PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
GABRIEL OJEDA


  REDUNDANCIA DEL ANHELO, 2010 - Poemario de GABRIEL OJEDA


REDUNDANCIA DEL ANHELO, 2010 - Poemario de GABRIEL OJEDA

REDUNDANCIA DEL ANHELO

Poemario de GABRIEL OJEDA

 

 

Arandurã Editorial

Telefax: 595 - 21 - 214.295
 

Asunción – Paraguay

2010

 

NUEVO REFERENTE DE LA POESÍA PARAGUAYA

 

El tiempo y la disconformidad en la proyección estética de un poeta joven. Hasta este momento, entre los cuatro o cinco poetas de la “Promoción 2010” que merecen consideración por la coherencia, estructuración, unidad y manejo de un lenguaje con aspiraciones renovadoras, figura el nombre de Gabriel Ojeda, bardo implacable quien entendió correctamente que la infusión lirica no es un juego pasatista ni escapista. En este sentido, Ojeda es probablemente el que ha escudriñado con mayor vastedad en la versificación, utilizando un procedimiento técnico indagador, abundante y movedizo hasta alcanzar un enlace entrañable con el mundo de hoy, tan complejo en toda su dimensión roedora.

 

No es fácil recurrir a la estética para comprender ciertas cosas, tampoco es fácil conquistar a través de ella la expresión justa, el estilo eficaz que sirva de hilo conductor para la comunicación con los demás. Sin embargo, en una trama de faenas nerviosas, tensionado por las circunstancias que plantea el medio, Gabriel Ojeda zarandea los sarcófagos para hallar elementos o símbolos referenciales al construir su visión esencialmente poética, calado muchas veces ingrato en tantos poetas traicionados por la falta de talento y que terminan en la esclerosis, expirando en repeticiones aburridas y desfasadas.

Cuando la poesía no toca el pellejo del lector y carece de espontaneidad creativa y estructuración adecuada (que la haga funcionar no solamente como sereno goce estético sino como compromiso existencial que bucea entre preguntas y respuestas) nutre un laberinto de sospechas y hace dudar de su valor. Entonces se vuelve efímera, insulsa, desamparada, equívoca, mediocre. Los grandes rapsodas entendieron que cuando el valor de la palabra sedimenta de manera esencial no hay escapatoria, es decir, apunta inapelablemente hacia la poesía que tiende sus redes y sacude como diría Safo de Lesbos: “Bulle en mi pecho y de aquí y allá me lleva”.

Apartado de los síntomas estrictos del clasicismo, alejado del romanticismo lagrimal, escapando de la ampulosidad modernista, examinando la gastada y maltratada contemporaneidad con una detracción que repele lo senil, nuestro poeta registra con pasión onanista los detalles y por momentos reniega de la elocuencia y profana cual necrófilo y asceta su propia retórica, al saber que golpeando el pedernal puede configurar un nuevo fuego expresivo, una manera ignorada de decir el sufrimiento de la humanidad, perturbada y engullida por el capitalismo concupiscente y la consecuente marginación, opresión y miseria.

En un hermoso verso del poema “LA IRONÍA DEL MUNDO DE HOY”,

Gabriel Ojeda mete el dedo en la llaga supurante que exhibe el hombre actual, nos dice con tristeza y desolación lo que le molesta, y proyecta una mirada regresiva ym se entrega con confianza a la palabra

esencial (que finalmente rescata cierta esperanza de vivisección):

“Se forma un grumoso halo de miradas

pidiendo ayuda en lo alto del cielo ausente.

Limas, cinceles, taladros y arpías que visten su atardecer.

La maligna soflama de la boca desprendida vuelve a soñar.

Un poeta escribe sobre los papiros del viento”…

Llamativamente en otro poema habla de una Tierra Intermedia donde la inclinación hacia la posibilidad de narrar plantea cierto ritmo de monotonía y encrucijada; se trata de una práctica intencional que desacelera la lectura para que el lector no escape del poema. Es posible que su expresión se torne amarga al eludir las floraciones:

“En las ventanas renuentes

donde cuecen las plegarias

los enanos de barro y alcanfor

marginados franquean cabizbajos

ornados rebaños de culpas efervescentes

soltando quejidos incomprensibles

esperando que todo termine

cuando van acercando sus tinieblas

al reino del perdón

en la tierra intermedia”…

¿Se trata de una intención de redención en una marcha sórdida donde la sombra es un lenguaje y la plegaria tiene cierta emotividad escolástica para rescatar a los pecadores?

La respuesta tal vez podamos hallar en otro poema de reflexión filosófica:

“Allí el tiempo se confunde con el espacio

y éste se desviste posando

para los fenómenos de interpretación borrosa.

Virus de la mente en la fotografía ineluctable

del nunca dado adiós queriendo no ser nada”.

Gabriel Ojeda es un desesperado del tiempo, un renegado del tiempo, un saboteador del espacio, un misántropo poliforme, un transgresor que no oculta virtudes ni defectos; como el viejo Gog de Papini ironiza su historia y muchas veces resulta difícil comprenderlo, porque muchos de sus versos son como salidos del humo de la marihuana o de los efluvios del polvo blanco que conduce a estados de exaltación, deleites de placer, perplejidad neurótica y fantasías de quiromancia.

El pretérito es maltratado permanentemente en sus poemas, no se ajusta nunca a sus expectativas, éstas le provocan aversión,

aunque sabe encubrir su propia llanura ermitaña. En su “Monte de tristeza” nos indica:

“Supe de un lugar

adonde van las fantasía

 rencorosas, vengando el pasado

que las vio flaquear.

En ese imperio incrédulo

Habita el tiempo

que nunca acaba de morir

en los pechos viejos de la

espiritualidad”.

Sin embargo, hay cierta bifurcación del tiempo en su operación creativa, por un lado es el pasado difunto que le produce malestar, por el otro el tiempo es un hilo, casi un destello de salvación.

Cualquiera se inclinaría a creer que algunos poemas irrumpen en sulfúricas entonaciones surrealistas que sólo aquilatan imágenes, deflagraciones, petardos intoxicados de poesía con fermento de perfume ecológico, y no es para menos cuando golpeando los puños al viento y despedazándose los dientes profiere un grito que se disipa y termina en poesía:

“¡Fuente biológica fotosintética luminosa divina!

Ya puedes salir de entre las praderas de basura microcéfala…”,

seguidamente, entabla un diálogo raro, ausente, llamativo.

Cuando supera la polución diurna y noctámbula castiga su propia amalgama expresiva y aterriza de manera serena, reflexiva, lastimada, eternamente dolorida:

“El vidrio suave del alma hierve.

Trinando las raíces que dan colorido

a las contemplaciones de nuestra imaginación.

 ¿Quién no leyó entre líneas

las manifestaciones alocadas

de la novedad implícita?

La vacilación del silencio

suspende a las pestañas

en la inmediatez sin palabras.

Va naciendo un nuevo charco de incertidumbre”.

Gabriel Ojeda como poeta es bestialmente trabajador y de merecidos logros estéticos, reiteradamente digo que ese compromiso, esa conexión o cohesión con la tarea literaria hizo que él pudiera lograr un estilo donde la depuración de las palabras marca el timbre de calidad en su poesía. Pocos llegaron a enfrentar con tanta devoción misional la imperiosa necesidad de expresar lo que por dentro nos atormenta, nos alegra y nos redime.

Ojeda ha cumplido sobradamente ese cometido, por eso hoy,

se constituye en un referente de la nueva poesía paraguaya que también va marchando de la nueva promoción de rapsodas nacionales.

Victorio V. Suárez

25 de setiembre 2010

Fuente: ARTE Y CULTURA. LAS ARTES, LAS CIENCIAS Y LOS LIBROS SON LA FORMA MÁS ALTA DE LA CULTURA. Año 7. Número 30, Noviembre 2011.Asunción – Paraguay.

 

 

 

Para compra del libro debe contactar:

ARANDURÃ EDITORIAL

www.arandura.pyglobal.com

Asunción - Paraguay

Telefax: 595 - 21 - 214.295

e-mail: arandura@telesurf.com.py

 

 

Enlace al espacio de la ARANDURÃ EDITORIAL

en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
ARANDURÃ
ARANDURÃ EDITORIAL
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA HISTORIA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY
FILATELIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOIDIOMA GUARANIBILLETES DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAREPUBLICA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA