PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
PAULA SUSANA AGUILERA ODDONE


  LOS SIETE GUARDINAES DE LOS SIETE SECRETOS III - Novela de PAULA AGUILERA


LOS SIETE GUARDINAES DE LOS SIETE SECRETOS III - Novela de PAULA AGUILERA

LOS SIETE GUARDINAES DE LOS SIETE SECRETOS III:

PRELUDIO: EL CAMINO A LOS GUARDIANES 

Novela de PAULA AGUILERA

 

 

Editorial: Editora y Gráfica Marben  S.A

Año de publicación: 2009

Cantidad de Páginas: 505 páginas

Dónde adquirirlo: Librería Quijote S.R.L

 

 

ARGUMENTO DEL TERCER LIBRO:

“LOS SIETE GUARDINAES DE LOS SIETE SECRETOS III:

PRELUDIO:EL CAMINO A LOS GUARDIANES”

 

 

Habiendo vencido el hechizo que les había hecho olvidar quiénes eran y su misión, los Guardianes comienzan a recordar su historia, desde sus primeros años de vida, cuando empiezan a prepararse para convertirse en los Protectores de los Secretos; así como otros hechos tales como la desaparición de Gottfried Archer, el envío de su hermano al desierto de Muzat, su enfrentamiento a criaturas poco conocidas llamadas  vampiros esfinge, la llegada de Zeta y la búsqueda del misterioso Báculo de Zhorg, robado a la Orden de Draconia unos años antes,  hasta el momento crucial en el que ocurre aquel enfrentamiento en el que pierden sus recuerdos.

         Los hechos relatados en este tercer libro concluyen pocos meses antes de los episodios relatados en “Los Siete Guardianes de los Siete Secretos I” y  “Los Siete Guardianes de los Siete Secretos II: Entre magos y Guardianes”.

 

Esta es la tercera novela de la tetralogía de “Los Siete Guardianes de los Siete Secretos”

 

 

(EXTRACTO DE LA INTRODUCCIÓN)

 

Había rumores. Y estos comenzaban a escucharse con mayor frecuencia  en todos los círculos, no solo entre los magos y caballeros.

Es que se habían visto las señales. Podía ser sentido en el ambiente.

         Aunque muchos todavía no comprendían de qué se trataba. Sin embargo, los entendidos se daban cuenta de que la historia se estaba repitiendo. Todo sucedía igual que cuatro siglos atrás.

         El miedo y el caos estaban retornando a Zydonia. Lo que más  temían los hechiceros estaba sucediendo: la mayor amenaza del planeta había regresado.  Había sido despertado de su largo sueño, en el que fue sumido por Haryal de Vehrak, quien no pudo acabar con él, dejando esa tarea a las siguientes generaciones, que no le agradecerían lo que había hecho.

         Mensajeros fueron enviados a todas las sedes de la Orden de Draconia, en todo el mundo. Debían estar alertas y listos para lo que fuera.

         Según las profecías, los Guardianes volverían a aparecer para defender nuevamente a Zydonia, enfrascándose en una nueva lucha contra el mal. Pero los profetas se equivocaron…  esta no sería la última batalla, ni la  decisiva.

 Sólo sería el principio de lo que se avecinaba.

         Servir y proteger.

          Por eso fue creada la Orden de Draconia,  millones de años atrás. Servir y Proteger…  ese era su juramento de por vida. Estar siempre en guardia para proteger al mundo y a los seres que habitaban en él, a costa de sus vidas si era necesario.

Servir y proteger...

         Mas, no lograron evitar que el zafiro de Injha ´et desapareciera de su sede apostada en Egenia. Y  no pudieron cuidar al pequeño Guardián, que fue  raptado, tres meses después de haber nacido.

         Por más que buscaron, no lo hallaron. Ya estaba en poder del enemigo.

         Los magos del Consejo estaban desesperados por hallar a un sucesor y por encontrar  al niño, para al menos regresarlo con su familia.

 Pero el Secreto era paciente y prudente. Ese Guardián algún día regresaría a él y llevaría a cabo la tarea para la cual fue elegido.  Mientras, escogió a otro bebé para que lo resguardara. Y decidió  cambiar su propia identidad, disfrazando sus poderes. De esa manera, no lo encontrarían, ni tampoco a los otros Secretos, ya que estos atenuaron su magia, hasta ser casi imperceptibles.

         No permitirían que les arrebataran a esos chiquillos.

         No dejarían que el mago acabara con sus criaturas, como hizo con las dos generaciones anteriores.

         No dejarían que se saliera con la suya esta vez. Las cosas serían muy diferentes. No volverían a cometer los mismos errores de antaño.

 

 

(EXTRACTO DEL CAPÍTULO I – EL COMIENZO)

 

Kemit, Capital del Sexto Reino de Zydonia

Día décimo segundo del mes de Shíar del año 10105

Egenia

 

         Némesis contemplaba absorto a los pequeños que debía cuidar. La profecía de Mégera al fin se había cumplido. Los gemelos habían nacido mil años después de su enfrentamiento con Raisher. Creyó que  esos bebés aparecerían en la segunda generación de Guardianes. Pero no fue así. En el fondo pensaba que fue lo mejor, ya que aquellos fracasaron también. De los siete Guardianes anteriores, cinco habían sido asesinados por los skhull. El Primer Guardián, Vaner de Vheremm, había sido atacado por Zhorg, no pudiendo reunirse con sus amigos.  Y Haryal de Vehrak, el otro sobreviviente junto con Vaner de Vheremm, no tuvo mejor idea que la de hacer dormir a Zhorg, para que éste de nuevo fuera despertado en cualquier momento… 

         …ese momento había llegado, el mago fue liberado del conjuro de Haryal.

         Estaba más que seguro de conocer la identidad del causante de que el hechicero despertara de su largo sueño. Sí, él  había escapado al segundo de darse cuenta del conjuro que el Antiguo Cuarto Guardián estaba pronunciando.

         Némesis casi podía sentir su presencia. Zhorg estuvo atrapado, durmiendo durante cuatrocientos años, pero Raisher siguió libre, esperando otros cuatro siglos para traer a su cómplice de nuevo a Zydonia.

         Nunca iba a darse por vencido.

         Posó la vista en la ventana. Raisher raptó al Sexto Guardián, Seth Anubis de Sarem. Los draconianos poco pudieron hacer para impedirlo. Si descubrió la identidad del Protector de Drom (Rayo) ¿Quién le garantizaba que no tardaría en develar los nombres de los demás Protectores de los Tesoros de Zydonia? ¿Cómo podrían proteger a esos niños de un enemigo que iba un paso  delante de ellos?

         Observó a los gemelos. Ambos estaban despiertos, lo que resultaba extraño puesto que ya era más de media noche.  Kamek lo miraba con curiosidad, metiendo uno de los extremos de la almohada en la boca. Maat estiró la funda hasta sacarla y comenzó a agitarla, muy divertida.

         Némesis sonrió. Los mellizos no parecían tener cuatro meses, sino diez. Aquello era un rasgo normal en los vampiros, cuyos bebés crecían rápidamente, además de que veían perfectamente bien. Era un mecanismo de defensa de la raza, heredado de sus antepasados.

         Los ojitos verdes de Maat se posaron en él.  Le acarició una mejilla. Kamek apoyó una de sus manitas en su brazo, reclamando un poco de atención. Némesis sonrió, divertido. Le hubiera gustado congelar ese momento y mantenerlo vivo por el resto de la eternidad.

         Escuchó un grito ahogado y un ruido sordo producido por un cuerpo que cayó al suelo. Los gemelos se quedaron quietos y fijaron los ojos en la puerta del cuarto. Ambos permanecieron callados, como si supieran que algo iba a suceder, por lo que era mejor que no emitieran sonido.

         De pronto comprendió. Los habían descubierto.  Raisher  venía a por esos niños.

         Los miró con tristeza. Solo existía una sola forma de ponerlos a salvo. La seguridad de esos niños era lo primero. Y debía protegerlos a cualquier precio. Lo lamentaba por Berenice, empero, parte del futuro de Zydonia dependía de esas dos criaturitas.

         Los tomó en brazos y abrió un Portal, al tiempo que oía un ruido de metales entrechocando  y  de pasos apresurados que se dirigían a la habitación. Lo cruzó sin mirar atrás.

         Cuando los soldados egenios  entraron, el dormitorio estaba vacío. Registraron la casa de arriba a abajo, sin hallar absolutamente nada. Era como si los mellizos se hubiesen esfumado. El jefe del grupo soltó una maldición, pensando en cómo le explicarían al amo lo que había sucedido.

         Rápidamente, envió a sus hombres a que recorrieran la zona y verificaran casa por casa si era necesario. Había que encontrar a esos niños.

         Némesis apareció ante una casa grande de estilo renacentista, muy hermosa. Observó los jardines, iluminados por grandes farolas de bronce. Siempre le había gustado ese lugar. Se parecía mucho a la casa que había pertenecido a Mégera.

         Mégera… el mero recuerdo de su nombre le oprimía el corazón. El volver a verla, también dependía de si los Guardianes conseguían vencer a Raisher.

         Lentamente avanzó hacia la puerta principal. Irwyll estaba apoyada junto a la pared. La espada había llegado antes que él, aguardando pacientemente a su espadachín.

         Depositó suavemente a Maat en el suelo y envolvió al pequeño Kamek con las sábanas. Le dio un beso en la frente,  dejándolo luego junto a la espada.

         El pequeño lo miraba con curiosidad al tiempo que extendía sus bracitos hacia él. Némesis tomó su pequeña manita. Afortunadamente, Raisher no era vampiro, así que  no  conocía el olor de los bebés. No podría ordenar a sus esbirros que tomaran algunas de sus cosas para, de esa forma, rastrearlos. Eso lo tranquilizaba.

         Tocó el timbre. Al cabo de un momento, la señora de la casa, en ropa de dormir, abrió la puerta descubriendo al niño  que lloraba al ya no ver a Némesis ni  a su hermanita.

         Lo tomó en brazos y buscó en vano a la persona que lo había dejado allí. La calle estaba desierta.

         El otro Portal lo dejó en un dormitorio. Némesis se aproximó a la camita, que ocupaba el centro del cuarto. El bebé que se hallaba allí había muerto apenas una hora antes. Colocó a Maat dentro de la cuna y levantó delicadamente el cuerpecito ya sin vida. Difícilmente notarían la diferencia entre ambas niñas, ya que esa pequeñita era también vampiro y como eran parientes, su aroma era muy parecido al de la Guardiana.

         Antes de marcharse, le cambió el color del cabello, de modo a que no pudieran hallarla. Sus cabellos violetas llamaban la atención más que cualquier otra cosa. Vio cómo rápidamente el tono púrpura iba cambiando a uno granate, típico de la familia Taner.

         Maat lo observaba con sus ojitos de ranita, como si comprendiera lo que estaba haciendo.

-No me odien por  esto – le pidió Némesis, en un murmullo.

Le echó una última mirada y luego desapareció, con el corazón en un puño.

 

 

 

ARGUMENTO DE LA TETRALOGÍA “LOS SIETE GUARDIANES DE LOS SIETE SECRETOS”

 

 

“Los Siete Guardianes de los Siete  Secretos” es una novela de fantasía, consistente en cuatro tomos, que narra la historia de un grupo de jóvenes magos, conocidos como Guardianes, que deben defender los Secretos, las piedras que fueron creadas por dragones blancos para proteger el mundo de Zydonia.

 

         Zydonia de nuevo es amenazada por el hechicero Zhorg, quien desea obtener los Secretos a cualquier precio y para ello hará uso de la magia más poderosa y se aliará con las criaturas más peligrosas y temidas del planeta: los skhull;  y con uno de los ejércitos más fuertes y mejor preparados del mundo: los estarquianos.

 

         Además de ser una historia de aventuras; también es una historia sobre  el amor; la amistad; las relaciones entre seres de distintas razas, pero tan iguales en sus formas de pensar y de sentir el mundo a su alrededor.

 

         No se trata solamente de la lucha  por defender Zydonia, sino también de la lucha de los protagonistas por vencer sus propios temores y limitaciones en su camino a convertirse en verdaderos protectores de su planeta. 

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
MARBEN
MARBEN EDITORA & GRÁFICA S.A.

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BILLETES DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIALA GUERRA DEL CHACO
FILATELIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMÚSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIHISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA