PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MABEL CORONEL CUENCA


  TRIBUTO A DELFINA ACOSTA, 2015 - MABEL CORONEL CUENCA


TRIBUTO A DELFINA ACOSTA, 2015 - MABEL CORONEL CUENCA

TRIBUTO A DELFINA ACOSTA, 2015

ANTOLOGÍA POÉTICA INTERNACIONAL

MABEL CORONEL CUENCA – LA ETERNA APRENDIZ

(Inclusión en el Portalguarani.com con autorización de la Autora)


©TRIBUTO A DELFINA ACOSTA

Antología Poética Internacional


mabicuenca@gmail.com

www.facebook.com/mabicuenca

http://www.mabicuenca.blogspot.com


Queda terminantemente prohibido, sin la autorización escrita de los titulares del Copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo públicos.

Edición, Diseño, diagramación y corrección

©Mabel Coronel Cuenca

Imagen de la tapa: Fotografía de Delfina Acosta

Imagen de la portadilla: retrato de la poetisa Delfina Acosta, de la artista plástica Gloria Valle


1ª Edición

30 abril – 2015


Hernandarias - Paraguay


Disponible para lectura online en calameo

http://es.calameo.com/read/0034763757e94c9a92a4b

 

EN VENTA DESDE INTERNET


En createspace:

https://www.createspace.com/5640402


En Amazon.com

http://www.amazon.com/Tributo-Delfina-Acosta-Antolog%C3%ADa-Internacional/dp/1515234142


En Amazon.es

http://www.amazon.es/Tributo-Delfina-Acosta-Antolog%C3%ADa-Internacional/dp/1515234142





PRÓLOGO

La Antología Poética Internacional “TRIBUTO A DELFINA ACOSTA”, reúne los versos de 19 poetas de 8 países (Paraguay, Argentina, México, Brasil, Perú, EE.UU, España y Venezuela) quienes al enterarse de la convocatoria realizada por la escritora y poetisa paraguaya Mabel Coronel Cuenca, de rendir un tributo en vida a la gran escritora, poeta, narradora y periodista Delfina Acosta, han decidido libremente poner a disposición sus plumas para trazar sus mejores versos en honor a esta gran maestra de las letras, quien con su prolífica obra ha hecho posible que generaciones enteras no sólo del Paraguay, sino de Latinoamérica y Europa, conozcan y amen la poesía, siendo una especie de espejo para varios poetas que han buscado en su vasta obra, esa luciérnaga que los ilumine en los caminos oscuros y difíciles de la literatura.

Es así, que esta obra poética ha reunido a grandes poetas, quienes como verdaderos hermanos de las letras han dejado todo su amor, cariño y respeto a la amiga de todos, la excelsa poetisa Delfina Acosta.

              La Eterna Aprendiz



ÍNDICE

Página


Mabel Coronel Cuenca – Paraguay

De nombre Delfina        13

Por si acaso         14

Momentos  15

Gloria Esperanza Marecos Rodas - Paraguay

Transparencia      17

La cita        18

Mariposa de papel        19

Cecilia Ortiz – Argentina

Por tu boca21

Tu nombre es bandera  22

Piedra pulida       23

Magali Aguilar Solorza – México

Delfina       25

Poetisa       27

Germina     28

Aurineide Alencar – Brasil

O poder de uma mulher          31

Caminos deleitosos       32

Mulher quase perfeita   33

Gisele Denier – Brasil

Increscendo          35

Luna plateada      37

Mar de emociones         38

Gladis Mereles Pereira – Paraguay

Maestra      40

Delfina acosta      42

Mujer         44

Ruth Hellmann – Brasil

Flores e aromas   47

Musa inspiradora          48

Delfina acosta      49

Ana Graciela Aguirre Núñez – Paraguay

Delfina       51

Quiero        52

María Marta Liébana – Argentina

Sólo hace falta el silencio       54

Ya no escribo      55

Patricia Alcantar - México

Homenaje a delfina acosta      57

Pedro Miguel Castro Ramírez – Perú

Tributo a delfina  60

Delfina       62

Elizabeth Cruz González - Estados Unidos

Indigna soy65

Mujer de pluma fina      66

¿Dónde está la gente?    68

Rosa María Gómez Vico - España

Dejó de llover: la despedida   71

Quiero volar la cometa  73

Rincón del alma   74

Ysidro Parra – Venezuela

A delfina acosta   76

Secretos del error78

Ideas a escoger     80

Grissel Canché Albornoz - México

Dulce masoquismo        83

Fabián Irusta – Argentina

Travesía     85

Surcando el destino       86

Escalofriante en mí       87

Patricia Fonseca – Paraguay

Poetisa       90

Rosa García – Paraguay

Madre del río       93
muchacha   95

Muchacha de otoño       96



DE NOMBRE DELFINA

-A la distinguida poetisa Delfina Acosta-

Quise escribir unas líneas

a la señora de nombre Delfina,

busqué papel y carboncillo,

pero al recordar el camino

de piedras afiladas y el bosque

de animales feroces,

que ha enfrentado en esta vida

la señora que lleva por nombre Delfina,

entendí que debía escribir,

pero con pluma de punta fina.

©Mabel Coronel Cuenca


 

POR SI ACASO


¿Y qué es la vida desde el altiplano?

Suma de viento norte y el ocaso,

mientras pasa la caravana y tú

recoges girasoles en invierno.


Es ver volar gaviotas y cubrirse

con el plumaje dorado del águila,

mientras esos buitres deciden irse

tras de tu bella figura de alondra.


¿Y qué es la vida sin ese reflejo

en el espejo?, quizá sea acaso

ese paisaje que deja perplejo

a todo el que te lee por si acaso.

 

©Mabel Coronel Cuenca

 


MOMENTOS


Es media noche y es con una estrella

que trazo lento tu nombre Delfina,

no sé escribir pero grito aleluya

a quien de veras de aleluya es digna.


Con manos trémulas voy dibujando

un mundo de versos, es un simple eco

de tanto leerte y vivir jugando

ser ave mientras mi vida hipoteco.


Me han dicho que en primavera la vida

es más bella, que en otoño se pierden

los momentos y se cuentan recuerdos,

y yo sólo quiero llegar a invierno.

 

©Mabel Coronel Cuenca


 

TRANSPARENCIA


La poesía baila en círculos.

Gira en puntas de pie.

Se contorsiona

en las concavidades del donaire.

Se retuerce

en los espirales del sueño.

Quiere y se atreve.

Tienta a la locura.

Y en su demente osadía,

se transparenta queriendo.

Y de tan transparente,

amando se hace alma.

 

©Gloria Esperanza Marecos Rodas


 

LA CITA


Extraño, apasionado,

callado y místico encuentro

del poeta con la poesía.

Se observan,

se abrazan,

se acarician,

y se entregan

en la más elocuente mudez,

y cuanto  más profundo su silencio,

más intensa su manera de amarse.

 

©Gloria Esperanza Marecos Rodas


 

MARIPOSA DE PAPEL


Un fuego metafísico

en inquieto suspenso

te espera siempre

en el corazón de la noche.

Se languidece si no llegas.

se estremece en metáforas ardientes

si asomas tu silencio

de versos dormidos.

Y cuando revoloteas

por los alféizares de su lumbre,

con extraña obsesión

de crepitar en caricias despiertas,

convierte en llamas azules

tus alas blancas.

¡Y mírate!

Ya eres flama, mariposa de papel.


©Gloria Esperanza Marecos Rodas

 

POR TU BOCA


“Allí sentí el aliento del lucero.

Y el beso de estrella abrió mi boca”

D. Acosta

 

Por tu boca llego a las venas del planeta

y de pronto un pájaro descorre

los bordes del paisaje.

Sobre mi corazón el poema crece

y mueve el aire del misterio.

 


Eres el centro de luz que me guía,

suelta mis palabras en el valle

donde habita tu poesía. Tú misma

que eres corteza del árbol de la vida

y el ancho cauce de arcilla

que enlaza madera y fuego

en la melodía que asciende de la tierra.

Tu dulce tierra.


©Cecilia Ortiz

 

TU NOMBRE ES BANDERA


“Las pertenencias de la lluvia

son innumerables y no sé decirlas”

D. Acosta

La lluvia llega y te suelta el cabello 
porque el amor con tu nombre 
es bandera
y vives el tiempo -tu lento paraíso-
Con una corola de agua
te conviertes en reina.

Derribas los muros de tormentas,
doblegas el mar con tu alabanza,
vives fuera del agua y la lluvia azul.

Tus ojos son emblema.
Dos ríos anunciando el mar
y el agua se va y vuelve
y la lluvia se desviste de secretos
y eres la dueña indudable
de las palabras que dicen
siempre.

©Cecilia Ortiz


PIEDRA PULIDA


“Por un instante

el mundo pareciera perfecto”

D. Acosta


Porque eres la piedra pulida por el agua,
el tallo sublime que asciende a la tierra,
torre invencible,
puente iluminado.


Acaso desde tu corazón y hasta siempre
tu obstinado amor
penetre con fuerza la fuente
y el agua fluya
recogiendo la luz para reinventar
sueños
y el mundo sin jaula de hechizos
sonría siempre en tu nombre.

©Cecilia Ortiz


 

DELFINA


Asunción suspira,
te recibe, alojándote
en una pequeña villa.

Navegas en el confín
del universo, vas buscando
la paz de la creación.

Tu andar te lleva 
por lejanos caminos
y alegre, avanzas avante.

Entre versos finos
te sumerges, los tiñes
de un matiz primordial.

En ellos… 
existe tu esencia,
es magia de azul celestial.

El cielo te cobija,
el viento acaricia tu canto
de florida tradición.

Ríos de alegría,
son el caudal de tu dicha
al amar la poesía.

Tu alma se eleva en cada 
poema, eres expresión 
postrada en el tiempo.

Aunque corran los años
y pasen bajo el abrigo
del destino, jamás se perderá,
la misión de tu exquisita
existencia.

©Magali Aguilar Solorza

 

Con mucho respeto para usted DELFINA ACOSTA.


“Y fue a esa edad... Llegó la poesía a buscarme. No sé, no sé de dónde salió, de invierno o río. No sé cómo ni cuándo, no, no eran voces, no eran palabras ni silencio, pero desde una calle me llamaba, desde las ramas de la noche, de pronto entre los otros, entre fuegos violentos o regresando solo, allí estaba sin rostro y me tocaba”.

(Neruda)


POETISA


Delfina eres origen de un mar de
fluida vertiente cultural.
En la mar hacen fiesta
los romanceros moradores,
fluye el entusiasmo, porque
inteligente y juguetona eres,
nadas entre los versos de la
abismal poesía.


Alegremente te abandonas,
cuando te deslizas en las
olas de rimados matices,
saltas, te resguardas de las 
tormentas, al escribir
apasionadamente el sentir 
de tu alma, que surge
de la brisa sublime de los
recuerdos de tu vida.

©Magali Aguilar Solorza


Eres fluida agua que reposa

en tierra guerrera, hoy desde lejos,

escribo estos versos a la mensajera

de una raza noble; leal a su lema,

por la paz de la patria y no es serenata,

es la voz del sentimiento que va avanzando

por donde tu poesía pasa.

©Magali Aguilar Solorza


 

GERMINA


El suspirar de tu alma,
se abraza al sentimiento,
alzas el vuelo y tus alas
abaniquen el tiempo.

Deslizándote en el viento
vas, el cielo humildemente
permite que goces y
la inmensidad disfrutas.

Planeas al circunvolar
en la claridad del mar,
te sumerges juguetona
en las espumosas olas.

En tu corazón
no existe la penumbra,
el encanto de tu magia
es la melodía del día.

Vamos niña de infinita alegría,
que el ruiseñor poliniza la flor, 
por donde tus versos dejan 
la esencia de tu existencia.

Eres néctar, gorjeó, agua y
te impregnas en la historia; 
en ella, anida tus obras, que son 
el estruendo de tu alma.

©Magali Aguilar Solorza

 

“No es la última ola con su salado peso la que tritura costas y produce la paz de arena que rodea el mundo: es el central volumen de la fuerza, la potencia extendida de las aguas, la inmóvil soledad llena de vidas”

(Pablo Neruda)


O PODER DE UMA MULHER


Tua beleza não está na roupa que usa,
nem tampouco na maneira 
que penteia o cabelo.

¡Está refletida na tua alma!
no cuidado que tu tens
amorosamente pelos outros.


¡Tu és uma beleza que cresce
com o passar dos anos!
Tu que sabes 
dar e receber,
que humildementes

sabes perdoar e esquecer,
quanta coisa hemana em ti.


¡Delfina Acosta!,
mulher guerreira,
cada dia mais segura de si.
Lutando pelos seus ideais,
não tem medo e segue em frente
mostrando seu poder.

©Aurineide Alencar


 

CAMINOS DELEITOSOS


¡Dedicada y única
delante de Dios!
Está en su mano
riqueza y honra.
Su camino
es camino de paz.
Siempre obtiene inteligencia
delante de sus hermanos.

¡Grandes cosas ha hecho
con nosotros!.
Muchas son sus enseñanzas,

¡su justicia permanece en nosotros!
porque sus ojos están sobre los poetas
paraguayos y extranjeros.
Delfina Acosta,
por eso y más eres amada
y serás entregada a Dios padre.

©Aurineide Alencar


 

MULHER QUASE PERFEITA


Faz o dia mais belo
por onde passa,
soltando seu perfume no ar.

¡Nada é mais belo
Que sua pele macia!

¡Tão sensata e bondosa!
Tu és uma obra Divina...

¡obra do Universo!
Tu tens o poder de abrir sorrisos
com sua doçura.

¡Mulher indecifrável!
Flor mística...

¡és quase perfeita!
Delfina Acosta faz de um simples dia
um dia muito especial.
Sua ternura hipnotiza a todos a sua volta.
Sua beleza acerta o alvo do coração
porque é uma estrela abençoada por Deus.

©Aurineide Alencar


 

INCRESCENDO


Hoy en día convertí mi corazón,
al silencio de tu alma.
Entiendo tus palabras,
que acariciaban mi sonrisa.

Estaba el cielo en tus ojos
y tus labios... mi primavera
de entrega y delirios que
eran eco sin temer a las razones.

Oh! Increscendo
la voluntad de sus cadenas,
que me traía el amor
y me hizo una esclava de tus manos.

Necesitaba oír tu voz.

¡Me encanta...
señorita, además de la cama!
¿El amor? Estoy aquí...

Este silencio hablado
a los cuatro vientos en el mundo,
es mi mayor declaración
del amor para su existencia.

Santas son sus sombras,
dibuja cada día y noche,
la silueta amada de mi sueño.

¡Te quiero!

©Gisele Denier


 

LUNA PLATEADA

Me habló la luna,
cuando ella decidió
llamarme
para contar tus secretos,
ellos fueron perfumados
en la entrega.


¡Oh! ¡Dulce luna!
eso en mil pedazos
se disolvió, por ser...
la bella y misteriosa mujer,
Delfina...que sin temor,
se pierde en desalineados
contornos de testigos.


Y lo natural,
hipnotiza al poeta.
e inspira los más sublimes,
activando la poesía.
Su luz plata susurró,
la belleza del amor.

©Gisel Denier


 

MAR DE EMOCIONES


El mar
emerge el 
sentimiento más puro.


Tiene un apodo
la calma
de mi sonrisa,
de tu sonrisa Delfina.


¡Oh!
bonanza fragante
de la luz de esperanza.

Esa ola de pasión
que hace crecer
mis emociones.

Miré el horizonte
que acariciaba el mar de Andalucía.
Un suspiro escapó 
de mí con cariño.

©Gisel Denier


 

MAESTRA

Maestra de las buenas letras y de bellos sentimientos,

tu alma está impregnada de nobles sentimientos

que va derrochando sobre papel en versos de amor,

que van brotando de tu corazón

para aliviar las penas y angustias

que a veces se interponen en la vida.


Maestra,

ama como ninguna,

¡nos regala en cada verso el sentir de tu alma!,

disipando así las tinieblas de dudas y sufrimientos que se van anidando en nuestros corazones

con el correr del tiempo.


Maestra,

en tus versos se reflejan tu nobleza y tu amor

por la poesía.

Escribes serena y tranquila los más bellos sentimientos que brotan en tu alma.

Torrente de amor, sabiduría y luz.

Siempre logras encender una llamarada de aliento

para disipar las amarguras que se apoderan

de nuestros corazones.


Maestra,

con palabras sencillas y verdades

en cada paso de la vida,

valorando siempre el trabajo de cada día.

Siempre con una sonrisa y mirada serena

va por la vida sembrando amor y paz.


Maestra,

maestra de las buenas letras y de bellos sentimientos,

así eres tú Delfina Acosta.

©Gladis Mereles Pereira


 

DELFINA ACOSTA


Hoy te miro y me doy cuenta

de la grandeza de tu misión

como valiente mujer,

guías, enseñas a cada paso. 

 


Enseñas en cada nuevo día

y por si fuera poco tu labor,

siempre estás sembrando

amor, alegría y paz en este mundo.


Vas sembrando poesías en tu camino

para ablandar los corazones,

el mundo cambió con la evolución

y con ella pareciera que se endurecieron los corazones

y ahí estás tú, valiente mujer,

sembrando poesías

para aplacar la dureza de los corazones.

 


Quien te lee, siempre se irá

con una sonrisa

en el alma.

Sueña, ríe, ama y lucha con tu pluma

por un mundo mejor.

Mujer paraguaya, excelsa hija de Dios.

Para ti mi respeto

Delfina Acosta

©Gladis Mereles Pereira

 


MUJER

Mujer,

admirable, valiente y luchadora,

¡paraguaya tenía que ser!.

Hoy en este hermoso día

vengo a expresarle mi admiración.

Bondad infinita, derrochas en cada amanecer.


Mujer,

admirable, valiente y luchadora,

¡paraguaya tenía que ser!.

Amor y dulzura vas sembrando por doquier.

Infaltable sonrisa en los labios, se dirige a su trabajo en cada amanecer.

Cómo no admirarla si en su camino

va sembrando amor y poesía

para alegrarnos el corazón en cada amanecer.


Mujer,

admirable, valiente y luchadora,

¡paraguaya tenía que ser!.

Bella dama de las letras paraguayas

humildemente le brindo mi admiración.

¡Eres alma guerrera, alma guaraní!

Risueña y valiente

mujer guaraní,

para ti Delfina Acosta

mi respeto y admiración.

©Gladis Mereles Pereira

 

FLORES E AROMAS

Flores e aromas
não rimam entre si,
mas tem entre elas
algo inexplicável. 
Com o poder de cada flor,
em sua espécie e sua cor,
exalam os mais diversos perfumes
que inspiram o amor...
fazem sonhar com outra flor,
e remetem ao passado,
às vezes com dores... 
outras com alegrias...
tudo no cérebro gravado.
Aromas adocicados, amadeirados,
cítricos, amargurados...
ou odores fétidos, insuportáveis...
fazem parte deste mundo
em tempos e espaços inexplicáveis.

©Ruth Hellmann


MUSA INSPIRADORA


Musa inspiradora,
musa voadora,
musa simples também,
que num vai e vem,
implica, aplica,
replica e triplica
as suas artes de Musa na glória,
para em nossa memória
sempre estar viva
e senti-la muito ativa.
Assim és Delfina Mulher:
Séria, humilde de bem querer.

©Ruth Hellmann


 

DELFINA ACOSTA


Delfina, o teu sorriso me encanta

e este sorriso, a tristeza espanta,

penso no teu sorriso quando o drama vem

e só o teu sorriso alegre me mantém.

©Ruth Hellmann


 

DELFINA


Hilvanas pensamientos en versos,

remiendas corazones rotos con dulzura,

vas haciendo caminos de esperanza;

con letras de paz.

Es un eslabón de sueños y dichas en el desamor,

que cubres con zurcidos de colores.

tejes el tiempo y lo dejas a merced

de las brisas del futuro;

tu poema, es una oración, un fluido divino,

en aguas tristes del olvido.

©Ana Graciela Aguirre Núñez


 

QUIERO


Hoy quiero caminar entre tus versos,
estirar las palabras y juntar cada estrofa,
hacer un andamio de tus sueños hechas rimas
y descalza entrar en él.


Hoy quiero desentrañar tu texto del contexto,
que quedó escondido en cada suspiro de amor,
y convertirlas en voz de aliento.


Hoy quiero volar al encuentro de los desencuentros,
que quedaron furtivos entre tus líneas,
y apaciguar la pasión con tu poesía.


Hoy quiero ver el mundo, con tus ojos;
sentir en mi piel esos momentos,
que fielmente pintaste 
con abecedarios de esperanza.

©Ana Graciela Aguirre Núñez


 

SÓLO HACE FALTA EL SILENCIO


Sólo hace falta el silencio Delfina
para escuchar tu corazón, en letras,
ver las estrellas en el firmamento,
esas que arropan en profundos sueños.


Tus lágrimas caer sobre el papel,
esos dedos que destilan tu alma,
tu sonrisa asomada tras las páginas,
sólo en el silencio se pueden ver.


Dulce cantar de pájaros en trino
a través de tus versos escuché,
gotas de rocío caer de pinos,
perfume de rosas cristalicé.


Sólo hace falta el silencio Delfina
para encontrar la piel de tus secretos,
poemas que te definen poetisa
y oír tu melodía de la vida.

©María Marta Liébana


 

YA NO ESCRIBO


Ya no escribo, la vida se desliza
poco a poco en largos versos latentes
que encierran ese sabor dulcemente
salpicado por tiras de tristeza.


Este corazón quiere deshacer
en letras la amargura de la mente
perdida en laberintos de pasiones
amarradas en soledad por años.


Ya no escribo, sólo oigo sutilmente
el trinar de los pájaros de otoño
asomados a la ventana de la
madurez atizando sinsabores.


El dolor se derrumba ante el papel,
éste va, con paciencia y con ternura,
llenando curvaturas de colores
para así sosegar esta amargura.

©María Marta Liébana


 

HOMENAJE A DELFINA ACOSTA


Poetisa y mujer sin igual,

orgullo de Asunción, Paraguay,

con un don puro y especial,

¡como ella hoy no hay!.


Honrando a Pablo Neruda

en sus versos esenciales,

donde su alma desnuda;

y vierte poesía a raudales.


Y de su primer poemario,

todas las voces mujer,

donde es miembro honorario

por ver su genio crecer.


Su premio “Amigos del Arte”,

le redituó prestigio y ganancia

al ingresar a la biblioteca cervantes,

como galardón a su perseverancia.


Crítica literaria, poetisa y cuentista,

reconocida con el lauro “García Lorca”,

que le hace que siga y persista;

que camino para las mujeres forja.


Agraciada con el mérito “Roque Gaona”

por su último libro “querido mío”

el cual de nuevo la posesiona;

como poetisa de excelso señorío.


Con sus cuentos “guía del cementerio”

se corona entre la antología panamericana,

como lirica de gran y excelso criterio;

y orgullosa mujer latinoamericana.


Del diario ABC columnista,

donde vierte comentarios literarios,

donde de manera personalista;

enriquece a sus destinatarios.


A ti te rindo homenaje,

por ser fémina como ninguna,

pues por tu bello linaje,

has sido grande desde tu cuna.

©Patricia Alcantar


 

TRIBUTO A DELFINA


Si pudiera subirme, digo yo,
contigo, Delfina, en la barcaza,
que surca a diario el río Paraná,
quizá nos hablaras de ese sueño
que el río, hace mucho, te contó;
una reina convertida en calabaza
que en su fondo, presa, vive ya
o ese tu primer verso quinceañero,
que metido en una botella naufragó.


Tal vez palmeando por la tarde
bajo la atenta mirada del jazmín
vuelva tu alma de niña a repetirte
bellas leyendas en idioma guaraní;
tal vez sea entonces, que permitas 
leerte estos versos que escribí,
pues cruzaron el chaco milenario
solo para estar hincados ante ti.


Sé feliz Ña Delfina, Dios te guarde
y regresen galardonados del confín
tus versos asuncenos que volaron
para al mundo entero impresionar
y que ahora nuevamente regresaron
pues tú eres su origen y su hogar.

©Pedro Miguel Castro Ramírez




DELFINA


Cruzando tercos y osados
el vasto territorio guaraní,
van, Delfina, estos versos,
desde el Perú, para ti.


Fue Asunción, orgullosa,
la que un día te vio nacer
y fue palmeando y soñando
que empezaste a florecer.


Al río Paraná le escribiste,
también al chaco ancestral;
a los jazmines perfumados
y hasta a la estación otoñal.


De mil americanos caminos,
desde costa, sierra y mar
hoy llegan poetas amigos,
tu nombre ilustre a honrar.


Que tus versos se repitan
por donde quiera que vas
y que el genio de tú pluma
nos obsequie muchos más.


De que hay poetas, los hay,
y muchos, muy buenos quizá,
pero tú has dejado muy alto
a tu siempre amado Paraguay.

©Pedro Miguel Castro Ramírez


 

INDIGNA SOY


Maravillosa poetisa, 
escritora y periodista,
que brillas día a día
compartiendo tus poesías.


¡Indigna soy de escribirte!, 
eres maestra y artista,
le escribes a los poetas
dándole honor a ellos.


Gran mujer, de gran talento.

¡El orgullo de Paraguay!.
Te admiramos Delfina 
y al gran Dios le rogamos
que no dejes de brillar.

©Elizabeth Cruz González

 

MUJER DE PLUMA FINA

Mujer de pluma fina

y profunda inspiración,

mujer de magia

y de imaginación,

llena de sueños

y sin limitación.


Le escribe a la vida

y a toda situación,

-dando siempre vida

en sus poesías y narrativas-


Eres como el agua cristalina,

tan pura y admirada.

Eres como el fuego incandescente

que nos quema lentamente.


Eres la luz que ilumina

y así guía nuestra vida.

Tus obras besan el alma

y enriquecen nuestro espíritu.

 

¡Es un deleite leerte!

Hoy veneramos tu nombre

y de pie todos estamos,

para agradecerte Delfina

todo lo que nos has dado.


¡Eres una gran Poetisa

y nos has conquistado!

©Elizabeth Cruz González

 

¿DÓNDE ESTÁ LA GENTE?


Las calles se encuentran desoladas,
el viento sopla impetuosamente,
el sol brilla con toda su intensidad;
y me pregunto yo 
¿donde está la gente?.


Las flores emanan sus olores,
sus colores embellecen la ciudad,
su beldad es impresionante
que aún el ciego la puede contemplar.


El cantar de los pajarillos 
es un himno de alabanza
y revolotean de manera espectacular.


Aún los cementerios cobran vida
y los muertos se levantan
para honrar y festejar,
la belleza inigualable
de Delfina, la poetisa.


Mujer, dama y reina.
-elegancia y distinción-
con su pluma y elocuencia
narra poemas con pasión.


Única en su género,
brilla en excelencia,
orgullo de toda una nación.


¿Dónde está la gente?
Reunida se encuentran hoy,
dándole tributo a Delfina
y reconociendo su labor.

©Elizabeth Cruz González


 

DEJÓ DE LLOVER: LA DESPEDIDA


Llegó la mañana, 
paró el aguacero.
Las calles mojadas, 
paraguas, sombrero.


Las gotas de agua
mojaban tu pelo,
salpicando el alma
de un adiós sincero.


Y pisando charcos,
pasos muy ligeros,
marchando deprisa,
lagrimas de brisa,
humedad de celo.


¡Qué extraña mañana!
Agua cantarina
que se va parando
llegando a la esquina.

Lagrimas cayendo
y el paso cansado.
Ya no tengo prisa,
pues siento la brisa
tocando mis manos.


Hoy comienza el día,
limpia está mi vida
del amor gastado,
y se despereza
con toda certeza,

con toda alegría,

despacio, -despacio
despiertan, tranquilas,
ilusiones mías-

©Rosa María Gómez Vico


 

QUIERO VOLAR LA COMETA


Quiero volar la cometa
por mundos nunca vividos
y surcando cielo azul,
donde siempre estarás tú,
tan sencilla, pizpireta.


Te haré lazos en coletas,
con el vestido violeta,
la flor, al pelo prendida,
estiraremos el hilo
para volar la cometa
a mundos nunca vividos.


Con tus pecas,
tus muñecas,
cacharritos de cocina,
volaremos la cometa,
saltearemos las esquinas
y volando por los cielos
a nubes de caramelo,

¡la volaremos Delfina!.

©Rosa María Gómez Vico


 

RINCÓN DEL ALMA


El alma es el recodo
del amor no compartido
y las lágrimas son lodos
espesos, duros fluidos,
que aliviando van brotando
todo lo que has sufrido.


¡Qué extraño hogar es aquél!
que vertiendo amarga miel,
aliviando en la congoja,
nos libera del dolor,
mientras el rostro nos moja,
-rincón de todo tu ser-

©Rosa María Gómez Vico


A DELFINA ACOSTA


"Avanti" poetisa...
zarpa del puerto de tu mente
llevando la barca de tus letras
a lo profundo del mar de tus ideas,
para formar poesías con tus versos,
que cabalgan en las níveas espumas
de las crestas bravías
de las olas de tus manos.


"Óyeme", lleva sentimientos y "alegría"
y ancla tu "creación"
en el prodigio de la "ley de la palabra"
has un "poema a la paz"
alejando así el temor
que se queda dormido;
pues tu corazón en llamas
es un tesoro de amores.


¡Ancla tu barca!
y tu pluma mójala en el recuerdo
para escribir con acierto
"poema contra el estrés"
¿Para qué quieres que escriba?
preguntarás confundida
y yo respondo:
¡Para enhebrar tu poesía
con hilos del pensamiento!
Escribe ¡Por Dios Delfina!
tu verso lleno de gloria,
y deja tu poesía 
como un eterno recuerdo.

©Ysidro Parra


 

SECRETOS DEL ERROR


Las calles en bullicio
rompen la poesía de la lluvia
para coleccionar letras
escritas con relámpagos
en las hojas de las nubes.


Encierran la música que aletea
en la voz de la patria, donde nada
el error de los sentidos.


Canción hecha de polvo
que se confunde
con un enfermo de la imagen
y se transforma
en una mariposa de secretos.


Son mías; pero prefiero cambiarlas
por una mañana que defienda
la sed de las galaxias
y andemos juntos en el mismo lugar,
en las mismas calles,
donde el poeta recoge
su recital de sueños
mordiendo los acentos,
cicatrices aladas
de las palabras y frases
que va construyendo.

©Ysidro Parra


 

IDEAS A ESCOGER

Tengo un libro en la mano,
-piedra descompuesta-
con sílabas de otras bocas.
Bandera de humo,
con palabras asesinadas,
a las puertas de un examen.
Es un mundo, en un pueblo,
con polvo de otras ciudades.


Llegan los poetas:
Alondras que arropan su lomo
cubriéndolo con la alfombra
de sus versos.
Procrean recuerdos
y el nacimiento de un poema
cambia y no se detiene
hasta hacerse página
en la locura y el juego
de las frases indomables
que comparte con otros.


Ahora entiendo que guardarlo
es sepultarlo en incógnitas,
sin liberar
las palabras acorraladas
que convierten su título
en un puente de temas
y su contenido
en un mundo de ideas.

©Ysidro Parra


 

DULCE MASOQUISMO


Hay un momento para todo,

un lugar muy breve para cada letra,

para cada frase…

para toda nota que en su noble oficio 

se deja guiar, llevando una gran carga,

dejando caer a su paso satisfacciones,

sonrisas, llanto y nostalgia.


Letras…

letras que me atraviesan

creando un mar de confusiones,

perdiéndome entre ellas,

reduciendo mi vida a un nivel

de trofeos malentendidos.


Frases de pasión indomable

que revelan la forma lineal de mis aspectos,

debates que a mi interior causan 

una especie de masoquismo literario.


Pero acepto mi locura

al internarme en la espesura de su contenido,

afrontando su letal consecuencia,

porque al hacerlas mías, se liberan mis defectos.

©Grissel Canché Albornoz


 

TRAVESÍA


Mano rojiza, tibia y prisionera

del pecado original que te incrusta

la piel sobre los sentires silentes.

Al alba, que bordan tus dedos suaves

bajo el resonar del viento. Fragancia

de tu aire traicionero; que destiñen

la alborada de aquella loca pasión.

Amor que ya no existe ni suplica;

sólo es un eslabón que se descuida

y se marchita al espacio del tiempo.

Travesía al andar. En ese ayer

que vive o expira al punto quebrantado.

©Fabián Irusta



SURCANDO EL DESTINO


Aguas sosegadas en las pupilas
y en el sentir abstraído; tu alma
que percibe aquella silueta rara
de maderos y muelle sin sentido.


Espuma y vientos del ayer. Anclados
al horizonte y a los recuerdos tibios
de lunas preñadas bajo el malecón. 


Y desde allí, te avistas a los mares
con tus ojos llanos sobre el silencio.
A la espera, de tu gran marinero
que partió en silencio recordándote.

©Fabián Irusta


 

ESCALOFRIANTE EN MÍ


En un instante de luz, se perfila mi sueño
al mismísimo secreto de la niñez.
Donde habla el alma
que distingue las voces de la memoria.

¡Corred!
Piedra libre, escóndete detrás de…
son frases abiertas 
que me acercan al eclipse de las manos sucias 
y pelos al viento ensortijados.
De un mundo fantástico 
que se expande sobre los pies descalzos.


En la mismísima inocencia 
que se agita bajo los sonidos de estar.
(Aullidos y gorjeos, relinchos que se alejan
y manos que se hunden al océano de hojas amarillentas)
¡Y comienza a amanecer sobre mi pecho!
Temo despertar.

Un haz de fuego desdibuja el bullicio
de niños traviesos.
En un reloj sin agujas
que atasca el tiempo de mil quimeras.


Y sale el sol…
En su manía de romper la ilusión al mundo adulto 
que late a mi piel.

©Fabián Irusta

 

 

POETISA


Poetisa que lanza 
sus pasiones a la brisa.
Mujer bella, 
más aún cuando sé,
que tus palabras
de la vida son certeras.


Ilustre eres, 
no sólo por tu pasión,
sino porque también 
honras a mi nación.


El silencio de las hojas
no es un olvido, 
es simplemente 
el precio de lo vivido. 


Recogeré de tus escritos
el incentivo que necesito.

Mujer que descubrió su don,

pulió sus letras con todo su corazón.

Descubriré de tus líneas
el enigma de ser una poetisa,
para apreciar cada detalle,
los secretos de la vida.


Letras de paz de una guerrera,
-es más dócil pronunciar-
y las palabras que abrigan 
son más difíciles olvidar.


Mujer paraguaya,
eres tú la flor de nuestro
campo guaraní,
que bajo el cielo azul 
nos alegras con tu vivir.

©Patricia Fonseca



MADRE DEL RÍO

El día es un llanto de chicuelos

en camastros hundidos

en la amarga amalgama de cambalache

que ha dejado la noche.


Pero esta lluvia parece

un despliegue de violines

para secuestrar antiguos dolores

de la ciudad perdida.


La compones con tu canto

de amor y chocolate

para alegrar madrugadas de sal y llanto. 


Desde tu portal de sueños

cobijas las pinturas negras

de rostros que sólo ven mendrugos

donde podría haber un sitio de sabor a beso.


Tiritas por los que viven en el desierto de la nada

y recoges flores del jardín de la soledad

de los sin techos.

Vas abriendo un camino claro

para los que andan a ciegas

y sostienes las manos de los esclavos del duelo. 


Madre del río.

Dadnos de beber esa agua de infancia que perdura, límpida y firme en tu pluma.

Que nadie se atreva a crecer

sin antes comprender el don del agua.

©Rosa García


 

MUCHACHA

Sorprenden tus ojos de lechuza sabia

chistando entre las ramas deshojadas del tiempo,

tan firmes en la joya de tus sueños.


Suelta, la palabra corre más veloz que el viento

para sembrar folículos de colores

en el crepúsculo anquilosado de los saurios

que cacarean virtudes.


Nada te detiene.

Lo tuyo es ser trueno y fuste

en las conciencias que danzan

sobre multitudes ciegas.


Muchacha desnuda, altiva y ferviente

diosa del Olimpo,

aún sabes de ternura

y ofreces tu mejor sonrisa

al apagado y mísero hombre de la máscara.

Ave que pregona libertad cantando.

©Rosa García


MUCHACHA DE OTOÑO


Te saludo, muchacha de otoño

con aurora de luz en la mirada.

Sencilla hada de delicada pluma femenina

que fulgura en cada letra de tu vuelo.


Pintora sagaz de un jardín esculpido

con poemas.

Claras manos que el cielo te mandó

dichosa para que el verbo sea luz

en su cabal mensaje.


Mujer de arcilla y roca

tan blonda te presentas entre jueces

y dura con el pesado carro

que la vida te ofrece en el ascenso.


Próvida dama, celestial en su canto,

terrena en su pasión, ardiente llama cuando ama.

Obedece al corazón como ley proba,

sin temer a la razón,

vive desangraba granada de dulce aleteos.

Dichosa obrera que trabaja cantando

y cuando más azota la tempestad

es cuando los pimpollos más florecen en su huerto.

©Rosa García


 

Este libro se terminó de editar el 30 de abril de 2015,

en la ciudad de Hernandarias, República del Paraguay.

TRIBUTO A DELFINA ACOSTA

Autores según países:


Paraguay

Mabel Coronel Cuenca

Gloria Esperanza Marecos Rodas

Gladis Mereles Pereira

Ana Graciela Aguirre Núñez

Patricia Fonseca

Rosa García

Argentina

Cecilia Ortiz

María Marta Liébana

Fabián Irusta

México

Magali Aguilar Solorza

Patricia Alcantar

Grissel Canché Albornoz

Brasil

Aurineide Alencar

Gisele Denier

Ruth Hellmann

Perú

Pedro Miguel Castro Ramírez

Estados Unidos

Elizabeth Cruz González

España

Rosa María Gómez Vico

Venezuela

Ysidro Parra

 

 

 

 

TRIBUTO A DELFINA ACOSTA - MABEL CORONEL CUENCA - PARAGUAY - PORTALGUARANI by PortalGuarani3 on Scribd

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

DELFINA ACOSTA en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
BIBLIOTECA
BIBLIOTECA VIRTUAL DEL PORTALGUARANI.COM - LIBROS DIGITALES

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
LA GUERRA DEL CHACOHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYIDIOMA GUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYA
MONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA