PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
WILLIAM BAECKER


  EL DEPARTAMENTO FILATÉLICO - FUNCIONES, RESPONSABILIDADES, SUGERENCIAS, 2003 - Por WILLIAM BAECKER


EL DEPARTAMENTO FILATÉLICO - FUNCIONES, RESPONSABILIDADES, SUGERENCIAS, 2003 - Por WILLIAM BAECKER

EL DEPARTAMENTO FILATÉLICO

FUNCIONES, RESPONSABILIDADES, SUGERENCIAS

Por WILLIAM BAECKER

CONSULTOR FILATÉLICO

Asunción – Paraguay

Setiembre 2003 (28 páginas)

 

 

 

WILLIAM BAECKER

Miembro de la Sociedad de Escritores Filatélicos y Numismáticos del Paraguay

De la Asociación de Cronistas Filatélicos de la Argentina

De la Sociedad de Escritores del Paraguay

Del PEN Club del Paraguay

Distinguido con la Orden de la Mosca Blanca otorgada por la artista plástica Laura Márquez

Ex- Presidente del Centro Filatélico del Paraguay

Ex-Comentarista de Asuntos Culturales  

Jurado Internacional de Literatura Filatélica

Jurado de Concursos Literarios de los Diarios Ultima Hora y la Nación, del Premio Municipal, del FONDEC y de diversas Instituciones de Enseñanza Asesor del Correo Paraguayo

 

 

OTRAS OBRAS DEL AUTOR FILATÉLICAS

Filatelia Paraguaya

Primeros Correos - Pre-Filatelia

Filatelia Contemporánea

Paraguay: Variedades. Anomalías y Errores era los Sellos Postales (1989/96)

Pintores Paraguayos en los Sellos Postales (1998)

Matasellos Especiales - Recopilación (1989197)

Catálogo de Sellos Postales del Paraguay (1989/2003)

El Departamento Filatélico. Funciones, Responsabilidades. Sugerencias (1998)

El Departamento Filatélico. Funciones, Responsabilidades, Sugerencias (2003)

 

 

EL DEPARTAMENTO FILATELICO

FUNCIONES, RESPONSABILIDADES, SUGERENCIAS

 

         Por respeto al tiempo que disponen los integrantes del Dpto. Filatélico, destinatario de estos apuntes, hemos tratado de reducir a su mínima extensión los diversos aspectos que ofrece el tema que nos ocupa.

         No pretendemos que lo anotado y sugerido signifiquen una obligatoriedad que, forzosamente, es relativa, pues los parámetros con que hoy medimos las posibilidades financieras y técnicas tal vez no sean los mismos en un futuro cercano.

         En este trabajo, basado en estudios y experiencias recogidas por las principales administraciones postales del mundo, no todo está dicho. Por ejemplo, sobre la impresión de los sellos postales, de las diversas opciones técnicas que ofrece el mercado, así, como de la calidad de papel o de la goma, señalamos que esos aspectos tan importantes para el logro de un sello, en nuestro caso, están bajo la exclusiva competencia del Dpto. de Valores Fiscales, dependiente del Ministerio de Hacienda, por lo que omitimos comentarios.

         Se notará que algunas de las ideas vertidas en cuanto a funciones y responsabilidades se repiten en varias oportunidades. Lo hicimos deliberadamente por considerar que ellas conforman la base de este trabajo.

         Es nuestro propósito que las ideas expuestas sirvan de coordenadas para ubicarnos dentro de la realidad que administra cotidianamente el Dpto. Filatélico, el que, a pesar de no disponer de un material orientador, a fuerza de intuición y de buena voluntad, ha demostrado que se puede alcanzar notables éxitos.

         Para mayor comprensión de algunos temas, hemos creído oportuno graficarlos.

 

         GENERALIDADES

 

         El común de la gente y, en particular, muchos de los que se acercan al correo a solicitar la emisión de sellos postales para celebrar cualquier acontecimiento, habitualmente, no tienen la menor idea de lo que significa el compromiso de emitir estampillas. Les cuesta creer que el proceso de creación y puesta en circulación de un sello es largo, complejo, que requiere del concurso de muchas personas y que muchas veces, resulta agotador. En general, los peticionantes, al proponer un terna, piensan que con esa feliz colaboración le están haciendo un favor al correo, cuando en verdad lo que quieren es utilizar un vehículo para la promoción que desean realizar, con el beneficio de que esa publicidad será difundida a nivel nacional e internacional y, además, gratuita.

Pero la cosa no comienza ni termina ahí.

 

         FUNCIONES

 

         El sello no es sólo una carta de pago por el servicio que ofrece la Administración Postal, sino por ser un objeto coleccionable, es una rentable fuente de adicional ingreso, razón por la cual es de importancia que la Administración preste a este aspecto del negocio la más delicada atención.

         Por su fácil utilización como económico mensajero de intereses nacionales, se lo considera, hoy día -como la bandera o el escudo nacional -como un símbolo representativo del Estado emisor, otra poderosa razón que se debe tener siempre presente.

         Históricamente, este papelillo franqueatorio nació en Inglaterra hace poco más de 150 años; sumándose al ejemplo de otras naciones que de inmediato adoptaron el nuevo sistema de control de pagos de envíos postales, el Paraguay comenzó a utilizarlo en agosto de 1870.

 

 El León heráldico, primer sello del Paraguay. Era rosado y valía Un Real.

Fue impreso en Buenos Aires. Con el cambio del signo monetario a Pesos,

este sello fue sobrecargado en 1881.

Se estima que se emitieron 10.000 ejemplares.

 

        Con el coleccionismo de estas piezas y la creación de clubes y sociedades filatélicas, aumentó su valor como digno objeto de atesorarse. Obvia decir que con el tiempo y la demanda generada por los coleccionistas, los correos se vieron en la necesidad de hacer cada día mejores productos. La competencia para ganar mercados logró que los sellos se empeñaran en mostrar atractivos diseños y se mejorara la calidad del papel, el dentado, la impresión, etc. La mercadotecnia se puso en marcha. La necesidad de establecer una Política de emisiones que atienda los reclamos prácticos así como la de los coleccionistas, no se hizo esperar.

 

 

         EL COLECCIONISMO

 

         Como hablamos de coleccionistas, voy a ensayar una explicación de lo que se entiende por coleccionismo, pues este quehacer, muchas veces, no es cabalmente interpretado.

         El coleccionismo es aquella actividad que suele ocupar tiempos de ocio, inicialmente como juego o pasatiempo, hasta convertirse en algo semejante a una obsesión. Con frecuencia esta obsesión se transforma en algo más serio: en una actividad regida por normas científicas y artísticas que demanda y proporciona amplios conocimientos sobre la materia objeto de la colección.

         Esta pasión por reunir objetos -muchas veces aparentemente sin valor esencial- puede convertirse en una ordenada, estudiada e importante colección que será un significativo aporte cultural y que tendrá, con certeza, insospechado valor económico.

         Pero todavía no nos hemos hecho las preguntas claves:

         ¿Por qué se coleccionan sellos postales? ¿Por qué se los atesoran?

         Hallo respuestas fáciles de comprobarse.

         a) Porque es propio del hombre coleccionar, porque con ella se prolonga su nombre en un intento de perpetuarse; porque a través de la colección de cualquier objeto se narra y se grafica una historia; porque es una forma culta de ocupar el ocio.

         b) Porque cuestan dinero; porque es una inversión que suele ser muy rentable.

         Ningún filatelista niega la satisfacción personal que le produce disfrutar de una bella pieza ni ignora que una buena colección es un valor que se acrecienta con el tiempo.

         Por esas razones el Departamento Filatélico, al inicio del año, diseña un proyecto de Programa de Emisiones. En nuestro caso, sustentado más en buenas intenciones y en propuestas de último momento, se intenta desarrollar un plan que, acorde con las tendencias de la filatelia mundial, no descuide los propios intereses.

         Es por eso que, como veremos, un Programa de Emisiones que dignifique al sello, que acate los principios establecidos en la Política de Emisiones, es lo mejor y más fácil para el buen desempeño del Dpto. Filatélico y el logro de una deseable filatelia. 

 

         POLÍTICA DE EMISIONES

 

         Política de Emisiones es aquel arte o inteligencia con el que conducimos el asunto para lograr un fin determinado. Supone cortesía, buen comportamiento, uso adecuado de los medios disponibles y propender a la valoración de los intereses de la comunidad y del bien común universal, destacando los valores propios del país emisor.

         La Política de Emisión obedece a un orden, a una idea general de lo que se desea dar a conocer a través de los años. Por consiguiente, corresponde a una saludable política velar por los intereses nacionales, evitando sugerencias de última hora o presiones de cualquier índole, sobre todo si ellas no conducen a mejorar la imagen del Correo.

         Las sugerencias suelen ser muy insustanciales y las presiones son, habitualmente, pasajeras. Conviene recordar que los hombres y los gobiernos cambian, mientras que las instituciones y el país permanecen. Y quiérase o no, nos debemos al futuro.

         Es propio de una Política de Emisiones responsable observar algunas normas universalmente aceptadas y recomendadas por los organismos, congresos y coloquios internacionales que establecen claras pautas para el desarrollo de una filatelia culta y deseable. Esas políticas señalan que se debe propender a que los sellos adquieran, con el tiempo, una personalidad propia, una manera de ser, una identidad que los distinga de otros. Es una política de largo plazo observar seriedad en el tratamiento de los temas; no se debe ignorar que conviene que su presentación, su forma plástica, obedezca a criterios bien definidos. Las dimensiones, el papel, la poma, el dentado, las técnicas de impresión, constituyen detalles importantes para la valoración de los mismos, sobre todo para el filatelista, quien ve en esas sutilezas motivos para seguir su colección y estudio, o desecharlos.

         ¿Porqué o para qué se emite un sello postal?

         Para satisfacer demandas de la tarifa postal vigente.

         Los valores faciales, así como las cantidades a imprimirse deben establecerse de común acuerdo con el departamento de Administración de Valores, quien está al tanto de las cantidades de estampillas en existencia. La desinteligencia en esta etapa de la programación puede ocasionar situaciones de escasez o de exceso en la existencia de ciertos valores. No es recomendable emitir valores que estén por debajo de la tarifa mínima: ello despierta la perspicacia y hace pensar que se trata de sellos meramente especulativos; a la inversa, la emisión de valores muy altos adolece de dos inconvenientes: son de poca demanda y ahuyenta a los filatelistas, quienes no desean pagar elevadas sumas por los papelitos. Para el raro franqueo de precio elevado se puede utilizar dos sellos de valor moderado o, en su defecto, la marca postal "franqueo pagado". Finalmente, la emisión de valores muy elevados favorece únicamente a los comerciantes filatélicos quienes, como es sabido, cobran un porcentaje sobre el valor facial. En resumen, lo recomendable es emitir sellos cuyos valores tienen demanda normal.

 

         PARA DECIR ALGO

 

         Para decir algo importante, por supuesto. Se trata de aprovechar la necesidad económica requerida por ventanillas para transmitir un mensaje: utilizar el papelillo franqueador como vehículo de información y propaganda. Ningún Estado moderno soslaya ese aspecto de la emisión de sellos postales, pues ellos son, de hecho, importantes mensajeros que hablan, con sus ilustraciones o imágenes, de los avances sociales, políticos, deportivos, artísticos, históricos, científicos, etc. De su cultura, en suma. Creer lo contrario, sería pecar de ingenuos.

         El sello postal es una pequeña y barata muestra de ciencia y arte que ayuda a difundir una mejor comprensión del país emisor. Y es, también, una pieza codiciada por muchos coleccionistas que hallan, en este divertimento, una manera culta y rentable de ocupar el ocio.

 

         TIPOS DE EMISIONES

 

         SELLOS ORDINARIOS

 

         SELLOS CONMEMORATIVOS

 

         Es facultad de la Política de Emisiones definir qué tipos de sellos se emitirán. Las modalidades más comunes son conocidas como sellos ordinarios y conmemorativos. De las Hojitas Recordatorias, Sellos Carné, Planchuelas, nos ocuparemos más adelante.

        

 

         SELLOS ORDINARIOS: son aquellos que se emiten con el propósito de cubrir necesidades franqueatorias básicas. Por lo general, no cambian de diseño y los mismos suelen ostentar algún símbolo patrio. Son célebres las estrellitas o escudo nacional que nuestro correo comenzó a emitir en 1942, repitiéndose el mismo diseño con distintos valores y colores a través de muchos años.

 

 

         SELLOS CONMEMORATIVOS: son los que se emiten para celebrar algún acontecimiento histórico, artístico, deportivo, etc. O para destacar algo que se considere de interés: por ejemplo, campeonatos deportivos internacionales, flora y fauna autóctonas, grandes logros científicos, obras de arte, etc. Puede emitirse un sólo valor o varios sobre el mismo tema. Si son varios los sellos, se los denomina serie postal.

         Es el tipo de emisiones que realiza nuestro correo desde 1989. Entre los filatelistas goza de buen prestigio y puede coleccionarse bellamente, amén de que permite la expresión de una idea con mayor soltura.

 

         TEMAS DE INTERÉS

 

Histórico:   Edificios Patrimoniales

Social:       Club de Leones

Artístico:    Agustín Barrios

Científico:   Luis Pasteur

Deportivo:  Aniversario del Consejo Nacional de Deportes

 

         LOS TEMAS

 

         Dentro de la clasificación de las emisiones conmemorativas hay temas que se repiten anualmente por ser ellos de carácter universal y coleccionados con preferencia. El tema Navidad o América UAPEP son ejemplos. Estos motivos ya se han ganado un sitial propio dentro del calendario de emisiones.

 

 

         El riesgo que suponen los conmemorativos es que esta modalidad abre las puertas a cualquier sugerencia, creando, muchas veces grandes problemas al Dpto. Filatélico. En efecto, nos consta que esa oficina recibe con frecuencia propuestas no sólo imposibles de llevarlas a un sello postal, sino presiones de sectores o compadrazgos que muy poco favor hacen a la buena imagen y prestigio de la Administración Postal. Son etapas difíciles de sortear pero superables. Una manera elegante de evitar o eludir muchas de esas presiones es, precisamente, cumpliendo con el Programa de Emisiones preestablecido y aprobado

 

         EMISIONES ABUSIVAS

 

         Con la creciente demanda de los sellos por parte de los coleccionistas o del mercado del souvenir turístico, no faltan quienes, tras la caza del dinero fácil, no dudan en desprestigiar administraciones y países, emitiendo series eminentemente abusivas.

        

         PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LAS ABUSIVAS.

 

         Las principales características de esas emisiones, también llamadas especulativas, sintetizamos en los siguientes puntos:

         1.- Emisiones postales en cantidades mínimas, lo que provoca, de inmediato, una suba desconsiderada en los precios de venta en el mercado filatélico.

         2.- Emisiones de sellos sin dentar, generalmente de tiradas muy reducidas, habiendo en ventanillas el sello normal, dentado.

         3.- Emisiones de series donde un sello ostenta valor facial muy elevado, raramente utilizado para franqueo; a la inversa, también se consideran especulativas las emisiones cuyos valores faciales están por debajo del franqueo mínimo vigente.

         4.- Series muy largas, compuestas por más de diez sellos: esto dificulta su adquisición y hace que muchos aficionados pierdan el interés y abandonen la colección.

         5.- Son especulativos, también, los sellos, hojitas recordatorias, planchuelas, etc. cuya venta no se verifica en ventanillas, sino a través de sociedades o negocios filatélicos con el correspondiente sobreprecio.

 

         Una Política de Emisiones que aspire a la formulación de un Programa de Emisiones responsable debe evitar, por consiguiente, caer en prácticas abusivas.

 

         BASES PARA UNA PROGRAMACIÓN

 

         Si aceptamos que los temas de un treinta por ciento de las series a emitirse durante un año calendario se dan por preestablecidas (Ej. Navidad, América Upaep, Mercosur) no es difícil diseñar un programa que se acerque a los ideales propuestos en la Política de Emisiones.

         Para aclarar el panorama cito algunas variables que inciden en el éxito final de un plan. Ellas son:

         1.- Satisfacer demandas del cuadro tarifario.

         2.- Observar las tendencias del mercado filatélico en cuanto a temas preferidos, evitando, en lo posible, la frecuente repetición de los mismos. Conviene dejar un lapso de por lo menos tres años antes de repetir el tema.

 

         ALGUNOS TEMAS DE INTERÉS

 

         a) Artes y Letras: Pintura, escultura, clásicas y contemporáneas. Grandes maestros nacionales. - Artesanías: popular y urbana; cerámicas, tejidos, maderas, hierros. Escritores: poetas y narradores, cuando los mismos hayan sido merecedores de Premios nacionales y/o extranjeros; ensayistas y pensadores.

         b) Deportes: Toda la gama, con especial atención en aquellos en los que se destacan deportistas nacionales a nivel internacional

         c) Naturaleza       Fauna: existente o en vía de extinción. Flora: flores típicas, ornamentales, maderas preciosas; parques. Preservación de los mismos. Turismo ecológico: Ríos y lagos. Orografía

         d) Historia Próceres: patrimonios nacionales; celebración en sus centenarios o sesquicentenarios de grandes batallas, así como de la fundación de ciudades importantes.

         e) Transporte y Aviación, ferrocarriles, barcos Comunicaciones:   carreteras, comunicación vía satelital

         f) Religión: Templos históricos, centenarios o bicentenarios de importantes órdenes religiosas; mitología.

         g) Familia: Protección al menor, al anciano, defensa del núcleo familiar.

         h) Otros: Industrias, inventos, logros económicos; celebración de importantes exposiciones filatélicas; beneficencia.

 

         En resumen, una deseable Política de Emisiones debe considerar; que, como hemos visto, el sello cumple las siguientes funciones:

         a) Educativa: Desarrolla las facultades intelectuales y morales por medio del ejemplo.

         b) Instructiva: Enseña, comunica ideas y conocimientos.

         c) Informativa: Dar noticia de algo o de alguna cosa.

         d) Diplomática: Habilidad para conocer los interese de otras naciones y relacionarse con ellas.

         e) Propagandística: Dar a conocer algo con el fin de atraer otras personas o intereses.

 

         PROGRAMA DE EMISIONES

 

         Las emisiones de sellos postales no nacen por generación espontánea. Una buena Programación es fruto de una pensada Política de Emisiones. Por lo menos, eso es lo que sucede en las Administraciones Postales que se precian de respetables.

         La era democrática inaugurada en 1989 trajo nuevos aires que involucraron a todos. Particularmente nuestra Administración Postal, luego de un obscuro letargo, despertó y comenzó a dar pasos de gigante. Si bien al principio, no existía una Política de Emisiones ni una Programación, por lo menos se ha tenido el tino de destacar los valores nacionales que merecían proyección. Con notables altibajos, esta primigenia idea ha venido creciendo y fortificándose. Hoy, sin embargo, andar a los tumbos o caprichos del momento, es un sinsentido que a corto plazo acusará dolencias difíciles de sanar.

         Por consiguiente, es menester diseñar un Programa de Emisiones.

         Para formular con solvencia ese programa, no basta la buena voluntad de una persona; se requiere del concurso de un Comité o Consejo Asesor compuesto por personas idóneas en diversas disciplinas. No se puede prescindir, por ejemplo, de la opinión de un artista plástico; de un miembro de la sociedad científica; de un académico de la historia y otro de las letras; de un miembro del Consejo Nacional de Deportes; de un representante de las sociedades filatélicas y de un comerciante filatélico, quien, por razón de oficio se halla al tanto de las tendencias de la filatelia mundial.    Para conocer las inquietudes del gobierno central -o de los altos interéses nacionales- sería bueno contar con la presencia de un miembro de la Cancillería nacional.

         Por supuesto, consensuar opiniones e intereses tan diversos no es tarea fácil, pero del franco intercambio de pareceres puede surgir un tentativo programa que satisfaga inquietudes nacionales y filatélicas. Este tipo de cónclave no es preciso que se realice con frecuencia; bastaría una reunión anual para que la Administración Postal obtenga Informaciones de diversos sectores.

         En todos los casos, la palabra final la dirá el Dpto. Filatélico del Correo, el que, en conocimiento de los reclamos nacionales e internacionales -y de acuerdo con la Política de Emisiones- será el último responsable del buen empleo de las propuestas recibidas.

         El buen Programa debe interpretar, en consecuencia, las señales que emiten no sólo las ventanillas franqueatorias, sino las que provienen de las tendencias del mercado y de los intereses propios. Debe abarcar en lo posible, un amplio espectro de motivos. La repetición, en un año calendario, de un determinado tema, denota falta de imaginación, ignorancia, pobreza, incultura. Un calendario que ofrezca interesante gama de propuestas temáticas ubica al país emisor en un plano de superioridad cultural y enriquece a la filatelia, al filatelista y al país emisor.

 

         CASOS ESPECIALES

 

         Hay situaciones en las que, cuando la premura lo requiere, un programa establecido y aprobado puede alterarse. Por experiencia, sin embargo, las emisiones fuera de programa no suelen ser del agrado del público y menos aún del coleccionista quien ve, en esas añadiduras de última hora, una falta de respeto y de proyección programática. En esos casos de urgencia, la flexibilidad y el sentido de oportunidad pueden inclinar la balanza. Por ejemplo, una inesperada cumbre de Jefes de Estado merece, por su importancia un sello postal; la victoria de un atleta o de un equipo deportivo que compitió en justas mundiales, puede hacerse acreedor de la distinción de una serie de estampillas. Los mismos ejemplos valen para homenajear a científicos o artistas galardonados con importantes premios internacionales. Son casos especiales de los que, por eso mismo, no se debe abusar. No es prudente emitir sellos con imágenes de personas vivas. Recordar que, en ningún caso, las frecuentes improvisaciones suelen ser amigas de un programa coherente y respetable.

         Finalmente, debemos apostar a que los sellos postales conformen, a la larga, una galería de arte en miniatura, una pinacoteca portátil donde el público disfrute observando los logros sociales, artísticos, científicos, deportivos, así como de los avances tecnológicos o de exaltación y preservación de la naturaleza.

 

         DISEÑO DE LOS SELLOS

 

         Es tal vez uno de los más difíciles asuntos que se debaten en el ámbito del Dpto. Filatélico, pues son tantas las cuestiones y problemas que se presentan, que una buena jornada de trabajo resulta insuficiente, más aún en un medio donde, muchas veces, por ajenos intereses y razones culturales, las ideas no siempre se compatibilizan y donde los recursos humanos, artísticos y técnicos son escasos.

         De acuerdo con el moderno concepto de la filatelia, cada sello debe ser pequeña muestra que despierte la atención, que la belleza de su viñeta atrape el interés del que lo ve: que lo induzca a volverlo a ver. Esto puede resultar una pretensión muy idealista, pero así comienzan las cosas: por el gusto.

         El sello en sí, al ser una expresión gráfica que persigue fines estéticos, es una obra de arte que será observada por miles de personas cuya capacidad crítica no debe subestimarse. (Es frecuente oír entre los filatelistas expresiones tales como: sí, colecciono tal país. Sus sellos son maravillosos). El sello, al ser un producto creado en un determinado país, refleja, necesariamente, así sea por ósmosis, un momento social, histórico, cultural, pues nadie puede sustraerse de su circunstancia. De ahí la grande responsabilidad de los que deciden los temas o motivos que ilustrarán las emisiones. Y de ahí, también, el particular interés que asumen los Estados modernos ante este medio de promoción y propaganda que irradia mensajes a todo el mundo de la manera más económica posible. El buen criterio debe primar sobre cualquier otro interés, pues el público -y en particular el coleccionista- y el futuro, serán los jueces implacables y lo hecho no se puede ignorar ni borrar.

 

         DEL ARTISTA CREADOR

 

         Sin limitar la imaginación del creador de la viñeta de un sello, el artista habrá de considerar que su trabajo debe adaptarse a las exigencias postales: es decir, cuestionar hasta donde se puede reducir la obra sin menoscabar su expresión original; analizar dónde la macro - imagen de un diseño puede contraerse a micro-imagen sin que sus valores intrínsecos sufran detrimento. Este es un conflicto que lo puede resolver únicamente el artista, pues nadie como él sufre la situación de tensión que se produce en su espíritu creativo cuando debe adaptarse a un medio expresivo muy estrecho. En este punto conviene recordar que el arte por encargo no funciona: frecuentemente, al presionársele al artista con determinadas sugerencias, su trabajo resulta un híbrido que no entusiasma y que pasa a engrosar la fila de sellos indeseables.

         Con otras palabras, se pretende que el artista invitado realice su trabajo sin censura previa, pero advertido de que no olvide que su obra deberá ajustarse a las limitaciones técnicas de un sello postal.

         En esta fase de la creación de un sello, debemos considerar que el trabajo aceptado debe reproducirse miles de veces -y, probablemente, en tandas diferentes- y que para ello se recurrirá a técnicas de impresión no siempre acordes con las exigencias del diseño. Mencionamos sólo dos puntos por entenderlos capitales: la obra en sí y su reproducción. Bástenos decir que, de acuerdo con la experiencia de otras Administraciones Postales, el logro de un buen sello postal depende, finalmente, del concurso de un grupo de trabajo humano altamente calificado. Artista, y recreadores.

 

         NOTA AL MARGEN

 

         Es un principio elemental respetar los derechos del autor o de la propiedad intelectual. En todos los casos conviene pedir la venia del artista para utilizar su obra -trátese de una pintura, una fotografía, un dibujo, etc.- Tratándose de una obra de arte el nombre del autor debe figurar en el sello. Esta sugerencia vale también cuando se desee emplear símbolo de entidades deportivas, sociales, culturales, de beneficencia, etc. Una autorización escrita puede salvar a la Administración Postal de situaciones desagradables.

         Muchos correos, al aparecer nuevas emisiones, publican Boletines Informativos donde se describen aspectos técnicos de los sellos y se agregan datos del autor del diseño o del artista cuyas obras se reproducen. Los datos técnicos consignados y el brevísimo curriculum del artista, suman seriedad al trabajo que realiza el Dpto. Filatélico y ayudan a divulgar y promocionar los valores artísticos nacionales.

 

         SOBRECARGAS Y RESELLOS

 

         Para la filatelia, las sobreimpresiones, los timbres sobrecargados o resellados son nuevos sellos, pues al aplicárseles nuevos valores faciales o dárseles otros a la viñeta original, éstos pierden su valor o motivo primigenio para adquirir el nuevo valor o motivo aplicado.

         Estos valores sobrecargados o resellados se registran en cualquier catálogo como nuevas expresiones filatélicas.

 

         SOBRECARGAS

 

         Se las admiten cuando se experimenta un cambio o una brusca devaluación del signo monetario y exista una considerable existencia de estampillas en depósito; cuando la urgencia por satisfacer demandas de nuevas tarifas postales requieran su revalorización.

 

         SOBRETASAS BENÉFICAS

 

         Se las aplican generalmente con fines humanitarios o benéficos. Es un plus que se cobra al usufructuario del servicio postal por sobre el valor normal del franqueo. Pueden ser beneficiarios de estas sobretasas instituciones como: la Cruz Roja, el Patronato de Leprosos, el Consejo de Emergencia Nacional, las Exposiciones Filatélicas nacionales o internacionales que se realicen en el país, etc.

 

         RESELLOS

 

         Así como la sobrecarga anula el valor facial original, el resello implica darle otro motivo o idea a la ilustración anterior.

         Ninguna de las modalidades citadas son recomendables pero, ocasionalmente, se las admiten. Su abuso pone en tela de juicio la correcta programación de emisiones y crea recelos en el filatelista, quien ve, en estas improvisaciones, un fértil caldo de cultivo para indeseables confusiones y, frecuentemente, falsificaciones.

 

 

 

 

         DIVULGACIÓN FILATÉLICA

 

         La cuestión de la divulgación filatélica es motivo de preocupación de los comerciantes, de las sociedades filatélicas y de las Administraciones Postales. Todos, por igual, pero por diversos intereses, desean que esta afición se extienda, que adquiera más adeptos.

         Al correo le interesa porque vende más papelillos a cambio de un servicio que no presta; a los comerciantes, porque es su negocio y lucran; a las sociedades filatélicas, porque uno de sus fines es la promoción del pasatiempo que practican sus socios. Compete a todos, por igual, sumar esfuerzos y trabajar en armonía. Este fenómeno se observa principalmente en las grandes exposiciones mundiales, donde es fácil palpar la importancia que prestan a estos eventos los correos y los comerciantes filatélicos. Sin esos apoyos financieros, técnicos, publicitarios, que reciben las sociedades filatélicas, las competencias internacionales serían imposibles de realizarse.

 

 

 

         LA PRENSA

 

         No sabemos por qué motivos la prensa -en su amplio sentido- dedica tan mínimo espacio a los aconteceres filatélicos. Nos causa la impresión que consideran que ellos no merecen atención, que no hay lectores interesados en el tema. Estamos seguros, sin embargo, que las noticias filatélicas pueden tener tanta importancia como cualquier otra información.

         Nos preguntamos: ¿no será cuestión de hacer un buen trabajo de relaciones públicas en los medios informativos? Tal vez no baste el simple envío de una gacetilla o de una invitación a un acto de presentación de un sello.

 

         LAS EXPOSICIONES

 

         Sin dudas, las muestras o exposiciones filatélicas constituyen los medios más adecuados y eficaces para promocionar la venta de los sellos o la afición a este pasatiempo. De otro modo no se justificarían las cuantiosas erogaciones que se hacen a nivel mundial para promocionar y realizar estos eventos. En general, las Administraciones Postales prestan más apoyo logístico que la apertura de una cuenta bancaria. Su colaboración suele consistir en:

         a) Emisión de sellos alusivos a la exposición, con una sobretasa sobre el valor facial para beneficio de la misma. En este caso, de acuerdo con la recomendación de la F.I.P (Federación Internacional de Filatelia) la sobretasa no debe superar el 50 % del valor facial so pena de considerársele como emisión nociva;

         b) Emisión de un sello postal alusivo, sin el plus;

         c) Confección de matasellos especiales;

         d) Confección de sobres o tarjetas especiales;

         e) Liberación del franqueo para la correspondencia oficial de la organización (cartas, folletos, libros, afiches, etc.)

         f) Poner a disposición de la organización uno o varios premios;

         g) Ofrecer salones del ente postal para la realización de conferencias, coloquios, muestras, etc.;

         h) Responder económicamente por el pasaje y la estadía -dos o tres días- de jurados internacionales. Tal vez sea esta una de las pocas erogaciones que deba realizar la Administración Postal.

 

         PRENSA FILATÉLICA - BOLETINES INFORMATIVOS

 

         La manera más económica y fácil de divulgar filatelia es a través de la prensa. Los filatelistas desean tener información rápida y veraz sobre las novedades. Es muy importante para el coleccionista disponer de datos sobre la fecha de emisión, matasellos especiales, tirada, temas, tipos de papel empleado, autor del tema: si es un dibujante, un fotógrafo o un artista; dentado, si se imprimieron hojas recordatorias, imprenta donde se realiza el trabajo y, finalmente por qué se emitió ese tema. Muchas administraciones envían incluso los sellos nuevos -pero pre cancelados con una línea- para mejor apreciación de los mismos.

         La confección de tarjetas postales especiales, cuando el tema es propicio, así como la de sobres primer día de circulación, suele agradar a los filatelistas y a los que no lo son. Pero, por sobre todas las cosas, trasmite una imagen positiva de la Administración Postal.

 

         CONFERENCIAS, COLOQUIOS

 

         La realización de conferencias o coloquios donde se puedan debatir temas filatélicos enriquecen a todos; a los funcionarios de la administración y al público asistente. El público asistente puede estar constituido por representantes de diversos ámbitos sociales: políticos, económicos, artísticos, deportivos, etc. De esos debates, probable que emerjan ideas aprovechables por el Dpto. Filatélico. Las reuniones podrán ser realizadas bimestralmente.

 

         SOBRES PRIMER DÍA

 

         Muchas administraciones acostumbran confeccionar un sobre especial con motivo de la puesta en circulación de una nueva serie o sello postal. Su valor filatélico es relativo aunque no deja de realzar el acto de presentación de la estampilla y se lo atesora como recuerdo. Más que para consumados filatelistas es un atractivo para los novicios.

 

         ENTEROS POSTALES

 

         Es otra forma de divulgar filatelia. Consiste en la confección de tarjetas postales donde ya viene impreso el sello. El adquirente puede usarlas para enviar mensajes dentro del territorio nacional o internacional. La tasa apagar debe ser la mínima de la más cara que se paga para el servicio aéreo exterior de una carta de veinte gramos o menos.

 

         SELLOS CARNET

 

         También llamados sellos clip. Consiste en pequeñas libretas contenedoras de sellos de diversos valores. El usuario puede adquirirlas en el correo o en los supermercados. En los países donde se cultiva la comunicación epistolar tienen éxito.

 

         MATASELLOS

 

         Los matasellos o marcas obliterantes son objeto de estudio y colección que asumen el nombre de Marcofilia. Son casi tan importantes -y a veces más- que el propio sello postal. Sin historiar sus orígenes y usos, distinguiremos dos grupos que cumplen iguales y diferentes funciones.

         1.- De uso corriente o normal es el que se utiliza en ventanillas para anular el valor franqueatorio del sello. Generalmente, se trata de un sello fechador, aunque los hay mudos, es decir, simples líneas o marcas sin ninguna referencia.

 

         MATASELLOS ESPECIALES

 

         a) De Primer Día de emisión: es aquel que se aplica el primer día de circulación de un nuevo sello o serie postal. Su diseño alude al motivo del sello emitido.

         b) Conmemorativo: Es un recurso que utiliza el Correo para celebrar algún acontecimiento de urgencia o que a su juicio no merezca el homenaje de un sello postal. Es aplicado en toda correspondencia que entra o sale del país durante tres o seis días consecutivos. Los matasellos especiales, para la filatelia temática, son elementos de valor.

         Todos los matasellos, por tratarse marcas oficiales, tienen fuerza cancelatoria y deben estar autorizados por la Administración Postal.

 

         HOJITAS RECORDATORIAS (BLOQUES)

 

         Son hojitas que no suelen sobrepasar los ocho por diez centímetros que contienen uno o dos sellos, con o sin dentado, completadas con otros diseños, que se emiten junto con la serie del mismo tema. Tienen fuerza cancelatoria y más valor propagandístico o souvenir. Es aconsejable usarlo moderadamente y cuando el tema sea apropiado.

 

         CONCURSO DE DISEÑOS

 

         Los llamados a concurso de diseños, sobre todo a nivel juvenil, suelen resultar altamente gratificantes por la cantidad de diseños que se presentan y la manera de enfocar el tema sugerido que tienen los concursantes. Esta es otra de las formas positivas para divulgar la afición a la filatelia, sobre todo entre los jóvenes.

 

         MUSEO POSTAL

 

         La habilitación de un museo postal que responda a la verdad histórica, provisto de ordenado archivo, catálogos, matrices, pruebas de imprentas, fotografías, colección de estampillas y matasellos, no sólo es interesante para el observador común sino fuente de valiosa información para el filatelista. Nos apena ver que muchas veces el estudioso de los sellos paraguayos debe recurrir a fuentes de información del extranjero.

 

         EL DPTO. FILATÉLICO

 

         Para concluir, debemos reconocer que no bastan las buenas intenciones. Se hace necesaria, además la vigencia de un organigrama diseñado de acuerdo con las necesidades del Dpto. Filatélico, tal vez la más importante oficina de la Administración Postal, por ser ella la imagen pública del correo. Su directa relación y dependencia de la Dirección General, es inevitable.

         El éxito final se logrará cuando exista real interés en asunto.

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
FILATELIA
FILATELIA DEL PARAGUAY / PARAGUAYAN PHILATELY

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
LITERATURA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA REPUBLICA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYO
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANICASA DEL LA INDEPENDENCIAHISTORIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA