PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
GLADYS D. DÁVALOS G.


  UN SUEÑO EN EL CIELO - Por GLADYS D. DÁVALOS D.


UN SUEÑO EN EL CIELO - Por GLADYS D. DÁVALOS D.

GLADYS D. DÁVALOS D.

Nació en Asunción, Paraguay.

Lic. en Periodismo. Facultad de Filosofia, UNA. Fue integrante del plantel de trabajo del Diario La Tribuna.

Master y Trainer en PNL.

Es miembro del Club del Libro N° 1, de Escritoras Paraguayas Asociadas (EPA) y de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP-PY).

Publicaciones

El Golpe de 1989 – Una historia en mis recuerdos

(2009). Segunda edición (2015). Éramos cinco, en coautoría (2014). La magia de los búhos (2014).

Cenizas y sombras (2018).

 

 

 

 

 

UN SUEÑO EN EL CIELO

 

Por GLADYS D. DÁVALOS D.


Chantilly...! Algún helado, o quizás... merengue bien azucarado?  Un muñeco de nieve perdido, buscando su espacio.    Ahhh... cientos de palomas, algunas blancas y otras grisáceas.    Ja... ja... ja... qué cantidad de pororó, todos saltiteando...

¡Oooh! de pronto se esfumaron… y aparecieron unas olas bien altas; en sus transparencias pude ver un luminoso arco iris, en cuya parte superior resplandecían enormes gotas, diamantes que se disipaban formando neblinas. Son recuerdos… que de pronto invadieron mi mente, sucedió cuando yo estaba arriba, en el cielo, sin embargo, no podía palparlos.

Cuando iba a subir por primera vez a un avión me sentía inmensamente feliz, pensaba traerle conmigo a mi padre para siempre. Yo tenía cinco años, viajábamos con mi madre y hermanos a la ciudad de México para visitar a una tía. También estaba contenta con el hermoso regalo de mi abuelita, una mochila que tenía impresa la imagen del conejo que mi papi me trajo de los Estados Unidos. Era mi juguete preferido, hecho de una suave tela de color fucsia, sus ojos parecían de verdad. Yo le amaba, porque representaba un tierno recuerdo de mi padre, y con él, hablaba sobre mi papi. También colgaba en mi brazo una carterita con el mismo diseño y estaba linda con mis championes, jean y mi remera de tono naranja, todos eran nuevos. Llegué a darme cuenta que me sentía como si fuera una reina.

Ya en el avión, me acomodé varias veces en el asiento, buscando la mejor postura para el encuentro con mi padre; también me arreglaba el pelo a cada instante, quería estar bella para ese gran momento. Me sentía demasiado emocionada, porque pensaba que iba a abrazarlo fuertemente y le imploraría que regresara con nosotros, para que la familia esté completa y así mitigar tanto dolor, causado por su ausencia.

Estaba tan impaciente que llegué a fastidiar a mi madre, repitiéndole a cada instante que ya quería estar en el cielo. Nadie percibía la ansiedad que se apoderó de mí. Y como fui regañada tantas veces quedé tiesa en mi lugar, observando la pista del aeropuerto, con la impaciencia instalada en mi ser. Cuando el avión empezó a despegar, nuevamente me puse a conversar y a reír. Era feliz. Me sorprendí al ver el tamaño de las casas, los autos, el de algunas personas y hasta los árboles, porque parecían juguetes en miniaturas.

—Miren las ovejitas —nos dijo, mi madre.

Admirada miré las nubes y pude apreciar que eran de diferentes tamaños y formas; también, parecían algodones, quizás chantilly sobre una deliciosa torta. Una nube gigante se veía redonda con una base oscura y pensé en un chesse cake. Eran tantas que con ellas llegué a crear un mundo de diferentes objetos y animalitos. De repente, apareció un hermoso unicornio blanco, que me recordó a mi profesora del segundo grado, cuando leyó en clase un cuento titulado “El Unicornio sabio”. Desde ese instante me encariñé con ese animal, porque era lindo y le pregunté a la profe, dónde vivía. Ella me respondió, que quizás no existan o existieron alguna vez, en un tiempo lejano y llegaron a extinguirse. Mientras recordaba esto, de repente, las nubes cambiaban de formas y aparecían otras figuras, tales, como un mar gigante con olas y peces, ovejitas, espumas de jabón, montañas repletas de nieve. Además, un conejo igual al mío, pero blanco y de algodón, un elefante con la trompa muy cortita, una jirafa sin manchas y miles de aves sin picos, y me sorprendían los rayos del sol tan luminosos, también parecía que había humo. Mi sorpresa fue enorme cuando percibí que estaba en el medio del cielo, pues debajo del avión veía infinitas nubes y también por encima, se veía como si existiese otro cielo con mucha luz y diferentes tonalidades.

Estábamos flotando en el aire, era lo más hermoso que había visto, y, yo… yo, estaba en el cielo… hasta parecía un sueño, tan cerca ya de mi padre. De repente, quise tocar las nubes, guardar un trozo para mí y llevar a colocar en la cunita de mi muñeca, para su almohada. Le dije a mi madre que abriera el vidrio de la ventanilla, ella me respondió que no se podía y me explicó el motivo. Fue en ese momento que me desesperé porque no sabía cómo mi padre iba a llegar hasta mí y atormentada, empecé a buscarle con ansias.

Me puse de pie, al instante mi madre me obligó a sentarme. Entonces grité con todas mis fuerzas y dije:

—¿Dónde está mi papi? Quiero verle, que venga ya, tiene que irse con nosotros. Mamita, ayúdame, vamos a buscarleeee. Por favor, mamiiiiiii…

Ella me abrazó fuertemente y mi hermano mayor me dijo:

—¿Será que podrías comprender que nunca más vamos a verle?

Sentí mi rostro mojado, percibí que eran las lágrimas de mi madre que bañaban mi piel y me puse a llorar con ella. La azafata me sirvió jugo y caramelos, mi mami le pidió agua. Ella me daba el jugo de a poquito, diciéndome:

—Vidita, todos sufrimos con la partida de tu padre, ya habíamos hablado en varias oportunidades de este tema. Tan solo puedo afirmarte una vez más, que él te amaba inmensamente, también a tu hermano y a tu pequeña hermanita. ¿Recordás nuestras conversaciones, y también cuando tu hermana estaba dentro mío y yo me veía gorda?

—Sí, mami, yo tocaba tu panza, le abrazaba a mi hermanita y le cantaba, también le decía que venga ya, para jugar conmigo, ja… ja… ja… Yo le guardé un vestidito que era mío porque ya no me quedaba y le compramos una cunita hermosa.

Mi madre me mantuvo en su regazo, a cada instante, acariciaba mi pelo y mis mejillas, yo me sentía triste. A mi derecha estaba un niño que conversaba con su padre, quedé mirándole, pensando en su alegría, él me regaló un chocolate; sin embargo, no sentí esa alegría singular, que solía originarme el hecho de recibir lo que tanto me agradaba saborear.

Sentía mi cuerpo debilitado, quería estar en casa, en mi cama, con mi conejo y todas mis barbies. Una profunda aflicción me agobiaba, la angustia me invadía y en medio de esa agonía he visto un rostro bastante borroso, quizás era el de mi padre, me sonreía, apenas pude ver sus dientes porque iba desapareciendo rápidamente.

Ya no lloraba, sin embargo, a ratos, mis lágrimas se deslizaban sin poder contenerlas, percibía algo raro en mi cabeza y cierto dolor en la garganta. También las nubes lloraban, gotas brillantes como hilos dorados se esparcían contra el vidrio de la ventanilla.

 

 

 

 

 

Fuente:

Enlace interno al espacio de

 MUJERES EN SU PROPIA COMPAÑÍA

Páginas 87 al 94

 (Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 

Para compra del libro debe contactar:

ARANDURÃ EDITORIAL

www.arandura.pyglobal.com

Asunción - Paraguay

Telefax: 595 - 21 - 214.295

e-mail: arandura@telesurf.com.py

 

 

Enlace al espacio de la ARANDURÃ EDITORIAL

en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
FILATELIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYA
REPUBLICA DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MÚSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011BILLETES DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA