PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ANDRÉS ROLÓN CARDOZO


  BATALLA DE BOQUERÓN, 29 DE SETIEMBRE DE 1932 - Por ANDRÉS ROLÓN CARDOZO


BATALLA DE BOQUERÓN, 29 DE SETIEMBRE DE 1932 - Por ANDRÉS ROLÓN CARDOZO

BATALLA DE BOQUERÓN, 29 DE SETIEMBRE DE 1932, ZARPAZO DE UN VIEJO LEÓN

Por ANDRÉS ROLÓN CARDOZO

 

 

La cuestión de límites con Bolivia databa de tiempos inmemoriales, se remontaba a los albores de las exploraciones de conquista, tiempo en que los expedicionarios españoles buscaban el derrotero a los inmensos yacimientos de metal precioso, intentando, al mismo tiempo, frenar el avance portugués, cuyas ansias de riqueza nunca fueron contenidas por la línea de Tordesillas.

Bolivia pregonaba ser el legítimo heredero de la jurisdicción que perteneciera al adelantado don Diego de Almagro que, entre otros vastos territorios, incluía todo el Chaco Boreal y gran parte de la región Oriental del Paraguay.

La expedición de don Pedro de Mendoza (Adelantado del Río de la Plata) de cuyo seno surgiera la nación paraguaya y su heredad, habría ilegítimamente penetrado y tomado posesión de territorios circunscriptos a Almagro, según los bolivianos.

Paraguay, sin embargo, basado en documentos de archivos españoles, argentinos y propios,  afirmaba que Pedro de Mendoza actuó en virtud a las capitulaciones refrendadas por el mismo Carlos V (Rey de España) que le facultaban, entre otras cosas, la defensa del Paraguay contra las invasiones lusitanas. Dicho de otro modo, los expedicionarios de don Pedro de Mendoza nunca actuaron de forma ilegítima, apropiándose de territorios que no les pertenecían.            

Los años pasaron y lo que una vez fueron las “indias españolas” poco a poco se iban transformando y constituyendo en las repúblicas que hoy en día conocemos en Sudamérica.

El Paraguay, como República independiente, había enfrentado una guerra cruenta finalizada al inicio del antepenúltimo decenio del siglo XIX, perdiendo mucho territorio a consecuencia de la misma.

La Argentina, por ejemplo (uno de los beligerantes vencedores contra el Paraguay), se llevó aproximadamente 90 mil kilómetros cuadrados de nuestro territorio y cuando reclamaron, también, el Chaco Boreal, Bolivia alzó la voz de protesta; es más, consideró afrenta a su soberanía el hecho de que el pabellón argentino flameara en territorio chaqueño.

Sin embargo, en 1878 el presidente norteamericano R. Hayes, constituido árbitro entre Paraguay y Argentina en el litigio que estas partes mantenían sobre la posesión del Chaco Boreal, falló a favor del Paraguay.

En el año 1883 Bolivia pierde su costa sobre el Océano Pacífico y vuelve la mirada al Chaco. A lo largo de varios decenios va fundando asentamientos militares en su avance, siempre progresivo, hacia el Río Paraguay.

El 25 febrero de 1927 se produce el primer choque entre paraguayos y bolivianos, en el fortín boliviano Sorpresa, resultando muerto el Tte. Adolfo Rojas Silva. Este percance causa gran conmoción en la opinión pública paraguaya y varios sectores de nuestra sociedad alzan la voz de repudio y protesta.

En 1928, el Paraguay captura el fortín boliviano Vanguardia, para luego restituirlo por razones políticas; razones, estas, que intentaban una salida pacífica a la difícil cuestión territorial entre ambos países.

En Washington, los diplomáticos paraguayos abandonan, muy ofuscados,  la mesa de diálogo tras el incidente del 15 de junio de 1932 en las proximidades de la Laguna Pitiantuta donde el fortín paraguayo Carlos Antonio López es tomado por tropas bolivianas. A partir de este evento, el Paraguay pierde la esperanza de una solución pacífica del conflicto y empieza la movilización general, al tiempo de ordenar la recuperación del fortín Carlos Antonio López que se materializa un mes después de haber caído en manos bolivianas.

En represalia, el presidente boliviano Salamanca ordena la captura de tres fortines paraguayos: Corrales, Toledo y Boquerón, cosa que acaece en los días 27, 28 y 31 de julio respectivamente. Además de estos fortines, el 7 de Agosto, las tropas bolivianas se alzan con el fortín Carayá en una decidida marcha hacia la base paraguaya de operaciones  de Isla Po’i.

Contra todo pronóstico y batiendo record, el Paraguay completa la movilización y logra concentrar en su base de operaciones 6 mil efectivos en el mes de agosto y, el 17 del mismo mes, logra recuperar el fortín Carayá deteniendo el avance boliviano y pasando a la ofensiva.

El 7 de setiembre (1932) el Teniente Coronel Félix Estigarribia comanda 5 mil hombres con la misión de recuperar el fortín Boquerón. Estos 5 mil están organizados en dos divisiones, la 1° al mando del Mayor Carlos Fernández y la 2° al mando del Tte. Coronel Luis Ayala y se enfrentan a la 4° y a la 7° División boliviana (de 4 mil hombres) al mando del General Quintanilla en una amplia zona que contenía los fortines bolivianos de Muñoz, Saavedra, Toledo, Arce, Castillo, Yujra, Lara, Ramírez y el objetivo, Boquerón.

A  las 5,30 de la mañana del 9 de setiembre del año 1932 la artillería paraguaya descarga sus proyectiles sobre el fortín Boquerón defendido por bolivianos a cargo de Manuel Marzana y a las 7,00 empieza la ofensiva con un ataque frontal de las tropas paraguayas que es contundentemente rechazado por las ametralladoras y la fusilería bolivianas.

Se iniciaba así la pulseada entre Paraguay y Bolivia siendo Boquerón el punto de apoyo de ambas fuerzas, más allá de lo valioso o no que podía resultar el fortín desde el punto de vista estrictamente estratégico-militar, se medía aquí el prestigio capaz de acrecentar la moral de uno u otro bando.

El General Quintanilla no pudo dimensionar la cantidad de efectivos con que el Paraguay contaba (de hecho no podía creer que en tan poco tiempo se pudieran juntar, en el campo de operaciones, 6 mil soldados; sin embargo, y superando su asombro, las fuerzas paraguayas, hacia el 14 de setiembre, ya sumaban alrededor de 14 mil efectivos) y este error de inteligencia lo llevó a pensar que en el primer ataque las tropas paraguayas fueron completamente desbaratadas.

En los días sucesivos el Tte. Coronel Estigarribia, en vista de lo infructuoso que resultaban las ofensivas frontales, va encerrando en un cerco a Boquerón. Desde los fortines aledaños los bolivianos intentan romperlo aprovechando los claros que dejaban los paraguayos, desbandados a causa de la escasez de agua.

Por momentos logran abrir brechas y ayudan mínimamente al fortín asediado, pero los paraguayos afianzan el cerco y rechazan a las fuerzas bolivianas. Desde la Paz Salamanca y Osorio presionan a Quintanilla para que Boquerón resista cueste lo que cueste. Tratan, entonces, de asistir al fortín por vía aérea pero este intento no resulta y las fuerzas bolivianas están exhaustas y desmoralizadas.

Y así, después de 20 días, en la mañana del 29 de setiembre de 1932 los paraguayos se disponen para un ataque frontal y definitivo habiendo, en los días precedentes,  aislado completamente al fortín, pero la acción es innecesaria dado que en las trincheras y en los nidos de ametralladora flamean banderas blancas en señal de rendición. El fortín Boquerón es finalmente recuperado.

Los paraguayos dejaron aproximadamente 2 mil soldados muertos en el árido suelo chaqueño en esto que fue el primer enfrentamiento importante después de años y siglos de incubada desavenencia y los bolivianos alrededor de mil caídos.

El Paraguay recuperó la autoestima sepultada por años en las viejas trincheras de la guerra grande y como nunca los paraguayos estuvieron unidos dejando de lado las rencillas caseras, los antagonismos  ideológicos y los fanatismos partidarios.

Esta fecha nos invita a reflexionar sobre la fuerza contenida en nosotros como pueblo libre y soberano, capaz de vencer cualquier tipo de obstáculo cuando mancomunamos fuerzas a fin de recuperar algo que legítimamente es nuestro.

Tal vez, en el “fortín Boquerón” de nuestra patria actual se hayan anidado enemigos como la corrupción y la injusticia, y está en nuestras manos -mirando el ejemplo de los héroes de ayer, el pedestal de gloria que nuestros abuelos nos han legado- la fuerza necesaria y el tino intelectual suficiente para hacerles frente con el fusil, la metralla, la espada y el cañón del civismo y la educación.

 

 

Documento facilitado por el Autor

Publicado en fecha 10 de setiembre del 2014

 

 

 

POSTALES DE NUESTRO PARAGUAY ETERNO


Enlace interno recomendado al espacio de

"LA GUERRA DEL CHACO PARAGUAY - BOLIVIA, 1932-1935"


(Hacer click sobre la imagen)

 

Fotografía de JUAN ESTEBAN CARRÓN

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)
LA
LA GUERRA DEL CHACO (PARAGUAY - BOLIVIA) AÑOS 1932 - 1935

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA LA GUERRA DEL CHACOLITERATURA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIA
MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOFILATELIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMÚSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA