PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MILIA GAYOSO MANZUR


  MICROCUENTOS PARA SOÑAR EN COLORES, 1999 - Cuentos de MILIA GAYOSO MANZUR


MICROCUENTOS PARA SOÑAR EN COLORES, 1999 - Cuentos de MILIA GAYOSO MANZUR

  MICRO CUENTOS PARA SOÑAR EN COLORES

 

Cuentos de MILIA GAYOSO MANZUR

 

Editorial Arandurã,

 

Asunción-Paraguay 1999

 

Reedición: Editorial Servilibro, 2005

 

Edición digital:

 

BIBLIOTECA VIRTUAL MIGUEL DE CERVANTES


 
 
 
 
Nació en Villa Hayes (Paraguay), el 30 de mayo de 1962. En ese lugar vivió hasta los 9 años, época en que comenzó a crear sus primeros relatos orales. Luego residió en Buenos Aires (Argentina), hasta los 15 años; allí bosquejó sus primeros escritos.
 
De nuevo en Paraguay, estudió Periodismo en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción; publicó sus primeros artículos en la revista universitaria TURU y en el suplemento femenino del Diario Hoy.
 
Actualmente se desempeña como redactora del Suplemento Eva del Diario La Nación.
 
Milia Gayoso Manzur es miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay, de Escritoras Paraguayas Asociadas y del Pen Club del Paraguay.
 
 

 
 
20 MICRO CUENTOS SIN PRÓLOGO
 
 
Sabemos que ningún libro necesita lo que llamamos prólogo. Es lo primero que quiero decir a quien lea esta página, única prescindible, del libro que Milia Gayoso escribió, seguro, para sus tres maripositas, y que hoy comparte contigo, conmigo... para que no sólo sus hijas sean dichosas.
 
¡Qué suerte la mía! Gracias a este libro de Milia, he vuelto a recordar cuánto me encantaba que mi abuela, riendo siempre, me contara cuentos como sólo ella sabía. Por eso sé que la mágica manera de contar cuentos Julio, que menciona Milia en su dedicatoria, quedará en el corazón de sus niñas durante mucho tiempo, y que alguna vez, ya grandes, ellas rememorarán esas historias, esos relatos, que revivirán o intensificarán su felicidad, que las ayudarán a seguir soñando durante toda su vida, en blanco y negro, o en colores. Así de importantes y trascendentes son estas cuestiones en apariencia tan nimias y pasajeras.
 
Eso sucederá, naturalmente, con estos cuentos de Milia Gayoso, porque el valor de la literatura destinada a la niñez es inconmensurable. Y estas historias, cercanas a la necesidad de las criaturas, con argumentos sencillos y profundos, inocentes y creativos, tiernos y creíbles, con desenlaces accesibles, sin rimbombancias ni puerilidades, cuyos personajes pueden ser los seres con los que convivimos cada día, hallarán, sin duda, por eso mismo, su lugar, merecido, en el corazón de sus lectores y lectoras, que encontrarán en muchas de ellas una moraleja como en las fábulas, y en todas, la muestra de cuanto el talento de una generosa y talentosa escritora y periodista puede entregarnos. Joven aún, puede ella seguir contribuyendo en calidad y cantidad a la todavía breve lista de obras paraguayas para la niñez.
 
Esto me lo han confirmado el alboroto de los colibríes que le dieron la bienvenida cuando Milia llegó a casa, y la sonrisa dichosa, la avidez de los ojos y el interés de la voz de un niño de siete años, muy querido, al pedirme hoy: «Por favor, ahora el siguiente», a medida que leíamos los Micro cuentos para soñar en colores, de Milia Gayoso.
 
Como he dicho al comienzo, los libros no necesitan prólogo. Y éste, menos que otros. De modo que no llevará ninguno. Demos, simplemente, leyéndolos y contándolos, una cariñosa bienvenida a estos Micro cuentos para soñar en colores, de Milia Gayoso. Y soñemos, no importa en qué color. -
 
 
7 de agosto de 1999

 
 
 
 
UN OSO LLAMADO LUISITO
 
 
(A Johana, Tania y Luis David Candrea )
 
 
En una pequeña ciudad llamada Kinoto vivía una familia de osos. Mamá Carla, papá Luis y el pequeño Luisito eran muy felices. Sólo que el pequeñín era bastante desobediente y rezongón.
 
Al osito le encantaba escaparse a la calle. Todos los días su mamá le encargaba que no llegara solo más allá de la esquina, que no saliera a la calle, que no la cruzara solo, que no hablara con extraños, que no subiera al auto de ninguna persona que pasara por allí y que él no conociera.
Una tarde, Luisito tenía muchas ganas de pasear, pero su mami estaba ocupada lavando las ropas. Entonces, desobedeciendo sus órdenes, salió a la calle. Se fue a la esquina a mirar, caminó un poquito hasta la plaza, otro poquito y otro poquito. Le llamó la atención una avenida llena de árboles altos y muy hermosos.
 
Caminó y caminó hasta llegar al final del camino. Luego comenzó a oscurecer y se dio cuenta que estaba perdido. Había muchos árboles a su alrededor. Se puso muy oscuro y llovió repentinamente.
 
Luisito perdió el rumbo y se sentó a llorar. Lloró despacito sentado sobre una piedra. De pronto escuchó un alegre silbido hacia uno de los costados, miró y vio a un perrito que venía tarareando una canción, con una bolsa en la mano derecha y un paraguas en la izquierda.
 
Era Perrín, que volvía del almacén. «¿Por qué llorás osito lindo?», le dijo el simpático perrito. «Es que estoy perdido, no sé cómo volver a mi casa», le contestó el atribulado osito. «No te preocupes, amigo, podés quedarte esta noche en mi casa y mañana mi papá y yo te ayudaremos a encontrar tu casita», lo alentó.
 
Luisito y Perrín se fueron a la casita de éste. La misma estaba ubicada en el corazón del bosque. Perrín le contó a sus papis lo que le había ocurrido a su nuevo amiguito y ellos dijeron que lo cuidarían esa noche.
Mamá perrita le dio una ducha tibia a Luisito y le preparó una sopa caliente. Luego, el osito que era tan comilón comió casi toda la comida de los hermanitos de Perrín. Todos lo miraban encantados porque era muy simpático. Durmió en el suelo sobre varias mantas.
Por la mañana, después de desayunar, la familia de Perrín en pleno salió a buscar la casa de Luisito. Cuando estaban saliendo del camino de la arboleda, vieron a los desesperados padres de Luisito correr hacia ellos.
El osito se echó en brazos de sus padres y juró que nunca más desobedecería las órdenes de ambos. Carla y Luis agradecieron a los padres de Perrín por haber cuidado a su hijito y prometieron ir a visitarlos el siguiente domingo.
Luisito volvió a su casa, muy agarradito de las manos de sus papis.
 
 
 
 
TARDE DE LLUVIA
 
  
Para Santiago, Richard, Eduardo, Mili y Loreno Gayoso Vázquez 

 

Todos los patos esperaron tranquilos que pasara la lluvia; sin embargo, los otros animalitos salieron despavoridos a refugiarse en los corredores de la casa.

     Juanita se puso el piloto y corrió hasta la orilla del río, para tratar de que los patos la siguieran hasta el galpón del gallinero. Sin embargo, los mismos continuaron inmóviles bajo las gruesas gotas de agua que se deslizaban sobre sus plumajes.

     Mojadísimo, Tobías, el anciano perro, se sacudía ante la protesta de la abuelita y la algarabía de los niños que festejaban cada «rociada» de las agüitas que despedía. Hacia el fondo de la cocina, Michito maullaba molesto porque no le gustaba el agua. En el gallinero, las mamás gallinas protegían a sus pollitos dándoles calor bajo su cuerpo.

     Los patos no eran los únicos felices con la lluvia; hacia el fondo de la casa, Cuchita y su vasta prole se revolcaban felices en el lodo. Desde el corredor, los niños festejaban con palmadas los juegos de los pequeños cerdos en el barro.

     En un descuido de la abuelita, Juanita, Rosa, Pedro y Tito salieron corriendo a corretear bajo la lluvia. Los retos no se hicieron esperar. Todos debieron regresar hacia el corredor a secarse las cabezas y a mudar sus ropas húmedas, mientras rogaban en su interior que la abuela necesitara urgente que uno de ellos fuera hasta el almacén a buscar alguna cosa que faltara.

     -No hay galleta -la frase de la abuelita sonó a dulce de leche en sus oídos, mientras se atropellaron para cumplir con el mandado.

     La abuelita pilló la intención y decidió que era mejor hacer buñuelos para que ninguno se mojara bajo la lluvia.

     La cara de decepción de los cuatro pillos duró todo la tarde.

 
 
 
 
CUANDO EL SOL QUIERE MORIR
 
 
A María Bethania Alsina Ramírez  

  

Se había tirado a dormir a la orilla del camino, porque estaba seguro que por allí no pasaba casi nadie y no había peligro de que lo pisaran o que los niños le tiraran con piedras.

     Renato estaba triste. Muchas veces se preguntó qué era aquella extraña sensación que lo embargaba todos los días a esa hora, cuando las luces se iban poniendo de otro color y el sol quería morir en el horizonte. Siempre quiso saber si los demás animales sentían lo mismo que él, pero hasta el momento no se había atrevido a preguntárselo a nadie que no fuera de su especie.

 -Quiero saber por qué me pongo triste -repetía como una letanía, al tiempo que miraba morir el sol boca arriba, con las manitas bajo la cabeza, mientras los chajás sobrevolaban el añoso y anclado barco que estaba hacia el matorral.

     -Mi rey, no tenés remedio -le dijo burlona su amiguita, quien iba camino a una cita con Aurelio, el camaleón más forzudo de la comarca.

Renato continuó cavilando a la vera del camino, tratando de entender por qué su estado de ánimo estaba tan relacionado con la luz del sol, cuando que la luz de la luna era también terriblemente hermosa.

 

 

 

PODRÁ LEER INTEGRAMENTE EL LIBRO EN LA BIBLIOTECA VIRTUAL MIGUEL DE CERVANTES


ÍNDICE:

o Cielito

o La orquesta de animalitos

o El ratón violinista

o La tortuga de colores

o Toto Michifús y el ángel de la guarda

o Sin manchitas

o Rita, la rana caprichosa

o Jessica

o Taormina

o La hormiguita Josefina

o Puntos suspensivos

o Nino, el carpincho feliz

o Nara, una mojarrita en apuros

o Un zorrino diferente

o Una remera para Lucrecia

o Tarde de lluvia

o Cuando el sol quiere morir

 

 

 
 
de la BIBLIOTECA VIRTAL MIGUEL DE CERVANTES en el
 
 
 
 

Para compra del libro debe contactar:

Editorial Servilibro.

25 de Mayo Esq. México Telefax: (595-21) 444 770

E-mail: servilibro@gmail.com

www.servilibro.com.py  

Plaza Uruguaya - Asunción - Paraguay

 

 

Enlace al espacio de la EDITORIAL SERVILIBRO

en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 
 
 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
EDITORIAL
EDITORIAL SERVILIBRO
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)
BIBLIOTECA
BIBLIOTECA VIRTUAL MIGUEL DE CERVANTES

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011BILLETES DEL PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYA
BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLA GUERRA DEL CHACOCASA DEL LA INDEPENDENCIAIDIOMA GUARANIMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA