PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JOSÉ ANTONIO GALEANO


  VIVOS, EN EL VIENTO - JOSÉ ANTONIO GALEANO


VIVOS, EN EL VIENTO -  JOSÉ ANTONIO GALEANO


VIVOS, EN EL VIENTO


De la sangre a la gloria

 

 

Letra:  JOSÉ ANTONIO GALEANO 

Música:  JORGE GARBETT

 


El marzo paraguayo de 1999 no solo dejó para la historia el acto de coraje de los jóvenes mártires de la democracia y el despertar de un pueblo harto de mesías preparados sólo para salvarse a sí mismos y a su camarilla, sino que también inspiró a músicos y poetas. Tocados hondamente por ese episodio de sangre pero también de gloria, los creadores sumaron sus voces para expresar su tiempo a través del arte que profesan.

José Antonio Galeano, en medio de la euforia del triunfo, el domingo 29 de marzo de este año, sintió que le crecían en las venas unos versos para los que habían hecho que en pleno otoño la primavera regresara cantando. Ya en la madrugada del 30, sin sueños en los ojos —,quién podía tener sueños en una madrugada tan iluminada de esperanzas?—, se sentó frente a la computadora y esbozó los versos de lo que luego titularía Vivos, en el viento. Las palabras, en la madrugada, eran un torrente impetuoso que hallaban un cauce en la pantalla.

El autor de la letra, hermano de Maneco Galeano, había nacido en Asunción el 9 de mayo de 1952. Su infancia le había dejado en la memoria el recuerdo de sus viajes a Pinasco por el río Paraguay. Los nombres de los barcos Anita Barthe, Pingo, Anita G. y otros formaban parte de su mundo de niño. Durante tres meses, con sus abuelos y sus hermanos, descubrían el encanto de la vida a orillas del trabajo y el agua que jamás se detenía en puerto alguno.

José Antonio, después del colegio San José, ancló, durante dos años, en Buenos Aires. Allí estudió, para regresar luego. Si bien es abogado, la docencia acapara sus horas. Es, actualmente, director de la secundaria en el Colegio San Ignacio de Loyola. Forma, por otro lado, parte del Consejo Nacional de Educación y Cultura.

Más allá de sus tareas cotidianas, el arte ocupa buena parte de su vida. Integrante del Grupo Sembrador, había aprendido los rudimentos de la guitarra con Maneco. Varias de sus letras tienen música. La última es ésta, que nació del fuego encendido del heroismo de aquellos jóvenes que entregaron su vida por la patria.

Ese lunes, con una dedicatoria, le envió el poema a su amigo y compañero, director de Sembrador, Jorge Garbett —nacido el 7 de noviembre de 1954 en Encarnación—, para que le pusiera música.

Pasó algún tiempo. El compositor trabajó en lo que quería que fuese una marcha. «Me parece que es un autoplagio de algo mío», le dijo una vez a su coautor. Continuó buscándole la melodía cabal, después de las correcciones que se adecuaron a la métrica de la obra en gestación.

Finalmente, tres semanas antes del recital de este año del Grupo Sembrador en el Centro Paraguayo-Japonés, Jorge le dio la grata noticia a su amigo. «La marcha está lista», le anunció. Tras los ensayos, la composición fue estrenada recibiendo la unánime aprobación de cuantos habían ido a escucharlos en cada uno de los recitales ofrecidos.

 

Fuente: José Antonio Galeano.


VIVOS, EN EL VIENTO 

Con su solo corazón como estandarte

enfrentaron la miseria de las balas;

conocieron de la lucha y el combate,

nos dijeron: «Allí está la victoria».

 

Hoy sus nombres son camino, para siempre,

su ejemplo es esperanza y es bandera,

su entrega recorre las veredas

y es clamor, y es grito, y es paloma.

 

En lo oscuro sonaron los disparos,

su pasión se verbo y se hizo carne.

Desde el fondo de la noche, consecuentes,

subieron a la luz y a las campanas.

 

Si el canto nos anuda la garganta

y el ser libres nos impone ser mejores,

su recuerdo y su presencia solidaria

nos guían, apuntando hacia el maíana.

 

Su juventud, resucitando en cada alma,

ya es bandera de púrpura encendida.

El agua de su ejemplo y sus camisas

son de todos, en el aire y las auroras.

 

Cuando triunfan los sueños libertarios

y se yerguen, cual brizna, en las aceras,

el recado de sus cuerpos inmolados

nos convoca desde el fondo de la tierra.

 

Letra:  JOSÉ ANTONIO GALEANO  

Música:  JORGE GARBETT



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: LAS VOCES DE LA MEMORIA - TOMO I
HISTORIAS DE CANCIONES
POPULARES PARAGUAYAS
Autor y ©: 
MARIO RUBÉN ÁLVAREZ
Edición del autor y Julián Navarro Vera
Dibujo de tapa: 
ENZO PERTILE
Diseño de tapa: Miguel Ángel Sosa
Asunción-Paraguay 2003
.
Visite la 
GALERÍA DE LETRAS
Amplio resumen de autores y obras
de la Literatura Paraguaya.
Poesía, Novela, Cuento, Ensayo, Teatro y mucho más.
 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
MÚSICA
MÚSICA PARAGUAYA (LIBROS, ENSAYOS, LETRAS DE CANCIONES)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
FILATELIA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA IDIOMA GUARANIMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMÚSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA