PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
ANDRÉS COLMÁN GUTIÉRREZ


  LOCOS POR EL ASFALTO - Por ANDRÉS COLMÁN GUTIÉRREZ - Sábado, 30 de Marzo de 2019


LOCOS POR EL ASFALTO - Por ANDRÉS COLMÁN GUTIÉRREZ - Sábado, 30 de Marzo de 2019

LOCOS POR EL ASFALTO

 

Por ANDRÉS COLMÁN GUTIÉRREZ

 


Twitter: @andrescolman

El Paraguay debe ser uno de los pocos países cuya mayoría de habitantes siguen teniendo la pasión de esos viejos pueblos del Oeste americano, que se ven en las películas de cowboys, construidos a lo largo de una misma calle principal, a la vez la ruta de entrada y salida, donde tenían que ver los duelos a muerte de pistoleros “a la hora señalada”.

Cualquiera que viaje por una ruta importante en Brasil y Argentina sabe que ellas pasan a dos o tres kilómetros de los centros urbanos de los pueblos y ciudades, y si uno quiere visitarlos, pues debe ingresar por una vía de acceso. Así se evita que los viajeros de larga distancia deban perder tiempo, obligándose a reducir velocidad al cruzar por las áreas pobladas.

Aquí no. Aquí todas la rutas pasan por en medio de los pueblos y ciudades, aunque los viajeros tengan que perder tres horas, por ejemplo, solo para cruzar por el atestado Mercado de San Lorenzo o por el centro de Capiatá, esquivando semáforos en cada esquina, lomos de burro a cada centímetro y ejércitos de limpiavidrios y vendedores ambulantes convertidos en barreras humanas.

Si acaso algún ministro o intendente moderno o visionario intenta construir un desvío por las orillas de la ciudad, enseguida se encontrará con una movilización de pobladores y comerciantes en enérgica protesta porque se les quiere “arruinar el negocio” y “matar el progreso”.

La negra cinta de asfalto, la folclórica ruta hû, se considera el más ansiado símbolo de progreso para las comarcas que han vivido condenadas a cien años de olvido y soledad. Desde esa perspectiva, resulta un reclamo válido y razonable, ya que permite romper injustas épocas de aislamiento, que en muchos casos han obedecido a castigos políticos o a falta de interés económico. Las rutas permiten llegar a mejores mercados para las cosechas, conectarse con el mundo, abrirse a la modernidad, pero al mismo tiempo ocasiona el fin de la paz y la tranquilidad para los espíritus contemplativos, dejar atrás culturas y tradiciones, renunciar a la seguridad ciudadana ante el avance de formas foráneas de delincuencia.

Lo que hoy le pasa al pueblo de Quyquyhó le ha pasado a muchos pueblos y ciudades del Paraguay. El Departamento de Paraguarí es uno de los tantos feudos, cuyos caciques políticos cambian de nombres y apellidos, mientras revitalizan viejos esquemas de corrupción y sometimiento. Lo que antes dominaban los Stroessner o los Fanego, hoy lo manejan los Cuevas, los Rivas y los Samaniego, mientras le dan un rostro de modernidad al sistema.

La historia del diputado Éver Rivas, imputado por pagar a sus caseros con dinero del Estado, que sigue evitando a la Justicia mediante chicanas, cuya esposa es intendenta de Ybycuí, es muy similar a la del diputado Esteban Samaniego, investigado por presunta malversación de fondos cuando era intendente, cuya esposa ahora es la intendenta de Quyquyhó. Primero seguidores del oviedismo, luego del cartismo y ahora del abdismo colorado, han sabido embanderarse como los hacedores del progreso, al lograr que el actual Gobierno les respalde con la construcción de la ruta asfaltada, planeando asfaltar de paso todas las antiguas calles del centro histórico, sin tener en cuenta –o sin que les importe– el riesgo de que se destruyan las antiguas y bellas casas patrimoniales, algunas tan importantes como la que perteneció al prócer de la Independencia, Fulgencio Yegros, o el héroe de Acosta Ñu, Juan Aponte.

No tenían previsto que la historiadora Milda Rivarola, su más ilustre actual vecina, junto un grupo de ciudadanos, se opondrían. Quisieron desacreditarlos y hasta echarlos del pueblo. No tenían previsto que una impresionante red de solidaridad sacaría a luz esa heroica lucha de unos pocos en defensa del patrimonio y que la Secretaría Nacional de Cultura intervendría con autoridad para frenar el despropósito. Debería servir para algo, todo esto. Al menos, para entender que el progreso es mucho más que una cinta de asfalto.

 

Fuente:  ULTIMA HORA (ONLINE)

www.ultimahora.com

Sección OPINIÓN

Sábado, 30 de Marzo de 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GALERÍA DE MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOFILATELIA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA
CASA DEL LA INDEPENDENCIABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYALA GUERRA DEL CHACOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA