PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
GABRIEL RODRÍGUEZ


  EL LUISON DE TACUARAL 3ra PARTE, EL ACECHO DEL CAZADOR.


EL LUISON DE TACUARAL 3ra PARTE, EL ACECHO DEL CAZADOR.

EL LUISON DE TACUARAL 3ra PARTE,

EL ACECHO DEL CAZADOR.


De GABRIEL SANTOS RODRÍGUEZ OVELAR


 

 

Capitulo 1

La muerte de Zulema Pastor trajo un aire de intranquilidad a  Ypacaraí, fue como si todos sintieran cierto abandono e inseguridad por el deceso de quien se había erigido en la guardiana espiritual de aquel pueblo situado a orillas de un contaminado Lago y cuya Estación de Ferrocarril, otrora polo de desarrollo, ahora era un vetusto e inhabitado  caserón  consumido por el tiempo.


Tal vez sea simple coincidencia, o tal vez no, pero tras la desaparición física de aquella devota del señor, el Tren dejo de llegar a los andenes de la estación, el tanque de agua que aprovisionaba del vital líquido a la locomotora a vapor fue carcomido por el óxido, y el rotor de máquinas con el que bastaba la fuerza de dos hombres para hacer girar sobre su eje aquella bestia de acero, se convirtió en una inservible plataforma cubierta por malezas e infestada de alimañas.


Décadas atrás, aquel circulo cavado en la tierra y situado entre dos prosperas desmotadoras de algodón Capsa y Vargas Peña, a metros de la pujante casa comercial “Bécker Hermanos”, del Club Centro Social de Ypacaraí, y en definitiva en el punto neurálgico de la progresista ciudad, era la brújula  que determinaba el rumbo que debía tomar la Locomotora del Ferrocarril Presidente Carlos Antonio López, que en una interminable fila de vagones se dirigía a la Capital del País o hacia la estación Pacú Cuá  - Encarnación, para desde la Perla del Sur cruzar el caudaloso Paraná y terminar en la cuenca del Rio de la Plata, más específicamente en Buenos Aires, por entonces emporio económico del Continente.


Luego de los acontecimientos que son de público conocimiento y que situó a nuestro pueblo  en todas las tapas de los diarios urbi et orbi, Su Santidad el Papa envió una delegación de estudiosos de fenómenos paranormales, y durante meses estos enormes gringos, que parecían mudos pues nunca se los oía decir una sola palabra, recorrieron los lugares más emblemáticos del pueblo, y más de mil veces subieron y bajaron la polvorienta calle que lleva hasta un olvidado rincón de Ypacaraí: la compañía Cerríto.


Estos extraños hombres vestidos con oscuras gabardinas, solían estar horas enteras o hasta acampar en un cruce de caminos llamado “Cuatro Vientos”, en donde hace décadas toda la comunidad se horrorizo al presenciar desde sus hogares la metamorfosis sufrida por un ser, al que los vecinos definieron y describieron como el Mitológico LUISÓN.


Con novedosos aparatos que parecían medir la dirección del viento, y con curiosas y ruidosas herramientas que semejaban aspiradoras, una y otra vez inspeccionaban el terreno como si buscaran  una reliquia oculta con el que nunca podían dar.


Algunas veces bajaban hasta lo que hoy se conoce como la intersección de las calles Iturbe y Presidente González, cuando paseaban sus herramientas buscando un objetivo en las cercanías del IPS (Instituto de Previsión Social) o en los alrededores del Club Centro Social Ypacaraí, los aparatos parecían enloquecer, emitían chirridos ensordecedores y destellaban verdes luces como indicando que habían dado con algo de valor o con una extraña fuerza o energía que se movía, y que debido a su potencia terminaba ocasionando desperfectos en las maquinas que se quemaban y despedían humo, luego de que sus circuitos colapsaran.


Según los antiguos pobladores, una angosta picada que bajaba desde Cuatro Vientos terminaba en la Estación del Ferrocarril y que hoy es conocida como calle Pdte. González,  antaño era la ruta que seguían las burreritas para llegar a la Estación Guazu-virá (luego Tacuarál), este pequeño sendero conectaba a Itauguá con una de sus compañías, la actual Ypacaraí.


La estructura y las instalaciones de lo que hoy es el Centro Social fueron edificadas sobre un antiguo Cementerio en donde habían sido enterrados algunos lugareños de ese entonces.


Mucho antes de que el Pueblo sea creado por ley en 1887, antes de ser denominado Tacuaral e incluso antes de ser Guazú Virá compañía de Itauguá, este punto geográfico pertenecía al “Valle de Pirayú”, prolongada extensión que llegaba hasta las cercanías de la entonces “Laguna Tapaycuá”, actual Lago Ypacaraí, en las faldas del cerro Ybytypané (Cerro Patiño). 


Los habitantes de aquel valle, cuya población comenzó a incrementarse con la construcción del ferrocarril y luego la Estación Guazú Virá, fueron los primeros en sepultar a sus muertos al costado de una enorme laguna situada en donde actualmente es el Club Centro Social de Ypacaraí.


Tal vez aquel sitio se convirtió en cementerio luego de que alguien enterrara ahí a su pariente aprovechando las enormes plantas de Tacuara y la laguna, acto que fue imitado por otros pobladores y así sucesivamente estos precedentes hicieron que con el tiempo se tornara costumbre inhumar en el lugar a quienes pasaban “a mejor vida” luego de vivir en aquel lugar  Pre – Ypacaraíense.


En la década del '10 del siglo pasado, más específicamente entre los años 1916 a 1920, aquel Camposanto había sido profanado por las propias autoridades perturbando el sueño interminable de los ahí sepultados, los huesos de los difuntos fueron arrancados de la tierra que arrullaba la memoria de los primeros pobladores, y sin el debido cuidado, sin la mínima noción del rigor técnico que requería la exhumación y en definitiva, sin asesoramiento de expertos en Antropología Forense, las osamentas fueron trasladadas al actual cementerio, y ahí, luego de ser reubicados desordenadamente en tumbas NN, hasta ahora sufren una inmerecida “pausa de insomnio en su eterno descanso”, pues la mayoría de los cuerpos fueron mutilados en el traslado que El Progreso dispuso.


El brote de la epidemia de Malaria, de los varios que hubo en Ypacaraí, golpeo con dureza al pueblo allá por los años 1904, 1911 y 1920, tal situación contribuyo a multiplicar las cifras de muertes en la zona, y como lógica consecuencia a elevar considerablemente la cantidad de tumbas en aquel improvisado Cementerio.


El Medico Ingles Dr. Lytton Snead, que incluso enfermo de Malaria recorría en carreta la casa de los enfermos para asistirlos, había donado un terreno en la compañía Arroyo Estrella  para que la misma sea utilizada como cementerio, pero finalmente fueron los lotes donados por las familias Richert y Becker, ubicados cerca del actual peaje, los que se convirtieron en Camposanto luego de recibir las osamentas del Tacuaral ubicado en las cercanías del Ferrocarril.


“Así como nadie está autorizado a tomar la vida de otro, de igual manera ninguno de los mortales es apto para perturbar los despojos y con ello, la paciente espera de quienes han de ser juzgados. Solo el Padre, el Hijo o el Espíritu Santo, tres personas distintas y UN SOLO DIOS verdadero que reinan por siempre y sin fin, tienen la autoridad para revolverlos, despertarlos y  levantarlos de la tierra”.

      

         La mala suerte del Centro Social – La fantasma que asiste a las fiestas.


Tal vez el hecho de que las instalaciones del Centro Social fueran construidas en un sitio en donde los antiguos pobladores enterraron a sus muertos, y que los huesos de estos sean posteriormente profanados constituyan el motivo de la mala suerte de este club  en sus actividades sociales, o del estado de calamitosa ruina en que se encuentra en la actualidad; en pleno corazón de la ciudad,el otrora concurrido punto de encuentro parece un lejano y perdido lugar olvidado por todos.

Imagen de la piscina del Centro Social de Ypacaraí, la fotografía data del año 1940,pertenece al album del Cap. Abelio Duarte y fue publicada en el Facebook por Don Osvaldo Battilana


Existe una historia que cuenta que en la década de los ’80, unos jóvenes del Barrio Santa Rosa fueron a bailar a “orillas de la romántica piscina” en una fiesta de fin de año.


Los jóvenes Isaac Villalba, Vicente Patiño y Gilberto Kápe Leguizamón ingresaron a las instalaciones luego de que Villalba, locutor de la afamada ZP-41 Radio Ypacaraí, estacionara su bicicleta marca Hércules adquirida en cómodas, largas e interminables (mejor dicho impagas) cuotas de la afamada Casa Schwarz, propiedad de los laboriosos hermanos Carlos "Chiquito" y Luis Egón "Lucho" Schwarz.


Una vez dentro del Club y luego de caminar dos o tres pasos, los jóvenes divisaron a una hermosa mujer que se les acercaba luego de que, misteriosamente saliera de entre las sombras de las plantas de tacuára situadas en la esquina del predio.

 

La exuberante mujer era una pelirroja de ojos azules y con la piel blanca como la leche, llevaba un vestido de noche confeccionado en fina tela que consistía en un traje con faldas circuladas que permitía ver los botines, las campanadas en la parte inferior adornaban el ceñido cinturón, completaban el atuendo una chaqueta ajustada y corta que lucía sobre una blusa de cuello alto y mangas abullonadas, usaba unos guantes de seda y encajes, mientras un sombrerete de paja estilado en épocas Victorianas engalanado con un lazo y una pluma pequeña no hacían más que adornar la elegancia de aquella dama de extraordinaria belleza que incluso semejaba lo angelical.


El aroma de aquella diva era de un finísimo perfume Francés cuya fragancia de jazmín se adueño de la noche , resultaba más que evidente que la mujer era extranjera, y un mal pronunciado español hacia presumir que la misma provenía de Suiza o Inglaterra o tal vez de Italia.


Lo raro y desfasado en el tiempo de aquel atuendo, la belleza cautivante de la forastera, la misteriosa aparición en los tacuarales llamó por breves segundos la atención de los imberbes, pero hipnotizados por los encantos de aquella verdadera musa, pronto obviaron aquel detalle quedando cautivados y en trance como marineros ante el canto de sirenas.

 

Antes de que los jóvenes pudieran balbucear unos piropos la pelirroja abordó al más espigado de todos, cuya morena figura contrastaba con la blanca piel de aquella encantadora doncella. El propietario de la bicicleta Hércules se enamoró de manera “instantánea” y recordando aquel dicho que dice: “Rico rajý há a buen tiempo, avá'inte ja javý”, se inclinó ante la Leidy como estilan hacerlo los caballeros y se puso a disposición para lo que hubiere lugar.


De inmediato Isaac se dispuso a bailar con la dama con quien compartió toda la noche sin que esta pronunciara una sola palabra, cuando Villalba ya no podía más debido a las ampollas causadas por los zapatos dos calces menos, prestados de otro locutor llamado Hugo Richer quien años después sería Senador de la Nación,  justo a las 12 de la noche la pelirroja mujer por fin hablo diciendo que debía volver inmediatamente a su casa.


Ante este imprevisto, rápidamente Isaac intento solicitar prestado algún vehículo para trasladar a la dama hasta su hogar, y sin poder conseguir un cuatro ruedas casi se resignó a dejar ir a aquella hermosa mujer. Como viejo zorro y al notar la urgencia, Esteban Gómez Sánchez más conocido como Piti o El Carlanco, en gesto de verdadero arriero porte  le ofreció las llaves de su Toyota Super Salon  color azul, pero ambos obviaron un pequeño detalle, Isaac Villalba no sabía conducir.


Cuando todo parecía perdido y para sorpresa del locutor, la gringa de ojos azules le dijo al oído que en realidad ella lo eligió como pareja de baile luego de verlo estacionar su bicicleta Hércules, y que su sueño pendiente como joven era justamente dar un paseo sobre aquel medio de transporte.


Aun incrédulo, Villalba subió a la elegante hermosura sobre el caño de su bici, y pedaleando  cadenciosamente ambos se alejaron rumbo al este, luego de que la dama dijera que vive “hacia el peaje”, sobre una ruta que por entonces era doble sentido.


A medida en que Isaac inyectaba la tracción sangre pedaleando su negra bicicleta para acercarse al lugar indicado por la mujer, la misma dejaba de despedir su fino aroma y un enrarecido olor a carroña suplía lo que en principio era agradablemente olfativo, mientras lo impecable de su vestido se convertía en harapos y el almidonado miriñaque quedaba reducido a hilachas.


Cuando traspasaron el peaje que en ese entonces estaba ubicado casi en frente del taller de Chocolé, y llegando a las cercanías de la gran laguna con camalotes (actual Copeg) el hedor de la mujer era sencillamente insoportable, asfixiado por la peste maloliente y exhalando jadeos de cansancio por fin escucho a la mujer señalar el lugar en donde quería parar  indicando que había llegado a destino: “joven, muchas gracias por la velada , muy amable, este es mi hogar” dijo la pelirroja, y presurosa ingreso por el portón número uno del Cementerio, para rápidamente perderse y desaparecer entre los panteones.


En ese instante el locutor de Radio Ypacaraí comprendió que su pelirroja y gringa pareja de baile era en realidad el fantasma de una mujer Inglesa que tras fallecer de Malaria entre 1904 y 1911 fue enterrada en las cercanías de la Estación, y desde ahí su cuerpo había sido trasladado al actual cementerio, lugar de donde cada tanto sale para bailar con algún joven, para luego y como una macabra Cenicienta, escapar a las 12 de la noche de la pista del Centro Social de Ypacaraí.


Como comúnmente sucede en esto casos Isaac Villalba casi se “traga la lengua” por el susto, y en un acto que el mismisimo Lorenzo Prieto admiraría, subió sobre la bicicleta y pedaleó sin parar hasta chocar contra el pilar del Puente de la Amistad en Puerto Presidente Stroessner, en donde desde ese entonces se afincó sembrando raíces, demorando 20 años en volver a su natal Ypacaraí.


NUNCA otro atleta realizo en bicicleta el trayecto Ypacaraí – Pto Presidente Stroessner (actual Ciudad del Este) en tan solo dos horas como lo hiciera aquel perifonero radial… y hablando de nuncas, casa Schwarz NUNCA cobro por aquella bicicleta entregada incautamente fiado al moreno oficio de la palabra. Algunos bromistas afirman que enterados del suceso los hermanos Chiquito y Lucho Schwarz suspiraron diciendo "Mulió Bicicleta".


El fantasma, la bicicleta y el deudor se esfumaron y por mucho tiempo nadie supo nada de ellos...


 

 

Breve reseña histórica

Si me permiten un pequeño retroceso en el tiempo, quiero comentarles que durante la Guerra Grande, el antiguo tapé po’í que bajaba desde Cerrito fue testigo de la angustiosa caravana Lopista que conducía oro en camino hacia el Campamento Cerro León – Pirayú -  Dpto de Paraguari, situado a pocos kilómetros de Ypacaraí.


“En diciembre de 1868, luego de su derrota en Itá Ybaté, el mariscal y presidente del Paraguay, Francisco Solano López, con un puñado de hombres que habían sobrevivido, logró escapar por Potrero Mármol y llegar hasta el Campamento Cerro León. Allí pudo reorganizar el ejército. Luego marchó con sus tropas a apostarse a poca distancia del campamento, en la cordillera de Azcurra, dejando en Cerro León seiscientos hombres al mando del coronel Sosa.

 El 25 de mayo de 1869 una columna de caballería brasileña al mando del coronel Morais atacó a la guarnición paraguaya del Campamento Cerro León y capturó un buen número de prisioneros. Poco antes, el 1 de enero, ya había sido ocupada Asunción. El vandalismo, como en todas las guerras, asolaba el territorio paraguayo y sembraba miedo y caos con saqueos y mil formas de barbarie por doquier.”  * Fuente ABC Color- “Campamento Cerro León, memoria y música” – edición 28/09/29014.


Precisamente por la inminente y peor aún, inevitable llegada de las fuerzas Aliadas a Asunción , dos comitivas habían partido de la Capital del País con destino a Pirayú, una de ellas, compuesta por familiares de los altos mandos, con soldados que conducían ganado y carretas cargadas con municiones y provistas, llegaron a Cerro León ingresando por Azcurra, y acortaron distancia al lugar cruzando propiedades particulares, en la actualidad la compañía lleva como denominación el apellido de una de las familias que otrora fueron propietarias de los terrenos: PEDROZO .


La otra de las caravanas era más reducida pero más valiosa, en su secreto recorrido desvió del trayecto fijado  Asunción – Areguá  – Cerro León, que en principio debía hacerse en Tren.


Sin embargo una orden secreta firmada por López hizo trasbordar el contenido de los vagones en la estación Areguá y dispuso que sean cargados en 5 enormes carretones tipo “Alzaprima”  tirados por 4 juntas de bueyes cada una, aquellas 5 carretas capaces de soportar el peso del traslado de colosales rollos siguieron el antiguo sendero transitado por la primigenia parcialidad indígena CARIO - tramo Areguá – Patiño - Itauguá  y luego bajaron hasta lo que hoy sería el km 34 de la ruta 2 ,ingresando a la derecha  frente a lo que actualmente es el Santuario se Schoenstadd  dirigiéndose  al sur hasta el cruce de caminos 4 vientos, actual Cerríto y desde ahí, por consejos de un baqueano soldado oriundo de la zona,  siguieron hacia al este utilizando el viejo sendero Itauguá - Guazu Virá, abriendo una picada para ensanchar el “tapé po'í” ,creando las bases de lo que hoy sería la calle Presidente González. El soldado baqueano se llamaba Higinio Escobar, era natural de la zona Guazú Vira - Tacuaral (posteriormente llamado Ypacaraí).


El motivo de este desvío fue con el propósito de intentar asegurar que el cargamento llegara a destino, existía la posibilidad de que el enemigo haya interceptado la información de que el ferrocarril trasladaría el descomunal tesoro, por eso y a sabiendas de que la oscuridad sería su aliada, esa misma noche López ordeno  trasbordar el cargamento, y al día siguiente el Tren siguió su rumbo marcado hasta la  Estación Cerro León, habilitada desde el año 1864 y a donde llegó con los vagones vacíos.


 Desviarse de una ruta conocida disminuía la posibilidad de ser emboscados por alguna eventual avanzada de las fuerzas aliadas, cuya inteligencia estaba enterada de que la capital era evacuada y que valiosos cargamentos serian puestos a resguardo; pasar la noche en la Estación Areguá y luego llegar con los vagones vacíos hasta Cerro León fue una jugada muy inteligente, el espionaje Aliado le perdió el rastro al montón de oro, la estrategia fue tan eficiente que hasta en nuestros días los buscadores de tesoros siguen intentando dar con el contenido de aquellos vagones en las cercanías de la vieja Estación caracterizada por la plantación de Frutillas.


Lo conducido en estas carretas era lo que quedaba del Tesoro Nacional de un País que era RICO.


Por otro lado,el oro, la plata y otro tipo de valores y enseres pertenecientes a la población fueron enterrados luego de que los integrantes de cada familia depositaran en un cántaro de barro, una tinaja, un baúl, o incluso en ollas de acero, todas las pertenencias de los parientes, de manera a que cuando terminara la guerra, cada cual pudiera recuperar lo suyo, y de no sobrevivir el clan completo  a la contienda, que un integrante de la familia pudiera quedarse con los valores que en vida perteneció a integrantes de su parentela.


La guerra acabo con las familias , con los apellidos, núcleos enteros fueron aniquilados y de otros solo quedaron niños y ancianos, por ese motivo, algunos tesoros enterrados en pequeños cofres nunca fueron desenterrados; en la huida, los pequeños cúmulos de joyas, “kuãirū karretón”, rosarios y vajillas de oro y plata, etc, fueron sepultados a la orilla de algún arroyo, cerca de un frondoso árbol o en alguna propiedad, y hasta hoy yacen bajo el suelo convertidos en “plata yvyguý” esperando ser desenterrados para que, según la creencia popular “su antiguo propietario pueda descansar”.


Retomando nuestro relato, la caravana cargada con oro bajó por la picada abierta a machetazos y tras terminar su descenso sufrieron un percance 200 metros antes de llegar a la Estación Guazú Virá, desde donde llegarían hasta Cerro León transitando a los costados de las vías. Debido al peso que soportaban,  una de las carretas partió sus ejes en el accidentado camino agrietado por fuertes raudales que bajaban desde Cerrito, quedando completamente inutilizada.


Aprovechando las colosales plantas de Ingá y  una enorme laguna única en el lugar que servirían como punto de referencia para señalar una ubicación en las cercanías del arroyo Tarumâ (lugar que hoy se comprende en el cruce de las calles Cabañas y Pdte. González), el contenido de la carreta fue enterrada a 80 pasos del arroyo, y los tres barriles fueron plantados configurando un triángulo distante a menos de 20 pasos el uno del otro y conectados entre sí por cadenas; la idea de los oficiales era volver después de la guerra a desenterrarlos, y para dar con los tres barriles solo tendrían que desenterrar una y seguir la cadena en forma triangular para toparse con los otros dos.


Luego de que la carreta partiera su eje, el resto de la caravana guiada  por Higinio Escobar siguió camino; para poner a resguardo lo que ya no se podía transportar, cinco soldados y dos oficiales superiores quedaron en el lugar a enterrar los enormes barriles repletos de oro, y tras esconder en el vientre de  la tierra aquel monumental tesoro, los oficiales  montaron sus caballos, desde donde cobardemente sablearon a los famélicos soldados que murieron  imposibilitados de huir a pie de sus superiores.


Los dos oficiales guiados por la codicia, ejecutaron a los humildes soldados creyendo que sobrevivirían a la guerra para luego disfrutar desenterrando el ensangrentado tesoro oculto en los tres barriles; para consumar ese plan final, luego de que la carreta partiera sus ejes, ambos habían pactado  traicionar al Mariscal propiciando su rápida muerte de manera a que la contienda bélica tenga un acelerado desenlace.


Pero nunca pudieron aprovechar la riqueza por la que habían despojado de sus vidas a sus subalternos, tiempo después, aquellos oficiales fueron torturados hasta morir en San Fernando,  donde el mariscal  acampó luego de abandonar Humaita; en ese campamento situado a orillas del Rio Tebicuarý fue descubierto un complot para matar al heredero de la Nacionalidad Paraguaya: Francisco Solano López Carrillo.


 En un Tribunal de Guerra instalado para juzgar a los traidores a la Patria  (“La Patria” era encarnada por López), el  Fiscal de Sangre Padre Fidél Maíz  había acusado a los oficiales de ser colaboradores de la conspiración y de  espías del Imperio del Brasil, y luego de pasar días enteros en posición de “Cepo”  (La muñeca de las manos y los tobillos atados entre sí, el prisionero era puesto de cuclillas, haciendo que se abrase las piernas a la altura de las tibias y se pasaba un fusil en el espacio formado por los antebrazos y por detrás de las rodillas, luego de varios días en esa posición y tras insoportables calambres, la espalda del desgraciado explotaba ocasionando una dolorosa muerte), los cuervos devoraron sus cuerpos.


En la actualidad no hay pistas ni informes que certifiquen que la caravana  cargada con oro haya llegado a destino, tampoco nadie ha desenterrado los tesoros del Tarumá, que hoy por hoy se sitúan en dos propiedades particulares y una Escuela de la zona, el primero que encuentre el barril será rico y siguiendo la cadena convertirá en potentado millonario a su vecino en cuya propiedad se encuentra el segundo barril y así sucesivamente hasta desenterrar los tres, pero antes sin duda, tendrán que cumplir con alguna exigencia de los cinco espíritus que aun custodian  el tesoro por el que fueron asesinados.


Higinio Escobar sobrevivió a la guerra, junto con el Gral  Bernardino Caballero fue apresado por el ejército Imperial Brasilero en las cercanías del Rio Ápa el 8 de abril de 1870 y conducido prisionero a Rio de Janeiro,


El Centauro de Ybycuí, Higinio Escobar y otros héroes regresaron al País en diciembre de ese año, Escobar  volvió a su pueblo y en setiembre de 1887 fue fundador de la ciudad de Ypacaraí , por su formación, el respeto y admiración que infundía y generaba en propios y extraños se convirtió en el primer Alcalde de la ciudad , su descendencia permanece en el pueblo hasta nuestros días, fue abuelo del fallecido Ubaldino Escobar.


Por todo lo mencionado, es común que en noches de amenaza de tormenta algunos puedan divisar los espectros de los que alguna vez fueron enterrados en el Cementerio y luego profanados en sus tumbas, de los Nonatos de la sala de partos del IPS, o de los soldados que fueron asesinados luego de enterrar los tesoros.


Muy cerca del arroyo Tarumâ, hasta hoy suele aparecer una figura con forma humana que viste una capa de color crema, es el espíritu de los bravos Lopiztas que se turnan en hacer guardia de a uno;  y son varios los vecinos que afirman haber visto frente al IPS, a una persona mayor acompañado de una criatura, que en noches de tormenta acostumbran observar a quienes pasan por el lugar, para luego desaparecer inexplicablemente.


Por eso, las máquinas de los gringos hacían mucho ruido al escudriñar la zona, ellos habían dado con el tesoro Lopizta, pero lo obviaron pues no era lo que vinieron a buscar, más bien se sentían atraídos por la extraña fuerza paranormal causada por los espíritus de los soldados que habían sido asesinados para no delatar la ubicación de los cientos de kilos de oro, por los espectros de los huesos de difuntos desenterrados, por el llanto de los Nonatos que desde el limbo de lo perdido lloran por la vida que no pudieron iniciar, y a todo eso se debe agregar, la energía negativa generada por el karma de los prisioneros Bolivianos, que en la década del ’30, fueron obligados a cavar la enorme fosa que luego se convirtió en la piscina del Centro Social de Ypacaraí.


No en vano se decía y se sigue afirmando que la Ciudad tiene magia, por ello los agentes investigaron todos los fenómenos ocurridos en la zona buscando vanamente atar cabos sueltos para intentar dar con el hijo de Taú y Keraná.                 


La CIA, El Mossad, Scotland Yard, la KGB y un enviado del Gobierno Egipcio experto en Licantropía, por meses permanecieron en aquel pueblito buscando descifrar la misteriosa aparición  del azote del mal que sembró el terror entre los habitantes  de la Capital Folclórica de la Patria.


Todos buscaban una explicación científica para intentar entender lo sucedido tiempo atrás.


En el Pueblo nadie quería tocar el tema, todos los satélites que las potencias habían puesto en órbita sobrevolaban el cielo del terruño bohemio, se tomaron millones de fotos aéreas, y hasta en un acto patéticamente desesperado, los agentes secretos de las agencias de inteligencia se disfrazaron de turistas para ir a tomar helados en un puesto de venta de refrigerios ubicado a uno de los costados de la Plaza.


Allí, la dueña del negocio y sus vecinas todas de avanzada edad, día a día se reunían a comentar, procesar y difundir toda la información, cuentos y los dimes y diretes habidos y por haber. Debatían, desnudaban y desmenuzaban en un análisis frío y sin piedad, la vida de quien se había metido en un escándalo o había caído en desgracia.


No había nada que ellas no supieran, si algo a alguien pasaba por el lugar o a varias cuadras a la redonda ellas lo sabían, si una mosca volaba era detectada y si algo iba a suceder, ellas lo intuían o se enteraban primero, eran la piedra filosofal del chisme, la mayor autoridad en cuanto a Radio So´ó se refiere.


Aun así aquella misión de inteligencia extranjera no pudo recabar datos  acerca del camino que siguió la temible bestia cuadrúpeda y el lugar a donde fue a parar, solo había una certeza, que El Luisón estaba vivo y escondido en algún lugar.


Pero no todo fue en vano, luego de volver a su País, uno de los agentes convirtió en útil tecnología y robotizó la increíble capacidad de vigilancia a tiempo completo  que tenían aquellas señoras, y creó lo que hoy se conoce como las “Cámaras de vigilancia 24 hs”; aquel científico nunca tuvo la grandeza de reconocer que fue en Ypacaraí en donde se le ocurrió tan genial idea, pues ni siquiera en sus memorias se dignó a confesar algo que era un secreto a voces, que él era un espía y que fueron las infalibles chismosas del barrio, las inspiradoras del brillante invento que revolucionó la seguridad en todo el mundo.


La primera Cámara que aquel Soviético patento se llamó : “Mamelachonitañagoya”, nadie hasta ahora pudo descifrar el significado de ese extraño nombre, tal vez sea un homenaje en un ancestral dialecto aldeano de la fría Siberia, o alguna clave escrita en Ruso Ortodoxo, vaya uno a saber que carajos significa, el inventor se llevó aquel secreto a la tumba.    


                             

                                                       

 

 

Capítulo 2

Kelá el inmortal.

Gerardo Alcaraz era una humilde persona, de estatura pequeña, con unos enormes ganglios en la mandíbula daba la impresión de que siempre estaba mascando náko, de hablar pausado y con la palabra justa decía solo lo necesario, el hombre que miraba de reojo como controlando todo era dueño de su silencio como si guardara un secreto inconfesable. A pesar de ser más Paraguayo que el guyrá campana tenía unos raros rasgos Camboyanos y por ello cualquiera diría que era pariente de “Káto”, aquel oriental ayudante del Avispón Verde, o que era primo hermano de “Comegato”, célebre personaje de las historietas de Condoríto.


Gerardo Alcaraz era cuadrillero de la Municipalidad de Ypacaraí, en la década de los '80 integraba un grupo de jornaleros al mando de Leocadio  Vera Arrúa, alias  Caío Vera, y eran los encargados de que las calles, los baldíos y las plazas estén pulcramente mantenidos y libre de malezas.


Con machetes, con el ty'ãi , y con el cantaríllo para las jornadas de tereré (que siempre superaba a la jornada laboral), era común ver a estos hombres bajo la sombra de un árbol, mientras descansaban luego de vender por unos pocos Guaranies su no calificada fuerza laboral.


Bajo la apariencia de un desamparado de la fortuna y el saber, Gerardo Alcaraz más conocido como Kelá, pasaba sus días manteniendo bien escondido el secreto de su verdadera identidad, esperando con cierta impaciencia el momento en que el destino o mejor dicho, que su guía espiritual, le autorizara revelar a propios y extraños su asombroso misterio.


Como habitualmente sucede con los predestinados, Kelá nació en la pobreza absoluta, un pesebre sería un palacio comparado con el rancho que lo acunó, sudaba pobreza, respiraba necesidad, olía a frustración y se desvelaba en la esperanza de que algún día su vida cambiaría gracias  al maravilloso DON que su ángel de la guarda le había otorgado.


A lo largo de toda la historia de la humanidad, los hombres destacados y que protagonizaron  las más grandes epopeyas, siempre provinieron de un origen paupérrimo cuasi – miserable y sin embargo llegaron a ser las personalidades más poderosas que el mundo conoció, como ejemplo citaremos solo a uno, el sujeto (o verbo) más influyente de la historia: Jesús, el carpintero.


Con la raíz encaramada en la nada, sin herencia, sin ganado, sin apellido  de alta alcurnia, sin terruño y hasta sin bandera, estos hombres demostraron que la riqueza o el linaje paniaguado no pueden comprar el poder, en todo caso a través de la plutocracia puede ser detentado o usurpado momentáneamente, pero   una cosa es tener el poder y otra muy distinta es SER el poder.


Kelá había nacido con un poder inconmensurable y prometido en los pasajes bíblicos: acompañar al mundo hasta el fin de sus días, estando en el vientre de su madre el Arcángel le dijo que sería distinto a los demás hombres, los del montón nacen y mueren le susurró al oído, y luego le revelo su DON diciéndole: “El libro del cielo solo registra tu nacimiento, ninguna tinta escribió la fecha de tu muerte, dice Indefinido y de hecho la Parca no puede verte, tocarte y mucho menos llevarte”.


En sucesivas ocasiones la impaciencia le había jugado una mala pasada a Kelá, vivía angustiosos inconvenientes en el manejo de los tiempos, no podía revelar su secreto y potencial, debía mantener en el anonimato su identidad perenne, mientras esperaba el momento en que su Ángel por fin le diría que misión vino a cumplir en este valle de lágrimas.


En el año 1983 y sin ser invitado, fue a participar del cumpleaños de un Dirigente Colorado de apellido Vittone, que jurando lealtad al Dictador Stroessner quería hacerse de las riendas políticas en Ypacaraí.


En las cercanías del Club el Porvenir y tras recorrer un extenso paseo arbolado de imponentes eucaliptos, Kelá llego a la residencia del autodenominado “nuevo caudillo” y de inmediato se puso a beber por la salud del anfitrión.


Pronto el alcohol inundó sus venas y convertido en impetuosa consejera, hizo aflorar en aquel diminuto hombre las incontenibles ganas de que alguien sepa o conozca su increíble Don.


Desobedeciendo el mandamiento que le hiciera su Guía ángel de la guarda, quien le había prohibido ingerir alcohol, Gerardo Alcaraz no comprendía ni veía sentido en tener que callar lo que podía hacer, de que sirve tener el poder o el DON que todo el mundo ansía si  ni siquiera se puede fanfarronearlo murmuró.


Unas extrañas voces le susurraban cosas en la mente, con una Alcoho-cefalía galopante pronto se imaginó marginado, sentía que  la concurrencia lo ignoraba por completo,  notó que nadie le pasaba la mano, que nadie lo saludaba. O sea  no existía, era invisible a la consideración de la gente, no sumaba ni restaba, si moría nadie se daría cuenta, estando vivo  no era percibido y envuelto en una absurda depresión concluyo que  era un DON NADIE.


Entonces decidió gritar su verdad, quería que aquella multitud  supiera su colosal superioridad, deseaba de manera ferviente verlos empequeñecidos ante su fabuloso Don, que se postraran ante el como un semidiós invencible e inmutable ante el tiempo.


Se bebió un fondo blanco de caña blanca, se armó de coraje y como acto de fraternal lealtad decidió que el primero en enterarse de su secreto sería su fiel amigo Luis Molas, más conocido como “Lo'ito”, bohemio nocturno y mejor alumno del popular PINTO, mozo y guitarrero estable del Bar Totín.


Lo'ito tuvo que ser internado de urgencia luego de que Kelá le dijera: “Soy inmortal”, sus tripas le dolieron de tantas carcajadas, el calambre laceró su espalda tras revolcárse en el suelo en ataque de risa, y luego de una hora de incontenible jepuká, la ambulancia se llevó a Luis Molas, quien a pesar de inhalar cloroformo para dormir, seguía con un contagiante “ja,ja,ja” que matizaba con los ronquidos del profundo sueño al que fue inducido.


Kelá no pudo soportar que su amigo no le haya creído, furioso contra sí mismo y contra el DON que tenía fue hasta la cantina, se apropió de varias botellas de caña blanca y sin despedirse de nadie (de hecho sin que nadie lo notara), se marchó de la fiesta rumbo a lo desconocido.


Herido en su amor propio decidió renunciar a su destino, desistir de su Don, y luego de acabar con la bebida espirituosa que traía como “avío”, quiso ponerle fin a su existencia  arrojándose a las vías del Tren.


En medio de la oscuridad de aquella madrugada, para ser más precisos a las 04:00 hs el Tren partía de Ypacaraí  rumbo a Asunción, con sus músculos y tendones  tensados como cuerda de arpa , Kelá se encontraba agazapado sobre el puente situado en las cercanías del establecimiento ganadero de los Sforza y tras oír el tintineo y el inconfundible pitar de la locomotora, como un velocista olímpico corrió a 120 kilómetros por hora y en un acto disparatado más que suicida, atropello al tren luego de tomar impulso en las vías.


Siempre se pensó que Gerardo Alcaraz había sido atropellado…en realidad fue el quien atropello al tren, aunque usted no lo crea.


 Tras un fuerte ruido que llego a todos los rincones de Ypacaraí, la portentosa Locomotora se llevó por delante el cuerpo de Kelá,  y luego de ser arrastrado por 200 metros  quedo tendido al costado de las vías y no fue hasta el amanecer,  4 horas después, cuando encontraron su cuerpo mutilado, bañado en un charco de sangre, magullado e irreconocible.


Los que lo encontraron ni siquiera llamaron una ambulancia, nadie podía estar vivo luego de semejante trauma, metieron en una bolsa sus despojos y con el bulto sobre sus hombros, fueron hacia el humilde rancho de Kelá, situado a pocos metros del lugar.


El amigo Isaac Villalba, moderadamente Tacuaraleño y exageradamente Santaroseño, sabe exactamente de qué estoy hablando, cuando aquellos hombres llegaron al domicilio de Anselma estibando el macabro costal y antes de anunciar el hallazgo, se oyó una voz diciendo en guaraní “Felicia, tere´hó e joguá cheve mortadela ta´ú”.


No era una voz de ultratumba, las palabras provenían de la bolsa cargada por unos vecinos, era la voz de un Gilgamesh Ypacaraíense,  de un Matusalén Tacuaraleño,  o en pocas palabras: De un Inmortal, era Kelá quien había despertado, estaba vivo, y con mucha hambre.


Cualquier estudiante de enfermería sabe que protagonizar un trauma de las proporciones sufridas por el cuadrillero  equivale a morir de manera inevitable de no mediar pronto auxilio.


La Arteria Femoral por el que principalmente fluye el torrente sanguíneo se encuentra en parte anterior del muslo,  cortarse una de esas venas ocasiona una hemorragia que puede causar la muerte por desangramiento EN UNOS POCOS MINUTOS, luego del trauma la vasoconstricción producida por la liberación de una gran cantidad de adrenalina podría extender la agonía por unos cinco minutos aproximadamente.


Kelá soporto estoicamente la mutilación de ambas piernas,  o sea de ambas arterias femorales y CUATRO HORAS  después del accidente aún estaba vivo.


Reitero, una persona con un corte en la arteria principal, sin la debida atención moriría 5 o pocos minutos después dependiendo de la edad y otros factores. Luego de que la locomotora se lo llevará por delante, Kelá seguía vivo  240 minutos después de cortarse ambas arterias, de perder 2 piernas y tras haber sido arrastrado 200 metros por toneladas de acero sobre ruedas.


Tras el choque protagonizado por Kelá y el tren, el hombre paso más tiempo en el hospital recuperándose de la resaca que por haber sido literalmente despedazado por la colosal maquinaria ferroviaria.


 Beber tres tambores de caña blanca le hizo más daño que la colisión, luego de un par de litros de suero, el inmortal de nuevo estaba en su casa sin piernas pero sin dolor y como si nada hubiera ocurrido; sin embargo los daños materiales ocasionados al tren nunca pudieron ser reparados, desde ese momento la locomotora quedo inutilizada y aquella madrugada de 1983 realizo su ultimo viaje.


Al otro día busco su machete,su ty'ãi  y su cantarillo y quiso ir a trabajar, pero olvido que ya no tenía piernas, sin duda tenía que buscar otro medio de subsistencia, ya no podía vender su fuerza de trabajo, por lo que dedico su tiempo a pensar y ver cómo podía hacerse de algún dinerito para montar un negocio y ganarse la vida.


Meses después de ese accidente,  Kelá vendía golosinas en una silla de ruedas que tenía incorporado un mostrador tipo exhibidor de madera y partes de una bicicleta para pedalear con la mano y moverse por toda la ciudad.


Así, sin piernas  por no ceñirse a las reglas y los consejos de su guía, el Inmortal subsistía vendiendo baratijas, ayudado por su familia que jalaba o empujaba el vehículo o medio por el cual subsistían.


Fue muy tarde cuando por fin comprendió que a pesar de detentar superioridades el hombre debe anteponer la virtud de la humildad, que no debe avasallar a nadie, que debe utilizar su potencial para lo bueno, lo justo y lo noble, y por sobre todo: Que debe honrar a su familia que en las buenas y en las malas es quien lo acompaña. El hombre que no es leal a su familia no puede ser leal a la sociedad, bastardea un falso liderazgo apuñalando a su familia, que es el núcleo principal y la base de un sistema organizado de relaciones que se establecen entre este conjunto de personas.


Ya en su nueva ocupación y después de nacer por segunda vez, Kelá vendía dulzuras intentando sacarse el amargo sinsabor de la boca.


Una vez, luego de una ardua jornada de ventas, como un Quijote sobre ruedas volvía a su casa acompañado de quien era Dulcinea encarnada por su amada esposa Anselma,  y de Felicia , su hija y  Sancho Panza escudera.


Cuando intentaban cruzar la avenida y estando a mitad de la ruta número 2 Mcal José Félix Estigarribia ,  un despistado automovilista de origen oriental  se llevó por delante a Kelá  mientras su cortejo exclamo “para que te quiero pata”,abandonando a su hidalgo QUIJOTE y escapaban como podían de aquel loco del volante.


Tras el impacto  Kelá voló por los aires,  y luego de innumerables volteretas propias de trapecistas  se estrelló contra el suelo  partiendo el duro asfalto y levantando tanto polvo que la noche se puso más oscura de lo que ya estaba.


Una lluvia de caramelos,  chicles y turrones siguió a aquel infortunado hombre en su involuntaria pirueta en las alturas, y a pesar de lo meloso de aquella bonanza, la misma no contribuyó a endulzar la amarga situación por la que acababa de pasar el humilde vendedor ambulante.


Aun anonadado por el shock, el Oriental que lo atropello se dio el susto de su vida luego de comprobar que la victima ya no tenía piernas,  y pensando que fue el quién lo había mutilado tras embestirlo, cayó desplomado al suelo  desmayado a causa de la impresión.


Algunos dicen que fue el mismo Kelá quien llevo al Oriental hasta el Centro de Salud,  distante a 3000 metros del lugar en donde ocurrió el accidente,  lo cargo estoicamente sobre su silla de ruedas - mostrador - bicicleta,   lo dejo en Urgencias y se retiró de ahí,  no sin antes regalar un bombón a la enfermera,  gesto de caballerosa galantería que despertó los celos de Ansélma y por el que, esa noche como castigo, nuestro inmortal gallo tuvo que dormir afuera y en compañía de sus perros, por ser un “Ñaróto incorregible y consuetudinario”.


En la actualidad y luego de empaparme con las historias de Kelá,  me causa mucha gracia cuando escucho a alguien decir que  aquel vendedor de caramelos murió.


Luego de su infortunio Kelá seguía asistido  por su mejor amigo llamado "Lo'íto", y por consejo de este arriero al que  consideraba un hermano,  Kelá  fingió su muerte para borrar su identidad y perderse en la clandestinidad,  solo así podía estar seguro de las acechanzas de los Yankis y los Rusos,  que se habían enterado de su caso y vinieron a Paraguay para estudiarlo.


Lo'íto era el único amigo a quien Kelá había confesado su secreto,  y este, temeroso de que los espías Norteamericanos y Rusos lo secuestraran para  diseccionarlo como a una rana en sus laboratorios,  aconsejo al inmortal quemar su propio archivo, o sea fingir su muerte.


Una vez y convenidos de manera inteligente con Lo'ito, Kelá de manera intencional dejo de respirar por dos días y controlando sus signos vitales engañó al más mañero de los médicos y con 140 años de ejercicio de la profesión, el Dr. Fernandez,  quien firmo su certificado de defunción.


Nadie lloro en el sepelio del inmortal, en una sociedad de hipócritas la tristeza o las lágrimas se exteriorizan o se vierten según el status del difunto. Depositado en una fosa común, al 2º día Kelá reactivo el latir de su pulso sincronizando todos sus signos vitales, y emergió de la tierra más vivo que nunca luego de ser desenterrado por su fiel amigo Luis Molas alias Lo'íto.


Desde esa vez Kelá vive en el olvido de la gente, aunque lo de “vive” es un decir, en realidad y para las apariencias murió en el registro histórico, la memoria colectiva lo olvidó y lo archivó en el frío sitial de la indiferencia.


De vez en cuando  una oscura Limusina suele pasar y pasar frente a la antigua casa de Anselma y Felicia,  en ocasiones el auto frena, la ventanilla se baja y el ocupante deja caer algunas lágrimas en el suelo para luego proseguir viaje,  se dice que es Kelá, quien cada tanto visita su lugar de origen, luego de volverse inmensamente rico tras sacar provecho al alquimismo, a cuyo secreto accedió  a lardo de su incesante existir


Puede que algunos no crean esta historia,  pero mi amigo   Isaac Villalba o mi compadre Gustavo  Zimmerliz pueden dar fe de lo que digo, Ypacaraí es misteriosa e impredecible,  ahí vivió Kelá,  el inmortal,  aunque un amigo esotérico me dijo que en realidad aquel personaje era el misterioso JUDÍO ERRANTE.

    


             


                                                

 Capítulo  3

El cónclave de los médium, médicos y mentalistas.

Hasta el más escéptico de los Ypacaraíenses sabía, o temía, que la bandada de 1000 cuervos volando en círculos por 7 días sobre la ciudad no constituía un buen presagio, aquello como mínimo era anormal, por instinto natural las rapiñeras vuelan en círculo cuando desde las alturas divisan su alimento, alguna carroña, una osamenta de animal, o porque no, algún cadáver humano.


Con el instinto convertido en infalible GPS, y luego de fijar sus coordenadas sobre un oloroso cuerpo inerte, los cuervos planean en una  espiral intro - descendente acortando gradualmente la distancia con el objetivo, y tras asegurarse que el insepulto no represente peligro alguno, se lanzan a devorar la carne corrompida.


En el pueblo había temor, no se sabía a qué o porque, la pregunta que todos hacían era: que intuían los mil cuervos al acecho?, funcionarios Municipales y vecinos de todos los barrios y compañías iniciaron un rastrillaje en busca de animales muertos, pero tras días y días de escudriñar todos los rincones no dieron con nada, ninguna res muerta, ningún perro atropellado, ningún gato en descomposición, ni siquiera una rata envenenada.


Entonces cual era el motivo de aquella negra y pestilente bandada giratoria?, “el instinto natural es infalible, los cuervos vinieron a comer” dijo Kobérro después de vaciar un jurú pukú de tres leones que como áspera lija le raspó el gaznate, “que no haya cuerpos no quiere decir que no los habrá” sentencio de manera lapidaria, y luego recitó una frase que dejo helado a todos: “no preguntes por quién doblan las campanas, podrían estar doblando por ti”.


Desde tiempos inmemoriales el cuervo ha sido el Heraldo de la Muerte, se lo considera la especie más inteligente entre las aves, tienen recursividad y memoria asombrosa, pueden repetir palabras y oraciones, son tan listos que por ello viven lejos de los hombres.


Su simbolismo tenebroso está presente en la Mitología Nórdica con el Dios ODIN, en la Griega con el Dios APOLO, debido a su asociación con la tierra y los gusanos, un cuervo representa al protector del Dharma Mahakal en el Budismo, en los relatos Hebreos es el guía de las almas en las tinieblas, en la Biblia, el ave fue liberado por NOÉ y junto a la paloma fueron a buscar tierra firme, pero el "negro" nunca regreso al Arca, el cuervo prefirió quedarse a deglutir la generosidad del banquete que el diluvio universal le ofrecía.


(Basado en la fuente http://celmedia.info/contenido/?cat=11&paged=8).


Aquella nube oscura, alada y giratoria parecía un macabro reloj cuyas manecillas giraban al revés marcando el principio del fin, una cuenta regresiva para dar cumplimiento a una sentencia devastadora, el graznido ensordecedor y el hedor del plumaje contribuían a aterrorizar aún más a los Ypacaraíenses, que en un suspenso atroz sabían que algo muy malo estaba por acontecer.


En este lúgubre escenario, una vez más Cacho Galeano el Semiólogo, interpreto el funesto significado de aquella bandada de cuervos sobrevolando la ciudad.


Aquel ex – estudiante de Medicina, dotado con poderes paranormales y que según cuentan había sobrevivido a la infaliblemente mortal mordedura de una serpiente Yarará, sabía que si no actuaba rápido toda la población estaría en peligro.


Entonces presuroso fue a donde vivía su Maestro, un Italiano de figura espigada, respetado sabio que retirado y consagrado a la meditación, a sus 100 años dedicaba sus días a la lectura, el MEDICO con MAYUSCULAS: DON Juan Guastella.


Junto a DON Juan Guastella, de inmediato coincidieron en que debían organizar una labor hasta ese tiempo no realizada, convocar a una asamblea de personas con DONES sobrenaturales y paranormales.


Iniciaron así el llamado a todos los “Médicos” de Ypacaraí, en ese sentido fueron convocados el Medico Kirí de Carapi’á - Paso Puente, el Medico Pánta y el Medico Ñoño del barrio Victoria, el medico Medina del Barrio Palmas, el Medico Lobo de Cerro Guý vía férrea, y junto a ellos un joven Médium que no hacía mucho  había regresado caminando a su domicilio, luego de ser dado por muerto y arrojado al cementerio con 6 impactos de bala calibre 9mm que dos sicarios le propinaron.


El lugar elegido para el cónclave esotérico fue la playa municipal, a orillas del Lago Ypacaraí.


A las 18:00 hs y tal como  habían convenido con anterioridad, todos los nombrados estaban presentes pero la reunión aun no comenzaba, impacientes y sudorosos, el Semiólogo y el Medico Italiano contemplaban una y otra vez el reloj, mirando hacia la entrada como si esperaran a alguien más.


Cuando se filtro la información de una convocatoria secreta y de carácter urgente (o tal vez lo adivinaron pues a eso se dedican), el Profesor Maestro Estrella, Waldir y Mariluz, la Tarotista Marta Concepción, Kiára y Andrómeda y otros Parapsicólogos pidieron participar del encuentro en calidad de observadores, solicitud que fue aceptada por el pleno.


Media hora después, el polvo levantado por un vehículo que presuroso se acercaba a las orillas del lago tranquilizo a los anfitriones, y luego de un gesto del Semiólogo todos se reunieron en un círculo para recibir al misterioso visitante.


Cuando el Mercedes Benz negro conducido por Gustavito Becker detuvo su marcha, un hombre con larga cabellera descendió y luego de decir en Portugués “ Oi Cacho,desculpe pelo atraso, apoiote  irmão”, rápidamente se dirigieron junto a los demás convocados.


Aquel extraño visitante a quien tanto esperaban era nada más y nada menos que Iván Trilha, amigo personal de Cacho Galeano y considerado por algunos como el Mayor Mentalista del Mundo.


“Eu sonhei a noite passada mil corvo voar, por isso aquí estou” dijo Ivan Trilha y dimensionando como todos el peligro acechante, analizo lo que estaba por suceder.


Un vocero puso al Mentalista, al tanto de los últimos acontecimientos sucedidos en Ypacaraí, del repentino fallecimiento de Zulema Pastor, del clima de hostilidad reinante en el pueblo, del odio recalcitrante entre unos y otros, de un vídeo triple X filmado por un político a quien para colmo "no se le paraba", de la ostentación de la riqueza mal habida que hacían los hijos de papa, de la lealtad alquilada de algunos pelafustanes que hasta eran capaces de matar para agradar al amo y dejar bien en claro que son lacayos, del sacrilegio de algunos peces gordos que como mafiosos sicilianos invocan a Dios, oran y se santiguan antes de cometer sus fechorías, de la metamorfosis  de un político que desde el lumpenaje quiso ser oligarca, y que a pesar de amasar fortuna solo pudo involucionar para convertirse en un desclazado, y como tal constituirse en traidor a su clase y origen, del que se asquea y reniega.


Los ciudadanos de Ypacaraí vivían o mejor dicho, encarnaban la decadencia en todo el sentido de la palabra, seguían apoyando a sus autoridades a pesar de la podredumbre moral de  estos embusteros, hasta envidiaban la vida de lujos que llevaban, y en vergonzosos y absurdos sueños, fijaban sus esperanzas en el súmmum de la miserabilidad humana y en metas de dudosa moral exclamando: “Ojala mi hijo algún día llegue a ser  un bandido como el distinguido correligionario”.


“Tengan por seguro” dijo Iván Trilhá, “que la suma de todos los miedos volverá a Ypacaraí, pero esta vez no vendrá solo como la última vez, no volverá simplemente a amedrentar a los habitantes, el pueblo volvió a caer en los vicios mundanos, el amor y la solidaridad fueron sustituidos por el interés y la complicidad, la confraternidad fue desplazada y en su lugar se enseñorea el soborno y la venta de la conciencia, sin Fé en sí mismo el hombre solo es un espectro, sin lealtad a su propia familia , sin reconciliación y sin arrepentimiento es una causa perdida, el libre albedrío dispuesto por "La A y la Z" no fue para que el hombre sea lobo con el hombre, la esperanza de Dios en el género humano radicaba en que se purifique, se supere y se salve a sí mismo volviendo al origen y a la fuente del poder del creador: El Amor”.


“Les puedo asegurar”, siguió diciendo, “que se avecina un exterminio masivo como el de la Bíblica Sodoma y Gomorra, pero no será Dios quien envié un rayo del cielo, ni será el quinto jinete el que utilice su afilada guadaña, la hecatombe será liderada y ejecutada por un viejo conocedor de sus defectos, por quien sabe de memoria sus actos y sus nombres: El LUISON de Tacuaral, pero esta vez acompañado del Pómbero y la Malavisión”.


“El tiempo está muy cerca, los únicos que podemos interponernos en su camino somos nosotros, pero no podremos luchar con ellos en esta batalla desigual, estamos muy viejos para un combate cuerpo a cuerpo, debemos comprimir nuestro poder en la oración y en la concentración generando una energía que acompañara a un elegido nuestro”.


“Ese elegido tendrá una fuerza descomunal jamás experimentada por ningún Psíquico o Mentalista en el mundo, nuestro DON, nuestra oración, nuestra esperanza y la Fe de Dios en el hombre acompañara al elegido convirtiéndolo en el Campeón del bien que luchara por los Ypacaraíenses, a pesar de que estos eligieran inclinarse hacia el MAL.”


Todos los presentes sabían a quién elegir, no había dudas, eran clarividentes, conocían el futuro y por tanto tenían la convicción de que el único que podía cargar sobre sus hombros con todos los DONES Psíquicos de aquel cónclave era el Joven MÉDIUM José , de la Fracción Margarita – Paso Puente -  Ypacaraí.


José había demostrado su poder sobrenatural al regresar caminando del cementerio con 6 impactos de balas 9 mm en el cuerpo ( en otra ocasión sobrevivió a 20 puñaladas e incluso se menciona que había sido golpeado en pleno cuello con una afilada hacha) .


José no era ambicioso, con su poder podía dar con tesoros ocultos pero su guía, espiritual y no terrenal, le daba solo lo necesario para vivir y él estaba conforme con eso, la riqueza material no constituía el norte de su brújula.


 El Médium  era un hombre sin odio y sin rencor, en su conexión con el mas allá podía pedir a una ENTIDAD acabar con la vida de algún enemigo suyo, incluso de quienes dispararon contra él, o del que contrato a los sicarios ( las entidades no cuestionan el contenido moral del pedido, solo lo ejecutan y es el solicitante el que carga con el karma del pedido y por el que pagara indefectiblemente)... Pero no lo hizo, el médium no se vengó porque sabe que el DON es DON mientras no sirva al propósito egoísta y mientras no se corrompa en la perversidad, el DON nunca puede ser elemento de venganza ni canalizador del odio, el DON es una virtud, algo inconmensurablemente  bueno y por tanto solo atribuible a un regalo de DIOS.


Desde su humilde consultorio situado en la Fracción Margarita - Ypacaraí, José había estudiado al Luisón y podríamos decir que lo conocía perfectamente, lo observó y analizo meticulosamente, en sucesivos y largos viajes astrales, se desdoblo y atravesó portales retrocediendo en el tiempo siguiendo el hilo que lo condujo a los orígenes de la Licantropía.


Se sorprendió al comprobar que desde tiempos inmemoriales, el Hombre Lobo y otras criaturas convivieron con todas las civilizaciones  encarnando sus peores pesadillas, el Luisón o la denominación otorgada por cada cultura está presente en las historias de los pueblos en los 5 continentes, en las mitologías de todos los países, en la biblia, en las leyendas urbanas, en la memoria o experiencia personal de todos.


Ayudado por su videncia,  El Médium José  pudo comprobar que según la Mitología Griega  Licaón fue el primero de la especie, luego de que Zeús lo maldijera por violar la sagrada ley de la hospitalidad y practicar canibalismo devorando a sus huéspedes.


José era consciente de que se enfrentaría a un enemigo milenario presente incluso en la biblia,  donde Daniel interpreta los sueños en que  Nabucodonosor recibió la advertencia de un castigo divino (Daniel 4, 1-30).


Llamado P’an Hú en China, Aswang en Filipinas, El Luisón también es conocido como la bestia de Bray Road en Elkhorn, Wisconsin EE.UU, como el Rougarou en Francia, país de donde proviene el caso Courtaud y los lobos de París, o de Guilles Garnier, ajusticiado en la hoguera en 1573, por convertirse en un enorme lobo y devorar a niños de una comarca llamada Dóle.


La figura del  Berserker encarna la versión Nórdica del Luisón  en  Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia, el hombre lobo de Ansbach en Alemania, la maldición de San Patricio convirtió a todo un clan en hombres lobos en Irlanda, en España se atribuía a las brujas convertir a los infantes en lobos con solo mirarles a los ojos, mientras que en Italia la posibilidad de convertirse en hombre lobo era menos complicada y bastaba con ser concebido en plenilunio.


(Fuente:internet:http://www.taringa.net/post/ciencia-educacion/6585026/Licantropia-Mito-o-Realidad.html)


El enemigo a quien José debía enfrentar no era un improvisado, acompañado del Pómbero y la Malavisión venían a sellar la suerte de todo un pueblo sin importar la edad de sus habitantes, en ese exterminio hasta los inocentes pagarían por los pecadores, la ÚNICA esperanza la constituían el MÉDIUM de la Fracción Margarita y el PODER que le fuera otorgado por el cónclave esotérico.


Luego de ser investido de plenos poderes, El Médium José fue bautizado con su nuevo nombre: EL CAZADOR DE LUISONES.


 


    

                                                     

Capitulo 4

El  Bar Central y el Pombero Tuerto.

 

Otrora refugio de folkloristas  Ypacaraíenses y alrededores, el Bar Central fue por mucho tiempo el punto convergente de  músicos, artistas y de quienes tenían oídos para escuchar y afinada virtud de integración para compartir e interactuar socialmente.


Carente de un local propio, en su recorrido desde la década del ‘70 como inquilino de varias propiedades, incluso en una ocasión se instaló en emblemático edificio que por mucho tiempo sirvió de sede al Colegio “Normalista” Dr. Ignacio A. Pane, situado a metros del ex – cine Gran Rex .


El Bar Central en realidad fue una Universidad de donde egresaron los antiguos bohemios de Tacuaral, era un recinto multidisciplinario. Primero se aprendía a amar la música, a escuchar, a respetar a la persona como talento del arte, luego de esta iniciación y tras hacerse con el salvoconducto para ingresar  en el exclusivo ambiente musical instalado en el patio trasero,  el espíritu de la camaradería, de la confraternidad y de la cultura se posesionaba del individuo que vibraba con el repertorio que los artistas ofrecían cada noche.


Su mejor momento fue cuando ocupó el viejo caserón en donde tiempo atrás funcionaba la “Farmacia Venus” propiedad de Doña Mafalda y Don Gilberto Cabrera a quien le decían “Pijama”, el vetusto edificio de estilo arquitectónico colonial estaba situado sobre la avenida Carlos Antonio López, al costado de la plaza y a metros de la Escuela Graduada número 82, República de Honduras.


El Bar Central funcionaba 20 horas diarias durante todo el año, por la mañana era tradicional el encuentro de amigos que compartían las inacabables rondas de tereré, luego del terererupá que consistía en las riquísimas y calientes empanadas preparadas por Ña Mari, quien desde la madrugada y hasta altas horas de la noche, era la encargada del variado menú gastronómico que incluida la imaginaria carta del Bar.


El local contaba con 5 ambientes que podían funcionar de manera simultánea:


1- La vereda que era el lugar destinado al tereré y desde donde se podía contemplar e inclusive admirar a las bellas estudiantes del colegio “Normalista”, quienes desfilaban rumbo al establecimiento educativo provenientes de Pirayú, Itaugua, San Bernardino, Altos, Loma Grande y de todos los barrios y compañías de Ypacaraí.


2 - El comedor en donde el cliente degustaba del menú diario y  nosotros éramos los habitúes convertidos en  “invitados estables” del recinto.


3 – Las mesas de billar y billar gol, allí se “taqueaba” durante largas horas jugando al 31, especialidad en el que el  Doctor y reconocido Dietólogo de fama internacional Miguelo Mussi era imbatible.


4 – El corredor contiguo a la cocina del recinto  que servía de casino a los apostadores y tahúres que se “divertían” en partidas de naipes y


5 – El patio trasero al que únicamente accedían los íntimos amigos a participar de las peñas folclóricas en que celebrados músicos locales, nacionales e incluso internacionales (como el caso del grupo Boliviano Nuevas Raíces) realizaban un festival karapé con solistas, dúos, tríos y grupos de canto e instrumental.


En los años 1986 y principios de 1987, cuando el Bar aun funcionaba en el ex local del Colegio Dr Ignacio A. Pane, junto con un amigo de infancia y juventud conocido como Verita, éramos privilegiados espectadores del ensayo musical del Trio Américanto, quienes repasaban su repertorio en lo que alguna vez fue la cantina de aquel colegio formador de generaciones, a quien una HEROÍNA llamada Doña Carlota D’spierre de Montiel dedico alma y vida, contribuyendo con la educación a través de un legado imperecedero. 


Tanto Verita y Yo éramos unos adolescentes que hacía poco habíamos traspasado la línea de la infancia y tal vez debido a  una precoz militancia política contestataria al régimen de entonces, gozábamos del aprecio del dueño de casa, de los artistas y de los bohemios que en definitiva eran mucho mayores que nosotros.


Integrado por José Mendieta, Vil Martínez y  Cacho “Leguí” Leguizamón, el Trio Américanto se había formado luego de que José Mendieta abandonara su Grupo Luz y Sombra, integrado en su momento por los hermanos Ramón y José Mendieta y por un Argentino llamado José Ernesto Peralta.


El Novel Grupo Américanto pertenecía al género de músicos  a quienes la nueva trova o el Nuevo Cancionero había enrolado para cantar temas del repertorio nacional y latinoamericano, con un contenido poético comprometido con la lucha social y la conciencia libertaria, que en ese entonces comenzaba a madurar en Paraguay teniendo a Ypacaraí como su señera vanguardia.


El Trio de José, Vil y Leguí llego a cosechar el billón de aplausos tanto en los festivales de Ypacaraí o en la entonces “Planta 1 de Coca-Cola”, en donde compartió escenario con renombrados exponentes de la denominada música de protesta como Sembrador, Dúo Gente en camino, Vocal Dos, Ñamandú, Menchi Barriocanal y su grupo Uno más Uno, Alberto Rodas, y el Dúo de Ingeniería Chiqui y Jaime que aunque aficionados al canto eran numero puesto en todas las peñas.


Aún permanece en mi memoria y especialmente en mi retina la explosión de júbilo de toda la concurrencia Asuncena cuando el Trío Ypacaraíense fue presentado y sin mediar palabras arranco con el vibrante tema que los identificaba: “AMÉRICANTO”, escrito por el conciudadano Celso Alfredo “Cacho” Galeano y musicalizado por José Mendieta, requintista y líder del grupo, a continuación unos fragmentos del tema:


“Américanto es el grito de un pueblo con voluntad,

Que hoy saluda cantando la patria a la libertad,

Américanto es historia de un pueblo que canta aquí,

En este suelo bendito, tierra de Ypacaraí.

                                     II


Américanto es historia de muchos pueblos valientes,

Es sencillez de su gente que lucha por la verdad,

Es esperanza del pobre que va buscando el presente,

El derecho de la gente justicia amor y amistad.

                                  

                                    III


América, América, América, te saluda nuestro canto,

América, América,América, presente Américanto!”.

De izquierda a derecha: Cacho Leguizamón,José Mendieta y Vill Martinez  - Américanto.

El recuerdo de esos momentos de gloria quedaran guardadas para siempre  en nuestro corazones, por eso comparto con ustedes las letras de la canción, tal vez algún día les “tar­ârée” el ritmo de aquel tema que no fue grabado pero cuya melodía asimilé y cada tanto la hago sonar en la imaginación.


Volviendo a las noches del Bar Central, en una hora determinada y para los no habitúes, de fachada el local cerraba sus puertas pero en el fondo la fiesta era desatada, para que la exclusiva privacidad  permitiera a un calificado grupo de Ypacaraíenses disfrutar del repertorio que los músicos compartían.


El propietario Julián Ramírez era acérrimo defensor, creyente y practicante de aquella cita bíblica que lapidario recomienda “No arrojes perlas a los cerdos”, por eso solo dejaba pasar y participar de los encuentros culturales a los iniciados en el espíritu festivalero.


Delfín Medina, Ramón Mendieta, Antonio Estigarribia, Yoyi Azuaga, Juan Ramón “médico” Medina, Julio Cesar Sosa,Chiquito Marecos, Tantí Bulí Aguilar, Patiñito, Oscar Galeano, Augustito Ramirez y su requinto y otros, interactuaban en interminables noches de magia musical en donde teníamos el privilegio de compartir con amigos como Yiyo Battilana, DON Papito Gimenez, Gustavo Duré, Cantí Aguilar, el “Maestro” Felipe Vera, Kobérro entre otros.


Mientras los músicos interpretaban repertorios que incluían boleros, chamamés, guaranias, polkas, purahéi asý o purahé jahé´ó, etc, los oyentes libaban generosamente  todo lo que el Bar disponía, la bebida espirituosa era amistosamente compartida y la vibración por escuchar la música, en principio hizo pasar desapercibido algo sencillamente sobrenatural y que posteriormente sorprendería a todos.


Fue Don Papito Giménez, quien bebía un finísimo whisky tipo A, el que se percató que coincidentemente cuando el Trío Américanto cantaba su tema o Delfín Medina con un Dó de pecho gorjeaba “60 granaderos”, los presentes festejaban y el whisky se evaporaba desapareciendo como por arte de magia.


El Chivas Regal 18 años que Don Papito le bajaba mientras fumaba su habano "Hoyo de Monterrey"  eran exclusivos y no lo compartía con nadie, generosamente invitaba a los amigos todo tipo de cervezas, vinos y hasta picadas que servían de aperitivo, pero el Chivas y el Habano eran privilegio suyo y de nadie más.


Siempre nos parecía raro escuchar silbidos y un “piar” de pollitos que se dejaban oír en las pausas entre temas y temas, pero a medida que la noche avanzaba hacia la madrugada y la vibración subía de tono al igual que el volumen de la voz de los cantores, aquel “piar” se hacía más fuerte y se oía más cercano,  algunos amigos aseguraban sentir que algo peludo e invisible los rozaba, y en una ocasión todos fuimos testigos de cómo las cinco rayas de Chivas “on the rocks” desaparecieron succionadas por la nada, mientras el habano de Don Papito flotaba en el aire con la parte encendida avivada en un fuego candente, como si alguien lo estuviera fumando.


Los más astutos comenzaron a sospechar, e inmediatamente se envió a comprar 5 botellas de Chivas y una caja de Puros que servirían como tentadora carnada, mientras el repertorio musical seguía sonando en aquella noche de viernes interminable.

El dueño de casa hace mucho sospechaba del motivo por el que el whisky contenido en los vasos desaparecia a medida que se cantaba, era como si el chato recipiente de cristal tuviera agujeros por donde se filtraba el líquido Escoces añejado en cubas de roble.


Mientras Ramón el médico Medina cantaba “El agua”, la trampa fue instalada, mandaron traer otro vaso y luego de que Don Papito sirviera su trago sobre unos cubos de hielo, el otro vaso fue llenado hasta el borde pero al natural y sin hielo.


La música siguió, todos vibraban, cantaban y aplaudían, y mientras la algarabía reinaba en el recinto, el vaso de whisky caliente era nuevamente vaciado en un fondo blanco,momento en que se escuchó un “piiipuuuu” proferido por una voz alegremente ebria que sonaba desde la nada en la oscuridad , era como si la noche se bebiera el alcohol servido como carnada.


De inmediato se solicitó un solo de instrumentos en donde los hermanos José y Ramón Mendieta junto a Augustito quien actuaba de local, espantaron las somnolencias, y las palmas acompañaron al motivador ritmo del “plin – plin” del mbaraká.


En ese momento de éxtasis emocional, ya toda la botella de whisky flotaba en el aire y ante el asombro de la concurrencia que perplejos veían como con un “glup – glup” el contenido se vaciaba, contemplamos la confusa imagen de  una figura humanoide que se hacía visible a ratos para luego desaparecer, como si la borrachera causara un descontrol en las virtudes de invisibilidad de aquel ser misterioso, que relajado y desinhibido como Pedro por su casa, compartía la peña como si fuese un invitado más.


Cuando Gustavo Duré pidió el tema “arquero lómo”, los vibrantes acordes de la polka Colorado  comenzaron a sonar rompiendo una vez más el imaginario cristal de silencio que cubría la fresca madrugada.


Aquello parecía ser la polka preferida del intruso quien profirió un sonoro arriero sapukái , delatando su ubicación tras apropiarse de otra botella de Chivas Regal.


A  esa altura de los acontecimientos ya todo era más que evidente, una borrachera que orillaba el coma alcohólico provoco un cortocircuito en el "modo invisible" de aquel PÓRA, dejando ver la morena tez de un hombrecito de pequeña estatura, con su cuerpo desnudo, las piernas arqueadas y erguidas sobre sus anchos pies descalzos, largos brazos que situaban las manos a la altura de las rodillas, una tupida melena que se deslizaba sobre el hombro fusionándose con el negro vello que cubría todo el cuerpo, y los grandes  globos  oculares cuyo blanco resaltaba sobre un rostro con la nariz achatada encima de los unos labios gordos y transversalmente alargados, dibujaban la cara del temido Karaí Pyharé.


El genio de la noche se hizo habitué de aquel Bar atraído por el ruido y por la abundancia de caña y cigarro, en principio se limitó a observar y escuchar, luego de manera furtiva y amparado por su invisibilidad  bebía pequeños sorbos de tragos aprovechando el tumulto y la algarabía, pero contagiado por la vibración y la camaradería pronto perdió la compostura, los estribos, el pudor y con ello la invisibilidad, y como producto de la desconcentración y el descontrol, en ratos de descuido dejaba ver su aspecto para luego desaparecer nuevamente.


Cuando los hermanos Mendieta interpretaron Carreta Guý  aquello fue un desenfreno total llevando  la noche a su pico máximo, la alegría era  un espíritu que poseía a todos, en ese instante la púa con que punteaba soltó la segunda cuerda del requinto de Ramón, motivo por el cual la vibrante guitarreada fue abruptamente interrumpida.


De inmediato Mendieta agito en el aire la guitarra, extrayendo del mabaraká ryekué unas cuerdas de repuesto que tenía dentro del instrumento, y luego de hilvanar entre el puente y la clavija, se dispuso a ajustarla mientras José ponía las notas en la guitarra que hacía de dúo, afinando aquella madera que parecía ser parte de sus brazos y dedos.


La nota SI era punteada  probándose el sonido, vueltas y vueltas de clavija convertían la segunda en una tensa cuerda que podía lanzar una flecha al infinito, y cuando la última vuelta fue girada, un lacónico “TOINNGG” sonó desafinado, el mbaraká sâ  de nuevo se soltó y como iracundo látigo golpeó el ojo del curioso POMBERO que borracho, impertinente e incauto se acercó más de la cuenta al requintista, para observar como la guitarra era afinada de manera magistral.


Podríamos decir que aquella noche lo vimos todo…vimos al genio aparecer y desaparecer pintoneando en derroches de alegría, lo escuchamos silbar y piar aclamando a los artistas, y patéticamente lo oímos llorar como un Karajá cuando la cuerda de una guitarra se convirtió en arreador golpeándolo en el ojo y dejándolo tuerto para siempre. A aquel suceso nocturno se debe la frase que dice: “Ejeívé músico ariguí”, que por cierto es un consejo más que sabio y prudente.


Todas las sospechas fueron confirmadas en el Bar Central, había un Pombero Bohemio que invisible participaba no solo escuchando y bailando con la música, sino que gustaba del buen whisky y del Habano que Don Papito Giménez tomaba y fumaba. Aquella madrugada todos nos quedamos a consolar al POMBERO que se lamentaba por el dolor de ojo, y por el imperdonable descuido cometido tras beber como “El POMBERO que era” , motivo por el cual terminó siendo descubierto.


No sé por qué razón esa noche nadie se asustó ni salió corriendo en estampida al ver en vivo y en directo a un POMBERO  que otrora solo era concebido en la imaginación y del que solo se escuchaba fantásticos relatos.


Tal vez nadie se horrorizo porque todos sospechábamos que era el quien se bebía los tragos y se fumaba los cigarros, quizás la sangre guaraní que corre por nuestras venas  insuflaron en nuestro instinto la tolerancia y una predisposición a su presencia; los Paraguayos siempre supimos del Genio de la noche, y aunque nunca lo veíamos sabíamos que merodeaba nuestras casas durmiendo en los tatá kuá o que andaba por ahí, escuchando nuestros pedidos de protección.  


Desde esa vez el Pombero fue nuestro Kilí, José Mendieta incluso le enseño a ejecutar un par de temas en requinto, por eso era normal que muy temprano y al abrir la carnicería, Don Papito Mendieta se topara con abundante cantidad de panales de miel silvestre, yvapurû y guavira, que el genio traía de los montes como tributo de agradecimiento a quien le enseño a tocar la guitarra.


A partir de aquella noche el Karaí Pyharé nos acompañó en cada jornada, cuando nos pasábamos de tragos él nos guiaba hasta nuestras casas, en una ocasión el amigo Kennedy se pasó con el vino, y el genio a quien cariñosamente le decíamos “POMBÍ”, lo cargo kaírõ hasta la puerta de su hogar. Como el genio era visible solamente para nosotros sus amigos, algunos transeúntes no daban crédito a lo que veían sus ojos cuando en las cercanías de la iglesia, observaron a Kennedy flotar en el aire, semejando una relajada levitación mientras el Pombero lo cargaba estoicamente conduciéndolo hacía zanja soró .


Recíprocamente y en varias ocasiones, nosotros también auxiliamos al amigo de la noche cuando se pasaba de copas, precautelando su identidad  y custodiando su secreto, sucede que cuando bebía de más y debido a la resaca, acostumbraba  tomar todo el agua contenido en el tanque de la plaza dejando sin el vital líquido a todo el barrio, en una ocasión hasta quedo dormido en un banco desde donde lo rescatamos para acostarlo en una hamaca.


Para evitar que sucumbiera ante el vicio del alcohol lo afeitamos y lo peinamos para inscribirlo en el programa de alcohólicos anónimos en donde milagrosamente se recuperó.


Luego de un tiempo el Bar Central cerró sus puertas, por consecuencia nuestro grupo se separó y los integrantes terminamos diseminados no solo por todo el país sino por todo el mundo.


No sé qué pasó del amigo “POMBÍ”, algunos afirman que continúo afeitándose el tupido bello y que vive en Ypacaraí como si fuera un Tacuaraleño más adoptando incluso un apodo: IKO.


Otros dicen que volvió a la clandestina vida de genio y que cada tanto aparece en Ypacaraí, merodeando en los lugares en donde antaño la confraternidad se trasformaba en música y los pobladores se respetaban y amaban como hermanos.


La ausencia de sitios como el Bar Central entristece las noches de la capital folclórica de la Patria, la confraternidad, la solidaridad y la camaradería, lastimosamente son virtudes que como el amigo Pombero parecen haber desaparecido.


 

                                           



Capítulo 5

La Tirada..

El infortunio de una inocente, la niña arrojada a las aguas.

 

En el año 1969,  el cauce del arroyo llamado primer puente o Jaguá resa'hú, que en su recorrido desemboca en un riacho y este a su vez en el Lago Ypacaraí, recibió en sus entonces cristalinas aguas el cuerpo de una recién nacida, que  pocos minutos después de ver la luz del mundo fue condenada a morir ahogada.


Desde las calles Gral. Díaz y  Benjamín Acevál , ingresando a un predio por donde fluye el arroyo arriba mencionado , la recién nacida fue transportada en brazos de quien la concibió en su vientre, por eso iba sonriendo mientras contemplaba el rostro de su progenitora, desconocía que era indeseada y  su inconsciencia jamás le permitió imaginar que aquel paseo en realidad era un solitario cortejo fúnebre vergonzoso y despiadado, en donde la difunta era ella, pues en breve seria la victima del mas ruin de todos los crímenes: Ser asesinada por su propia madre.


Siguiendo un largo sendero la beba fue llevada a través de un bosquecillo hasta el barranco a orillas del cauce del Jaguá resa'ú, desde donde se podía contemplar el remolino que evidenciaba lo profundo de las aguas remansadas.


Con este acto que no tiene perdón de Dios y que atenta contra la evolución la mujer quiso lavar su honor, pues creía que aquella niña pronta a arrojar a las aguas era el fruto del pecado concebido en su relación con un sacerdote, que en las postrimerías  de la década del 60 ejercía la labor pastoral al frente de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Ypacaraí.


Para intentar mantener las apariencias y evitar escándalos que hagan sudar la gota gorda a su amante con sotana, la adolescente, a quien el lujurioso Pastor de Dios convirtió en mujer y madre, lanzo a su hija al gran arroyo.


La recién nacida lloro poco, las aguas la abrazaron arrullándola con tibieza, era como si la misma muerte se indignara ante este crimen atroz, las profundidades la recibieron, tras asfixiarse en la inmersión  su carne no se corrompió y ni siquiera los peces  pellizcaron la piel de aquella joven víctima de la infamia.


Absurdamente la madre creía que la sangre de su sangre era la culpable por evidenciar públicamente la capitulación de una mujer  ante las  debilidades de la carne tras haber sido seducida por los encantos del  poder de un sacerdote libidinoso . Por eso quería deshacerse de ella, supuso erróneamente que si nadie sabía de sus actos seria indultada por el desconocimiento colectivo, y que la ausencia de testigos la exonerarían de la culpabilidad ante el implacable tribunal de la conciencia.


Sin duda alguna aquello constituye el peor recuerdo que la historia local registra, ni siquiera los animales desprovistos de razón asesinan a sus hijos, en un egoísmo sin límites la mujer le echó la culpa de sus actos a la criatura concebida en la violación del juramento del celibato y en la mas miserable de las traiciones al CREADOR.


En este repudiable hecho cotidianamente común en  nuestros días, el Sacerdote padre de la niña tenía doble  culpabilidad, pues fornico con la mujer y tras el filicidio guardo silencio consciente de que la  ahogada era su hija, amparado no solo por la Jerarquía Eclesial, sino también por la impunidad que el régimen de ese entonces  ofrecía a sus acólitos.


Cuando el Sacerdote se enteró que la joven había quedado embarazada, sin rubor aconsejo: “Abórtala…”, aquella inmisericorde salida planteada por el Paí era una sentencia de muerte, y aunque lo pronunciado no era sinónimo de otra terrible palabra, la misma sonó como si evocara o recitara a Lucas 23:21, en donde sin piedad se gritaba:  “CRUCIFÍCALO, CRUCIFÍCALO”.


El Cura, aquel que debería dar sabios consejos, el que debía velar por el rebaño, el que con la representación de la Iglesia y de DIOS debía proteger y optar siempre por la vida, ser fiel  al supremo hacedor, el que tendría que ser el ejemplo viviente de aquel consejo "Ama a tu prójimo como a ti mismo", había no solo deshonrado su juramento y su devota fidelidad , sino que con una frialdad asombrosa cerro las puertas del la iglesia y de su corazón, y no movió  un solo dedo para que aquella niña tuviera lo que por ley natural le correspondía: nacer y vivir luego de ser concebida.



Antecedentes...

A lo largo de su milenaria historia la Iglesia Católica, amparo y reparo de los humildes, de los perseguidos y sedientos de justicia, también se vio  envuelta en grandes escándalos, abusos, violaciones, pedofilia e incluso en genocidios a pueblos de continentes enteros a donde llevo la palabra de DIOS junto con la espada, el saqueo y la colonización.


En su convivencia con el poder tanto en los reinados de las postrimerías de la edad edad antigua , de la edad media, en los gobiernos de la era moderna y en la contemporánea, fue cómplice de atroces violaciones de los derechos humanos, y de manera institucional a través de la inquisición, condeno al tormento de la tortura, a la muerte en la hoguera  y otros terribles suplicios a cientos de miles de desgraciados en todo el mundo.


Buscando uno que otro poseído acabo con la vida de imnumerables inocentes...

 

    “En el  año 1252, cuando el Papa Inocencio IV publicó la bula Ad extirpanda , con la que establece oficialmente el uso de la tortura por parte de la Inquisición. En uno de sus manuales, encontramos esta norma: Mejor que mueran cien personas inocentes que un solo hereje quede en libertad.


     Con estos mecanismos la Inquisición estaba perfectamente organizada, con plenos poderes divinos, eclesiásticos y políticos, y armada, además, de toda clase de medios e instrumentos para lograr su meta: La pureza de la fe y del dogma”

 Fuente :http://www.boriken.info/



La inquisición otorgaba indulgencia plenaria a quienes denunciaban pactos diabólicos, la Simonía (comercio de lo espiritual) dio origen a la famosa “caza de brujas”, en su afán de hacerse con un certificado que acredite su salvación,  era común que alguien calumniara a otro, o que simplemente recurriera al tribunal para librarse de algún enemigo, o de su mujer, como lo hizo uno de los Reyes de Inglaterra, aquel que acuso a su  esposa de brujería, y mientras duraba el juicio inquisitorio en donde no había otra sentencia que el tormento y la horrible muerte, “el Rey por voluntad de Dios” se entretuvo organizando los preparativos de su boda con la mujer de quien recientemente se había enamorado.


Si Pedro fue el elegido de Jesús para ser su “Roca”, el cimiento de su Iglesia, su Vicario, y si los Papas son los sucesores de Pedro, porque la Iglesia que dirigieron y dirigen se vio y se ve corrompida con tanta maldad, con tanta negación de la celestial identidad del Hijo de DIOS?.


    La respuesta es sencilla: sucede que cuando un hombre llama la atención de DIOS, también llama la atención del Diablo, que siempre está al acecho, segundo a segundo y día tras día por los siglos de los siglos en la eternidad.


    Mil holocaustos llamaron la atención de DIOS, quien en sueños visito a Salomón hijo de Davíd a preguntarle que quería como retribución a tamaña ofrenda,  lo convirtió en el hombre más rico y más sabio de toda la historia, sentenciando que NUNCA habrá en la tierra otro hombre ni más sabio ni más rico que él.

 

Cuando el hombre se acerca a Dios, el Diablo intenta pervertirlo y alejarlo del creador,  y para ello recurre a los mas que eficientes Demonios llamados INCUBUS Y SUCUBUS, espíritus del infierno impúdicos y lascivos, que cohabitan con la humanidad desde tiempos inmemoriales , incluso en el jardín del Edén según algunos,  estando presentes en todas las culturas y civilizaciones.


Estos demonios Incubus adoptan forma de hombre para seducir a las mujeres teniendo predilección por las religiosas , mientras que los Sucubus toman cuerpo de exuberantes y encantadoras mujeres para seducir a los hombres, centrando su prioritaria atención sobre los hombres de DIOS o seduciendo a  artistas, como por ejemplo LILITO, quien según la Demonología convence a los artistas para posar como musa desnuda cuanto se talla una figura religiosa, así una vez terminada la escultura, los devotos idolatran una estatua con molde e inspiración demoníaca creyéndola Santa.


Se dice que la primera Sucubu se llamó Lilith y fue la compañera sentimental de Adán, esta fama infernal también es asociada con La Reina de Saba,  mujer de extraordinaria belleza que convenció a SALOMÓN, el hombre más sabio del mundo a traicionar a DIOS, quien le otorgo lo que nadie más en este mundo tuvo, ni tendrá. (La conclusión es que solo el Diablo, astuto y tramposo, pudo convencer y hacer claudicar de sus creencias a Salomón, el hombre más sabio que existió sobre la faz de la tierra).


Algunas corrientes religiosas creen que en su relación con los humanos, los Incubus y los Sucubus procrearán al Anti-Cristo, otros estudiosos atribuyen poderes mágicos a los niños nacidos de esta relación, por ejemplo se cree que el gran Mago Merlín fue el hijo concebido entre un Incubus y una prostituta, o que Atila el HUNO el azote de los Dios, fue producto de la relación de un Incubus de las estepas y las brujas del oriente. Para darle más ferocidad  a su fama y su viva leyenda, el propio Atíla decía que incluso “donde su caballo llamado Othar pisaba, la hierba no volvía a crecer”.


    Para la Iglesia Católica, el caso más emblemático constituyo la relación entre una bella Sucubu que se llamaba MERIDIANA y de  Gerberto de Aurillac, Arzobispo de Reims  quien luego sería el Papa Silvestre II.

 

    El vertiginoso ascenso en la jerarquía eclesial y en lo político, además de su fama de erudito en las matemáticas y en la astronomía, indujo a muchos a pensar que practicaba magia negra para lograr todos sus deseos.


    “Gerberto estuvo a punto de abandonar su carrera sacerdotal tras un fracaso amoroso, fue ayudado a superar el trance por una hermosísima y acaudalada mujer llamada Meridiana, que se convirtió en su amante y protectora.”

 

    “En realidad era un súcubo, pero lejos de burlarse del futuro Papa, se mantuvo fiel en el lecho y en el uso de las artes mágicas, concediéndole noches de placer y apartando los obstáculos que pudieran estorbar su ascenso al trono de San Pedro”.

 

    “El que no resultó fiel fue él, pues, llegada la hora de la muerte, confesó públicamente sus pecados y se arrepintió, renegando así de una amante de la que no había obtenido otra cosa que favores y lo cual según las narraciones convirtió su tumba en uno de los sitios más aterradores de Roma.”

Fuente : http://misterios.co/2009/05/30/incubus-y-sucubus-espiritus-del-sexo/

 



Volviendo a la trágica historia Ypacaraíense, lo cierto y lo concreto es que la niña concebida en una relación con un sacerdote a murió ahogada luego de nacer, así pago por un crimen que no cometió, quisieron convertirla en una especie de "Cordero de Dios que quita los pecados del mundo", un chivo expiatorio destinado  a vagar eternamente cargando con culpas ajenas en las profundidades del lago, en donde desemboca el cauce al que fue arrojada.

 

    Pero sortilegios de espíritus propios de los bosques impidieron aquel propósito,  el extraño y reiterado chapoteo de un enorme cardumen de bogas, bagres y cinco javevýi  que nadaban alrededor de la ahogada posibilitaron que  dos pescadores divisaran el cuerpo flotando. Los jóvenes que la rescataron construyeron un nicho que hasta ahora se encuentra erguido bajo una planta de ingá a orillas del arroyo, lloraron desconsoladamente contemplando a la inocente, y cuando sus lágrimas tocaron el suelo, de inmediato aquel lugar se convirtió en un sitio maldito, no por el penar del alma de la niña, sino  porque aquello constituía el escenario en donde el ser humano evidencio lo bajo que puede caer y lo cruelmente despiadado  que puede ser.

 

Los pescadores, adolescentes y primos hermanos entre sí, salvaron del anonimato a aquella alma, la llamaron “LA TIRADA”, los restos mortales de  la infortunada fueron llevados hasta el cementerio de Ypacaraí, en ese sitio ya no fue una huérfana indeseada, su cuerpo descanso arrullado en el seno de la MADRE TIERRA, y  en el altar de su crucecita milagrosa los devotos llevan juguetes para suplir el cariño del que su malvada madre la privo.

 

Por otro lado, el Sacerdote que fuera su Padre falleció…Sin que constituya una expresión de deseos, lo más probable (o justo) es que se encuentre ardiendo eternamente  en el infierno, se presume que en el incesante propósito de corromper al ser humano y buscar su perdición, aquel Sacerdote era en realidad un  Incubus  que tras cumplir su cometido regreso al reino de su padre Lucifer.


 Esta historia no pretende satanizar a ningún Pa'í de la iglesia, pero solo el ensayo de la teoría de uno o varios sacerdotes poseídos por espíritus infernales podría justificar o explicar la ruin, despiadada, miserable y deleznable conducta de algunos mal llamados Pastores, y  sus acciones que desprestigian y avergüenzan el legado imperecedero de JESÚS el hijo de DIOS.

 

La cruz de La Tirada, del alma convertida en una entidad con poderes capaces de traspasar umbrales y dimensiones, pudiendo convivir en el plano de los mortales sigue en el cementerio de Ypacaraí, no la dejaron vivir pero vive y sigue ahí, la llamaron pecado, perdición y vergüenza y sin embargo fue el producto de actos ajenos y en esencia inocente, la comunidad religiosa de aquel entonces callo su muerte defendiendo a un integrante de la jerarquía eclesial que bajo la Sotana dejaba escapar la cola de la bestia, la de un Incubus que copulando con una mujer Ypacaraíense había concebido a una niña cuyos poderes bien podrían igualar los dones de Merlín o de Atíla el Huno. 

 

Al igual que el Curuzú Pablíto del km 42, a la cruz de LA TIRADA se le atribuye la concesión de favores milagrosos y es considerada la guardiana y la protectora de los niños, los juguetes que sus devotos les regalan como agradecimiento por la intersección divina, constituyen el sublime homenaje  a la inocencia de una infancia abrupta y trágicamente interrumpida.          

 

 

 

 


Capítulo 6

 

El judío Errante en Ypacaraí

2.000 años atrás..



La historia que a continuación relataré se inicia unos minutos después de que el clero judío representado por los Saduceos y Fariseos exigiera a Poncio Pilatos la crucifixión de un Mesías a quien habían esperado durante siglos.


El enemigo del género humano, El Diablo, que derrotado durante la rebelión de los cielos fue arrojado a la tierra (Isaías 14:12-14 y Ezequiel 28:12-18) no quería que  Jesús muriera en la cruz, pues ello constituiría su segunda derrota, el triunfo de la vida sobre la muerte y el perdón de todos los pecados cometidos por los hombres. Si…de todos lo que habían vivido y muerto hasta ese entonces, desde el primero que pobló la tierra en el origen de la humanidad hasta el momento del último aliento de vida de aquel pobre carpintero.


Sin embargo ni el propio príncipe de las tinieblas pudo evitar el indulto de cientos de millones de almas que aquel sacrificio supremo favoreció, el motivo?:  nada ni nadie puede contra el libre albedrio y contra lo que está escrito.


El perdón de los pecados significó en términos jurídicos el “sobreseimiento definitivo” de todas las almas en pena, o sea un averno, purgatorio o un infierno vacío de procesados y condenados, sin nadie a quien atormentar per secula seculorum.


El Errante me lo dijo,“… vi con mis propios ojos como un arrogante todopoderoso en la Tierra se erigía en el perdonavidas del Hijo de Dios, Poncio Pilatos, aquel Gobernador Romano estaba humillando al azotado prisionero, se mostraba benevolente, “no es acaso vuestro Rey?” preguntaba en tono de burla, su único objetivo era azuzar a un enardecido cumulo de judíos, que liderados por los Sumos Sacerdotes de la elite de los Saduceos y Fariseos(1), pedían a gritos que el hijo del hombre sea crucificado como un criminal, al tiempo de proponer moneda de cambio coreando el nombre de un asesino :  Barrabas, liberen a Barrabas!”.


“El Diablo es astuto, inteligente, manipulador” dijo el anciano, “lavándose las manos se introdujo en la más famosa de todas las historias, es recordado urbi et orbi en la liturgia principal del viernes santo,  moldeó a su antojo las contradicciones convirtiendo a la brutalidad Romana en el piadoso Juez que no encontró culpa en Jesús, e hizo que el propio pueblo elegido por DIOS pidiera a gritos desaforados que su salvador fuera clavado en una madera y muriera en la peor tortura que la bestialidad humana pudo concebir, de sed, calambres, insolación, dolor indescriptible, desangramiento y asfixia por agotamiento  : LA CRUCIFIXIÓN.”


 Antes de adentrarme en el relato, permítanme presentarles al protagonista de este capítulo: El anciano Judío Errante.


Pintura al óleo Judío Errante  de Gustave Doré - artista Francés  1832 - 1833

Este judío no era nadie hasta que un acontecimiento lo ubica a metros del hombre más influyente de la historia minutos antes de que este muriera, o sea estuvo haciendo de mirón en el momento y lugar equivocado.


Ya condenado a morir, Jesús cargaba sobre sus hombros la pesada cruz y en medio de azotes, insultos y escupitajos dejaba caer 28.430 gotas de sangre (2), mientras  avanzaba en aquella vía dolorosa camino a la montaña de la calavera en donde seria clavado de pies y manos en el “árbol de la cruz”.


Como es bien sabido, la noche anterior había sido atrapado en el huerto de Getsemaní, no había dormido un solo sueño,  azotado y muy debilitado fue forzado a cargar el pesado tronco en el que luego sería martirizado.


Ningún humano podría soportar tamaño suplicio, en su recorrido, el reo condenado cayo de bruces al suelo y antes de ser levantado a latigazos tuvo tiempo de observar el rostro de un hombre Judío , quien parado frente a la puerta de su casa le increpaba gritando : Porque te detienes?, no me mires, sal cuanto antes, vete de aquí, camina, caminaaaa!!”, y tras reponerse a duras penas, Jesús le dijo : “Yo descansare luego, pero tú andarás sin cesar hasta que yo vuelva”.


Estas palabras constituyen la historia y el origen del maldecido errante, se dice que cuando Jesús avanzo de nuevo, El Judío lo miró y en sentido contrario al rumbo del Mesías comenzó su eterno peregrinar.


Desde aquel desgraciado día el Judío Errante camina sin descanso, no existe pueblo en el mundo en donde no haya pisado, cuando demostró su impiedad y gritó al condenado a muerte tenía 30 años,  el aspecto de este trotamundos es el de un hombre que en ocasiones aparenta juventud y en otras es un anciano, como no puede morir, cuando envejece y llega a los cien años, rejuvenece hasta llegar nuevamente a los 30 años y así sucesivamente durante más de dos mil años esperando la Parusía (3), tiempo en que por fin morirá.


El Judío Errante fue maldecido por su propio  compatriota y compueblano, nada más y nada menos que  el propio hijo de DIOS.


“El premio puede convertirse en castigo” dijo aquel hombre cuyas arrugas parecían formar las páginas de un libro antiguo, “no soy el único ni el ultimo maldecido por el propio maestro, en MARCOS 11.14.20 Jesús dijo a la Higuera: nunca jamás coma nadie fruto de ti, como consecuencia de aquellas palabras la higuera se secó hasta las raíces; de verdad te digo joven,” continuó, “deseo con todo mi corazón ser como aquella higuera y morir hasta mi alma, pero mi sentencia y mi castigo es vivir eternamente”.


En su recorrido sin fin el Judío no puede detenerse, si osara hacerlo por solo un segundo, una voz que suena como cien mil trompetas le repite sus propias palabras contra Jesús gritando : “LEVANTATE Y CAMINA!”, y la tierra tiembla en un movimiento telúrico, por eso cuando oímos en las noticias que algún lugar del mundo fue sacudido por un terremoto es porque el maldecido Judío intentó detenerse a descansar sin permiso, cuanto más tarda en retomar su caminar mayor es la magnitud sísmica, pudiendo ocasionar tsunamis y destruir poblaciones enteras . Solo puede detenerse por unos pocos minutos un viernes santo a las tres de la tarde, y es cuando suele llorar por su desgracia.(4)


Fue Pablo Díaz Becker quien una vez comentó que  Ypacaraí había sido visitado por el maldecido trotamundos: EL JUDÍO ERRANTE.


Único testigo vivo de la presencia del hijo de Dios en la tierra, a la fecha aquel anciano sumaria 2013 años de vida, pues teniendo 30 fue maldecido y condenado a vagar eternamente por el mundo hasta el retorno de Cristo, quien según la promesa Bíblica, en el último día vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos.


Cuando leí lo afirmado por Pablo quede envuelto por la curiosidad, no dude de lo que decía, por supuesto alguien de su reputación y honorabilidad no faltaría a la verdad al comentar tan espectacular aparición.


“Todos somos ignorantes, pero no todos ignoramos la misma cosa” afirmaba Einstein. En efecto, si el amigo Díaz Becker no mencionaba el curioso acontecimiento, yo no habría tomado conocimiento de la existencia de aquel personaje milenario, y lo sucedido tiempo después en las polvorientas calles de la ciudad de Ypacaraí me tomaría como quien dice “de contra pierna”.


Después de 2000 años vagando por todos los rincones de la tierra, el anciano Judío lo ha visto todo, fue testigo de innumerables acontecimientos que quedaron escritas en la historia de la humanidad, y también es conocedor de los misterios y secretos que guardan los entretelones de lo sucedido en dos milenios.


Por ejemplo sabe dónde está y quien tiene La lanza del destino o lanza de Longino, vio a Nerón incendiar Roma, escucho como el Arcángel Gabriel dicto el Corán a Mahoma, presencio todas las batallas de la primera y segunda guerra mundial, enterró el cadáver de Hitler, sobrevivió al hundimiento del Titaníc, conoce toda la verdad acerca de las visitas de extraterrestres, estuvo en el cuarto desde donde se apuntó y se gatillo la bala mágica que acabo con la vida de Kennedy, y como testigo presencial de TODO a lo largo de 20 siglos, había llegado hasta Ypacaraí atraído por los extraños sucesos que hablaban de la aparición de un hombre convertido en animal o animal convertido en hombre al que llamaban LUISÓN.


Pero lo más significativo, o grave, es que el Judío Errante no llega a los recónditos lugares del mundo después de que los incidentes o hechos ocurran, acostumbra llegar antes, busca un sitio privilegiado y desde “primera fila” ve como todo sucede y transcurre.


Él estuvo presente en los muelles próximos al Océano Atlántico cuando un tal Cristóbal Colon observaba a  los barcos que se perdían en el horizonte, parado detrás de Jhon Lennon vio cómo aquel chico de Liverpool escribía las letras de la canción Imagine, en el África, en donde surgió la vida hace millones de años , fue testigo de cómo la misma naturaleza engendro su primera cuenta regresiva al que llamo “borrón y cuenta nueva” (nosotros lo llamamos HIV)  y sin intervenir, como de hecho no puede hacerlo, contemplo como llenaban el tanque de combustible del Enola Gay, enorme bombardero B29 desde donde fue arrojada la tristemente célebre Little Boy, bomba atómica que cayó sobre Hiroshima.


Por eso, la presencia en Ypacaraí del anciano testigo de todos los acontecimientos mundiales como mínimo debe transmitir temor, lo que vaya a suceder tendrá repercusión mundial y cambiara el curso de la humanidad, El Judío Errante vino a Tacuaral a presenciar el regreso de la suma de todos los miedos, del azote del mal, del fin de los tiempos: El Luisón de Tacuaral!.


Ypacaraí es muy misteriosa, allí suceden cosas que nadie puede explicar, atrae la atención de emblemáticas personalidades, entre ellas la del Judío Errante que según dicen visito tres veces la ciudad.


El primer avistamiento se produjo en el año 1947 en plena revolución, fue la señora Nedy Becker a quien llamaban Nena y trabajaba con su padre en la firma Becker Hnos., quien relato el casual encuentro con este hombre que pronunciaba un castellano con acento raro, hablaba parafraseando parábolas pero se hacía entender, no se quedaba quieto nunca y le molestaban las preguntas. Dijo venir directamente desde Baires a Ypacaraí, descendió del tren en la estación, hablo con varias señoras, era muy elocuente, dio algunas vueltas por la plaza y luego abordó de nuevo el tren para regresar a Buenos Aires.


El Judío parecía dejar registro de sus visitas, en otra ocasión, en el año 1960 se dejó ver a las mismas señoras con quien hablo en el ’47, esta vez fue avistado en “El Litoral o terminal Í”, antigua terminal de ómnibus situado en las inmediaciones de la calle Brasil en Asunción, desde donde partían los buses al interior del país. Allí el judío abordo la Línea Ypacaraí con destino a nuestra ciudad y desde entonces hasta ahora nadie supo más de él.


Tercer avistamiento del Judío Errante, plaza de Ypacaraí posterior al año 2000.

La plaza de Ypacaraí, llamada General Bernardino Caballero, contaba con un elevado tanque de agua desde donde los vecinos se proveían del vital líquido.

Al costado de aquel reservorio había un romántico rincón que tenía dos bancos de madera situados uno delante del otro al que las parejas de enamorados bautizaron con un sugerente nombre: Solo para dos.


La madera de aquellos bancos contenían en registros tallados los nombres de varios enamorados, y aunque algunos novios terminaron casados con otras novias, los dibujos de corazones  atravesados por la flecha de cupido  constituyen el recuerdo de felices momentos que quedaron tatuados en aquellos asientos, otrora de color rojo pasión y que hoy lucen los vivos albiverdes.


Plaza de Ypacaraí, al fondo  los bancos "solo para dos" situados al lado del elevado tanque de agua, imagen extraída de Ultima Hora edición  08 - 09 - 2015


En una ocasión, fui hasta aquella fuente a reponer el agua en el termo que contenía un fresco y folclórico pohã ro’ysã, en ese sitio y caminando por los varios paseos con que cuenta la plaza, un conocido mío  se acercaba a aquel rincón  con la sonrisa que le caracteriza, el amigo Osvaldo “Yiyo” Battilana Sosa.


Yiyo Battilana era un hombre que acostumbraba hablar con todos, como si colectara constantemente información y conocimientos para almacenarlas un su prodiga memoria de más de 50 mil GB. Ambos coincidimos frente a aquel alargado tubo de metal galvanizado en cuya punta un enorme grifo dejaba caer la cristalina agua brotada de la tierra,  y que mediante el bombeo desde el pozo artesiano era contenido en un tanque de 20 metros de elevación.


Mientras departía con el Batti sobre temas de actualidad, vi que el perro perteneciente a mi sobrino Rainer Sosa movía el rabo mientras acomodaba su hocico en el muslo de un viejo conocido suyo, un personaje Ypacaraiense a quien la generosidad y la bondad de mi Tía Juanita  abrió las puertas de su casa para que la cocinera llamada “Ña Chula” le sirviera el desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena durante los 365 días del año, el hijo del pueblo: Luis Escobar, conocido como “Luis tavý o Luis lata”.


Luis Escobar era un hombre solitario, nunca iba a misa, dormía bajo un techo de estrellas, se bañaba desnudo en el chorro del arroyo tanque, en su vida le hizo mal a nadie, hablaba con muy poca gente, era amigo y protegido de Carlos Wildberger y de Doña Mercedes Melgarejo de Duré, reía solo, en ataques de nervios llevaba el cuello de la camisa a la boca y lo mordía para contenerse y volver a la calma. Luis Escobar jamás le causo dolor a su semejante, no hirió a nadie, no se metía en problemas ajenos, no vestía según la moda, era independiente, no pertenecía a nadie ni tenía nada, con la tibia arqueada como producto de una fractura mal curada, desfilaba caminando a su propio ritmo sin que nadie le marque la marcha, no le importaba los chismes, no era infiel a nadie y como no compartía la hipocresía de la gentuza en el pueblo lo llamaban enfermo mental, por eso le decían “Luis Tavý”, pero él no era demente,  era LIBRE y por tanto loco de felicidad.


El  animal a quien Luis Escobar acariciaba la cabeza mientras el Can dejaba caer la lengua por el costado de la boca se llamaba Terry, cuando Yiyo Battilana contemplo aquella escena dijo: “En las pequeñas cosas está contenida la armonía de la vida, cuando el hombre sea libre como un loco y tenga sincero sentimiento de lealtad como lo tiene un perro que siente y demuestra afecto desinteresadamente sin importar la herencia o el status de nadie, solo en ese momento será un buen hombre”.


Luis Escobar dejo caer de su mano una lata de duraznos vacía, el recipiente era un multi-uso que siempre llevaba y lo utilizaba como taza, plato de comida, vianda o vaso, micrófono, confidente o simplemente como un focalizador de compañía con quien charlar y reír como un niño.


Cuando la lata cayó al suelo Terry comenzó a ladrar y en ese instante Yiyo y yo volteamos a mirar a quien o que ladraba el perro, y fue en ese entonces cuando vimos a un anciano, encorvado por el peso de los años, acercarse a Luis y pedirle prestado aquella lata.


El acento y el sonido de las sencillas palabras de aquel viejo de larga barba y pelo blanco penetraban no solo en nuestros oídos sino que parecía envolver nuestra alma.


Aquello nos pareció raro, lo pronunciado era simple pero sin embargo semejaba un armonioso concierto sinfónico que alegraba el espíritu, aquel desconocido dijo a Luis, “préstame tu lata, tengo mucha sed y beberé de esta fuente”.


Cada vez que aquel anciano se movía, un viento producido por la onda expansiva  de sus gestos agitaba las ramas de todos los arboles alrededor, y cuando nos pidió permiso para abrir el grifo, quedamos cautivos de las  feromonas exhaladas al hablarnos mientras nos miraba a los ojos y parecía contemplar nuestras almas, era como si sintiéramos el peso de siglos enteros sobre nosotros, Yiyo me dijo al oído algo en guaraní: “kóa ojoguá kurijúpe, ipytúpe ñande mbo kangý pa”.


Aquel anciano estaba jadeante, lata tras lata bebió hasta saciarse, y cuando pareció calmar  su sed le preguntamos a donde iba y muy cansado respondió: “no voy, vengo y he llegado a destino”, mientras caminaba en pequeños círculos como un trompo que sin fin giraba sobre su eje.


“La paz sea con vosotros Yiyo y Scooby”, nos dijo saludándonos por nuestros apodos y luego nos llamó por nuestros nombres diciendo: “ Osvaldo, hijo de Enrique Battilana Torreáni y Olga Sosa, linaje proveniente de una ciudad llamada Battilana situada al noreste de Italia, los primeros Battilana arribaron a este País siendo maestros cerveceros. Gabriel Santos, hijo de Luciano y Ramona, nieto de Evangelista Ovelar, Prudencio Rodríguez y Cipriana Reinaldo oriunda de Portugal. Alguna vez fueron forasteros en esta tierra al igual que este anciano caminante” dijo aquel desconocido dejándonos inmersos en el asombro.


Como sabe eso siendo un extraño?, pregunto Yiyo casi increpando al anciano y este contestó: Yo sé todo, la memoria de lo acontecido hace 2 mil años está alojado en mi mente, fui testigo de todo lo sucedido hasta ahora y se lo que sucederá en el futuro, aunque tengo a cuestas una maldición, poseo la piedra filosofal del conocimiento y fui espectador de todos los sucesos desde la muerte de Jesús hasta nuestros días, pregunten lo que quieran, pero les advierto: La verdad es demoledora e incontenible, su efecto puede ser incluso más devastador que mil bombas atómicas, puede romper cadenas, tumbar imperios y arrodillar al más poderoso, la palabra cargada con la verdad posee tanta luz que puede aclarar la oscuridad en todo el universo.


Yiyo Battilana quedo con la boca abierta mientras su prolijo bigote se enrulaba y erizaba del asombro, como no podía pronunciar palabra debido a la emoción, yo aproveche el momento y pregunte: “Me podría decir que numero vendrá a la cabeza en el sorteo de la quiniela?”.


El anciano evidencio su decepción por lo inoportuno de mi pregunta, Yiyo recuperó el habla solamente para decirme: “pendejo”, mientras Luis Tavy, sentado en uno de los  bancos “solo para dos”  se reía con su inconfundible ji - ji – ji en su lata micrófono, motivado por el disparate que acababa de preguntar al dueño de todos los conocimientos.


Luego de quedarme verde de la vergüenza intente “reiniciarme” mentalmente y  tembloroso le pregunte al anciano: perdón, quien es usted?.


“A lo largo de la historia me han dado muchos nombres, los más conocidos son Cartaphilus, Samuel Beli-Bet, Ashevero, El Profeta Elías y Samar, pero también soy conocido como El Judío Errante, el maldecido trotamundos, aquel condenado a caminar hasta la llegada del juicio final” dijo mientras iba y venía en un recorrido de cuatro metros.


“Este encuentro no es casual” nos dijo tratando de calmarnos, “yo mismo los elegí, no acostumbro dejar testigos de mis viajes, aunque también hago excepciones según la magnitud de los hechos que vayan a suceder en los puntos geográficos en donde arribo, vuestro pueblo Ypacaraí pronto será escenario de un acontecimiento que estremecerá al mundo entero” acotó.


Yiyo Battilana oprimió las teclas de su celular y dijo a su interlocutor al otro lado de la línea: “hola Luki, decile a Benita que no me espere a almorzar, luego les explico” y cortó, acto seguido ambos nos ubicamos en el banco en frente al ocupado por Luis Tavy y el perro Terry, que estratégica y oportunamente ladraba y gruñía para espantar a algún transeúnte que pudiera invadir la privacidad de la conversación e interrumpir el encuentro que para ese entonces ya no resultaba ser  fortuito.


“Al llegar a una ciudad  y pisar la tierra con mis pies descalzos me conecto a la memoria histórica del lugar ” dijo el anciano, “conozco todos los secretos de este pueblo, se los nombres de las mujeres y hombres que hipócritas rezan en los templos sin que sientan ningún remordimiento de conciencia por las infidelidades a su pareja, conozco los detalles del enriquecimiento del ladrón que dice ser señor, sé de memoria cada una de las letras que contenía una carta enviada hace más de  dos décadas en donde un encumbrado político le sugería a su entonces joven amante abortar la hija que estaba esperando, felizmente la niña hoy por hoy también es madre , el asesino del médico Ñoño al que nunca capturaron vive en Capiatá hacia la ruta uno, conozco a cada uno de los que utilizan el cauce de los arroyos como vertederos de basuras, estos nombres deberían estar escritos en todas las esquinas, sometiéndolos a la humillación pública permanente, solo así dejaran de contaminar por vergüenza ya que por conciencia no lo hacen”, acoto demostrando estar empapado con los secretos del pueblo.


“Miren la Escuela Honduras” dijo señalando el edificio situado al sur de nuestra ubicación, “alguna vez fue testigo de un accidente fatal cuando un piloto enamorado sobrevolaba en avión la institución intentando impresionar a la profesora Gaona, la escuela cuenta con un aljibe seco que mucho tiempo sirvió de guarida al Luisón y desde ese aljibe se trasladaba a otros puntos del casco urbano del pueblo mediante unos túneles secretos construido por el Ingeniero Ingles Percy Burrel, quien en el siglo IXX vino al país contratado por el gobierno de Carlos Antonio López para la construcción de ferrocarril, el Ing. Burrel también diseño y construyo las trincheras de Curupaytý, fue abuelo de Don Percio Becker y Tatara- abuelo de Don Luis Becker Genes” aseguró.


“Conozco cosas y casos que mucha gente desconoce o ha olvidado” señalo el errante, “sencillas historias, tramas pasionales, hechos históricos de este pueblo y de todo el mundo”.


“Por ejemplo el Cine Gran Réx y el Colegio Ignacio A. Pane estaban uno al lado del otro en las cercanías de esta plaza, la Casa de la Cultura anteriormente era el mercado municipal, en las cercanías del cementerio, frente a lo que hoy es el predio del Nicolás Léoz estaba situado el caserón de estilo colonial en donde moraba Rogelio Benítez, hombre de confianza de Don Percio Becker. Benítez fue puesto ahí para vigilar el ingreso al pueblo de un caudillo liberal llamado Mansí Gamarra en la década del ’40.”


“Mansí Gamarra acostumbraba ingresar a Ypacaraí por ese sendero, desde Pedrozo y  montado sobre su caballo visitaba el mercado en donde a veces  compraba 200 sandias y los hacia abrir, las frutas maduras y con color rojo eran arrojadas al suelo, solamente comía las de  interior amarillo o blanco, despreciaba cualquier objeto que sea colorado” aseguro el visitante.


“Rogelio Benítez sufrió el infortunio de perder a dos hijos pequeños que mientras jugaban accidentalmente cayeron en una enorme olla de hierro que servía para la cocción y preparación de dulces de guayaba, los niños perecieron en el contenido hirviente de la olla y fueron enterrados muy cerca de la cruz principal del más antiguo portón del cementerio, uno de ellos se llamaba Carlitos” relato en señal de prueba de los acabados conocimientos adquiridos apenas piso las polvorientas calles de Ypacaraí.


Era evidente que el relato de aquellos acontecimientos y anécdotas eran al solo efecto de que comprendiéramos su capacidad, una prueba para convencernos de que hablaba en serio y que demostraba que en verdad era quien decía ser.


“Interesante relato de lo sucedido en este pueblo” dijo Yiyo, “pero eso ya lo sabíamos, algunas cosas resultan interesantes, otras carecen de relevancia, entiendo que las mencionó al solo efecto de demostrar que conoce todo de nosotros, desde lo insignificante hasta el secreto mejor guardado, pero  me gustaría conocer lo sucedido en el lapso de dos mil años atrás e incluso proyectarnos hacia el futuro” acoto Battilana y luego siguió diciendo, “usted es un libro abierto, permítanos hojear sus páginas y satisfacer nuestra curiosidad”.


“Adelante, pueden preguntar lo que sea” contesto el Judío Errante y de esta manera iniciamos la entrevista a un hombre que en ese momento tenía más de dos mil años de vida y lo había visto todo, o al menos casi todo.


Sin duda alguna comenzó diciendo Yiyo, uno de los momentos más dramáticos y trascendentales de la historia se vivió  en las últimas horas de Jesús sobre la tierra, cuéntenos, porque Judas siendo su discípulo y uno de los 12 elegidos traiciono a su maestro?.


Judío Errante: Ya lo dijo Jean Yves Leloup, “sin Judas el cristianismo no existiría”


Se imaginan a un Jesús no entregado, sin ser crucificado, sin resucitar al tercer día y muriendo de viejo  sin salvar ni a vivos ni muertos?, la historia ya lo olvidaría.

 Judas nunca fue un traidor, siempre fue el preferido de Jesús, Pedro le negó tres veces y sin embargo luego fue Papa, Tomas tuvo que ver para creer, Judas era el único de entre los doce que tenía la certeza y la inalienable convicción de que su maestro era el Mesías Hijo de Dios”.


Yo: Podría relatarnos quien era Judas y cómo sucedieron los hechos?


Judío Errante: El destino de Judas estaba escrito antes de que el mismo naciera, servía al propósito del creador y era imposible apartarse de él, el mismo Jesús de carne y hueso, preso del pánico ante la proximidad de su muerte pidió a su Padre “apartar de el ese Cáliz”, pero consintiendo que sería la voluntad de DIOS la que prevalecería y no la suya, o sea lo escrito debía ser cumplido al pie de la letra, nadie podía apartarse del guion, ni Jesús y mucho menos Judas.


La profecía estaba escrita, Jesús debía morir para vencer a la muerte y liberar de sus pecados a los que hasta ese entonces esperaban ser juzgados, para que ello ocurra Judas indefectiblemente debía entregarlo.


En el terreno “mundano” Judas era un Revolucionario y entre todos los demás discípulos era el que con MAS FE CREÍA QUE JESÚS ERA EL HIJO DE DIOS. En la lista de los doce apóstoles, Simón es llamado El cananeo y a veces el Zelota (Mt 10,4; Mc 3,18s; Lc 6,15s), tanto Simón como Judas eran los revoltosos y problemáticos del grupo.


Los Zelotas eran un grupo guerrillero revolucionario  anti romano, evidentemente Simón era parte de este movimiento por eso lo llamaban “El Zelota” en la propia biblia.


Iscariote es un derivado de la palabra “Sicarius”, SICA  significa cuchillo corto, los sicarios eran los hombres de campo y acción dentro del movimiento de los Zelotas y siempre llevaban un puñal de hoja corta, de ahí el nombre.


En la actualidad el término SICARIO es asociado a la fama de traidor de Judas, convirtiéndose en un despectivo denominador del asesino a sueldo, siendo que su origen describía a quienes empuñaban el cuchillo contra la opresión.


El Cristianismo no fue creado por Cristo, es el resultado de las historias escritas por los apóstoles y otros escribas, quienes buscaron una cabeza de turco y encontraron en Judas alguien a quien culpar ocultando la pusilánime aptitud de los otros 11 elegidos, quienes huyeron como ratas apenas el maestro fue apresado, el único que se animó a ir al Sanedrín a pedir por él fue Judas, arrojando al piso las 30 monedas de plata con que habían premiado la delación de la ubicación de Cristo.


Algunos dirán: Pero los apóstoles fueron martirizados por la defensa de su fe, si pero eso fue muy a posteriori, el primero en morir fue Judas, quien tomó la decisión de terminar con su propia vida.


El Judío Judas era un activista Anti-Romano, hijo de padres de la elite de los Saduceos, “el Iscariote” simpatizaba con las predicas de Juan el Bautista cuyas arengas atentaban contra la estructura de poder de ese entonces, Judas  entrego a Jesús como pieza de una estrategia al que una profecía escrita miles de años antes destinaría al irremediable fracaso.


En la última cena el Maestro le dijo: “lo que debas hacer hazlo!”, desencadenando así los últimos acontecimientos que llevarían al martirio y al sacrificio supremo del hijo de Dios.


La Estrategia de Judas era la siguiente: Como él sabía y no dudaba de  que su Maestro era el verdadero y único Mesías, creía que DIOS NUNCA permitiría que su hijo fuese flagelado y mucho menos crucificado por los Romanos, confiaba ciegamente que la “Liberación” prometida por el Nazareno incluía la vida terrenal vivida en ese tiempo de atroz opresión, hasta me atrevo a decir que delató la ubicación de su maestro en el huerto de Getsemaní porque esperaba que desde el cielo descendieran Ángeles para defender a Jesús, aplastar al ejercito Romano y liberar al pueblo Judío de la ocupación y la barbarie.


La Estrategia era buena pero el plan de DIOS era otro, Judas fracasó en su cometido, se desesperó al notar que el salvador del mundo era azotado salvajemente como un simple mortal y al notar que ni los Ángeles ni DIOS lo defendían, quiso enmendar su error intentando devolver las monedas que le habían dado sin que él las pidiera.


Judas se suicidó decepcionado por fracasar en su intención de liberar a los Judíos de Roma, por sentirse responsable de la muerte de uno de los suyos y por sufrir un angustioso tormento emocional por sus hechos, que en esos terribles momentos evidenciaban que el Hijo de Dios fue asesinado por un Imperio terrenal y humano, echando por tierra la promesa de liberación esperada por siglos.


La mundana conciencia humana del humilde Judas no soporto las INCONMENSURABLES consecuencias de su acción, que al final de cuentas no fueron suyas sino la del Padre que había escrito las inapelables letras de la PROFECÍA, a él solo le toco encarnarla.


Fresco El remordimiento de Judas by Giovanni Canevesio 1491, fotografía de Getty en The Telegraph


Yiyo Battilana: Entonces fuimos embaucados por la biblia?.


Judío Errante: No debemos olvidar que la biblia fue escrita por los hombres y no por Jesús ni por Dios, fue redactada por los perseguidos  sobrevivientes, en el campo de batallas o a la vera de un camino difícilmente se encuentra la cruz del cobarde, de los timoratos, los primeros relatos excluyeron del apostolado y condenaron a Judas por generación y generación, también se encargaron de que ninguna mujer participe de estos relatos en calidad de comentarista y escriba.


El Arcángel Gabriel se le presento a María para anunciarle que tendría un hijo, María concibió sin pecar a través del Espíritu  Santo, en el origen de toda la historia de Jesús, Dios conto desde el principio con la participación de la mujer, sin embargo una misoginia absurda excluyo al género  femenino de toda participación en la jerarquía que los apóstoles crearon.


Cuando Jesús era crucificado las mujeres fueron las únicas que lo acompañaron, el resto de los Judíos o aplaudían la crucifixión o estaban escondidos presos del pánico, solo María la madre y María Magdalena se mantuvieron firmes, incluso al tercer día tanto el ángel como el propio Jesús las eligió para que sean las primeras en verlo resucitado.


No hay que confundir a Dios con el cristianismo y mucho menos con ninguna religión, solo en Ypacaraí existen tres hijos de distintos sacerdotes, una mujer y dos hombres, estos fueron engendrados  como consecuencia de actos sexuales con mujeres casadas, que autoridad moral pueden tener para  dar cátedras de conducta a nadie?


Yo: Muy grave la acusación, pero los Sacerdotes de la Iglesia que guardan silencio consintiendo la inconducta de sus pastores pueden decir que sus palabras son las de un maldecido.


Judío Errante:   En efecto mi castigo es caminar y vivir hasta la Parusía,  llevo dos mil años caminando, tal vez seguiré caminando otros dos mil, o diez mil años, solo Dios sabe el día del juicio, pero al menos sé que llegado ese día descansare, diez o veinte mil años de castigo no es comparable a la eternidad de pena que les espera a algunos “pastores”, de hecho en el infierno hay más sacerdotes y cristianos que ateos y comunistas.


Yo: Existe el infierno y el cielo?


Judío Errante: Existe pero no de manera fabulosa como se lo cuenta y describe.


El infierno como horno en donde los espíritus se queman no existe, porque existir para castigar eternamente a los pecadores constituiría un contrasentido y convertiría al Diablo en carcelero de Dios, en un empleado o sirviente suyo, algo a todas luces contradictorio.


La razón es simple: La Iglesia, el Cristianismo y todas las religiones pregonan la enseñanza de que “los buenos” irán al cielo donde vivirán  junto “otros buenos” una eternidad de paz, de alegría, lejos del pecado, de los placeres mundanos como el alcohol, las drogas, el sexo y otras maldades.


Por otro lado El Diablo incita y tienta al hombre a cometer pecados, a desenfrenarse, a matar, a violar, a drogarse, a prostituirse, a cometer pedofilia y otros crímenes, placeres mundanos, aberraciones y maldades, para que una vez muerto “ardan en el infierno” por los siglos de los siglos.


Es ahí donde esto resulta absurdo, que en el infierno El Diablo castigue a las almas de los malos por haber pecado en la tierra. Satanás, Lucifer, Belcebú o como quieran llamarlo no castigaría al malo porque eso significaría que es bueno y que por ser bueno da escarmiento a los que se portaron mal.


Si defendiéramos la tesis de que Dios es bueno, y en su cielo los buenos como premio tocan el arpa por toda la eternidad; siguiendo esta lógica tendríamos que afirmar que el Diablo es malo, y que también tiene su reino en donde los malos como premio escuchan INXS, AC/DC, a Mike Cardozo, tienen sexo por los siglos de los siglos, hacen la guerra, fuman mariguana, e incluso  30 vírgenes esperan a cada  musulmán que se inmola y vuela en mil pedazos luego de masacrar inocentes.


El Diablo no castiga a los que pecaron contra Dios, los condecora, aplaude y premia porque el Diablo ODIA a Dios, los que caen en su reino son los reclutados que pasan a formar parte del ejército en esta guerra de bandos que lleva miles de años.


El Diablo tiene su propio boliche en donde está detrás del mostrador, día y noche intenta acabar con la obra del creador; la única manera de pararlo es que Dios descienda personalmente y lo extermine para siempre, si no lo hace tarde o temprano la oscuridad acabara con la luz.




Yiyo Battilana: Usted vivió más dos mil años, que debe hacer el hombre para intentar reencontrarse con sí mismo y con su propósito en esta vida?.


Judío Errante: Para andar sin una  pesada carga y sin lastres lo primero que debería  hacer es prescindir de la religión y de la política, ambos son inservibles al interés general, solo genera poder y privilegios para unos pocos, en detrimento de una gran mayoría desheredada de la fortuna y el saber.


Aquí en Ypacaraí vive un político que habla a boca llena de tradición, de conducta y hasta tiene el tupe de señalar a otros, sin embargo todos saben que apenas es un LADRON ILUSTRADO, esta condición lo vuelve doblemente culpable, pues por su formación sabe que robar está mal, sin embargo se enriqueció a costa del poder, de la influencia y del dinero público.


Por otro lado, Marx tenía razón cuando decía que “la religión es el opio de los pueblos”, pero esa afirmación no corresponde al Marxismo y ni se refiere a Dios, el lapidario concepto lo esgrimió cuando era discípulo de Hégel, por tanto la teoría es Neo – Hegeliana y no del Marxismo y del materialismo dialéctico.


La religión existió mucho antes que Jesús, la incomprensión de  ciertos fenómenos naturales como el rayo, la luz solar, la noche, la sequía, las inundaciones, la peste, etcétera, han dado vida a miles de dioses a lo largo de la historia del hombre, estos Dioses encarnaban el origen y la administración de los fenómenos naturales. Luego aparecieron los avivados que decían tener línea directa con esos Dioses y se convirtieron en los intermediarios y mensajeros de lo divino.


Los interpretadores de la voluntad de Dios, los que dicen hablar en nombre de él, los preservadores de la pureza de la fe por lo general son más sanguinarios exponentes de la bestialidad humana.


El fundamentalismo parece ser una epidemia que sufre la religión en determinado tiempo, la Inquisición surgió 1200 años después del nacimiento del cristianismo, por otro lado, una religión denominada Musulmán (600 años más joven del cristianismo) tiene en la actualidad 1400 años aproximadamente,  el fundamentalismo islámico no tiene nada que envidiar a la inquisición, a la colonización ni a las cruzadas en lo que se refiere a brutalidad, la misma decapita infieles o hace que sus adeptos se inmolen en atentados.


 El Cristianismo ha vedado la participación de la mujer en el clero, en algunas culturas con influencia fundamentalista, la mujer es poco más que un animal sin alma. Los Gobiernos Teocráticos  que velada o abiertamente simpatizan con el fundamentalismo y dicen preservar la pureza de la fe, lejos de observar las escrituras someten al pueblo guiado por los supuestos interpretadores de la voluntad divina.


Si la religión no existiera, a estas alturas el hombre ya encontraría la cura para el cáncer, el sida e incluso ya podría ser inmortal según la promesa del hijo de Dios.


Yo: Perdón, como es eso?, podría ahondar en detalles sobre esto último?.


Judío Errante: Durante siglos la Iglesia y/o religión como estructura convivió con el poder  tanto en reinados como con gobiernos, sirviendo al propósito del mandamás de turno y acomodándose para libar las mieles del privilegio.


Hasta hoy las liturgias son monólogos en las que el cura dice lo que quiere desde el pulpito sin que la feligresía presente pueda opinar ni discernir con lo que “el pastor de Dios” diga, basta que un niño llore en plena misa para que este y su madre sean expulsados del recinto, y de la réplica o disenso ni hablemos.


Por siglos la ciencia fue solo un elemento auxiliar de la biblia, toda teoría que contradecía lo expresado en los “textos sagrados” era censurada, considerada apócrifa y hasta herética. La inquisición se encargaba de satanizar la ciencia manteniendo a raya a los científicos quienes preferían renegar del resultado de sus investigaciones antes que morir quemados en la hoguera encendida por ignorantes con sotana que no veían más allá de sus narices.


El 12 de abril de 1633, hace solo 383 años el científico Galileo Galilei compareció ante el Santo Oficio de la Inquisición para responder ante un tribular acerca de su libro  “Dialogo sobre los dos máximos sistemas del mundo” en donde defendía la teoría del heliocentrismo inspirado por Copérnico, esta hipótesis  sostenía que la tierra y los demás planetas giraban alrededor del sol.


Galileo tuvo que adjurar de rodillas ante el tribunal Inquisidor, no quería sufrir el mismo final que el filósofo Giordano Bruno, quien en el año 1616  fue quemado vivo en la hoguera por orden del Cardenal Belarmino.


Galilei fue obligado a renunciar a su creencia y a afirmar que era el sol el que giraba alrededor de la tierra en un geocentrismo que ubicaba a nuestro planeta en el centro del universo, teoría que  gustaba a los defensores de la fe y coincidía con  las “sagradas escrituras”.


Luego de jurar, creer y sostener que la tierra es el centro del universo, tal como lo afirma la doctrina astronómica de Aristóteles y Ptolomeo, murmuró su célebre frase: “Eppur si muove”: Y sin embargo se mueve.


Se imaginan que pasaría si en el año 1600 los científicos afirmaban que el ADN de humanos, de la mosca y el gusano tienen procesos comunes?.


Se imaginan realizar una radiografía en el año 1500 en donde  se pueda ver los huesos del paciente?, todos irían a parar a la hoguera por diabólicos y acusados de brujería, solo porque lo practicado y visualizado no está escrito en la biblia.


La iglesia y la inquisición afirmaban que el sol y todos los planetas giraban alrededor de la tierra, sin embargo el propio Jesús afirma en el evangelio de Judas que es la tierra la que gira alrededor del sol!.


Yiyo Battilana: Un momento!, como es eso de que Jesús afirma tal teoría en el evangelio del traidor, perdón, en el evangelio de Judas?, existe tal evangelio?.


Judío Errante: Les explico, existen dos tipos de evangelios, los Canónicos y los Apócrifos, que se sepa Jesús no dejo ningún legado escrito, por tanto lo conocido sobre él fue relatado posterior a su muerte, los evangelios canónicos son los que tuvieron “inspiración divina”, los que tienen “origen no divino” fueron dejados fuera del canon o sea del listado de los libros aceptados.


Tanto los textos canónicos y apócrifos son productos de procesos históricos que se extendieron durante siglos, en ese lapso de tiempo algunos textos apócrifos pasaron a ser canónicos, como por ejemplo el evangelio de Juan y el apocalipsis, este último tardo mucho en ser aceptado pues difiere mucho de los otros relatos bíblicos, en el futuro el evangelio de Judas pasara de ser apócrifo a canónico y será parte de la biblia.


Judas siempre fue catalogado como traidor y por tanto sus evangelios son considerados prohibidos, de hecho el Iscariote no escribió su evangelio pues murió colgado el mismo día que Jesús fue crucificado, fueron los monjes Gnósticos los que se encargaron de contar la historia y dejarlo impreso.


En 1978 unos campesinos de la localidad de Menia, Egipto, encontraron en una cueva un manuscrito escrito en Copto traducido de un original griego, el código estuvo perdido durante 1700 años y las pruebas de carbono 14 lo fechan en los años 280 D.C., National Geographic lo hizo público el 6 de abril del 2016. (5)


Imagen del Evangelio de Judas - National Geographic

Una parte de la traducción al español de las parábolas dice: Jesús se dirigió a todos y dijo: "Vosotros veis la tierra quieta, más ella gira alrededor de la Vida, que es el Sol".


Nosotros estamos aquí quietos como la tierra, pero espiritualmente no estamos quietos; estamos girando alrededor de la Vida, por lo tanto, en estos momentos somos la Tierra que da alimento a la Vida que es el Espíritu".(6)


Por supuesto que lo escrito en los evangelios encontrados no certifica que el diálogo que contiene sea la mantenida entre Jesús y Judas, el Papa Benedicto XVI se pronunció al respecto diciendo que el apóstol Judas fue en traidor que amaba el dinero.


Pero por sobre la veracidad o no del contenido atribuido a lo interactuado entre Jesús y Judas debemos significar y coincidir que NADIE cuestiona el tiempo en que el carbono 14 lo fechó: año 280 D.C. , o sea fue escrito por los monjes Gnósticos hace 1.736 años.


Entonces, como es posible que unos monjes pusieran en boca de Jesús hace 1.736 años que “la tierra giraba alrededor del sol”   afirmando con tanta precisión lo que hoy por hoy es evidente y científicamente demostrable?.


Sin embargo la Santa Inquisición hizo que Galileo renunciara a su teoría  hace solo 383 años; so pena de arder en la hoguera el científico tuvo que jurar que es el sol el que gira alrededor de la tierra” .


Conclusión, la obscurantista enemiga de la ciencia fue siempre la iglesia y su jerarquía, quienes no soportan ningún rigor científico y mucho menos lo aportan.


Si la Iglesia como factor de poder no censurara la ciencia y a los científicos, la evolución de las investigaciones y el conocimiento adquirido ya hubiera permitido descubrir secretos que el hombre aún desconoce, esto se debe a que durante siglos nadie se animó a investigar ni defender ninguna teoría contraria a lo afirmado en la biblia por temor a morir torturado, ahogado o quemado por la Iglesia de Dios administrada por hombres ignorantes.


Yo: Cuantos años tiene usted?


Judío Errante: Tengo 2013 años…


Yo: Y cómo es posible que teniendo 2013 años su cuerpo no se corrompió hasta volverse polvo?.


Judío Errante: Jesús sentencio mi castigo y la naturaleza de inmediato intervino para cumplir la disposición, así como ordenó que una higuera joven se seque hasta la raíz, así también se alteraron las células de mi organismo, por eso mi cuerpo envejece hasta tener el aspecto de un anciano de 100 años y luego rejuvenezco en cuenta regresiva año tras año hasta llegar a los 30 que tuve cuando le grite que caminara ,y de ahí de nuevo cumplo años para arriba, llevo haciendo eso por 20 siglos, alguna vez el hombre lograra hacer lo mismo, pero no será como producto de una maldición como es mi caso.


No fue magia, el hijo de Dios dominaba la naturaleza, esta dispuso que mi organismo sea similar al de una medusa y sufra lo que se denomina Transdiferenciación, ya les hablare más delante de eso, vayamos por partes.


Yiyo Battilana: El hombre será inmortal alguna vez?


Judío Errante: Lo será cuando pueda dominar la naturaleza, es una promesa, el envejecimiento es una enfermedad y por tanto es curable.

 Como dije anteriormente, a estas alturas el hombre ya tendría que ser inmortal, pero la iglesia retraso el avance científico por más de 800 años. Cuantos descubrimientos asombrosos hizo el hombre desde que pudo llegar a la luna?, desde aquella hazaña transcurrió medio siglo, se imaginan lo que 800 años perdidos podían haber aportado?, el hombre no solo sería inmortal, la resurrección de los muertos también prometida sería una realidad!.


Yo: Vida eterna?, resurrección de los muertos?, acaso no debe ser Dios quien nos conceda eso?.


Judío Errante: Dios puede obrar el milagro, pero atentaría contra el libre albedrío y la evolución de la especie humana, es el hombre quien conquistara todo eso, las esperanzas de vida eterna y resurrección de los muertos más que promesas siempre fueron augurios y predicciones de lo que irremediablemente sucederá en el futuro cuando una inteligencia superior esté al servicio de la especie, el ser humano es la mejor creación del universo, llegado el momento será perfecto, evolucionara hasta convertirse en un ser de luz, hace cientos de millones de años era una insignificante larva que se animaba a salir del agua, ahora construye telescopios y explora más allá de su sistema solar, es impresionante y no tiene límites!.


Yiyo Battilana: Si usted tuviera un hijo, ese hijo también sería inmortal?


Judío Errante: No,  si una persona ejercita sus músculos hasta ser un campeón fisiculturista no significa que su hijo nacerá con músculos desarrollados al extremo, del mismo modo que alguien sea un intelectual con una coeficiencia mental extraordinaria no implica que su descendencia sea igual, conozco alguien locuaz y culto cuyo hijo no tiene capacidad para administrar un burdel de mala muerte.


Sera la inteligencia humana, que en su máxima expresión creara una inteligencia superior pudiendo incluso ser artificial, la que abrirá el portal para su evolución mental y de conocimientos. Algunos científicos ya incursionaron en el tema y le dieron un nombre: La Singularidad Tecnológica, hasta afirman que el hombre será inmortal en el año 2045.(7)


Yo: Pero eso es futurología, cuéntenos, como lograra el hombre ser inmortal?, que factores incidirán para que eso ocurra?.


Judío Errante: Hay varias maneras, se los voy a confesar: El secreto de la inmortalidad de la especie humana está en el Cáncer.


Pero les ruego que lo mantengan en secreto, yo no puedo intervenir en los acontecimientos pues todo debe seguir su proceso natural, caso contrario un efecto dominó alteraría todo y ocasionaríamos un colapso inter - dimensional, crearíamos un agujero negro que consumiría hasta el vacío acabando con la vida de millones de personas que no existirían en el futuro, el presente o el pasado, o sea todo seria NADA.


OBS: SE RUEGA A LOS LECTORES MANTENER EN SECRETO ESTA TEORIA.


Yiyo Battilana: En el cáncer?, pero el cáncer mata, no produce inmortales!.


Judío Errante: En los seres humanos existen dos tipos de células que son inmortales, las Células Germinales que crean los óvulos y espermatozoides y las CELULAS CANCERIGENAS, ninguna de los dos muere.


Pero existe una diferencia, siempre que reciban nutrientes las células germinales se mantienen vivas, sin embargo las  células cancerígenas  nacen de una serie de mutaciones, y no solo no mueren sino que crecen y se multiplican y si no se les matan no mueren por si solas!.


Todas las células cancerígenas tienen algo en común: No envejecen gracias a una poderosa carga de telomerasa, una encima  que le permite dividirse infinidad de veces.


El hombre descubrió el átomo, desarrollo el mecanismo teórico de la Fisión Nuclear (8), pero la energía liberada en forma de luz y neutrones antes que salvar vidas terminó siendo convertida en arma que mato a cientos de miles. Existía una premisa desde el mismísimo descubrimiento y definición del átomo de que este era "indivisible", sin embargo científicos de la Universidad de Bonn dividieron en dos el átomo de un cesio durante diez microsegundos mediante el uso de la física cuántica.


El átomo "indivisible termino siendo dividido" (9), si pudo lograrse eso, la siguiente meta consiste en dividir y separar la célula cancerígena, acabar con lo que mata al hombre y darle utilidad a lo que rejuvenece y es perenne. El hombre debe reorientar el uso de sus descubrimientos para apostar por sí mismo y no por la muerte a través de armas de destrucción masiva, utilizar su inteligencia para servir al propósito de la vida.


En el futuro el hombre producirá una vacuna contra el cáncer, toda vacuna contiene un poco del virus que se quiere combatir, la vacuna anulara el efecto dañino y mortal del cáncer pero aislara la mutación proveedora de la encima inmortal y multiplicadora de las células, haciendo posible una fusión y mutación en todo el organismo celular del hombre logrando que las células inmortales hagan metástasis en todo el ser humano rejuveneciéndolo y posibilitando que una vez envejecido el hombre rejuvenezca en un ciclo repetitivo eterno sin perder capacidad y memoria.


Luis Escobar habla por primera vez y dice: La naturaleza es sabia, el antiofídico se obtiene de la misma serpiente que produce el veneno, pero con esa teoría no se asegura la vida eterna, debe tener otras variantes y procesos.


Judío Errante: Por supuesto, pero habrá sido una conquista colosal!, colocara a la medicina a un pulso de su quimérico cometido: Vencer a la muerte.


La tecnología también pondrá su parte secuenciando el genoma, en el año 1990 se inició este proceso, secuenciar el genoma de una persona  costo más de un millón de dólares y tardo 13 años, actualmente se puede secuenciar el genoma en una semana por mil dólares, en el futuro tardara un minuto y será gratuito o costara unos pocos billetes.


El genoma es como la huella dactilar genética del individuo, esto ayudara a que la medicina sea preventiva y dejara de ser curativa, siendo personalizada a través de los genes de cada persona determinando los potenciales riesgos en la salud del individuo.


Luis Escobar pregunta en base a sus conocimientos como ex –estudiante de Medicina: Muy interesante y hasta parece convincente, pero la vida eterna depende solo del cáncer?, existen otros métodos por el cual el hombre puede vivir por siempre?.


Judío Errante: Existe otro método, pero será como consecuencia de un accidente genético.


Aparte de las células germinales y cancerígenas existe un organismo vivo no humano que es inmortal: Una especie conocida como  Hidrozoo, la Medusa Turritopsis nutricula  (10)


Transcurrido el tiempo la medusa envejece y luego rejuvenece logrando un "nuevo cuerpo" para el mismo individuo.


El fenómeno que permite que la medusa adulta vuelva a ser bebe se denomina “Transdiferenciacion”, puede rejuvenecer decenas de veces sin perder ni una sola de sus características o capacidades.


Por medio de la transdiferenciacion el hombre lograra  rejuvenecer 10 o 20 veces en mil años sin perder la memoria, conocimientos adquiridos, y eso lo convertirá en un sabio por experiencia acumulada.


Por supuesto que si se le cae encima un avión morirá, pero sus signos vitales no se extinguirán ni sufrirá demencia senil debido a la longevidad, ni cuerpo ni mente morirán  de viejo.


Aunque la Transdiferenciación es muy rara en vertebrados, ocurren en el desarrollo fetal del esófago. Cuando la capa muscular de los músculos lizos se trandiferéncia en musculo esquelético.(11)


Ejemplos: La pared completa del esófago en rumiantes y perros, la pared completa excluyendo la unión con el estómago en cerdos, el cráneo de la pared esofágica del gato y del caballo.


Un error genético posibilitara la Transdiferenciacion en humanos, y gracias al avance científico generado con la vacuna contra el cáncer, que matara lo maligno y fusionara en el cuerpo la célula inmortal de la misma, el inconveniente de la Metoplacia de Barret que predispone la adenocarninoma, mortal en un 80 %, no constituirá ningún drama.


El accidente genético que permita esta transdiferenciacion en vertebrados y específicamente en humanos "hará memoria" y en lo sucesivo será hereditario y transmitido de generación en generación.


Este error  o mutación genética será similar al que sufrió un UNICO ser humano hace 10 mil años en la costa nor-este del mar negro y que diera origen a los ojos azules.(12)


La mutación afectó al Gen OCA2, y aunque este gen no otorga el ojo azul desactiva la proteína P responsable de la melanina marrón típicamente presente en los ojos de la especie humana hasta que sucedió la mutación.


El rastreo genético realizado por expertos de la universidad de Copenhague en Turquía, Jordania, Dinamarca y otros países permitió comprobar que los ojos azules de sus  habitantes provienen del único ojo azul de aquel individuo que sufrió la mutación hace 10 mil años.


Yiyo Battilana: Cuesta creer que en el futuro ya nadie morirá.


Judío Errante: Nadie morirá de manera natural valga la aclaración.

En el futuro una bala o un puñal  podrían terminar con la vida de alguien, pero la inteligencia superior que en ese tiempo llevara a la humanidad a gigantescas conquistas en la ciencia, estará íntimamente ligada a la evolución de la conciencia.


Una conciencia superior generara el respecto y la devoción del hombre hacia la dignidad humana,  existirán armas en los museos pero el instinto criminal para gatillar o empuñarlas se habrá extinguido.


La permanente revolución  de la conciencia  encaminara al hombre a la perfección, "cuando el hombre sea perfecto en ese preciso instante dejara de ser revolucionario"  decía El Che Guevara, pero es en ese estadio de niveles  en donde se abrirá paso la evolución, que al conquistar la máxima sabiduría dominara la naturaleza que es energía  pura, vida en esencia e inextinguible chispa  generadora de la especie.


Yo: Parece increíble, pero será eso posible?.


Judío Errante: No hay alternativa, de no ser así la naturaleza hará un "corte administrativo" y deslindara responsabilidades desasiéndose de nuestra raza.

 Si el hombre no evoluciona y respeta la vida terminara envenenado por el agua que contaminó, asfixiado por la falta de oxigeno a causa de la tala indiscriminada de arboles, calcinado por la radiación solar ocasionada por el daño al ecosistema o desintegrado por algún armamento de destrucción masivo, la inteligencia utilizada en favor de la especie y la conciencia superior generada por esta es la única salvación posible, constituye además  el eslabón para su inmortalidad e incluso para la esperada "resurrección de los muertos ".


Yo: Resucitar a los muertos, una tarea de cumplimiento imposible, desde el primer hombre de las cavernas hasta el que murió hace un segundo, ni siquiera habitando los mares habrá espacio para albergar a los vivos y a los que  resucitaron del largo sueño de la muerte.


Judío Errante: Secuenciando el genoma podrán descubrir quienes fueron sus ancestros hace 800 o 1000 años y conocer el ADN de su línea materna y paterna.

Un genoma es una colección completa de ácido desoxirribonucleico (ADN) de un organismo, o sea un compuesto químico que contiene las instrucciones genéticas necesarias para desarrollar y dirigir las actividades de todo organismo.(13)

Hasta el día de hoy cada hombre fue un código genético irrepetible, secuenciando el genoma y siguiendo la línea del ADN iremos topándonos con todos los individuos de la línea familiar de  los vivos del futuro, in vitro la instrucción genética contenida en cada ADN resucitara mediante la clonación  la memoria de un fallecido siguiendo la línea de su familiar vivo, la resurrección de los muertos no implica que vuelvan a la vida físicamente, solo la memoria recobrara vida y podrá comunicarse con familiares, amigos, conocidos etc.


Yiyo Battilana: Serán cerebros parlantes viviendo en un frasco?.


Judío Errante: Vayan imaginación!, no existe laboratorio con suficiente capacidad física para albergar tantos cerebros, la memoria de los resucitados vivirán en el ciber espacio, la singularidad tecnológica creara la inteligencia superior y artificial capaz de contener la memoria de todos los muertos hasta ahora, será como ingresar a Google y pedir hablar con Mahoma, Da Vinci, Jhon Lennon, con tu padre, madre o algún amigo o familiar que murió en el pasado.


Se imaginan a los chicos de Salamandra hablando con Mozart,Bach,Beethoben, que si bien no fueron rockeros fueron genios de la música?, seria fascinante que un estudiante de arquitectura pudiera comunicarse con Keops, Kefrén y Micerinos para comprender los secretos de la construcción de las pirámides de Egipto?.


Pero para evitar que el hombre se desvíe de  su camino hacia una conciencia superior algunas memorias no serán despertadas de la muerte evitando  que estos puedan ejercer influencia sobre la humanidad del futuro: Hitler, Stalin, Pol Pot, Gadafi, Somoza, Batista, Videla, Pinochet, Stroessner y muchos otros permanecerán en el olvido colectivo, nada que pudiera interferir con la evolución hacia una vida de armonía, amor y respeto será permitido.


Algunos inservibles tampoco despertaran del sueño eterno, por ejemplo el yetatore amuleto de la selección Paraguaya: El pájaro campana..(14)


Extraído de www.extra.com.py


Perdón, era una broma, estamos muy serios, continuemos.


Las bases para contener la memoria de los que alguna vez murieron ya están hechas, Internet, la red de redes interconectada y descentralizada de computadoras, el ciber espacio que aunque parece un término de ciencia ficción es un entorno o recipiente no físico y virtual, y todo el avance tecnológico no fue producto de la casualidad, fue creado con el propósito de dar cumplimiento a lo escrito hace miles de años. Lo que pasa es que hace 2 o 3 mil años los Profetas no podían decir que  la singularidad tecnológica, o internet o el genoma serían los medios para hacer posible sus predicciones, una profecía no desglosa detalles y desconoce términos del futuro, solo anuncia lo que sucederá, como y cuando es harina de otro costal.


En el futuro la red mundial e interestelar consumirá mucha más energía de la que hoy demanda Internet, (actualmente el 2 % de la electricidad consumida en todo el planeta) resucitar a los muertos o mejor dicho crear la memoria colectiva de todos los tiempos y mantenerla de manera virtual demandara tanta energía que terminaría produciendo una nube emisora de gases de efecto invernadero en todo el mundo.


El gas metano será la primera solución para la generación de energía sin efecto colateral en el ecosistema reutilizando los "desechos fisiológicos" que miles de millones de personas y animales producirán a diario, en el futuro nadie pisará kaka, y si ello ocurriera lo tomara y lo llevara a su casa como si fuese una útil batería encontrada por casualidad.


La energía solar y el gas metano serán las generadoras de energía inagotable tanto en este planeta como en el espacio exterior, al sol le queda mucho que quemar y el hombre "evacuara" mientras coma y beba por los siglos de los siglos.


Yo: Como se solucionara el problema de superpoblación ya que en el futuro seguirán naciendo niños y nadie morirá?.


Judío Errante: La superpoblación mundial empujara al hombre a la conquista de las estrellas, y será "El Extraterrestre" que tanto le intriga en la actualidad y que a veces avista.


Yo: Nosotros somos los extraterrestres?


Judío Errante: Es el ser humano del futuro el que viene a asegurarse de que todo siga su ciclo y nadie intervenga ni retroceda en el tiempo para moldear a su favor el futuro.

Ne les parece raro que en todo este tiempo no hayan realizado contacto con los "terrícolas"?; el ser humano del futuro no tiene necesidad de contactar al ser humano del pasado porque sabe que proviene de su evolución y que no debe dar "una manito" para apurar los procesos. Solo viene en busca de datos y a  investigar sus orígenes, a saberlo todo.


Que el hombre del presente tome conocimiento y contacto con la versión futurista de su especie podría resultar pernicioso a pesar de que ambos viven en dimensiones diferentes, por eso el "extraterrestre" no le habla al hombre actual, solo lo observa.


El extraterrestre no es más que el ser humano de los años 2.500 en adelante  que viene desde otras galaxias y planetas   que ha colonizado  y hasta donde llegó catapultado por la explosión demográfica causada por la inmortalidad y la fecunda multiplicación de la especie.


En el futuro el hombre es dueño del tiempo, descubrió como viajar en el a través de portales, lo maneja a discreción y puede tele-trasportarse  tanto al pasado como a su mismo futuro a entablar conversación con su mismo creador, o sea que el hijo vuelve al Padre, a su origen, a la gran energía que alguna vez lo creo,  tal como estaba escrito.


Ahora, dijo el Judío errante, debo mimetizarme entre la población de Ypacaraí y esperar el momento por el cual he venido hasta aquí, llevamos hablando más de 10 horas, la noche ha caído y debo buscar un refugio en donde reposar.


Desde la torre de la iglesia observare los sucesos que se avecinan, la ofensiva de exterminio contra este pueblo, la defensa que unos pocos ofrecerán, la lucha de los esotéricos contra el mal, el espíritu de los inocentes que alguna vez murieron en esta tierra o  asesinados  tomaron partido e intentaran salvar a los niños para que no paguen por pecados ajenos.


"Tal vez nunca volvamos a vernos" nos dijo el trotamundos entregando su bastón a Yiyo Batilana, quien hundió el extremo de la vara en el suelo de la plaza e inmediatamente el báculo prendió, su tallo  floreció en la tierra y se convirtió en un pequeño  árbol de Pera, variedad conocida como Pera de San Juan, que desde entonces crece y da frutos.


Imagen real de los frutos del árbol de peras - plaza de Ypacaraí - foto gentileza de Olga Lucia Olmedo Ammatuna


Se dice que si alguien come de los frutos de este árbol amparado bajo su sombra, y si abraza el tallo mientras cierra los ojos, tomará contacto con el Judío Errante y este le revelara su futuro o lo que quiera saber, pues antes de ser Peral aquel árbol fue inseparable bastón que acompaño al trotamundos durante 2 mil años. 


"Es la última vez que visito este pueblo" señalo el Errante, "tengo aún más secretos que revelar y advertencias que dar a otras ciudades vecinas a lo largo de todo este país pero ya no tengo tiempo, por eso necesito un voluntario" dijo, tomo a Luis Escobar de la mano y hablaron en privado por varios minutos, tiempo después Luis Tavý  camino hacia el Oeste en dirección a la casa de la cultura Teodoro S. Mongelos y desde ese instante nadie más lo vio, fue como si la tierra lo tragara, solo Yiyo y Yo sabemos que en realidad es el portador de profecías que recorre casi en secreto todos los rincones del País teniendo como única compañía al fiel perro Terry.


Mientras veíamos partir a Luis lata, el anciano desapareció misteriosamente tal como llego, a su paso solo quedo el viento que agitaba el follaje de la céntrica plaza de Ypacarai.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS
LIBROS Y ENSAYOS SOBRE LAS ARTES VISUALES EN PARAGUAY ( ÓLEOS, ESCULTURAS, FOTOGRAFÍA, CERÁMICA, ARTE POPULAR, ARTE JESUÍTA)
FOLKLORE,
FOLKLORE, TRADICIONES, MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY - COMPILACIÓN Y BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
IDIOMA
IDIOMA GUARANÍ - POESÍAS - MÚSICAS - ESTUDIOS - ENSAYOS - DICCIONARIOS

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
LITERATURA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOFILATELIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI
BILLETES DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA CASA DEL LA INDEPENDENCIAHISTORIA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA