PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
LUIS VERÓN


  DON JUAN CERIANI - EL JARDINERO DEL BELVEDERE - Por LUIS VERÓN, ABC COLOR - Domingo, 4 de Noviembre 2012


DON JUAN CERIANI - EL JARDINERO DEL BELVEDERE - Por LUIS VERÓN, ABC COLOR - Domingo, 4 de Noviembre 2012

DON JUAN CERIANI - EL JARDINERO DEL BELVEDERE

Por LUIS VERÓN, ABC COLOR.

 

 

Un día de 1881, vino al Paraguay un laborioso ciudadano italiano que dejó perfumados recuerdos en la sociedad paraguaya. Se trataba de don Giovanni Ceriani, un milanés que fue pionero en la actividad de los establecimientos de floristerías y de la introducción de especies cítricas. Fue, además, el fundador de un recordado centro de distracciones de la capital del país.

En 1856, nació en la ciudad de Milán, Italia, don Giovanni Ceriani. Trabajador y hombre de iniciativas, a apenas una década de haber finalizado el terrible conflicto bélico con la Tríplice, vino al Paraguay con el vigor de sus 25 años.

En Asunción, como todo inmigrante, trabajó con tesón durante un año, lo que le permitió reunir una pequeña suma de dinero y volver a su país a contraer matrimonio con su prometida. A fines de 1882, regresó al Paraguay, donde siguió con sus actividades laborales.

 

 

Don Giovanni Ceriani, floricultor y dueño del lugar. / Archivo Surucua

 

 DON GIOVANNI, EL JARDINERO 

Hombre emprendedor y de múltiples iniciativas, estableció una floristería, que lo convirtió en el pionero de esta actividad en el Paraguay.

A poco de instalarse en Asunción y conociendo sus virtudes de florista, el presidente Bernardino Caballero le convocó y le encomendó la instalación de un jardín en su quinta. Don Juan llevó a cabo lo encomendado, pero, de espíritu independiente, poco tiempo después se desvinculó de esa ocupación y arrendó un terreno baldío de varias hectáreas cerca del cementerio de la Recoleta, donde trasladó sus útiles de labranza y se dedicó al cultivo de flores: rosas, jazmines, diamelas, claveles, etcétera.

Posteriormente compró la propiedad, donde hizo plantaciones en gran escala de plantas ornamentales y frutales.

Don Giovanni Ceriani, además de cultivar y comercializar flores, también se dedicó a la fruticultura y fue el introductor en el país de la mandarina, cuya plantación en Villa Morra era célebre.

 

El portón de entrada del paseo Belvedere, sobre la avenida España. / Archivo Surucua

 

 

 EXPORTADOR DE FLORES 

Sus cultivos los realizaba con especímenes importados de Buenos Aires, los que también exportaba a la capital argentina y a Montevideo, entre otros destinos.

Para facilitar la comercialización de sus productos, don Juan publicaba interesantes catálogos, en los cuales reseñaba su larga experiencia en materia de épocas de plantaciones y de siembras, y en los que registraba todos los especímenes de su importante vivero de Villa Morra.

Es de destacar que sus productos han ganado importantes premios y medallas de oro en significativas exposiciones en el Paraguay y en la Argentina.

Como su negocio conoció de un inusitado crecimiento, contrató un florista encargado de confeccionar ramilletes y coronas fúnebres, que hasta entonces eran de producción casera. Importó, además, los primeros canastos para flores.

 

Se ve a los parroquianos disfrutar de los frescos corredores del lugar. / Archivo Surucua

 

 

UN CÉLEBRE RINCÓN ASUN CEÑO

Mientras trabajaba en la quinta del general Caballero, había alquilado una propiedad con una modesta construcción sobre la avenida actualmente llamada Artigas.

Posteriormente adquirió esta propiedad y otras vecinas, extendiéndose hasta llegar a la avenida España, donde años después estableció su célebre local Belvedere, al estilo de los paseos, entonces muy en boga –cancha sociedad, holmer, villa, etcétera–.

Originalmente, el Belvedere no era más que una casita con dos habitaciones: una destinada para la venta de flores y plantas, y la otra, a escritorio del dueño.

De “espíritu progresista –decía una publicación de 1913–, el señor Ceriani decidió abrir en sus terrenos de la avenida España un bar en el centro de un hermosísimo jardín, que es hoy el punto obligado de la más selecta concurrencia”.

“En el mismo jardín ha construido un teatro de verano, y tiene en construcción un Skating-Ring”. En este teatro llegaron a actuar numerosas compañías teatrales extranjeras y trajo la primera compañía de revistas que actuó en el Paraguay. Una de estas coristas se quedó a vivir en Asunción y se dedicó a la explotación de una casa non sancta. Fue la antaño célebre madame Paulette.

La fama del Belvedere fue creciendo y rápidamente se convirtió parada obligatoria del servicio tranviario, que trasportaba a los asunceños que visitaban el lugar.

Para ofrecer nuevos servicios a la cada vez más crecida concurrencia, don Giovanni mandó construir un importante edificio de dos pisos: el de abajo con piso de tierra romana –mezcla de cal con arcilla y otras sustancias–; se destinó a la mencionada pista de patinaje.

El piso alto, con piso de madera, se destinó a reuniones y asambleas. También el empresario dotó al lugar de un restaurante. En este lugar se realizaban elegantes celebraciones y, en muchas ocasiones, había que realizar reservaciones con anticipación, debido a la elevada concurrencia de gente.

Durante las fiestas de carnavales, se bailaba en el piso alto y se cenaba en el de abajo.

 

HOMBRE DE SORPRENDENTE SENTIDO DE HUMOR

Don Giovani se caracterizaba, como todo italiano, de tener un espíritu festivo y dicharachero. Una noche, uno de los clientes que no tenía suficiente, le dijo al mozo que atendía su mesa, donde estaba acompañado de varios amigos, que le dijera a don Giovanni que “le apunte este gasto, que mañana pagaré”.

Al rato vieron a don Giovanni salir con una escopeta apuntando hacia la mesa donde estaban los parroquianos con el cliente que había pedido el crédito. Se levantaron todos, asustados, creyendo que el dueño se había vuelto loco.

“¡No teman! –gritó Ceriani–. No voy a hacer fuego, el arma está descargada. Fulano me hizo decir que le apuntara y le estoy apuntando”. Pasado el susto, toda la concurrencia festejó la humorada. 

 

Pórtico de entrada al vivero de don Ceriani, en Villa Morra. / Archivo Surucua

 

 

LEÑAS DEL ÁRBOL CAÍDO

Según cuenta don Arsenio López Decoud, uno de los habitué del Belvedere, el auge del local duró hasta que algunos problemas familiares y de salud de don Juan lo postraron en cama. Esto fue aprovechado por acreedores bancarios, médicos y abogados, quienes precipitaron el derrumbamiento del esforzado italiano.

Don Giovanni Ceriani se vio obligado a vender su querido establecimiento para pagar las cuentas, además de entregar a su exesposa una gruesa suma de dinero. “Fue un día de luto para los asunceños aquel en que se clausuró el famoso establecimiento”, escribió López Decoud.

 

Vista de los almácigos de especies florales y frutales ubicados en Villa Morra. / Archivo Surucua

 

EL TRONCO RETOÑADO

Pero don Giovanni Ceriani no era un hombre de amilanarse ante los fracasos. Alquiló un terreno en la Recoleta, donde siguió cultivando flores que las comercializaba en un local del centro, frente al Teatro Nacional. Poco tiempo después, se trasladó a Buenos Aires, donde abrió una florería. Años después, ya frisando los 80 años, regresó a Asunción, estableciendo su florería en uno de los locales de la planta baja del edificio de don Juan Alegre –actual Ministerio de Hacienda–.

Se hospedaba en el hotel Colonial –actual sede de la Cancillería Nacional–, donde cerró definitivamente sus ojos, un día de 1942. Dejó un cálido recuerdo, el de un caballero pulcro y atildado, de frondoso bigote y una inseparable pipa en los labios.

Don Giovanni Ceriani, además de cultivar y comercializar flores, también se dedicó a la fruticultura y fue el introductor en el país de la mandarina, cuya plantación en Villa Morra era célebre.

 

 

Fuente: REVISTA DOMINICAL DEL DIARIO ABC COLOR

Domingo, 4 de Noviembre 2012

Artículo de Luis Verón

Fuente digital: www.abc.com.py

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
POSTALES
POSTALES Y FOTOGRAFÍAS DEL PARAGUAY
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011ACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA FILATELIA DEL PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOLITERATURA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY
HISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIAREPUBLICA DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANI

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA