PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
JORGE CANESE


  AÑARAKÔPEGUARÉ - PAPELES DE LUCY-FER 1992-2014 - JORGE CANESE / JORGE KANESE


AÑARAKÔPEGUARÉ - PAPELES DE LUCY-FER 1992-2014 - JORGE CANESE / JORGE KANESE

AÑARAKÔPEGUARÉ

PAPELES DE LUCY-FER

Jorge Canese / Jorge Kanese

1992 / 2014






A los Dioses Fugaces del Week-End

a Don Julio Cortázar, Gran Kronopio

y a Mamy Mayans, compañera de viaje(s)






DIGAMOS PRÓLOGO


Cuando terminé los originales pre-definitivos de este texto “ynfernal”, tuve el arranque (o la tentación) de establecer una ronda abierta de opiniones sobre el mismo. De doble filo. O con la idea de sacar provecho en dos cosas. UNA: a fin de escuchar otras voces –calificadas-, que me dieran luces, ajenas al toque narcisístico que uno padece con todas sus obras, que me ayudaran a sentar las bases finales de corrección. Y DOS: para sentir un anticipo del impacto que pudiera tener el libro, al salir del solo circuito interior de mi mundillo creativo. Bastante loco por cierto.

Era la primera vez que lo hacía. Nunca había “consultado con nadie”, antes de establecer definitivamente un texto. De modo que encaré el meollo con timidez. Engañosa cualidad, que también me califica. Fui a lo seguro y cercano. Mi mujer –Mamy Mayans- psicóloga y maestra, a quién va dedicado el libro; y musa inspiradora principal de este universo. Mi entrañable amigo Hugo Duarte, además editor de varias de mis “locuras” anteriores y evidente inspirador de muchas facetas del engendro. También a Ina Santander, profesora de literatura y correctora de otros originales míos anteriores y finalmente (ijykepe), aprovechando la ocasión, a mi lejano amigo Jean Andreu, gran paraguayólogo y profesor de literatura hispanoamericana en Toulousse, que (¡oh casualidades!) se hallaba hospedado en mi casa de Asunción, siguiendo sus investigaciones sobre este país desgraciado.

En fin. Las mujeres leyeron, “pusieron” caras, corrigieron gramática y sintaxis, pero no se arriesgaron mucho. Prudencia y discreción femeninas. ¿Pudor?

Jean, aún sin leer todo el texto discutió conmigo muchos aspectos del libro. Personajes. Estilo. Pequeños secretos y detalles del oficio de escribir. Me ayudó a definir su género como MIX, ya que no pudo (buscó bastante) encontrar argumentos valederos que pudieran incluir a PAPELES DE LUCY-FER en alguno de los géneros tradicionales. Mezcla, en partes más o menos iguales, de narrativa (ensayo y ficción) y poesía. O po’ësía. Después de saltar de vuelta el océano, en una carta me escribe: Más adelante hablaremos de este tu texto extraño (y sin embargo tan tuyo), demoledor, estridente, con algunos resquicios de ironía y de ternura. Hojeándolo una vez pasada, de repente me vino a la memoria unos versos de Neruda en el Canto General que me parecieron adecuarse totalmente a tu enfoque personal: “Hundí la mano turbulenta y dulce / En lo más genital de lo terrestre”. ¿Qué te parece?

El más concienzudo (¡exagerado!) fue Hugo. Sus comentarios lo delatan. Marcó el texto de arriba abajo. Con birome. Con marcador fosforescente. Con llamaditas al margen. Derecho e incluso izquierdo. Hizo fichas. Resúmenes temáticos. Etc. Etc. Llenó unas cuantas carillas a mano resumiendo sus opiniones. Y aún, no contento con todo ello, se tomó el trabajo de releer (ha’eva el susodicho) todos mis libros anteriores y hacer un comentario “secuenciado” y crítico serio. Ja’e ichupé. De todo eso extracté lo que me pareció más ajustado.

Jorge sabe desde el pñrincipio, que algunos de nosotros, como él, solamente servimos para llegar tarde. Para no tener más que la incomprensión de quienes, en realidad, nada comprenden. La patria, el amor, los demonios y este mundo, todo en este país de mierda, son los marcos que adornan la visión de Kanese en su cotidiana vigilia.

La muerte, sentada en un rincón, era una pariente más. En nombre de la Orden Superior hemos visto desgranarse las vidas de los santos y terrenos que osaron enfrentar la dictadura. Jorge cree en la verdad, la justicia, la historia tramposa de nuestra patria. Jorge ve a los desheredados de nuestra sociedad y sabe que ya no podrá salvarlos. Hemos llegado tarde. En su devenir probó darse a proteger a los hombres y al final éstos fueron como todos: perdidos e intolerantes. Entonces se dirá que cuando muera, dejará a la sociedad más sola que él mismo.

La primavera existió en sus palabras, pero octubre se le comió sin masticarla, y sintió entonces en su carne, la mentira hipócrita, la historia. Encontró  a Dios llorando penas de amor, como él, y se dio cuenta de que eran nada más que momentos que se deshacían en el viento. Buscó entonces el amor total, pero en cambio sólo pudo ver los amores fugitivos que le hicieron rebuscar algún sistema que pudiera retenerlos. Y llegó –no obstante- a sentirse enamorado, enamorado de siempre, enamorado como hasta hoy, de lo imposible.

Pero a pesar del imposible, alimentó sus esperanzas de tener alguna vez a sus amores para él, en algún silencio. Y se escondió entonces en el desierto y revisó a Dios, a los humanos, a los días y a las noches. Vió el miedo de los hombres frente a cada uniforme prepotente. Hasta el miedo a cualquier cosa. Y sintió que lo perdió todo. La tierra, la vida, la esperanza. Y vió a los muertos. Entonces se encerró en su isla. Desde allí podría ver las realidades. Y pudo, a pesar de todo, encontrar la salida, el camino hacia la Atalaya que le brinda su sistema, escogido sin dudarlo, para entonces poder sobrevivir a la antropofagia de las cotidianas realidades.

Desde su isla, Kanese empieza a deshojar la realidad contemporánea, ya de afuera. Nos plantea a Dios como incapaz de maniobrar las diabólicas realiades que concierta, como Gran Maestra Luci-fer. Su preocupación, aunque dice él que no le preocupa, es el total deterioro del mundo y sus valores. Todo en él es desenmascarar la falsa imagen de realidad que nos vende esta sociedad prostituída y empadrinada por los falsos profetas y los dominadores del sistema. Es entonces cuando confirma su relación con Lucy-fer. Cuando ya no hay diferencia entre el bien y el mal, y la culpa ha pasado a ser nada más que un refregado lamento de algunos pocos infelices. Es así como la amiga-hermana Lucy-fer invade las naves del mundo, dominando velas y timones, imponiendo los valores –antes antivalores- que caracterizan este nuevo despertar que nos imponen.

Muchas veces la gente tiende a pensar que la obra de Kanese es nada más que un juego de palabras, matizado con las lúdicas formas que le proporcionan el Yopará y el imaginativo manejo de los mensajes subterráneos que proporcionan los paréntesis, los interrogantes y las repeticiones sistemáticas. No se puede negar tampoco que con la forma utilizada, a través del lenguaje, Kanese hace que nos preguntemos por qué abre tantos frentes, complicando la posibilidad del fácil entendimiento. Pero ello es justamente lo especial y característico de su obra. Bien podría él cantarnos fáciles canciones de cuna sin siquiera recurrir al intelecto; pero es justamente su estilo el que nos permite ver las cosas que todos sabemos, de una manera diferente, que intenta promover el cuestionamiento de cada ser humano que se enfrenta a sus palabras.

Cuando uno asiste al enfrentamiento que producen la obra y el estilo de Kanese, tiende muchas veces a rechazar esas palabras, porque hieren a nuestra realidad convencional, asumida por nosotros como simples representantes de un presente plagado de injusticias, falaces conveniencias y tristes desencantos. Y cuando Kanese se propone concentrar sus ansias en un libro, sigue haciendo lo que siempre hizo, cargar de adjetivos y esperanzas a cada página de la obra. Lucha a muerte entre la total desesperanza y la esperanza misma; y aunque cueste creerlo, pide paz, termina siempre pidiendo paz. Nada más (¿nada menos?) que un país como la gente.

En este libro, su trabajo denuncia las pobrezas que caracterizan a nuestro “Ser Paraguayo”. Kanese hace referencia a la Guerra del 70, que es el punto de partida para desarrollar toda su filosofía sobre la realidad sociopolítica de nuestro país. Pero Kanese no se conforma con eso. Describe la dictadura estronista al compás de las simpáticas características del paraguayo y de sus más destacadas inaptitudes. Nadie quedará en pié. Pero no se limita al paraguayo. Revive su preocupación por el planeta, por la tierra, por las terribles realidades de la tortura, por el sinuoso camino del amor y el sexo. Cuando Kanese nos mete en su laberinto de concepciones, nosotros podríamos hasta comulgar con sus proposiciones. Hasta que nos damos cuenta que sus palabras cantan aquello que existe y que no queremos ver.

Pero hagamos un aparte. ¿Acaso nosotros permitimos que nos digan tan directamente tantas cosas en el cara? Nadie quiere asumir el canto procaz que Kanese utiliza para decirnos cuán profundamente deteriorados estamos. Cuán deteriorada está nuestra moral. Miramos incrédulos las hirientes sentencias de Kanese y pretendemos que éstas no existan, con solamente cerrar el libro; dejando –una vez más- en prisión y torturadas sus palabras, tan llenas de vergüenza.

Kanese, a veces verborrágico, a veces procaz, a veces impertinente, nos muestra en la cara, la triste vida que vivimos. Y nos delata como matadores de Dios y como endiosadores del diablo, al mostrarnos que ya no hay diferencia entre el bien y el mal para nosotros. Hoy, “cualquiera es un doctor” y cualquiera opositor; total, el premio que antes nos brindaba el sistema, que incluía prisión, tortura, exilio y tenaz persecución, ya no existe, gracias al bendito camino hacia la brillante democracia.

Como dice Kanese más de una vez: “antes nos jodían con la dictadura, ahora nos joden con la democracia. ¿Demos gracias?”. Como ven, Hugo se tematizó, se explayó largo y tendido. ¿Se inspiró? Al final de sus comentarios manuscritos tiene una Post-Data que redondea su lectura de PAPELES DE LUCY-FER: “Espero que lo expresado no hiera susceptibilidades, ya que el compromiso con LUCY en el punto 027 está pactado con anterioridad y da derecho a que cada diablito opine”.

Curiosamente, en su breve carta, mi amigo Jean se despide de manera coincidente: “Diabólicamente tuyo. Un fuerte abrazo”.


Jorge Kanese







ÍNDICE



Introito: HEMBRA HERMANA LUCI-FER

Capítulo 1:  AÑARAKOTIEMPOPEGUARÉ

Capítulo 2:  RELATO DE LA POCO CREÍBLE HISTORIA DE

                   CÓMO Y PORQUÉ (ENTRE OTRAS KOSAS)

                   EL MARISKAL LÓPEZ, LUCY-FER, KANESE Y YO

                   GANARON LA GUERRA DEL PARAGUAY

Capítulo 3:  MALENTENDIDO DEL KLÍTORIS GIGANTE

                   (PARAQUARIA)

Capítulo 4:  SE BENDE MAQUINARIA DEL YNFIERNO

Capítulo 5:  ENCOMIUM MIERDAE

                   (AMÉRIKA: UN ERROR GEOGRÁFICO)

Capítulo 6:  HAY KOSAS QUE NO SE PERDONAN/Q.E.P.D.

Capítulo 7:  PICHO DULCE (Resurrección de Lucy-fer)

Capítulo 8:  KOITUS INTERRUPTUS

                   UN VICIO BARATO COMO POCOS

Capítulo 9:  VIAJE A LAS ENTRAÑAS

Capítulo 10: CELEBRACIONES:

                    AMOR, RITUAL Y ANTROPOFAGIA

Capítulo 11: MARCHA ATRÁS

Anexo:          ÚLTIMO YNFIERNO AL FONDO A LA DERECHA

Post-data

          2014: MALIKALIXTA LUZ&FER

Vocabulario





HEMBRA HERMANA LUCY-FER


Lucy-fer, ELLA duerme. Los demonios también se cansan. Trabajan. Se agotan. Necesitan descanso. Se diría que parecen casi humanos en el fondo. La vida (si así podemos nombrar su existencia) no es fácil para los de abajo. Los más o menos serios, se entiende. En el fondo, también ELLOS/ELLAS SON SERES PÚBLICOS, COMO NOSOTROS. Padecen su rol. Y si no quieren aburrirse –la maldición corre más o menos igual para todos- deben cumplirlo a cabalidad. O hasta las últimas consecuencias; lo que en sus puestos acarrea (lógicamente) no pocas quemadas. Y que-maduras.

Los poetas –se sabe- tenemos el deber (o la maldita costumbre) de bajar periódicamente a LOS YNFIERNOS. No le pondré adjetivos. Es mera y pura obligación. Como el ginecólogo en sus menesteres o el turista por Disneyworld o por el Museo del Prado. Y las obligaciones se sobrellevan –en fin- con estoicismo, cierto desgano y a lo sumo alguna que otra pizca de dignidad. Hace tiempo que ando en ésas, de modo que el amigo lector podrá fácilmente imaginar a Kanese recorriendo las oficinas del Ynfierno como perico por su casa.

Hay que aclarar sin embargo, para los que no conocen el tema, que EL YNFIERNO también está clasificado. Tiene sus secciones, su ritmo, su burocracia. Pero no es eso. No es para hablarles de minucias que vuelvo a hacer uso de la palabra. El hecho (la maldición) es que los po’ëtas como Yo, están-estamos asignados a una sección o zona especial (no sabría muy bien cómo nombrarla, pues allá no es del todo igual que aquí), a cargo de nuestra vieja amiga y maestra Lucy-fer. Al margen: eso de que los diablos no tenían (tienen) sexo: puro cuento chino.

La cosa es que los pobres diablos (demonios: ángeles y arcángeles en desuso), se suponía que no escribían. Porque escribir es algo al pedo, y a ELLOS/ELLAS las cosas al pedo no les interesan. Esa es la novedad. En fin: Kanese, aburrido de tanto deambular (para ser sinceros, casi siempre bastante al pedo) por los Ynfiernos, en una de tantas (he-te-aquí-que) y por descuido de la susodicha encargada de la sección “Po’ëtas”, la Maestra Lucy-fer (tejiendo y chismorreando en la piecita de al lado con alguna otra mandona de allá abajo), y casi sin querer (¡lo juro!) mira-miro de chanfle el basurero (hay basureros en el averno) y se encuentra -¡oh sorpresa!- con ésto. Para qué seguir: PAPELES. PAPELES EN ABSOLUTO DESORDEN. Retazos despelotados. Chamuscados. Para ser sinceros; dudé. Al final –en un rapto- me hice con ellos; y no me pregunten cómo, conseguí sacarlos, traerlos aquí arriba.

Después hice lo que pude. Me escandalicé. Divagué. Merodeé. Pulí los textos. Aunque no entendí un carajo, procuré, hinché e insistí infinitamente, hasta que conseguí lo que por-lo-visto perseguía. O sea: más o menos. Los saqué de abajo, porque pensé que podían interesar a alguien. Al menos a los llamados LOKOS o tarados de aquí arriba. Por eso me las ingenié –kañyhape- (¡y lo que me costó!) para subirlos/extraerlos de la mansión de los AÑARANDUKUERA, y traté de ordenarlos como mejor pudiera. Después de mucho trajinar, creo sinceramente que aún empeoré las cosas. Pero, en fin (¡qué le vamos a hacer ya!) –me dije- las kosas en este mundo son y se hacen siempre así. Por raptos. Y a los apurones. Pero, a pesar de todo, no me arrepiento de mi gestión (¿proeza?), porque a mí –al menos- me gustan. Y me sirven. Ja’e chupé.

KANESE EN ¿DES?-CONCIERTO. Quede en claro pues de antemano, que detras de la elocuencia y contundencia de los textos, y de la ¿pretendida? reinserción de la supuesta sapiencia demoníaca en el mundo actual; EN RESUMEN: lo que estos PAPELES DE LUCY-FER aportan y que hasta ahora no sabíamos –mérito inobjetable de Kanese- son dos cosas fundamentales: 1) que los diablos, al igual que nosotros humanos, “padecen”, o sea tienen SEXO; ELLOS Y ELLAS, MACHO Y HEMBRA; y 2) que estos infelices también cultivan (siquiera mínimamente) la humana vanidad de la escritura.

ERGO: son parientes nuestros. Perdidos. Separados por un edicto injusto, arcaico. Hoy por hoy, es casi incomprensible (imperdonable diría Yo), que por más Dios que se crea y que se precie (hubo interdicciones, torturas y cárcel para demonios en casi todas las teogonías), evidentemente fue injusto que se arrogara el poder de mandar a estos pobres seres al fuego eterno; encima por la mera y solemne tontería de querer cuestionar los dictámenes celestes (caso Satán), o aún peor, por a-penas un poquito de coquetería (caso Lucy-fer).




Capítulo 1

AÑARAKOTIEMPOPEGUARÉ


001. Mensaje. Correligionarios: modestamente nuestras obras. Construimos casinos. Importamos las complicadas tecnologías del contrabando. Enseñamos la prostitución y la deshonestidad en las escuelas y en los kilombos. APLAUSOS. En lo político, hemos alcanzado nuestra tan ansiada meta que fue siempre la dictadura, fomentando aún si cabe, las torturas, la venalidad y el latrocinio colectivo. HURRAS. Por todo lo cuál, queremos agradecer una vez más a los lacayos, los obsecuentes, los peleles y corruptos de toda laya, los vendidos, los traidores, los confidentes, los intrigantes, los informantes, los vendepatrias, los adulones, y en fin a todos los leales y fieles funcionarios que de uno u otro modo han colaborado desinteresadamente o por unos pocos dólarespara que este país pueda fundirse definitivamente. PIIPUS. Más hurras. Prolongados aplausos.


002. Pequeñas porquerías. La fácil, lo rápido. No pensar es la consigna. Hacer política y sobre todo negocios. Administrar, gerenciar. Valor oro. Dólares. Platita fresca. Decadencia no es la palabreja que llene el hueco. Koi-tuus: tenemeteusis obstru/construléptika. Entre la castración y la eutanasia. El dolor  como límite precoz ¿del conocimiento? La falta de guerras suficientes. La disminución de las tasas de mortalidad. El infantilismo. Los antibióticos. GENERAL STROESSNER: vida y obras. TEMBELO/TEMBOLO. La lástima y el asco. Pasar coger pensar leer. ¿Vivir? Comer-coger-matar. ¿Horror?


003. Himno a las Juventudes Descarriadas. Borrador dedicado a los pichones de sátrapas (energúmenos en potencia) que algún día sabrán agradecer y pagar por estos pequeños servicios literarios. AÑAMENBY-partida. Los sagrados intereses de la patria. La baratija. El gran contrabando. Celosamente defendidos por un puñado selecto de patriotas, mercenarios de todos los colores y marcas que con encomiable esfuerzo hemos conseguido la PAZ, el ORDEN y el PROGRESO, las bombachitas de Clorinda, videos de Taiwan, preservativos de Los Angeles. Perfumes de oriente. Y hasta negra brasileñas. Y con ello hemos hecho de nuestro país, un oasis, un lugar frenético, fantástico para el turismo, para tanto kilombo de luces coloradas. Amén. Para que conste; y para que nadie olvide, el dulce olor que emana de esta querida y tierna podredumbre.


004. Pobres ñatos. PARA CURAR LA YETA Y EL CAIGÜETISMO. Pobres pendejos vagabundos. Aburridos. Patoteros hijos de puta y de papá. Pelotudos. Rateritos por deporte. Tiroteando casas. Despilfarrando el dinero que no era nuestro. Hartos de orgías, mujeres y drogas, buscamos una muerte juguetona en cada esquina. Masacrando a mansalva a estúpidos seres callejeros ajenos al placer y a las grandes sensaciones. Cuando se armó la kosa no estábamos suficientemente preparados y se nos inundó el cerebro, vicioso de vacío y porquerías. La turba, el bochinche general nos tomó desprevenidos. Sin perdón y sin permiso, la kosa nos aplastó contra la nada, como a cucarachitas amarillas insignificantes y no hubo enano que perdiera su tiempo contemplando nuestros restos. Angá. ¡OH LA POBREZA! La pésima distribución de todas las plusvalías y los excesos. En verdad nada falta. Todo sobra. Y mucho luego. Y sobre todo gente. O sea: nosotros. Upeva hina temboreí. Ndajé.


005. Primer viaje. ¿ESTRONISMO BONACHÓN? Nosotros-ko procuramos. Nosotros-ko tragamos. Contrabandeamos picamos picoteamos michimi. ABORDO. Un poquito por aquí, otro poquito por allá. Y le dejamos-ko picotear también a nuestros hermanos seccionaleros, garroteros, hembras, cafichos, uniformados y camaradas de nuestro glorioso partido. ABORTO. Y golpe. Con un corte de cuchara filosa caí descascarado útero adentro; bajando y resbalando entre oleadas rojas, borbotones y lamentos. Temblando y casi ya sin vida me arrastré por las corrientes hacia una nada inútil sin recuerdos; hacia una dudosa paternidad inalcanzable, porque no llegué (no llegaré) a ser siquiera un hijo. LUCY-FER: descorchada y sucia como una niña envuelta a punto de nacer. Feto muerto entre los yuyos.


006. La Estroneida. PARA DEFENDER EL PUCHERO. Para seguir sobreviviendo, tirando de la carreta, apaleando y torturando (si hace falta) a esos intelectuales akanê que tanto te tientan, te hincan-hinchan, te pichan-pinchan. Entiéndannos-ko un poquito a nosotros, que somos los que tenemos que poner la cara, que tenemos que hacernos de los burros más de lo que somos, nosotros-angá que hacemos el trabajito sucio. No sean-na tan malos por nosotros. Yo: PICHO-PICHADO. Me enchufo despacito. Engrano y termino pichándome. Y como el que se picha pierde, me empiezo a desconectar, a odiarme a sentir que todo sale mal, que la navidad es un opio que inventaron los comunistas, que hasta los hijos son un estorbo, el sexo un cáncer cotidiano. Así empiezo a sentirme hinchado. Me inflo. Todo me resulta engañoso extraño, invivible insoportable. La gente me molesta, me persigue, me repudia, me niega hasta la más mínima caricia, me escupe. Me enchufo despacito. O me tiro a muerto. DE REKUTÚ. Y chau.


007. Anti-héroes. El festival de anti-héroes nacionales resultó ser un éxito completo. Estaban todos los monstruos sagrados, apoltronados en bancos y sillas destartaladas, sobre un fondo aberrante de banderines multicolores. Un marco imponente. Inolvidable. Desde la platea los descastados y los torpes hurreábamos y gritoneábamos –a rabiar- cada una de sus ocurrencias, cada una de sus farsas y sus pausas. La caña blanca corría como agua mansa, deslizándose suave por nuestras gargantas sedientas. Se escucharon algunos horribles versos alusivos a la patria y las circunstancias. Y cuando llegó el momento culminante de los apretones solemnes de mano, quisimos responder a los llamados apremiantes. Tuvimos toda la buena voluntad del mundo. Los altavoces repetían desconcertados la rutina de esos casos y nuestros anti-héroes nerviosos, extendían sus diestras babosas esperando el desenlace normal, la sonrisa falsa y ese apretón final de manos frías que todo lo absuelve y todo lo olvida. Pero dada la inexplicable incoherencia del caso, se improvisó rápidamente un final karapé para salir del paso. Volvió la música estridente a todo lo que daba. Retumbaron nuevos hurras de tono histérico, más groseros y ensordecedores que nunca; y los anti-héroes ágiles y falsos como siempre, desaparecieron en medio del bochinche general, detrás de la espesa niebla del tabaco y de los efectos celestiales del alcohol, dejándonos –literalmente- en bolas. Habían desaparecido las sillas y los banderines, y hasta la patria –tan mentada- se la llevaron arrastrando.


008. Medio polvo. KANESE (guerrillero, temerario goloso, franelero) fue el imbécil que atracó, sin pensarlo dos veces, el luctuoso camposanto ciudadano. Unos dijeron ¡para bien! Y los más pensamos: “el grandísimo boludo mirá lo que nos hace”. En fin, nuestro amigo se rehízo como pudo; como se suelen hacer casi todas las cosas en este mundo, a los apurones. Así, no faltó pique que no le hiciera daño, hasta que a los postres, destrozado entre sus aleteantes recuerdos y sus hembras de estirpe combativa decidió embestir sus ñañerías A LO MACHO: DE FRENTE, atracándolas con todo. Y resultó. Las mariposas regresaron dando sombras ¿fantasmáticas, fetales? y las iniciales J.C. del acróstico fatal, escritas al pedo de una retirada sin clarines, se borraron-borronearon y desaparecieron como suspiros sin aliento. Likuatum est. Luego-recién-entonces todo volvió a ser como era siempre.


009. Stroessner sueña. Nos habíamos pegado el raje. Ni el más infeliz de sus acólitos habíase quedado. NHADA. Nos lo habíamos llevado todo. THODO. Hasta las colillas y los puchos habían –como por encanto- desaparecido. Sin  adornos sin ministros. El poder y su pompa se habían esfumado como por arte de magia. Una gran locura. Una gran broma impertinente y cruel sin duda. Parecía imposible, impensable que todo hubiera cambiado así, en un minuto y sin previo aviso. El Gran Jefe gritó enloquecido pero no encontró eco a sus lamentos. Kulo en tierra, un ruido que brotaba desde dentro de la tierra, le quitó el sueño y le obligó a pensar en su soledad después del fin de la historieta. ¡MORITE HUEVÓN! ¡Mbore! Al final, alguien encontró el cadáver de la patria y lo enterró en medio de dos lágrimas. AICHINJARANGA.


010. Carne de presidio. PARAGUAY HOSTAL DE RENEGADOS. YO pensó que todo estaba dicho. Genial. Se miró al espejo y a través de su imagen vió a Lucy-fer casi indiferente, aburrida, coqueta, hastiada. Disconforme. PARAGUAY MI CALBOZO PREDILECTO. Tierra de migrantes alocados. ¡Y desfiles! Una envidia negra entre moretones y corchetes. Un carricoche cargado de esfinges, pastelitos, ángeles caídos, ladrones y perros. Banquete eunuco, coquetón, insulso, aputarrado. SEGUNDO VIAJE: inhalatorio-filosófico. Frustro. Muerte natural por asfixia. Asma y respiración normal. El grito. La palabra ¿un error imperdonable? ¡Ay Lucy! si te dijera lo repodrido que me tienen estas cosas. Cangrejos estúpidos cancerosos. Espera de fantasmas trastocados. Tránsfugas que nunca llegaron a nada.


011. Andanzas de Lucy-fer en un país de mierda. Soy la palabra agua, principio y fin de lo vivo. La fuerza. La risa. El río. El sol las olas y el sí (pero no tanto). ¡DIABLA GRINGA! Sobredosis de orgullo, inconciencia e inseminaciones innecesarias. Son calorías netas, dividendos a la vista que trastornan a cualquiera, emputecen al más sano. Después ya no queda más remedio que seguir dándole al diente, al engorde liso y llano; ese asqueroso vicio de masticar y masticar, engullendo tierra, mascullando ideas. TRANSICIÓN PRECIPITADA. Las 8:30 ¡arriba dormilón! Se fue el tirano y vos mirá, mírate, caigüereando como tarado. ¡Úpale! No te me traumes pichón.


012. Elogio del Ynfierno. COMPOSICIÓN. Escribo desde lo más hondo de la catástrofe, desde el epicentro de este mini-apocalipsis de ensueño, contando los minutos, los detalles, esperando el destello final que nos prive –definitivamente- de la visión glacial de este mundo decadente. ¿Viste? No puedo menos que recordar, en el marco de este universo turbio, las flores marchitas de los buenos tiempos. ¿País? ¿DESGRACIA? Curiosamente la hecatombe también tiene sus encantos que a veces nos atraen y nos tientan con más fuerza que la razón o el amor. El desastre nos envuelve y nos contagia y así el apocalipsis no es sólo una realidad sino un sueño, un juego, una expectativa para todos. Al fin. Días de tortura y átomos dispersos. VENCER O MORIR. Juego y pasatiempos ynfernales. El fenómeno arandú: exceso de ideas y lecturas. ¿Pandemonium? Al tacho. Q.E.P.D.




CAPÍTULO 2

RELATO DE LA POCO CREÍBLE HISTORIA

DE CÓMO Y PORQUÉ (ENTRE OTRAS COSAS)

EL MARISKAL LÓPEZ, LUCY-FER Y YO

GANARON LA GUERRA DEL PARAGUAY


O13. Proyecto de masacre. Tendremos que ser crueles. No queda otro remedio. Y sobre todo hay que saber perder. Ya se dijeron demasiadas cosas. Toneladas de mierda. Propaganda. Soretes. Publicidad. Basura. Y sin gritar. EN SUS PUESTOS. ¡Sexópata! eso es lo que sos. Mejor contame historias que me aburro. PREPAREN. La vida es larga y aburrida; y –al final- no existe diablo pobre que se las pase de vivo. APUNTEN. El genocida fuera del campo. FUEGO. Los muertos atrás.


014. ¿Novela o laberinto? Seguramente con la narrativa ocurre lo mismo que con el amor. Quema en las manos cuando casi ya la estoy alcanzando. Pero nada más. Título: LOPETIEMPOPEGUARÉ. Primer candidato a personaje central: Mariskal de los Ejércitos en Campaña y Presidente Vitalicio de la República Don F. S. López, paradigma y enigma de nuestra paraguayidad. Al Dr. Francia lo descarté por remanido y terco. Aunque de por allí derivó la peregrina idea de hacer, en vez de una epopeya, una antiepopeya; y si no fuera un Mariskal a contramano y loko, el protagonista lógico-natural, podría ser el ¿astuto? Stroessner, con muchas ventajas aparentes en su haber, como necedad, torpeza, grosería y cursilería en cantidades industriales, como condimentos estilísticos jugosos que bien se podrían explotar. LA SANTA PAZ. A fuerza de picana y garrotazos. De coima y de jugosos negociados, que sirven para mantener el terror y la traición, equitativa y desigualmente distribuídos. Al boleo. Como corresponde. Mentecatos craneotecos, entreguistas. Malos paraguayos que andan todo debalde por ahí, hablando por su boca, escribiendo por su pié.


015. Lucy-fer y Yo. Invocar al demonio/a, aunque sea en joda, ya se sabe, siempre tiene sus consecuencias. Crea uno en ÉL/ELLA o no. Yo he querido correr con esos riesgos. Si bien creo no haberlo hecho por capricho ni por mera curiosidad. Digo. Señora/señorita Lucy-fer: opine Ud. Le cedo el uso de la palabra. Nunca hemos sido más iguales que ahora; más igualmente idiotas y muchos que ahora. De fraternidad mejor no hablemos. Y la libertad ha caído sobre su propio peso. Por lo visto. Y que conste de vuelta: QUE NO ME QUEJO.


016. De cómo el Mariskal López, Lucy-fer, Kanese y Yo ganaron la Guerra del Paraguay. Importancia de las patotas. Asociaciones, alianzas o conjuntos. No seremos machos pero somos muchos. Mochos. ¡Quién te necesita! ¡Quién te llama! VÍA RETRÓGRADA. Resumen histórico al gusto de los vencedores. Como siempre. Defensa y contraataque de Cerro Corá. Masacre de negros y kurepas. Repunte –lento pero seguro- hasta Uruguayana, Corrientes, Matto Grosso, etc. ¿Quiénes son los bárbaros? San Fernando o matricidio aliado colectivo. Tragedia y llanto de los vencidos. MORALEJA: de cómo (y por qué) ganamos la guerra. Non kalentarum largum vivirum. Luto en Buenos Aires. Anti-carnaval en Río.


017. Recetas médico-módicas. De felicidad. De guerra: a) para ganar, b) para perder. RECETAS DE LUCY-FER. De historia paraguaya. Gastronómicas. Astronómicas (caras). SE PRESCRIBE. Del estronismo. ¡Conviden carajo! No sean tacaños. De geografía. De amor. Poro’uhape. SE INDICA. Para el relax. De salud. De belleza. Varias. Desarrollo en capítulos siguientes. YO piensa que no hay imposibles. Si el Mariskal López pudo (perfectamente) ganar la guerra, por qué cualquier bestia como Stroessner no podría reflexionar sobre las calamidades universales.


018. Añara’y. DEMONOLOGÍA INFANTIL. No te engañes compadre, no le des tanta bola a estos delirios fáciles, que el encajetamiento no es más que un frágil espejismo. Ya sé que vos me comprendés, pero Yo igual me pierdo en esta cloaca con olor a jazmín. Espejo en el kulo. Lágrimas de un cocodrilo amortajado. Escupo en tu espalda de camello alado. Mito de abuelos, barba blanca y hombres chatos. JODERSE ¡JÓDANSE! Un mar lejano me mece. Y si no le vendimos nunca nuestra almita buena al demonio es porque nunca vino por aquí ni de visita. NI POR CASUALIDAD. Entonces qué querés. ¿Nos van a pedir cuentas algún día? Total somos paraguayos. Y punto.


019. Cavilaciones del Mariskal. ¿TAKUMBÚ? La puta-madre. Hijo de Rojas. Noches cariadas y estrellas frágiles nacieron contigo. La mentira. Maldito el odio que te engendró. VIAJE (A LA) CAPITAL. Divague. Generación o viaje germinativo. Europa. Polvo para todos. Introito favorable. La madama: emperatriz del Paraguay. Koitus ¿non? interruptus. ¡Oh fecundaciones! Y superpoblaciones. Holocausto. HERMANOS. ¿Benigno? Tranquilo Venancio. Patria y muerte. Parto y gran final feliz. Mejor HERMANAS.


020. Enjuagues menjunjes y refranes venenosos. Aliméntate, engulle, engorda, traga, que ya te morirás de hambre. Dios no te ayudará. Tengo el inmenso placer de presentar a ustedes a los diablillos paraguayos AÑARA’Y y AÑAMEMBY, HIJOS DE añarakó. ¿VOCABULARIO? Pedid y recibiréis o sea kulead y multiplicáos. Caleidoscopio. Todo patas para arriba. Pastiche. La guerra y sus dicotomías. Guerras modernas. Otras no tanto. ¡Mbah! Guerras paraquarias. ¿YABORAI? Música maestro, que necesito aturdirme, empalagarme. Harto de embriaguez. Podrido de amor. He perdido el compás, la síncopa. Debe ser el cansancio. En fin, sé que no me estás escuchando. El mundo se derrite. ¡Qué falta de seriedad! KULEAD: imperativo, segunda persona plural del verbo autóctono culear. O kulear con ka. Da igual.


021. El pombero y la burrerita de Lambaré. Proyecto de novelita erótica-mbore. ELLA alegre (¿otra de Lucy-fer?). Hija de burrera y puta (chaé). Temprano camino del kilombo. Trata de morochitas. Encontronazo madre e hija. Caída en gorra y pistoleo a cargo de los hermanitos AÑAMENBY y AÑARA’Y. Segunda secuencia: en el caribe, en un kilombo clandestino en la primera época de Castro. ÉL hijo de aristócratas en decadencia. ¿Yo? El flechazo. Noche de amor. CONFLICTO. Él: su mujer, sus hijos, sus negocios. Ella, su amante, sus hijos. Nudo: la guasca y éxtasis carnal en el kilombo. Transfondo: EL BURRO. ¡Habráse visto! Jumento de poca-pija y además homosexual.


022. Geografía paraguaya. ¡Oh! Provincia Gigante de las Yndias. Mucha tranquilidad y aislamiento. Matando yndios. A lo que quede: látigo. Algunos negros metidos de contrabando. Generales, generosamente. Restar: Argentina y parte del Brasil, hasta Uruguay. Sumar: Itaipú más coca boliviana en tránsito. Algo de paisaje. Enserenar hasta que amanezca. DAR EL GOLPE. Pasar a la historia casi gratis. EN FIN. Digamos –por entendernos- que genocidio es (o puede ser) el nombre de una flor que florece a finales del invierno y que embebe con su aroma, el clímax de armonía de un universo convencional, en el que la soportación y el cansancio son algo más (o menos) que un mero deporte estival, síntesis maléfica y genial de belleza, entendimiento, buenos modales y ritos gastados cuán innecesaria como consuetudinariamente. Tortilla de holocausto. Aj. Energía gastronómica indómita, insultante,  inconclusa. AL PEDO. Patotera alegre. Dulce crepitar de estertores y sollozos, cremalleras trabadas, tópicas. Olimpiada humeante. Algo se desliza más allá de tu nombre. PARAGUAY. Quiere ser río. Puede ser llanto. Debe ser muerte.


023. El calor de los kilombos. Yo no engaño. Oculto. No hago trampas. ¿Trucos? Hay que saber perder (para ganar). ¿Otra novelita mbore? Primera escena: Lucy-fer y su ambiente. Kanese y su puta enamorada. Soledad, aire, desperdicio, (d)espacio. BÁSICO: deberíamos empezar por la infancia del traidor-po’ëta (¿che jevyma?) y metamorfosearla más o menos, en y con la niñez del dictador y la del Mariskal (p.e.). Y para qué demoninos –dirán ustedes- mezclar al diablo en este bodrio. A la gran puta. Se lo vió caer. Dicen. ¿O no se lo vió caer? Nadie entiende nada. Se armó la gorda. POBRE INFELIZ. Lucy-dixit: piensa piensa estudia y recapacita que –igual- nunca llegarás a Dios. Ni a nada.


024. Pandemonium. QUIÉN ES QUIÉN EN EL YNFIERNO. Opama la fiesta. Añara’y hijo del profeta. Groserías del sobrado. Preludios del arroyito cristalino. ¿Y el tesoro del Mariskal? Konchita alias Tatu’i, hembra de las nuestra. De las buenas. Recuerdos de Añarakó. EL GRAN KULO de la Madama. ¡OH! Las carretas se hunden en el barro. Concurso de pandorgas. Antequera ndo-güevi. Cerro Corá. Lucy-fer: demonia hecha y derecha. ¿Dónde carajo escondieron EL TESORO del Paraguay? ¡Viciosos! Eso es lo que son. Campesinos-sin-tierra adictos al parche, a esa nadería tomista de una sola deposición diaria. ¡Who is who! Pamplinas, patanadas, gorduras de gente que nunca probó la salsa.


025. Teoría del laberinto. Estoy nervioso. Tengo que viajar (hasta Areguá-jepe) y a este cuerpito cualquier viajesucho mbore le enerva el karakú. Rápido. Abran esas puertas. Apurá el trago. Enciendan las velas. Apago el cigarrillo. SILENCIO. ¿Misterio? Las gotas o las bolas caerán, calzarán en su agujero preciso y un néctar reinventado rebrotrá de la frescura. ¡Oh! Un cortocircuito extraño retomará (raudo) el caminito laberíntico de las venas superficiales y al borde del abismo (del corazón), casi sin aliento te diré: “y si”, “qué sé yo”, “¡qué puta!? O “así sea”. MACHO. Una letanía de recuerdos y reencuentros nos tapará, nos sepultará con su mentira de jadeos, para que la negra noche-cama verde descubra su doblez. Y sea lo que siempre debió ser y no más. Bola. ¿GENITALES? Ya lo sé. Nunca hay límites netos entre el calzón y las manos.


026. ¿Lucy-fer en Paraguay? ¡Hypy! IMPOSIBLE. En este paisito de mierda no aterrizan ni los diablos más tirados. Contate otra. En fin. ADELANTO. Acumulación de desperdicios. Polución. ¿Qué hacer? diría Lenin. Subproductos de la superpoblación. Consecuencias. La nostalgia. ¿Misión imposible? De todos modos la consigna es seguir. Añarakotiempopeguaré. SÍGUEME. En el principio fue el kaos y al final (el final) será un kilombo.




Capítulo 3

MALENTENDIDO DEL KLÍTORIS GIGANTE

(PARAQUARIA)


027. Pacto. Démonos la mano una vez más, Lucy-fer. Tirana, hermana infiel de mis noches más negras, esas en que juntos masacramos a los muertos. Escupámosles hoy su sacrosanta sepultura, su memoria. Mastiquemos chinchulines podridos, defecantes. Almorcemos juntos este banquete sacrílego que nos separa uniéndonos. ¡Qué podrá importarnos! Dancemos. Trotemos este carnaval dolido y alucinante. Total nadie es dueño de su propio destino. PARAGUAY sirve. Y seremos protagonistas. Pero hay que prepararse. ¡ATENTI! Ojo con los espejitos y con las pijas de plástico. Matémonos con gusto hermana Lucy-fer, que no hace daño.


028. Seamos serios. Un antihéroe más a este país (y al mundo) ¿qué le puede hacer? (PAR)AQUARIA: aguaviva, agua-vidas, ¿aguafiestas? Agua fuiste (¿aguatriste?). Y aún antes de saber, agua eras. El agua te trajo a mí. Agua eres, sigues siendo. Y en agua te convertirás (hasta que todo se evapore. La vida es éxtasis y destrucción. Agua pides. Yo no soy yo. PAR’AGUA(Y). Sueño mis evaporaciones. Pasajeras. Permanentes. Río. Alambique. Yndio, ka’i, karaí guasú. Ombligo-centro-paraíso ¿para quién? Debe ser tu trasparencia, tu insapia-incolora-insípida-insana ¿in-oloriencia? Y (en guaraní: agua). Eutanasia: suenas a nombre de mujer.


029. Leyenda de Lucy-fer. En un principio, dijo FER: por lo menos el 50% de ese culo enorme (radiante) y hermoso como ninguno, es obra de la pulpa y pasta de este pájaro. Kulo. Tetas. Koncha. En cantidad. PIJA. Tembo-añá, sí. ¿Por qué no? Y de muchos otros, aportó-acotó LUZ. Boludo. ¿Quién te manda hacerte el fino, el chuchi. Crudo. Permiso. PIDO-¿PUEDO? Los problemas están hechos para ser solucionados. Lo dijo Stroessner. Por otros, evidentemente. Mejor escribite LA ESTRONEIDA o EPOPEYA ESTRONISTA. O QUÉ. O REESCRIBÍ LA Biblia mba’e. A ver si te-me salís del anonimato.


030. ¡Ho Paraguay! PARAGUAYITO TRAIDOR. Hoy te delato. Miento. Revuelvo el cuenco de tus ojos con una cuchara de sangre. Las maldiciones ya no alcanzan. Mañana es un coágulo, un pedo, un tizón encendido, un diablo acurrucado. Despertando tormentas se te pasó el tiempo. No llegué nunca al clima, a esa puta, putísima palabrita idiota que me falta, salta y se pierde como un querubín kalentón, un sátiro volátil. POBRE DIABLO. Ni en tu propio Ynfierno sabés vivir como la gente. Siempre apurado. Monotemático. Obsesivo. Divagando. Problemas de la hiperpoblación. FOR EXPORT ¿adónde? Toneladas de mierda. Final del humanismo vegetativo. Tendencia hacia la deshumanización definitiva del planeta. Y a los que les moleste, que se jodan, que se callen, que demuestren lo contrario. Si pueden. Los errores están hechos –especialmente- para ser repetidos. Tra(d)iciones paraguayas.


031. Por una erótika sin fines de lucro. FUNCIÓN DE LA PORNOGRAFÍA. Bobadas. Relentes de un antiguo y oscuro ritual de antropofagias. Sabor de catacumbas. Paciencia. ¿De cómo el Mariskal López ganó la guerra del Paraguay? Pistas. LA GRAN PUTA. El enorme Kulo de la Madama por supuesto. El espíritu de Francia. Las ganas de ser. La Fatalidad de nuestro destino. Sólo quedará esperar, como en los tiempos de las cavernas, a que algún diluvio desprevenido nos clarifique un poco la atmósfera. ERGO. Propuesta de retorno a la antropofagia ritual: sobre picazones, inquietudes, picardías, pezones, orgías. RECETAS/RISITAS. Podemos exportar. Y no sólo folklore o primitivismo. Ignorancia sobre todo. Casi en estado puro.


032. PARAQUARIA. Somos reserva, somos chance. SOMOS (muy) CHANCHOS. El mundo está cada vez más chico. Monotemático y monótono. Ya no da para soñar. Opá. Contra el futuro ¿Por qué no? Contra el mundo. O a favor. Habla el mandado a pregonar agorerías terminales, a-ritualizadas, mezquinas, baratas, inútiles. Moneda falsa. Sonrisita argel. LO QUE FALTABA. Rompebolas, aranducitos desubicados, descastados, apátridas groseros, comunistas de mierda. Reconozco: terminamos bastante averiados. Pregunta del millón ¿será que las culturas destruídas servirán algún día para algo? Curtidos por la lejanía, la ignominia, el caigüetismo, el estoicismo y la ignorancia: sobrevivimos. Sobreviviremos. Esto huele a barbarie, huele a cadáver. Huele a jazmín: entiérrenlo.


033. ¿Sagrada familia? Personajes opcionales AÑARAKÓ, TEMBO-AÑÁ, KUÑA’I y YO. Contreras sin remedio, enemigos incurables de la paz, el progreso y el estatu-quo; infaltables comensales a la cita de las palabrotas, dueños de un hipercriticismo místico y negativista, de un sadismo verborrágico aberrante, petulante, provocador, maniobrero e inútil. MI-NIMIEDADES. Macanas. Tanta incredulidad aburre. ¡Autókrata! Mejor prendé la luz, que yo destaparé-destriparé-desenchufaré el teléfono; y así, entre fruiciones, piernas, caracoles y caricias creativas, perfumadas, despertaremos a la bestia, la raza, la sangre yndia-occidental; esa sangre nuestra que sube y se levanta como espuma de mar entre el cogote y la médula. Ancestro perdido. Te invito una vez más al cero a cero. ESTO ES PARAGUAY. El propio culo del planeta. O al menos, uno de ellos… Nuestro mal (si lo hay) es la desintegración. Nuestro mejor recurso: la sobrevivencia por inercia, por ósmosis. Amargado. Puto que anda.


034. Manicomios. ¿El futuro no existe? MIERDA QUE TE QUIERO. ¡MIERDA! Te presiento como siempre casi al borde de tu mundo. Oteo el camposanto. Aquí las paralelas no sirven. Un cangrejito enano, testigo del sésamo incesante, explota “sin pena ni gloria” en el último ¡krish! de un alegre pisotón al descuido. No es aún la hora de los mamíferos de volumen, y hasta los perros psicóticos se han ido (retirados de circulación) a sus silenciosos manicomios. PICHIKONCHA VENCEREMOS. La konchicultura feminista. La traición como estilo. La coima y la venalidad como leyes de supervivencia. Por una visión del mundo pequeña, achicada, casi egoísta. Y conste que NO ME QUEJO. Tesis final-trascendente: PARAGUAY PICHO DE AMÉRICA.


035. Paraguay existe. Y PARA ALGO SERVIREMOS. Miro una vez más los caracoles y los tanques. Son parte del museo de mis sueños. Tortugas milenarias, cocodrilos de exportación, lagartijas o kilombos rojos y verdes enfermos de sensualidad, por no decir lujuria, lubricidad, patriotismo, onanismo caótico; migajas de una obsecación-obsenidad sin fronteras, acorralada entre mangos y lágrimas, aguijoneada por células, espermatozoides, cigarrillos falsos, reflectores de mis tiempos de tortura y reflexión. Delirios de un espejo en llamas. Dolor de cenizas requemadas, pisoteadas, aplastadas. Idas y venidas. Vueltas. Círculos y circunloquios. Rompo la piedra. Rompo el espejo y en las tinieblas te espero. VENÍ-KE. No estamos aquí para hacer perspectiva sino para señalar la falta de proyectos. Viables. Vitales. Vivibles.


036. Para turistas. Cualquiera puede ser un pyragüé. No diga una palabra. Opine directamente lo contrario o alabe al país en forma desmedida; y si algo finalmente tiene que decir u opinar, piense en sus hijos como último recurso, ¡sonría! y concluya humildemente como buen turista: “Esto es realmente un paraíso”, “Me gusta la bahía” o “Esos perros y vacas que vagan por las calles son seres celestiales”.


037. Lucy-fer en el país de los idiotas. PARAGUAY. Espacio telúrico, incúbito y lunático. Espíritu fugaz. Esquizofrenia. Repito por si pega. El Mariskal López ganó la guerra. Don Carlos aplastó a Rosas. El dictador Francia rehízo la Provincia Gigante de las Yndias. Antequera trinfante. Los jesuitas re-instauran la cultura guaraní, domesticada. Colón llega a Asunción. Paraquaria es la capital de un vasto imperio idílico moderno. El mundo es un paraíso tipo nirvana o un ynfierno sedentario y amelcochado. Lucy-fer canta. ¿SERENATA A UN GRILLO PODRIDO? Resto de estopa en una cloaca de susurros. Mierda amontonada en el retrete de los sueños, en la mentira de los santos. Resto de entelequia de universo que unos mosquitos voraces devoran y cagan. Estopan.


038. El resto es pasatiempo. TEORÍA DE LOS INTENTOS. Y conste que no te culpo, porque no  supiste ver ni prever las consecuencias, los impuestos, el absurdo, la desnudez ridícula del primer beso; del día claro aquel que amaneció lloviendo, en el que un universo fofo, inútil, se licuó entre nuestros dedos. LABERINTO AL FIN. Paraguay misterio. Paraguay enigma. Sin tradición. Sin estilo. Desnudos como al principio. Paraquaria(fin). JUGUEMOS. Tontería. Engaño. Exprofeso engañabobos. Y los que quieran demostrar lo contrario que se peguen un tiro (si les da el cuero) para demostrarlo. Apátrida. Mbore. Paria. Eterno sospechoso. Lo que se dice: un prontuario pobre.




Capítulo 4

SE BENDE: MAQUINARIA DEL YNFIERNO


039. Pujos. TEORÍA DEL SORETE CUADRADO. Pregunta: ¿cuántos metros cuadrados de superficie terráquea necesita cada ser humano para la demarcación etológica mínima de su territorialidad; o sea su hábitat mínimo, el espacio indispensable para su supervivencia y aún para su alegría? No me salgas ya otra vez con macanas. Lo práctico. Y sin tanto chisporroteo inútil. Amén. Dirían los exigentes y los calentones. La Patria es una hembra a la que tenemos que sacarle el jugo, como a todo(s). ¡Oh! Musa de las desviaciones, del sexo explícito e inseminado pero infecundo. De la complicidad ajena. Venga ese abrazo. Ese crujir de piernas túrgidas, calientes de una temperatura solar lúcida, rauda. Y aún más que rápida y fugaz, lenta-lerda de cavilaciones, meneos y tormentas. ¿De primera? Sí. Desenterré a los muertos con humos haciéndoles cosquillas. Y torturé a los ángeles de paso y a los niños como YO. Un jodido de mierda.


040. Viajes de Lucy-fer al Paraguay. LABERINTOS CULTURALES Y CORPORALES. ¡Corten! A ver esos papeles. Regálenle un pasaje a este boludo, a ver si se distrae y toma un poco de aire y se deja de joder. PRIMER VIAJE: secuencia gastronómica (sin escalas). Acto masticatorio, deglución y atragantamientos. La larga vía digestiva. Mono-tonías defecatorias (¿kagamos fuego luego?). Glotonerías al margen. Analidades no negociables. ¿Y qué haremos con la HIPEKAKA? Utilidad y factibilidades de industrialización de la mierda. Falta calcular dividendos, kilocalorías, importancias telúricas y culturales para el futuro de la humanidad; saldos, propiedades curativas, posibilidades de ampliación de mercado, mejores técnicas de acopio y novedades aromáticas. Toneladas de bosta por unidad poblacional, etc.


041. Bosta para todos. Adiós mi vieja. Tomo distancia y me despido de esta cruel estupidez, de este miserable no desentrañar nunca si son manzanas, errores o qué lo que te estoy dando. Nada que ver con Adán. ¿Me entendés? Todo tiene sus modestos límites, incluyendo las revisiones de vida. Lastimosamente no soy más que un espejismo, un miedo, una media mentira para pasar la vida. Vos dirás: delirios de grandeza. Pero debería existir algo más. Casi siempre, buena voluntad es lo que más sobra. EKOLOGÍA HUMANA pues. No humanitaria ni humanista. Filosofía anti-humanística, si cabe. Si se puede. Repartición equitativa de todos los residuos cloacales. Per cápita. Bien planificado-ke. Reciclar. O cambiar el biorritmo de la especie.


042. Kapikúa. MODOS RÁPIDOS DE ENLOQUECIMIENTO. Nuevas técnicas del ñembotavy. Normas para despistar el aburrimiento. El día menos pensado, las cosas cambian y debemos estar preparados para la encrucijada. El valor dinero, nuestro Dios contemporáneo, algún día caerá y estamos obligados a preparar opciones o caminos para enfrentarnos al tremendo bollo que eso significará. ¡Ho Lucy-fer che gustá! Incluso KOPROFILIAS, KOPROFAGIAS. Tentaciones transicionales. Transiciones. Algún idiota descompuso los relojes. ¿Un peluquero más? Preferiría ser un matemático ocioso entre banalidades numéricas. Si los modelos no sirven. Importar por importar, la cosa es más dinero que sustancia. Algún día seremos teclas, polvo de polvos. Nada. KANESE tuyo es el polvo. Mío será el recuerdo.


043. Mierda-matemática: un negocio redondo. Dicen que el incendio nos quemó las madrugadas y las pestañas. Parece mentira. Y si somos un paisito de mierda ¡qué! Exportemos nuestra degeneración, nuestra barbarie. Y listo. Jodámosles a los yanquis. Jodámosle al mismo diablo, que los dientes se gastan y después no hay tu-tía ni ñandejara que te salve. Si no nos miran ni los perros. No nos dan ni la hora, ni bola. Y nuestro heroísmo ¡qué! ¡EJERANA! El cuidador del paraíso resultó ser el enano más piojoso del barrio. Dicen que Lucy-fer solía deambular por el barrio y divertirse a su manera acribillando persianas y mostrando a quién quisiera ver su famoso klítoris gigante. ¡DIABLA! Demonios enfermantes y caprichosos, pordioseros enviciados, envilecidos de silencios, muertes, catacumbas, epitafios, genocidios, etc. Esa costumbre arcaica, ¿deportiva?, infantil de poner ¿la pija? sobre la mesa.


044. Apología del líder. INFORTUNIOS DE UNA POBRE DIABLA EN PARAGUAY. Estroner resultó ser un tipo menos intelectual de lo que parecía. Fue ese pedo atravesado que entumece el vientre de retorcijones; un borracho tumbado en la esquina de tu casa; un cangrejo klandé, kurupí-las-12; una gallina puta y ciega; un sombrero pirí despanzurrado; una teta melancólica y fría-frita como la muerte; un tereré lavado; un mierda chismoso chupamedias pyragüé; un asco, un vómito pestoso, una porquería más de las tantas que hilvanan con sutiles briznas de plata, la nada, la amargura o el silencio. UN IMPULSO. Son años agarrotados en el instante de tapar una poca mentira. Tetas. Kulo. Kosas. Son mosquitos o mitos retorcidos. No te asustes. No son más que bichitos, alimañas cariñosas criadas para cortar el miedo. HIP. Mastico el ausente gris de tus labios (camino de la muerte) y un sendero luminoso de luciérnagas y calaveras titilantes destempla los espíritus alucinados, el alma en pena de los perros del bañado.


045. Kantata transicional. PARA LEER EN EL BAÑO/EXCUSADO/W.C. Algún día (¡carajo!) cantaré. Lo que se me cante. Y será un día estronista, luminoso y libre como la mierda. Y los boludos, las lechuzas y los monos llegarán a mi presencia con besos, resacas y pedos de inmensas borracheras. PROPONEMOS: el saludo japonés. La austeridad paraguaya. El ascetismo. La jovialidad. La joda. Y el exterminio controlado. Rebajamiento y desracionalización de los caprichos, antojos, apetitos y re-cursos. REKULANDO. Habrá que ajustarse los cinturones. Y atajar la respiración. Hagan juego señores.


046. Hágase humo, hágase mierda. ¡Tanto polvo, tanta gente, tanta niña ineficiente; tanta joda, tanta macana principista, socialista, chauvinista, pasatista, esteticista; que a mí se me atragantó el pantano! Anillos. Escamas. Cáscara, koncha, costra. ¿Nuestra qué? ¿Qué muestra? Anos-años vanos-baños. Escaños, huraños, peldaños. ¿MANUAL DE RECETAS? Tristeza. Paciencia. ¿Juego? Hasta luego. Mañas ¿Paños-moños? Dislate. Sobrevivir ha sido siempre el emblema, la consigna única de la especie. No nacimos para contradecir a los genes, ni al demonio, ni al destino. Lo que tenga que ser, será; hoy igual y más que nunca. Y, tanto achicarse como agrandarse no son más que polos de un mismo signo, marca-muesca de decadencia, melancolía reprimida, gemidos de masoquista monocorde. Aburre. Asquea. Ensucia. UNA MÁS. Elija para su madre favorita. Hágase tragar en trocitos chiquititos. Disfrute del tránsito (a lo bestia). Sienta-perciba el borde del abismo (desde adentro). Anímese y asúmase: usted ya casi es una bosta. Un sorete boyando en el raudal.


047. Combata el mal olor. RECETAS EMOLIENTES. Obvio. Por eso los niños, los lokos y los paraguayos decimos la verdad. Porque nos falta “cencia y concencia”. Carecemos de polución intelectual(oide). Eso produce una verdad que se nota, se ve mejor –no más- porque está menos disfrazada. LA VERDAD está en todos y en todas partes. ¡Colón! Que vea el que quiera ver. Y sepa el que quiera saber. Lo demás es poesía. Amén y cuento chino. Cosas que ya inventaron los (ko)chinos cavernícolas, casi antes del principio de toda esta comedia civilizatoria. ¿Cómo DISIMULAR EL AKA-NÉ? Un rulo. ¿JURU-NÉ? Un rumor. Una malicia, una sonrisa. Un ombligo fuera de lugar. ¿TEVI-NÉ? Detalles diría el maestro. Que no te importe; son cosas que pasan. Te espero en la esquina de mi barrio. Del planeta raro en donde vivo.


048. Ajuste de cuentas. Es la hora de la fiesta. De la polka. Del kyre’ÿ apurado. De la raza que resurge de las tinieblas al fragor de los bombazos, del ruido ensordecedor de los tanques atacando el bunker del viejo caprichoso y decrépito que se creyó Dios, Ñandejara, Kacique gringo de esta tierra de mestizos orgullosos y valientes. OTRO REGALITO DE LOS TANQUES. Es tu hora Lucy-fer, mi Lucy-fer crecida. Que en la guerra no hay dudas, no hay vacilaciones. Otro caramelito. ¡Ho Paraguay! Un poco de sangre. ¿OTRA VEZ EL KLÍTORIS GIGANTE? Peregrino caminante llegué a tu mundo. Profano ignorante quise emplear tu lenguaje. Al final, la famosa trascendencia: otro cuento chino. ¿Y la vida? Son ángeles paridos por putas. Añarakopeguaré. Tigres de papel. Dioses de ensueño que caen repentinos. ¿Prontuario? Ríndase pichón.


049. Principios básicos de Ekología Kloacal. Poné plural. HECES. Teoría del sorete (al) cuadrado. Tiene que ser. Faltan datos científicos y cálculo de posibilidades de los componentes básico-energéticos de las Materias Fecales. ¿NI CAGANDO? El conocimiento es irremediable. Hay que hacerlo. Hacerse con ÉL. Con ELLA. Y la sabiduría es por eso cada vez más complicada. Casi como decir que sin kilombo no hay alegría. ¿CURIOSO, NO? Me he tomado el trabajo de odiar a los dictadores, casi como si hubiera tomado tereré con ellos. MBORE. ¿Negocio kloacal dice? Entiérrenlo en su propia mierda.


050. Hay que saber mezclar. Yo te maldigo: por tu color negro-mate, por tu pico torcido y amarillo. Mierda oscura sin simiente. Te remaldigo y reputeo. Que te coman los cuervos. Que tus soretes (¡nde bola tanimbú!) no sirvan ni para abono. Boleto de tranvía. Cachivache folklórico. Espejo sin espina. Todo abunda, redunda, rezuma, corre y se desparrama como sal en agua. Falta narrativa nene. Poné algo. ¿ÉRAMOS? Somos los come-mierdas. Los que vivimos más allá del mapa. Los que nos reímos de Dios y de su séquito de arcángeles ingenuos. Eunucos. Los que decimos presente en todos los cortejos, arrastrando muertos; cadáveres extraños que no nos pertenecen.




Capítulo 5

ENCOMIUM MIERDAE

(AMÉRICA: UN ERROR GEOGRÁFICO)


051. Teoría del Nuevo Mundo. Ya estamos en tema. Faltará solamente traspasar el umbral, o las rejas preliminares iniciales. Un guardia-chabolai descalzo nos requerirá los documentos pertinentes, y luego de una pérfida y precisa revisación corporal tendremos visa libre para penetrar en su recinto. EMBOSCADA. Un suave y soñoliento solcito de invierno-veraniego paraguayo nos dará la bienvenida. Se agitan las manos y menudean los saludos. La mole del murallón, las torretas y sus centinelas descalzos. Remiendos. Retazos. MÁS RECETAS DE LUCY-FER. El éxtasis: recurso extraviado en algún recodo de la Edad Media. La velocidad y el vértigo: sucedáneos apretados polvorientos. Una luz azul se apaga, se apagará contra tus pechos y tus nalgas, moradas de tanto recorrer y repensar las peripecias del andar-trajinar por el duro y álgido tembó-caminito-de-la-vida. Somos pocos y somos tantos (en)demasiados. Sin arte ni parte. Sin estilo. Sin gusto. Sin gracia. Si cabe, si calza, apuntar Teoría del Nuevo Mundo.

        

052. Gran epopeya justiciera. Intento prototípico. Lucy-fer famosa personaje de leyenda, fue la yndia enloquecida de aquella ¿memorable? epopeya justiciera. ¿Guerrillera? ¿Excombatiente de la Guerra Grande? ¿Lisiada de la revolución de mil novecientos y tantos? Dicen que puso en jaque a los gobiernos de los tiranos paraguayos de todos los tiempos, quienes quisieron, procuraron y –por supuesto- consiguieron liquidar sus ímpetus, su populoso esfuerzo. SUR: amamos la tragedia. AL PEDO. Hiperpoesía, versión impracticable. Por ende: hiperpo’ësía. Una especie (o estilo) de neovanguardismo de gua’u. De mentira insubstancial (y falso). Nada más lamentable que dos laberintos similares. Igualitos.


053. Paraguay un error geográfico. Una lástima. ¿Una pena? Po’ësía: otro error lamentable. ¡KANESE! El error como recurso del (¿cuál?) método. ¿Salvación? Groserías. Ventajas de un paisito (y continente) de mierda –y nuevo- como el nuestro: puritanismo, tranquilidad, oxígeno. Frescura y fuerza. ¡HO PARAGUAY! Tierra de sopor. Que se vean los tercos. Así crecimos. Hijos bastardos de una madre Europa rapaz, desconocida. Yndios sin profesión. Mátenlos, tortúrenlos, aprésenlos. Vociferó el Mariskal. Apoyó el General en Jefe. Mejor probemos TÉCNICAS DE ADELGAZAMIENTO. A ver, vos. Agarrá tu cruz y seguime. Agarrala bien fuerte-ke te digo, no seas cagueta, no sea que después la piedra no te pese. Agarrate nomás PENDEJA, diabla que anda, gusanita volátil; y probemos esta voladura más espinosa y estúpida que existe. Sí, ya sé que estoy siendo demasiado solemne contigo. No te enojes. Soy un demonio aburrido, un pájaro volado a destiempo. AMÉRIKA: Dios te ama. Idiota. Borrado sea del mapa. De los libros. Cástrenlo.


054. Sanos aportes para el autogenocidio universal. ¿Cómo disminuir la población mundial sin que se note? CHAKE PORA. Y sí. Para ser simples y no entrar en honduras. Digamos. El mundo está achicado achicharrado. Y la televisión es su contraimagen perfecta. Ícono-instrumento-símbolo. Vicio mayor y ¿último elemento? Alega en su defensa la pobre diabla: hubiera podido quedarme tranquilamente en casa. Y punto. Pero no. No hubo caso. Para no ser desagradecido tendría que aceptar que algunas argucias y trucos aprendí por el camino. Pero nada sustancioso. Nada que valiera realmente la pena como para decir que hubo o que tuve algún proyecto serio. ¿Adónde nos llevó el fenómeno de la famosa teoría del amor? Aquí estamos. Acorralados contra el infinito. Polución, cataclismo, indolencia, esquizofrenia y barbarie. Estamos tocando el tedio. Moco de pavo.


055. Propaganda. Ruinas de un paraíso desperdigado al amanecer. Parece mentira repetida: esta maldita costumbre del postre que nos engorda el alma. Díganme si me equivoco. Las mariposas son pájaros enanos, avionetas de juguete para embocar los torbellinos del viento. HIP. Por suerte niños, los tiranos son todos iguales. Vuelan en pandorgas de papel picado. Creen tocar el cielo con sus tilinguerías extravagantes. Hacen matar, perseguir y torturar a mucha gente. Viven sin hacer nada y al final, se desintegran como aerolitos de barro, como bodoques (o soretes) tirados-perdidos-esparcidos en el viento.


056. Cómo ser un mártir en el siglo XXI. Aquí, cuando el subtrópico reseca los pastos o mata entre diluvios y raudales a desprevenidos transeúntes, aflora en mí EL YNDIO, el héroe metafísico; el irresistible y blando no-hacer-nada, esa alegre tentación del kangüeró; esa turbulencia burbujeante de la sangre que despierta una violencia irracional y primitiva, que emerge de los huesos y de las tibias calenturas de la siesta. ¿DESGRACIA? Romance. Lugar de la tragedia. Parguay es (somos) un error histórico-geográfico patético, patente. Mendigos menesterosos. Pícaros sin picardía. Francia-López-Stroessner. Y otros. Tierra de tristes tiranos. IGUAL: algún día cantaré una nueva canción de primavera, a orillas de mis viejos arroyos de sangre seca y sepultura. El hedor de tus cenizas, azuza. ¡Aj! Chanchadas repetiría para repeler tu aliento vil. SOLUCIÓN URGENTE. Reclimatizar la atmósfera del globo con acondicionadores de aire implantados en la luna.


057. Yndio Paraguay. Veo, huelo y corro entre la leche de tus pliegues; y en esa pastosa (¿espantosa?) tibiedad, me sumerjo. Me zambullo. Penetro y tiento. Algunos pensarán que no es sano; no es justo. O no saben. Pero el loko, involuntariamente acaso, embiste-insisto, aprieta y sigo. ¡Exagerado! Y EL PUEBLO QUE SE VEA. Total el paraguayo es sufrido, es pobre, ignorante. Y si nosotros le hacemos un poquitito más miserable, ladrón, pedigüeño, pererï, enclenque ¡qué!, ¿acaso importa? Mirá. Si podés, mírame, que Yo te seguiré espiando igual, hasta que pueda alguna que otra vez torcer tus ojos y decirte algo. Andate a la mierda. ¡Masoquista!


058. Laberinto nuestro de cada día. Libertad-igualdad-fraternidad. Trípode invencible de sofismas. Marca indeleble del milenio que agoniza. ANGÁ. Lo siento. Soy como el mismo sol, que desenterró demonios, reestructuró a cabalidad los siete ynfiernos, coimeó a los ángeles caídos y se pegó el lujo de decirle que no y hacerle jugada-jugarreta de mate a la propia Lucy-fer en persona. Al final un último y pobre chupo de tereré es lo único que queda, fundamental pero amargo. INÚTIL. Discreta discreción del que nada espera. De la pobre diabla que nunca pudo llegar a creer en sí misma, porque las kosas (y todo) estaban precocidas en agria salsa inglesa o picante (a según la época o el tiempo que te tocó). Porque ni aún siquiera pudiste animarte a decir: YO.


059. Amérika para todos. Pobre es el que quiere ser rico y no el que nada tiene. Lo dijo Leonardo. Y así nos va. ¿Quién manda? Quién o quiénes dirigen el destino actual de la humanidad. Quiénes son los responsables de este patalético y curioso neo-caos. Necios. Europeos. Bufones. Yankis. Traficantes. Delincuentes. Orientales. SOMOS EL NUEVO MUNDO. ¿No? Para y por eso (se supone) se inventaron los manicomios. Cabezas de turco y víctimas expiatorias. Nosotros. Y los negros. Alienados y lokos fáciles (débiles) de catalogar-clasificar, de estigmatizar, de condenar, de jugar-manosear-vilipendiar. Ser y no ser. Aplicar sistemáticamente el principio de la no-contradicción. Hacerse entender: menudo problemita. NUEVA OPCIÓN. Más que collage, pastiche o laberinto simulado. EL EMPLASTO. Y el silencio como meta cósmica. No va. No anda. Así cualquiera es un tragón, un colonizador asqueroso y vulgar. A otra cosa.


060. ¿Socialismo? REPITO. Regreso a una cebolla que no es de mi lenguaje. Un patio. Un silencio. Una foto. ¿Somos nada más que eso? Polvos y olvido de una tarde fundamental. Todo es agonía Alguien menciona el nombre de la maldición, la ingüeroviabilidad del espanto. MINIMIEDADES. ¡Un poquito de humor ¿sí?! Y el resto, puede ser, o lo que sea. Mañana o el próximo fin de semana. Si es que nos da el cuero. ¿HASTA CUÁNDO? Hasta que las condiciones de vida sobre el planeta Tierra se agoten definitivamente; y termine siendo –como es lógico- un pequeño pedazo girante de tierra árida perdido en el caos del universo: el Paraguay-Paraquaria seguirá sirviendo como referente-referencia para el contrapunto y la síncopa, como ¿anti?modelo o como fantasía esencial del onphalus stelaris sterilis. HE DICHO. Es de suponer que llegaremos –algún día- a ser alguito más que vehículos autómatas en franco proceso de autodestrucción, por la vía de la autopropaganda o del autobombo para todos. HIP. Son cuerpos que se alejan, alelados por la aparente incomprensión del planeta, que suda su misma tinta insípida de siempre. Pequeña marca. SUICIDATE MIERDA. Burbuja estrangulada. Cucaracha sin destino, a destiempo. Animal de soga.


061. Subterfugios, miserias, atragantamientos. Paciencia y vértigo. Exotismo y éxtasis. Estamos inaugurando la (ultra)decadencia más decadente que vivió el planeta. Todo lo anterior es chaucha-verso-poesía. La teoría final del holocausto es sonsa, es falsa, es optimista. Al final, moriremos de muerte natural, como los vampiros y los chanchos; y el que se crea Dios, allá él, que se vea en su trance, tratando de encontrar caminos que nunca se hicieron. ¿INSPIRADOS? Allá ellos con su hediondez. El animal humano ha demostrado ser, si no más, uno de los bichos más resistente de la creación. Come y coge mucho, a deshoras y mal. En síntesis: no sabe qué hacer con su tiempo, con sus vicios. No sabe aburrirse ni morir. ¿RECICLAR? Infatua polución intra-humana. Se verá oportunamente. He’iva chancho rengo opikasëro Alicia en el país de las Maravillas.


062. W.C. (“el que dice, es”). Pueblo de mierda. País de mierda. Gente que come tierra y anda desnuda. Escuálidos, esmirriados, descalzos que sólo hablan lenguas inentendibles y bárbaras. Zánganos incultos. BURROS. Haraganes sin progreso, sin misiles, sin cohetes que llegan a la luna. Que no leen ni los diarios. Que no entienden nada de nada de nuestro mundo moderno y democrático. Gente sin convicción, sin ideales políticos. Sin Dios y sin Patria. Parias empíricos y terrestres: ¡hambrientos! Produciendo hijos y más hijos, kogiendo porque sí, por vicio y sin ganas, aumentando peligrosa y desmedidamente nuestra población mundial. ¿Y para qué? Para que después no sean más que perdidos. Rebeldes sin causa. Patoteros sin destino masacrados al santo pedo en la primera esquina. Díscolos enfermizos de violencia. No vale ni la pena darles ni migajas de comer; por lástima, de pura lástima. No sé ni para qué ocuparnos de estas cosas, de esta gentuza que lo único que sabe es producir raíces sin gusto ni sofisticación alguna. GENTE PARA NADA. Gente que no sabe nada de nada. Ni los conozco, ni siquiera los odio. Ni me importan. O.K.




Capítulo 6

HAY KOSAS QUE NO SE PERDONAN/Q.E.P.D.


063. Incesto, amor y antropofagia. El veneno ejerce sus efectos deletéreos. ¿Quién será capaz de parar la máquina? No hay más África para Rimbaud. La aventura está muerta. Muerto Verne. Muerto Livingston. Agonizantes las verdes utopías, los imperios. BOLSA DE VALORES. ¡Basta! Incesto: no me tientes. No sea que otra vez me corte, me corra, enloquezca porque se acabó el pantano. Pero si tanto insistís con este jueguito mbore, este chiste de la verdad última, tendría que callarme en serio, del todo; para que puedas escuchar el arrullo suaveviolento del mar, que es tu destino. Y quizás también el mío. Hay que estar preparados. Lucy-fer (alias Añarakó) y Yo: protagonikstas telúricos de la histórica kogida conocida como Koitus Interruptus, a la que aludiremos de-paso y fragmentariamente en este mamotreto. LA CULTURA PLANETARIA agoniza sin remedio y aún las estrellas no serán alternativa. No obstante, es recomendable NO APURARSE e intentar por las dudas (mientras tanto) caldo-avá.


064. Lucy-fer o el espinoso enigma del klítoris gigante. Otro aborto. Breve resumen de la novelita perdida. Tema central: el feminismo. Lo femenino. Flor de pija o klítoris gigante. Tuichá la diferencia. MATRIARCADO ¿vuelves? Cárcel, adolescencia y manoseos. Para qué los voy a cansar. Todo como en los ¿buenos? tiempos de la repartición de los panes, los penes y los peces; cada cual con su cuotita, su pequeño pedazo de mundo entre las manos. ¿Y EL INCESTO: cuco-fantasma intrasponible? ¿Será posible –al postre- reintroducir el feto, el meollo crecido-anciano, dentro de la cavidad original? O fabricar un neo-útero gigante y romper el tabú clave-fundamental fundacional de la raza y empezar de nuevo. DE CERO. Siete milenios de civilización patriarcal al santo pedo. Entre fronteras y cercos. CORO: la humanidad es un mito fragmentado y disperso, un rompecabezas de títulos de propiedad por todas partes, indescifrable y enigmático como un pedazo de tierra sin dueño.


065. Los fantasmas fundamentales. Y son de-vuelta tus glándulas, tus pelos-vellos bellos ellos, la maceta fuerte del pubis. ¿Entrecanas? Entre piernas. ¡Sólido y fétido pubis siempre al frente! Y la escotilla, la escuadrilla platinada de tus incisivos y tus caninos. ¡Ah! Esa soltura impávida, ingravitacional del poro frente al polvo. Pezón perfecto de leche amanecida: hastazgo imposible. GLOTÓN. Insaciable. ¿De qué: de infinito, de luna, de mujeres? Trompo de guayaba mal clavado. Y la salú: ¡qué importa!, si no tenemos luego plata. Si la platita no alcanza; nunca luego alcanzó. ¡Puro cuento! Si Dios luego nunca nos quiso. Para qué hacernos de los buenos. A robar, a corromper, a traicionar, a patear, a escupir sobre el cadáver de la patria. BUSCADO COMPROMETEDOR. La próxima vez estaré contando las letras desde el otro lado del espejo. Pendejo boludo: este papelucho no te pertenece. Podría matarme. También podría matarte, destriparte lentamente dibujando caracolitos tristes sobre tu panza. Delicias aleatorias del tekaká pa’ä. Olvidar. Tonterías de los años locos.


066. Poluciones sin soluciones. Holocausto nuclear: ni pensarlo. Expectativa falsa, optimista. Perdón. ¿Interrumpo? PIDO “PIDO”. Siquiera un ratito. Para una kogidita rápida, de pasillo, al correr de la pluma. ¿Sí? Clarines dormidos despiertan de súbito. ¡Oh! Ocurre. Y son ahora gloria todos los vacíos. ¿Po’ëtas? Neo-barbarie. Cultores infatigables del akané. Para qué luego van a querer saber angá pobrecitos ellos, si el mundo luego anda tan mal, un desastre. ¡Qué época! CLAUDICAMOS. Hay un pánico que huye entre espumas despelotadas. ¡Oh hijos de la gran puta, hacia dónde tira, hacia dónde apunta esta-tanta fecundación estéril! Guá. Un cangrejo boludo, inerte, asoma entre el pirí de unos recuerdos mal paridos.


067. Canibalismo vs. antropofagia. PERVERSIONES ABSTENERSE. Esa puta degenerada que nunca esperó su noche. Negra perversa. Psicópata perdida entre delirios de mediodía y suposiciones tardías de medianoche. ¿LUCY? Hay una pequeña luz del otro lado del charco. Una sirenita tetona y peluda despliega sus brazos. Ha de ser la verdad negra que me llama. Soy el degenerado demente que aparece en esta esquina de la bola-nada. Querías que te enseñe. A koger. A “hacer el amor” porque koger te suena mal. Te suena feo, niña, ¿o me equivoco? Carne fresca. A PESAR DE STROESSNER. El tirano moderno más ignorante y duradero en esta zona del planeta. Paraguay reserva (a)moral y estilística del globo. Tarde, mal y nunca. Pero llegará. Llegaremos. Hora de las metáforas calientes. Un resto de humo azul, es un pabilo que se enciende y muere.


068. Infortunios de Lucy-fer en Paraguay. ¿País? Plagado de chupamedias y de orgullo. Inflado. De todos modos no tengo más remedio que seguir. Así que seguiré por las dudas la vía húmeda. Que la humedad parece ser la variable más constante de la vida. Y ante la duda, salpicaré, regaré, remojaré. Que si no hay Dios ni Patria, ni amor, ni profetas rituales, ni siquiera antropofagia; que al menos –si cabe- la vía, el camino-caminito del Señor, de la Señora, siga siendo vía y tránsito de ¿normal? humedad. Humidificado. Humidificable. ¡NEIKE LOS RECIOS, LOS MALOS Y LOS LOKOS! Yo te miraba como paisaje, como espejismo fuera de programa. Dolor de parto ajeno. Oficio de trirreme a contramano. Añá. Luna. Colgajo. LO QUE NOS DEN NO-MÁS. LO QUE (¿QUÉ?) NOS DAN. LO ¿QUE? OFRECE(RE)MOS.


069. Thodo y Nhada. Q.E.P.D. Pasiones nones. Qué Estúpido Pobre Diablo/a. Terminó la era del furor, y aún el auge de las melancolías. Ahora la decadencia se vive con todo, con sonrisitas, jarana, champagne (si alcanza el presupuesto), colorinche y dispendio-despilfarro a manos llenas (¿mani-rotas?). Como el Cristo de no sé quién. Que En Pedo Duermas. ¿Ilusión del calor? Todo muda. Todo es mugre. Quedó Estropeado Por Descuido. Agua va. Agua viene. Eran puramente vahos, cuando un solcito esquivo nos humedecía los calzones. ¡Con hache! TODOS CONTRA THODO Y THODO CONTRA TODOS. Quién Excesivamente Pistolea: Duele. Lugar de los encantamientos (todo x todo). Resulta divertido. ¿Querés En-serio Pija Dura? Uno se equivoca y son lunas, lunes o cortejos que se van armando con cierta dificultad, esculpiendo pequeñeces, notas, previendo cataclismos, sumando y separando fracciones, monedas o deudas, dudas. Quite Esa Pija De-ahí. Para qué te voy a contar. NHADA.


070. Lucy-fer picha del ynfierno. Hago agua. Un raudal furioso trepida y arremete. Farfullo, borboteo. ¡Se hunde! Sucumbo. Naufrago. SOY TRISTE. Puf. El invierno es difícil de digerir. Y de rituales ni hablar, que hoy en día la gente no sabe ni koger. ¿Bien? Ya valdría el más o menos. ¿Y de la vieja, peluda y querida antropofagia: qué habrá sido de ella? R.I.P./Q.E.P.D. Templanza, fuerza, tesón, libido y paciencia se malgastaron inútilmente (por siglos) en éxito, salud, fama y dinero. O sea: en amor, pan y fantasía. O.K., paciencia. Intentar una revuelta al espíritu antiguo. Pero ojo con la dificultad y complejidad de las vías retrógradas. La melíflua regresión y el vidrioso feed-back. ¿Reciclar? ¡Chake diablo flojo! CUIDADO CON LAS METIDAS DE PATA. Cuestan y costarán cada vez más caro. W.C. ¿Desgraciado Yo? SON AÑOS, criaturas del verano que nos crecen desde el vientre.


071. Mierda marginal. SUS PODERES ESTRATÉGICO-ENERGÉTICOS. Conclusión transitoria: somos muchos y ya es demasiado tarde. No sería difícil de imaginar, el planeta Tierra hundiéndose desorbitado en el cosmos, por un mero problema de peso específico, aridez, desorden, desquiciamiento, super-producción, super-población humana e HIPERKAKA. Maraña y musaraña. Hemos sido demasiado buenos-benévolos. Nos hemos matado (y comido) poco entre-nos. Araña, caña y cuña. No nos hemos aplicado a nosotros mismos la tan cacareada ley de la selección natural que rige el equilibrio ecológico de la vida animal-vegetal. LUCY: kü-añá que no engaña. Hemos copulado y por ende engendrado en exceso. Cañón sin perdón. Y para colmo defendemos y superprotegemos a los débiles, los niños, los ancianos, los insanos, los idiotas y los deformes. Y figurín-figurón. Evitamos las pestes. ¿Prolongamos? la vida. Ya terminamos de ocupar todo el planeta. MUJER/HEMBRA ¿arañas-amayas-desmayas? Mucho más de lo justo y necesario. El ynfierno es-será el color de nuestro tiempo.


072. Calce 35. ETERNAS DISPUTAS DE AÑAMEMBY Y AÑARA’Y. ¿Mástil? Verga. PIJA. Ya otra vez ¿Ha mba’etikó la-tanto? ¿Che pi´ó? Y ¿qué tal de enverga-dura ché (mba’etekó-pa)? ¡Muj!eres. Ritual amanecido. Requechos. YA DA YA. Tiempo al tiempo y amor al amor. Y antropofagia para todos. Magullaciones, escoriamientos, escaldaduras, edemas, ¿eritema-ardor quizás? Ojito que ya somos grandes. Algunos machuconcitos ¿des-afeitados? POCA KOSA. Amanecer aún no ha amanecido. Luces tierna. Luces satisfecha. Fagocitosis ¿sería mejor? Luces (lucís) como las luces. Como la luz, digo. Y tu estómago estalla, turbio y ávido de digestiones y libaciones cárnicas, carnosas, sedientas (¿saciadas, sabrosas?). ¡Qué bestias! Seres averiados, segregados, degradados y deteriorados desde el comienzo. Pasto de desprecio. ¿Incomprensión? Antes diabla necia ¿te acordás? nos conformábamos con poco. Cualquier ilusión de cuarta nos sacudía la sangre. Petisa. ENANA.


***073. Hagan cola. Lucy: estoy listo. Acudo a tu llamado, aunque al igual que Ulises resistiré a tus cantos de sirena. ES UN DECIR. Me gustó un kilo (¿o dos?) tu muslo amanecido, remojado-rehogado en vino tinto y salmuera (¿muera quién?), a la plancha, a la parrilla vuelta y vuelta. Lento pero seguro. Y la pechuga blanco de ave, ¡qué delicia nde-bárbaro, qué exquisitez mi Dios! T tus alitas crocante-picantosas, aromadas de jazmín y espanto. ¡Oh masticaciones vagas, carne humana que te quiero carne! Venga ese fragor, ese tifón antropofágico, ese poco-poquito de amor ritual, moco, pavor y escolopendras violadas, violáceas. Susurro suspiros y salpicaciones por lo bajo de tu vientre, de tus nada-nalgas. Subí, corré, mordé o kagá si se te canta; total, la limpieza a la larga es automática. FRANCA IDIOTEZ: preocuparse de que el futuro se olvide de nosotros. El tiempo arrastra sus cadáveres. Gritá. Gritá bien fuerte-ke, negra, hembra, diabla degenerada; si total mañana será otro día y ya no (¿nos?) comeremos carne.


074. Kanibalismo con ka (de kaka, koka y kuko). ¿Por-qué y para qué decirteno, nena? DEMONIA. Si vale o no vale la pena, que lo digan los egipcios, los estúpidos, los maricones, los políticos. Vos dale nomás. Ejú. ¿Amantes tal vez? Debe ser el vino o el viento o el entusiasmo o mi locura exótica, erótica. Mis venas a punto de reventar, de calentura. ¡Chake! Una vez más: LA SANTA SANGRE. El kanibalismo en el fondo me deprime, me pierde. Así que chau. ¿Qué será de tus inma(s)tur(b)acciones cadenciosas? ¿Será verdad, será real, acaso (m)oral-(b)anal? Lo siento. Lo presiento. Lo pre.veo. Tu estatura, tu estatus de niña, tu ¿frutal? Fragor, tus sueños, tu fantasía. Tu koncha. Chau. Adiós a tu klítoris-siempre-erecto, a tu erecto ¿eructo? De eterna adolescencia. No es mi tema ni mi turno. Chau piernas kalientes de arrabal. Chau molicie molienda in-kúbita y circular (en ciernes). Chau a vos, a ti te kanto, sin kuánto, sin kuento ni kuenko lleno, sin amor, sin komplacencia, sin ritual ni antropofabia. KULO PELADO. Karne de ynfierno. Chau-ché.




Capítulo 7

PICHO DULCE

(RESURRECCIÓN DE LUCY-FER)


075. Mi pequeña Lucy-fer. Los polinomios son verdades de incógnitas preconcebidas. ¡Cuánta koncha desperdiciada antes de salir la luna! ¿Quién-pikó es el que miente, si al final todo es igual que al principio? ¡Ay Lucy! Miro con tristeza mis engaños animalizados, esos lúgubres pedazos de la kakita-de-parto que nunca se tuvo. Olor a pedo de guayabas y flores de jazmín. Esa puta alegría idiota de escribir una letgra detrás de una máquina. Sonoras y lamentables kagadas. No negociables. En fin ¡A FORMAR! Sonceras que el tirano descuidó. Tragones que no saben ni respetar, ni convidar. ¡No participan-py! Tragan y tragan (un-dos). Se empachan y kogen-pistolean a nuestras hijas. Putos que degeneran al pueblo. ¡Paso vivo y corto! Hijos de puta. Cuatridemonios pelotudos que andan, vamos a darles con todo. Sin asco. UN-DOS. Cambio y juera.


076. Picho dulce. ¿SERÁ DIABETES? No te rías. A veces tanta pacatería pudre, jode, enturbia nuestras sabias y santas elucubro-meditaciones. Seamos pulcros. Administremos el sentido del humor, con pudor, con corrección y estilo. Se promueve: EL LABERINTO, nuevo género narrativo. No se lo pierda. Ni collage, ni novela. EL LABERINTO está destinado a conseguir la tan mentada “verosimilitud” atemporal de toda buena novela, por otros medios. No utiliza la sobresaturación de las credibilidades, ni la des-saturación de las irrealidades metafóricas intercalares. Mezcla-mezcla-mezcla y espolvorea generosamente (¡¿qué?!) con polvos de polvachos de condones desechados. Desechables. ¿Amor kaníbal? Torturar-morder. Crujir-koger. Matar para comer. Hacer(se) koger para y por joder. REGRESO DE LUCY-FER. ¡Volviste Hembra Elemental! Fundamental, carajo. Tres hurras. Al tercer milenio resucitó de entre los vivos.


077. Otra vez Noé. JAPIRÓ FORZADO. Falta tan poco, a veces, para romper el espejo, que da la impresión de que vivimos-viviéramos patinando, resbalando a menos de un jeme de nuestras propias narices; curioseando ansiosos, apurados sin permiso, esquivando siempre esa traicionera contraimagen que nunca termina de romperse del todo. Empero, no será Dios quién nos haga desistir del intento. ¡KANESE! ¡Ya otra vez metido y con el barro en las orejas! Como si los diluvios pudieran tener un final feliz. ES TU HORA LUCY-FER. Bandada de guerreros solitarios rompiendo moldes de entretiempo. Al ataque. De frente. De entresueño salidos caminantes. Vencer o morir. Libertad o muerte. Patria o muerte. Independencia o muerte. En tierra de ignorancia. De vírgenes golosas. Y tristes (¿y tiernos?) tiranos. Vanos. Varios.


078. Cómo enfriar la máquina. ALOJA CEREMONIAL: quiero-quisiera kagaditas de moscas (o palomas) para ensuciar mi sepultura. Quiero ají y canto verde para mis lunas mañaneras. Lucy: no te miento, no te mentiría si hasta llegara a prometerte enprenda, mis esperanzas negras. ¿Y para qué! Te he mordido harta-arteramente la kola y siento, presiento tu sangre tidia escurriéndose en mis carnes. ¿Te duele, mariposita azul, calentonita verde? Rojo fue el destino de mis can tos. Amatuna por la nostalgia. ¿Amanota de quebranto? Los perros psicóticos son vaga estopa, horizonte acolchado de mentiras. Opá. Este puto-putañero-puteador-grosero-pelotudo-de-mierda se kaga en todo. No hay derecho. Persíganlo. Atrápenlo. Kójanlo y káguenlo como Dios manda. Ya.


079. Los vicios: niñerías perdurables. Y el amor. Vicio dulce. ALUCINADO, un carnaval extraño danza sus lutos de orfebrería casera. ¿SUEÑO? Llegan ya los carros cargados de latas vacías, marionetas, máscaras, ilusiones; espejo-espejismo de soledades, cáliz, copa de cicuta que reverbera en las kurubikas (¿o en la concubinas?) de algo que parece no habernos habitado jamás. ¡Oh! Comparsas y carrozas bailan, bailotean en esta penúltima noche. La pobre muerte de los pobres muertos. Nada o casi nada va quedando. Casi sin hormigas para marcar el paso. Esqueleto endeble y desfalleciente. Poco. Casi nada. Caminito alucinado. Dan unas ganas inmensas de huir, de matarse en el cenit de este carnaval de cristales y palabras. ¿Para salvarse y ser? ¡Bah! Los sentimientos-SE SABE- son la resaca del alma. El alma es la resaca del espíritu. Y el espíritu es (o debería ser)la pesadilla de la creación.


080. Moriremos caigüereando. SOMOS ASÍ. Seguiremos viviendo a sordas y ciegas, hasta que el mundo se hunda o se nos caiga encima. Muerte del platonismo, y de (todas) las utopías. Muerte, ineficacia e hipocresía del materialismo. La dialéctica como uno de los peores inventos de la racionalidad. ¡Wákala Descartes, Hegel, Sócrates y tantos otros solemnes pesados! Inconsciente y psicoanálisis, iceberg hundido para siempre en el mar. Como la Atlántida. PARAQUARIA: camino de agua, etela imposible en el mar. Paraíso perdido para demonios y diablas despistadas. Somos coyuntura. Somos desventura. Seremos escuchados. DETALLES. Poco importa. Igual tendrá que ser. Chau pueblo. Yo en mi rol y vos en tu canasto, en tus fronteras. Y ¡suerte! Que habrás de necesitar(la). Que habrás de resucitar. Lucy-fer. Que habremos mucho-aún de y por pistolear.


081. Erótica estronista. OPÁ. Crisis de la Igualdad, catástrofe del idealismo socialista. La Fraternidad nunca ni se intentó siquiera. Mucho cuidado con la futura crisis de la Libertad y de toda la estructura-parafernalia capitalista. Sociedad de anti-valores. Nuestras suculentas DIETAS y el ¿HAMBRE? De la humanidad. Las falacias de la O.M.S. ¿Cuántas calorías, cuánto espacio vital, cuántos polvos por año y cuántos electrodomésticos necesita un ser humano para vivir como un ser humano? ¿Sabrá Dios? Mejor dedícate a descifrar este supuesto enigma (bobo) de Lucy-fer y su famoso klítoris gigante. LUCY: dicen que fuiste una casquivana fatal. AMANTE DEL TIRANO. Del crápula. Escuálida. Esquiva y escabrosa. Kuleadora. Dicen. Dicen por ahí que no te alcanzó la madrugada para morirte, para matarte de pié.


082. Luces/luminarias del ynfierno. Luces como las luces. Luciérnagas. Luces lozas; lozana mejor diré. Y tu estómago alado-violado (¿rekalentado y loko?) me marcará el silencio. ¿Y el amor? Mi amor. Tu piel. Mi cielo. Tu ritual. Mi antropofagia. Lucy-fer: no digas, no pidas nada. No corras. No sigas. No digas ni repitas mi nombre. No sueñes conmigo. No digas pavadas. No desesperes. No pierdas. No llores miseria, No grites. No creas en nadie. Kogida y rekogida como estás ¡qué te vas a calentar! TE LO DIGO YO. Yo el destripador, el buscador a pija de petróleo, el hijo del hijo de la hermana, feto torcido, kaquita de parto. Yo el tacaño pero tierno,  deskonchador fantástico, abusador de bien. Yo aspirante serio a supergenio, supergaucho, super¿qué? El iconoclasta. ¿Mente dura/pija blanda? El que se mea y kaga y se raya. ¡Aleluya! El Señor no está con nosotros. Igual, oremos al Señor y listo. Otra vez Jorge. ¡Otra vez Yo! PESADO. ¡Tembó! Presiento la cercanía del milagro inesperado. ¿Lucy, dónde estás? Atajo la respiración. Retengo tu imagen. El visor escuálido retrocede. Me subo y salto.


083. Viajecitos cortos. A LA MIERDA. Incluye recomendaciones y recetas médicas de-pasillo para el amigo lector. HIPOCONDRÍA GALOPANTE. Vista y oído. Gusto y olfato Toqueteando. Dolores Fuertes de Cabeza (aproximación al masoquismo). Aguantar-aguantar-aguantar.. Hasta que de repente todo vuelve a aclararse. Todo calza de nuevo en su sitio. Los sueños se aplacan, se olvidan. La vida sigue su curso, su camino de siempre. KANESE delira. YO desesperadamente piensa y trata de reordenar su pobre realidad. PARAGUAY se pierde (a estos yndios de mierda siempre les pasa lo mismo). LUCY-FER duerme y sueña. Viaje intercalado de nuestros tres pequeños demonios (Añamemby, Añára’y y Añarakó a través de la novela-historia triunfante del Paraguay. Mayoría femenina: dos hembritas, un machito. Metiendo mano. La guerra como monotema de fondo. Secuencia creciente, victoriosa. Trama-trampa: EL TESORO DEL MARISKAL LÓPEZ. Éxtasis y gran final. ¿Soluciones? El suicidio (tan esperado) no cunde, no corre, no rinde. No marcha. No anda. Seguimos siendo los mismos n iños malcriados de siempre.


084. Hypy-mbore. ¿TRANSICIONES? Y ya que estamos, qué-pa tanto importa si somos mendigos, contrabandista-í, traidorcitos-angá que andamos pidiendo macana, miguitas por ahí. Perdimos, pero vamos-ko a procurar ser más bueno, hacer un poquito menos de porquería. ¿Y para qué-pikó sirve un país? Así somos los paraguayos. Paraguayitos aguantadores. Y si nos jodieron con la dictadura, y ahora nos van a joder con la democracia, ¡mba’eiko la tanto! ¡Mávapa nde! Perdimos. KONCHA MADRE. Hubiera preferido limpiarme el kulo en el espejo del tiempo.


085. Viaje al intestino grueso. Aromas del yerbal. Lucy-fer entra en su kulo. ¡Oh! la tecnología con todos sus chiches, viajes espaciales, computadoras y ¡cuánta! Pequeña macana nueva aparece en el mercado. El ruido, el vértigo, la suciedad, la contaminación. La informática. El existencialismo vulgarizado y rampante se sigue difundiendo y aplicando como supuesta única manera de sobrevivir en medio del despelote. La vida se estropea y se acaba. Una vez más: LA ARCAICA TEORÍA DEL AVESTRUZ. Alguna vez soñé con ser un grillo, una tortuga que remontara las corrientes, una pizquita de polvo sedimentada en los placares. Infinitudes que se desparraman solas sin tocarlas. Mentiras frente al espejo. Mentiras sumergidas, algodonadas entre bombas, bombachas, bombardeos. ¿Mentiras que inventó el tarado del tirano? Mentiras que inventamos cuando ya no sabemos qué decir. Hay todo un mundo inacabado que nos separa. Lgo así como decir: PARA SIEMPRE. Sentí la espuma de mar en la garganta, y entonces ya no pude contenerme. Último ynfierno al fondo a la derecha.




Capítulo 8

KOITUS INTERRUPTUS:

UN VICIO BARATO COMO POCOS


086. Curiosa. LUCY. Kalentona. Pícara de endemoniadas brujerías. Suave de crepúsculos sin luna. Y sin descanso. Piedra elemental-angular del primer rechazo-konchazo-abrazo circular. De la primera teta. Del primer empuje y última caída. Yo te convoco y te invito a la cena fría, al festín de la poca-kosa, casi nada que nos curve, que te tiese, que nos deleite, aliente, alegre. VICIOS. Pobre angá. El taladro la perforó desde temprano.


087. MANIFIESTO NEO-MACHISTA. VISTO. Más allá de los klítoris erectos, de las vaginas dentadas-insaciables. Más allá del furor uterino y de la ninfomanía común y corriente; pienso que, en un continente machista y primitivo como el nuestro, y lejos –muy lejos- del superdesarrollo pornográfico de los países ¿más? civilizados que nos orientan, explotan y carcomen; estamos poco menos que obligados a opinar en contra de todas esas tipologías destartaladaas y confusas de adaptación social contemporáneas. Por eso, con el debido respeto a las SEÑORAS y los SEÑORES, y con ínfula de recomendaciones planetarias, PROPONEMOS, en constructiva postura neo-machista, que las posiciones para el amor deberán-deberían ser siempre las mismas (No Innovar, NO VARIAR es la consigna de la especie): como Dios manda, y ante la duda, de 4.


088. Santa Lucy(fer) Patrona del Paraguay. GRAN VIAJE-DELIRIO PO’ËTIKO HIPOCONDRÍACO. ¿Des-encuentro/des-entierro en Paraguay? Justificaciones médicas. Goces de la hipocondría. A lo grande. ¿TESORO? Deleites de un verdadero martirio interior. Y ¡a-toda-marcha!, ¡a-toda-puta, a-toda-máquina, adelante compañera!, que el camino es largo y lento. Inseguro tal vez pero posible. Meloso melífluo, pero sigue siendo nuestro y tuyo mientras las voces y el tiempo se alejan, se pierden (gritan a lo lejos) y no hay, no es más que uno-uno-uno que ritma, que rima, que sacude (¿se sacude?), sacudimos el bosque y son ciruelas, naranjas de estación insospechadas, camarones saltones agrios, perras aullando desesperadas a su fantasma favorito y nosotros que ya no-es, no estamos, no somos nada; casi nada. ¿Casi koncha? KOGED Y MULTIPLICÁOS. Lo dijo Dios.


089. Añakuá. RESURRECCIÓN DE LUCY-FER. Vos chupá el cilindro sólido y caliente, excrecencia de mis carnes (y las tuyas), sin pensar –si se puede- en las baratijas, en las maldiciones ¿inútiles?, en las mentiras. Dale nomás, que así es la kosa, el asunto. Uno se rompe el koko, el kulo, duda, gasta, da miles de vueltas y al final (al postre) siempre llegamos a lo mismo. ¿Amor puto y sincero? Deliciasm del ynfierno. KLÍTORIS GIGANTE: mero problema visual. Anamorfosis. Falta de tacto y dioptrías suficientes. ¡Puras mentiras que inventó el tirano! Fantasías deskokadas. Cuasi-erótikas. Así es la vida, mi negra Lucy-fer. Unos piden y otros dan. A KONCHAZOS SE CONSTRUYE EL MUNDO.


090. Paraquaria(fin). AQUARIO/ABLUSIONES. Yo soy-seré el agua que lava, que lleva, que ahoga. Soy la (proto) vida y el (primer) canto. Yo soy-fui el agua que llueve, que fluye, que zambulle y zozobra. Soy agua que moja, que salta y salpica. Soy el río que llega y pasa. SOY CURSI, parguayo al fin. Curiosidades. Cuchicheos. Devaneos. PAR-AQUARIO. No estamos aquí para hacer regalos, ni para refritar recetas tecnocéntricas, ni para revenderles espejitos a los ansiosos, ni a los yndios (que ya se murieron todos). Ni para consolar a nadie. Asunción del Paraguay, más que una pobre guarania y madre de ciudades, llegará al rango, a la categoría sublime de las metáforas útiles. ¿Mba’e? KOITUS ¿INTERRUPTUS? Chupá mi pija. ¿Qué? Vos chupá-si-ke mi pija grande y dura, misa-sumisa MUSA y no te asustes, que no muerdo. Que existo y soy. Y soy lo que soy, algo que se puede ser. Y hago lo que todo el mundo hace. Pero oculta. Pero calla. En serio.


091. Recetas de sobreviviente. RECETARIO MARGINAL. Poluciones ¿sin soluciones? Pobre diabla ¿Y a quién carajo le interesa? Digo. YO. Soy una pija plantada en el centro de tu mundo, de tu cuerpo. Y eyacular, si bien resulta innecesario, casi siempre ocurre. Se da, dirían los chinitos y su famoso Tao. ¿RETORNO DE LUCY-FER? No te me quejes vieja. Qué puedo hacer si el mundo es como es. Y listo. ¿Para qué reventarse el koko? Si el bulto está ahí nomás. Hay que agarrarlo, pulsarlo (kogerlo dirías vos) y chau. CÍNICOS DEL MUNDO: UNIRSE. Vos ponete bien duchita-derechita, que así es la kosa y dale nomás para adelante, que el reloj no piensa ni espera. Que después no habrá hembra ni perro podrido que te tire un meo, un polvo. Ni siquiera un mero y triste polvacho para desempolvar la telaraña. ¡OH LAS PROPAGANDAS COMERCIALES! Y si no te gusta, jodete, paciencia, o búscate otra (cualquier cosa, pija, koncha) que te venga, que te calce mejor. La precisa. EL RESTO: VYROREÍ.


092. Para calentonas con título universitario. VÍA CRUCIS. Para lamerse los dedos. Lo que pidas. Lo que te guste, lo que quieras. Un mordisquito aquí. Un traguito más allá. Y sigue el baile, que sigue habiendo cuerda (¿cuerdo yo?) para rato. No te asustes. Non huyas gatita, diabla, que te kojo, que te agarro. Te atrapo, te estaqueo y te deshuello. Como tiene que ser. COMO DIOS MANDA. ¿Y vos, qué esperás? Si no hay otra. Si total, un cuerpito más, un polvito menos;  ¡qué le hacwe al mundo? El panorama no es bueno ni claro, pero eso no acredita a los pesimistas. Tampoco a los eufóricos. El bicho humano es mucho más loko y resistente de lo que se quiere creer. Y para eso, para algo estamos. Mi querida amiga-hermana Lucy-fer. Cuando te retiras sólo queda en mis girones, un bananal esparcido de canoas y frases.


093. Polvo, ritual y antropofagia. Y ya que estamos (¿solos?): pido. PIDO MÁS. ¿Pido qué; qué pido? Pido primero un país como la gente. Un lugar en serio para nacer, para vivir, sufrir y morir. Una casa, un techo, un pedacito pido. Por eso: a desinhibirse enanos. Que hay (¿habrá?) siquiera, sana antropofagia para todos. Para rato. ¿KOGEOS Y KOMEOS LOS UNOS A LOS OTROS? Vicios mayores: el plagueo, la melancolía y el caigüetismo. Irredimibles. Hay que contar con ellos. Vicios auténticamente animales (criminales), que apuntan sin ningún tipo de rodeos, a la ingrávida ley del menor esfuerzo. Yo te dije bien. Y es NO. ¿HOLLAR? ¿Hollejo-pellejo-pendejo? Olla podrida y caja de Pandora. ¿Vienes vientre de mujer? Lucy: encendé el velón de incienso. Sacate la dentadura postiza. Sacudí la kachuchiente. Emperifollate bien-ke. Quiero música fuerte. Luz violeta. ¿Picadas? Aceitunas puede ser. Y vino, sí. ¿También amor? ¿Te parece? Pero ponete bien-ke. Ponete cómoda, relájate. ¿Batido y luz estroboscópica? Da igual. Vos seguí. Todo ritual tiene su precio. Su ritmo. No pares. ¿Final? ¿Finalidad querés decir? ¡A CALLAR! Reviviría con ganas el macanazo seudo-eterno de los laberintos, si es que en verdad (en rigor de utilidades) sirvieran para algo. Ilusos optimistas, pacatos divagantes, mentirosos soñadores. NO JODÁIS.


094. Destrabalenguas. Renacen mis montañas. Koger, chupar, dormir. Recurren las palomas. Blancas igual que negras. ¿SOÑAR? Una primavera nueva se impone, postergando lamento y letanías. Morfar, picar, pinchar, ¿vivir? Hoy, un neodiluvio universal me convoca y reconozco entre la espuma, un parto descuidado, unos molinos desenterrando estrellas. ¡Soy otra vez Yo mismo! Me reconozco entero, deudor, traidor inclusive. Caminante. Quizás morir. Un caminar que más que polvo, es sangre seca. Lucy (mi reina) emputecida, sí, ya sé que no te da (que nunca luego te dio) el cuero para escucharme. Si estás hecha mierda. Perdida, podrida. Igual o peor que Yo. UNO CRECE. ¿Y para qué Aristóteles? Uno vivía como se dice: al pedo. Calientes si se quiere, pero estúpidos en el fondo. Caducar, caer, ¿mentir? Y sí Porque correr, huir, boludear, suicidarse, menorear, drogarse o ignorar, ¿adónde llevará?


095. ¿ORGÍAS? No temas. Ni te metas. Dios los junta y ellos se crían. Poder jugar, hurgar, mezclar. Dos más dos, son casi siempre cuatro. A la larga. ¡Cero en Biología! Escribir para koger, acogotar, torcer. Subversivo, comunista, cursi. ¡Cero en literatura! Morir (matarse) para poder jugar. ¿Cero en música! ¿Mentir para poder vivir? Adiós EMBOSCADA de mis monstruos y mis demonios precisos: aunque te olvide, nunca podré perdonarte. ¿REPETIR? Quizás hurgar para seguir gozando. Comer y chupar para seguir pensando, descubriendo ¿soledades nuevas? ¿Mi-nimiedades sordas? El problema no es el defecto sino el exceso. Y la solución de semejante intríngulis existencial contemporáneo deberá ser planteada y dirimida al nivel de la (mala) distribución de los excesos, plusvalías, redundancias y regalías. LA ENVIDIA. ¿Remedios? Koger para dormir. Un poco forzado. Pinchar para seguir ¿soñando? Joder (quizás) para ¿no? Seguir muriendo. MUERTES DE MIERDA. Ipahape. Algo me dice que tal vez una muerte más no signifique nada. ¿Morir-matar para volver a empezar? Caminito sellado de la antiquísima teoría de la fagocitosis antropofágica. ¿HABRÁ RESURRECCIÓN? ¿Por qué no? En comuniones carnales sempiternas.




Capítulo 9

VIAJE A LAS ENTRAÑAS


096. Nderakore: erótica caníbal. Koncha: soy yo. Un bicho, un molusco, un microbio chiquitito y curioso. Abrite (¡Dios!), déjame verte, déjame entrar. ¿Qué busco? Hurgo. ¡Un poco de luz, mi Dios, un relámpago. Y voy. Piel y pelitos de tu koncha. Boca inmensa. Un beso a cuatro labios: dame. En el viaje de la vida no hay brújula, polo norte, BRUJA NI COMPADRE que señale (con toda y fiel seguridad) nuestro destino. Ya ves. Por eso: retorno a una ¿feliz? O al menos si-quiera ritual antropofagia. TATÚ HE. Hay que acostumbrarse. Transar. Contemporizar. Adecuarse a las circunstancias. Amoldarse y aclimatarse para sobrevivir. La rutina mata. Y la torpeza –lo confieso-, me enerva el alma hasta en su quinto forro. Generalmente, trato de huir, de escapar hacia cualquiera de los vértices, de los 4 vientos, de los 7 mares, de los 9 ynfiernos (¿no eran 11 acaso?); pero al final todo termina de igual modo, porque el infinito también tiene límites y aún Dios tiene sus reglas. TATÚ NE.


097. Seku’encias del primer polvo. Por nuestro puchero. Por nuestro conchabo. O sea por la unidá de la familia paraguaya. ¿Qué serán esas voces? Golpe y reflexión. Algunos muertos. Militares y militantes eran los de antes. Algo de música. Imágenes. Y un olor a crenchas, a koncha amarga, a crótalos cinbrados. ¿Quién habla-cuchichea por ahí? ¿Quién osa interrumpir la escena, el ritmo, la cadencia? Hay que estar preparados. ¿NDAHEI? Tiroteos. Antropofagia. Ndajé. Comimos del fruto y viviremos para siempre. Amén. Golosa Lucy-fer: Yo no te prometo mundillos ni mandíbulas de utilería. Ni riqueza. Ni pañales. Ni siquiera amor. Sabemos de memoria las mentiras sin gracia que decoran el mundo de mierda en que vivimos. ¿Cuántas bajas? El embotamiento de los sentidos. La insensibilidad, el hartazgo, la necedad, lo tosco, lo apurado. La T.V., lo narrativo. Las novelitas. La historieta. Re-vuelta al caigüetismo escencial de la raza. Ndajekó. Aburren. Pudren. ¿Quién ganó?


098. La máquina. ¿YO? ¿Cuándo llegué al clima, a los laberintos rotos-descompuestos, a las emociones fuertes? Teléfono desenchufado. Campiña campesina. Playita playera y solitaria. Pescadito va, pescadito viene. Me pierdo. ¿Transamos? Transemos, que esto es tran-si-ción: LA ETERNA; y demos-gracias (¡por favor! Por estas sacras democracias ¡Oh Dioses, oh manes y panes míos-nuestros queridos! Vos seguí-dale. No atiendas la puerta. No oigas. No pienses ni sueñes. Vos dale-si-ke. Un-dos-un-dos.


099. Polvo seco. EL SUMMUM/LO MÁXIMO. Mastico. Insumo y trago el trago-sorbo agridulce de tus carnes. Ya sé. He aprendido a sentir-palpar-palpitar el apretón tierno y salvaje de tu ser, que me impele, asume, exhuma, ¿exime? Y exorciza el tiempo y los ¿pezones?-pesares. ¡Oh!. En viajes sin son ni ton, de repente, aparecen. ELLAS. Y son como miles de hembras golosas, jóvenes, ardientes. El teatro me confunde. Ya no soy Yo (o casi) y entresueños, sacudidas, turgencias tangenciales y apretones apretados, remonto el infinito una vez más; y ya casi es de día o mediodía-medianoche y es voz y tiempo, tiempo de hembra, diabla o mejer que dice ya, o ¡basta! Exagerado, es suficiente. Y se acaba. JAGUARY’ÄICHA. San-se-acabó.


100. Adiós a los números. CHAU. Numeritos juguetones joden. Salpican. Saltan. Tortuguita ensimismada. Verdugo. ¿Para cuándo quedarán las libaciones agrias de tu sangre, cuándo –de nuevo- la vuelta al corso, al pedo, a mis dientes, al calor hogareño de tus espacios muertos? Un dedito aquí. Una copa de sangre y semen por allá. ¿Asco? Pausa. Y santas pascuas. Final sin amor. Ni ritual. ¿Ni antropo-qué? TODOS LOS MONSTRUOS EN DULCE PATOTA. Lucy-fer y sus secuaces. Toditos. Paraquaria: destino fluyente. Paraguay solución transitoria. De emergencia. Sin historia. Sin cultura. Sin capital. Sin  ataduras. Sin ambiciones. THODO. Coimero. Pychaichí. Vulgar. Puerco. Atávico. Kursi. Grotesco. Muerto de hambre. Añarakó, el Mariskal, kanese, Yo, Añara’y, Añamemby, el General en Jefe y NHADA. Muertos que gozamos de buena salud.


101. Un vicio ¿barato? como pocos. ¿Bombeando? Y sí: ¡qué cuesta! ¡Qué cuernos! ¡Qué carajo te podrá costar! Casi nada. Si están hechos el uno para el otro. O mejor, para la otra. Metiendo y sacando. ¿CÓMO DERROCAR DICTADORES? ¿y Yo qué pito toco en esta historia? En fin, ideas parecen-parecerían ser incompatibles con la hiperhumanización del planeta. Hipersexo y SIDA. Pero sin embargo, la hiperboludización y las decadencias siempre gozaron de buena salud. Y llevaron a los mismos puesrtos. NON KALENTARUM. Pájaros simpaticones, angurrientos picotearán tus ojos. O KU-OTRO. Y será el ynfierno. De vuelta. Una vez más. Adiós a las aguas, a las armas, a las letras. Y a los números. ¿Bombeando suena feo? Si total es barato. Y sirve. Y gusta. Y de losm vicios conocidos, es lo más barato que hay.


102. Poluciones cavernarias: mi lokura predilecta. El mundo está podrido. Atosigado de gente. ¡TANTA PROLE! ¡TANTO POLVO! En fin poluyamos (¿smog?). Eyaculemos Lucy-negra, si total nadie pide permiso, ni piensa. Vos traé el mpastel, esa colita brutal (te-ví kulí; ¿ne?, ¿no?). ¡Que se vean los viejos, los vyros y los feos! Despleguemos tus alas de vampira. Y a volar. Bolando-bolando. Sentí el peso de la antigüedad del tiempo que pasa, viajando con nosotros, no sabemos adónde ni hasta cuándo. Me invadió entonces un acceso incontrolable de risa, un ataque sin sentido a la cordura, a las riquezas, a la lógica y a la pequeñez del tiempo que pasa. TRANQUILOPÁ-LOS-PERROS. Y sí Es la modorra. No te preocupes. No te calientes ¿sí? Cumpliste. Y bien que cumpliste ¿amor? ¿El dólar? Qué te da, que se vean los ricos.


103. Tembo-ku’i  ñamokö. PARA JUGAR EN SAN JUAN. ¿De atrás? ¡Ay kulito, nalguita grasienta de mis mejores calenturas! Calentita, crocantita. A las brasas, al asador o a la estaca, que se ve mejor. Que huele mejor. ¡Qué aroma mi Dios! Que se me escapa, que se me hace agua la boca. ¡Qué país? Tragando ¿sí? El mero vivir por vivir es algo que puede observarse aquí, casi en estado puro. Pocos prejuicios, preconceptos; pocos compromisos, poca lógica. Pobreza, lejanía y vaguedad más que salvajismo. Es la humedad. Es el sudor. Y vamos, voy entrando, patinando entre tus pieles-pliegues, tus paredes de manteca. Oscuro pero siento. Sieento y huelo. A mar, a koncha, a flor de koncha, ¡qué joder! Mastico y trago.


104. Plata yvyguy (mierda nacional). Pido paciencia. Pido lugar. Pido descanso. Pido atención: irrumpo. AMIGA LUCY-FER. Lo siento. Una eucaristía sacrílega canta (en) el amontonado rincón de unos proverbios gastados. Mohín y herrumbre. Entierro. Compañera de una hecatombe sin destino ciudadano. Curioso parecer más amputado que valiente. ¡Qué más se puede pedir! Hasta el cielo -¿un cielo-cielito para Lucy-fer?- no es más que un estúpido chantaje. CAMBIANDO DE TEMA. ¿De atrás? ¿De frente? ¿Vuelta y vuelta? ¿Masajes, adobos? Pavadas, negra. Dedtalles que no hacen al asunto. ¡Venga una vez más ese abrazo antropofágico! LO MEJOR. Si se puede. Lo mejorcito. Como ocurre con ciertas especies animales, también hay conceptos que andan en manada. Todo suave, suavecito. Procuro. Nado, trepo y resbalo. Floto y vuelo. Volamos koncha, vos y yo (¡NOSOTROS!) hacia un cielo-cielito húmedo, calentito y oscuro. Cariñoso en fin. Generoso y exacto. Bueno-bueno-malo. Justo y necesario.


105. Cuento de las viejas gordas. Un respiro. Un descansito-mi. Y ya que estamos, sigo-seguiré pidiendo. Cualquier cosa. A poco interés. Porque somos pobres. Angá. Que toditos los años les sube el río. Por eso nomás –digo- debe ser que me hice pedigüeño. Vinieron luego todos los brasileros, los argentinos, los bolivianos y nos hicieron la guerra debalde. Inglaterra con su reina y todo. Ese emperador cambá vino y nos llevó rodo, nos sacó, nos tiró, nos mató todo debalde y por eso –digo- pido,  o sea tenemos que pedir. Monedita-mi. ¿PEDIGÜEÑO YO? ¡Viva el coño, el caño y la escopeta! Vos dale nomás. Negra. Que ya te alcanzo y te como, te muerdo, te mastico toda. Y voy. Chake. Y va llegando-llegando ¿todo debalde? Por vos, para vos. ¡Viva la ignorancia y el carajo! KONCHA MADRE.




Capítulo 10

CELEBRACIONES:

AMOR, RITUAL Y ANTROPOFAGIA


106. Un oasis para Lucy-fer. Pido descanso, pido paz. INSISTO. Insiste y vencerás. Al final. De todos los sentimientos, el amor es lo más flojo, lo más debilucho que hay, lo peorcito. No es malo en sí. Pero no da, no alcanza como para fundar (y fundamentar) sobre él una CULTURA CIVILIZATORIA más o menos sólida. Todo parece ser y no ser al mismo tiempo. La kosa es mucho más complicada de lo que parece. De como nos la quieren pintar. O vender. ¡Qué podrido me tienen todas estas mierdikosas! A lo sumo, el sumo fermentante te acogotará, ahogándote en feroces tormentones; porque uno sana y simplemente tiene que morirse de pura obligación. HAY VECES. Así que, evidente mi querida Watson/Lucy-fer, a nada llegaremos, como era previsible desde un comienzo. Pido tiempo, pido plata. Y sellemos (de una vez por todas) en alto precio, este raro cuán inútil destino milenario (¿cuál?); para poder cantar alfin –al pedo- nuestro famoso aleluya atragantado en un mar-universo de cenizas. Por culpa de los egipcios. De los fenicios. De los griegos. De los yanquis. Pido permiso y disculpas por adelantado por el ex-a-brupto. Improperio al fin.


107. PARAFERNALIA. SIN RETORNO: DEMONIOS AL MARGEN. Hay que matar gente, ralear o al menos dejarse de jodeer, de koger, apretarse el cinto, el cinturón o mejor aún, el kulo, las bolas, achicarse, despoblar, desagotar el planeta. La kosa (la casa) no da para más. Además, la máquina ya está dañada. ¡MACHA CARAJO! Dijo la partera. Ojos de pirata. Pinta de boluda. Mbore. Carne de cañón. Mañana con toda seguridad será un día gris, una especie de Buenosaires chiquitita y fea. Casi como-si-que-no existieras. Lucy. No quiero mirarte. Atropello la lógica. Me doy lástima.


108. Crucifixiones arcaicas. ESCLAVOS: escuchemos la voz de los muertos. El tiempo de las claudicaciones es un vago recuerdo. SEAMOS CLAROS: el planeta se hunde. Y se pudre. Directamente por culpa nuestra. Habría que plantar más lechugas y tener menos hijos. Kagar menos, Koger menos. Desenchufarse. Pero mientras tanto… guau. ¡Venga esa boca, negra! Y trotemos. Juguemos a este juego inocente y monótono como ninguno. Un-dos. No vale la pena jodernos. HERMANA LUCY-FER. De verdad, no es que uno quiera hacerse excesivamente el cruel. No vale la pena. ¿Mejor así? Callar, pero no es todo. Los diques desbordarán. Salpicarán los megatones. Nos jugarán nsucio desde todos los agujeros negros. Vendrán los monstruos de siempre con sus cargas de utilería, de mentiritas piadosas, de saludos corteses, persuasiones, dólares. ¡Tirana! HAY COSAS QUE NO SE PERDONAN.


109. Moraleja ecologista. GOCES DEL CALVARIO. Sumido. Muerto entre el olor de tus reclames. Licuado ante el furor de un más allá maldito, malvado, imposible entre zócalos, el pecado se suelta, vuela de tus pliegues, y son pomelos o tetas que la miel germina hacia el sepulcro. VIRGINIDADES: memoria sin-fin. HIP. Me kago. Caigo. Escupo hoyuelos, perfidia y polleras de entrecasa ante esta puerta de laberintos rotos. Carcomido por desuso, aspiro con fuerza la esfera celeste de las mentiras de sangre. Nado una vez más en el magma inmemorial del surco infame de tus lamentos y tus silencios. Son mariposas ciegas, como pezones de lechita tibia, cuajada. HIP. Una zanahoria menos. Koncha. Pétalo caído entre escombros de muerte. Fuiste una mera rosa cadavérica y los enterradores negaron esa baba hedionda que te corría (por) entre las piernas. Diosa-diabla imperceptible. Madriguera. ¡Mierda! Éramos nada y aún la luna nos cortó la leche.

        

110. Poro’utiempopeguaré. DEPORTES CORROSIVOS. Komer, koger y kagar. ¿ÚLTIMO VIAJE? En noches eternas te veo cayendo desnuda del cielo. Y kogida ¿por el viento?, sobrevuelas mis altares malditos. Alquimias, aleaciones y mezclas raras. HUM. Humor y sobre todo: paciencia. CERO X CERO. Kosa de lokos. Hubiera tenido que morirme como mil veces, ya. Hubiera sido más digno. Cuando me acorralaron los tanques. Muerto de angustia en las prisiones. De espanto y asco en los tugurios. ¡Cuánta miseria! ¿Dominios? ¡Cuántos tiros y ninguno que diera en el blanco!. Demonios.


111. Para pasar la vida diferente. NO HAY SALIDAS. ¿De emergencia? Ni tautologías eficaces. Lo que es, es. Y lo que no, paciencia. O (por ahí) todo lo contrario. Para pasar la vida hay muchas técnicas posibles, desde mascar chicle, hasta hacerse el burro, el olímpico ñembotavy cuando la policía lo busca a uno –nerviosamente- en su casa, a las 10:30 de la noche; hasta ponerse a gritar, hacerse el protestón o silb ar desentonado y fuerte cuando desconsideradamente te cortan la cabeza en el centro de una plaza de toros. Por ejemplo. O bien también ¿es posible? Vivir soñando, acumulando dudas, hasta que el tiempo diga basta. YNFIERNO CLAVADO. Bobadas. En el fondo: la verdad no sirve para nada. ES. Es fuego, hierro-acero al rojo vivo o veneno quizás, a lo sumo. Y LA REALIDAD (a pesar de todas las macanas que dijeron los mejores psicólogos) es real, mal que nos pese. Hay que aguantarse, hacerse el loko o salirse del mapa.


112. Candor y antropofagia. RÍO EN CONTRA. Pero hay que estar en tema. Prestar atención, dedicación y esfuerzo. ¿QUIÉN TE KOGE? That is the question, hina. Cuesta arriba y cuesta abajo, cuenta adentro y cuenta afuera. Ya está. Al menos no duele. ¿Viste? Vivir no es una obligación. Quizá, lo más provable es que sea algo absolutamente innecesario. Navegar en cambio es un destino, un designio oscuro. POLVAREDA. ¿Qué te gusta? ¿Qué es un klítoris, mi reina. Por Dios. Seamos serios pues. Un-dos. ¿Me estás escuchando, hee? Abrite un poco más. Más, te digo. Un poco-poquito más y ya está. Sólo la punta, la puntita. ¡Oh! El comienzo. Un poco de saliva (o mimos), nunca viene mal. Para la especie humana, el sexo simplemente un vicio como cualquier otro; como las drogas, el tedio, el arte y los guisados. Hay que tener (buena) fe. Pero cuesta. ¡Qué bajo has caído Lucy-fer! Inakä oikeguivé, el resto temboríma. Estilo, estilete que le dicen. Símbolo. Ícono. Si total sirve y da gusto. Como todo vicio HE NAVEGADO. Y al final no he llegado a ningún puerto.


113. Nákore. AMORES YNFERNALES. Después de la masacre. Ni hijos, ni cultura, ni lengua. Nandí verá. Clarito y sin tantas vueltas: a mí, la guerra nuclear o la deforestación del planeta me tienen francamente sin cuidado. No le temo al cataclismo, al exterminio, a la decadencia, a la universalización ni a la barbarie. ¿Será que las culturas destruídas-arrasadas servirán algún día para algo? Revisar. Orígenes del TEKO-REÍ y algunos que otros menesteres fundamentales. Argelerías (rioplatenses) paraguayas. YNDIOS TENER RAZÓN. En el fondo es lo mismo de siempre. La vida: larga y aburrida. Y el pasarratos-pasatiempo puede ser koger, drogarse u olvidar. Puede ser mentira. Puede ser política. Por eso yo –humildemente- ya no estoy, me borro, no sirvo, para esto ni para ningún vyroreí que no ofrezca, que no diga, que no sepa. Que no sea. Hamacas. Orgía. Y soledades si-licenciosas. ¡QUÉ GUERRA NUCLEAR NI QUÉ CARAJO!


114. Añarakopeguaré partida. Postrimerías del siglo XX. RECETAS MATRIMONIALES Y PATRIMONIALES. Decadencia de todos los Dioses, credos, filosofías, argelerías y religiones. Todo es corruptible, todo está ya y de antemano potencialmente podrido. No se puede más creer ni en los elevados y altruistas intereses de la banca y la política internacionales; ni en las buenas intenciones de los grandes imperios, que se la pasan exprimiéndonos el hígado, y hasta organizando nuestras pequeñas guerras. Se ha perdido el estilo. La gente no busca más que sobrevivir. Caminar con los ojos vendados, es la consigna del momento. YNDIOS GO-HOME. A la puta. Nandí verá. Ama a tu prójimo (y al progreso) más que a ti mismo. ¿Qué más? Irse a la re-puta en bote. Remando, claro. Los primeros cenagales a la izquierda. El eterno problema de las malas costumbres. Habrá que tener ganas. Pero de que se puede, se puede. CERRAR LOS OJOS Y ZAMBULLIRSE.


115. Después del diluvio. KONCHICULTURA PARA TODOS. Cuando Noé ancló su barca en lo que bien podía ser la bahía de Asunción de aquellos tiempos, tuvo –seguramente- esa sensación mental que sobreviene después de los diluvios. Tierra arrasada, latitas de cerveza dispersas, dictadores y matones de todo tipo escapándose, huyendo desesperados. ¡Siga py! Todo estaba listo, a la vista de los cadáveres y las bombas, para construir el espacio futuro de los que sobrevivieron y ganaron al diluvio. ¡Silencio carajo! Hagan py de una vez callar a ese pelotudo. Desmedido. Grosero. Comunista ha de ser. Osado. Bárbaro. ¿Dónde mierda estamos? ¿Al final: quién soy? ¿Sacrificio, víctima, testigo ajeno? ¿Apocalipsis, kaos, ynfierno? ¿Repetición, redundancia? Y sí, HABRÍA QUE SABER KOGER. Calentón incurable. Estaba en eso (¡irredimible!), pescando camalotes de contrabando, al pedo, pero contento.


116. Historietas de Añarakó. Jódanse. ¡Ah! Quién pudiera matar, masacrar a sus padres, a sus hijos y parientes, y sentirse realmente libre de las ataduras de sangre y afecto que no nos dejan vivir en paz como es debido. ¡Ah! quién pudiera matarse, suicidarse, en pro de nada, sin ese estúpido olor a martirio u holocausto. ¡Ah! quién pudiera reventar el universo entero, o por lo menos mancharlo –siquiera un poco- de bilis, para que nadie se sienta ¡tan! Puro-puritano, tan otario, tan mentiroso, tan idiota. Soplanuca. Puta. Acabala Comunista de mierda. Cortá. ¿HEMBRA YNFERNAL? ¿Diosa? Ka’i kué. Kaigüé. ¿REIVINDICACIÓN DE LUCY-FER? Déjense de joder. ¡Basta de koncha, carajo!


117. ¿VÍA MUERTA? PARAGUAY ESQUINA DEL PLANETA. Reducto. ¿Refugio? El error es nuestro distintivo más constante. Y la ignorancia: en cantidades industriales, nuestro gran capital y arma de futuro. Hasta nuestra miseria y nuestro sentido de la mendicidad podrían comercializarse. Aquí no hay mucho que valga la pena. ESO ES LO IMPORTANTE. Ese quinto-maldito espíritu presente que teje talarañas diferentes. Supongo que sabrás lo que son las caléndulas, las calendas, los calendarios, las calenturas, el caleidoscopio y los calamares. O los calmantes. No; no es el eterno problema de los diccionarios, lo que me importa. Supongo que te estarás riendo, burlándote de mis indagaciones en sorna. La gramática, el fenotipo o lo que quieras. MIERDA. Ya no se puede ser un tipo serio en esta época. Una diablesa elegante. Nadie piensa en estas cosas. Murieron, o lo que es peor, se transformaron con el tiempo, en verdades más incorruptibles que un ojo o que una vaca.


118. Caipiriña multiuso. PARA COMBATIR EL TEDIUM VITAE. Derramar en días de mar tormentoso (Atlántico sur), siete litros (mejor: toneladas) de aguardiente de 70º y cinco kilos de azúcar. En caso de indigestión, añadir cantidad suficiente de bicarbonato de sodio. Dejar batirse la mezcla unos pocos días. Agregar jugo de limón en cantidades industriales. Recoger luego toda la mezcolanza en gran batea especialmente preparada para el efecto y transportarla refrigerada hasta Asunción del Paraguay, en tren (construir in-trance el tramo faltante). Verter (el toko) en la bahía homónima. Dejar hervir naturalmente a-gusto. Envasar. Venderle el invento (con marca y todo) a los yanquis. CASO CONTRARIO: libar. O tirar-escurrir río abajo (para joderle a los kurepas). O regalarle el embarque completo a los yndios, para que se empeden como-Dios-manda y nos dejen de joder con la historia de que América es de ellos.


119. Teoría del cierre relámpago. ¿Gallinero de mi infancia? Es Satanás que asoma sus colmillos más acá del seguro cerco protector de las mentiras piadosas. MÁS RECETAS. Sí señor, he mentido, he divagado. Tendré que mirar hacia otra parte. Hacerme el otario en bote. Pinchar la conciencia del planeta con una ceja de puto y aceptar el veredicto. PARA LLENAR Y LLEVAR. Cada cuál camino a su casita, a su cucha. Las luces se apagan. Y no hay Dios ni demonio endemoniado que sepa alterar los ciclos. Se podría decir que Lucy-fer está triste. Es la sensación del fin de diesta, límite impreciso de la muerte. Como THODO. Y lo más difícil: saber recomenzar. Transición imperceptible entre sorete y abono. Tarea milenaria. Diabla bruta, burra, boluda. Gorda. SE PRESCRIBE: hágase kulear por su abuelita. A ver si aprende.


120. Una mala mezcla. CERO X CERO. No busquen más. No jodan al pedo. Sacudan. Mezclen. Inventen. Arréglenselas como puedan. ¡Y saluden carajo! Empate podría ser el balance. Pero ¿feliz? Olvidarse. TRADUCCIONES NONES. Chau Lucy. ¿Aguantaré la mano, el filo, el vaso, las píldores precisas y fatales? ¿Sobreviviré –si en caso- a mi pequeño apocalipsis, a la catástrofe periódica e inevitable de mis formas, de la lokura que siempre tienta, a mis ímpetus y a mi furor, al odio y al amor trabados y traviesos que me engendraron? Me estoy yendo. No encontgré el cielo de los buenos. Tampoco el purgatorio, o el ynfierno de los malos. Me mudo. Ni siquiera un paraíso usado a precio módico. Chau negra. De todos modos, seguiré buscando.




Capítulo 11

MARCHA ATRÁS


121. La bolsa o la vida. MANUAL DE RECETAS DE SUPERVIVENCIA. El día que recorrí las pequeñas estrellas de nuestro universo carcomido y frío, aún no sabía que la muerte venía cantando. Recorté unas flores. ¿Del Mal? Sembré un pequeño pedazo de tierra. Escuché el estruendo chillón de las metrópolis, el vago rumor de los ríos subterráneos y el eco de las voces muertas al pie de los cerros. Estaba alegre a pesar de todo. Fijé fecha para el último suspiro y esperé callado y ¿sumiso? Los infaltables estertores del cariño. BOLUDO. Delirante. ¿Contrapunto? Ahorcándose no suele ser lo mismo. YO arfgumenta y trata de imponer sus propios delirios. El Gran Jefe no es de los que se dejan fácilmente convencer y triunfa. ¡LA BOLSA O LA VIDA! El ajedrez como método. Infalible. Kanesed, pobre diablo, no tiene más remedio que aceptar. A la lona. El sistema no perdona. Escriba y traidor: una dupla volátil.


122. Depresiones nones. PORO’U ASAJÉ. Hágase coger por un elefante homosexual. O por una astronauta jubilada. Tipo Lucy-fer. Da igual. Invente el harakiri inverso o retrógrado, chocolate verde, cucurucho a destiempo; o, empelótese –a lo travesti- frente al siguiente público: 4 chinos putos, 2 australianas carachentas (coléricas si hay), 2 curas esquimales, 1 coro de niños eunucos y cantores, 2 o 3 supermadres de procedencia española (aunque 1 sola suele ser suficiente); y, en un escenario con las siguientes características: campo tupido de pynó-gigante rociado con aerosol de pimienta e insecticidas fosforados; paredes embadurnadas con una buena mezcla de diarrea y sangre fresca (O rH+ HIV+, si posible). Lapidario. Contundente. Al final, en esta vida no todo es cantidad. TANTA REPETICIÓN CANSA. Hay cosas que no se pueden cambiar. Ni la genética. Ni la materia. Ni la cultura. Vístanse apurado o inconcientes –como prefieran- que el futuro llegará despacio. Y nos verá desnudos. Idiotas y planchados. Y nos hará pomada. O moko, que viene a ser lo mismo.


123. Guiso de bola. Vulgo: PURO-BOLA. A la olla. Para degustar preferentemente en pareja. 2 kgrs. De BOLA sin pelar. Arroz, crema de leche, etc. (variantes a gusto). Preparación: BOLA picadita fina. Agregar verduritas y salsa espesa-hedionda de Lucy-fer. Hervir. Servir. Masticar cada bocado como 100 veces. Tragar. Digerir. Pensar mientras tanto. ¡Oh meditaciones vagas! Título: MUCHO Y MALHASTA EN MATERIA DE EROTISMO. Se cogió demasiado, en desorden y a los apurones. ¿Criterios? Las falacias de la O:M:S: Hambre. Miseria. Enfermedaad. Dieta abundante, hiperproteica si se puede. Hamburguesas y cocacola para todos. Arterioesclerosis de la especie. Hombre: animal frugívoro atiborrado de pan y vino, cerveza, arroz, asados y pastas. Opcional: vomitar al cabo de 2 horas. Amanecer rejuvenecido. JAGUÁ TO’U NDE BOLA.


124. Kate-sismo de Lucy-fer. RECETA DE GUERRA. Nazca en un país pobre (indispensable). Siquiera parezca turco. O paraguayo. Hágase coger por un camello (en el desierto), antes de los 12 años. Invariable: toneladas de ignorancia para consumo masivo. Amenace con tirar la bomba atómica. Usar sistemáticamente misiles tierra/aire como supositorios, en caso de cefalea. Y –últimamente- váyase a-la-puta por gusto. Por inútil. Por cretino. ¿FALSO DE TODA FALSEDAD? Vivimos un tiempo agitadísimo, hipócrita y alocado. Harto. Tonto. ¿Para qué cuidaremos tanto la vejez? Manía, vicio, terquedad. Que lo diga si no Stroessner o cualquier otro de nuestros (anti)héroes legendarios. DESTINO-AMÉRIKA. Así crecimos. Así cae(re)mos.


125. Para untar (SALSA GRINGA). Seleccionar menonitas de clase media (o en su defecto cualquier humano de raza blanca). Faenar a-lo-yndio. Separar solamente la pechuga (si es posible, sexo femenino). Lo demás: para los chanchos. Trozar. Pisar. Moler. Mezclar con ajo, grasa de jabalí en celo y esperma liofilizado de ballena de buena procedencia (para darle cuerpo). Servir preferentemente sobre pan francés. LA IMPORTANCIA DEL CLIMA.     La sonrisita hipócrita de los días hábiles. El tráfico. Y la siesta rutinaria. A veces el amor. Ritual y antropofagia. Un instinto que perdura, aún a pesar del desorden y el ruido. De vuelta a las noticias vespertinas. ¡El teléfono! Un bocadito por aquí. ¿La familia? El país. La ducha. Un trago. Otro bocadito por acá. Por fin la cama. Siempre hay un minuto que sobra para pensar. En boludeces. Guerra de 1870: terquedad, necedad, exterminio. Estoicismo. Último bocado. Soñar. Paraguayitos matando en el vientre de sus putas-madres. Así cualquiera es un Sarmiento de la civilización.


126. Poro’uhape. Multiplicar cualquier cosa x 7. No pensar en la Gioconda ni en Dios. Amar la naturaleza y el caos. Por gusto. No salpicar. No correr. No tumbar toda la estantería de golpe. Divagar. Si posible: montarse en una letra A o M. Y volar. Hervir y dejar reposar, minutos. SE LOGRA, a corto plazo: casi nada; a largo plazo: casi cualquier cosa. AÑAMENBY-dixit: robad, koged, korromped y multiplicaos. Pedid y recibiréis. Pichicateaos y pinchaos los unos a los otros, que el puterismo-putañismo no viene solo. ¡AMÉMONOS, HERMANA LUCY-FER, AMÉMONOS! No es tiempo para indecisos. Ni para tímidos.


127. El destino de los poetas será siempre marginal. COMPAÑERA LUCY-FER. Diosa de caderas fuertes. Diosa de los ojos muertos. Arcángela heráldica cuadrúpeda. Es el retroceso total hacia tus mieles. No esquives mi peso misionero. Son catacumbas densas que regresan. Mundo infinitesimal. Infinito. DENSO. No desarmes el negociado antes de tiempo. Diosa. Esqueleto perdido en mi país de sombras. Marca. Ynfierno azul y grana. BUENO PARA EL ESTÓMAGO. Menta-í y mucho contrabando. Hojarasca (como 4 kgrs.). 1 TAZA de anís. KOKÜ: abundante. Ping-pong sólo los sábados por la tarde. Lujuria, siempre en domingo. Bastante sal. Ojo con los azúcares que engordan. Hervir la mezcla hasta conseguir caldo negro-espeso-espumante. Adelgazar (inter-acto) paulatinamente, por si acaso. Consumir después de 6 meses, siempre con moderación ¡y mucho juicio!, para evitar el empacho.


128. No sea torpe. Criar europeos en y con leche de camello de la mejor raza (ambos). Años. Faenar, sobar y sazonar con mucho condimento. Inyectar las partes blandas con cocaína purísima diluída en leche de mamut del ártico (siglo XXXV a.c. si posible). Dejar estar entre 1 semana y 1 mes. Asar a la parrilla a fuego lento (a la San Lorenzo). Servir jugoso. En trozos pequeños. Y meditar mientras tanto. ¿Que-qué no te gusta? NO SEAS KULÍ. Haceme caso. Boluda. No sea que tu baba espesa se me escape de la manga como truco torpe. Como veneno turbio, acunado en ynfiernos frágiles, volátiles, violados. ¡El tizne que me faltaba! Un pantanal de espigas de molino es todo mi capital de sueños. Poco. Siempre poco. Chau Lucy. Bajé a tu cielo descalzo y con la mente estrecha. Y ya me ves como estoy. ANTES DE DORMIR: hacer bendecir la ceremonia por un jesuita de nivel ejecutivo. “Por si las moscas”, no-más.


129. Día de campo. SIN REMEDIO. Tenga por lo menos 6 hijos. Edúquelos como-la-mierda (dosis gigantes de malcriadez). Cómprese auto viejo y chico. Si cabe: descompóngalo aún más, atacando malas bacheadas calles asunceñas con ardor. Olvídese de cargar combustible. Levántese temprano. Quizás llueva. Cargue hijos, suegra, morfi, perro y accesorios en su flamante cachivache. Haga contacto. Y disfrute a plenitud. NADA DE AMARGURA. A pesar de nuestra historia. O gracias a ella. El supuesto supremo déspota ilustrado José Gaspar Rodríguez de Francia. El supuesto demócrata obeso Carlos Antonio López y su hijo el tirano de cartón y pésimo guerrero Francisco Solano López. Y otros pequeños dictadores (como Stroessner) que también hicieron de las suyas y que no vale ni la pena nombrarlos.


130. Maldiciones de una antropofagia reprimida. CONFESIONES DE LUCY-FER. Acotaciones a-kanésicas. Ndajé. ¿Ser profeta en mi propia tierra, o mejor, en tu propia carne? ¿Será? ¿Lo alcanzaré algún día, a pesar de tus rogativas y tus maldiciones ¡tantas! y tan tontas? Al menos lo intentaré. Masticaré y trituraré. Inventaré. VENENO PARA ENANOS. (Receta volátil para espolvorear a media altura). Kupi’i kuí ½ k., Garmesán 2 k., Pimienta de la China en polvo en-cantidad-suficiente-para liquidar a los enanos de mierda. ¿PROFETA? ¡Mbah! No me hagas reir que se eme cae la dentadura postiza. Yo. Desde mi koncha y con ardor –amor-: yo te maldigo. Andate a kulear avispa mba’e. Escritorcito mbore. Mastico y trago tu pajarito de juguete. Y escupo al techo. MARICÓN. El muy pelotudo se cree Dios. Sexópata. ¡Machista! Vairo.


131. Historia paraguaya.  ¿Abulia, inanición, esterilidad, esquizofrenia? SUME obsesivamente: el akané de Stroessner, la estupidez deel Mariakal, la terquedad de Francia, la antropofagia de los guaraníes, (a gusto) la inocencia de los jesuitas y la mugre de Asunción. RESTE mínimamente algunos destellos de Eligio Ayala, la guerra del Chaco y el golpe del 3 de febrero. Multiplique x 3. Divida x 7. Hierva la mezcla durante 5 siglos hasta que el nivel de ignorancia (in crescendo) sea máximo. Deje secar y evaporar a gusto. COMO CORRESPONDE. Cierre los ojos. No sienta lástima.


132. Para solucionar el problema del analfabetismo en Paraguay. Descubrir la VACUNA contra la ignorancia. Perfeccionarla con ahínco y paciencia, por siglos. Vendérsela a los yanquis y/o europeos por toneladas, a precio del mercado (no hay por qué robar). Reinvertir el capital, aprovechando el filón, hasta casi reventar al monstruo. Reexportar las SUPERVACUNAS a precio de oro. Depositar en Bancos Suizos (cuentas numeradas colamente). Impedir el contrabando y la piratería industrial. Decantar el método. Colar. Volver a hervir, cuidando la cadena de producción al máximo. CONTROLES DE CALIDAD: por supuesto. Cuando el éxito esté asegurado definitivamente: pagar sueldo mínimo a los maestros.


133. Caldo gordo de yndia y mandi’i. SUPERBUENO. ¾ k. Carne de yndia fresca. Unos 30 madi’ises lyrà-porä (o en su defecto, si no se halla, 1 manguruyú hambreado). ¼ k. Tembo kuí oreado, enserenado y amanecido (si posible de procedencia española). Pimienta-especias a-según la época. Curtir, sazonar, sancochar y machacar (en mortero de palo santo), bien-ke. Luego hervir en jugo abundante de mandarianas aromáticas nacionales. Espesar. Servir la pasta con cucharón de madera. Seleccionar cuidadosamente a los comensales. No deben faltar: embajadores varios, yanqui y europeos obligado, otros a gusto; ministros, empresarios, sindicalistas y –si se consigue- un intelectual o estudiante medio contrera, para dar la nota.


134. Tipo Colón. ¿YO/ LUCY-FER?Descubra un nuevo continente o planeta (“mundos” que le dicen). Póngale (su) nombre. Liquide a sus duaños “naturales”, lo más posible. No importa el método. Al resto: cataquícelos por las buenas, y por las malas. Imponga sus leyes, su idioma, su color de piel y ojos favoritos. Una vez alcanzadas las alta metas, tomarse merecidas vacaciones en cualquier parte, menos en el Nuevo Mundo. Vigile sus logros. Aumente su orgullo. No sienta remordimientos. La vida es así. Nomás. PENÚLTIMO VIAJE. Tiempo de la Pediatría. Alegorías del crecimiento vegetativo, ma-non-tanto. Parto y partes: un cerebrito informe. Pañales y algo más.  Sobre tetas, mamaderas y chupetes. Microquímica del duro aprendizaje y carnaval de la superpoblación (en tiempo de polka). Lucy: YO TE DIJE LUEGO. Te advetí. Todas las propuestas (serias y ficcionales) sobre el destino humano, hasta ahora barajadas, son y están profundamente equivocadas. Paraguay es una de esas raras-pocas alternativas conceptuales, estética y realmente potables. A nivel universal. JA’E CHUPÉ. Y los paraguayos somos austeros. ¿Salvajes? Aquí, incluso la mujer, termina siempre conformándose con poco.


135. N.N. (no negociable). SECRETOS, MYSTERIO, MILAGROS Y MARAVILLAS DE LUCY-FER. Sonaste viejo acurrucado. ¡Traidor! De repente se te soltó la pluma. Atajate loko. Cuidado con el infarto. ¡AY!, la vejez. Masco el maiz amargo de mis recuerdos de chiquero. En todo caso (ya metidos en el baile): ¿qué carajo haremos o adónde mandaremos todos los restos, las basuritas y los residuos no biodebradables del planeta? Rekulo ¿a tiempo? Es tarde. Es otra mano la que empuña mis dedos. Un-dos. RECETA DE FELICIDAD: 1 país de mierda, 5 ks. (o si se consigue ¡mejor! 5 siglos) de ignorancia, pobreza y desorden en cantidades industriales, 1 pizca de orgullo, ½ lt. de mugre embotellada, 34º C de temperatura anual promedio, bastante humedad, corrupción en dosis crecientes, 1 ampolla (2 ml.) de tova-atä (de Marca Registrada) para aplicación endovenosa, y –alfinal- abundante bicarbonato de socio, para pasar la resaca.




Anexo

ÚLTIMO YNFIERNO AL FONDO A LA DERECHA


Post scriptum: ¡MÚSICA MAESTRO! La negra empezó a moverse. Ya otra vez. A sacudirse suavemente. A temblar. Empezó a correrle la baba por los cuatro costados. Empezó a gemir. A revolcarse, a morder, a morderme como loka. Y sí. Estábamos en eso, a punto de reventar con todos los honores, cuando de repente llegó la primavera. Interrupción. Y PREGUNTAS. ¿Qué me queda (por hacer)? ¿Qué me resta por descubrir/re-inventar, mi Lucy-fer querida? ¿Qué me espera? ¿Qué otra copa de m(h)iel me espera? ¿Negra? RESPUESTA. ¿Y? Daremos marcha atrás a la pesada maquinaria del ynfierno. ¿Bueno? Desbandarán las plagueonas con sus quejas. Revalorizaremos la envidia. Cotizará como nunca el odio. Con la gula y el opio construiremos catedrales, nichos que servirán de albergue transitorio a los mendigos; esos rotosos pordioseros, ladronzuelos y rateritos chuecos que aterrizaron por equívoco (vía purgatorio) en esta tierra; porque no tenían qué comer, qué hacer sino joder, qué mirar, qué maldecir y escupir. Y cachurearon, kulearon y raquetearon. Y clepto-robaron hasta el dolor y hasta el cansancio. De la hipotenusa y la lujuria, prepararemos locro turbio-espeso-espumante para oligofrénicos, tarados y lokitos sueltos de todas las comarcas. Con el miedo, el dolor y el espanto, derretiremos caramelos y yogurt, para que las hormigas nos demanden ante el tribunal supremo de los MONOS RESPETUOSOS. Y con las palabras y los colores –a lo Luque- reconstruiremos otra vez al niño que en ti habita(bah); para que no se diga que somos pesimistas. Super dificil. Pero prometo intentarlo. La próxima vez. Porque o si no dicen (por nosotros/nosotras) que dijimos que al final, no queda nada.




Post-data 2014

MARIKALIXTA LUZ&FER


¿REEDITAR ESTA PORKERÍA DESPUÉS DE 22 AÑOS? Advertencia tardía terminal. Karamba. Vivimos en  otro mundo. ¡Cómo cambió el pensar humano en poco más de 20 años! Después de habernos vuelto a encontrar en la Feria del Libro de Córdoba 2012, Jorge Montesino me pide que le pase el archivo de Papeles de Lucy-fer. Libro publicado en 1992, era pre-digital. Le digo que lo voy a retipear. IMPUBLICABILIDAD. Paraguay. Poesía vanguardista mix. Después que mi amigo el gordo publicara varias de mis porkerías: De gua’u, Alegrías de purgatorio y otros. Opá. terminó la paciencia y las pilas. Kanese seguía escribiendo ¿para qué? ¿para quién? EDICIONES DE LA BANDA. Nunca aklaré kê-banda. Montesino tenía una agencia de diseño gráfico, Rojitas gustó del tema demoníaco y lo quería dibujar, El Gordo armaría el libro y compartiría pérdidas, libros y ¿ganancias? Así surgió la Banda que editó ese sólo libro y se vendieron muy pocos.

ALEGRÍAS DEL YNFIERNO. La guerra grande. Marikalópe. E l Supremo Diktador Francia. El tirano Stroessner recién derrocado después de 35 años. La figura descollante de Añá y sus menesteres del o en el ynfierno más filosofadas kanexianas de entretiempo hacían que quisiera publicarlo de alguna manera. TECNOLOGÍA FORMATO CONTENIDO. Es curioso. Después de 22 años el librejo conserva su frescura. Parece muy actual. Claro: faltan internet, los teléfonos celulares y la descerebración progresiva –pior ainda- de la raza. Había que corregir puntuaciones, títulos, suprimir excesivos paréntesis y cosas del formato de aquél tiempo. El contenido sihue siendo el mismo y los retoques mínimos. IM-PERTINENCIA(S). Kanese más explicaciones. Kanese retro. Desde el año pasado vengo reprisando libros de la era pre-digital. Primero el De-gua’u y últimamente Mi calabozo predilecto (antes Esperando el viento) y Amor a la siesta de los 30 años (antes Más Poesía). Me faltan varios y peor, el más complicado: Alegrías del Purgatorio.

¿PARA QUÉ? Si en este paisito no pasa nunca luego nada. Si este país no vale luego la pena. Si Kanese nunca luego existió. Si dios no pisa nunca estos lares y no le calienta de nuestros tiempos para qué emperrarse en repetir porkerías que a casi nadie interesan. Respuesta a cargo de los empecinados y empecinadas. Véanse ustedes con sus vicios. ¡AH! ¿Además kambio de título? Añarakopeguaé por Papeles de Lucy-fer. Casi siempre me pasó lo mismo: autocensura, heterocensura. El placer de kambiarle el títulos a los mis libros, a las kosas. Este le queda bien. El resto es lo mismo que igual. Igualito a la hermosa edición-dibujos-compaginación de Rojitas y El Gordo del 92. Hasta vencer o morir. Nanrê.




VOCABULARIO



Abreviaturas: G: Idioma guaraní; Y: Yopará. Híbrido español-guaraní.




A


Acogotar: Estrangular.

Aichinjáranga: G. Pobrecito. Pobre alma.

Akané: G. Akä, cabeza y né, mal olor. Alegóricamente: Burro. Negado.

Al boleo: Al azar.

Al pedo: Debalde.

Alelado: Asustado. Espeluznado.

Aloja: Brebaje popular refrescante.

Amanota: G. Moriré

Amatuna. Apellido.

Amelcochado: Empastelado con mezcolanza dulce.

Anamorfosis: Técnica pictórica que oculta las formas.

Angá: G. Alma. Pobre.

Añá: G. Diablo. De sexo femenino.

Añakuá: G. Lugar o agujero del diablo.

Añamemby: G. Hija de la diabla, o del diablo, por hispanización.

Añara’y: G. Hijo del diablo.

Añarakó: G. Koncha del diablo.

Añarakoipikitiempopeguaré: Y. Época de Añarakó y algo más.

Añarakopeguaré: G. Oriundos de la koncha de la diabla.

Añarakotiempopeguaré: Y. Época de Añarakó.

Añarandukuera: G. Diablos sabios.

Arandú: G. El que sabe o conoce. Sabio.

Argel: Arcaísmo. Persona de mal carácter.

Aromas del Yerbal: Dicho popular: olor a mierda.

Arrabal: Barrio periférico.

Autobombo: Autopropaganda ruidosa.


B


Bender: Vender.

Bodrio: Porteñismo: dícese de libro, libreto, guión, texto malo y/o sumamente aburrido.

Bola: Vulgo: vale por testículo y por mentira.

Boludear: Hacerse el tonto o perder el tiempo.

Boludo/a: Insulto. Pelotudo/a.

Bollo: Lío. Problema.

Bombear: Eufemismo popular de koger.

Bosta: Sorete. Deyección. Heces.

Burro: Ignorante.


C


Cachuchiente: De cachucha: koncha.

Cachurear: Rebuscar en la basura.

Caer en gorra: Se dice de la mujer que es kuleada por varios, no siempre por mecanismo violativo.

Caficho: Regente de putas.

Cagar (a alguien): Castigar, torturar,reventar.

Caigüerear: Y. Holgazanear.

Caigüetismo: Y. Kaigüé, cansado. Doctrina paraguaya del “dolce-far-niente”.

Caipiriña: Bebida popular brasileña a base de limón, azúcar y caña, vodka o ron.

Caldo-avá: Y. Olla podrida. Sopa de menudencias vacunas surtidas-varias.

Calentarse: Erotizarse. Preocuparse.

Calentón/a: Dícese de calentura erótica-carnal o del intranquilo-ansioso-impulsivo.

Cambá: G. Negro.

Carachento: llagado.

Cencia: Ciencia.

Cerro Corá: Batalla de la Guerra Grande. Muerte del Mariskal López.

Cha: G. Similar a (sufijo).

Chabolai: Y. Policía.

Chaé: G. Vulgar.

Chaque: G. ¡Cuidado!

Chaucha: Porteñismo. Poca cosa.

Chau-ché: Dicho popular. Hasta nunca más.

Che gustá: Y. Me gusta.

Che jevyma: G. otra vez yo.

Che pió: G. ¿Yo?

Ché: Apelativo porteñista.

Chismorrear: Chismosear.

Chuchi: Fino. Delicado.

Chupar: Beber alcohol.

Cínico: Partidario de la filosofía cínica. No equivale a hipócrita.

Coco: Ver koko.

Coger: Realizar el acto sexual.

Coimear: Sobornar.

Concencia: Conciencia.

Concha: Vulva. Órgano genital femenino.

Conchabo: Trabajo transitorio.

Conchicultura: Cultura aconchificada. Dirigida por conchas.

Contrera: Opositor.

Corrientes: Campaña de la Guerra Grande.

Craneoteco: (Despectivo). Sabio.

Culear: Coger.


D


Dar bola: Hacer caso. Atender.

De cuarta: De poca categoría.

De cuatro: Posición erótica: de cuatro patas.

De gua’u: Y. En broma. De mentira.

De rekutú: Y. Acertar por segunda vez.

Diabetes: Vulgo. Diabetes.

Ducho/a: Experto/a.


E


Ejerana: G. Despabílate.

Ejú: Vení.

Emboscada: Pueblito paraguayo donde se ubica un antiguo fuerte-prisión, de prisioneros políticos en tiempos de Stroessner.

Empacho: Indigestión.

Empedar: Emborrachar.

Empelotarse: Desnudarse.

Emperifollarse: Acicalarse.

Emputecer: Idiotizar.

Encajetamiento: Enamorarse. Calentura.

Encomium mierdae: Del latín: elogio de la mierda.

Enserenar: Exponer al sereno (Sereno: rocío nocturno).

Estroneida (la): Epopeya estronista.

Estroner: Stroessner.

Estronismo: Época o adictos a Stroessner.

Ergo: Latín: por-lo-que.

Excusado: Retrete.


F


Feed-back: En inglés: retroalimentación.

Francia: Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia. Dictador Supremo y Perpetuo del Paraguay. Siglo XIX.

Franelear: Bilinear. Toquetear. Prolegómenos del acto sexual o coito.


G


Garmesán: Mala pronunciación popular de marca comercial de insecticida.

Guá: Koreko-guá. Juego de escondidas con el bebé.

Guasca: Pija.

Guasú: G. Grande.


H


H: G. Se pronuncia casi como jota en español.

Hacerse humo: Esfumarse. Huir. Desaparecer.

Ha mba’etiko la tanto: Y. ¡Y qué tanto!

He: G. Sabroso.

Hêe: G. Sí, pero con menos énfasis que en español.

He’iva: G. Diría.

Hina: G. Entonces. Pues.

Hiperkaka: Neologismo: super-mierda.

HIV: Virus del SIDA.

Ho: G. ¡Oh!

Huevón: Chilenismo: boludo.

Hypy: G. Equivaldría a la expresión “no me vengas con eso”.


I


I: G. Diminutivo. Pequeño/a.

Ingüeroviable: Y. Increíble.

Inkúbito/a: Algo así como narcisístico.

Intríngulis: Del latín: meollo.

Iñakä oikeguivé, el resto temboreíma: Y. Una vez que entró la cabeza el resto es pija de balde.

Ipahape: G. Colmo.

Itaipú: Nombre de la central hidroeléctrica más grande del mundo, ubicada en la frontera Paraguay-Brasil.

Ijykepe: G. Al costado. Metafóricamente: extraordinario.


J


J: En guaraní se pronuncia ye.

Ja’e chupé: G. Digámoslo así.

Jaguá to’u nde bola: Dicho popular: Que el perro como tus testículos y/o tus mentiras.

Jaguaryai: G. Sudor de perro.

Japiró: G. Decalotar el pene. Masturbarse.

Jeme: Medida popular de poco largor.

Jepé: G. Hasta, tope.

Joda: Fiesta, farra.

Joder: Vale por koger y/o por embromar. También molestar o romper las G.

Jodido: Ser un jodido: taimado.

Juera: Fuera.

Juruné: G. Halitosis. Mal aliento.


K


K: G. Vale por C.

Kachuchiente: Ver cachuchiente.

Ka’i: G. Mono.

Kagar: Ver cagar.

Kalentarse: Ver calentarse.

Kaigüé G. Cansado, perezoso.

Kangüeró: G. Pereza. Mal carácter.

Kañyhape: G. Escondido.

Karaí: G. Señor.

Karakú: G. Tuétano.

Karapé: G. Petiso. Metafóricamente: apurado.

Kate-sismo: Catesismo.

Ke: G. Sufijo aseverativo.

Klandé: G. Clandestino.

Ko: G. Sufijo aseverativo.

Koger: Ver coger.

Koitus interruptus: Latín. Técnica para el control de la natalidad que consiste en suspender el COITO al momento de la eyaculación masculina.

Koi-tuus: Melange lingüística intraducible.

Koko: Cabeza.

Kokü: Hierba medicinal, refrescante.

Koncha: Ver concha.

Konchicultura: Ver conchicultura.

Kü-añá: G. Lengua del diablo (kuñá: mujer).

Kucha: De cucha: casa de perro.

Kué: G. Viejo, antiguo, ex.

Ku’e: G. Caer.

Ku’i: G. Hecho polvo.

Kulear: Ver culear.

Kulí: Y. Delicado/a.

Kuña’i: G. Mujercita.

Ku-otro: Y. Eso otro. Sugestivo.

Kupi’i: G. Hormiga termita.

Kurepa: Y. De kurepí (G. Chancho blanco o piel de chancho) Argentino, con sentido despectivo.

Kurupí: G. Personaje de la mitología pñaraguaya, de gran falo.

Kurupí-las-12: Variedad de kurupí.

Kyra-porä: G. Bien gordo(s).

Kyre’y: Música popular paraguaya, similar a la polka.


L


Lambaré: Localidad paraguaya que lleva el nombre de uno de los pocos caciques guaraníes que resistieron a la conquista.

Libar: Beber bebida alcohólica.

Likuatum est: Del latín: se licuó, se esfumó.

Locro: Comida típica paraguaya a base de maíz.

Lopetiempopeguaré: Y. Época del Mariskal López.

Luego: En castellano-paraguayo vale por entonces o ni.


LL


Llegar: eyacular.


M


Macana: Pavada.

Machucar: Lastimar a golpes.

Madama: Directora de un kilombo. También apelativo de la mujer del Mariskal López, Elisa Alicia Lynch.

Mandi’i: G. Pez de río, bagre.

Manguruyú: G. Pez de río de gran tamaño.

Ma-non-tanto: Del italiano: pero no tanto.

Maricón: Afeminado.

Matto Grosso: Campaña de la Guerra Grande.

Mavapa nde: G. ¿Quién sos vos?

Mba’e: G. Qué, o-qué?

Mba’eiko la tanto: Y. ¡Qué tanto!

Mba’etekopa:  G. ¿Qué tal?

Mbore: Y. Se dice de ser o cosa insoportable o argel.

Menorear: Achicarse.

Menta’i: Y. Hierba medicinal, refrescante.

Meo: De mear, meada. Orinar.

Mi: G. Diminutivo. Pequeño/a.

Michimi: G. Chiquitito.

Mi-nimiedades: Neologismo. Mezcla de mi/mini y nimiedades.

Morfi: Comida.

Mugre: Suciedad.


N


Na: G. Sufijo rogativo. Por favor.

Nákore: Y. Nada.

Nandí verá: G. Nada. (Etimológicamente: vacío brilloso)

Nda-hei: G. No es sabroso.

Nda-jé: G. Se dice o dicen.

Ndajekó: G. Se dice.

Nde bárbaro: Y. ¡Qué bárbaro!

Nde bola tanimbú: Y. Mentiroso.

Ndo-güevi: Y. No flaquea. No retrocede.

Nderakore: Y. Exclamación: ¡Qué bárbaro! (etimológicamente: por tu concha).

Ne: G. Mal olor.

Neike: G. Imperativo: apurate.

Noé: Personaje bíblico.

Non: Del latín: no.


Ñ


Ña: Apócope de Doña. Popular.

Ñandejara: G. Nuestro Señor Jesucristo.

Ñañerías: Niñerías. Nanas. Mañas.

Ñato: Tipo.

Ñembo-tavy: G. Hacerse el bobo.


O


Ojo: Ojito. Cuidado

OMS: Organización Mundial de la Salud.

Onphallus stelaris sterilis: Simil latín: ombligo estelar estéril.

Opá: G. Se acabó.

Opama: Y. Ya se acabó.

Opikasëro: Y. Aue se quiere coger a…

Orear: Arcaísmo. Dícese de carne colgada y dejada a la intemperie para que tome olor.

Otario: Porteñismo. Distraído


P


Pa: Sufijo en guaraní que hace la pregunta. Igual que pikó.

Pájaro: Puede valer por pene.

Pandemonium: Del latín: aquelarre, ynfierno, sindicato de ángeles caídos.

Paragua-y: Antiguo nombre de Asunción.

Paraquaria: Antigua Provincia Gigante de Yndias.

Pataleta: Histeria. Berrinche.

Pedo: Borrachera.

Pererï: G. Fino, delgado.

Picada: Bocaditos.

Picar: Vale por picotear y por koger.

Pichikoncha: Híbrido de picho y koncha.

Pichar(se): Verbo. Vencer(se), avergonzar(se). Llantar. Perder.

Pichicata: Droga.

Picho/a: Pija. Lindo pendejo (adolescente).

Pido: Juego infantil.

Pikó: G. Pregunta.

Pija: Pene.

Pirí: Pasto esponjoso con que se fabrican esteras.

Pistolear: Kulear. Koger.

Pendejo/a: (Despectivo) Joven. Adolescente.

Plata yvygy: Mito de la Guerra Grande. Tesoro enterrado.

Podrido: Aburrido.

Po’ë: G. Errar, equivocarse.

Po’ésía: Poesía errática o basada en el error.

Polvo: Vulgo: eyacular (un polvo = una eyaculada).

Por: Y. Vale por con.

Por si las moscas: Por si acaso.

Pora: Espíritu.

Poro’u asajé: G. Kogida matinal.

Poro’uhape: G. Tiempo de koger (presente/futuro).

Poro’utiempopeguaré: Y. Época de koger. En tiempo pasado.

Putañear: Ir de putas.

Putañero: Pajero. Onanista.

Putear: Retar. Reprender.

Puto: Homosexual.

Py: Y. Apócope de pues. Enfatizante.

Pychaichí: Personaje de la picaresca paraguaya. Burlador burlado.

Pynó: G. Ortiga.

Pyragüé: G. Policía secreto, soplón, informante.


Q


Qué cuernos: Qué importa.


R


Rajar: Escapar.

Rakó (takó). G. Koncha. Órgano genital femenino.

Raquetear: Equivale a rasquetear. De rasca.

Rayar(se). Enloquecer.

Recién: Vale por entonces o cuando se llegue a…

Recular: Retroceder.

Resaca: Malestar después de una borrachera.


S


San Fernando: Conspiración contra López y juicio de los supuestos implicados. Condenados –entre otros- su madre, hermanos, cuñados, varios embajadores, incluído el norteamericano.

Sarmiento (Domingo Faustino): Educcacionista argentino. Recordado aquí por su célebre frase –durante la Guerra de la Triple Alianza-: “Hay que matar a los paraguayos en el vientre de sus madres.

Seku’encia: mezcla impura de secuencia y kué, en guaraní: caer.

Sobrado: Entarimado. Repisa.

Soplanuca: Eufemismo: homosexual.

Supergaucho: Don Juan.


T


Takumbú: Barrio de Asunción y nombre de la cárcel mayor del Paraguay.

Tarado: Loco.

Tatú: Koncha.

Tedium vitae: Del latín: tedio de vivir.

Tembelo: “Marcante” de Stroessner. Por labio (Tembé: labio, en guaraní) inferior prominente.

Tembolo: Y. Argel. Persona de mal trato.

Tembó: G. Pija. Órgano genital masculino.

Tembó ku’i ñamokö: G. Polvo de pija para tragar.

Tenemeteusis: Simil griego.

Tereré: Infusión popular paraguaya. Mate frío.

Tekaka-paä: G. Estreñimiento.

Teko-reí: G. Estar de balde, no hacer nada.

Teví: G. Kulo o culo.

Teviné: G. Kulo maloliente.

That is the question: En ingles (Shakespeare dixit): Ese es el problema.

Toko: Toco. Arcaísmo. Pedazo grande.

Toquetear: Manosear.

Tova-atä: G. Caradura.

Tragar: Robar.

Tranquilo-pá-los-perros: Y. Todo tranquilo, muchachos.

Tuichá: G. Grande.


U


Un kilo: Mucho.

¡Úpale!: ¡Arriba!

Upeva hina temboreí: G. Dicho popular: “eso es una zoncera” o más literalmente: “eso es pija debalde”.

Uruguayana: Batalla de la Guerra Grande.


V


Vairo: Argot adolescente asunceno: equivale aproximadamente a argel. Despectivo. Insufrible-insoportable.

Vyro: Sonso.

Vyroreí: Soncera.


W


Wákala: Aj. Vade retro.

W.C.: Water closet. Inodoro…

Who is who: Inglés: quién es quién.


Y

Y: Vale por I.

Y: En guaraní: i de pronunciación gutural.

Y: En guaraní: agua.

Yaborai: G. Desorden.

Yndio: indio.

Ynfierno: Infierno.

Yvygy: Bajo tierra.


 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 

DEGUAÛ / DE-GUAʼU

EL ÁNGEL DE-LA-MUERTE 1986 – 2013

JORGE CANESE / JORGE KANESE / XORXE KANEXE

Editorial Arandurã

Asunción – Paraguay

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MÚSICA PARAGUAYALITERATURA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYO
HISTORIA DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIBILLETES DEL PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIAFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA