PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
DELFINA ACOSTA


  SENSIBILIDAD EN UNA SUMA DE ECOS - Cuentos de PRINCESA AQUINO - Por DELFINA ACOSTA, ABC COLOR - Domingo, 3 de Marzo del 2013


SENSIBILIDAD EN UNA SUMA DE ECOS - Cuentos de PRINCESA AQUINO - Por DELFINA ACOSTA, ABC COLOR - Domingo, 3 de Marzo del 2013

SENSIBILIDAD EN UNA SUMA DE ECOS

Por DELFINA ACOSTA, ABC COLOR.

 

Ha publicado un libro de relatos que lleva el título de Suma de Ecos,

Princesa Aquino Augsten.

 

El material literario fue editado por Servilibro.

En el cuento Ella, que trae dos fechas y está dirigido a la memoria de su abuela Mary Esther Crosa de Augsten, afloran los lejanos recuerdos.

La autora, tocada por la sensibilidad, pareciera tener vivas en su mente la imagen, la manera de ser, las costumbres, la actitud ante la vida de la madre de su progenitora.

Rememora Princesa, que aquella mujer tan cara a sus sentimientos despreciaba los convencionalismos y las reglas preestablecidas.

En su fiel recorrido por un ayer sin lugar a dudas amoroso, aunque difícil, escribe estas palabras: “Se iría hoy... ¿Quizás mañana? Pero sé que se irá. Aun así, no puedo dejar de amarla y quizás por ello me parece amarla aún más”.

Nunca regreses al ayer, un relato que rinde homenaje al talentoso poeta paraguayo Elvio Romero (quizás uno de los mejores y más reconocidos a nivel internacional) es sumamente humano.

Aquino Augsten se vale de estas expresiones emotivas en un párrafo: “Desde la ventana, que no tenía vidrios, sino a la usanza antigua las persianas abiertas, miró largamente a través de las hojas que cubrían la fachada de lo que recordaba como un balcón. Entonces él –el aromático Romero de Alberti– blasfemó contra los muertos, contra los vivos, contra el tirano desterrado y, sobre todo, contra su regreso del exilio. El suyo, no el del otro. Para terminar blasfemando contra sí mismo”.

Valga esta ocasión para valorar a un hombre, un ser humano que sufrió persecusiones por sus ideas y que retornó a su patria después de permanecer un largo tiempo en el extranjero.

Alentado por escritores de la talla de Rafael Alberti y Gabriela Mistral, Elvio Romero hizo un camino valioso dentro de la poesía.

De hecho, junto con Hérib Campos Cervera, Josefina Plá y Augusto Roa Bastos, dio un matiz diferente y renovó la literatura paraguaya.

La autora deja en las líneas finales una suerte de moraleja que debería ser tenida en cuenta por los lectores: ¡no es bueno remover el pasado!

El poeta, dedicado a Miguel Ángel Caballero Figún, es la recordación nostálgica y anecdótica de algunas vivencias compartidas con los colegas escritores que acostumbran reunirse, de cuando en cuando, en el bar San Roque. Menciona en especial al ilustre y apreciado escritor José Luis Appleyard, quien en cierta oportunidad recitó sus poemas y, al terminar la última estrofa de su obra, encendió un fósforo.

¿Qué puede el lector saber en torno al emblemático sitio? Pues ella se encarga de presentarlo de la siguiente forma: “El San Roque es el bar de los literatos. Suelen concurrir también pintores, escultores, gente de teatro, bohemios apasionados por algo perdido en sus vidas. Como parte de la tertulia, se beben algunas copas de vino acompañadas de chipitas (ese plato típico, especie de panecillo hecho de almidón)”.

El tejido del destino, destinado a Emi Kasamatsu, es una historia bien lograda. Princesa nos lleva, a través de la misma, al misterioso mundo de los samurái.

Y en relación con él nos dice: “En Kajiki son tradicionales las competencias de arañas. Se cree que se habrían iniciado en el siglo XVI a fin de reunir gente para los ejércitos. Estas se realizan con un tipo de arañas llamadas samurái, las mismas son de color negro con franjas de un amarillo intenso, como anillos de oro”.

La protagonista de El tejido del destino se llama Enu. Es la encargada de mantener viva la tradición de su padre, la enviada a rescatar del olvido y de la nada un saber milenario. En las últimas líneas hace una revelación que guarda relación con las costumbres artesanales de muchas mujeres de nuestro país: “Ya en Paraguay, con doce años, cambió su nombre por el de Emi. Supo luego de la guerra mundial, de las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Pudo transmitir su cultura a los suyos, la heredada de su padre y, por sobre todo, Emi fue feliz tejiendo ñandutí, que en idioma de los indios guaraníes significa tejido de araña”.

 

DESCARTES Y GALILEO

En La lección de dignidad, dirigido a su progenitora Nancy Augsten, se refiere al cuadro La lección de anatomía, del genial Rembrandt van Rijn, cuya copia se hallaba en el atelier de uno de los copistas más importantes de Buenos Aires. He aquí algunas anotaciones: “Fue la primera obra que Rembrandt firmó con su nombre completo, no solo sus iniciales como las anteriores. El cuadro hace referencia a un tema polémico, el de las ideas. Por la misma fecha en que Rembrandt hacía este cuadro, Descartes era exiliado a Holanda, y también Galileo en Italia mantenía una dura batalla por sus ideas; ambos eran brutalmente combatidos, cada uno en su área”.

Como La lección de anatomía no tenía significado alguno ante sus ojos, arrima una confesión sobre el mismo y el copista: “Yo, la verdad que lo poco que entiendo de cuadros y de esas cosas se lo debo a él. Siempre me hablaba y me explicaba qué era lo que estaba haciendo. Qué cuadro. Qué pintor. Qué técnica. De dónde. Yo algo aprendía. Pero de ese cuadro nunca me habló mucho; sin embargo, sé que era el que más quería”.

El protagonista trabajó siete años con el artista. Luego tuvo que buscarse un nuevo empleo, ya que a él lo llevaron preso. En una ocasión quiso vender la obra de arte, mas no lo consiguió. Un final misterioso relacionado con Ernesto Guevara cierra el cuento.

Panta Rei se remonta a un pasado amoroso y sus momentos de dicha.

Va rememorando con puntillosidad los detalles del hogar que compartió con el hombre a quien dio su cariño: “Todo estaba allí, en el lugar que debía estar, el salón, la minúscula cocina con cerámicas negras y blancas, en ese cuadrado de un metro por un metro, reproduciéndose en las paredes con tamaño diminuto. El baño, simulado tras la puerta de madera maciza con la estatua de Shiva tallada en alto relieve. El escritorio, el dormitorio sin placares, con la cómoda pintada a mano y la barra para colgar las perchas de ropa. La escalera que sube”.

Usando expresiones casi líricas sobre el ayer, entrega estas evocaciones: “La familia, la casa, los bienes, todo en orden. Contigo el desorden, sin casa, sin bienes, sin familia, pero felices, porque eso sí, fuimos felices. Lo dijimos hasta cansarnos, tras cada llamada para contarnos cosas, luego de preguntarme si tenía quizás pensado ese año ir a Roma”.

Finalmente apela a la memoria para recuperar, a su manera, al ser amado: “Nunca me había dado cuenta de que la vida es un objeto más en el mundo y la tuya ahora es un objeto roto. Uno más de tantos, como los recuerdos, añadidos a trozos. Dejo de buscarte. Sé dónde encontrarte. En el mismo lugar de hace tantos años, a la misma hora de entonces, con los mismos planes. ¡En mi memoria tu recuerdo!”.

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO AL LIBRO " SUMA DE ECOS"

de PRINCESA AQUINO AUGSTEN en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

POESÍA PARAGUAYA

 

Ser uno mismo y dejar

de ser uno

ser dos ser multitudes

tanto día tanta noche

tanto silencio tanto decir

ojos en las altas cornisas de los cedros

y párpados dormidos en el regazo del río

ser uno mismo y dejar

nomás dejar de ser

ser nada ser espacio posible

magia de la música en el aire de la danza

encuentro de la piel en el rostro del espejo

cuerpo sin sombra bajo la sábana del sueño

vacío que contiene vacío que contiene

cada segundo ya irrepetible

ser uno mismo y dejar

ahora dejar de ser

ser otro ser no siendo

porque el pasado es aquel que nos reclama

mientras el futuro es este que nace y este

en un fugaz presente de orquídeas y mariposas

o de terremotos y pesadillas en el pecho

cada segundo ya irrepetible.

 

Iván González

 

Fuente: Suplemento Cultural del diario ABC COLOR

Publicado en fecha Domingo, 3 de Marzo del 2013

Fuente en Internet: ABC COLOR DIGITAL / PARAGUAY

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA LA GUERRA DEL CHACOREPUBLICA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANI
MONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011LITERATURA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA