PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JUAN ANTONIO ESCURRA
« Volver
JUAN ANTONIO ESCURRA


Datos biográficos:

ESCURRA, JUAN ANTONIO : Fue Presidente de la República entre el 25-XI-1902 y el 19-XII-1904.

Nace en 1859 en Caraguatay, donde también vieron la luz otros dos mandatarios: don EMILIANO GONZÁLEZ NAVERO y el Mcal. JOSÉ FÉLIX ESTIGARRIBIA.

Tenía diez años cuando el martirologio de Acosta Ñu, pero no participa de la célebre "Batalla de los niños".

Siendo adolescente se consagra a las tareas rurales, previo paso por la escuela primaria.

En 1878 sienta plaza de soldado raso; obtiene sucesivos ascensos hasta que en 1891 es designado comandante militar de las Misiones; en mayo de 1892 es sargento mayor y comandante de las fuerzas de caballería. En julio de 1894 asciende a teniente coronel y el 24 de agosto del 1897 a coronel. Será ministro de Guerra y Marina de Aceval y de Carvallo, entre 1898 y 1902.

La presidencia del coronel Escurra pudo haber sido una especie de puente entre el ayer que comenzaba a cambiar sus luces desde los sucesos del 9 de enero de 1902 y la edad política, social y cultural que estaba amaneciendo.

Entre los acontecimientos de índole educacional se destacan: la realización del Primer Congreso Pedagógico Nacional, en febrero de 1903, y la adopción del denominado "Plan Franco" para el Colegio Nacional (25 de marzo de 1904).

Se dice que en secreto, con el mayor sigilo, desde 1903, venía preparándose el posterior estallido revolucionario del año siguiente.

El decreto del estado de sitio (8 de agosto de 1904), la aceptación de la renuncia del vicepresidente MANUEL DOMÍNGUEZ, luego de su resonante "Yo acuso" (se pasó a la revolución junto con don Arsenio López Decoud), no consiguieron aclarar ni fortificar el ambiente.

El Pacto del Pilcomayo, firmado el 19 de diciembre a bordo de la cañonera "El Plata" entre el gobierno y los representantes de la rebelión, con la garantía de los diplomáticos argentino y brasilero, no haría más que acelerar el final.

El coronel Escurra estaba casado con doña Josefa M. Rojas.

Durante el mandato del Dr. Eligio Ayala se le concedió al exmandatario una pensión "en mérito a los servicios prestados a la Nación" (19 de julio de 1928).

Un año después moría en Villa Hayes, el 24 de agosto de 1929.

(Fuente: “FORJADORES DEL PARAGUAY – DICCIONARIO BIOGRÁFICO” Realización y Producción Gráfica ARAMÍ GRUPO EMPRESARIAL. Alberdi 2831 c/16 Pytda. Tel. (595-21) 373 594, fax (595-21) 391 136 - e-mail: arami@rieder.net.py  Asunción, Paraguay. Coordinación General: Ricardo Servín Gauto. Direccion de la Obra: Oscar del Carmen Quevedo).

 

 

CORONEL  JUAN ANTONIO ESCURRA: Éstos, los de la presidencia del Cnel. Juan A. Escurra, son los prolegómenos de lo que vendrá después: el final de la Época Republicana, nunca más repetida.

EL MODESTO SOLDADO

Después de Uriarte y Egusquiza viene el tercer apellido vasco presidenciable: Escurra, que, escrito en la lengua ancestral: Ezkurra, significa: "encinal" y proviene de la villa de su nombre en Navarra.

Nace nuestro personaje en 1859 en Caraguatay, donde también vieron la luz otros dos mandatarios: don Emiliano González Navero y el Mcal. José Félix Estigarribia. Tiene diez años cuando el martirologio de Acosta Ñu, pero no participa de la célebre "batalla de los niños" a raíz del resguardo de la población civil que el Mcal. López ordenó al jefe político del lugar, don José del Rosario Miranda.

Siendo adolescente se consagra a las tareas rurales, previo paso por la escuela primaria. En 1878 sienta plaza de soldado raso; obtiene sucesivos ascensos hasta que en 1891 es designado comandante militar de las Misiones; en mayo de 1892 es sargento mayor y comandante de las fuerzas de caballería. En julio de 1894 asciende a teniente coronel y el 24 de agosto del 97 a coronel. Será ministro de Guerra y Marina de Aceval y de Carvallo, entre 1898 y 1902.

Dos prominentes publicistas exaltaron, el uno su persona y el otro las características de su administración: el romántico Juan Silvano Godoi y el novecentista José Rodríguez Alcalá en su compilación de artículos aparecidos en "La Democracia". (Don José fue un modelo de periodista profesional). Durante el mandato del Dr. Eligio Ayala se le concedió al ex-mandatario una pensión "en mérito a los servicios prestados a la Nación" (19 de julio de 1928).

Un año después moría en Villa Hayes, el 24 de agosto de 1929. "No era un dictadorzuelo tropical", ha dicho de él con justicia el doctor Leandro Prieto Yegros ("Enciclopedia Republicana", 1983, p.402).

El Cnel. Escurra estaba casado con doña Josefa M. Rojas, hermana de doña Concepción Rojas de Prieto y, por consecuencia, tía del ilustre pensador liberal ya fallecido, doctor Justo Prieto. Un gabinete joven

Con algunos hombres fogueados forma su gabinete: Eduardo Fleitas, Cayetano Carreras, iniciado -como José Emilio Pérez-en el "egusquicismo", el Cnel. Cáceres y los generales Caballero y Escobar. Mas, ha comenzado ya una superposición "novecentista" importante. En la jornada lo acompañan: el vice, Manuel Domínguez, de 34 años; ministros de Relaciones Exteriores como Pedro P. Peña, 39, y Antolín Irala, 26, apenas sí rozando el límite constitucional; de Hacienda, como Moreno, 30, y Antonio Sosa, 33. El propio presidente no llega a la cincuentena: tiene 43 años. (Los gobernantes de las vecindades son estos: en la Argentina, Julio A. Roca; en Bolivia, José Manuel Pando e Ismael Montes; en Brasil, Francisco de Paula Rodrígues Alves, y en el Uruguay-tan cerca aunque no limítrofe- don José Batlle y Ordóñez).

Rasgo distintivo será la designación, para distintos cargos, de notorios representantes del novecentismo: Emilio Romero Pereira (1877-1909), Manuel W. Chaves (1878-1939), Ignacio A. Pane (1880-1920), Ramón V. Caballero de Bedoya (1883-1978), Ricardo Brugada (h) (1880-1920), J. Manuel Frutos (1879-1960), Cipriano Ibáñez (1878-1944), Ricardo Marrero Marengo (1879-1919), Hérib Campos Cervera (padre) (1879-1922), José Cándido Diana, poeta concepcionero (1874-1946), Eusebio Ayala (1875-1942). Es de señalar que Marrero Marengo, Campos Cervera, Diana y Ayala eran "opositores". Bello ejemplo.

Esto quiere significar que los integrantes del viejo ejército dispusieron aceptar el reto de los nuevos tiempos, que simbolizaban el advenimiento de un Paraguay que ellos quizá sólo habían sñado.

LA TRANSICIÓN PERDIDA

La presidencia del Cnel. Escurra pudo haber sido una especie de puente entre el ayer que comenzaba a cambiar sus luces desde los sucesos del 9 de enero de 1902 y la edad política, social y cultural que estaba amaneciendo. Los esfuerzos porque así ocurriera no fueron pocos, como que en su ámbito se registran sucesos que marchaban en esa dirección y que las euménides criollas dieron en torcer. Baste, a ese propósito, una breve enumeración.

Historia: Polémica Báez-O'Leary, que no es una trifulca entre, por entonces, inexistentes "lopiztas" y "antilopiztas", sino una auténtica y profunda quiebra generacional, como no la ha habido más adelante. Designaciones: La de Cecilio Báez, el 29 de diciembre de 1903, como plenipotenciario en México y Estados Unidos; la del Dr. Arturo Rebaudi, notorio "antilopizta", como delegado al 11 Congreso Médico a celebrarse en Buenos Aires, según decreto del 21 de marzo de 1904; la de Juan E. O'Leary, en pleno hervor revisionista, como interventor de la Lotería Nacional. A esto debe agregarse el segundo proyecto elevado por Fulgencio R. Moreno al Congreso, el 2 de mayo de 1903 al que sucede su renuncia diez días después.

En el orden de la diplomacia debe destacarse la "resalva" al tratado boliviano-brasileño de Petrópolis, de noviembre de 1903, firmada por el canciller Antolín Irala pero redactada por don Manuel Gondra. Entre los acontecimientos de índole educacional se destacan: la realización del Primer Congreso Pedagógico Nacional, en febrero de 1903, y la adopción del denominado "Plan Franco" para el Colegio Nacional (25 de marzo de 1904).

Otros decretos: Donación al gobierno uruguayo del "Solar de Artigas"; designación de dos comisiones: una para la adopción de códigos nacionales y otra para el estudio de la interminable "cuestión ferrocarrilera" (que duró desde 1895 hasta 1907).

COMIENZA EL DESGASTE

Antes de entrar en esta zona de "máxima turbulencia", será necesario amenizar la lectura con algunas curiosidades, o sea datos poco o nada conocidos por el lector de nuestros días. Cronológicamente las cosas fueron así: 1902, renuncia don Silvano Mosqueira como secretario de la Municipalidad y lo reemplaza Federico Chaves; 1903, se aleja de la jefatura de Policía de la Capital el Dr. Tomás Matto; es creada la Junta Económico-Administrativa de Mbuyapey con la presidencia de don Ceferino Ayala y la vice de don Carlos Pastore (padre del pensador paraguayo contemporáneo del mismo nombre y apellido); nómbrase escribiente de la Biblioteca Nacional a Fernando Vera, en lugar de Alberto Correa, que renunció; 1904, el poeta Narciso R. Colmán se desempeña como juez de paz en la localidad de Caballero.

En sus "Menajes" anuales a las Cámaras, el presidente Escurra ofrece un panorama bastante edulcorado de la situación, característica de todos los documentos de ese jaez (antes y ahora) con la honrosa excepción de Eligio Ayala. El cuadro optimista incluía varios proyectos del P.E., que ayudarían a superar el estado de crisis, "derivado de las oscilaciones monetarias y los atrasos del presupuesto".

En contraste con esto y con la campaña de "El País", que lo apoyaba, ya Cecilio Báez, en julio de 1902 (Escurra no había llegado aún al poder), difundía preanuncios apocalípticos, luego confirmados en su artículo periodístico "Países enfermos. Finanzas ave-riadas". (Esa enfermedad latinoamericana había sido comenta-da por el venezolano César Zumeta, en 1899, y lo sería por el boliviano Alcides Arguedas, en 1909, ambos positivistas como Báez). Se necesita una política moderna, de trabajo idóneo y administración honrada. "Los gobernantes de partido -expresa- le hacen un daño inmenso".

PACTO DEL PILCOMAYO

Se dice que en secreto, con el mayor sigilo, desde 1903, venía preparándose el posterior estallido revolucionario del año siguiente. Pero es raro de suponer que tales ajetreos, cumplidos a la luz pública y hasta con evidente complacencia oficial en la Argentina, hayan podido ser ignorados en totalidad. Por ese tiempo ya se había organizado un "comité" integrado por un cívico: Benigno Ferreira; dos radicales: Cecilio Báez y Emiliano González Navero; y tres "egusquicistas": Emilio Aceval, Guillermo de los Ríos y Francisco Campos, estos últimos como principales contribuyentes. El primero había exigido la previa unidad del liberalismo. También se formó otro grupo algo más contundente con el capitán Manuel J. Duarte, don Domingo García Torres y el comisario Elías García, destinado a la compra de armas y pertrechos de guerra. El ñandutí dedicado a unificar las acciones fue "tejido" por el diputado don Adolfo Soler.

Con anterioridad, oficiales que fueran becados a Chile dieron en cultivar el deporte conspiraticio, entre ellos los capitanes Albino Jara y Patricio Alejandrino Escobar, el famoso "Lepatí", hijo del ex-presidente, aunque en otro andarivel político. Una comisión de la ANR, presidida por Ricardito Brugada, se adelanta a prevenir, sin que brotes de violencia en Concepción y la capital alcancen su éxito.

El decreto del estado de sitio (8 de agosto de 1904), la aceptación de la renuncia del vice Manuel Domínguez, luego de su resonante "Yo acuso" (se pasó a la revolución junto con don Arsenio López Decoud), no consiguieron aclarar ni fortificar el ambiente. El Pacto del Pilcomayo, firmado el 19 de diciembre a bordo de la cañonera "El Plata" entre el gobierno y los representantes de la rebelión, con la garantía de los diplomáticos argentino y brasilero, no haría más que acelerar el final.

Fuente: LOS PRESIDENTES DEL PARAGUAY - TOMO I. CRÓNICA POLÍTICA (1844-1954). Segunda Edición. Por RAÚL AMARAL. Editorial Servilibro, Dirección Editorial: Vidalia Sánchez, Asunción-Paraguay, 2005. 395 pp.

 

 

Enlace interno recomendado: Noveno Período Constitucional.Presidente: Cnel. JUAN ANTONIO ESCURRA. 25 de noviembre de 1902 al 19 de diciembre de 1904. Fuente: HISTORIA DEL PARAGUAY CONTEMPORANEO 1869 - 1983 . Autor: OSVALDO KALLSEN, Imprenta Modelo S.A., Asunción – Paraguay 1983 (215 páginas).

 

 

Enlace interno recomendado: LA POLÍTICA DE DEFENSA PARAGUAYA  A TRAVÉS DE LOS DISCURSOS PRESIDENCIALES  (1844-2008) - CNEL. JUAN ANTONIO ESCURRA, Periodo presidencial 1902 – 1904 /Por Cnel. DEM ROBERTO AMADO GARCETE SAMUDIOy Cnel. DEM JUAN RAMÓN BENEGAS FERREIRA

Fuente: INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS ESTRATEGICOS. LA POLÍTICA DE DEFENSA PARAGUAYA  A TRAVÉS DE LOS DISCURSOS PRESIDENCIALES  (1844-2008). TRABAJO COLECTIVO DE LA PROMOCIÓN. GRAL. BRIG. HUGO MENDOZA . Director General , Asunción - Paraguay 2010 (198 páginas)




    Compartir FB

Cantidad de Obras Registradas: 1


Para Acceder a cada Obra, por favor haga click en la imágen.




 

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

 

 

MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIAHISTORIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMÚSICA PARAGUAYALITERATURA PARAGUAYA
FILATELIA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLA GUERRA DEL CHACOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA