PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
HERIB (padre) CAMPOS CERVERA


  LA RUTA DE MANORÁ - Poesía de HÉRIB CAMPOS CERVERA (PADRE)


LA RUTA DE MANORÁ - Poesía de HÉRIB CAMPOS CERVERA (PADRE)

LA RUTA DE MANORÁ

Poesía de HÉRIB CAMPOS CERVERA (PADRE)

 

Para mi hermana Andrea,

alma celeste que nos hace amar la vida.

Ella es un espíritu hermoso

y atrayente que ejecuta músicas divinas

llorando con Beethoven sus sonatas;

ella es una digna hermana de poeta,

sabe como amo y la he amado a Mi Marquesa

y sentiría la belleza de mis versos tristes que

evocan pasajes de nuestra infancia

cuando nuestros padres vivían soñando el ideal.

 

“El amor es inmortal y no se ama con el corazón,

sino una sola vez en la vida"

 (Hérib Campos Cervera).

 

"El amor es sublime o no existe.

Cuando existe, existe para siempre y no deja de crecer"

(Stendhal).

 

"Así como el hombre fecunda el cuerpo de la mujer en el amor,

la mujer fecunda el espíritu del hombre en la voluptuosidad"

(E. Gómez Carrillo).

 

I

Era yo niño

Mi padre aún vivía...

¡Era un sabio de luminosa inteligencia!

Le gustaba encenderme el pensamiento

Y me hacía poeta sin saberlo.

En las noches de luna

tendido en la gramilla de la huerta

elevaba sus cálculos al cielo...

¡Me hablaba de misterios que yo desconocía!

Las luciérnagas errantes de la noche

esos bólidos verdes del espacio

que buscan los tizones encendidos,

hacían excursiones luminosas

Divinizando a Dios que los creara

Para encanto del mundo.

Mi Padre nos decía:

no mates a los tucos

 que si los matas hoy,

mañana no vendrán a visitarnos.

 

II

La plácida bondad risueña y pura

a mi padre le daba gentilezas

de trovador antiguo.

Y el aura de su luz

Esa fiebre que nutre

En ebullición de las ideas

y las despide aladas

como chispas salidas

del claro pedernal.

Corría de su pupila cerebrosa

a mi almita pequeña de poeta

para salir después iluminada

como esos tucutucos de la noche.

 

III

¡Bien lo recuerdo!...

El arte no se borra

de las almas que plácidas sintieron...

aquellas lunas pálidas,

aquellas melancolías silenciosas,

aquellas luciérnagas perdidas,

aquella ruta Manorá desierta,

aquella ruta...

¡Jamás la olvidaré!

¡Bien lo recuerdo!...

Era una ruta de misterio,

un camino muy largo,

una calleja maldecida

de sangre matizada.

La ruta...

Bien lo recuerdo...

esa ruta que llaman Manorá,

quiere decir en indio:

camino de la muerte.

Yo no sé qué grave cementerio

se le puede igualar.

Es una linde de amarillo

salpicadas de arcillas cardenosas,

una ruta que secreta cardenillo

que las lluvias jaspean

como pupilas verdes de serpientes.

Ansiosas de picar;

una ruta de ondulaciones pegajosas

que rompe las carretas

y desmanca caballos.

Una ruta de soledades criminosas

que da entrada,

que da salida

a las campiñas interiores.

 

IV

¡Bien lo recuerdo...!

¡Nunca yo lo olvido!

Porque tiene hasta hoy

los faroles prendidos

de multitud de cruces.

La ruta de Manorá

camino de la muerte,

cueva de los murciélagos nocturnos

que la cruzan chirriando,

esa linde de amarillo

que las lluvias jaspean

y desmanca caballos,

ese cementerio maldecido

de sangre matizado

de crímenes testigo,

¡La ruta de Manorá

me llama siempre,

me llama como un eco,

como un doble que gime

despidiendo a los muertos!

¡Oh ruta Manorá!

Tú me recuerdas

pasajes de infancia,

cuando mi padre

aquel sabio de luminosa inteligencia

le gustaba encenderme el pensamiento

y me hacía poeta sin saberlo.

 

V

En ruta callada

las aves agoreras

cantan sus dolorosas sensaciones.

¡Quién sabe qué nos cantan,

qué nos traen,

de las almas en pena!

Muchas veces herido de recuerdos,

no voy al cementerio;

la ruta Manorá

camino de la muerte

que da salida,

que da entrada,

a las campiñas interiores,

aquella ruta

que secreta cardenillo,

aquella ondulación de lomas arcillosas,

aquella linde pálida

donde cantan las aves agoreras

salmodias de tristeza,

aquella ruta Manorá...

¡Jamás la olvidaré!

 

VI

En esa ruta cardenillo

una noche de negras tempestades

en que el cielo tronaba,

iba lento mi padre

iba pensando...

¡en los hondos secretos de la vida!

Una descarga seca

se oyó en monte de la vaga ruta,

y el sabio herido por la espalda

en ese camino de la muerte

que llaman Manorá,

dejó su sangre...

¡Y todos sus ensueños infinitos!

¡Oh, qué noche!

en la angustia suprema

había visto en sus últimos instantes

a sus niños queridos,

la sangre que corría

le llevaba la vida,

mas el mal herido

En medio de la charca

sus postreros dolores no sentía

y concentraba todos sus quebrantos

en sus pequeños hijos que dormían.

¡Oh, qué noche!

¡En sueños yo la veo,

y me despierto tétrico llorando!

 

VII

¡Oh, ruta Manorá.

Fatal camino,

horrible calavera de la muerte,

lúgubre linde de poras y fantasmas

que se pasan a ver desde las cruces!

 

Nocturno cementerio de la muerte,

calleja de faroles encendidos

por almas que han sufrido

por las almas en pena,

¡Oh, yo no te dejo

de noche sobre todo

cuando mis penas andan sollozando

y lloran en silencio.

Urutau, Urutau, que gimes

solo tú, solo tú doblas conmigo

tu canto funeral.

Tú miras a la luna sollozando

con los ojos abiertos a la noche

tu pupila es humana.

¡Es grande de llorar!

En esa ruta

que desmanca caballos

y rompe carretas,

te lamentas herida

¡de muchos desengaños!

Tú eres un ave dolorosa

que sufre eternamente,

¡eres el campanario que solloza!

en el antro más negro de la noche!

 

VIII

Tú buscas soledades

y sitios maldecidos

de sangre matizados,

¡tú doblas con tu canto

el doble de los muertos!

Urutau que gimes,

vengo a llorar contigo

y a ver si en misterio

el alma de mi padren

no me da como antaño

la luz de su cerebro

cuando niño de cerca le seguía

¡y me hacía poeta sin saberlo!

 

IX

¡Oh, ruta Manorá

camino de la muerte,

camino del dolor,

mudo testigo

de crímenes pasados!

¡Vengo también aquí

por otras cosas!

Yo he tenido una novia.

Una novia con malos pensamientos.

Una mujer que sufre,

¡mas todos sus dolores

ya no fueron por mí!

Por eso te visito

de noche sobre todo

en que bullen las velas amarillas

junto a cruces añosas de madera

tristes como las almas olvidadas.

Allí, donde asesinaron a mi padre,

allí, donde se suicidaron los enfermos.

allí, donde se sufre

como en la noche de recuerdos

del pobre enamorado

que desvela su vida

para olvidar aquello que no olvida,

¡y siempre lo recuerda!

Allí, fatal camino

a veces te visito por la noche

para pensar en Ella,

para pedir al vago caminante

una noticia de mi novia.

Creo que como a esos pálidos mendigos

que allí pide limosna y se la dan,

que allí las rondadoras almas

de los asesinados en la noche

algún rumor lejano

de ella me traerán;

creo, que allí en la ruta, no se miente

¡como ella me mintió!

Creo que en ese cementerio de la muerte,

¡me volverá su amor!

 

X

Las luciérnagas que vi en la infancia

en las gramillas acostado

en las eras felices del pasado,

rondan por esa ruta

¿Serán las misteriosas que salvó a mi padre

en mi niñez florida?

¡Oh! Si fueran ellas...

tal vez se pararían

como antaño lo hacían

girando en espirales luminosas

en torno a los tizones encendidos,

si fueran ellas

algún recuerdo dulce portarían

de la que fue mi novia.

 

La ruta Manorá

que el indio dice:

"aquí para morir".

En ese camino de la muerte

que da salida

que da entrada

a las campiñas interiores.

¡No se puede mentir!

Allí te espero...

¡Solo como las almas tristes!

¡Como las ceras amarillas

de los faroles encendidos!

Allí, si tú no vienes

Donde el indio nos dice: “Manorá”

Allí también… ¡si tanto me olvidaste!

¡Allí me moriré!

 

2 de julio de 1.912.

 

 

ENLACE INTERNO AL DOCUMENTO FUENTE

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

HÉRIB CAMPOS CERVERA (p.) - NOVECENTISTA OLVIDADO

PROSA Y POESIA

LUIS MARÍA MARTÍNEZ (COMPILADOR)

ASESORES INVESTIGATIVOS: NABEL FELIPE ESTRUC y RAÚL AMARAL

CRITERIO EDICIONES

Asunción – Paraguay, 2006 (292 páginas)

 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIALA GUERRA DEL CHACOLITERATURA PARAGUAYA
MÚSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011IDIOMA GUARANIMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA