PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
CARLOS VILLAGRA MARSAL


  SENTENCIAS, CONJUROS, FÓRMULAS Y CREENCIAS EN EL PARAGUAY - Versión al español: FELICIANO ACOSTA , DOMINGO ADOLFO AGUILERA y CARLOS VILLAGRA MARSAL


SENTENCIAS, CONJUROS, FÓRMULAS Y CREENCIAS EN EL PARAGUAY - Versión al español: FELICIANO ACOSTA , DOMINGO ADOLFO AGUILERA y CARLOS VILLAGRA MARSAL

SENTENCIAS, CONJUROS, FÓRMULAS Y CREENCIAS EN EL PARAGUAY

GUARANÍ - ESPAÑOL

Recopilación:

FELICIANO ACOSTA y DOMINGO ADOLFO AGUILERA

Versión al español:

FELICIANO ACOSTA , DOMINGO ADOLFO AGUILERA

y CARLOS VILLAGRA MARSAL

 Comparecencia:

CARLOS VILLAGRA MARSAL

Prólogo y versión al español:

Carlos Villagra Marsal,  y Domingo Aguilera

COLECCIÓN CULTURA POPULAR Nº 6

Dirigida por Carlos Villagra Marsal

©  DIARIO POPULAR. Avda. Mcal. López 2948,

Asunción, Paraguay

Telefax: 603 400 R.A. redaccion@mm.com.py

© FELICIANO ACOSTA, DOMINGO ADOLFO AGUILERA, CARLOS VILLAGRA MARSAL

© Editorial SERVILIBRO

Pabellón "Serafina Dávalos"

25 de Mayo y México - Plaza Uruguaya

Telefax: (595-21) 444 770

E-mail: servilibro@gmail.com

Web: www.servilibro.com.py

Dirección Editorial: Vidalia Sánchez

Diseño de tapa: Mirta Roa Mascheroni

Diagramación: Gilberto Riveros Arce

Edición al cuidado de CVM, FA y CVM

Hecho el depósito que marca la Ley N° 1328/98

Asunción, del Paraguay, Setiembre de 2010

114 páginas

Tirada de 10.000 ejemplares.

 

 

 

SENTENCIAS, CONJUROS, FÓRMULAS Y CREENCIAS

EN EL PARAGUAY

 

 

COMPARECENCIA

Es sabido que para preciarse de constituir una nación, toda comunidad de hombres y mujeres, pobladores de un mismo país, necesita compartir un conjunto de realidades físicas y espirituales: un territorio, una tradición, una lengua, un gobierno, una historia; en consecuencia, va formándose a lo largo de las generaciones la llamada identidad nacional, lo cual equivale a un temperamento, a un carácter personal y colectivo a la vez, que se manifiesta en cada individuo mediante un modo similar de sentir la patria y el resto de nuestra América y el mundo, así como también en una manera parecida de alegrarse o entristecerse, de amar o destruir, de convencerse o ignorar, de entretenerse o aburrirse, de ser aplicado u ocioso... En suma, que los paraguayos poseemos una cosmovisión propia, siendo por otra parte idéntica nuestra condición, naturalmente, a la de los demás seres humanos.

Un componente incisivo de la identidad nacional es aquello que en general se denomina cultura popular, que se da a conocer en conductas y expresiones (sean estas últimas anónimas o de creador conocido, orales o escritas), tales como adivinanzas, costumbres, letras de canción, leyendas, creencias, magias, refranes, músicas, protocolos, canciones de cuna, mitos, y en nuestro país agüerías, casos (cuentos orales), compuestos (versos romancísticos) y otras estructuras verbales en guaraní y/o en español.

Y bien, esta COLECCIÓN CULTURA POPULAR, que tengo la honra y la responsabilidad de dirigir, tiene el propósito de di fundir ampliamente, con seriedad no exenta de vehemencia, las muestras más señeras de este caudal popular, doblemente enriquecido por la condición bilingüe de nuestra sociedad; al respecto, hemos decidido publicar, en guaraní y en versión española, los textos respectivos de todos los volúmenes de la Colección.

Demás está decir que estos libros -al igual que cualquier experiencia literaria- están dirigidos a todos los hombres y mujeres, sin distinción de edad, estado civil u oficio, e incluso a aquellos que no tienen mucho hábito de lectura, ya que procuramos que nuestras publicaciones sean interesantes en sí mismas.

Deseo señalar además que, a mi sincero entender, los textos de la COLECCIÓN CULTURA POPULAR adquieren un doble valor agregado, en particular los que se ocupan de la condición bilingüe de la cultura nacional: en primer término, dichos libros alcanzan un valor eminentemente pedagógico, porque ayudarán a los escolares y colegiantes a enriquecer el conocimiento, y por tanto la admiración y la devoción, hacia la excelencia del idioma guaraní, "...lengua que sin controversia es una de las más copiosas y elegantes que reconoce el orbe", según ya lo afirmó el P. Lozano, jesuita, en 1754. Este respeto y cariño por nuestra lengua materna amerindia tendrá sin duda un efecto más intenso en los lectores adultos y pequeños: el del afianzamiento de la identidad paraguaya, uno de cuyos pilares es justamente el guaraní.

Carlos Villagra Marsal

última altura, abril de 2010

 

 

 

 

PRÓLOGO

 

         Sentencias, conjuros, fórmulas, creencias, cábalas, prescripciones, proscripciones, magias, sortilegios, recetas, presagios, agüeros, significaciones del sueño... Creemos que desde la dispersión de las primeras hordas del Homo sapiens sapiens en el Este y Sur del África hace miles de siglos ya se expresaban, oralmente por supuesto, un ingente espectro de creencias, vale decir, un conjunto que a fines de la Edad Media el Marqués de Santillana precisó: "Consejas de viejas junto al fuego"; ello hace suponer que las mismas son dictadas mayormente por ancianas, pero lo cierto es que a lo largo del tiempo las están expresando de continuo y en cualquier lugar, hombres y mujeres, jóvenes y viejos por igual. En verdad, las aludidas fórmulas responden a la definición de folklore enunciada por el especialista francés André de Varagnac: "Creencias colectivas sin doctrina y prácticas colectivas sin teoría".

         Como es natural, desde la llegada de los conquistadores y colonizadores a nuestro país se despliega un dilatado repertorio de las referidas sentencias orales que, a nuestro juicio, tienen origen vasco, extremeño y castellano ("en Castilla todo se vuelve refrán", según se percata el escritor Álvaro Junqueiro), y especialmente arábigo andaluz, esto último en razón de que la gran mayoría de los tripulantes de las naos y de los soldados que llegaron durante los dos primeros siglos de conquista y colonización procedían de esta región meridional de la península ibérica.

         Además, es patente la impregnación de estos dichos por parte no sólo del idioma; sino de la propia cosmovisión guaraní. Ello es corroborado por el testimonio de cronistas y religiosos que hablan de los "mil agüeros y supersticiones y ritos" que tenían los indígenas guaraní, como anotaba en una carta de 1594 el jesuita Alonso Barzana. Más tarde, el escritor español Rafael Barrett, fundador de la literatura moderna en nuestro país y un agudo observador de la cultura mestiza paraguaya, dedicó varios artículos de su valiosa obra literaria a las creencias populares. Paralelamente, el antropólogo brasileño Paulo de Carvalho Neto consagró cuatro capítulos de su obra Folklore del Paraguay (1961) a estas creencias.

         De tal modo, reunimos en el presente volumen de nuestra COLECCIÓN CULTURA POPULAR un cúmulo de frases con referencia a su vez a un buen número de materias: medicina popular (tratamientos y cuidados para prevenir o sanar enfermedades por medio del uso de hierbas y plantas silvestres); circunstancias y actitudes de personas, animales, estados del tiempo y del viento que atraen o presagian la buena o la mala fortuna; indicaciones sobre cómo reaccionar ante determinados fenómenos, visiones o hechos; diversos agüeros acerca del parto, el nacimiento, la agonía y la muerte de mujeres y hombres; interpretación de los sueños, además de recomendaciones, conjuros y advertencias destinados a reglar nuestra conducta y lograr mediante esas fórmulas la longevidad, la tranquilidad, la dicha propia y la de los demás.

         El lenguaje es el modelo de toda organización simbólica, acaba de afirmar Marc Augé; en el caso de las expresiones aquí recopiladas, cabe decir que el símbolo resulta doble, pues, al igual que en la afirmación del antropólogo francés, esta amplia gama de sentencias es también simbólicamente representativa de la idiosincrasia de un pueblo entero; en efecto, podemos ver en las creencias que siguen a continuación algunos de los valores (o antivalores) paradigmáticos de nuestro ser nacional, especialmente en el ámbito rural: un peculiarísimo sentido del humor, la suspicacia, la intuición de que el azar y la fatalidad son los titiriteros del mundo y al propio tiempo la convicción de que, aun así, podemos mediante la fe o la magia esquivar la pobreza o la injusticia; en fin, el pensamiento prelógico que se cierra o se disipa, como las nieblas de primavera.

         Por último, destaquemos el hecho de que en estos textos antiguos y actuales, fielmente compilados de hablantes de todo sexo y edad, se demuestra que nuestro guaraní paraguayo -especialmente en la campaña, como ya lo señalamos- tiene la plenitud, el autodominio y la fortaleza de una lengua plenamente viva, al contrario de quienes reprochan su supuesta decadencia y depauperización progresivas, así como de los agoreros que pronostican incluso su desaparición.

 

         Carlos Villagra Marsal

         Domingo Adolfo Aguilera

         Setiembre de 2010

 

 

 

 

SENTENCIAS, CONJUROS, FÓRMULAS Y CREENCIAS

EN EL PARAGUAY

 

A medídake ndepláta rakate'yỹ, nandeplátai.

A medida que eres avaro, no tendrás plata.

 

Agóstope ja'u va'erã pyno'i, ani ñande ruguy vai.

En agosto debemos consumir ortiga, para que nos purifique la sangre.

 

Aguara ohasáramo taperã rupi, pe máva oñedesatina, oikuaa porãramo jepe tape.

Si el zorro se cruza en el camino de alguien, éste se desatinará, aunque conozca bien la ruta.

 

Aguara osapukáirõ pyhare, oĩta omanóva upe ko'ẽme.

Si una noche el zorro aúlla, alguno habrá de morir al día, siguiente.

 

Alfalfa heta rehecháramo, ndepo'áta.

Si ves una gran cantidad de alfalfa te sonreirá la suerte.

 

Ama'ỹ pukúrõ hína, rembojahu va'erã mbarakaja oky haguã.

Cuando hay una larga seca, deberás bañar al gato para que llueva.

 

Amandáu ho'áró ndovelavéima.

Si hay una granizada, ya no habrá escarcha.

 

Ani reguata nde rapykuévo, háke omanóne nde sy.

No camines para atrás: mira que morirá tu madre.

 

Ani reikytĩ ne pyapẽ ijaraipáramo hína, háke nderasýta.

No te recortes las uñas de tus manos en día nublado: te enfermarás.

 

Animal ka'aguy oúrõ hasé nde róga ypy rupi, oĩta omanóva

Si algún animal silvestre gimotea alrededor de tu casa, alguien morirá allí.

Áño pyahúpe ja'u va'erã 12 parral, ñandepo'a haguã.

Al filo del Año Nuevo, debes comerte 12 granos de uva, para tener suerte.

 

Áño pyahúpe ja'u va'erã kure ro'o, oyvyjo'óre henonde gotyo; ryguasu ro'o katu ñamboyke va'erã ojeatypekáre hapykuévo.

En la fiesta de Año Nuevo hay que consumir carne de chancho, porque este animal escarba la tierra ante sí; en cambio, debemos rechazar la carne de gallina, pues ésta remueve la tierra tras sí.

 

Ao hekoviátaguinte remonde ipy gotyo.

Si, inadvertidamente, te pones la ropa del revés, es porque tendrás una nueva.

 

Ao ho'áramo ha'e ae, he'ise ñemoakãratĩ.

Si la ropa se cae sola, es porque te están poniendo los cuernos.

 

Ao tuja haku porãve.

La ropa vieja calienta mejor.

 

Ára santo aja ndoveléi mítã ñainupã, ohasa rirénte jakorreki va'erã.

En días santos no es conveniente castigar a los niños; solo transcurrido el feriado hay que corregirlos.

 

Araí ijaguarete'íri, oky haguãma.

Si el cielo se cubre de pequeñas nubes circulares, como las manchas de un gato montés, de seguro lloverá.

 

Arca de Noé osẽrõ kuarahy reiképe, tiempo porãta.

Si el arcoíris aparece a la puesta del sol, es señal de que habrá buen tiempo.

 

Arca de Noé osẽrõ kuarahy resẽme, kresiénteta.

Si el arcoíris aparece a la salida del sol, habrá creciente.

 

Arriéro ilunar pytãva, ijarhel katuete.

Hombre de lunar rojo, de seguro es antipático.

 

Aséite ryru ho'áramo yvýpe, upéva jéta.

Si el frasco de aceite cae al piso, vendrá la mala suerte.

 

Atau tuicháramo, oĩse jevy omanóva ótro.

Si el ataúd es más grande que el muerto, puede que seguidamente muera otro del mismo entorno del fallecido.

 

Avati morotĩ reñotỹmba rire rejepohéi va'erã, upéicharamo iporãve.

Luego de sembrar el maíz amarillo, debes lavarte las manos, para que el grano sea excelente.

 

Avati tupi ñañotỹ va'erã viento sur jave, iporã haguã ne remitỹ.

Debes sembrar el maíz llamado tupí cuando está soplando viento sur, para que el cultivo salga bien.

Caazapeña oguerahárõ hógape animal, ndouvéima nde rógape, pórke ha'e ombohasa tre vése hetyma pa'ũ rupi, ha la animal ovy'áma.

Cuando una caazapeña lleva algún animal doméstico tuyo a su casa, éste ya no regresa a la tuya, porque aquélla lo pasa tres veces por entre las piernas, merced a lo cual el animal se aquerencia allí.

 

Chichã oĩramo ñande ao rehe, mala suerte.

Si tienes chinche en la ropa, te vendrá la mala suerte.

 

Chicharõ ári ndovaléi jai'u, ñanembohasyse.

No hay que beber agua después de comer chicharrones: nos enfermaremos.

 

Chipa terã sópa paraguái ári ndovaléi jai'u, ñanembohasy katuete.

No bebamos agua al terminar de comer sopa paraguaya o chipá, porque con toda seguridad nos enfermaremos.

 

Choríso ári ndovaléi ja'u y.

Después de comer chorizo no se debe tomar agua.

 

Die tataindy hendy va'erã novenahápe, nuéve la ánímare ha pe peteĩ kurusúpe.

Durante una novena deben alumbrar diez velas, nueve por el difunto y una por la cruz.

 

Do áño mboyve nereikytĩri va'erã mitã akãrague, ỹrõ nda'ihuísioi.

Antes de los dos años, no deben cortarse los cabellos de un niño, porque o si no, perderá el juicio.

 

Eha'arõ áño pyahu ao pyahu reve, ikatúrõ morotĩva reheve, ndepo'a haguã.

Debes esperar el año nuevo con ropa nueva, si es posible de color blanco, a fin de que tengas buena suerte.

 

Espého jekakuépe neremañái va'erã, upéva jéta.

No debes mirarte en espejo roto: trae mala suerte.

 

Espého ojekárõ ndereguerekói va'erã nde rógape, ỹramo ndejétata.

Cuando se rompe un espejo, debes desprenderte de él, o si no te caerá la mala suerte.

 

Galléta kolléra ndaje ndere'úi va'erã, póke re'úrõ, repytaséma pe lugar re'u haguépe.

Dicen que no deben comerse dos galletas unidas entre sí, porque de hacerlo, vas a desear estacionarte en el lugar donde las has comido.

 

Gállo osapukáiramo peteĩmi óga jerére, upéva he'ise peteĩva upe ogagua oĩva mombyry hasyete ỹrõ omano.

Si un solo gallo canta en la proximidad de la casa, quiere decir que algún familiar que se encuentra lejos está muy enfermo o ya ha muerto.

 

Gállo osapukáiro pyharepyte mboyve, oñekambiáta ára.

Si un gallo canta antes de la medianoche, cambiará el tiempo.

 

 

 

Gállo otokoro'oha ládo oúta visíta.

Del lado que cante un gallo, acudirán visitas.

 

Gállo otokoro'órõ hi'ora'ỹme, oñekambiáta yvytu.

Cuando los gallos cantan a deshora, es que cambiará el viento.

 

Gallokuéra otokoro'oetereíramo, notísia vai.

Cuando los gallos cantan demasiado, se recibirá una mala noticia.

 

Guaiguĩme hasyrõ ikangue, okyta.

Cuando a una vieja le duelen los huesos, enseguida lloverá.

 

Guaiguĩngue ojahe'óramo, oĩ katuete omanóva.

Si se oye sollozar al urutaú, alguien cercano morirá.

 

Guáino omanórõ kánchape, upépe oñeñotỹ va'erã.

Si un jinete de carreras cuadreras muere en la cancha, ahí mismo debe ser enterrado.

 

Guyra'i akã pytã oúramo ñande róga oúramo ñande róga nde róga ypype, oanunsia herida.

Si un cardenal vuela cerca de la casa, significa que alguien va a ser herido.

 

Hácha ha asádã yvará nderetrosái va'erã jasy ra'ýpe.

Los maderos que servirán de mango para hachas y azadas no deben cortarse en luna nueva.

 

Ho'áramo ne kamisa votõ he'ise ne mborayhu netraisionaha hína.

Si se te desprende un botón de la camisa, es que tu amante te está traicionando.

 

Hopepi rekóvare neremañái va'erã, ikatu ova nderehe.

No debes mirar a la cara a quien está con orzuelo: puede que se te contagie.

 

Hu'itiĩme remoĩ va'erã kyse pono haguino.

Debes introducir la hoja de un cuchillo en la harina de maíz, para que ésta no tenga mal olor.

 

Hyeguasúva hova sỹi porãrõ, kuñáta imemby.

Si una mujer embarazada tiene terso el cutis de la cara, es que dará a luz una niña.

 

Hyeguasúva ndo'úi va'erã irriñonkue, irnembyikatu hembevo.

La embarazada no comerá riñón de vaca, pues de lo contrario su criatura podrá nacer con labio leporino.

 

Hyeguasúva ndohasái va'erã alambre kua rupi, cháke imemby puru'ã ojuvyne pe mitãme.

Una embarazada no debe pasar por entre los hilos de una alambrada, pues si lo hace, su criatura se estrangulará con el cordón umbilical.

 

 

 

Hyeguasúva ndovaléi ho'u pakova, na'imemby pya'emo'ãi.

Una embarazada no debe comer bananas, porque su parto será lento.

 

Hyeguasúva ndovaléi ho'u ryguasu ajuperõ.

No sirve que una mujer grávida coma una gallina de las de cuello pelado.

 

Ikaráuvape oipichy va'erã hyeguasúva, okuera haguã.

El que sufrió una dislocación debe ser friccionado, en la parte lastimada, por una mujer encinta: eso lo curará.

 

Ikeraguatáva ñainupã va'erã kuña kasõme.

Al sonámbulo hay que sacudirle con una bombacha de mujer.

 

Imemby ramóva ndo'úi va'erã heta y, ikatu ombohyepo ichupe.

La recién parida no debe tomar agua en demasía; eso le puede hacer crecer la panza.

 

Inambi'íva ndoikove'aréi.

El de orejas pequeñas no vive mucho.

 

Iperevy pu'ãva omoĩ va'erã málva iku'a kuápe.

A quien, después de realizar algún esfuerzo inusual, le duele uno de los costados próximo a la ingle, debe aplicarse hojas de malva en la cintura.

 

Ipy vaíva iména porã.

Las mujeres de pies feos tienen buen marido.

 

Ipy'a rurúva nopyrũi va'erã ryguasu rekakáre: cháke ombotyne ichugui Ipy'a juru.

Los enfermos de hepatitis no deben pisar excrementos de gallina: se le tapará la boca del estómago.

 

Isy titi punta iñakỹrõ, mitã okambuse hina.

Si la madre tiene de pronto los pezones húmedos, es que el niño está deseando mamar.

 

Ityvyta ñugueitĩva, hembireko terã imenarã namombyrýi oĩ.

Hombre o mujer que tengan cejas muy juntas, se casarán con quienes vivan no lejos de su respectivas moradas.

 

Jagua ndereitirái va'erã huguáigui, ỹramo operdepa itíno.

No debe tirarse de la cola de un perro, pues éste perderá su sentido de la orientación.

 

Jagua oguahu po'íramo, oanunsia desgrásia.

El perro que gime anuncia desgracia.

 

Jagua okuarúramo nderehe, siéte áño jéta.

Si un perro te orina, tendrás siete años de mala ventura.

 

Jagua okuarúrõ kuña retymáre, nomendavéima.

Si un perro se orina en la pierna de una mujer, ésta quedará solterona.

 

 

Jagua oñarõ jepéri, ndoporosu'uvéima.

Si el perro ladra primero, ya no muerde después.

 

Jagua oñepindýirõ nde ládope, ndeplátata.

Si un perro se limpia el trasero mirando a alguien, éste va a tener plata.

 

Jagua oñepindýiró viénto sur gotyo, mala suerte.

Si el perro se limpia el trasero mirando hacia el Sur, mala suerte para quien lo ve.

 

Jagua ponove oho nde rógagui, reíkytĩ va'erã huguái rague púnta ha remoĩ angu'a ropyta guype.

 

Para que un perro no se escape de la casa, hay que cortarle los pelos de la punta de la cola, y poner el mechón debajo del mortero.

 

Jagua rehe ñamopyrũramo kamiõ, ogueru jéta pe mba'e apohápe.

Atropellar un perro con el vehículo da mala suerte al conductor.

 

Jaguejýro ñande rupágui nañapyrũi va'erã yvýre ñande py asúpe.

Al levantarnos de la cama, no se debe pisar el suelo con el pie izquierdo.

 

Jahecháramo ambere, upéva ogueru vy'a.

Si descubrimos una lagartija, esto nos trae alguna alegría.

 

Jahecháramo gállo ko'ẽmbotávo, upéva po'a.

Si miramos un gallo al amanecer, tendremos suerte.

 

Jahecháramo hyeguasúva, suérte.

Si vemos mujer grávida, buena suerte.

 

Jahecháramo ilómo kandúva ha japokóramo ilómo kanduha rehe, ome'ẽ po'a.

Si vemos un jiboso y le tocamos la joroba, ello da suerte.

 

Jahecháramo kavaju morotĩ, mba'e porã.

Si vemos un caballo blanco, algo agradable nos ocurrirá.

 

Kuarahy nosẽvéi are rire osẽramo, nde'eréí va'erã héra, nderehecharamói va'erã, pórke ỹramo oike jey.

Si después de muchos días nublados reaparece el sol, no hay que pronunciar su nombre ni demostrar contento por ello, porque o si no, se oculta de nuevo.

 

Kuarahy oike jepe guive, isy omanóma va'ekue ndoitypeivéima va'erã, péva oha'yvõ ótrope.

Luego de ponerse el sol, los huérfanos de madre no deben barrer más; esto llama a la muerte de alguien cercano.

 

Kuarahy oike mboyve, mitã rupa remoinge va'erã ilogui, ỹramo ombohete rasy va'erã ndehegui.

Antes de la puesta del sol hay que recoger del tendedero la ropa del recién nacido, porque si no, el niño se te enfermará de dolor de cuerpo.

Kuarahy oikévo reñemoarandúramo, oraháne ndehegui ne arandukue.

Si estudias al caer el sol, se llevará consigo lo que ya has aprendido.

 

Kuarahy pytãitereíramo oike kuévo, oanunsia gérra.

Si el sol tiene un color rojo encendido al entrar, anuncia guerra.

 

Kuarahy resẽme pytãitereíramo ha itíra po'i joa, oanunsia séka.

Si al salir el sol se presenta de un color rojo, como de sangre fresca, con franjas de nubes delgadas, anuncia seca.

 

Kuchára ho'árõ ovapývo, oúta visíta.

Si la cuchara cae y queda del revés, vendrán visitas.

 

Kuímba'e ohecháramo iképe ohoha kavaju ári, kuñáme oipyhýta.

Si en un sueño, un hombre se ve a sí mismo cabalgando, poseerá a una mujer.

 

Kuña ánimare oñembo'e va'erã kuña; ha kuimba'ére, kuimba'e.

Las mujeres han de orar por sus congéneres muertos, y los hombres por los suyos.

 

Kururu rejukárõ nandesuértei animal vaka umívare.

Si matas a un sapo, no te aprovecharán la cría y el cuidado de animales vacunos y otros.

 

Kurusu ñambojahu va'erã jaipotárõ oky, ndokyvéi aréramo.

En el caso de una larga seca, debemos bañar una cruz para que llueva.

 

Kygua remombóramo ho'apáne ne rãi.

Si arrojas un peine, se te han de caer los dientes.

 

Kyju oñe'ẽ mantéramo, algún amigo oĩva kárselpe osẽta.

Si un grillo estridula de continuo, algún amigo encarcelado pronto saldrá.

 

Kyse ho'árõ ndehegui, ojejúta ndéve jakarépe.

Si a la mujer se le cae un cuchillo, alguien entrará subrepticiamente a su dormitorio para poseerla.

 

Kyse kure kapahague ndojeporúi va'erã ótra kósape okuera mboyve, ỹrõ omanose.

El cuchillo con el que se ha castrado a un chancho no debe usarse para otra cosa, hasta que el capón sane; de lo contrario el animal puede morir.

 

La mitã ningo okakase vove onase.

Cuando el feto quiere defecar, nace.

 

La mitãme remoĩ va'erã sánto réra la herarã, pórke upéícharó upéva oiko chupe avogádoramo.

A los niños hay que bautizarlos con el nombre de algún santo: de tal modo, éste se convertirá en su "abogado" protector.

 

Lasánima karréta ndopytái va'erã mamove, oguahẽ meve sementériope, ỹrõ hetápe ogueraha.

La carreta que transporta un féretro no debe detenerse ni un instante antes de llegar al cementerio; de lo contrarió se llevará a muchos más al mismo lugar.

 

Mbaraka ipu porãve serénope.

La guitarra suena mejor al sereno.

 

Mbarakaja hũ ohasárõ nde rovái, neremendavéima.

Si un gato negro se cruza en tu camino, ya no te casarás con quien tienes intención de hacerlo.

 

Mbarakaja ojovahéirõ, oúta mbohupa.

Si el gato se moja la cara, vendrán huéspedes.

 

Mbarakaja pytã jarekóramo ógape, ñanemoingo vai mante.

Si tenemos un gato rojizo, hace que los que habitamos en la casa riñamos con frecuencia.

 

Mbarakaja rague ñamokõrõ, ñanemboju'ái.

Si tragamos pelo de gato, tendremos bocio.

 

Mbarakaja rembojaháramo, okýta.

Si bañas al gato, lloverá.

 

Mbarakajáre repyrũramo, upe arýpe nerembojoajumo'ãi nde rekove.

Si le das un pisotón al gato, ese año no harás pareja con nadie.

 

Mbarakápe remoĩ va'erã mbói chini aguaikue, ipu porãve haguã.

En la caja de la guitarra debes colocar los crótalos de una víbora cascabel: así sonará mejor.

 

Mberu hovy ojeréramo máva rehe, upéva iplátata.

Si un moscón verde zumba alrededor de alguno, éste tendrá plata.

 

Mbohupa oho haguã ógaguí, jakarga va'erã arambohakuéra rropérope.

Para que un huésped salga de la casa, debemos meter todas las almohadas en el ropero.

 

Mbói guasu resoñárõ, mba'e porã.

Si sueñas con un viborón, buena señal.

 

Mbói michĩva jahecháramo ñande képe, ndaha'éi po'a.

Soñar con una viborilla, mala suerte.

 

Nde sapatu kordon ojeráramo ha'e ae, nemoakã ratĩ hína ne rembireko terã ne ména.

Si se sueltan los cordones de tus zapatos, te está poniendo cuernos tu mujer, o, en su caso, tu marido.

 

Nde sapatu remoĩramo mesa ári, omanóta nde sy.

Si pones tus zapatos sobre la mesa, pronto morirá tu madre.

 

 

Nde syva cha'ĩ hetakue jave nde nderave nde ra'yta.

Tendrás tantos hijos como arrugas en la frente.

 

Ndereitypeíri va'erã pyhare, omanóne nde sy.

No pases la escoba por la noche, porque puede que enseguida muera tu madre.

 

Nderepurahéiri va'erã mesápe, omanóne nde sy.

No debes cantar en la mesa, porque puede que muera pronto tu madre.

 

Nderesa remóirõ, rehecháta rehechasévape.

Si te pican los ojos, verás a quien deseas ver.

 

Ndovaléi jai'u, manduvi ja'upa rire.

No es conveniente tomar agua inmediatamente después de comer maní.

 

Ndovaléi japyvoi jaguáre, upéva ñanemokangue rasypa.

No hay que dar de puntapiés a un perro: hará que te duelan los huesos.

 

Ndovaléi mitã ohuga valíta pyhare, háke ikatu ou chupe valíta jarýi.

No es en modo alguno conveniente que los niños jueguen a las canicas por la noche, porque puede venírsele encima la monstruosa Madre de las bolitas.

 

Ndereipe'ái va'erã ne pyapỹ pyhare, omanóvapente ojepe'a pyhare.

No debes recortarte las uñas por la noche; solo a los muertos se las cortan.

 

Ne kũ terã nde rova pire reisu'úrõ ne voluntape'ỹ, re'úta so'o.

Si te muerdes, sin querer, la lengua o el interior de las mejillas, comerás abundante carne vacuna.

 

Ne menarãme ndererregalái va'erã mba'e ryakuã, péva opa vove reñoraírõta hendive.

No debes obsequiarle perfume a tu novio: una vez que termine de usarlo, reñirás con tu prometido.

 

Ne nambi rukúramo, oĩ imandu'áva terã oñe'éva nderehe.

Si sientes calientes las orejas, alguien se acuerda o habla de ti.

 

Nepuru'ã reñuã va'erã rekétaro opívo; upérupi oike la to'ysã.

Si vas a dormir desnudo, debes cubrirte el ombligo, pues por allí entra la dolencia que conocemos como "frialdad".

 

Ne pyapẽ ha ne akã rague ndereitĩ va'erã oimehápe rei, cháke remano rire reju jey va'erã rembyatypa.

No debes dejar las uñas y los cabellos cortados en cualquier parte; mira que después de muerto regresarás a juntarlos.

 

Ne pyapẽ reipe'árõ pyhare, un dia remo'aguĩ ne mano.

Por cada vez que te cortes las uñas en la noche, tendrás un día menos de vida.

 

Ne rembyre ho'úva oikuaa ne pensamiénto.

El que come de las sobras de tu comida sabrá tu pensamiento.

Ne rendy ko'ẽ juky reve remoĩ va'erã topepi rekóre, okuera haguã.

Para curar un orzuelo, debes restregarlo con tu primera saliva de la mañana, mezclada con sal.

 

Nerymba hasóramo, embojere pe ipypore ovapývo, ho'a haguã ichugui pe yso.

Cuando un rumiante doméstico se agusana, debes extraer con alguna pala una de sus huellas y volver a colocarla al revés en el mismo sitio, a fin de que caigan los gusanos.

 

Oguéramo lukuéra mendahápe, mba'e vai umi omendávape.

Si se apagan las luces durante un casorio, les va a ir mal a los contrayentes.

 

Oho haguã mbohupa nde rógagui, remoĩ va'erã avatisoka soléro kuápe.

Cuando queramos que un huésped deje la casa, debemos colocar un palo de mortero sobre la solera.

 

Oikérõ jagua hũ nde kotýpe, ndepo'áta.

Si un perro negro entra en tu habitación, tendrás suerte.

 

Oĩramo ojahogáva, okýta siete dia.

Si alguien se ahoga, lloverá siete días seguidos.

 

Oĩrõ omanóva, remoĩ va'erã kahon guýpe peteĩ váso y, pono la omanóva ijy'uhéi tapére. Durante un velatorio debe ponerse en el suelo, bajo el ataúd, un vaso de agua para que el difunto sacie su sed durante su camino al Más Allá.

 

Oity'ỹva ika'aykue terã itererekue, iharagan katuete.

El que no descarga la yerba ya usada en el mate o el tereré, con seguridad es un haragán.

 

Ojeavrírõ ha'e ae sombrilla nde rógape, neména ka'úta.

Si se abre por sí misma tu sombrilla en el interior de tu casa, tendrás marido borracho.

 

Ojejuvy va'ekue sãngue rerekóramo, mavave ndíkatúi ojapo nderehe mba'eve ivaíva.

Si llegas a tener una cuerda de ahorcado, nadie podrá hacerte daño.

 

Ojekárõ ndehegui kambuchi, ojekáta nde pláto avei.

Si se te quiebra un cántaro de agua, también se te romperán los platos.

 

Ojekárõ ndehegui váso, reñohẽ kurusu va'erã hese y.

Si se te quiebra un vaso, debes derramar sobre su restos dos chorros de agua en cruz, para alejar el mal agüero.

 

Plánta sementériope guaye ani reñotỹ nde rógape, pya'e ñandererovase upépe.

Nunca traslades plantas del cementerio a tu casa, porque esto hará que tú te mudes también prontamente allá.

 

Planta remonda va'ekue oprende poráve.

Planta robada enraiza mejor.

 

 

 

Pláta sa guasu rehecháro nde képe, suerte; pláta sa'i katu nahániri.

Si sueñas con billetes de valor alto, tendrás suerte, y al contrario si en tu sueño aparece dinero menudo.

 

Pohã piro'y rejohéirõ, ndaha'evéima pohã.

Si lavas plantas medicinales de las llamadas "refrescantes", pierden sus propiedades curativas.

 

Pohã ro remohe'ẽ ha ndaha'evéima pohã.

Si endulzas una infusión de plantas medicinales, dejan de ser remedio.

 

Pombéro ndaja'éiva pyhare, oñehenduka katuete ñandéve.

No debe pronunciarse el nombre Pombero por la noche, porque el mítico personaje sin falta se hará sentir.

 

Pombéro ndohasái arrójo.

El Pombero no vadea un arroyo.

 

Pono mitã hasy, reitypei terã rerregáramo hupa guy, kurusúpe rejapo va'erã.

Para que un niño no caiga enfermo, debes barrer o regar en cruz bajo su cama, cuando estés limpiando el cuarto.

 

Poste hokýramo nde rógape, reikove aréta.

Si retoña un poste plantado en tu casa, largo tiempo vivirás.

 

Primer mátente ñanembovísio, ka’ay ha tererépe.

Solo envician el mate o el tereré cebados primeramente.

 

Rejuhu haguã ne mba'ekañyngue, embovapy váso koty eskínape.

Para encontrar algo que se te haya extraviado, debes colocar un vaso boca abajo en la esquina de una habitación de la casa.

 

Remoĩramo ojo'ári nde py, jéta.

Si pones los pies uno sobre otro, mala suerte.

 

Remoĩrõ San Antonio ovakãvo, otopakáta ndéve ne menarã terã ne rembirekorã.

Si pones a una imagen de San Antonio cabeza para abajo, te hará encontrar un marido o una esposa, respectivamente.

 

Remokãramo nde ao jasy rendýpe, ogueruséva mba'e vai.

Si secas tu ropa a la luz de una luna creciente, suele ocurrir algo malo.

 

Remombytéramo mokõi oguatávape, reipo'a'o chupekuéra.

Si pasas en medio de dos personas que van caminando juntas, les quitas la buena suerte a ambas.

 

Remondárõ pesévre hugéte, pe arýpe remendáta.

Si hurtas el adorno de algún pesebre, ese año te casarás.

 

 

Remondo pya'e haguã visita, eity juky tatápe.

Para que un visitante abandone rápidamente tu casa, debes echar sal a las brasas en la cocina.

 

Remongakuaárõ kavure'i ra'y, revy'a aréta.

Si crías un pichón de kavure'i*, tendrás contento por largo tiempo.

 

* Glaucidium brasilianum, ave del orden de las Strigiformes; lechuza pequeña a la que se atribuyen poderes mágicos para atraer la buena suerte o, al contrario, ejercer un maleficio.

 

Remopotĩ ha remyataindy va'erã la omanóva kotykue, pono ipóra.

Debes limpiar y prender una vela en la habitación donde alguien ha muerto recientemente, para que no aparezca su fantasma.

 

Repokóramo ryguasu rekaka pytã rehe, pláta.

Si tocas un excremento rojo de gallina, tendrás plata.

 

Repurahéi porã haguã, rei'u va'erã ñakyrá pirépe.

Para cantar bien, debes tomar agua en una membrana de cigarra.

 

Repyrũramo tekakápe, upéva suérte.

Si pisas un excremento humano, da suerte.

 

Resẽrõ nde rógagui nderejevyvéima va'erã.

Al salir de tu casa, no regreses inmediatamente.

 

Resẽrõ nde rógagui, rejevy jeyramo, reguapy va'erã, pono ndejéta.

Si sales de tu casa y después de un rato retornas, debes sentarte inmediatamente después de entrar, para no atraer la mala suerte.

 

Resoñáramo mitãra'y, oñeñe'ẽ nderehe.

Si sueñas con una criatura, es que hablan de ti.

 

Resoñáramo tãi pingue, oĩ katuete ojedesgrasiáva nde jerépe.

Si sueñas con dientes rotos, con toda seguridad alguno mató a alguien, cerca de ti.

 

Resoñáramo yva, oĩ hyeguasúva nde jerépe.

Si sueñas con frutas, hay alguna embarazada próxima a ti.

 

Ryguasu ho'áramo ikehágui pyharekue, oĩta omanóva.

Si una gallina cae de la rama donde duerme, en plena noche, habrá quien muera pronto.

 

Ryguasu okokoréramo hi'orape'ỹ, jéta.

Si una gallina cacarea a deshora, mala suerte.

 

Ryguasu oñorairõramo, uperire primer oguahẽva ñande rógape hova mokõi.

El primero en llegar a nuestra casa, inmediatamente después de que hayan peleado dos gallinas, es un reverendo hipócrita.

 

Ryguasu otokoro'órõ, mala suerte.

Si la gallina canta como el gallo, mala suerte.

 

Ryguasu pykue re'ukáramo nde ra'ýpe, hóga vy'a.

Si un hombre da de comer pata de gallina a su hijo, éste siempre estará a gusto en la casa.

 

Parágua ndereavríri va'erã óga guýpe, péva ogueru po'a'ỹ.

No debes abrir un paraguas bajo techo: trae mala suerte.

 

Sementériope rehóramo, neresẽvéima va'erã reike hague rupi, ỹramo pya'eterei remanóta.

Cuando vayas al cementerio, no salgas por donde entraste; si lo haces, morirás al corto tiempo.

 

Sérro oñakãho'íro araípe, oky haguãma.

Cuando el cerro está cubierto de nubes, ya se dispone a llover.

 

Suéñoko ijalreve.

Ciertamente, los sueños se cumplen al revés.

 

Ta'ýra oka ojoguave katuete itúvape.

El hijo nacido fuera del matrimonio siempre se parece más que los otros al padre.

 

Tahýi veve osẽmba jave, oanunsia ama mbuku.

Si las hormigas voladoras salen en enjambre, están anunciando una larga lluvia.

 

Tahyirẽ ose ramo ha ju'i oñe'ẽramo, katuete oky.

Cuando salen las hormigas hediondas (marabuntas), y cantan las ranas, con toda seguridad lloverá.

 

Tajasu guyra ohasa ha oñe'ẽrõ nde róga áripi, rehai kurusu va'erã yvy, pono oĩ omanóva nde rógape.

Cuando una garza bruja* vuela gritando sobre tu casa, debes trazar una cruz en la tierra, para que no muera alguien en el hogar.

 

* Nycticorax nycticorax, llamada garza bruja en la Argentina, pájaro de la familia de las Ardeideas, de hábitos crepusculares, pico robusto y fuerte grito.

 

Tajasu guyra ohasáro nde róga áripi, ere va'erã chupe: "Ãga gallo hãimarõ aháne".

Cuando una garza bruja pasa sobre tu casa, debes decirle: "Iré contigo cuando el gallo tenga dientes.

 

Viernekue ndereipe'ái va'erã ne pyapẽ, háke remanóne.

No te recortes un viernes las uñas de las manos, porque te aproximarás a tu propia muerte.

 

Vúrro hasẽrõ, oky aguietéma hína.

Cuando el burro rebuzna, es que está por llover.

Vúrro oñembyapajeréi haguépe nerepyrũ va'erãi, cháke ogueru jéta. Rehai va'erã upépe peteĩ kurusu ha rendyvu hi’ári.

No pises el sitio donde un burro se revolcó: te traerá mala suerte. Para anular este efecto, trazarás una cruz en el lugar y escupirás encima.

 

Ynambu nde képe, nde páype jéta.

Una perdiz en tu sueño indica que despertarás con mala suerte.

 

Ype ojahúramo yvyku'ípe, okýta.

Si el pato se asperja arena, lloverá.

 

Ypekũ oñe'ẽrõ nde róga ypýpe, malaguéro.

Si el pájaro carpintero canta cerca de tu casa, mal agüero.

 

Yryvu jajapíramo, jéta.

Si disparas con algún arma a un buitre y aciertas, mala suerte para ti.

 

Yryvu ojetyvyróramo opytahápe, ama rayvi jave, pya'e opíta.

Cuando los buitres, posados, agitan las alas bajo una lluvia tenue, significa que pronto va a escampar.

 

Yso ojupírõ tápiare, oĩta omanóva.

Gusano subiendo por una tapia, muerte inminente de alguien de esa casa.

 

Ysyry rehechárõ nde képe, upéva mborayhu.

Si ves en sueños un arroyuelo fluyente, significa felicidad en el amor.

 

Yty rembojehe'apáro kosina megua kotypegua reve, rerahapa suérte oĩva nde rógape.

Si recoges y mezclas basura de la cocina con la del resto de la casa, estás alejando toda buena suerte que exista en el hogar.

 

Yvyra hetáramo óga jerére, oitira rrájo:

Muchos árboles alrededor de la casa atraen el rayo.   

 

Yvyra mátare rekuarúrõ, ipíru haguãma.

Si se orina en el tronco de un árbol, de seguro pronto se secará.

 

Yvyra óga horkonrã jaity va'erã menguántepe, ani haguã oñembyai.

Los troncos que servirán de horcones en la casa deberán cortarse en luna menguante, para que no se arruine ese maderamen.

 

Yvytu oipe'áramo ok, oike hina ógape espíritu vai terã la muérte.

Si el viento abre una puerta, está entrando a la casa algún espíritu malo o la misma Muerte.

 

 

 

 

GALERÍA DE MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

Para compra del libro debe contactar:

Editorial Servilibro.

25 de Mayo Esq. México Telefax: (595-21) 444 770

E-mail: servilibro@gmail.com

www.servilibro.com.py  

Plaza Uruguaya - Asunción - Paraguay

 

 

Enlace al espacio de la EDITORIAL SERVILIBRO

en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011HISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAY
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIIDIOMA GUARANILA GUERRA DEL CHACOACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA CASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA