PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MARÍA EUGENIA AYALA CANTERO


  UT -EROS. POESÍA ERÓTICA FEMENINA PARAGUAYENSIS, 2009 - Edición MA. EUGENIA AYALA y CRISTINO BOGADO


UT -EROS. POESÍA ERÓTICA FEMENINA PARAGUAYENSIS, 2009 - Edición MA. EUGENIA AYALA y CRISTINO BOGADO

 UT –EROS

POESÍA ERÓTICA FEMENINA PARAGUAYENSIS

Edición MA. EUGENIA AYALA y CRISTINO BOGADO

© 2009 Jakembó editores – 1ª edición

Arte de tapa: Analía Marchi

sobre un dibujo original de Saya.

Asunción-Paraguay (pp. 85)



PALABRAS PRELIMINARES

I

Dejando correr las bambalinas del tiempo, atravesando el vitral de la historia literaria femenina en Paraguay, tropezamos con un largo camino que ella ha recorrido, desde los tiempos de la pionera Dora Gómez Bueno de Acuña hasta nuestros días. A decir de Josefina Plá, "Dora es sin duda la única representante caracterizada de la vertiente erótica en la poesía femenina paraguaya" (Voces femeninas de la literatura paraguaya, 1982).

Los años han pasado y hoy estamos en condiciones de decir que Paraguay es testigo de un importante desarrollo de esta vertiente literaria: la poesía erótica. Ella atraviesa los límites de la poesía amatoria para sugerir, seducir, conquistar, amar, desenredar las sombras del silencio y al final dejarse alcanzar por el fuego de la poesía.

En este trabajo presentamos a doce de las poetisas que se ubican en esta línea poética.

Delfina Acosta, deja correr las persianas de su poesía amatoria para subir unos escalones más y cantarle a Neruda sus más fogosos versos. "Más anteanoche hallaste extraña lengua / que te landa con un duro fuego, /Y amaste a otra mujer, así, tumbado /encima de su bata y de su pelo".

Elsa Wiezell en su canción fervorosa nos deja el sabor de su sutileza y su intensidad, "Te reconoce/ el tiempo de amor/ y un puente vertical/ entre los hombres que caminan /y tienen la luz viva/ de tus ojos".

Irina Rafols directa, sincera envuelta en la transparencia a la que invita su poesía intimista. “Uno, / que no sabe dónde empieza, / donde termina el otro. / Uno y otro, / Poseídos / en la bárbara tibieza / de ser uno solo, / en el instante final / en que nos suelda un gran quejido".

Shirley Villalba breve y precisa. Eso que necesita decir su poesía sencillamente y sin rodeos. "Enlábiame tu rostro/ en la boca/ y deja que tu lengua /me vea/ y núblame la piel/ con tus besos/ y encuéntrate conmigo/ en mi sombra." 

MA. EUGENIA AYALA


KÓMO PUDO UNA YIYI TAN GRANDE Y LINDA PASAR POR UNOS OJOS TAN CHIKITOS COMO LA POESÍA

II

Paraway tiene poesía. Tiene mujeres, por ende, tiene erotismo. Un erotismo prelado de palabras que cabalgan picos de extrema furia lingüístika. Montes donde chorrea la lava multiorgásmika del día a día, la alegría de los instintos tan tie'y y tan indio maká en sus colores y la tersura de sus vestidos, tan tan sus teklas sobre el cuerpo propiciatorio del amor a la poesía. Esta poesía erótika parawayensis de yiyis de la más variopinta eroto-filosofía, de lápices labiales fluo, se bifurka por los caminos galáktiko-poétikos de una Carla Fabri (ella fabrika espacios atiborrados de niebla y tatachiná donde germinan semillas-palabras, capullos-vocablos, que el megáfono del pueblo cantará mitopoyétikamente -anulados sus consonantes, enfatizando las vokales hasta el too much oriental casi chino casi Cage), o por las ajedrezadas sendas amatorias de Ma. Eugenia Ayala (su Avalon pisa una tierra de nadie en coloración dualístika, de ajedrez medieval, allí valen las artes de la corte trovadoreska, los envites del caballo loko cruzando diagonalmente zurdo el mundo de su tablero ilimitado), o por la onano-meditación de Mónika Kreibhom (ella trae reminiscencias pop, escamotea al tantra el retrato de un galán franchute para leitar cual fémina tarkovskiana sobre el vaivén de la poesía y sus mareas blancas soberbias) o, aun más., en las amonestaciones humor-erótikas de la Gisele Capoto (su poesía se aplica a la restructuración de la realicé a partir de petits acomodamientos de pedazos humorístikos en un mosaiko patafísiko, dice kaput a la realidad poniéndola patas pa arriba, pero no como desenlace de un proceso deconstructivo sino desde el propio abordaje poétiko mismo, gesto inaugural ke en el fondo lo sostiene).

Antaño, en esa época lejana en ke sabiduría equivalía a decir perogrulladas, se ufanaban de que la poesía se escribe con palabras, pero hete aquí hoy vemos los funerales de tal pretensión en el caso ejemplar de los versos horizontales de Mónica Laneri, para kien la regla de oro es el cuerpo abandonado del corsé de las ropas, la acogedora cama y la palabra ahogada en el seno del gemido o el grito propiciatorio, forman los elementos básicos para su poesía.

Renée Ferrer busca corno cavando o lamiendo en el cuerpo un itinerario poétiko, oculto, esotériko a los más, pero gracias a su deseo emergen legibles, descabalizados y resplandecientes.

Lourdes Espínola, a pesar de su nombre ke trae reminiscencias católicas de castidad, de claustro y peregrinajes religiosos en busca de milagros, cultiva una poesía como un jardín devenido campo de batalla de los flujos amatorios, donde crecen, y absorben las simientes de todos los soles del mundo, flores de pétalos que se abren a los afanes de nuestra mirada de picaflor o abeja.

En Montserrat Álvarez no se trata de otra cosa ke la vivisección desesperada de un concepto llamado cuerpo y de una ilusión tildada de erótika, de la desconfianza, acaso irónika otras veces sesuda, en recrear la esencia auténtica de un nombre manoseado por el dinamismo del día a día, incluso una interrogación ke coquetea con la plegaria pascaliana, un grito distanciado pero no gélido en su raigambre, hambriento y oscuro, arborescente y fluido en sus versos de un fragor antiguo, bajo continuo que sostiene las horas felices de la poesía.

Las generaciones rotan pero el furor afro-agro de Afcoditaeo lo permanente. Las yiyis giran, cual derviches de la palabra, al ritmo de la música íntima que guía a los versos a la casa del misticismo de lo hic et nunc. El lector no necesitará en este trance de preservativos para acoplarse al juego -irse a la cama de agua del ritmo de sus versos sirenaikos-de estas yiyis de cabellera de fuego, akã yboty pytã tatácha, al ir y venir penelopiano del swing de la poesía de los menstruos, sacerdotisas tanto de la escritura como de ese fuego de la vida que cuidann-curan entre sus piernas desde que el mundo se desprendió de la nada con una primigenia rima sexual: ese lechoso big bang! 

CRISTINO BOGADO

Asunción, abril 2009


ÍNDICE

Palabras preliminares I y II

Carla Fabri

Mónica Kreibhom

Ma. Eugenia Ayala

Irina Rafols

Delfina Acosta

Giselle Caputo

Shirley Villalba

Lourdes Espínola

Elsa Wiezell

Montserrat Álvarez

René Ferrer

Mónica Laneri.

 


POESÍA ERÓTICA DEL PARAGUAY

Artículo de DELFINA ACOSTA

Semanario Cultural. Diario ABC Color, Domingo 31 de mayo de 2009.

 

Se ha publicado el libro UT-EROS. Es una importante muestra de la poesía erótica femenina. Son los editores de la antología los escritores María Eugenia Ayala y Cristino Bogado.

La lista muestra el mundo literario apasionado de escritoras de nuestro medio.

La primera en hacer poesía erótica en el Paraguay fue Dora Gómez Bueno de Acuña.

El hilo, con el transcurrir del tiempo, se fue volviendo grueso, y los poemas asociados con el Eros ha recogido nombres de autoras que dejan sus testimonios en versos, algunos muy complejos, pero bellos, como es el caso de Monserrat Álvarez.

 


LOURDES ESPÍNOLA

MEMORIA DEL AMADO

La eternidad se filtra en la ventana.

Dueño de esta hora blanca del insomnio,

tu presencia en mi cuerpo

se extiende a mi corazón.

Dueño de las horas del día,

amasador del sueño,

acaricias esta duermevela

que también es la tuya.

¿Será que tu corazón

-como ciego en la noche-

tantea la distancia

hasta llegar al mío?

Siento tu búsqueda,

el beso del deseo,

que no es de cáscara

sino savia.

La hilacha de las sombras

y de tu abrazo

en la trama de las horas

hurta el sueño.

II

Nombra la memoria.

La eternidad se filtra en la ventana.

Este estar estrujando el arco iris,

y robarle al crepúsculo los pétalos

Eres cultivador de íntimos jardines

en tanto saltas de tu corazón a las estrellas.


RENÉE FERRER

ITINERARIO DEL DESEO

Anoche tuve audiencia con mi cuerpo,

tu fantasma, mis señas personales:

indagué en el desánimo, en el cerco

de mis fiebres. Obsesos arenales

me circundan y crecen hacia adentro.

Me someten sus dunas, a las cuales

rehuyo, añoro, niego, miento, encuentro,

ofrendando el temblor de mis portales.

Sin que medie la luna te poseo

siguiendo de la sangre los puntales.

Dichoso itinerario del deseo

cuando abrevo mi sed en tus panales.

Cuando el alba se apresta a desvestirse

se despiden tus sombras, antes de irse.

(del libro ITINERARIO DEL DESEO, 1994)

 



Arte de tapa: Analía Marchi sobre un dibujo original de Saya.

 

 

 


MARÍA EUGENIA AYALA

 

CAFÉ CANELA

 

Café canela de a sorbos,

derrochamos las palabras

por designio del destino

escondidas de infortunio,

al crepúsculo testigo

tarde en llamas de un otoño.


Nos sentamos, conversamos,

tú dijiste muchas cosas

y yo dije muchas otras,

café canela sorbiendo...

soltando audaces miradas

en compases vespertinos.


Súbitamente y sublime

la noche nos fue cubriendo,

bastó un silencio profundo

y una pregunta azarosa,

café canela de a sorbos...

Y tu infinita mirada

se reflejó en mis pupilas,

como en un mar de ansiedades.


Antes que el café se acabe,

sí, tus manos y mis manos

se encontraron de improviso

y un huracán de amapolas

ardió en medio de esa magia.


Café canela de a sorbos,

en la cuenta regresiva

tras el tiempo ya perdido,

recorrimos de inmediato

el camino fugitivo

de prohibidas melodías,

de encendidas madreselvas.


Café canela de a sorbos,

florecieron nuestros labios

de néctar y nardos vivos.


Ahogada en café la noche,

penetraba imperturbable

en un sudor sin preguntas

en un sudor sin respuestas.


Mientras, rompimos las reglas

sobre el amor en silencio,

sobre el amor al desnudo

y un manantial de jazmines

y de mieles muy sabrosas

lento y profundo invadía

los cuencos de mis entrañas,

disuelto en café canela.


Con sabor café canela,

mi cuerpo de mar se hizo,

tu piel nú bahía fue,

a los pies erupcionados

del volcán que despertamos.


De: “Café Canela” - 2004.




LLEGÓ...

 

Llegó como aguacero de febrero

tan repentino como presagiado.

Llegó para marcharse y sin embargo,

las hiedras y anacondas se opusieron.


Llegó con pasaporte provisorio

sin fecha de regreso ni reembarque

cargándose en maletas al destino,

corrientes del presente conjurado,

aún oliendo a viajes del pasado,

trayéndose al futuro a manos llenas.


Perfumes de mujeres en la entraña,

de tanto en tanto emanan de su piel

y  llenan recovecos de mi alma

que en vientos borrascosos se desgarra.


Llegó como el ocaso al horizonte

volcándome en el vientre la lujuria,

a descansar la vida extenuada

sobre el remanso tibio y nacarado

de mi profunda y llana geografía.


Llegó para marcharse y sin embargo,

me juega zancadillas el destino,

abriga con sus brazos mis heladas,

enreda mi cabello en su hojarasca,

embriaga así mi alcoba con fragancias.

Pero ... al pie del crepúsculo opacado,

mis ojos entrecierran soledades,

y luna a luna vuelven hacia mí

que envuelta en piel estoy para adorarlo.


De: "Café Canela" - 2004



MA. EUGENIA AYALA : Poeta y periodista.

Vivió en Buenos Aires -donde había nacido por motivos ya muy naturales para un paraguayo: era hija de un dirigente exiliado- -hasta la adolescencia; en Asunción se la veía por los 89 de colegiala del Inmaculé.

Pero Lambaré tiñó sus palabras erotizadas con el color arrebol de sus chivatos, árbol-divinidad muy afecto a las confesiones.

Es miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay y del PEN Club, y coordina también un movimiento literario de jóvenes escritores, Generación de los 90.

Publicó dos poemarios: EL CALLEJÓN DE LAS MUSAS y CAFÉ CANELA, también integró dos ediciones colectivas: GENERACIÓN DE LOS 90, 99 POETAS NUEVOS y SIN FRONTERAS, publicación paraguayo-uruguaya.

 Está jugando a escribir un libro de poemas sobre el amor y el ajedrez.

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)
JAKEMBÓ
JAKEMBÓ EDITORES

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOLITERATURA PARAGUAYAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYIDIOMA GUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011BILLETES DEL PARAGUAY
LA GUERRA DEL CHACOACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA HISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2021
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA