 División de Reserva y Dtco. Morínigo.

         A las 13.30 el Cdte. del C.9 comunica que el enemigo ataca a 4 Kms. de Puesto F. Dispone de artillería y mortero. Se ordena que el R.10 "Sauce", reserva del Cuerpo, refuerce Puesto F.

         A las 18 hs. el Cdte. de la D.7 reforzada comunica que la compañía enviada para interceptar el camino Zenteno-Saavedra no pudo cumplir la misión y que enviará 1 Regimiento, que tomaron 6 prisioneros y declararon que el enemigo prepara un ataque por nuestro flanco en Puesto Sosa.

         A las 18.15 el III.C.E. comunica, por teléfono, que no tiene novedad en el sector y que la concentración de tropas en Gondra, terminará mañana a medio día.

 

         6-XIII 33

 

         A las 6 horas, el III C.E. comunica por teléfono que la concentración de tropas en Gondra ha concluido.

         A las 7:30 el Cdte. Morínigo comunica que en su frente el enemigo parece haber retirado su artillería y mortero.

         A las 10 horas el Cdte. de la D.6, da parte por teléfono que frente al Batallón 40, el enemigo abandonó sus fortificaciones, dejó un cartel que decía: "apuren paraguayito el corralito que ya queremos entregarnos".

         A las 14:20 el Cdte. de la D.7, comunica al Jefe de Operaciones que hace, más o menos una hora, sus tropas interceptaron el camino Zenteno-Saavedra, a 4 Kms. más o menos de Zenteno.

         El General ordena actuar con energía en todo el frente.

         Los distintos Cdos. del I.C.E. informan que el enemigo se retira, pero, sin ser mantenido el contacto.

         Comanchaco envía un parte abierto para el Ministerio de Defensa. "Nuestra enérgica maniobra envolvente interceptó hoy a las 13 horas el camino principal enemigo Zenteno-Saavedra, provocando el repliegue desordenado del enemigo que abandonó sus poderosas fortificaciones con alambradas de púa en poder de nuestras tropas en todo el frente, desde Alihuatá viejo hasta Campo Aceval".

         A las 19:10. El Cmdte. del III C.E. comunica que el ataque de Gondra se realizará mañana al amanecer.

 

         7- XII-33

 

         A las 6 hs. no se podía obtener comunicación telefónica con los comandantes Ortíz y Franco, llovía torrencialmente.

         A las 7 hs. el director de comunicaciones se traslada a Zenteno para iniciar la construcción de una red telefónica fija con central en Zenteno y con el recorrido siguiente: Zenteno-Charata-Puesto "F"; Zenteno-Pavón; Zeteno camino Saavedra.

         A las 8 hs. comunica por teléfono, el III. C.E. que en Gondra irrumpieron la línea enemiga en un sector de 3 Kms. tomando 6 prisioneros, 8 armas automáticas, un teléfono y 10 animales vacunos. Que realiza una franca progresión sobre la recta Velilla.

         A las 8:25 el Comandante en Jefe envía a Mindefensa el siguiente parte abierto: "Esta mañana la una (1) hora nos apoderamos del fortín Alihuatá-Viejo organizado en poderoso reducto, donde encontramos gran número de camiones incendiados, algunos en buen estado, enorme cantidad de combustible y elementos diversos. En el sector Gondra asaltamos y destrozamos la línea enemiga apoderándonos de numerosos enemigos entre los cuales el Capitán Hugo Estrada del R. I. 26. Tomamos igualmente gran número de armas automáticas, fusiles, municiones, ganados en pié y elementos diversos".

         A las 9:35 hs. el Comandante Ortíz comunica por teléfono, que el R.I. 9, el R.C. 2 y el Batallón 40 están sobre el camino de retirada Zenteno-Saavedra, y que exploran los alrededores.

         A las 10 horas se recibe el siguiente descifrado enemigo: "Comando en Jefe del ejército en campaña: enemigo cortó comunicación con IV División. Es urgente defender camino Pozo Negro-Alihuatá". Esa noticia fue puesta en conocimiento inmediato del Coronel Irrazábal, Tte. Cnel. Ortíz, y de los otros comandantes, por intermedio del jefe de operaciones.

         A las 10:40 hs. se recibió el siguiente descifrado del Gral. Kundt al Cnel. Banzer, comandante de la 9º división boliviana: "proceda de acuerdo a su situación". Se puso a conocimiento de todos los comandos subordinados.

         A las 11 hs. el Comandante Torreani Viera informa tener aferrado en su frente a los Regimientos 50 y 36 y que se oye intenso ruido de camiones en dirección a Campo Aceval. El R.I.18 tiene la tarea de aferrar al enemigo en Campo Esperanza y el resto del R.I.17 se dirige al sur para interrumpir la línea de comunicación enemiga.

         A las 11:05 horas, Comanchaco ordena al Mayor Korsacoff para que adelante lo más posible su escuadrón sobre el camino a Puesto Sosa.

         A las 11:17 hs. un avión boliviano evoluciona sobre los caminos del fortín Zenteno y arroja bombas.

         A las 11:20 hs., el Jefe de Operaciones, encarga por teléfono al Mayor Feliciano Morales, para que se ponga de acuerdo con el Comandante José A. Ortíz a fin de asegurar la realización de una importante maniobra por nuestra derecha. Da parte el Mayor Morales de que el Batallón 40, seguido del R.I. 8, marchan hacia Pozo del Encanto, rodeando el primero a una compañía que está defendiendo piezas de artillería empantanadas y dirigiéndose el segundo más al sur, para cortar el camino de escapada del enemigo.

         A las 11:40 horas el Comandante Andrada informa por teléfono al Jefe de Operaciones, que una patrulla enviada de Campo Vía, llegó sobre la recta Zenteno-Saavedra, captando una comunicación entre Kundt y el Cnel. Banzer. Este le habría informado que patrullas enemigas estaban ya incursionando sobre el camino Zenteno-Saavedra a su retaguardia, contestando el General Kundt que no se apurara; que un Batallón del Regimiento 3 "Pérez" salía de Nanawa para resguardar el camino.

         A las 11:45 hs. el Comandante Morínigo comunica, al Jefe de Operaciones, que tiene enlace con el Batallón 40 y que busca ahora contacto con el R.I.16. Solicita informe sobre la VIII División.

         A las 11:50 hs., el Jefe de Operaciones pide informe del Cuartel Maestre de Villa Militar sobre la existencia de cartuchos de morteros y porta-sebos para Schneider.

         A las 12 horas el Comandante Casco, informa al Jefe de Operaciones sobre la existencia de porta-sebos y cartuchos de morteros. Agrega que ha enviado 11 camiones con víveres, 23 carretas con 483.000 tiros de fusil, de los cuales doce carros quedarán al servicio del Cuerpo, en el sector de Francia, y el resto para Falcón, con tres mudas en cada carro y con el personal de boyeros. Cada convoy lleva 10 caballos. Da también otros informes.

         A las 14:30 hs. se recibe el siguiente parte de la VI División enviado por estafetas a las 6 horas: "Comunico a ese Comando que nuestras avanzadas han llegado a Zenteno a las 23 hs. Estamos en contacto con el Escuadrón Ozorio del R.C.2 que vino por la recta Saavedra-Zenteno. El enemigo está del otro lado del Fortín Zenteno, ocupando la boca de la picada Pozo del Encanto. El encolunamiento de las tropas se dispuso del modo siguiente: Batallón 40 de vanguardia; R.I.5 y R.I.8 constituyen el grueso. En este momento las Unidades prosiguen su avance. Harán alto en Zenteno en donde esperarán nuevas órdenes. Tienen la misión de no perder el contacto con el enemigo. Es lo que hasta este momento podemos comunicar. Hasta este momento no hemos podido tener comunicación telefónica con ese Comando. Fdo.: F. Morales. Mayor y Cdte. de la D.6.

         A las 15 hs. el Jefe de Operaciones transmite la orden al Comandante del Dest. Britos, para que encolumne su destacamento sobre la recta Francia-Zenteno, haga ranchear temprano a la tropa y avise para recibir orden de marchar y dirigirse al camino Zenteno-Puesto Pavón.

         A las 15:02 hs. al Comandante Cabrera, por intermedio del Jefe de Operaciones se ordena para que disponga esta misma tarde que él con su Comando y el R.I. 16 se trasladen a Charata, que el R.Z. 2 se traslade a la recta Francia-Zenteno, a la altura del Km. 17 para ocuparse del arreglo inmediato del camino. Una vez allí dará parte al Comando en Jefe. Se le avisa que en Zenteno estará el punto principal de entrega de víveres; Que los demás elementos se trasladarán oportunamente Se le comunica también que el R.C.9 y el R.I.10 formarán parte de su división. La Batería de Artillería volverá a las órdenes de su Comandante de grupo.

         A las 16 horas se dicta el siguiente parte abierto para Mindefensa, por teléfono, al Comandante Garay, para retransmitir a Asunción: "Un destacamento de tropas poco instruidas venido de Muñoz al mando del Mayor Brand para concurrir a proteger a la guarnición de Zenteno, hemos destruido a 20 Kms. al oeste de Alihuatá-Viejo dispersándole por el bosque. Tomamos prisioneros al Sub Teniente Alejandro Guillén Molinas y Julio César Callán Pecora. (Este último herido); a los Cadetes Ricardo Ardén, José Claro, Carlos Zambrano y Guillermo Saguier y 84 clases y soldados. Recogimos una ametralladora pesada, una ametralladora liviana, 100 fusiles, 7 camiones en buen estado y gran cantidad de municiones y elementos diversos. Fdo.: General Estigarribia".

         A las 16:20 hs. el Mayor Chircoff da el siguiente parte, por teléfono: "El enemigo huye dejando heridos, enfermos; quemando camiones y abandonando proyectiles y armamentos: Se han hallado 4 camiones quemados, 40 cajas de proyectiles, 100 fusiles, 200 cerrojos. El enemigo que se retira está compuesto del Regimiento "Pérez", Z. 3, R. 20 y R. 6. Por el camino se le incorporaron el R. 8, y el R. C. 5, el R. 34 y el R. 36, todos ellos del Puesto Ríos.

         La única dirección libre que queda al enemigo es un camino que va de Zenteno a Pozo Encanto y de allí hacia el Sur-Este. Informa además, que tiene cuatro prisioneros.

         A las 17:20 hs. el Comandante Morínigo informa haber hallado un camión quemado, 20 cajas de proyectiles de fusil, 20 cajas de proyectiles de mortero, 200 granadas, 15 novillos, en el kilómetro 17. Se le da orden para que marche a encolumnarse sobre el camino Zenteno-Pavón y pernoctar más o menos a 10 kilómetros de Zenteno.

         A las 18 horas la Estación de Radio del Cuartel General capta los siguientes despachos en quichua, que traducidos dicen: "C.S.M. Debe trabajar con mucho cuidado, no te dejes oír. A qué momento he de esperarte. As. M.R.A". - "José Peredo. M.H.A. Tengo que irme de aquí. Espérame hasta cuando me vaya. Te voy a llamar has de escucharme. V. R. C. S. M.

         Apreciamos que el enemigo se halla cortado, o por lo menos, que comienza a tomar graves determinaciones.

         El Jefe de Operaciones de Comanchaco comunica estos despachos captados al Comandante del III.C.E., que con éste motivo, informa que la patrulla de escucha sobre la recta Zenteno-Saavedra informó que no se escuchó más comunicación lo que hace sospechar que dicha línea está interrumpida. Que el R.I. 4 de la 1° División estaría por salir en el camino Zenteno-Saavedra.

         Esta noticia comunica el Jefe de Operaciones al Comandante José A. Ortíz, reiterándole la necesidad de interceptar por la derecha el camino Zenteno-Saavedra. El señor General le expresa además al Comandante Ortíz su inmenso deseo de que no se escatime esfuerzo alguno para éste sacrificio, del cual depende la destrucción del enemigo.

         A las 19 horas el señor General por teléfono con el Comandante Morínigo, y, le expresa, que en vista de ser sus tropas las más descansadas se espera de ellas mayores resultados. Le dice que de paso por el Fortín Zenteno se entreviste con el Comandante Ortíz, quien Comanda las tropas de maniobra del sector Zenteno-Saavedra.

         A las 19:12 horas se envía el siguiente parte abierto a Mindefensa, por intermedio del Jefe de E. M.: "En el sector Gondra avanzamos hoy 15 Kms. contamos 156 cadáveres enemigos y tomamos 72 prisioneros. Recogemos hasta ahora 6 am. pesadas y 12 livianas, 150 fusiles, considerable cantidad de repuestos de toda clase, gran cantidad de municiones y elementos diversos. Posiciones sucesivas poderosamente fortificadas van cayendo en nuestras manos. Sobre el camino de retirada del enemigo de Zenteno nuestras tropas perseguidoras encuentran pilones de cajones de munición de infantería, granadas de mortero e infinidad de elementos y efectos de toda clase. Fdo.: Gral. Estigarribia".

         A las 19:25 horas el Gral. Estigarribia envía el cifrado a Mindefensa: "Hemos interceptado hoy otro camino enemigo al este de la recta Zenteno-Saavedra. Seguimos arrollando metódicamente las nuevas líneas enemigas al mismo tiempo de ir completando nuestro cerco de acero alrededor de Zenteno. En Gondra continúa nuestro avance hacia la recta Zenteno-Saavedra. En todas partes seguimos recogiendo prisioneros, armas, gran cantidad de municiones y elementos diversos. Conviene que nuestro comunicado a la Prensa no informe al enemigo de nuestras intenciones ni de la situación de nuestras tropas a fin de evitar que Comando enemigo deduzca situación de sus tropas de Zenteno incomunicadas con él. Comanchaco".    

         Comunicación en guaraní del Comandante Franco al Coronel Irrazábal captada por la estación del Cuartel General: "Cheresarai co curí namombeúi ndeve pe iyeestrella mbojhapyba royagarrá jhagué herido jha upevagui ndi catui güeteri roñehe jhendivé. 3.000 metros co ogüerecó la isyba cuera royagarrá jha iporaco la tembiapó. Cuejhé ojhe yaba ña ne gente cuera ojhóma Velilla rapé rejhe jhicuai, roicuahasé ya jhechá mburubichá guazú ndo descúidáí rahé cu tapé guazú ojhóva Zenteno gui cu posición yajheyá vaecué marzope cotybo ore gobierno ra Z.P.X.1".

         A las 22 horas recibimos de Asunción los siguientes descifrados de comunicaciones enemigas: "De Comando Superior a 4º División. Informe urgente respecto Unidades 9º División. R. "Pérez" debe obrar con toda energía a fin de recuperar picada a Campo-Vía". - "De Banzer a Comando Superior en Saavedra: Pregunto dónde. . . tropa 9º División".     

         El jefe de operaciones trasmite el contenido de estos descifrados, por teléfono, al III C.E., y por intermedio del Comandante del R.I. 12, Capitán Brusquetti, al Comandante José A. Ortíz.

         A las 22:10 horas el Jefe de E. M. de la VIII División, Mayor Benítez, comunica al Jefe de Operaciones, que acaban de llegar a Charata, el Comandante Cabrera y su Estado Mayor. Que el R. I. 16 ha pasado ya Zenteno.

         A las 22:11 horas comunica, por teléfono, el Coronel Irrazábal, al señor General, que el enemigo se retira del frente de Nanawa hacia Samaclay, nuestras patrullas tratan de mantener contacto. Un escuadrón montado se dirigirá mañana a primera hora con propósito de salir entre Murgia y Samaclay.

 

         8-XII-33

 

         Anoche, a las 24 horas cayó Zenteno. El fortín está en llama.

         A las 5:50 horas, el Comandante Ortíz comunica que el R.C. 2 persigue al enemigo en 3 columnas, toma la dirección de Pozo-Encanto; el R.I. 14 toma dirección sur hacia el camino que viene de Pozo negro. El R.C.9 se apoderó en el sector del Puesto "F" de 7 camiones y varios prisioneros.

         A las 7 horas, se inicia la construcción de una red telefónica fija con central en Zenteno y con el recorrido siguiente: Zenteno - Charata - Puesto F.; Zenteno-Pavón; Zenteno-camino Saavedra.

         A las 8:16 horas, el Mayor Korsacoff, Cdte. del C.9 comunica que en la acción hacia el Oeste, tomó 70 prisioneros, una pesada, una liviana, 7 camiones, 1 oficial herido y cuadro cadetes.

         A las 9:21 el Mayor Korsacoff amplía su parte, que continúa tomando prisioneros y desenterrando proyectiles de morteros.

         A las 9:55, el Tte. Cnel. Andrada, Jefe E. M. del III C.E. comunica que la 1° Div. se halla maniobrando en Campo Vía. Se continúa la progresión con el objeto de enlazarse con la VII.

         A las 11:05 horas, se ordena al Mayor Korsacoff para que adelante lo más posible su unidad sobre el camino a Puesto Sosa.

         A las 11:15 al Cdte. Ortíz, por teléfono, se le ordena impulsar la máxima energía a su maniobra para cortar el camino Zenteno-Saavedra, a la altura de la picada Hernán Velilla - y tomar enlace con la D.1.

 

         9-XII-33

 

         A las 6:15 horas el Comandante Ortíz informa por teléfono, al Jefe de Operaciones que el R.I.9 salió sobre el cañadón Campo Victoria interceptando el camino Zenteno-Saavedra. Según declaran prisioneros hay otro camino a 1.500 metros al Este que también va a Saavedra, pero por Campo Vía. Que la impresión del Capitán Florentín, Comandante del R.I. 3 "Corrales" es que el enemigo no se halla ya en el kilómetro 7. Ha ordenado al R.I.9 interceptar el camino que va a Campo Vía. Informa además que se está ejecutando la maniobra de la derecha, sin que, hasta ahora las tropas hayan podido salir a la recta.

         A las 6:25 horas el Comandante Andrada, Jefe de E.M. del III.C.E. informa que el enemigo no se ha replegado totalmente del frente de la 4º División y que el R. 4 no salió a la picada Zenteno-Saavedra.

         A las 6:35 horas llegan los siguientes descifrados de Asunción, que corresponden a comunicaciones de ayer: 8 de Diciembre. "Enemigo atacó Pozo Negro y ocupó Puesto Mayor... sigue Lanza dirección Pozo Negro por picada Menacho. Mayor Camacho ha pedido refuerzo para lograr objetivo ordenado los que han proporcionados por la 9º División. Resto 9º D. concentrase a retaguardia del R. 27 en bifurcación del camino... cerca a Campo Victoria mientras se aclare situación. De IV División a Comando superior en Saavedra. 15 horas".

         18:30 horas. De Comando Superior a C.F.M.... línea de defensa se establece Campo 3..., desde hasta 3 km. al Oeste de la picada Saavedra Alihuatá. Distribución de sectores. Para Regimientos así como marcha, lugares, su destino, disponga de acuerdo con IV División. Para abastecimiento urge limpieza picada Caprile. También interesa a 9º División".

         A las 7:45 horas el Comandante Ortíz comunica por teléfono, al Jefe de Operaciones, que tiene la impresión que el enemigo piensa defenderse en el cuadrilátero de Campo Vía -Km. 31. Informa que el enemigo del frente del R.I.3 "Corrales" no se ha retirado.

         A las 7:55 horas se presenta al señor General, por teléfono, el Capitán Caballero Irala. Le ordena que su Regimiento se empeñe en arreglar el camino Zenteno-Francia, quedando bajo su Comando directo tanto el Z.2, como el Z.1, que a su vez dependerán del Comando en Jefe. Le ordena también la elección de un lugar adecuado en Zenteno y la construcción en él, de algunas casas indispensables para trasladar el P.C. de Comanchaco.

         A las 8 horas el señor General ordena a la VI División salir inmediatamente hacia Puesto Pavón con misión de desalojar al enemigo que se encuentra en dicho punto y ensanchar inmediatamente el pique, que de ahí sale con dirección a Campo Jordán. Una vez allí doblará hacia la izquierda y ocupará la boca de la picada del camino Zenteno-Saavedra-Km. 12 de Saavedra. La VI División será reforzada con el R.C.2. La dirección de comunicaciones tenderá la línea de teléfonos desde Zenteno hasta Puesto Pavón siguiendo siempre la progresión da las tropas.

         A las 8:10 horas el señor General ordena por teléfono al Comandante Cabrera reconocer los caminos que existen hacia nuestra ala derecha (Puesto "F"-Pavón-Zenteno, etc.) para una posible operación de la D. 8 por ese lado, y avisarle una vez reconocidos los caminos.

         A las 8:15 horas, el Jefe de Operaciones trasmite al Comandante Ortíz, la orden de hacer todo lo posible por interceptar él pique Busch, que sale de Navidad y desemboca cerca del Sanjón, sobre el camino Zenteno-Saavedra, por ser éste el único camino que va tener libre el enemigo para su retirada, pues ya las tropas de Gondra han salido en Campo Vía.

         A las 8:20 horas el Comandante Torreani Viera informa por teléfono al jefe de Operaciones, que el R.I.18 no tiene enemigos en su frente y que llegó a una bifurcación de caminos que se dirige una de las ramas a Zenteno y otra a Campo Aceval. Se le da orden que el R.I.18 ocupe la bifurcación de cominos hasta nueva orden. Se le ordena también para que haga presentar el B.Z.1, al Capitán Caballero Irala, informa, además que el R.I. 17 marcha por Campo Aceval para enlazarse con la VII División.

         A las 8:30 horas, al Jefe de E. M. el parte abierto para retransmitir a Asunción: "Mindefensa. A consecuencia de la derrota enemiga en Zenteno y su huida precipitada, el Ejército boliviano se replegó a noche desde las primeras horas de todo el frente de Nanawa en dirección a Samaclay, dejando en nuestro poder sus poderosas posiciones organizadas y enorme cantidad de elementos de todas clases que quedaron enterrados. Nuestras tropas perseguidoras del lado de Zenteno continúan capturando prisioneros y sin número de elementos que el enemigo va abandonando en su huida. Los cadetes capturados en la acción al Oeste de Alihuatá Viejo declaran que el Mayor Brand, de nacionalidad alemana, les ha abandonado desde el primer momento y que las tropas dispersadas por nosotros eran conscriptos, sin instrucción, recientemente llegados a Muñóz. Fdo.: General Estigarribia".

         A las 9 hs. un cifrado a Mindefensa, que dice: "Ruego apresurar de toda urgencia envío camiones, vista prolongación enorme nuestras líneas de abastecimiento sin lo cual será imposible persecución eficaz. Comanchaco".

         A las 10:10 horas se recibe noticia que la VI División sale, en este momento, por la recta Zenteno-Pavón.

         A las 10:20 horas se recibe un descifrado, que corresponde a comunicación de ayer de noche, de la estación de Saavedra a la 9º División: "Tras la pampa están. Hay que cuidarse bien trabajar posiciones sin hacerse sentir por el enemigo. Esperen allí".

         A las 10:45 horas el Comandante Andrada comunica, al Jefe de Operaciones, que el RI.4 está trabajando para salir al camino Zenteno-Saavedra, habiendo tomado en un choque una ametralladora liviana y 5 prisioneros. Expresa ser cuestión de momento para salir al camino. Dice también que esas tropas oyen un intenso tiroteo en dirección a las tropas de maniobra de la VII División.

         A las 10:50 horas el señor General ordena al Mayor Morales que en víspera de que el R.C. 2 ya está en dirección a Campo Jordán por Zenteno-Pavón y teniendo este Regimiento como Comandante al Mayor Barrios, de mayor antigüedad en el grado, a los efectos de las responsabilidades de las operaciones, la VI División va a ponerse a las órdenes del Comandante del R.C.2. que le encontrará en el camino Zenteno-Pavón-Saavedra.

         A las 10:55 horas el Coronel Irrazábal informa que la cabeza de las tropas enemigas, escapadas de Zenteno, recién están alcanzando Campo Vía.

         A las 11 horas el señor General ordena por teléfono, al Comandante Ortíz, para que el Mayor Barrios dirija las operaciones sobre Campo Jordán. En vista de que no hay, parece, afinidad entre el Mayor Morales y el Mayor barrios, le encarga subordinar toda la cuestión personal a las cuestiones de servicio. Que advierta se va tomar severas medidas para reprimir este mal inveterado del Ejército. El Comandante del nuevo Destacamento recibirá órdenes directas del Tte. Cnel. Ortíz, Comandante de la VII División, quién estará encargado de armonizar la acción de las dos Unidades. El comandante Ortíz expresa su impresión de que el enemigo está íntegro todavía en la región del cañadón del Km. 31 Zenteno-Saavedra, Campo Vía, Hernán Velilla.

         A las 11:05 horas el Jefe de Operaciones avisa al Comandante Torreani, de que al parecer el enemigo continúa concentrado en Campo Vía, Cañadón 31 de Zenteno.

         A las 11:15 horas, el señor General, reitera por teléfono al Tte. Cnel. Ortíz, la necesidad de cortar el camino Zenteno-Saavedra a la altura de la picada Hernán Velilla para encerrar al enemigo.

         A las 12 horas, el jefe de operaciones encarga al Comandante Garay, en vista de hallarse interrumpida la línea telefónica con el III.C.E., vía Falcón-Rancho 8, expresar al Comando del III. Cuerpo para que haga el mayor esfuerzo para reforzar el R.I. 4 de la D. 1 que va a la recta, hasta que llegue el Destacamento del Comandante José A. Ortíz. Que haga especial encargo al Comandante Franco de que en el peor de los casos soporte hoy todo el peso de la tarea, que mañana ya saldrán las tropas de la VII División. Que también otra División lleva la misión de interceptar el camino Zenteno-Saavedra a la altura de Campo Jordán.

         A las 12:40 horas el Comandante Ortíz comunica, por teléfono, al Jefe de Operaciones, qué sus tropas están cerca de la recta sin haber chocado hasta ahora; Que han podido cruzar el cañadón del Km. 31 sin ser vistos.

         A las 13 horas el Comandante Andrada comunica por teléfono, al Jefe de Operaciones, que entre los prisioneros tomados en Gondra por la 1° División figuran 3 cadetes; que se ha dispuesto el traslado de un Batallón del R.I. 6 "Boquerón" al mando del Capitán Barboza para reforzar la I. División.

         A las 13:15 horas el Comandante Franco informa al Jefe de Operaciones que el R.I. 2 chocó con una posición enemiga, asaltándola y poniendo en fuga a sus ocupantes los que se replegaron en dirección Zenteno. El enemigo frente al R.I.4 se retira también con la misma dirección, la que permitió libertar un Batallón del mismo Regimiento. Expresa que se persigue al enemigo con toda tenacidad.

         A las 14:50 horas el Jefe de Operaciones da la misión al Grupo de artillería del I.C.E., para apoyar a la VII División.

         A las 15 horas el Jefe de Operaciones encarga, al Comandante Garay transmitir la siguiente misión a la aviación: "Bombardeo desde la boca de la picada Hernán Velilla al Norte hasta orilla sur cañadón kilómetro 7 de Zenteno".

         A las 15:30 horas se envía parte abierta al Ministerio de Defensa Nacional: "Mindefensa: Comunico a ese Ministerio haber dado el nombre de Fulgencio R. Moreno, al Fortín Alihuatá Viejo tomado al enemigo. Comanchaco".

         A las 15:35 horas se recibe el descifrado, transmitido de Asunción: "9-XII -33.- 10:25 horas. De Banzer a Comando Superior. Hoy principióse dar cumplimiento cifrado Nº 293-295 recibido a 6 horas. Enemigo cortó comunicación Pozo Negro infiltrándose... Destacada de extremo picada Caprile hacia Campo Vía chocaron con enemigo que impiden terminación camino".

         A las 16:50 horas el Jefe de E.M. transmite por teléfono otro descifrado de Asunción: "9-XII-33.- 10:30horas. Del Coronel Peñaranda en Saavedra a la 4º División. Informe de acuerdo a la 9º División de Infantería debe procederse con toda energía para establecer comunicaciones por caminos (Campo Vía-Km. 22". "9-XII-33.- 11:30 horas. De Kundt en Muñoz a Banzer. Informe brevemente situación actual unidades 4º y 9º División y situación Pozo Negro. Urgente trabajan desde hoy picada desde Km. 25 camino Alihuatá-Saavedra rumbo este al Pozo. Lo mismo línea telefónica para llegar Pozo Negro. Informe con más frecuencia. Enemigo Campo Vía cerca borde Oeste puede ser cortado".

         A las 17:15 el señor General explica por teléfono, al Comandante Ortíz, como aprecia la situación del enemigo a través de los descifrados últimos, y, en vista de que el Comandante Ortíz le comunica que el Mayor Barrios no envió parte desde esta mañana, le ordena que despache un Oficial con orden terminante en ese sentido.

         A las 17:25 horas se presenta de Asunción al P.C. del Ejército el Comandante Smith y conversa con el señor General. Se le designa Comandante del Destacamento compuesto por la VI División y el R.C.2. Se le explica verbalmente la situación general y la misión que tiene su Unidad, recomendándosele rapidez, de modo contribuir a la destrucción de dos Divisiones enemigas. El Sr. General no ignora que Smith tampoco se estima con Barrios; pero, aún así, lo va a utilizar.

         A las 17:30 horas, parte en camión el Comandante Smith.

         A las 17:35 horas el Jefe de Operaciones comunica por teléfono, al comandante Ortíz, que el señor General acaba de disponer que el Comandante Smith se haga cargo del Destacamento Barrios, debiendo de paso, presentarse a él para completar las instrucciones. El Comandante Ortíz informa que el Comandante del Batallón Bracho acaba de comunicar que un prisionero informa que la 9º División viene marchando desde Campo Victoria al cañadón del km. 7 de Zenteno; que enseguida observó la vanguardia enemiga, obligándole con nuestro fuego a detenerse. El señor General le ordena que haga avanzar el R.I.3 "Corrales" Hasta tomar contacto con el enemigo a caballo del camino Zenteno-Saavedra a fin de cerrar esa ruta.

         A las 18 horas el Jefe de Operaciones comunica al Comandante Torreani Viera las noticias que se tiene del enemigo, y le encarga mandar el R.I.18 hasta el km. 7 a fin de reforzar al "Corrales", y que el R.I.17, comandado directamente por él, deberá buscar enlace con el R.I.19 de la I División, por su ala izquierda, y con el R.I.9 por su ala derecha.

         Se aprecia que la 9º División boliviana íntegra, se halla en Campo Aceval.

         A las 18:30 horas comunica el Jefe de E.M. de la VII División que el Mayor Korsacoff había capturado dos bolivianos extraviados. Comunica también que la División se halla efectuando reconocimientos en el sector que se le ha asignado. Una patrulla salida del km. 4 de Puesto "F" llegó a 11 kms. sin encontrar enemigos. Esta mañana otra patrulla recorrió 7 kms. con el mismo resultado.

         A la izquierda reconocieron hasta 10 kms. Informa también que el camino Zenteno-Charata-Puesto Leigue se halla en buen estado. El agua de Puesto "F" está convertido en barro. Más allá de Puesto "F", mejor. Han tomado las siguientes medidas para el abastecimiento: empleo de carros hasta Puesto "F" y desde allí camiones, mientras dure la época lluviosa. En Puesto "F" se estableció el punto de entrega de víveres.

         A las 18:45 horas se recibe las comunicaciones captadas en Quichua que traducidas dicen: "De Saavedra a la 4º División. Avísame cómo estás. 9-XII 33- 18:45 hs." (este despacho no tuvo respuesta). "De Saavedra a la 4º División. Avísame sí nuestro pájaro está en el mismo, 9-XII-33.- 18:45 horas".

         A las 19:10 horas el señor General por teléfono con el Coronel Irrazábal y le pide que haga todos los sacrificios para concurrir al camino; que del lado del destacamento Ortíz se saldrá esta noche. Le encarga no escatimar tropas; que apenas termine esto, todos concurrirán a desarmar al enemigo que tiene delante de Nanawa.

         A las 19:12 horas se recibió el siguiente descifrado de Asunción, de las 14:55 horas. "De 4º y 9º División a Comando Superior en Muñoz y Comando del I. Cuerpo en Saavedra. Pulsando de común acuerdo situación grave, ambas divisiones esta tarde, nos concentramos para abrirnos paso Campo Vía a viva fuerza. Se carece de agua y víveres."

         A las 19:17 horas se le entera de esta noticia al Comandante de la VII División, Tte. Coronel Ortíz, y se le ordena las medidas convenientes para evitar que el enemigo salga a la recta, bajo cualquier sacrificio. Ídem al señor Coronel Luis Irrazábal, Comandante del III.C.E.

         A las 19:35 horas el señor Coronel Irrazábal da parte al señor General que las tropas de la I. División han salido al camino Zenteno-Saavedra y que el enemigo ha comenzado el ataque en Campo Vía.

         A las 20 horas el Comandante Andrada comunica al Jefe de. Operaciones que se ha dispuesto el transporte en camión, de un batallón de Nanawa al sector de Gondra, y la ida de un Escuadrón de Caballería a caballo.

         A las 22:12 horas, de Villa Militar, el Jefe de E.M. transmite el siguiente descifrado de las 16:20 horas llegado de Asunción: "De la 9º División a Comando Superior. 9º División ocupa Campo 3 con R.4, 5, 2, 7, 8, y Z. 3: Destacamento Pozo Negro no tiene noticia. Posición replegóse borde sur campo. Buscase contacto R. 3 y 50, atacan enemigo hacia sur. Lanza busca salida en Campo Vía, chocando enemigo. R. 6, disposición 4º División. R. 20 y R. 34 reserva, Artillería en cruce picada Caprile. R. Z.3 trabaja caminos. 4º División ocupase con R. 3 y 6 con contacto 9º División. Línea telefónica norte-sur cubre R. 3, 4, 6, 26, del cual dobla hacia Oeste extensión 2 Kms. Grupo Arévalo en cruce. Escalón Divisionario en reserva".

         Descifrado de las 17 horas: "De Comando Superior a 9º División. Comando Superior carece en absoluto de informes para poder apreciar la situación que por lo menos ayer no era desfavorable, Orden para atacar dirección sur ya se había dado ayer".

         Descifrado de las 17:50 horas: "De Comando Superior a 4º y 9º División. División de acuerdo a cifrado esta tarde, último caso hay que quemar camiones, inutilizar piezas y replegarse dirección Oeste para ocupar línea borde Oeste Campo-Vía-Pozo km. 3".

         A las 22:40 horas el Comandante Ortíz comunica que nuestras tropas han cortado el camino Zenteno-Saavedra, con dos Regimientos, R.C.1 y R.C.7 y que ha esperado entraran otros camiones venidos del lado de Saavedra.

         Gran emoción produce esta noticia.

         El Jefe de Operaciones comunica enseguida al Comandante del III C.E. y al Comandante Garay, en Villa Militar.

         El señor General que se hallaba ya descansando se levanta y viene a la carpa de su Jefe de Operaciones. Felicita por teléfono al Comandante José A. Ortíz y por su intermedio a los Comandantes del R.C.1 y R.I.7.

         Le recomienda que la acción R.I.3 "Corrales", Batallón "40" y R.I.18 sobre la recta Zenteno-Saavedra sea enérgica a fin de obligar al enemigo que se rinda en cuanto antes. Dispone que la VI División, menos el Batallón "40", que tiene misión que cumplir sobre la recta Zenteno-Saavedra, esta misma noche siga su marcha para unirse con el R.C. 2, del Mayor Barrios, que se halla en Campo Jordán a la altura de nuestras ex-posiciones del km. 12.

 

         10 - XII - 33

 

         A las 6 horas se ordena al grupo 1 de Artillería que actuaba en Falcón, para trasladarse a Zenteno.

         A las 7 horas el Comandante Andrada informa al Jefe de Operaciones que anoche tomaron un camión; que el enlace con las tropas del Comandante Ortíz se sigue buscando. Que se ha oído ruido de tanques y se espera un último ataque del enemigo.

         A las 7:15 horas el Comandante Ortíz informa por teléfono, al Jefe de Operaciones, que el R.C. 1 y el R.C.7 salieron ambos en el Zanjón "Velilla": Que el R.I.3 "Corrales" está en marcha para cortar la recta Zenteno-Saavedra entre la boca picada "Velilla" y Km. 7 de Zenteno.

         A las 7:50 horas el señor General expresa al Comandante Ortíz, por teléfono, que ya tiene la impresión de que el enemigo está encerrado, y le encarga tomar las disposiciones convenientes para que un parlamentario lleve la siguiente nota: "Al Comando de las tropas bolivianas cercadas: Sus tropas están cercadas por un triple cerco de bayonetas paraguayas. Tengo orden del General en Jefe del Ejército Paraguayo de garantizar la vida a los Jefes, Oficiales y tropas cercadas si se entrega hoy- 10-XII-33, hasta las 14 horas. De lo contrario tengo orden de dar el asalto General. Espero su contestación antes de la hora indicada, Fdo.: José A. Ortíz. Comandante de la VII División". El Señor General le encarga avisarle la hora en que entrega el oficio.

         A las 7:51 horas el Jefe de Operaciones recibe del Fortín Herrera, parte sin novedad.

         A las 8:15 horas habla el señor General con el Comandante Cabrera, por teléfono, y le dice que informa la aviación que el camino Charata-Puesto "F" sigue a la China. De Muñoz por Puesto Sosa se une con él. Esta intercepción de caminos necesitamos alcanzar para resguardarnos del Oeste, mientras se acciona por Puesto Sosa a Muñoz o por Zenteno-Pavón-Moreno. Dentro de esta intención le encarga estudiar el terreno en la brevedad posible, a fin de que apenas se entregue el enemigo que tenemos cercado, podamos lanzarnos hacia la línea Saavedra-Muñoz.

         A las 9:35 horas, el Jefe de E.M. comunica al señor General que el señor Presidente de la República, acompañado del Ministro de Hacienda, D. Benjamín Bank, y de los senadores, don Carlos Sosa, y, don Elíseo Da Rosa, acaban de llegar a Villa Militar. El señor General da al Señor Presidente de la República el siguiente parte: Tenemos encerrados en triple cerco a las Divisiones 4º y 9º del enemigo. Hace una hora hemos capturado dos tanques. He mandado ya un parlamentario con una nota para el enemigo a fin de abreviar el aniquilamiento.

         A las 9:40 horas parte abierto de Comanchaco a Mindefensa: "Tenemos encerradas en triple cerco a las Divisiones IV y IX del Ejército boliviano, compuestas de 13 Regimientos, con todo su material y elementos. Hemos capturado esta mañana los dos tanques de que disponía el enemigo. General Estigarribia".

         A las 9:50 horas el Jefe de Operaciones, insiste al Comandante Ortíz, buscar enlace con las tropas de la I. División, Con este motivo el Comandante Ortíz comunica las modificaciones que introducirá en el dispositivo de las tropas.

         A las 10:45 horas el Jefe de Operaciones transmite, por teléfono al señor Jefe de E.M. del III.C.E., Comandante Andrada, la orden para que se haga cuanto es posible, cueste lo que cueste, para tener enlace con la VII División. El Comandante Andrada informa que el Comandante Franco asegura que no hay peligro en su sector y que ya ha enviado una compañía con esa misión.

         A las 12 horas el Jefe de E.M. del III.C.E. Comandante Andrada comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que la I División ha tomado prisioneros que declaran que 5 Regimientos están abandonados buscando agua: Que han enterrado varios morteros que conoce su lugar; Que en el sector del R.I. 19 se ha replegado el enemigo, cuya persecución continúa; que el Coronel Irrazábal ha partido con rumbo a Campo Vía. Proporciona también los siguientes datos sobre la extensión de Campo Vía 4 kms. de Este a Oeste, y 6 kms. de Norte a Sur, íntegramente ocupado por nosotros.

         A las 12:35 horas el Jefe de Operaciones recibe, por teléfono, del Comandante Ortíz, la situación de la VII División, en ese momento que se traslada en la carta de situación.

         A las 12:55 horas el Comandante Torreani Viera informa al Jefe de Operaciones, por teléfono, que sigue marchando, habiendo pasado ya el camino que se dirige a Gondra. Que ha observado hacia el Oeste un gran incendio.

         A las 13:55 horas se recibe el siguiente descifrado de Banzer a Kundt, de las 8: 35 horas: "Ordené se repliegue sector Campo 3 hasta 2 kms. de picada Caprile. Seguimos alargando nuestra derecha hasta encontrar camino a Campo Vía trabajando al mismo tiempo picada".

         A las 13:56 horas el Jefe de Operaciones pide al Comandante Andrada informe sobre el dispositivo de la I. División y de la toma de enlace con la VII División.

         A las 14 horas el Señor General, comunica por teléfono al Comandante Ortíz, el descifrado que se recibió a las 13:55 horas. Le dice, además, que controle el enlace, dosifique su tropa y cuando sea necesario sacará de un lugar las tropas que se requieran para reforzar otro sector. El R.C. 7 debe tener orden de no retroceder un paso. El R.I. 17 de la División de Reserva se hará cargo del sector del R.I. 9 para pasar este a ponerse a disposición de su Comando.

         A las 14:02 el Comandante Ortíz, da parte al Jefe de Operaciones de haber entregado al enemigo lo siguiente: "Al Comando del I. Cuerpo del Ejército boliviano: sus tropas están cercadas por triple líneas de bayonetas paraguayas, se perderán irremediablemente de sed y de hambre. Tengo orden del señor General, Comandante en Jefe del Ejército paraguayo, de garantizar la vida los S.S. J.J. 0.0. y tropas si deponen las armas para mañana 11 hasta las 10 horas. De lo contrario, tengo orden de dar el asalto general. Sírvase contestar antes de la hora indicada. Tte. Cnel. J. A. Ortíz".

         A las 14:05 horas el Jefe de E.M. del III.C.E. informa por teléfono al Jefe de Operaciones que para esta tarde se conseguirá enlace con la VII División.

         A las 14:10 horas se ordena, al Comandante de la División de Reserva. Tte. Cnel. Torreani Viera para que el R.I. 17 tome posesión del sector del R.I. 9 a fin de que este Regimiento pueda recibir obra misión.

         A las 14:12 horas, el Jefe de Estación de Radio del Cuartel General Tte. Rojas capta los siguientes despachos en quichua, que traducidos dicen: "Saavedra a 4º División. Mándame cada 10 minutos como están Uds. Haga avisar. 4° División a Saavedra. Ya nosotros estamos aquí bien. No hay agua".

         A las 14:15 horas de Villa Militar el Jefe de E.M. trasmite al Jefe de Operaciones el siguiente descifrado, de las 9:35 horas: "De Kundt a Banzer. En kilómetro 22 encuéntrase Comando Cuerpo. Enemigo cortó madrugada de hoy con fuertes patrullas camino kilómetro 22. No tenemos comunicación con Comando Cuerpo que no dispone de Estación de Radio. Hasta ayer se defendía entrada Campo vía y camino a Pozo, no debe hacer progreso de más de un kilómetro única forma y entenderse con Cuerpo enviar patrullas. Única salvación Ejército acción enérgica y resuelta la División".

         A las 15 horas el Comandante Andrada comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que el ala izquierda de la I. División se ha extendido todo lo que pueda y que va encontrando enemigo. Preguntado, por el Jefe de Operaciones, si el enemigo a que se refiere se halla sobre la recta, contestó que sí. Que el Coronel Irrazábal apenas llegue del frente informará detalladamente al señor General. El Jefe de Operaciones le trasmite la orden del señor general que el enlace con la VII División, hacia la recta Zenteno-Saavedra, sea siquiera con patrulla de Oficial. Le avisa, además, que un Regimiento de la VII División entrará en ese sector.

         A las 15:25 horas el Oficial de Enlace, Tte. Cnel. José Rosa Vera, sale del P. C. para cumplir una misión ante el Comandante de la VII División. Se le hace entrega de la siguiente nota: "P.C. de Combate, Diciembre 10 de 1933. El Tte. Coronel José Rosa Vera, Oficial de enlace de este Comando en Jefe se presentará ante el Comando de la VII División para informarse detalladamente de la situación general en todos los frentes. Ese Comando se servirá darle todos los datos que poseyere con un croquis. El General, Comandante en Jefe. Fdo.: Estigarribia".

         A las 16 horas el Comandante Andrada informa por teléfono, que un prisionero boliviano manifestó que hace cuatro días que están sin víveres y dos días sin agua; Que tienen orden de atacar el R. 31, 46 y el R. C. 5.

         A las 16:35 horas el Comandante de la VII División trasmite la situación de su División, al Jefe de Operaciones, correspondiente a estas horas, que se traslada a la carta de situación.

         A las 17 horas el Comandante Andrada informa, al Jefe de Operaciones, que el ala izquierda del dispositivo de la I. División está a 4 1/2 kilómetros de la recta Zenteno-Saavedra., Los bolivianos han iniciado ya el ataque a Campo Vía con 12 Regimientos, y con preparación de 10 morteros y 4 piezas de Artillería.

         A las 17:05 horas el Jefe de E.M. trasmite al Jefe de Operaciones el siguiente descifrado llegado de Asunción: "9-XII-33. 10 horas. de 4° División a Comando Superior. 4º y 9º División comienza repliegue sobre picada Caprile. Enemigo ofrece resistencia en toda la orilla Norte de Campo Vía lo que será reforzada". A esta misma hora se capta una comunicación en quichua que traducida dice: "De Saavedra. ¿Cómo están? "Ídem de la contestación: "Se ha comenzado, pero todavía nada".

         A las 17:20 horas el señor General comunica por teléfono, al Comandante José A. Ortíz las noticias de las 17 y 17:05 horas. Informa el Comandante que la nota de rendición no ha podido entregar aún. El señor General le dice que ya puede quemar. Se queja también el Comandante Ortíz de las deficiencias de sus comunicaciones y le expresa que del Tte. Coronel Smith no ha recibido ni un solo parte.

         A las 17:45 horas se captan las siguientes comunicaciones en quichua: "De Muñoz. ¿Cómo le está yendo?" "De Campo Vía. Hemos comenzado, va bien no más".

A las 18 horas. Se da orden, por intermedio del Tte. Rodríguez Alcalá, Ayudante del Tte. Cnel. Torreani Viera, por hallarse éste en la línea, lo siguiente: El enemigo se replegó concentrándose hacia el sur para atacar a las tropas de la I. División en Campo Vía. El R.I. 17 presionará la retaguardia del enemigo por el camino Campo Aceval-Campo Vía guardando el flanco Oeste. En caso de que el enemigo quiera parlamentar mañana, le contestará que va a comunicar a su Jefe. Es posible que después de este ataque se decida a entregarse, prefiriendo hacerlo a ese Regimiento.

         A las 18:25 horas el Comandante Ortíz informa por teléfono, al Jefe de Operaciones, que el Batallón 40 progresa por la recta Zenteno-Saavedra con la intención de reunirse con el R.C.1, en el caso de no encontrar resistencia enemiga. Si así ocurre enviará al R.C. 7 a Campo Jordán donde buscará enlace con el Destacamento Smith. En el caso, de que el Batallón 40 encontrara enemigo, antes de alcanzar la boca de picada Velilla, se extenderá al Oeste buscando enlace con las tropas del Destacamento Britos. Las tropas libertadas se emplearán en prolongar el ala derecha del Regimiento "Rubio Ñú", hacia Campo Vía.

         A las 18:27 horas el Comandante Torreani Viera comunica, por teléfono al Jefe de Operaciones, haber recibido la misión encargádale por intermedio de su Ayudante, informa que hacia Campo Vía trabajan cinco aviones enemigos volando muy bajo.

         A las 18:30 horas el Jefe de Operaciones, envía por intermedio del Jefe de E.M. el siguiente parte abierto del señor General para el Ministerio de Guerra y Marina: "Las tropas enemigas hacen esfuerzos desesperados para abrirse paso".

         A las 18:30 horas el Jefe de E.M. dicta al Jefe de Operaciones el siguiente descifrado, llegado de Asunción, correspondiente a las 12 horas: "De 9º División a Comando Superior. Hasta este momento aún no se ha roto la línea enemiga de Campo Vía. Entre 22 y Campo Vía enemigo avanza. En vista.... cortada Caprile tratamos salir hacia el sur"

         A las 19:05 horas el Comandante Ortíz comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que después de cinco horas que no consiguió comunicación con el R.C. 1 pudo saber ahora, que dicho Regimiento se halla aferrado, así como también el R.C. 7. Nuestras tropas van a prolongar más el dispositivo del Regimiento 12. "Rubio Ñú".

         A las 19:10 horas el Comandante Ortíz comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que el enemigo ataca a la I. División, en este momento con más violencia. Las tropas que se mandó de Nanawa a ese sector últimamente, suman en total doscientos ochenta hombres.

         A las 19:20 horas, el Capitán Jara del Grupo de artillería del I.C.E. comunica al Jefe de Operaciones que ya están en el Kilómetro 2,5 sobre el camino Zenteno-Saavedra. Se le da la orden de apoyar a las tropas que progresan sobre la recta en dirección a la boca Hernán Velilla.

         A las 19:25 horas se capta la siguiente comunicación en quichua, de la 4° y 9º División a Saavedra: "Ahora estamos bien".

         A las 20:30 horas el Coronel Irrazábal informa por teléfono, al señor General, que el enemigo había roto nuestra línea en Campo Vía. Aprecia en 200 hombres el efectivo que consiguió entrar en dicho campo, y agrega, que también esa fracción está encerrada.

         A las 20:30 horas comunica por teléfono el Comandante Andrada al Jefe de Operaciones, que se ha restablecido la línea rota al Norte de Campo Vía, mediante un contraataque de nuestra parte; Que nuestras tropas ocupan las dos orillas de Campo Vía (inclusive las dos bocas del camino Hernán Velilla sobre el campo). Se han tomado algunos prisioneros quienes se hallan agotados y con mucha sed. Las Unidades que atacaron fueron el R. 26 el R. 41 y el R. 32. En los demás frentes aferraron.

         A las 20:32 horas informa por teléfono, el Comandante Torreani Viera al Jefe de Operaciones que han capturado dos prisioneros sobre la picada que conduce a Campo Vía, quienes declararon que las tropas bolivianas están escalonadas sobre dicho camino y que todos los Comandos se encuentran en ese lugar. Informaron, además, que desde hoy les faltan víveres y agua y que mañana volverán a atacar

         A las 20:50 horas parte Oficial de enlace, Comandante S. Melgarejo, con misión ante el Comando de la I. División. Es portador de la siguiente nota: "P.C. de combate, Diciembre 10 de 1933. Al Comando de la I División. E. S. P. C. Por razones de necesidad urgente destaco ante ese Comando, al Oficial de Enlace, Tte. Cnel. Don Sigifredo Melgarejo, para que se sirva enviarme la verdadera situación de ese sector. El General, Comandante en Jefe. Fdo.: Estigarribia".

         A las 21:25 horas el Comandante Ortíz informa al Jefe de Operaciones, que Destacamento Britos - R.I.12, R.I. 15 y R.I. 14 - tiene la misión de su Comando de tomar contacto con la I. División a cualquier costo esta noche.

         A las 21:30 horas regresa el Tte. Cnel. José Rosa Vera, con la situación de la VII División que se traslada en el croquis adjunto.

         A las 22:45 horas el Jefe de Operaciones, comunicó por teléfono al Comandante Ortíz, que el enemigo se concentra sobre Campo Vía, con el objeto al parecer de atacar. Que esta noche presionará fuertemente sobre la I. División obligándola a replegarse; que en un sector de una escuadra el enemigo aprovechó para infiltrar 200 hombres más o menos. Nuestras tropas contraatacaron y rompieron la línea, quedando aislada dicha fracción de la que ya se han presentado 10 hombres en muy malas condiciones físicas y morales, como consecuencia del cerco. Además, el Jefe de Operaciones expresa al Comandante Ortíz, que el R.I.17 mañana presionará sobre el camino Campo Aceval-Campo Vía; Que el R.I.9 debe reunirse a primera hora sobre ese camino a las órdenes del Comandante Torreani Viera, y que, para esta noche ya estarán en Zenteno 20 camiones del Cuartel Maestre General para efectuar el traslado a primera hora.

         A las 22:50 horas el Jefe de Operaciones transmite las disposiciones anteriores al Tte. Rodríguez Alcalá, ayudante del Tte. Cnel. Torreani Viera, quien se halla en la Línea.

         El Señor General ha firmado la siguiente Orden Circular y las Ordenes de Operaciones que se transcriben: "P.C. en Francia, 10 de Diciembre de 1933. Orden Circular: En vista de hallarse el enemigo cercado por nuestras tropas, quedan autorizados los Comandos de Cuerpos y Divisiones a parlamentar con él, ofreciéndole garantías de vida previa entrega de su armamento y todos sus elementos. El General, Comandante en Jefe. Fdo.: Estigarribia. (Confirmaciones de circular telefónica) Destinatarios: III. C.E., D.6., D.8., Archivos (I.C.E. y Comanchaco").

         "P.C. en Francia, 10 de Diciembre de 1933. Orden Particular de Operaciones N° 78. (Para el III.C.E.). - 1.- La IV y la IX División bolivianas se hallan encerradas dentro de la región de Campo Vía, Campo Aceval y Picada Velilla. 2. El III.C.E. dispondrá bajo cualquier sacrificio el enlace de la D.1. con la D.7 que ocupa el camino Zenteno-Saavedra. 3-. El Comando de la D.7 por su parte enviará la tropa necesaria para internarse al Este del mencionado camino y más al sur de la picada Hernán Velilla con el mismo fin de enlazarse con las tropas de la D.1.

         El General Comandante en Jefe Fdo.: Estigarribia. (Confirmación de órdenes telefónicas de los días 9 y 10) Destinatarios: D.7 III.C.E., Archivo".

 

         11 - XIII - 33

 

         A las 5:15 horas el Comandante Torreani Viera comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que en este momento su Regimiento comienza a moverse, encontrando a su paso hilo telefónico y gran cantidad de elementos diversos. El Jefe de Operaciones le comunica que el R.I.9 va a ponerse a sus órdenes.

         A las 5:30 horas el Coronel Irrazábal comunica al Jefe de Operaciones que el Tte. Cnel. Vidal Aramibar está por entregarse con las tropas que ayer pasaron el cerco.

         A las 6:25 horas parte el señor General y su ayudante Tte. Tombeur para recibir al señor Presidente de la República en el Campo de Aviación de Francia.

         A las 6:26 horas el señor Jefe de E.M. del III.C.E., comunica al Jefe de Operaciones, por teléfono, que se han rendido el Comandante del "Lanza", Tte. Cnel. Vidal Aramibar, 6 Tenientes, 6 SubTtes., y 300 hombres de tropa, pertenecientes al mismo Regimiento.

         El Jefe de Operaciones, comunica la noticia a todos los sectores de maniobra.

         A las 6:35 horas el Jefe de Operaciones recibe de Herrera, parte sin novedad.

         A las 6:40 horas llegan el Señor Presidente de la República, el señor Ministro de Hacienda, Benjamín Bank, y los Senadores, don Eliseo Da Rosa y Don Carlos Sosa, acompañados del señor General y su ayudante, Tte. Edmundo Tombeur.

         A las 6:45 horas se hace constar que no ha sido posible obtener comunicación telefónica con la VII División desde esta madrugada.

         A las 6:50 horas el Jefe de E.M. en Isla Poí transmite al Jefe de Operaciones el siguiente descifrado de ayer a las 13 horas: "Comando y país tiene confianza que en todos momentos de angustia ambas Divisiones sabrán salvar situación. A las 4° y 9º División"

         A las 7 horas el Coronel Irrazábal comunica por teléfono, al Jefe de Operaciones, que el enemigo vuelve a atacar a la I. División; Que prisioneros tomados esta mañana informan que 45 camiones están alineados con explosivos, listos para hacerlos volar. Así mismo algunas piezas de cañones.

         A las 7:25 horas el Jefe de Operaciones transmite por teléfono, al Jefe de E.M., Comandante Garay, el siguiente parte abierto del señor General para el Ministerio de Defensa Nacional: "Esta mañana el Tte. Cnel. Vidal Aramibar, Comandante del Regimiento "Lanza" frente de 400 hombres de los cuales 12 Oficiales se rindieron a nuestras armas con todos sus elementos. Firmado: General Estigarribia."

         A las 7:26 horas sale el Tte. Coronel José Rosa Vera, Oficial de enlace del Comando, con misión de traer la situación de la VII División y del Destacamento Smith.

         A las 7:55 horas el señor Coronel Irrazábal comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que acaba de capturar la I. División dos Regimientos enemigos.

         A las 8:15 horas el Comandante Cabrera comunica al Jefe de Operaciones, ha mandado una patrulla en dirección a Puesto Sosa. El señor General toma el teléfono y le ordena que su patrulla llegue hasta donde pueda y ocupe Puesto Sosa si no encuentra resistencia. En el caso de hallar enemigo, organizar una cubertura de acuerdo a sus posibilidades, de modo a llevar tropas en camión, libremente.

         A las 8:20 horas se restablece la comunicación con la VII División, y el Comandante Ortíz da el siguiente parte, al Jefe de Operaciones: Que a las 4 horas el Capitán Brusquetti, Comandante del R.I.12, había comunicado que oía tiros hacia el Norte y que a las 6 horas escuchaba ya las risas de nuestras tropas en Campo Vía. Que el Batallón 40 tomé 3 camiones y el R.C.1. una Intendencia.

         A las 8:50 horas da parte el III.C.E. al Jefe de Operaciones, por intermedio de su Jefe de E.M., informando que según noticias dadas por los prisioneros había muerto el Mayor Sanjinés, herido el Mayor Bilbao; y que numerosas armas automáticas han sido abandonadas después del Combate.

         A las 8:52 horas el Jefe de E.M. del III.C.E. comunica al Jefe de Operaciones, de Comanchaco la rendición del R.20, R.41, R.C.5 parte del "Abaroa" y del "Loa", del Ejército enemigo, con todos sus elementos. Suman en total 1.500 hombres más o menos. En el frente de combate hay un cuadro horroroso de cadáveres. Da la lista de algunos nombres de Jefes y Oficiales entregados: Tte. Cnel. Ismael Aramibar, Comandante del R.C.5, Tte. Cnel., Luís Reyes Peñaranda, 2° Comandante del R.C.5. Ttes. 1º Gros Berge del R.C.5, José Urquiris, del R.C.5, Umberto Velazco del R.C.5, sub Ttes. Eduardo Valdéz del R.C.5, Raúl Ballón del R.C.5, Raimundo Vaca del R.C.5, Carlos Estensoro Álvarez del R.C.5, Estudiante de Medicina Crisanto Morales. Agrega que el número de muertos alcanzan a 600, en las filas enemigas y de nuestra parte un solo herido.

         A las 8:55 horas el Jefe de Operaciones comunica la noticia al Comandante Torreani Viera, por intermedio de su ayudante Tte. Rodríguez Alcalá.

         A las 9:30 horas se capta el siguiente despacho en quichua de Muñoz a la 9º División. "Cumpla orden, rompa todo el material. Salga rompiendo". Se captan otros despachos enemigos, cuyos contenidos son los siguientes, según informe de la estación de radio del Cuartel General: El Tte. Ponce de la 9º División pide al Comandante Prieto, en Muñoz, que la familia quede a su cuidado. El Operador de la 9º División recomienda al de Muñoz sacar sus ropas de un ropero y mandarle a su señora juntamente con una cajita de valor que se encuentra en el mismo y le dice enviar abrazos a los muchachos. Da el nombre y el domicilio de su señora, que son respectivamente: María Flores: Santa Cruz. Firma Roberto Flores.

         A las 10 horas el Jefe de Operaciones dicta por teléfono al Jefe de E.M. el siguiente parte abierto del señor General para Minguerra: "Acaban de rendirse sin condiciones los Regimientos Nº 20 y 41 de Infantería, "Abaroa" 1 de Caballería, "Loa" R.4 con sus cuadros completos de Jefes y Oficiales y todos sus elementos. Hasta este momento contamos 1.500 prisioneros y se aprecia en 600 los muertos enemigos. Fdo.: General Estigarribia".

         A las 10:05 horas el Jefe de la estación de radio del Cuartel General Tte. Rojas, proporciona el siguiente informe sobre radiogramas en quichua captado al enemigo: "De las 9:40 horas. De Muñoz a la 9º División. Quemar todos los papeles de la estación de radio". "Sub-Tte. Víctor Rocha de la 9º División a su hermano Tte. José Rocha. Estoy bien, saludos".

         10:10 horas el jefe de E.M. del III C.E., Comandante Andrada, comunica al Jefe de Operaciones la lista de otros prisioneros: Sub-Ttes. Armando Loaiza, del R.20, Guillermo Gómez, del R.20, Raúl Mejía, del R.20, Pastor Tapia Torres, del R.20, Néstor Paz Galarza, del "Abaroa", Juan S. Carpio, del "Loa". Walter Reyes del 41. Solicita además 70 pares de pilas para teléfonos.

         A las10:30 horas el Comandante Torreani Viera conversa con el Jefe de Operaciones. Le comunica éste las últimas noticias. El Comandante Torreani Viera expresa que sus tropas han chocado a 8 kilómetros de la boca de la picada, a partir de Campo Aceval hacia Campo Vía.

         Campo Vía, informa haber hallado copia de la orden de ataque para la 4º y 9º División, que se transcribe más abajo. Se ha apoderado de 200 fusiles, algunos sin cerrojos, muchas cajas de morteros, 100.000 tiros de fusil, tanques para agua de todo tamaño, vestuario (mantas etc.) cantidad enorme de cable. Agrega que la picada de Campo Aceval a Campo Vía se bifurca en otro camino que se dirige a Gondra.

         Copia de la orden de ataque para la 4º y 9º Divisiones bolivianas: "La 4º y 9º División se encuentran cercadas por enemigos, todos los esfuerzos que se han hecho para los trabajos de una picada y luego de una senda de acceso al km. 22 han tropezado siempre con la presencia del enemigo al frente, por consiguiente nuestro deber y nuestro honor exigen el máximo de sacrificio en esta hora difícil en que los Comandos de la 4° y 9° División esperan que nuestros Jefes, Oficiales y tropas sabrán cumplir con su deber. A horas 15, los Regimientos 20, 50, Lanza y 34 atacarán al enemigo para salir a Campo Vía. Los Regimientos 36 y 41 de Reserva se alistarán para entrar en acción según las necesidades del momento. Las secciones de morteros apoyarán fuertemente al ataque de la infantería. Firmado: Carlos Banzer González. Fechado: 10 de Diciembre de 1933".

         A las 11 horas el Jefe de E.M., Comandante Garay, comunica al señor General que el Comandante Franco acaba de informar que la 4º y 9º División bolivianas comienzan a rendirse.

         En el cuartel general se expresa una gran satisfacción.

         A las 11:20 horas el Coronel Irrazábal comunica al señor General, que el Comandante Franco se halla parlamentando con el Comandante de las tropas bolivianas cercadas, y que hasta este momento han recogido 6 morteros. Comunica además que en el sector de Pirizal habían dejado la siguiente inscripción: "Queridos paraguayos: Estamos convencidos que la guerra tenemos perdida. Muy pronto volveremos a abrazarnos. Ya nos retiramos. Soldado boliviano".

         A las 11:30 horas el Jefe de E.M. comunica al Jefe de Operaciones el contenido de los siguientes descifrados, venidos de Asunción: "De la 4º y 9º División a Comando Superior. Situación desesperante por agotamiento completo. Descarte toda posibilidad rompimiento cerco. A las 8:15 horas". Contestación de las 10 horas: "Cumpla orden. Destruyan material y rompan. Fdo.: Kundt".

         A las 13:05 horas el Comandante Ortíz retransmite al Jefe de Operaciones el parte del Destacamento "Britos", de las 9 horas: R.6 Florida, l /R.41 reconocieron en fuerza el sector del Destacamento.

         A las 13:20 horas el Jefe de Operaciones recibe la situación de la VII División, por teléfono, que se traslada en el croquis.

         A las 13:25 horas Comanchaco envía el siguiente parte abierto al Ministerio de Guerra y Marina; "La IV y la IX División del Ejército Boliviano cercadas por nuestras tropas acaban de rendirse incondicionalmente con todo el cuadro de Jefes y Oficiales, con armas y elementos: Firmado: General Estigarribia".

         El señor Presidente de la República firma el siguiente mensaje dirigido al Ejército del Chaco: "Del Presidente de la República al Ejército del Chaco: Tengo la dicha singular de estar entre los combatientes en este día que marca una etapa decisiva en la campaña contra el invasor del territorio nacional. Desde el Puesto de Comando del General Estigarribia envío a los Jefes, Oficiales y tropas combatientes y de todos los servicios, el agradecimiento del Gobierno de la República y de la Nación entera. El éxito alcanzado no es fruto del azar, sino el resultado lógico de un plan concebido con inteligencia y ejecutado con alto espíritu de abnegación y firme voluntad de vencer.

         "El Pueblo Paraguayo que vive en estas horas el pasado de gloria mostrando al mundo que su tradición de honor, de bravura y de patriotismo es mantenida. El nombre del Paraguay se dibuja de nuevo en la historia con fulgores de heroísmo. En nuestros corazones de ciudadanos late con fuerza la fe en la patria inmortal. Puesto de Combate del General en Jefe. Eusebio Ayala".

         A las 13:45 horas el Comandante Ortíz, comunica por teléfono, al Jefe de Operaciones que están parlamentando, en este momento, con el R.6, el "Florida" y l /R.41.

         A las 13:50 horas el Jefe de E.M. del III.C.E.. comunica al Jefe de Operaciones de Comanchaco, que se ha establecido la cesación de las hostilidades.

         A las 14 horas el Jefe de Operaciones comunica al Comandante Torreani Viera la orden de cesar el fuego y mantener sus posiciones hasta que el enemigo deponga totalmente sus armas.

         A las 14:40 horas el Jefe de E.M. del III.C.E. comunica al Jefe de Operaciones, que según los informes se hallan encerrados 8.000 hombres; los prisioneros piden víveres y agua.

         A las 14:42 horas el Comandante Ortíz, comunica por teléfono al Jefe de Operaciones que se ha entregado el Regimiento N° 5 boliviano con 400 hombres de tropa; y los siguientes Jefes y Oficiales: Mayor Eduardo Ávila, Comandante del R. "Campero". Tte. Néstor Valenzuela, Sub-Ttes. Germán Anceh, Luís P. Solís, Feliciano Quiró, Severo Mediano Figueredo, Santiago Gloria, Walter Peña, Felipe Luna Pizarro, y Cadetes Orlando Montacha y Raúl Oliver. Que el Regimiento Florida se está entregando. Agrega que la División no tiene enlace con el Bat. 40, el R.I. 18 y el Bat. del 14.

         Por orden del señor General, el Jefe de Operaciones le transmite el siguiente itinerario para la marcha de los prisioneros: Camino Campo Vía-Campo Aceval-Zenteno. La concentración se efectuará en Francia.

         A las 16 horas el Comandante Ortíz transmite por teléfono al Jefe de Operaciones, un parte del Comandante Smith, de las 11:30 horas de ayer recibido a esta hora, en el que comunica que el Destacamento se halla a 7 kms. al oeste de la picada Mongelós. El Comandante Ortíz agrega, que el mayor Cazal comunicó habérsele entregada el Tte. Cnel. Moreno.

         A las 16.05 horas el Comandante Ortíz comunica por teléfono al Jefe de Operaciones, que se ha capturado 3 piezas de cañón vickers, calibre 75, en muy buen estado; numerosas herramientas nuevas; palas, hachas, machetes en gran cantidad, así mismo, municiones de Artillería. Los cañones estaban enterrados con una cruz encima.

         A las 17 horas el Jefe de Operaciones recibe del Comandante Ortíz los siguientes nombres de prisioneros: Tte. Cnel. Rómulo Moreno. Comandante del R.20., Mayor Alberto Arauz, Comandante del R.27, Tte. Hermes Gaspar, Sub-Ttes. Napoleón Bejarano, Mario Querajazo, Hugo Sandoval y Cadete Hugo Moreno.

         Agrega que según orden de Operaciones del Destacamento Smith, el R.C.2 está cubriendo la boca de la picada Zenteno-Pavón sobre Campo Jordán y que el resto de las tropas del Destacamento ocupó esta madrugada la boca de la picada sobre el camino Zenteno-Saavedra en Campo Jordán. Refiere también, que dos Sub-Oficiales y 13 soldados bolivianos, con dos ametralladoras livianas, se habían infiltrado al Oeste de la recta, cayendo prisioneros en poder de las tropas del Destacamento.

         Informa, así mismo, que se van recogiendo más elementos en el sector de la División, víveres en gran cantidad, carpas grandes para Sanidad y un camión sanitario para 8 pasajeros.

         A las 18 horas el Comandante de la I. División, Tte. Cnel. Franco comunica al Jefe de Operaciones que se han tomado en la División más de 8.000 prisioneros, 250 Jefes y Oficiales, 14 cañones, 60 camiones y constatado 800 muertos más o menos. Entre los Jefes prisioneros figuran los dos Comandantes Divisionarios, Coroneles Carlos Banzer y Emilio González Quint; nuestras bajas en el sector alcanzan a 30 muertos y 90 heridos.

         A las 18:42 horas el Jefe de E.M. del III.C.E. comunica por teléfono, al Jefe de Operaciones los nombres de algunos Jefes y Oficiales capturados: Tte. Cnel. Ernesto Arévalo, Comandante del Grupo 4 de Artillería, Tte. Cnel. Ismael Aramibar, Comandante del R.C.5, Tte. Cnel. René Pareja, Comandante del R.26, Tte. Cnel. Raúl Barrientos, Comandante del R.Z.3., Tte. Cnel. Armindo Abaroma, Jefe del E.M. de la 9º División. Mayor Jorge Rodríguez, Jefe de E.M. de la 4º División, Capitán Hurberto Illanes, Comandante del Grupo de Artillería Nº 3, Capitán Waleer Salinas, Comandante del Grupo de Artillería Nº 2, Capitán Doroteo Cardoso, del Estado Mayor de la 4º División, Capitán Alfides Méndez, del E.M. de la 4º División, Capitán Rodolfo S. Tejars, Comandante del R.36.

         A las 18:55 horas el Comandante de la VII División da los nombres de otros Oficiales prisioneros, al Jefe de Operaciones: Mayor Remigio C. Sánchez, Tte. Logio Riveros, Sub-Ttes. Luis Orteni, Oscar Caneu, Claudio Beltrán, Max S. Moscoso, Erasmo Rojas, Miguel A. de Barrios, Humberto Romero, Sub-Tte. de Sanidad Benedicto Gutiérrez y 935 hombres de tropa. Del Destacamento Britos no tiene noticia.

         A las 19:40 horas el Coronel Irrazábal conversa con el señor General a quién expresa sus impresiones sobre la tragedia boliviana.

 

         12-XII-33

 

         A las 6 horas el señor General habla por teléfono con el Coronel Irrazábal, trasmitiendo las órdenes que se confirman en la Orden de Operaciones Nº 13.

         A las 6:15 horas parten de Francia en dirección al nuevo Puesto de Combate del Comando del Ejército, en Zenteno, el señor General, los Jefes y Oficiales del Comando en jefe y del I.C.E.

         A las 10 horas se instala el P.C. de Combate a 2 kms., dirección Norte del Fortín Zenteno.

         A las 10:30 horas se hallan tendidas las líneas telefónicas en el Comando, pero sin lograrse regularidad en las comunicaciones.

         A las 10:55 horas se firma la siguiente nota para el Destacamento Smith: "P.C. en Zenteno, 12 de Diciembre de 1933. Nota para el Comandante Smith. Según como sea su situación con respecto a las tropas enemigas que tiene todavía hacia Zenteno, lance fuerte patrullas para observar lo que hay en Saavedra, cuyo Fortín deberá Ud. tomar si sus medios le permiten y darme parte de urgencia para remitir instrucciones a Nanawa. Con todo prisionero que caiga en su poder deberá averiguar el movimiento del enemigo y avisarme de toda urgencia. El General, Comandante en jefe. Firmado: Estigarribia. Destinatarios: Dest. Smith D.7 Archivo".

         A las 10:55 horas se da órdenes al Comandante de la VIII División, Tte. Cnel. Cabrera, de ocupar Puesto Sosa y patrullar hacia Puesto "F".

         El Jefe de E.M. en Isla Poí informa que por la Radio Prieto se anuncia como noticia oficial, que el General Kundt había sido reemplazado por el General Lanza; que el Coronel Peñaranda ascendió a Gral. por mérito de guerra.

         A la 22 horas el señor General por teléfono con el Jefe de E.M. de Comanchaco y le dice, que en vista de la próxima acción sobre Saavedra, tiene el pensamiento de unificar la línea de abastecimiento por Boquerón-Francia-Zenteno. Además desea se haga todo cuanto es posible con los elementos que se cuentan para arreglar los caminos. El Jefe de E.M. comunica al señor General, que el III.C.E. había informado que Samaclay cayó en nuestros poder.

         A las 22:05 horas comunican por teléfono al Jefe de Operaciones, que parten en este momento, dos camiones con dos días de víveres y 2.000 litros de agua para el Destacamento Smith.

         A las 22:35 horas, el Comandante Federico W. Smith, da el siguiente parte por teléfono: 1. - El Destacamento tiene interceptado dos caminos al Este del kilómetro 7 de Saavedra creyendo este Comando que existen todavía caminos hacia Campo Vía y Samaclay. 2.- Que mañana un Batallón tendrá misión de reconocimiento hacia Saavedra. 3.- Que observa llamaradas hacia ese Fortín. Se le comunica que Samaclay se halla en nuestro poder y que acaban de salir de Zenteno víveres y agua para su Destacamento.

         Copia de las órdenes particulares de Operaciones Nº 81, 82 y 83, de fecha: 12 - XII - 33: "P.C. en Zenteno, 12 de Diciembre de 1933, Orden Particular de Operaciones Nº 81. (Para el Comando del III.C.E.). 1- Resto del I.C.E. boliviano se repliega sobre Saavedra. Con una acción rápida y enérgica conseguiremos su total destrucción u obligarle a retirarse en pésimas condiciones. 2.- Cargando su Centro Gravedad por su extrema ala izquierda, el III.C.E. maniobrará contra el enemigo de Samaclay y Murgia, interceptando la confluencia de los caminos Saavedra. 4.- Vientos y del camino que del sur de Murgia se dirige directamente a Muñoz. Finalmente interceptará todos los caminos que por el sur y sur-Oeste se dirijan a este último punto. El General, Comandante en Jefe. Fdo.: Estigarribia. Confirmación de orden telefónica trasmitida a las 6 horas). Destinatarios: III.C.E.. (Para su ejecución). I.C.E. (Para su conocimiento) Archivó. "P. C. en Zenteno, 12 de Diciembre de 1933. Orden particular de Operaciones Nº 92 (Para el Comando de la D.7. El R.C.7 "San Martín" mañana a primera hora marchará a km. 7 de Saavedra para presentarse al Comandante Smith, en remplazo del Batallón 40 que continuará en su puesto. El General. Comandante en Jefe, Firmado: Estigarribia. Destinatarios: R.C.7 (Para su ejecución) Batallón 40 (Para su ejecución). Archivos: (I.C.E. y Comanchaco).

         "P.C. en Zenteno, 12 de Diciembre de 1933. Orden Particular de Operaciones Nº 83 (Para la D.8). 1.- el III C.E. y el Destacamento Smith progresan en dirección a Saavedra, debiendo ese Fortín ser ocupado por nuestras tropas si las posibilidades actuales permiten. El desplazamiento de esta unidad continúa normalmente. 2.- Para futuras Operaciones el Comando de la D.8 dispondrá la ocupación de Puesto Sosa y reconocimiento hacia Puesto Moreno. 3.- El Regimiento "Sauce" Nº 10 de Infantería cubrirá el sector de Puesto "F" y Puesto "K". El General, Comandante en Jefe. Firmado: Estigarribia. (Confirmación de órdenes telefónicas de las 10:35 horas) Destinatarios: D.8, R..I.10. Archivos: (I.C. E. y Comanchaco)".

 

 

         OBSERVACIONES FINALES SOBRE LA RENDICION EN CAMPO VIA

 

         Actuando con lógica, la IX División boliviana debería haberse retirado de Zenteno, al darse cuenta de nuestra masa de maniobra envolvente. Empero, el General Kundt, subestimó la magnitud de nuestra acción hasta el último momento. En La Paz, sin embargo, este peligro había sido percibido, y el Presidente Salamanca aconsejó a Kundt una retirada. También el Coronel Banzer, Comandante de la IX Div., se había pronunciado en este sentido. El comando en Jefe boliviano, sin embargo, insistía en su aferramiento al terreno, con inflexible terquedad. Más tarde, en un informe sobre los sucesos de Campo Vía, dirigido al Presidente de Bolivia, procuró explicar su actitud. Escribió:

         "Los fortines en sí, no tienen mucha importancia; salvo que se tomen en cuenta las construcciones, que bien pueden ser reconstruidas en otra parte, sin mayores dificultades. La importancia de un fortín disminuye aun más, si no se tiene agua en abundancia y durante la época seca. Pero los fortines son los puntos de referencia y quizá los únicos, que dan al pueblo una idea de la situación militar en el Chaco. Además jalonan nuestra línea de ocupación efectiva, sirviendo de base para cualquier arreglo futuro. La toma de uno de estos se considera en el país como un gran triunfo del enemigo; la evacuación, aunque se haya realizado voluntariamente, como una derrota. La prueba de esto es, que el Supremo Gobierno prohibió la publicación de la evacuación, de Alihuatá, que se había realizado sin el menor inconveniente y en el mayor orden".

         En otros términos, el General Kundt, en su conducción, se dejaba guiar por consideraciones extra militares; concedía valor excesivo a la ocupación del terreno y permitía una desmedida influencia de razones propagandísticas sobre su plan de operaciones. En cambio, el General Estigarribia anteponía a todas las demás consideraciones ser objetivo fundamental: la destrucción del enemigo.

         Después de la evacuación de Alihuatá, los bolivianos hicieron aún un intento de socorrer a su IV y IX División desde afuera del cerco. Mandaron un Destacamento de su ICE, al mando del Cnel. Peñaranda, en dirección a Campo Vía, por la recta Saavedra-Alihuatá. Pero, este Destacamento se dio cuenta, el 9 de diciembre, que en su retaguardia, a la altura del Km. 12 de Saavedra, estaban saliendo fuerzas nuestras. Eran fracciones de nuestra D.6 y del RC2. Temerosos de un cerco, hicieron una rápida retirada, escurriéndose por sendas de la selva, y consiguieron escaparse más tarde hacia Muñoz.

         La hazaña fue muy celebrada en La Paz, y la escapada del Coronel Peñaranda le valió el ascenso al grado de General, y el nombramiento para comandante en Jefe del Ejército Boliviano, como sucesor del General Kundt.

         La IV y IX Div. bolivianas quedaron así, abandonadas a sus propias fuerzas. Su única esperanza de salvación consistía en el rompimiento del cerco. Efectivamente, interceptamos el 9 de diciembre a las 18:30 horas, un mensaje en quichua, en el cual comunicaban este propósito a su comando superior. El ataque se iba realizar al día siguiente, el 10 de diciembre, hacia el Sur. Cabría pues, a nuestra D1, impedir el rompimiento.

         El 10 de diciembre, los destacamentos de maniobra de nuestro ICE ocuparon la boca de salida de la picada "Velilla" sobre la recta Alihuatá-Saavedra; pero aún no se había establecido el enlace con nuestra D1. Sin embargo, el General Estigarribia resolvió hacer uso del arma psicológica: convencer por medio de un parte abierto al enemigo de lo desesperado de su situación. A las 9:40 horas, este parte fue transmitido por todas las radioemisoras del país; decía:

         "Tenemos encerrados en triple cerco a las Divisiones IV y IX del Ejército Boliviano, compuestos de 13 regimientos, con todo su material y elementos: hemos capturado esta mañana los dos tanques de que disponía el enemigo".

         En verdad, en aquellos momentos todavía no existía el enlace entre la D1 y la D7; rigurosamente hablando, no habíamos aun terminado la primera línea del cerco; las demás líneas habría que buscarlas en nuestra buena voluntad. El efecto del parte "psicológico" sobre el enemigo fue fulminante.

         A las 13 horas el General Kundt manifestó públicamente su desesperación, enviando a las Divisiones rodeadas el siguiente mensaje:

         "El Comando, y la Patria confiamos que en estos momentos de angustia, ambas Divisiones sabrán cómo salvar la situación".

         Las Divisiones hicieron un último esfuerzo, desesperado. Se encontraban sin víveres hacía cuatro días, y sin agua hacía dos.

         A las cinco de la tarde embistieron furiosamente contra las líneas de nuestra D1. El combate duró varias horas, y, al anochecer, el enemigo había sido rechazado con sensibles pérdidas, y nuestra línea restablecida. Un grupo de unos 200 bolivianos logró escurrirse detrás de nuestras posiciones, pero ya a la mañana siguiente fue rodeado y obligado a rendirse. El intento de romper el cerco desde adentro había fracasado definitivamente.

         El Presidente de la República, Dr. Eusebio Ayala, informado de la magnitud de los acontecimientos, había resuelto trasladarse a la línea del frente, a fin de asistir personalmente a la gloriosa victoria del Ejército Paraguayo. Llegó por avión a Francia, el 11 de diciembre, a las 6 horas de la mañana; le acompañaban el Ministro de Hacienda, Señor Benjamín Banks y los Senadores Don Carlos Sosa y Don J. Eliseo da Rosa.

         Asistieron, desde el PC de Combate de Comanchaco, en Francia, a los últimos estertores de las Divisiones enemigas cercadas. Estas, a las 08:15 horas, emitieron su grito de agonía, enviando al General Kundt el siguiente comunicado radiográfico:

         "La situación es desesperante debido al agotamiento total de las tropas. Es preciso descartar toda posibilidad de romper el cerco".

         El General Kundt no quiso convencerse hasta el último momento; contestó con una orden categórica:

         "Al Comando de las Divisiones IV y IX: obedezca orden. Destruya el equipo y rompa".

         Al tener conocimiento del mensaje interceptado, el General Estigarribia comentó con ironía:

         "Sí se destruyera el equipo, como se podrá efectuar el rompimiento".

         La rendición era inevitable; así lo comprendieron también los Coroneles Banzer y Quint. Al medio día del 11 de diciembre, se entregaron con sus hombres y sus equipos. Fueron tomados como prisioneros, 250 Jefes y Oficiales y unos 8.000 hombres; cayeron en nuestro poder 24 piezas de artillería, 50 morteros, más de mil ametralladoras livianas y pesadas. 11.000 fusiles, más de 80 camiones y varios millones de cartuchos de infantería.

         Fue así destruido el "Segundo Ejército Boliviano". El primero lo había sido en Boquerón. Como consecuencia, el General Kundt fue destituido. Además habíamos conseguido enriquecer nuestro armamento de manera considerable, con los elementos capturados a los bolivianos.

         Vibrando de entusiasmo, el Presidente de la República, Doctor Eusebio Ayala, desde el PC. del General Estigarribia, emitió su histórico mensaje dirigido al ejército en campaña.

 

 

         REPERCUCIÓN DIPLOMÁTICA DE LA RENDICIÓN DE CAMPO VIA.

 

         El Armisticio:

 

         Mientras la maniobra de envolvimiento sobre la IV y IX División bolivianas, se encontraban en plena ejecución, visitaba el Chaco una Comisión de la Liga de las Naciones. Este organismo había sido creado por una decisión del Consejo de la Liga, del 3 de Julio de 1933, ratificada el 3 de agosto y reconfirmada el 28 de setiembre del mismo año. Esta Comisión actuaba bajo la presidencia del diplomático español, D. Alberto Álvarez del Vayo, y estaba integrada por los Generales A. B. Robertson (británico) y Henri Freydenberf (francés), el Comandante del Ejército Mejicano, Alberto Raúl Rivera Flandes y el diplomático italiano, Conde Luigi Aldrovando; como secretario actuaba el Uruguayo, Dr. Antonio Bueno. Esta Comisión llegó a Montevideo el 3 de Noviembre de 1933, y de allí se trasladó a Asunción el 18 del mismo mes.

         Llegó a Villa Militar el 25 de noviembre, y de allí los miembros civiles partieron para visitar a las colonias menonitas, mientras los militares efectuaron una gira a la línea del frente, en Francia y Nanawa. El General Estigarribia emitió al respecto las siguientes observaciones:

         "En el curso de las conversaciones sostenidas con los miembros de la Comisión de la Liga de las Naciones, expresé sin ambages, nuestra decisión de proseguir con la guerra, bajo la certeza de aplastar al enemigo, y que nuestro pueblo en armas no aceptaría discusión alguna respecto al litoral del Río Paraguay".

         El General Freydenberg demostró su sorpresa ante la firme convicción del conductor paraguayo y objetó que la fortuna de la guerra era veleidosa y que era imposible prever todas las contingencias de una lucha armada. A esto, el General Estigarribia contestó con altivez y firmeza:

         "No tenga usted recelo alguno, mi general. Yo estoy positivo en mi aseveración. La destrucción del ejército boliviano es una operación matemática".

         Naturalmente, el General Estigarribia no podía explicar al miembro de la Comisión sus planes operativos ya en plena ejecución; pero sabía muy bien lo que decía.

         El Ministro argentino, Doctor Horacio Carrillo, quien acompañaba a la Comisión de la Liga de las Naciones hasta la Paz, refirió más tarde; que las impresiones traídas por sus miembros del Paraguay, habían sido muy buenas. Habían exteriorizado que el pueblo paraguayo era fuerte, luchador y dispuesto a todo sacrificio; que también habían constatado buenas condiciones en nuestro Ejército y una efectiva obra de penetración agrícola e industrial en el Chaco. El Generar francés, Mr. Henri Freydenberg, en carta dirigida al agregado militar de la embajada de Francia, Coronel Loubinac, afirmó que el estado del Ejército paraguayo era excelente, y que con muy pocos medíos se podía hacer cosas muy grandes en el Paraguay.

         La rendición Boliviana en Campo Vía se efectuó pocos días después de la llegada de la Comisión a la Paz. Desde el 3 de diciembre estaba además, sesionando en Montevideo la Séptima Reunión Panamericana.

         La repercusión moral de nuestra victoria fue inmensa. De todas partes venían felicitaciones y expresiones de admiración. Ante todo, en nuestros medios políticos y diplomáticos se había creado la impresión, de que ante esta demostración de nuestra pujanza y ante la magnitud de la derrota boliviana, el Presidente Salamanca entraría en razones y aceptaría gestiones sinceras de paz. Sobrestimamos en realidad, el efecto moral de nuestra victoria, pensando que significaría el término de la guerra.

         Así también la juzgaba la Comisión de la Liga de las Naciones y los diplomáticos americanos. Ante todo, así lo creía el Presidente de la República, Doctor Eusebio Ayala.

         El 17 de diciembre, el General Estigarribia recibió el siguiente telegrama del Ministerio de Guerra y Marina, en su P.C. de Zenteno.

         "La Comisión de la Liga de las Naciones desde La Paz propone armisticio integral anunciando aceptación parte de Bolivia con garantía de seguridad que hemos reclamado. Gobierno no ha contestado aún; propónese por todos los medios poner término al conflicto sin necesidad de arbitraje. Para negociar, propondría probablemente armisticio de dos o tres semanas, si fuera posible en actual situación militar, según opinión de ese Comando, nos adelantaríamos a ofrecer armisticio aludido con objeto de evitar interferencias capaces de malograr el resultado que buscamos".

         Pocas horas después, el General Estigarribia contestó:

         "Armisticio de 8 a 10 días no presenta inconveniente, siempre que concierte 48 horas a partir de esta fecha".

         Consintió el Conductor en la concertación del armisticio, porque creía sinceramente de que la paz era inminente; confiaba en el criterio político del Doctor Eusebio Ayala.

         Por otra parte, una persecución profunda y enérgica del enemigo se había revelado extremadamente difícil ya que nuestros medios de transportes no lo permitían. Con todo, era imprescindible como medida mínima, la captura de Fortín Muñoz que fuera Cuartel General de Kundt, antes del armisticio; para esto se había calculado un plazo de 48 horas.

         El Presidente de la República telegrafío el 18 de diciembre a la Comisión de la Liga, en La Paz, proponiendo el armisticio. Por supuesto, Bolivia aceptó inmediatamente, y a las 24 horas del 19 de diciembre, la tregua entró en vigor; debería durar hasta la media noche del 30 del mismo mes.

         Pronto se advirtió, que se había sobrestimado el valor político internacional de nuestra victoria, y que se había interpretado equívocamente las intenciones del gobierno boliviano. Lejos de prepararse para la paz, Bolivia estaba trabajando febrilmente en organizar un nuevo ejército. Quedó así, una vez más demostrado el aforamismo de Federico el Grande: "Cuando en una guerra resta algo por hacer, no se ha hecho todavía nada".

         Bolivia, naturalmente presionaba con todos los medios, para conseguir una prórroga indefinida de la tregua, y la Comisión de la liga de las Naciones amenazaba al Gobierno paraguayo, retirarse a Ginebra, si no accedía. Hasta de Gran Bretaña y de los Estados Unidos venían notas, pidiendo la prórroga. Empero el gobierno paraguayo ya había aprendido la lección: se había convencido de que el armisticio había sido un error.

En una nota dirigida al Presidente de la Comisión de la liga, el Canciller nacional, Doctor Justo Pastor Benítez, escribió:

         "Es verdad que el 18 de diciembre último, el Gobierno paraguayo propuso a la comisión un armisticio de diez días. Los motivos correspondientes fueron expresados en el despacho respectivo, a saber: en primer lugar, la necesidad de acudir con urgencia en socorro de millares de soldados bolivianas heridos, enfermos, exhaustos, extraviados en el bosque; en segundo término, dada la situación creada por las últimas acciones de la guerra, entendía el gobierno paraguayo que no habría ya obstáculos para preparar la paz mediante un convenio entre los gobiernos sobre el régimen de seguridad, que crearía el ambiente de serenidad indispensable para negociar las bases de una pacificación definitiva.

         "De estos motivos bien determinados, el primero se ha cumplido; en cuanto al segundo no se ha realizado".

         "El armisticio ha servido exclusivamente a los intereses del adversario. Le ha permitido salvar del desastre a tropas numerosas, fortificarse en una línea de combate en el frente de la batalla, reorganizar el sistema de transporte, llevar a cabo nuevas movilizaciones de reservas, encuadrar tropas, recibir material bélico, como lo que acaba de desembarcar en el puerto neutral de Moliendo, y realizar operaciones financieras para acrecentar fondos de guerra, más aún, durante la vigencia del armisticio, el gobierno de Bolivia ha acusado al Paraguay de violarlo constantemente, valiéndose de estas falsas imputaciones como medio de propaganda para dañar nuestro buen nombre, según se vio en Montevideo, donde causó indignación tan grande, aunque momentánea, la primera acusación lanzada por Bolivia referente a la toma de Muñoz y otros fortines.

         El armisticio no ha creado un ambiente propicio para la paz; más bien ha originado nuevos motivos de querella".

         Esta nota fue remitida al Presidente de la Comisión de la Liga, después de la prórroga del armisticio por siete días más, y ya explicado definitivamente que nuestro gobierno no accedería a nuevas prórrogas. El error cometido no sería más repetido. También el General Estigarribia asumió una actitud enérgica.

         El 5 de enero de 1934, un día antes de expirar el plazo de la tregua, visitó al Comanchaco el Ministro de Defensa, Doctor Víctor Rojas, a fin de consultarle sobre la conveniencia de una prórroga más. El General Estigarribia se negó terminantemente a aceptarla. Las hostilidades se reanudaron, al expirar el 6 de enero de 1934.

         Mientras duraba el armisticio, el Comanchaco desarrolló una nueva actividad febril, para atenuar las consecuencias del error cometido. Las Grandes Unidades fueron reagrupadas y desplazadas a los nuevos sectores, donde tendrían que actuar durante la nueva campaña; se aprovechó para estos movimientos, la ausencia de la observación aérea boliviana. Además, fueron abiertos nuevos caminos ante todo el de Carayá-Platanillos. Se trabajaba igualmente, en la construcción de líneas telefónicas y telegráficas, de galpones y de pozos y también se dispuso la construcción de la recta desde Punta Riel de Puerto Casado a Camacho (hoy Mariscal Estigarribia).

         Así, Comanchaco estaba preparando la ejecución de la campaña de 1934, de la Guerra del Chaco.

 

 

 

 

 

POSTALES DE NUESTRO PARAGUAY ETERNO


Enlace interno recomendado al espacio de

"IMÁGENES Y POSTALES DE PARAGUAY"


(Hacer click sobre la imagen)

 

1er. Grupo de Aviación - I Escuadrilla de Reconocimiento y Bombardeo

Asunción - Paraguay (Gentileza: Jorge Rubiani)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)
LA
LA GUERRA DEL CHACO (PARAGUAY - BOLIVIA) AÑOS 1932 - 1935

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANILA GUERRA DEL CHACOCASA DEL LA INDEPENDENCIAMÚSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAY
BILLETES DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011LITERATURA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA