PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MARGARITA MARÍA PRIETO YEGROS


  LA MADRINA DE GUERRA (Cuento de MARGARITA PRIETO YEGROS)


LA MADRINA DE GUERRA (Cuento de MARGARITA PRIETO YEGROS)

LA MADRINA DE GUERRA

Cuento de MARGARITA PRIETO YEGROS

 

 

 

LA MADRINA DE GUERRA

Corría el año 1932.

El dos de agosto, justo cuando los lapachos comenzaban a florecer, precediendo a la primavera, el decreto de la movilización convocó a los varones paraguayos a presentarse a los cuarteles para "Vencer o morir".

Los jóvenes acudieron de todas partes, pidiendo el honor de ocupar un lugar en el Ejército. La guerra les parecía necesaria, cómoda y hasta divertida.

Tan pronto como se organizaron los regimientos, fueron transportados, a su destino, por vía fluvial.

Cada vez que uno de los buques cañoneros partía de Asunción, cargado de tropa, la gente se apiñaba en las calles y en los balcones, para aplaudir, vivir, bendecir, llorar, o simplemente mirar a los guerreros que iban aguas arriba, hasta Puerto Casado y desde ahí' a los diferentes puestos.

En una de esas ocasiones, se acercó marcando el paso, al ritmo de la marcha "Chaco Boreal", el Regimiento 8 de Infantería "Piribebuy" apodado "Regimiento Universitario", porque todos sus batallones estaban integrados por estudiantes paraguayos de universidades locales y del exterior. Era una tropa de aspecto elegante y viril.

A la cabeza del grupo verde olivo marchaba un rubio comandante, hijo de austriaco y paraguaya. Antes que el propio regimiento, había llegado su fama de esbeltez y varonil aspecto. En sus pupilas azules y en su porte marcial se reflejaban la temeridad y el valor.

Las muchachas los aplaudieron con timidez al principio, con osados piropos después.

- ¡Que vivan los valientes universitarios!

- ¡Aplausos para el rubio comandante!

- Son mejores los trigueños!  

- ¡Todos lucen por igual!

Secundando al comandante marchaba un suboficial moreno, casi negro, retacón, de gruesos bigotes y cejas espesas, oriundo de la mulata localidad de Emboscada. El contraste entre el jefe y su subordinado era similar al del día y la noche.

Y.. partieron entre vítores y lamentos. El tiempo demostró que la guerra no era un "juego de niños" y se tornó más cruel por la falta de agua y por la alimentación deficiente; faltaba todo y si algo sobraba, estaba enmohecido.

Entonces, como por milagro, surgieron las "madrinas de guerra", verdaderos ángeles que desde la distancia trataban de paliar las penurias y la pobreza con sus encomiendas y sus cartas.

La llegada de la estafeta era un día de fiesta. De los paquetes surgían, como por arte de magia: cigarrillos, fósforos, caramelos, galletitas, dentífricos, peines, gomina, dulces, guampas, yerba, bombillas y cartas... largas cartas.

En el "reparto de madrinas", le correspondió al oscuro suboficial una refinada joven "porteña", cuyo apellido se escribía con "ll", pero se pronunciaba como "ye". Anonadado, el hombre semianalfabeto, le pidió a su comandante que le sirviera de amanuense.

El gringo-paraguayo no se hizo rogar y con caligráfica letra escribía cuanto su subordinado y algunos oficiales le dictaban entre comentarios y carcajadas.

Cartas van, cartas vienen, la relación entre madrina y ahijado se fue estrechando.

- Me fascinan los hombres valientes. ¿Podría enviarme una fotografía suya? - escribía la joven.

- Lamento no poder satisfacer su pedido. No disponemos de fotógrafo - respondía el amanuense, ante la negativa rotunda del suboficial a dejarse retratar. - ¡Jamás le mostrare mi cara!

- Algún día lo conoceré en persona - insistía ella. - Por ahora le envío mi retrato.

Era ella una joven ni linda ni fea, con el rostro demasiado redondo, pero con almendrados ojos azules, de mirada firme y decidida. Hacia la Navidad de 1933, Paraguay y Bolivia acordaron una tregua. Esta se prolongó hasta la Epifanía de 1934. Del lado paraguayo las madrinas de guerra tuvieron autorización para visitar a sus ahijados, en todo el frente.

La joven porteña anunció su venida y llegó sin tardanza, cargada de regalos.

La tropa se veía flaca, desnutrida, curtida por el sol y el viento; solamente la piel oscura del suboficial parecía soportar el embate de la intemperie.

Por ruego de su moreno subalterno, el rubio comandante se presentó a la madrina porteña como el ahijado de guerra, alistado en el Regimiento Piribebuy.

Al concluir la jornada de visita el jefe ordenó al suboficial: - Acompañe, usted, a mi madrina hasta el puerto.

- A su orden - respondió el subalterno. Y caminó hacia el puerto con la joven.

De pronto, mirando el suelo arenoso la joven dijo:

- ¡Qué desilusión! -y agregó, arrastrando las palabras: -Yo creí que mi ahijado sería como usted, morocho y fornido.

 

MARGARITA PRIETO YEGROS


Fuente:



TALLER CUENTO BREVE

Dirección: HUGO RODRÍGUEZ-ALCALÁ

Edición al cuidado de

MANUEL RIVAROLA MERNES y LUCY MENDONÇA DE SPINZI

Asunción - Paraguay. Octubre 2001. (166 pp.)

 
 
 
 
 
Enlace recomendado: TALLER CUENTO BREVE

(Espacio del Taller Cuento Breve, donde encontrará mayores datos

del taller y otras publicaciones en la

GALERÍA DE LETRAS del www.portalguarani.com )
 
 
 
 
 
 
 
 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 



Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
IDIOMA GUARANIMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIBILLETES DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYO
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYALA GUERRA DEL CHACOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011FILATELIA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA