El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio Nosotros TV Online Paraguay Contactos Idioma:
Galería de Artes Visuales
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
  Galería de Literatura y Ciencias
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
Powered by
Seguinos:
GLADYS CARMAGNOLA

  POESÍAS Y CUENTOS DE GLADYS CARMAGNOLA


POESÍAS Y CUENTOS DE GLADYS CARMAGNOLA

POESÍAS Y CUENTOS DE GLADYS CARMAGNOLA

 

 

GLADYS CARMAGNOLA (Guarambaré, 1939)

Poeta y docente. Miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay (SEP), del PEN Club del Paraguay, de Escritoras Paraguayas Asociadas (EPA) y Miembro de Número de la Academia Paraguaya de la Lengua Española, ha publicado una docena de libros de poesía, varios poemarios conmemorativos (1979, 1982 y 1988) y parte de su obra ha sido incluida en diversas antologías y publicaciones literarias tanto nacionales como extranjeras. Aunque se ha dedicado a la crea­ción poética desde muy joven, sus primeros libros publicados fueron conside­rados de "poesía infanti” y son: Ojitos negros (1965), Navidad (1966), Piolin (1979 y 1985) y Lunas de harina (1999). Sus poemarios posteriores, "para adultos", incluyen: Lazo esencial (1982), A la intemperie (1984) -obra donde recoge algunos de sus primeros poemas, de comienzos de la década del 60-, Igual que en las capueras (1989), distinguida con el Premio de Poesía "José María Heredia" de la Asociación de Críticos de Arte de Miami, Estados Unidos (1985), Depositaria infiel (1992), poemario ganador del Premio (único) de Poesía del Instituto Cultural Paraguayo-Alemán (1992), Un sorbo de agua fresca(1995; Premio El Lector), obra que le ganó en 1996 el Premio Municipal de Literatura, compartido ese mismo año con Jacobo Rauskin (por su libro de poemas Fogata y dormidero de caminantes aparecido en 1994), Territorio Esmeralda (1997), Un verdadero hogar (1998), Banderas y señales (1999), Río Blanco y antiguo (2002) y Crónicas de Cualquierparte (2008), su libro más reciente. Tiene tam­bién un par de obras inéditas: Para reconocernos como hermanos, texto finalista en el concurso poético del Ateneo Casablanca, de Córdoba, España (1989), y Ceniza y llamarada, obra que obtuvo el accésit en el Concurso Quinto Centena­rio convocado por la Embajada de España en Paraguay (1990). Además de su prolífica producción poética, Gladys Carmagnola es editora de las colecciones de poesía infantil Corcel y Piolín.

 

 

CHIQUITITO

Un bultito encarnado

tan chiquitito

que cabe

en una mano

de tan chiquito.

Si no tienes

pañales

o culeritos,

o si te faltan

batas

y zapatitos,

no has de llorar,

mi bien;

eres

chiquito:

te arroparé en mis manos,

mi pequeñito.

 

 

OJITOS NEGROS

 

Ojitos negros

como el carbón:

sonrisa dulce

como un bombón.

Cuando me mira
con sus ojuelos

y me sonríe,

baila contento

mi corazón

tilín, tilón,

y me hace ruidos

dentro del pecho

como un camión

pim-pom -- pim-pom.

 

Sonrisa dulce,

ojitos negros.

¡Ay! ¡Cómo baila

mi corazón!

tilín - tilón.

¡Ay! ¡Me hace ruidos!

pim-pon - pim-porn.

XXX

 

 

LO QUE ME GUSTA

Yo no sé cómo se llama,

pero me gusta.

Cuando mami se agacha,

toma mi cara entre sus manos

y aproxima su boca a mi mejilla,

me gusta.

Sí: me gusta.

No sé cómo se llama

pero me gusta.

¡Ah, Mami! ¡Si supieras

cómo me gusta!

DE: Ojitos negros (Poemas a mi sobrino),

Asunción, Paraguay, 1965.

 

 

BURRITO DE NAVIDAD

 

Borriquito navideño,

borriquito barrigón;

suave,gracioso,pequeño

montoncito de algodón:

¿Cómo pueden tus espaldas

cargar con facilidad

tantos regalos hermosos

y tanta felicidad?

¿Cómo trotas tan ligero

con tu carga sin igual

-el amor de Jesús Niño

nuestro Dios angelical-?

Trota, burrito ligero,

lleva la felicidad

a todos; al mundo entero

enséñale la hermandad.

Borra, al trotar, los dolores,

las penas y la maldad

y haz florecer los albores

de la paz y la igualdad.

DE: Navidad, Asunción, Paraguay, 1966.

 

***

 

FIESTA EN CUALQUIERPARTE

(prohibida para mayores)

 

Hay fiesta en el patio:

es la que organizan

quince mariposas

blancas y amarillas.

De lejos vinieron

nueve golondrinas,

ocho picaflores

picando alegría,

catorce canarios

de capa amarilla,

doce cardenales

con rojas gorritas,

catorce luciérnagas

y siete ranitas.

Desde muy temprano

iban y venían

cargadas de cosas

las maripositas.

Hace tanto tiempo

que son mis amigas,

que me consultaron

sobre la comida.

Con tanta experiencia,

hice varias listas

para que eligieran

las más exquisitas.

Y éste es el menú:

¡Oye qué delicias!:

cóctel de naranjas,

salpicón de migas,

guayabas al tuco

y puré de orquídeas.

De postre ¿qué crees?:

¡flan de mandarinas!

y de sobremesa

licor de llovizna.

Y en medio de tanta

selecta comida

oyeras la musica

aún más exquisita.

¿De quién es la orquesta

que tanto ameniza?

Pues de los canarios

de capa amarilla

que con siete notas

hacen maravillas.

¿Y si ellos se cansan?:

Están las ranitas

que esperan lucirse

con sus melodías.

¡Qué fiesta en el patio!

Las maripositas

revolotean

de tanta alegría

y a nadie te importa

que se esfume el día.

¿Ya llega la noche?

¡Mejor todavía!

Están las luciérnagas

con sus lamparitas

y, además, la luna

abrió las cortinas.

¡No!, tampoco importa

si llueve o llovizna

pues los liongos usan

lindas sombrillitas.

Ven. Vamos al patio.

Oye. Siente. Mira:

¡Tú eres mariposa,

gorrón, golondrina...

Extiende las alas

de adentro, y la vida

será aún mas hermosa

de lo que imaginas!

 

***

 

EL CIRCO DE CUALQUIERPARTE

 

Yo conocí una vez en Cualquierparte

un circo del cual hoy quisiera hablarte.

Era realmente tan, tan especial,

que no existe en el mundo ya otro igual.

 

¿La carpa?: Un enorme mosquitero

que había que remendar el año entero,

y la pista tenía, no aserrín,

sino montañas de chocolatín.

 

Si el tiempo amenazaba insolación

¡claro!, se suspendía la función,

y, ahora que me acuerdo, si llovía,

también se suspendía.

 

Sin embargo, en ciertas ocasiones,

el circo regalaba unas funciones

con monos, magos y malabaristas,

trapecios, trapezoides, y demás artistas.

 

En la platea reían los actores,

mientras debajo de los reflectores

el público guardaba en su galera

un tigre, un conejito, una escalera..

 

Los payasos hacían sus payasadas

intercambiando chistes y trompadas

y el público, ¡qué raro!, se reía.

¿Pasa esto en los circos todavía?

 

Cuatro monos, con ocho bicicletas,

embelesaban Con sus mil piruetas

mientras muy delgadito y elegante

al trapecio trepaba un elefante.

 

En la cola de un perro pequinés

siete loros charlaban en inglés,

y un león, disfrazado de payaso,

se abotonaba su batón de raso.

 

¿La entrada?: Era realmente muy barata:

un níspero, un coquito, una batata,

alguna que otra uva verde o lila

y te sentabas en primera fila.

 

Como mago actuaba un aprendiz

que sacaba un puñal de la nariz.

Era el único truco que sabía

y hacía tiempo que nadie lo aplaudía.

 

Deseando complacer a aquella gente

súbitamente tan, tan exigente,

el circo contrató

al mago más fantástico que halló.

 

Y él resultó ser mago verdadero:

se guardó todo el circo en el sombrero,

a Cualquierparte en el bolsillo izquierdo

(¡ya ves que no era lerdo!);

se ocultó en su maleta, la cerró,

y desapareció.

 

De: Lunas de harina (Relatos de Cualquierparte),

Asunción, Paraguay, 1999.

 

 

CRÓNICAS DE CUALQUIERPARTE

 

ACERCA DE ESTAS CRÓNICAS

 

Eltierno libro de recuerdos que Crónicas de Cualquierparte debía ser, me resultó un travieso guiño a la solemnidad, aunque también un fugaz pestañeo a la gran enciclopedia del disparate que para nuestra dicha un día se escribirá.

Incompleta como la vida, y como ella a veces dramática y otras sencillamente risible, Cualquierparte es esa aldea hermosa, informal y seria a la vez, con responsables moradores, que hace mucho puebla mi corazón alberga y es el paraíso de verdor donde nací y los sitios reales que tuve que conocer alguna vez, arrancada del paraíso primero y por propia decisión de amor después. Sobre todo, es el país de cunas y presagios, donde entonces era siempre. Lo componen briznas de Guarambaré, Asun­ción, Clorinda, Luque... unidas y recreadas por esta que vive en mí.

Cualquierparte ganó su identidad impresa en Lunas de harina (re­latos de Cualquierparte), con versos escritos muchos años antes, que en­cantaban a mi hija cuando pequeña y hasta hace poco a mi nieto. En título de libro aparece otra vez ahora, porque después de la presentación de Lunas de harina en mayo de 1999 en el Salón del Libro Iberoamericano de Gijón, Asturias, descubrí con dolor que en el último tema: El circo de Cualquierparte, había cerrado la historia de mi pueblito, sin haberlo he­cho vivir lo suficiente. Seguí escribiendo relatos en versos ubicados allí, destinados a los más chiquitos, que quizá un día aparecerán también.

Hoy les toca a estas Crónicas para gente de toda edad, con las que pretendo dar a mi pueblo ese soplo de vida que un día le negué y que él me exigió y merece. Como cualquier otra crónica, estas incluyen grandes verdades y soberanas mentiras. Pero a ver si alquien encuentra un histo­riador, escritor o cronista que no haya dorado u opacado algún tema, aun sin intención, al menos una vez. ¿Por qué en versos? Porque los amo, lleven o no la gran poesía que los poetas de veras pueden por ese medio transmitir. Más aún, porque me recuerdan la bella voz de mi padre que tantas veces los revivió para mí.

A quienes noten la falta de innúmeros componentes de un pueblo que se precie de tal, puedo decirles que estoy consciente de eso. El cine, por ejemplo, deberá ser como fueron alguna vez el Pettirossi, el Corrien­tes, el Marconi, el Gloria...

Deseo que estas Crónicas de Cualquierparte lleguen principal­mente a las personas de alma sencilla y ánimo dispuesto a disfrutar de los simples gozos que nos brinda este valle de lágrimas (y sonrisas o carca­jadas) tan breve para lo verdaderamente hermoso y trascendente. Algo así pensé y sentí, feliz de haber disfrutado de unos deliciosos chipás de bien­venida el Miércoles Santo de este 2008 en Capiatá, ante el portón donde Jenaro Morales y su esposa Beba nos despedían al retirarnos de recoger Julio y yo algunas de las ilustraciones que debían acompañar estos textos.

Aunque hay una dedicatoria expresa aquí, estas Crónicas están des­tinadas a todas las personas que deseen o decidan recorrer y descubrir Cualquierparte. A cada una, como se promete en la página , se le expide al final una constancia escrita, con firma y sello de quien corresponde, pata lo que hubiere lugar.

Abril de 2008

 

 

MUNICIPALIDAD

Grandes ventanas al este,

en lacalle principal

se alza con su regia estampa

la Municipalidad

que al ir creciendo la aldea

se tuvo que organizar.

Casi frente a la parroquia

y a la casa parroquial

se inauguró su amplio patio

donde se solía bailar,

asistir a las veladas

o a algún acto cultural.

Del mejor modo cumplía

su responsabilidad.

Nadie le encontró una falla

ni un bache por rellenar.

La cotidiana faena

de eficiente actividad

solía empezar a la una

y a medianoche acabar.

Hasta no haber ni una hoja

nadie podía descansar.

Pero lo mejor de toda

esta misión servicial

es que cuidar los servicios

de higiene y salubridad,

inspeccionar edificios,

tasas e impuestos cobrar,

no dieron al Intendente

motivo para pelear.

La hermosa bandera blanca

lo podía atestiguar

y el Presidente y todita

la Junta municipal.

Hay un único defecto

que se lo podría achacar:

Tanta limpieza, obligaba

cada día a eliminar

polvo, hojas y papeles

que otros suelen conservar,

y al no existir documentos

que nos cuenten la verdad,

sólo quedan estas Crónicas

hechas por necesidad

para suplir a la historia

y a la tradición oral.

 

***

 

CANCHITA DE CUALQUIERPARTE

De floreciente baldío

como tantos por ahí,

de yuyal y basurero

de aquellos que hacen sufrir

se volvió después potrero

donde vacas y terneros

hallaron lugar seguro

donde vivir.

Hasta los pocos vecinos

de respingada nariz

soportaban el aroma,

y el barrio debió admitir

lo sabrosa de la leche

que solía distribuir

el lechero fabricante

del queso más delicioso del país.

Pasado el tiempo, la empresa

lechera debió partir:

clientes, vacas y temeros

comenzaron a exigir

al menos ventiladores,

piso y tinglado de zinc.

En el mercado del pueblo

ni siquiera un guaraní

se exigía de alquiler.

Aún permanecen allí.

Libre entonces la manzana,

¡la historia comienza al fin!

Bien nutridos habitantes

pretendieron convertir

el lugar en sembradío

de arroz, mandioca, maní,

y aunque abono les sobraba,

la intención fue rechazada de raíz

como el voto de unos pocos

partidarios de un jardín:

la gente estaba cansada

de tanta rosa y jazmín.

Prefería una canchita

para algún buen partidí.

Triunfó pues la democracia:

la idea de un albañil.

El conocía el terreno

porque solía venir

de siesta a un descansito

de su agotador trajín:

unos ladrillos de almohada

y de colchón, un pirí.

Con los mínímos cuidados

el pasto empezó a tupir

y al plantarse cuatro palos

y al empezara venir

hombres, mujeres, criaturas,

tuvimos para elegir.

Alguien trajo la pelota

y alguno que otro candil.

Llegó el técnico, elegido

por su excepcional perfil,

y con pito y reglamento

¡todo estaba pronto al fin!

Así empezó la canchita

de nuestro pueblo a existir.

Claro está que algún vecino

suele a menudo decir:

¡Cómo rompen las pelotas!

¡Ya no nos dejan dormir!

Otros al menos proyectan

con aplausos contribuir.

Lo cierto es que en Cualquierparte

vive gente muy feliz,

un poco por la canchita

y otro poco porque sí:

Con su copa en varias fotos

se ve al equipo infantil

y en otras lucen los premios

del equipo juvenil

mientras el de adultos sigue;

no se cansa de insistir:

practica por si algún día...

¿Qué más te puedo decir?

¿Verdad que un premio en sí mismo

es tener una canchita y competir?

Ésta, seguro que nunca,

nunca jamás tendrá fin.

¡Ah! de nombre le pusimos

Club Esportívo ALBAÑIL.

A veces él nos visita

y la gente no se cansa de aplaudir.

Vale la pena. ¡Qué suerte

que aún haya gente así!

 

 

SOPA DE CUALQUIERPARTE

 

La sopa que en Cualquíerparte

sí que es rica de verdad

no es de las que se derraman:

¡esta sopa hay que cortar!

Maíz blanco bien molido,

grasa, cebollas y sal,

huevos batidos a punto,

leche y queso-paraguái.

¡Qué fácil! Aunque hay secretos

que algún día repetirás:

cuánto de qué y de qué modo

batir, revolver, mezclar.

Manteca o aceite pueden

a la grasa remplazar.

Si prefieres sólo claras,

no sé quién lo impedirá

y si usas cebolla cruda,

nadie te criticará.

Recuerda que hay que cocerla

aún mejor en tatakua.

Quien haya saboreado

esta sopa excepcional,

sabe por qué tantos títulos:

Miss Juky, Miss Paraguay...

Miss Cualquierparte, Miss Ba­rrio,

Miss Modelocereal...

y entiende por qué es la reina

en toda reunión social,

más aún de algún encuentro

poéticocultural,

Miss Delicia, Miss Ricura,

Miss Mercosur (blablablá)...

Reina del Mantel a cuadros,

Miss Gala Internacional,

Miss Universo y Miss Mundo

de la mesa, aquí y allá:

Es Reina que en cualquier parte

por los siglos reinará

por rica, por deliciosa,

aromada y mucho más.

Si vienes a Cualquierparte

seguro la probarás

y hasta el final de tus días

por placer la adoptarás.

No miento.

Ya lo verás.

DE: Crónica de Cualquierparte,

Asunción, Paraguay, 2008.

 

PATRIA

La patria es el lugar donde nacemos,

el sitio singular donde vivimos;

es donde trabajamos y soñamos,

lloramos y reímos.

 

Patria es el nombre con que designamos

un rincón en el mapa: tierra, ríos...

y gente unida por los mismos lazos

de lengua, sangre, amor y sacrificio.

 

Patria, al fin, para los paraguayos,

es este Paraguay donde el destino

se unió a la voluntad de nuestros próceres

y un 14 de Mayo, el heroísmo

dejó huellas de honor y de esperanza

en un mundo mejor para sus hijos.


De: Suplemento Escolar,

Última Hora. Pag 5, mayo de 1980

 

 

FUENTE - ENLACE A DOCUMENTO INTERNO

(HACER CLIC SOBRE LA TAPA)

 

 

LITERATURA INFANTO-JUVENIL PARAGUAYA DE AYER Y HOY . TOMO I (A – H)

TERESA MÉNDEZ-FAITH

INTERCONTINENTAL EDITORA S.A.

Teléfs.: 496 991 - 449 738;

Pág. web: www.libreriaintercontinental.com.py

E-mail: agatti@libreriaintercontinental.com.py

Asunción - Paraguay. 2011 (424, Tomo I)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 



Compartir FB

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

Portal Guarani © 2014
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486, Celular: 0981 564-220 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto