PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
PEDRO GÓMEZ SILGUEIRA


  FRANCISCO SOLANO LÓPEZ, EL PIRATA AÉREO - Por PEDRO GÓMEZ SILGUEIRA - Domingo, 26 de Julio de 2020


FRANCISCO SOLANO LÓPEZ, EL PIRATA AÉREO - Por PEDRO GÓMEZ SILGUEIRA - Domingo, 26 de Julio de 2020

FRANCISCO SOLANO LÓPEZ, EL PIRATA AÉREO

 

Por PEDRO GÓMEZ SILGUEIRA

 

 

pgomez@abc.com.py

Fotos ABC Color/Archivo

En 1973, el secuestro de un avión en la región cafetalera de Colombia causó revuelo en toda Sudamérica y, muy especialmente, en Asunción. El suspenso, la acción y las escenas se sucedieron en este hecho de ribetes tragicómicos. Uno de los protagonistas, un paraguayo homónimo del mariscal.

La noticia publicada el jueves 31 de mayo de 1973 no mereció más que un breve suelto en las páginas de Cables de ABC Color. Daba cuenta de que, el día anterior, secuestradores desconocidos, enmascarados, “al parecer guerrilleros castristas”, tomaron un avión colombiano con 89 personas y lo llevaron a Cuba. Era un Electra a turborreacción de la empresa Servicio Aéreo Medellín (SAM). Amenazaban con hacer volar la aeronave si no se pagaba un rescate de 200.000 dólares y si no se liberaba a algunos guerrilleros presos.

Algo totalmente inesperado volcó la atención hacia Paraguay en aquel incidente en que el avión seguía recorriendo los cielos y aeropuertos de Sudamérica. Dos días después, en la madrugada del sábado 2 de junio, a las 00:14, estando a tan solo 2.100 pies, el avión pidió permiso a la torre de control del viejo aeropuerto “Presidente Stroessner” para aterrizar, luego de una breve escala en Resistencia, Argentina. El piloto del Electra colombiano HK 1274 “Venus” dijo a la torre: “No puedo hablar mucho. Tengo dos personas armadas aquí. Acá me ordenan que no se acerque nadie”.

Dos carros de bomberos se pusieron en alerta. Al percatarse la nave, ni bien tocó pista de nuevo decoló a las 00:22, ocho minutos después, con rumbo hacia Ezeiza, Buenos Aires. Nadie imaginaba lo que había pasado hasta la noticia del siguiente día: “Uno de los secuestradores del avión colombiano descendió ayer en forma clandestina en el aeropuerto de Asunción”. La Policía de la Capital, con toda su dotación de ‘caperucitas’ y con Pastor Coronel al frente, desplegó un intenso dispositivo de búsqueda.

Fue luego de que la Policía argentina diera la precisa al Departamento de Investigaciones: “Uno de los piratas aéreos saltó en el aeropuerto de Resistencia y el otro en el de Asunción. Al quedar libre, la tripulación guardó silencio acerca de este hecho hasta llegar a Buenos Aires porque así lo exigieron los piratas”.

A la par del rastrillaje, desde Colombia se levantaba la sospecha de que el aeropirata que bajó en Asunción sería un paraguayo de apellido Solano.

El primer “afortunado”

Tan solo 48 horas después se produce la primera detención de Francisco Solano Patiño como “presunto secuestrador”. Era un exfutbolista argentino que luego se hizo dirigente técnico. Como coartada declaró que estaba en el Estadio de Sajonia en el partido General Caballero versus Libertad en el momento en que supuestamente el secuestrador descendía en Asunción.

La policía lo sorprendió en su casa cuando volvía lo más tranquilo de una partida de truco en el club Atlántida, sin la menor sospecha de que ya lo estaban esperando en su morada. Incluso, con sus amigos bromearon ante las noticias que escucharon en la radio.

La confusión –tal vez– se debía a que Solano Patiño durante 20 años vivió en Colombia, primero como futbolista y luego como director técnico. Estaba casado con una colombiana y además el apellido Solano era muy común en ese país.

Durmió uniendo dos sillones en Investigaciones. Al día siguiente, el incidente fue aclarado y el preso “devuelto a su domicilio”, tras el pedido de disculpas de quienes lo detuvieron.

Polla con polémica

Francisco Solano Patiño ya estaba acostumbrado a tener prensa. Exactamente un año antes, el 14 de mayo de 1972, empezó a cobrar notoriedad al ganar la Polla Paraguaya de Fútbol, “embolsándose la bonita suma (como dicen las loterías de barrio) de 2.677.370 guaraníes”. Una millonada para la época, dinero que utilizó incluso para fines solidarios.

Le tocó una situación tragicómica, pues en la tarjeta ganadora de la Polla con 13 puntos, su pronóstico había predicho la derrota del equipo que en aquel entonces él dirigía, el Club Sol de América. “Los dirigentes, faltos de humor y llenos de suspicacia, le pidieron la renuncia”, refiere la crónica de ABC.

Mientras esto ocurría en Paraguay, el avión secuestrado regresaba a Colombia desde Ezeiza tras haber sido obligado a realizar escala en siete países y haber recorrido 20.000 kilómetros. Los secuestradores habían desaparecido con 50.000 dólares recibidos como rescate de la empresa a cambio de la seguridad de los pasajeros y la tripulación.

En Colombia saltaba el nombre de otro sospechoso: Francisco José Solano López, futbolista paraguayo que militó en las filas del Club Atlético Quindío.

Cae el escurridizo

En la noche del jueves 7 de junio de 1972, el “escurridizo pirata aéreo” Francisco Solano López Domínguez fue atrapado mientras dormía en una casa alquilada sobre la calle Capitán Figari en Asunción.

Negó ser guerrillero y confesó que en la “aventura” del secuestro del avión lo acompañó Óscar Eusebio Borja, otro paraguayo naturalizado argentino. Ambos tomaron el avión de cabotaje munidos con tan solo dos pistolas en el aeropuerto de la ciudad de Pereira, donde quedaron su esposa e hijos menores y vivían además varios otros paraguayos.

Según dijo, lo hizo apremiado por una afligente situación económica, pues no podía jugar al fútbol por problemas del corazón y diabetes y que prefirió “protagonizar una aventura de este calibre antes que recurrir a la representación nacional” (en Colombia).

¿Cómo llegó a Asunción? Bajó en la cabecera norte de la pista por la puerta delantera del avión que le abrieron la azafata y el piloto, quienes querían deshacerse lo antes posible de él. No se sabe a ciencia cierta si lo querían ya fuera o hasta padecían alguna especie de “síndrome de Estocolmo”, pues lo querían dejar en un “aeropuerto seguro”, según refleja su relato.

Arriesgada fuga

Al arrojarse a la pista mientras carreteaba el avión, Solano López casi fue succionado por la turbina y por poco lo arrolló una de las ruedas de la aeronave. Se lanzó a una zanja y huyó por el camino Asunción-Limpio hasta la estación de Luque, donde se sentó a esperar el tren –al parecer no sabía que el ferrocarril ya no operaba entonces en esa estación–, pero tal vez lo hizo casi inconscientemente porque su padre fue ferroviario por muchos años.

Finalmente, subió a un microómnibus “Asunción-Luque”. Al chofer quiso pagarle con un billete de 10 dólares, pero este le dijo que solo podía darle 1.000 guaraníes como vuelto. Así hubo un “tire y afloje entre ambos hombres hasta que la buena estrella de López D. volvió a refulgir y el conductor decidió traerlo gratis hasta Asunción”.

En barrio Obrero tomó un taxi para llegar hasta Palma y Chile. Se dio una panzada en el Lido, pues hacía días que no comía. Cambió 300 dólares e hizo compras para regalar a familiares, también pasajes aéreos para Colombia para hacer buscar a su esposa e hijos.

A otro familiar le encargó buscarle una casa en barrio Obrero, ofreciendo pagar hasta 500.000 guaraníes, lo que despertó sospechas en el vecindario. Solano López había quedado con 25.000 dólares de los 50.000 recibidos de SAM con su cómplice en Aruba, Antillas Holandesas, a cambio de no agredir a los pasajeros.

El intento de compra de la casa fue una pista seguida por la policía, así como una ficha hallada en el Departamento de Vigilancias y Delitos que data de 1961 cuando le entregaron 100 dólares para cambiar y huyó con el billete, según explicó el mismo jefe de la Policía, el inefable Pastor Coronel.

El encartado –como se decía entonces a los procesados– fue remitido a la Penitenciaría de Tacumbú.

Extradición a Colombia

Francisco Solano López ya cobró fama en el Paraguay y en Colombia comenzó el pedido de extradición. El 17 de julio se publicó en ABC Color una entrevista desde la cárcel. “No... no quiero ir a Colombia, porque allá me aplicarán la ley de fugas, estoy seguro”, declaró el reo cuyo cómplice estaba prófugo.

Tenía esperanzas de que no sea así porque no había acuerdo de extradición entre nuestros países. El embajador colombiano César Garrido, para entonces ya había hablado con el canciller paraguayo Raúl Sapena Pastor y anunciaba que llegaría el exhorto desde su país.

“Yo sé que allá me espera la ley de fugas... una corrida y luego las balas”, insistió el inquilino de Tacumbú y agregó que “es mentira que me van a garantizar justicia en Colombia”, y señaló luego que a él lo querían los militares y no Colombia. Desmintió ser parte de la guerrilla y acusó al embajador de haberlo involucrado en política.

Tras una larga batalla judicial, finalmente –el 4 de marzo de 1975– el entonces juez del sexto turno doctor Diógenes Martínez dispuso el “sobreseimiento libre” de los cargos de secuestro y retención ilegal de personas ante la legislación paraguaya, pero por el contrario dispuso la extradición de Solano López a Colombia.

La defensa apeló y el caso llegó hasta la Corte Suprema de Justicia, que también falló a favor de la extradición.

En la noche del 17 de noviembre de 1975 su suerte estaba echada y fue llevado a Colombia en un vuelo de Braniff, escoltado por dos policías que vinieron a buscarlo desde ese país.

Así terminaba la historia del pirata aéreo Francisco Solano López Domínguez luego del secuestro del avión y “tras varias peripecias” que aquí arrancó cuando se arrojó subrepticiamente a la pista del aeropuerto internacional.

La última vez que se lo mencionó en la prensa fue el 29 de setiembre de1978 cuando Interpol impartió una orden de captura contra varios aeropiratas, entre ellos Óscar Eusebio Borja González, “acusado de desviar un avión de la aerolínea colombiana SAM en compañía del paraguayo Francisco Solano López Domínguez, quien actualmente está recluido en una cárcel de Colombia”. ¿Qué pasó después? Tal vez alguien lo sepa.

¡Vencer o morir!

Francisco Solano López había prometido escribir un libro sobre su azarosa aventura. Que sepamos, nunca vio la luz esa obra. Y realmente hubiera valido la pena.

Una semana antes de su extradición a Colombia, al enterarse de la presencia en nuestro país de dos policías colombianos para escoltarlo en su viaje, López Domínguez encabezó un levantamiento de unos 1.000 reclusos en la Penitenciaría Nacional.

“En la ocasión, los amotinados señalaron que no permitirían la salida de López Domínguez, y que incluso estaban dispuestos a morir para impedirlo. Comenzaron, además, una huelga de hambre en apoyo a su determinación”, según publicaciones de ABC Color.

FSL dijo: “Ni a la fuerza voy a salir”, pero el director de Institutos Penales, doctor Hiran Delgado von Leppel, consiguió persuadir a los amotinados “advirtiéndoles de las consecuencias”.

Al mediodía de ese lunes 17 de noviembre de 1975, el abogado defensor del aeropirata, doctor Raúl Battilana, habló con su defendido “con intenciones de hacerle entrar en razón. Le señaló que la sentencia debía cumplirse, que recordara a su madre y se entregase. López Domínguez, que estaba muy nervioso, se limitó a decir: ‘La instrucción de mi madre es morir’. Uno de los acompañantes del Dr. Battilana comentó: ‘López Domínguez estaba medio rabioso. Hasta parecía que babeaba’”.

Finalmente, terminó el motín y esa misma noche el reo fue llevado rumbo a Colombia.




Fuente:  Revista Dominical de ABC Color (Impreso e Online)

Páginas: 8 al 12

Domingo, 26 de Julio de 2020

www.abc.com.py

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
HISTORIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIABILLETES DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAY
FILATELIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA