PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
MARIANO LLANO


  LOS 10 MEJORES 60 DEL LIBERALISMO PARAGUAYO (6º TOMO), 2010 - Por MARIANO LLANO


LOS 10 MEJORES 60 DEL LIBERALISMO PARAGUAYO (6º TOMO), 2010 - Por MARIANO LLANO

LOS 10 MEJORES 60 DEL LIBERALISMO PARAGUAYO

6º TOMO

Por MARIANO LLANO

AGR Servicios Gráficos S.A.

Asunción – Paraguay

Junio 2010 (202 páginas)

 

 

 

ÍNDICE

 

Capítulo ELIXENO AYALA

Capítulo POLICARPO ARTAZA

Capítulo JOSÉ ANTONIO AYALA

Capítulo BEBA CUBILLA

Capítulo LUISA ABBATE

Capítulo TADEO ZARRATEA

Capítulo BLAS LLANO

Capítulo TEODOSIO GONZÁLEZ

Capítulo NELSON GARCIA RAMIREZ

Capítulo CIRILO SOLALINDE

 

 

 

CAPÍTULO

ELIXENO AYALA

 

         Nace en Asunción el 22 de diciembre de 1944, fueron sus padres Eusebio Ayala y Nicanora Pavón.

         Abogado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Diplomáticas de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" (1968).

         Doctor en Ciencias Jurídicas y Diplomáticas de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" (1968).

         Doctor en Ciencias Jurídicas por la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" (1980) con la calificación Summa Cum Laude.

         Casado con Lilia Victoria Añazco, Abogada, por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Diplomáticas de la Universidad Católica y Notarial por la Universidad Nacional de Asunción. Contrajeron nupcias en el año 1969 y tuvieron cuatro hijos: Emilio Marcelo, Abogado, Notario, con la carrera de Filosofía concluida y graduado como Legum Magíster en Alemania, Elixeno Rafael María, Licenciado en Administración de Empresas y Postgrado en Marketing en Paraguay y Bélgica, Eugenia María Victoria, Licenciada en Administración de Empresas, en Relaciones Publicas y Maestría en Marketing y Dirección Comercial en Paraguay y España y Estefanía Ana Mabel, de Profesión Nutricionista.

         El diario Ultima Hora, en la Sección política del día Viernes 29 de junio del 2001, destaca lo siguiente:

        

         CON ELIXENO AYALA SE VA UN GRAN JURISTA

        

         A las 14.30 de hoy se realizara en el Salón Auditorio del Palacio de Justicia la misa fúnebre de responso para el doctor Elixeno Ayala, ministro de la Corte Suprema de Justicia, quien falleció en la víspera a consecuencia de un paro cardiaco. Tras el servicio religioso, se hará el sepelio en el Cementerio de la Recoleta.

         Varias personalidades del mundo político, económico, judicial y social coincidieron en que el deceso de Ayala constituye una pérdida irreparable para el país, destacan sus aportes intelectuales en el campo del Derecho Civil, así como su contracción al trabajo, notoria en la Corte Suprema, y el predicamento ético que ha tenido siempre. Además de ser un ministro bastante joven (debía cumplir 58 años próximamente) era desde hace anos catedrático en las universidades Católica y Nacional.

         El ministro Ayala se destaco nítidamente como miembro de la Sala Civil y Comercial. Se le reconoce por su defensa del sistema democrático.

 

         EMOTIVO VELATORIO

 

         La viuda, escribana Lilia Añazco, y sus hijos recibieron ayer los pésames de las principales autoridades del país. El presidente de la República, Luis Ángel González Macchi, estuvo en el velatorio ayer a la siesta. Lo mismo hizo el titular del Congreso, Juan Roque Galeano. Estuvieron presentes también todos los ministros de la Corte, jueces, fiscales y colaboradores judiciales.

         Momentos emotivos se vivieron en el velatorio con la presencia de estudiantes del quinto curso de Derecho de la Universidad Nacional, quienes destacaron la cualidad docente del doctor Ayala y su gran sentido humano. Se supo que al momento en que le sorprendió la muerte, Ayala se hallaba preparando una conferencia que debía dictar en una universidad del Este.

 

         EXTRACCIÓN POLITICA

 

         De extracción política liberal, Ayala fue parte del "cupo" del PLRA en la conformación inicial de la Corte lograda a través de un pacto de gobernabilidad en el año 1994. Anteriormente, había llegado a ser decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Católica.

         El diario noticias, en fecha 30 de junio dice lo siguiente:

        

         "FUE MUY EMOTIVA LA DESPEDIDA AL ILUSTRE JURISTA ELIXENO AYALA"

        

         Muy emotiva fue la despedida de los restos mortales del doctor Elixeno Ayala, quien fue ministro de la Corte Suprema. La ceremonia fúnebre se llevo a cabo ayer en el salón auditorio del Palacio de Justicia, la cual prosiguió con el cortejo hasta el cementerio de la Recoleta donde fueron depositados los restos mortales.

         El doctor Ayala, quien también se desempeño como profesor de la Facultad de Derecho en diversas materias, tanto en la UCA como en la UNA, era muy apreciado por sus colegas, lo que se pudo constatar fehacientemente por la gran cantidad de magistrados, abogados y asimismo de estudiantes de Derecho que participaron del velatorio y del sepelio.

         En el Palacio de Justicia, en el momento de los discursos, destaco la figura y personalidad del doctor Ayala el abogado Esteban Kriskovich, de la División de Investigación, Legislación y Publicaciones de la Corte Suprema, de la cual era coordinador el fallecido. Posteriormente, resalto la labor de Ayala y su vocación de servicio al Derecho la doctora Amparo Samaniego de Paciello, presidenta del Colegio de Abogados del Paraguay.

         El doctor Ramón Silva Alonso, decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción, y el doctor Ernesto Velázquez Guido, destacaron el gran trabajo desplegado por el ministro en la docencia. También emitieron discursos el presidente de la Corte Suprema, Raúl Sapena Brugada; el senador Rodrigo Campos Cervera, en nombre del Congreso Nacional y Carlos Mateo Balmelli en representación de la Vicepresidencia de la República, quienes puntualizaron que el fallecido deja una senda de probidad, capacidad y trabajo.

         La misa de cuerpo presente fue celebrada por el reverendo padre Ángel Arévalos, cura de la parroquia San Antonio de Padua.

         A las 15:30 partió el cortejo fúnebre al cementerio de La Recoleta, donde el doctor Rodolfo Irún Alamani, presidente del Consejo de la Magistratura, manifestó que el país pierde a un hombre digno y capaz que mucho hizo por el derecho paraguayo. Deja un gran ejemplo, que es el camino que hay que seguir en la vida, comentó Irún.

         A su vez, el doctor Alberto Ramírez Zambonini, presidente de la Justicia Electoral muy emocionado, dijo que es una resta sumamente sensible para la nación, aunque luego cuanto quiso articular más palabras, simplemente le brotaron las lágrimas y el sentir por un amigo que se iba.

 

         El Diario ABC de fecha 29 de junio en la sección judiciales dice lo siguiente:

 

         SUS RESTOS SON VELADOS EN EL PALACIO DE JUSTICIA

 

         Comunidad jurídica lamenta el fallecimiento del ministro Ayala. El ministro de la Corte Supremo de Justicia Elixeno Ayala falleció a las 08:00 de ayer a los 57 años de edad, a consecuencia de un paro cardiaco. El magistrado, integrante de la sala civil, es velado en el salón auditorio del Palacio de Justicia, donde se congregaron en la tarde de ayer numerosas personalidades del ámbito jurídico y autoridades del gobierno nacional, quienes lamentaron la pérdida de un "hombre que aporto mucho en el campo judicial".

         La sala de prensa de la Corte Suprema de Justicia informo que Ayala sufrió un paro cardiaco alrededor de las 08:00, cuando se encontraba todavía en su residencia, ubicada en avenida Perú 685.

         La ingrata noticia sorprendió a los demás integrantes de la Corte en el preciso momento en que se disponían a sesionar en plenaria, suspendida en forma inmediata.

         Posteriormente, la Corte Suprema de Justicia decreto el duelo por tres días corridos y asueto por dos, durante los cuales los plazos procésales quedan suspendidos. Idéntica determinación dispuso el titular del Ministerio Publico, Oscar Latorre.

         Los restos del ministro Elixeno Ayala llegaron al Palacio de Justicia pasado el mediodía y fueron depositados en el salón auditorio, donde el padre Antonio de la Vega celebró la misa de cuerpo presente.

         "La reflexión es que la muerte es algo inevitable y que alguna vez nos tocara, no hay que relativizar las cosas. Lo que sentimos es la pérdida de un compañero de trabajo

inteligente, valiente, trabajador y ese es una perdida grande. Deja una dedicación de toda una vida a la docencia y a la magistratura", expreso sumamente consternado el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Dr. Raúl Sapena Brugada. Alrededor de las 14:00 arribo al local del sepelio el presidente de la República Luis Ángel González Macchi. Haciendo gala de una notable falta de sensibilidad, el titular del Ejecutivo llego al velorio con una amplia sonrisa, que contrastaba con las compungidas expresiones de los ministros Sapena Brugada y Enrique Sosa, que acudieron a recibirlo.

         Tras gastar algunas bromas con el oficial encargado de la seguridad de la Corte, Crio. Miguel Ángel Rodríguez, González Macchi ingreso al recinto para dar los pésames a los deudos del ministro Ayala.

         Para las 14:30 de hoy está prevista la realización de una misa de cuerpo presente, tras lo cual el cortejo fúnebre partirá hacia el cementerio de la Recoleta, para el sepelio.

 

         JOSE CASAÑAS LEVI:

         Destacan la publicación de varias obras.

         El doctor José Fernando Casañas Levi, ex fiscal de Delitos Económicos, resalto el esfuerzo que realizo el ministro Elixeno Ayala paro publicar numerosas obras sobre derecho civil y otros, al frente de la División de Investigación, Legislación y Publicaciones de la Corte Suprema de Justicia.

         "Ha tenido una profusión literaria impresionante en compilación de legislaciones. Es realmente muy triste y deja un vacío muy difícil de llenar. Nuestro país en este momento no tiene machos juristas de esta talla y hombres sobre todo con esta capacidad y esta integridad", expreso el profesional.

         Casañas indicó, además, que la dedicación de Ayala a la docencia es un verdadero ejemplo de vida.

 

         FEDERICO CALLIZO:

         Callizo destaca su sentido de justicia. La discreción que tenía en el protagonismo que ejerce un ministro de la Corte Suprema de Justicia fue resaltada por el ex presidente del Consejo de la Magistratura Federico Callizo Nicora.

         "Es un hombre que no ha pretendido tener un protagonismo demasiado alto, pero si en el fondo y es lo que vale, es un hombre que ha impartido Justicia con imparcialidad e independencia".

         Aunque señaló que era difícil en este momento hacer una reseña, indico que "se puede decir que la perdida de Ayala como ministro de la Corte y como persona dedicada al mundo jurídico es una pérdida de extraordinaria relevancia para el país".

 

         LUIS BENÍTEZ RIERA:

         Lo recuerdan como decano y docente. El Dr. Luis María Benítez Riera, camarista del Tribunal de Apelación en lo Criminal, resalto la labor de Elixeno Ayala como decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Diplomáticas de la Universidad Católica y como docente de dicha casa de estudios.

         "Esto enluta y entristece a la familia judicial como así también a toda la comunidad jurídica en razón de todos los aportes que ha realizado desde el puesto de la Facultad de Derecho como así también desde su cargo de ministro, con ese aporte, con todos los libros lanzados", indico Benítez Riera.

         Finalmente, el magistrado resaltó la honestidad y la transparencia de Elixeno Ayala, así como la calidad de la profusa obra que deja el finado.

 

         JUAN ROQUE GALEANO:

         Roque Galeano dice que era un hombre capaz. El presidente del Congreso Nacional, Juan Roque Galeano, dijo que el Dr. Elixeno Ayala se fue porque era un hombre bueno y capaz. "Yo creo que por eso se dice que yerba mala nunca muere, ese es el dicho popular, y pienso que en esta oportunidad Dios lo llevo por ser un hombre tranquilo y capaz", destaco el presidente del Senado.

         Indico que se sintió sorprendido por la noticia, ya que se trataba de un hombre "brillante, universitario y no todos llegan al título de doctor en nuestro país, yo creo que no solamente la magistratura sino el país pierde un hombre muy importante en la rama del derecho. Lastimosamente se fue porque Dios lo quiso, un hombre joven que podía haber dado mucho más al país", conclusión.

 

         SU FIGURA SE NOS MEZCLA CON GIGANTES

 

         Visiblemente dolido por la circunstancia, el titular de la Corte Suprema de Justicia, Raúl Sapena Brugada, pronuncio el discurso de despedida a Elixeno Ayala." Su figura se nos mezcla con los gigantes de la histórica.

         Luego nos miramos a nosotros mismos, a los que nos quedamos en el planeta codeándonos con nuestras propias mezquindades y encontramos las medidas justas para juzgar a los muertos", comenzó diciendo el ministro del máximo Tribunal.

         Mas adelante significo que "tenemos derecho a afirmar que Elixeno cumplió generosa y magnánimamente con esa terrible y sucesiva encuesta que nos plantea la villa".

         Sapena Brugada dijo que no importa el esfuerzo de nuestros padres, porque cada uno de nosotros somos responsables de nuestra brújula o de nuestra habilidad para usarla o en su caso, dejarnos guiar por las estrellas. "Y Elixeno supo pilotear su nave y llevarla a puerto seguro con maestría y honradez, con coraje, tenacidad, talento y respeto".

         En su obra jurídica Código Procesal Penal Concordado dice Elixeno:

 

"EXPOSICIÓN DE MOTIVOS DEL ANTEPROYECTO DE CODIGO PROCESAL PENAL PARA LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY"

 

         l. En 1946, Víctor B. Riquelme, el Profesor de Derecho Procesal Penal que con su Instituciones y desde la cátedra formo desde entonces a las sucesivas generaciones de abogados paraguayos, criticaba del sistema procesal vigente, el exagerado predominio del modelo inquisitivo. "Este defecto gravísimo - resaltaba Riquelme-, socava la esencia de los principios que proclama la Carta Fundamental, que en diversos preceptos busca la efectiva realización de las normas democráticas".

         2. Hemos seleccionado esa cita porque ella destaca, con claridad, el punto central del problema actual: el proceso de democratización del país reclama, con urgencia, una transformación de su sistema judicial. No se trata de un simple cambio técnico, de la adopción de doctrinas modernas, de un recambio de personas o de una adaptación de nuestras instituciones al espíritu del tiempo. Lo que necesitamos -y debemos hacer- es reflexionar con profundidad y seriedad acerca de la función, el lugar y la organización de la administración de justicia en el contexto de la nueva sociedad democrática que busca construir el Paraguay.

         3. Por supuesto que ello es mucho más que un problema procesal, pero también es una cuestión que atañe al proceso penal. Retomando la famosa frase de James Goldschmidt - que nuevamente Riquelme se encarga de recordarnos "Los principios de política procesal de una nación no son otra cosa que segmentos de su política estatal en general. Se puede decir que la estructura del proceso penal de una nación, no es sino el termómetro de los elementos corporativos o autoritarios de su Constitución. Partiendo de esta experiencia, la ciencia procesal ha desarrollado un número de principios opuestos constitutivos del proceso. La mutua lucha de los mismos, el triunfo ya de uno, ya de otro, o su fusión, caracterizan la historia del proceso, en su tránsito del pasado al futuro del Derecho".

         4. Desde esa perspectiva, y con ese espíritu, hemos desarrollado esta propuesta de «Anteproyecto de Código Procesal Penal» que presentamos para su discusión. El se basa, así lo creemos profundamente, en los principios fundamentales de la Constitución de 1992, que establece las nuevas bases de nuestra sociedad política y busca una transformación profunda y estructural de la justicia penal. No hemos seguido el camino de las reformas parciales, de los parches insustanciales o de los meros cambios de palabras; al contrario, proponemos un cambio estructural, global y profundo, que remueva desde sus cimientos las viejas prácticas del sistema inquisitivo, que hunden sus raíces en el Estado colonial.

         5. Con ello no creemos habernos apartado de la tradición jurídica y política de nuestro país, salvo para aquellos que confunden las formalidades rutinarias de los tribunales con la cultura nacional. Desde el inicio del pensamiento independentista la construcción de la República ha sido una de nuestras tradiciones políticas y jurídicas, y a esa tarea se han consagrado las más ilustres personalidades de nuestra historia. Sin embargo, después de casi dos siglos, tenemos aun una grave deuda con la República: construir, precisamente, una administración de justicia republicana, que ejerza su poder públicamente, que sea respetada por la sociedad y esté dispuesta a cimentar los valores de la tolerancia y el respeto a la dignidad humana; en fin, construir un Poder Judicial que, como señalaba Tocqueville, esté en condiciones de convertirse en una de las grandes razones de la prosperidad de una república democrática.

         6. Como es usual y corresponde a una buena técnica legislativa, hemos tomado en cuenta la legislación comparada, los proyectos anteriores y nuestras leyes y jurisprudencia. En este sentido, puede decirse que este Anteproyecto se inscribe dentro de la corriente conformada por el Código Procesal Penal Modelo para Iberoamérica elaborado por el Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal, tras casi veinte años de trabajo, el Código Procesal Penal Italiano, la reforma a la Ordenanza Procesal Penal Alemana, el procedimiento abreviado, introducido en la Ley de Enjuiciamiento Criminal Española, el Código Procesal Penal de Guatemala, los nuevos Códigos Procésales Penales de las Provincias de Córdoba y Tucumán, de la Argentina, el Proyecto de Código Procesal Penal del Ecuador y el Proyecto de Código Procesal Penal de la República de El Salvador.

         7. También hemos tomado en cuenta el Anteproyecto de Código Procesal Penal para el Paraguay, elaborado por el Profesor Riquelme (1952) para algunas instituciones en particular -aunque no lo hemos seguido en sus líneas generales, ya que responde a otra época y a otra realidad-, y hemos atendido a la actual legislación y la jurisprudencia, en tanto ellas se apartan o moderan al sistema inquisitivo que se quiere remover de raíz. En términos generales, se puede decir que ello significa adoptar el sistema acusatorio, con las modalidades especificas que reclama nuestra realidad y dejar totalmente de lado el actual sistema inquisitivo.

         8. Este es un texto para ser plenamente discutido por la sociedad. Queremos destacar este hecho, porque también significa un cambio importante. Tradicionalmente se ha entendido que estos temas son puramente técnicos y que solo un grupo selecto de abogados especialistas podían opinar con provecho. No concordamos con esta opinión. Al contrario, creemos que el problema judicial es un problema que atañe a todos los ciudadanos y que nadie puede ser indiferente al modo como se ejerce el poder penal del Estado. Por supuesto que existen problemas técnicos, y por ello ponemos este texto a consideración de los especialistas. Pero la publicidad y oralidad de los juicios, la celeridad procesal, los derechos del imputado, la defensa de los intereses de la víctima, el papel del Ministerio Publico, la lucha contra la impunidad y otros tantos temas vinculados directamente al sistema procesal no son puramente técnicos, y por ello presentamos el texto a consideración no solo de la comunidad jurídica sino del conjunto de la sociedad.

         9. La construcción de una administración de justicia democrática comienza con una discusión tolerante y abierta sobre las distintas posibilidad de solución: ese es el sentido final de esta convocatoria y de la difusión que proponemos darle al Anteproyecto. Con ello esperamos que la preocupación mancomunada de los distintos sectores, permitirá mejorar sustancialmente esta propuesta preliminar que sin duda requerirá de cambios, ajustes, correcciones y aclaraciones. Hasta donde nos ha sido posible revisar, hasta el momento, no hemos encontrado contradicciones. Algunas redundancias son intencionales, cuando la vigencia de cierta institución debe ser insistida. No podemos descartar que existan lagunas en el texto que proponemos, aunque se debe tener en cuenta que en todo momento hemos optado por una redacción no reglamentarista, que oriente pero a la vez deje espacio a una jurisprudencia rica y abundante. Nos parece que ello genera un sistema más flexible y mas adaptable a una sociedad en un proceso de cambio acelerado.

         10. Finalmente no queremos ocultar que este es un Anteproyecto elaborado por gente joven, a quienes no se les podrá reprochar falta de experiencia, y de preocupación y seriedad al momento de tomar las decisiones adoptadas, aunque no se concuerde con nuestra propuesta. Hemos atendido a la jurisprudencia y a la literatura jurídica producida en el país -no muy abundante, por cierto- y también hemos solicitado ayuda técnica, cuando los problemas eran complejos o nos faltaba información. Nos ha parecido importante anotar el Anteproyecto con citas y pensamientos del Profesor Víctor B. Riquelme, no solo para demostrar que muchas de las instituciones y los cambios ahora presentados ya eran reclamados cincuenta años atrás, sino porque sería injusto que se discutiera en el Paraguay una reforma procesal penal sin tener en cuenta -incluso para contradecirlo- el pensamiento del principal procesalista que hemos tenido y cuya obra nos ha servido de base a todos, aunque ahora necesite de crítica y actualización. A través de este tributo, también queremos dejar expresado nuestro agradecimiento a los Profesores que nos formaron y nos acercaron a los problemas procésales, los Dr. Jerónimo Irala Burgos, Alejandro Encina Marín y José Emilio Gorostiaga.

         11. Esta es una propuesta abierta. La reforma procesal penal será más fructífera si la precede una discusión profunda y seria. No aspiramos al consenso de todos, pero si a que todos atiendan las razones que inspiran este cambio. No existe ninguna legislación perfecta; ni siquiera contamos hoy día en nuestro país con la base estadística y los instrumentos de información y análisis empírico necesarios para determinar tendencias sociales, más o menos seguras. Sin embargo, las líneas maestras de la nueva justicia penal que proponemos no surgen inductivamente de necesidades sociales sino que es el resultado de la derivación política de postulados constitucionales, que hacen al sustento básico de una sociedad pluralista, democrática, tolerante y con capacidad para solucionar sus conflictos en el marco del Derecho y con la menor cuota de violencia posible.

 

         NECESIDAD DE TRANSFORMARLA JUSTICIA PENAL EN PARAGUAY

 

         12. El Paraguay, con la promulgación de la Constitución Nacional de 1992, ha iniciado el derrotero democrático, consustanciado con la aspiración de un pueblo sufrido y con la situación política de los demás países del cono sur, cuya influencia es innegable en el contexto histórico de la política estatal, desde el periodo independentista hasta hoy día.

         13. Cuando la nueva Ley Fundamental entro en vigencia en junio del 1992, toda la sociedad, y principalmente la comunidad jurídica quedo convencida de que ello era apenas el primer paso del camino transicional y que como segundo esfuerzo, se necesita imperiosamente una profunda reforma judicial y legislativa en todas las áreas, con mayor razón, debido a los valores humanos que interactúan, la transformación del sistema penal positivo.

         14. La reforma del Poder Judicial, y dentro de ella la reorganización de la justicia penal, pasa no solo por la reestructuración de sus recursos humanos sino también y acaso más importante aún, por la individualización, critica y cambio de los factores estructurales que posibilitan el mantenimiento de un sistema penal ineficaz, lento y oneroso, ciego a la justicia social y que origina más conflictos de los que pretende solucionar.

         15. En ese sentido, dentro de una reforma global, el Anteproyecto de Código Procesal Penal que estamos entregando se dirige hacia una ruptura de la política criminal conservadora a través de la irrupción de un sistema penal comprometido con el sentir común del pueblo en relación directa con la seguridad jurídica y la seguridad ciudadana, fluctuando entre un cuadro de derechos y garantiza constitucionales inalienables y las formulas políticas para permitir el más amplio acceso a la justicia y la represión del abuso de autoridad y la corrupción.

         16. El Código de Procedimientos Penales vigente surge en las postrimerías de la segunda década luego de la guerra grande, de la mano de dos dignos exponentes de la inmigración culta que llego al Paraguay, los españoles Don Ricardo Brugada y el Dr. Ramón Zubizarreta, quienes toman como fuente las legislaciones de España y Argentina; de España, las leyes de enjuiciamiento criminal anteriores al Código de 1882 y de la Argentina, el Código de 1888 a instancias del proyecto de Manuel Obarrio, que al decir de Velez Mariconde, «nació viejo y caduco, no solo con referencia a las demás legislaciones extranjeras y a la doctrina francesa e italiana que ejercieron directa influencia en España, sino con relación a la propia legislación de la Madre Patria, donde ya estaba en vigor el código de 1882".

         17. Si la propia fuente directa es vetada por "vieja y caduca", como correspondería calificar a su producto, nuestro Código de Procedimientos Penales vigente, hoy día mas que centenario?"

         18. La adopción del modelo propuesto por los comisionados, no fue difícil de aceptados, tomando en consideración los casi trescientos años de colonización, que permitieron la internalización de un sentido particular de concebir la realidad, propio de la "cultura inquisitiva", caracterizada como un modo burocrático y formalista de administrar la justicia y comprender el derecho".

 

         El jueves 28 de junio del 2001, murió Elixeno, a las 7:30 de la mañana, a los 57 años de un paro cardiaco y se decreto duelo judicial por 3 días sus restos fueron velados desde los 13:00 horas en el Salón Auditorio del Palacio de Justicia. Asistieron los Presidentes de los 3 Poderes del Estado. El doctor Ayala era Ministro de la Corte Suprema y además Director de la División de Legislación.

         Cuando en los primeros meses del 2010, visite la casa de Elixeno, en la calle Perú c/ Salazar, me recibieron su esposa y sus hijos. Quede gratamente impresionado, no solo fue un gran jurista sino también un liberal de pura cepa además de un ejemplar esposo y padre.

 

 

 

 

CAPÍTULO

LUISA ESTHER ABBATE BRIZUELA

 

         Hija de don José Luis Abbate y de doña Adelaida Brizuela siendo una familia numerosa de 8 hijos.

         Nacida en Carapeguá el 23 de Enero de 1909. Se caso el 7 de Julio de 1928 a los 19 años con el Tte. y póstumo General Alfredo Ramos, no solo tuvo escenarios de un hogar feliz, sino que ostento duros pasajes en el seno del "Regimiento Valois Rivarola" al frente de Toledo.

         Lastimosamente, el doloroso suceso de la muerte de la pequeña hija de ambos a causa de una bronconeumonía, fue el detonante para el memorable acto de amor y valentía de Luisa, quien a partir de ello, se convenció de acompañar a su amado en medio de la guerra y a su vez brindar apoyo y ayuda a los heridos durante la misma.

         Fue distinguida como digna representante de la mujer paraguaya y la primera que visito la línea de fuego en la guerra Paraguay-Bolivia, en el frente de Toledo, el 17 de octubre de 1933, varios meses después de la gran batalla librada en ese fortín. Luisa, no escatima la emoción con la noticia de la firma del Tratado de Paz del Chaco diciendo: " Estaba tan ansiosa de rehacer nuestro hogar y nuestra vida. Fue grandioso, toda la gente salía a la calle, nos abrazábamos, era una alegría general, y luego cuando fue el desfile militar sobre la calle Colombia (Mcal. López) todo el Paraguay se concentro a rendir homenaje a nuestros héroes"

         Su esposo falleció el 22 de Julio de 1991. Tuvieron 2 hijos más, dos varones, Luis Alfredo y Julio Armando ya fallecidos. La familia Abbate Brizuela inauguro la 1º cancha de tenis en el interior.

         Doña Luisa, feminista, siempre lucho por la participación activa de la mujer en la política y en todos los ámbitos.

         Presidió a las Damas liberales e integro la Comisión de Damas del Regimiento Valois Rivarola.

         Fue madrina de guerra de su marido con quien vivió en el exilio durante 20 años después de la Revolución del año 1947.

         Era una mujer elegante, distinguida, amigable, sociable, culta y sobre todo humanitaria. En silencio ayudó a muchas personas tanto en el exilio en Buenos Aires como en su patria.

         Vivió 100 años con lucidez y mucha historia. Dejo un mensaje a todas las mujeres:

         "Que luchen por la familia, la comunidad y el país". "Que participen en cargos importantes y logren que los partidos políticos sean unidos" "Que no haya corrupción"

 

         ANÉCDOTA

 

         Al General Ramos le gustaba la caza y pesca, un día de cacería, cazó varios pájaros silvestres e invita a sus camaradas a almorzar patos al escabeche preparados por su esposa Luisa quien recibió muchas felicitaciones por su exquisitez, pero recorriendo la casa (chaco) encontraron plumas de pájaros silvestres, fue así que casi lo linchan al General sus camaradas y la felicitaron a dona Luisa por el exquisito plato.

 

         CAMINO A LA HISTORIA

 

         Luisa Abatte de Ramos, un nombre que entro en la historia nacional, un nombre que nos expresa patriotismo, dignidad, abnegación, legítima expresión de la mujer paraguaya.

         Luisita, para quienes tuvimos el honor de ser sus amigas, se hizo grande por su vida al servicio de la Patria. Acompaño a su esposo, el gran héroe Coronel Alfredo Ramos, en los cañadones del Chaco, ante la inicua agresión de quienes no sabían que detrás de esa humildad del pueblo paraguayo, existía un coraje y un patriotismo invencibles...

         Durante la Guerra del Chaco, Luisita demostró que el amor a la Patria solo iguala al amor maternal, pero en esos momentos de grandes renunciamientos, la Patria necesitaba de todos sus hijos e hijas, porque la soberanía exigía defenderla. Así lo hizo Luisita, integrando primero el legendario "Valois Rivarola" al lado de su esposo, para luego, pasar a asumir la noble y no menos meritoria dedicación de brindar atención a los patriotas heridos en el Hospital de Isla Po'i, con esa dulzura maternal tan expresiva que ella sabia trasmitir, su abnegación y generosidad sin límites que solo saben dar las almas nobles y generosas.

         Si en los cañadones chaqueños, el pueblo paraguayo, demostró al mundo, cuan valientes son los paraguayos y paraguayas ante el peligro de arrebatar la soberanía nacional, es justo recordar que en esa amarga coyuntura con Luisita demostraron una abnegación inenarrable otras tantas mujeres que dejaron la comodidad de sus hogares por el servicio a la Patria, como Beatriz Mernes de Prieto, Leonor Camino de Rojas, Sinforosa de Galeano, y miles más, como las que en el campo, cultivaron la tierra para fortalecer la producción para que no faltara alimento a los combatientes y a los familiares.

         Esa valiente brigada de Mujeres, de la que integraba Luisita, regresaron cargadas de gloria al fin de la contienda.

         Así, Luisita se incorpora, por su vocación cívica, al servicio de la lucha por la Libertad.

         Luego de tres años de lucha en defensa de la Patria, se sucedieron años de ignominia y egoísmos. Las Luchas en defensa de la Libertad, nuevamente se ensaño contra el hogar de Luisita y su esposo, lo que les obligo a tomar el exilio, arrastrando con ello penurias, escasez económica, añoranza al terruño y mil ansias que solo aquellos que conocieron el exilio, comprenden que este castigo a los que piensan diferente es la más dolorosa tortura.

         Tan pronto como pudo regresar del exilio, Luisita, con esa fe y con ese espíritu por sus grandes ideales como son la Democracia y la Libertad, se incorpora con entusiasmo a la actividad política en busca de hacer real los principios del liberalismo. Su aporte a la lucha contra la dictadura fue un verdadero ejemplo de coraje, al servicio de los ideales de los Ayala, Gondra, Báez y tantos otros que embellecieron la vida cívica de la Patria y la Historia.

         Tan pronto como el matrimonio Abatte- Ramos se reinstala en el terruño, Luisita se incorpora en el Centro Paraguayo de Educación Cívica, entonces presidida y conducida por inminentes mujeres como Beatriz Mernes de Prieto, Gilda Carisimo, María Luisa Candia de Burt, acompañadas de otras igualmente luchadoras y dignas de la historia.

         En los últimos años de la década del 60, Luisita es electa en Asamblea, Presidenta del Centro Paraguayo de Educación Cívica, cargo que la ejerce con verdadera vocación cívica, en la que volcó toda su energía, capacidad y humanismo sin límites, que constituye la más grande de las virtudes del ser humano.

         Cumpliendo con la Patria, la familia y la sociedad entera, Luisita dejo a la posteridad el más sublime ejemplo de grandeza, habiendo ejercido todas las responsabilidades, unas veces con la dulzura y el cariño hacia el semejante, pero también con la firmeza y autoridad en los casos en que las circunstancias lo exigían.

         Luisita cumplió con creces su vocación de esposa, madre, amiga, y nos dejo con el sueño sin despertar en agosto 12 de 2.009, entrando en la historia de la Patria como una "Gran Mujer" que supo amalgamar en su vida, rica de amor y dignidad para ejemplo de las generaciones, porque su pensamiento de amor y coraje ejercidos en vida, nos comete a todos y todas. En Luisita se cumplen estos pensamientos que Gabriela Mistral, expreso:

         "La causa de la Mujer, es la causa de la Patria" así también lo entendió Luisita antes de partir a la eternidad por el túnel de la Historia.

         El Dr. Domingo Laino y Rafael Guanes, remitió la siguiente carta:

 

        

         Asunción, 23 de enero de 2009

         Señora Luisa Abatte viuda del glorioso héroe Coronel, pero siempre General don Alfredo Ramos.

         Hoy cumple un siglo de vida plena de ideales de Patria, Libertad y Democracia, valores que enseñó al pueblo paraguayo con su ejemplo inmaculado.

         Quiero recordarle este día viernes 23 de enero de 2009, cuando en octubre de 1956, medio siglo atrás, la hoy distinguida centenaria Luisita, recibiera con chocolate y

galletitas en su modesto departamento de Buenos Aires a un joven cuartelero con grado de Sub Teniente de Infantería que arrimaba un parte completo al gran General Ramos máximo jefe militar de la Revolución del 4 de noviembre de 1956, preparada para derrocar al dictador Alfredo Stroessner.

         Han pasado 50 años de aquel episodio y hoy quiero agradecer una vez más su gentileza conmigo y asegurarle que su condición de esposa y compañera hizo posible la grandeza de su heroico compañero, a quien las nuevas generaciones deben victorias nacionales por la Democracia (1947) y otras gloriosas internacionales (1932-1935).

         Fracasamos el 4 de noviembre de 1956 los servicios secretos del dictador y la CIA impidieron el triunfo. Un puñado de jóvenes corrimos a escondernos en Puerto Itá

Pirá, Arroyos y Esteros donde pasamos cuatro semanas en un depósito cerrado buscados por la policía con toda ferocidad.

         El Partido Liberal no pudo entonces derrocar al tirano mediante la lucha armada como no pudieron luego otros movimientos como el 14 de mayo o el FULNA. Pero ha pasado el tiempo y ha llegado al fin de la tiranía.

         Distinguida Luisita en su cumpleaños número 100 deseamos decirle que al glorioso héroe Alfredo Ramos debemos recordar como al luchador sin descanso con el fusil en mano como símbolo del militar honesto. Y a su querida compañera, leal y valiente, expresarle que ella también, espada en mano, hizo posible que el General se convirtiera en el héroe inmaculado del Paraguay Libre.

         100 años de dignidad!!

         Viva nuestra querida y valiente Luisita Abatte de Ramos. Con nuestro gran cariño y admiración de siempre! Rafael Guanes de Laino, Domingo Laino.

 

         El Cnel. Alfredo Ramos, escribió sobre la Revolución de Concepción-1947 y dos tomos de Semblanzas Militares. Del 1° Tomo transcribo una parte muy importante.

         Sobre el Gral. Jorge Thompson Molinas:

         "Miembro fundador de la historia Militar, escribió un meduloso estudio sobre lo que hizo el servicio de Intendencia Militar antes y, sobre todo, durante la guerra del Chaco. Creo que el escrito fue publicado en la revista "Trinchera".

         Era uno de los tres presidentes de la agrupación de los jefes y oficiales de Intendencia en situación de retiro. En el momento de su muerte, el presidente en ejercicio del cargo era el señor Modesto Bojanovich.

         Una de sus aficiones preferidas era la filatelia. Tenía una variedad de estampillas sumamente importante, no solo por la cantidad sino por los raros ejemplares que figuran en su colección.

         Estaba casado con la señora Sara de los Santos, con quien tuvo tres hijos: Jorge, Roberto y Molly. Los dos primeros están radicados en los Estados Unidos. La tercera, señora Molly de Vargas, vive en la Asunción. El General Thompson perdió a la madre de sus tres hijos en noviembre de 1977. Al año de quedar viudo contrajo nuevas nupcias con la señora Corina Trujillo, que es quien lo atendió y cuido con la solicitud de una madre, en su larga y delicada enfermedad, hasta que cerró sus ojos en la mañana del 18 de abril de 1983.

         Sobre el Gral. Paulino Antola:

         "Conocí personalmente al General Torreani Viera durante la contienda civil de 1922-23, cuando él era teniente y yo cadete. Desde entonces, nuestras relaciones jamás se vieron interrumpidas, constituyéndose ellas, con el correr de los anos, en una sólida y cordial amistad. Este es el motivo por el cual me permito esbozar la presente reseña de su trayectoria militar, breve y posiblemente incompleta.

         Guardo para su recuerdo el más profundo respeto, como subordinado suyo en varias ocasiones durante la guerra del Chaco, y en reconocimiento a los más puros sentimientos suscitados por la amistad con que él tuvo a bien distinguirme."

 

         Sobre el Gral. Feliciano Morales:

         "Como he manifestado, era introvertido, pero de buen carácter y buen camarada. En el Valois Rivarola sus amigos éramos el Tte. Castagnino, su compañero de remesa, y yo. Muy buen jinete, estudioso, inteligente, muy buen instructor; era poco amigo de jaranas. El Coronel Rafael Franco dijo en una citación lo siguiente, refiriéndose a la 6a. División de Infantería: "Este Comando, en nombre de la patria agradecida, se complace en felicitar a su Comandante, Mayor D. Feliciano Morales, y demás jefes, oficiales y tropa, por la abnegación y valor con que se han conducido en el cumplimiento de la arriesgada y difícil misión que se les ha confiado. Fdo.: Rafael Franco Cnel. Cmdte. 2º. C.E. José M. Casal. Tte. Cnel. 1er. Dpto.". Fue con motivo de la batalla de Picuiba.

         Palabras laudatorias que honran la memoria del General Feliciano Morales. En homenaje a la amistad que nos unía, escribo estas breves líneas".

        

         La Sra. Cecilia Medina publicó el siguiente artículo en el Diario ABC del 23 de enero del 2009.

         AMA EL SOYO, LAS PASTAS; ES FEMINISTA, LIBERAL Y MUY COQUETA Cumple ¡100 años! Luisa Abate Vda. de Ramos.

         Hoy cumple 100 vitales años Luisa Abatte viuda de Ramos. Feminista, liberal, fundó el Centro Cívico de la Mujer, presidió a las "Damas liberales". Su secreto de longevidad "es cumplir con mis obligaciones. Cumplir todo lo que se debe".

         Nació en Carapeguá el 23 de enero de 1909, del matrimonio conformado por Adelaida Brizuela y José Luis Abatte, quienes tuvieron siete hijos mas (ya fallecidos).

         Estudio hasta la secundaria. "Mamá trabajaba en la farmacia, y papá atendía a los enfermos y la farmacia, era químico farmacéutico", cuenta muy animada Luisa Esther Abatte viuda de Ramos, a quien llaman cariñosamente Lala, Lalita.

         Trabajó desde joven, y su primera tarea fue atender a niños -en Carapeguá- dándoles de comer, haciéndoles dormir, jugar, y eran los hijos del jefe de Policía.

         Su marido -general póstumo- fue Alfredo Ramos (fallecido hace 17 años), famoso y conocido héroe de la patria. Joven se puso de novia con él y se caso a los 19 años. Tuvo tres hijos. Una pequeña que falleció tempranamente -debido a una bronconeumonía- y dos varones, Luis Alfredo y Julio Armando -ya fallecidos-. La adoran 10 nietos, 15 bisnietos y 3 tataranietos.

         Fundó el Centro Cívico de la Mujer, junto a Beatriz Mernes de Prieto, Graciela Gondra de Guanes y Carmen de Lara Castro -dona Coca-.

         Presidió a las "Damas liberales" e integro la Comisión de Damas del Regimiento Valois Rivarola.

         Fue "madrina de guerra" del coronel Alfredo Ramos, su marido, con quien vivió en el exilio durante 20 años, después de la Revolución del 47, en Buenos Aires, Argentina, sobre la calle Santa Fe, mientras cuidaba con amor a sus dos hijos.

         Mientras Alfredo era jefe en una fábrica de cerámicas, donde fabricaban platos, fuentes y demás, lejos del hogar y en la tristeza del exilio, si Esther vivió el mundo de la cultura Argentina. Fue a teatros, cines, exposiciones, conciertos, que apreciaba con ganas.

         Luisa Esther fue la primera mujer paraguaya al frente en la línea de fuego, en uno de los mayores conflictos bélicos que protagonizo nuestro país, la Guerra del Chaco, recuerda su nuera María Marta de Ramos.

         Alfredo Ramos vivió duros pasajes en el seno del Regimiento "Valois Rivarola", al frente de Toledo, rememora. Luisa Esther cuenta que fue la primera mujer paraguaya que visito la línea a de fuego de la guerra entre Paraguay y Bolivia, en el frente de Toledo, el 17 de octubre de 1933.

         "Estaba tan ansiosa de rehacer nuestro hogar y nuestra vida. Fue grandioso, toda esa gente salía a la calle, nos abrazábamos, era una alegría general, y luego cuando fue el desfile militar sobre la calle Colombia -hoy Mcal. López- todo el Paraguay se concentro en rendir homenaje a nuestros héroes", expresa acerca de la firma del tratado de paz del Chaco.

         Vivió 63 años de un hermoso matrimonio, hasta que Alfredo falleció el 22 de julio de 1991.

         Feminista, siempre lucho por la participación efectiva de la mujer en la política. Lo eligió "porque me gustaba que la mujer actúe en política y en todos los ámbitos.

Yo no pensé en ser presidenta del país. Presidenta del partido nomás". Ve que hoy los partidos están divididos y que hace falta unidad "para beneficio del país". Sueña con un país con niños cuidados, atendidos. "Trabajan, mendigan, y no está bien. Pienso que eso está pasando porque hay mucha pobreza", alega.

         Considera que si hay más mujeres en el gobierno, las cosas pueden cambiar para mejor.

         Elegante, distinguida y cuidada, como ejemplo resalta "la unidad familiar".

         "Fue mi hijo -Patricio Alfredo- quien le trajo la suerte a mi suegro", cuenta María Marta. Luego del exilio, el marido de Luisa Esther recorría los almacenes, donde vendía chorizos Ochsi. Eso había visto Alfredo Stroessner, quien lo envió al exilio con su familia. Estaban en el Sanatorio Migone, al nacer el primer nieto varón -Patricio Alfredo-, hijo de Julio Armando y María Marta. En el mismo lugar estaba internada una tía del ex dictador, de la familia Matiauda. "Los dos Alfredos se encontraron, y Stroessner lo cito, para luego permitir que mi suegro pudiera cobrar su pensión. La suerte le dio mi hijo, al nacer", cuenta.

 

         LECHE, SOYO Y PASTAS.

 

         La centenaria cumpleañera se levanta a las 8:00. Desayuna leche con galletitas Tippy, reza la "Divina misericordia" por el Canal Católico. Canta, y de media mañana come una banana con dulce de mamón. Almuerza con plato de entrada (sopa de verduras), de fondo (pastas, ñoquis, fideos, tallarines, ravioles, con salsa liviana) y postre.

         Merienda leche con galletitas, y cena sopa de verduras. A veces por la noche ya no come el plato de fondo. Adora el soyo y los tallarines, y siempre luce impecable. A domicilio la cuidan una peluquera y una manicurista.

 

         LUCHAR MÁS

 

         Brinda un mensaje a todas las mujeres, para que luchen por la familia, comunidad y el país. "Deben luchar. Luchar más las mujeres. Por ellas mismas; que participen en cargos importantes, y lograr que los partidos políticos sean unidos, por el país. Que no haya corrupción", dice.

 

 

 

 

CAPÍTULO

TEODOSIO GONZALEZ

 

         En 1872, la Ciudad de asunción estaba ocupada por las tropas del Brasil, en el camino Pyta, en el barrio de la Trinidad, al borde del camino, no muy lejos de la actual casa del Senador de la Nación, Ing. Juan Carlos Wasmosy, nace Teodosio González. Sus primeros estudios en la escuela del barrio. La hermana de su madre le facilita unos pesos fuertes. Toma el barco viaja a Buenos Aires. A los 21 años se recibe de Abogado, diplomado en la ciudad de Buenos Aires. De vuelta a su patria se afilia al Partido Liberal. Nombrado Fiscal General del Estado. Representa al Paraguay en 3 Congresos Panamericanos, en Montevideo, Santiago de Chile y de vuelta en Montevideo.

         Ocupa una banca en el Senado en 1911, fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores. Fue autor del Proyecto del Código Penal, Catedrático por más de 20 años como Profesor Titular del Derecho Penal en la Universidad Nacional.

         La sociedad de Academia de la Historia Internacional de Paris, le entregó el diploma nombrándole como Académico titular.

         El doctor Teodosio González era un ciudadano liberal de austeras costumbres, jurisconsulto de nota, penalista de renombre.

         En 1931 escribió un libro titulado INFORTUNIO DEL PARAGUAY, y nos dice:

         "PREFACIO

         LA RAZÓN DE ESTE LIBRO

         En uno de los números del diario "La Nación" de esta ciudad, leí el siguiente artículo editorial, que, por estar muy de acuerdo con mis ideas, lo recorté y guardé.

         Es el siguiente:

         "EL VERDADERO PATRIOTISMO"

         En nuestros afanes de engrandecimiento nacional, debemos comenzar por examinar y observar lealmente, con la más grande sinceridad, nuestra verdadera situación.

         Hay quienes creen equivocadamente, con un errado criterio patriótico, que, quien exhibe con sus verdaderos colores la situación del país, procede mal y lo desacredita. El que denuncia vicios, defectos, errores y deficiencias de hombres, cosas o instituciones nacionales, obra mal, es un mal patriota según este criterio. Deben ocultarse los vicios, disimularse los males, callar los errores y absurdos que se cometen.

         Tal criterio es peregrino e inaceptable. El prestigio y el crédito de una nación o de un hombre, no se hacen ni se cimientan, con la mentira, con el silencio, con el disimulo, con la hipocresía.

         Los males y los vicios se curan denunciándolos, atacándolos, revelándolos cruda e implacablemente.

         El mutismo, el silencio, la mentira, el temor, son característicos de los ambientes propicios para los enfermos, los delincuentes o los déspotas. La verdad, la sinceridad son síntomas de salud, de vigor y de fortaleza.

         Un pueblo física y espiritualmente sano se revela, precisamente por la valentía y lealtad con que descubre y confiesa sus errores, sus deficiencias y sus males y se propone corregirlos.

         Un pueblo enfermo y vergonzante trata, en cambio, de ocultar su enfermedad y sus lacras.

         Debemos tener la lealtad y el valor de reconocer y confesar nuestros vicios y nuestros males. El absurdo y ridículo patriotismo que se alimenta con espejismos, falsedades e hipocresías, no es de este tiempo. Debemos ser patriotas virilmente, patriotas en mangas de camisa, leales y fuertes, sin vana cobardía ni escrúpulos, de acuerdo a las necesidades y dictados del patriotismo de nuestros tiempos.

         Nuestro pueblo no es ningún moribundo a quien debe alimentarse y sostenerse con mentiras piadosas de parientes afligidos.

         Los apodados, los deprimidos, los que se asustan y escandalizan ante las verdades desnudas, son perniciosos, nocivos, fatales al progreso.

         No debemos temer en proclamar, que nuestro pueblo es pobre e inculto, que se debate en la miseria y en la ignorancia, víctima del atraso, de las enfermedades y de los vicios; no debemos vacilar en confesar que nuestras instituciones son imperfectas, malas, que nuestra organización está minada por hábitos perniciosos, inmorales, profundamente arraigados; que hemos dado pruebas de una incapacidad penosa al regirnos y dirigirnos en nuestra vida de nación; que no hemos orientado las actividades nacionales y la educación popular, hacia lo más conveniente y útil al país; que padecemos de la falta de hombres capaces e ilustrados; que, en general, en los puestos directivos, colocamos a medianías o incapacidades notorias.

         Debemos tener el valor y la entereza de proclamar los vicios y los males que traban nuestro desenvolvimiento y nuestro progreso.

         Con el silencio, no engañaremos a nadie y contribuiremos a la perpetuación de las inmoralidades y deficiencias, haciendo las crónicas incurables.

         La farsa y la simulación no mejoraran nuestros destinos.

         Solo la verdad ha de salvarnos y redimirnos, la verdad dicha sin reservas, ni cobardías.

         Un hombre o un pueblo que comienzan a reconocer lealmente sus errores, sus extravíos y sus vicios, están en el primer peldaño de la redención, y caminos hacia las grandes conquistas y los pueblos eminentes.

         Poco después ese mismo diario en un suelto titulado ¿Cuál es el mal?, dijo: que un ilustre mexicano Don T. Esquivel Obregón, había escrito un libro de cuatrocientas páginas afirmando y probando, que el origen de casi todos los males que aquejaban a México, era la mentira.

         Y agregaba "La Nación": "¿No habría algún paraguayo sincero y valiente que emite la conducta del preclaro y fuerte patriota mexicano, escribiendo un libro que nos demuestre igualmente, que el mal que arruina al Paraguay y concluirá por matarlo, es la mentira en sus múltiples fases, el engaño, la apariencia, la doblez, el disimulo, la traición?".

         Sé que lo habrá; hubo ya y hay paraguayos, que han proclamado y defendido la verdad y combatido la mentira valiente y constantemente, solo que no se ha hecho caso y la impresión de sus esfuerzos, no ha durado más allá de la lectura de la hoja diaria en que se publicaron. Al otro día estaba olvidado. Uno de esos paraguayos, he sido yo. Por donde pensé, que para que aquellos esfuerzos surtan efecto duradero, convendría, reunir y fijar, en un libro, por modo que el pueblo las tenga siempre presente, en forma permanente, como lo hizo el señor Esquivel Obregón en México, las verdades que conviene proclamar y sostener las mentiras que se deben combatir. "Es muy útil y saludable, dice Poincare, refrescar la memoria del pueblo, recordando de tiempo en tiempo la verdad a las generaciones que la ignoran o son llevadas a olvidarla". En tales conceptos, resolví publicar, reproducidas en este libro, mucha de las verdades, que, en bien de la patria, he proclamado y, las mentiras que he combatido, antes de ahora, agregando otras que aun no había tocado.

         En treinta y cinco años de vida activa y, en cumplimiento de lo que he creído un deber hacia la patria de un hombre de estudio como yo, he escrito en diarios y folletos, ideas, aspiraciones, y críticas, no con el prurito meramente literario o de mero exhibicionismo, sino, para defender verdades desconocidas u oscurecidas y combatir en errores y faltas en asuntos que atañen al bien general del país.

         Y bien; como que muchos de aquellos trabajos son a mi ver, todavía de actualidad, y, habiendo llegado yo a una edad de la vida en que debe estar uno ya preparado para pasar a la otra, he creído, que reunirlos en un volumen que les libre de la dispersión y les imprima carácter duradero podría ser útil a la juventud para orientar a la patria por mejores rumbos y así, he resuelto reunirlos y publicarlos en este libro, a guisa de parte de mi testamento intelectual a la nueva generación presente y a la inmediatamente venidera.

         Mi propósito, como se verá de su lectura sigue siendo el bien de la patria: no tocare sino los actos públicos de los hombres. Y si por acaso hay ciudadanos que por sí o por sus antepasados, se crean lastimados por mi crítica severa; pues... que tengan paciencia, que el interés general del país está arriba del interés particular. Para combatir y remediar los errores, es indispensable conocerlos y señalarlos en sus causas y, en sus efectos. El hombre público, que ocupa el tablado de la Nación, sabe que está siempre expuesto a las miradas de todos y cada uno de los ciudadanos de un confín a otro de la República y, por consiguiente, las criticas y reproches de todos y cada uno de ellos, en ejercicio de su derecho y hasta cumplimiento de su deber de mandantes. Como dice la conseja popular, "el que no quiere que se le diga jorobado, que ande derecho".

         Como digo, la mayor parte de lo que se verá en este libro ha sido publicado, por mí o por otros. Pero los inculpados han calculado que el pueblo los olvidaría enseguida y, filiados en aquel adagio de la murmuración, pasa y el provecho queda en casa" o en aquella sentencia, exclusivamente paraguaya, de que en "este país ni se pierde, ni se gana reputación", no han hecho caso, Y bien: de lo que trato con este libro, es que el pueblo no olvide esas verdades y queden ellas perennes, siempre delante de su vista en las páginas de este libro, para tratar alguna vez de remediar los males que su desprecio le han producido y los culpables no queden sin sanación siquiera histórica y moral.

         Si producen aquí, mis artículos de combate de tiempos pasados, es porque el aludido nunca ha levantado, pero ni siquiera discutido, sus afirmaciones y conclusiones.

Y bien sabido es que el gobernante que no levanta una acusación, maneja que lo consiente, por ser, en política, de estricta aplicación la máxima del derecho romano: qui tacet, consentre videtur.

         "Los gobernantes, dice Mussolini, que no levantan las imputaciones y hasta las simples sospechas, aparecidas en la prensa, que puedan afectar su honestidad, patriotismo e intenciones, son indignos del respeto del pueblo y no tienen el derecho de quejarse de que se les siga ofendiendo. El pueblo tiene interés y exige, que sus gobernantes sean respetados, porque el gobierno, es su representación ante el resto del mundo y el pueblo quiere ser respetado".

         Vale decir que, si algún ciudadano encuentra inexactos discutibles los datos y afirmaciones contenidos en este libro, sírvase, por su propio interés, rectificarlos o levantarlos públicamente bajo su firma. Si tiene razón yo seré el primero en reconocérsela con el sombrero en la mano y felicitarle. Yo no he escrito este libro para molestar a nadie; creo no tener enemigo personal; con esta publicación sólo busco servir a mi patria, dentro de mis fuerzas, en el terreno que me corresponde actuar por mis antecedentes y mi condición de hombre de estudio.

         Creo que ya es tiempo de que los paraguayos conozcan la situación verdadera de la patria, el cúmulo de desdichas que ha pesado y todavía pesa sobre ella, y quienes son sus causantes y responsables, por lo que han hecho o por lo que dejaron de pacer.

         Frente a la visión clara, leal y franca de sus infortunios pasados y presentes y la deducción, por inferencia lógica de sus infortunios futuros y el conocimiento de sus causas originales, el Paraguay, por natural instinto de conservación, tal vez despierte de su marasmo crónico y, tratando de corregir o desviar esas causas, toma otros rumbos, que le conduzcan a mejores puertos que donde llegó hasta ahora. Con lo que yo tendría el honor insigne de haber imitado el modelo mejicano que "La Nación" presentara como espejo de verdadero patriota.

         Sobre los beneficios que ha de resultar para el país, el empeño que tomo, de recordar al Paraguay sus desdichas y su causa originaria, sólo el tiempo habrá de discernir en definitiva el mérito real.

         Pero debo concluir.

         Tengo fe inquebrantable en los destinos de este país.

         Un pueblo que, como el Paraguay, no conoce el miedo a la muerte ni a las privaciones, que no mide el número de sus dificultades ni de los enemigos, de tan inmensa energía, que, en un momento dado, fue capaz de un suicidio colectivo en aras de un ideal, bien dirigido, ha de llegar fácilmente al pináculo de la grandeza y de la gloria.

         Y justamente si me preocupo de estudiar los infortunios de la patria y de expresarlos con crudeza que parecerá hiriente a un patriota de estrecho y mal entender, es porque, en mi inmenso amor a ella, es mi deseo de corregir o remediar sus males y sus defectos, por modo que de la lección puedan aprovechar las generaciones venideras más sabias, más cuerdas y que, por ende serán más felices.

         Alguien ha dividido a los escritores almíbar. Yo quiero y voy en este libro ser de aquellos, porque entiendo, que así, había de ser más útil a esta patria querida, enferma ya de mucho tiempo atrás y sin mejoría apreciable. Queda para otros cubrirla de oropeles por cálculo.

         Bien sé las dificultades de todo orden, que habrá de concitarme este libro. Ya lo dijo Barrett: "si quieres que todo el mundo te odie, di la verdad". Pero me siento con fuerzas para sobrellevarlas y además, entiendo que, si algo hay digno y deseable para un buen patriota es el de sufrir por bien de la patria."

 

         En el diario ABC Cultural del domingo 6 de setiembre del 2009, cuyo editor es Alcibíades González Delvalle, transcribo:

         "Alfredo Seiferheld y el libro "Infortunios del Paraguay" Reproducimos algunos párrafos del "Prólogo" firmado por el periodista e historiador Alfredo Seiferheld, con motivo de la reimpresión de "Los infortunios...", en coincidencia con el 50° aniversario de su primera publicación. Escribe Alfredo:

         Pocos libros como Infortunios del Paraguay, del Dr. Teodosio González, habrán causado tanto impacto en el ámbito de las letras, la política y la economía de nuestro país. Aparecido el 21-22 de mayo de 1931, desde entonces ha sido empleado por representantes de los dos partidos políticos tradicionales para acusarse mutuamente con citas de aquella obra. Los Infortunios del Dr. Teodosio González, como dieron algunos en llamar a tan singular trabajo, fue la comunicación de una carrera poco feliz de su autor en política, no así en el campo de la jurisprudencia, donde el Dr. González fue, entre otras cosas, el redactor y comentarista del Código Penal, todavía vigente en el Paraguay (1981, año en que Alfredo escribía este prologo). Fallecido en Asunción el 25 de mayo de 1932 de un ataque al corazón, Teodosio González fue un hombre de destaque en el transcurso de todo el primer tercio de siglo. Hombre de derecho, estudioso, había alcanzado el cargo de Ministro de Relaciones Exteriores, en forma fugaz, así como la representación parlamentaria local por el Partido Liberal, coronando su labor con Infortunios del Paraguay, obra en suma polémica, donde dio a conocer su pensamiento en cuestiones vitales como la deuda externa local, las ambiciones políticas y otras cuestiones donde, con estilo mordaz, no ponía frenos a sus impulsos, aun errados, en el enjuiciamiento de hechos y personas de nuestro panorama político.

         Intelectuales y políticos consagrados fueron blanco de las iras de don Teodosio, cuya pluma, no pocas veces mojada en amargura, clavaba sus creaciones en nuestros hombres claves de la época, sin importar títulos ni posiciones. Así, fue Infortunios del Paraguay la obra más importante escrita contra la figura de Eligio Ayala -ya desaparecido este- pese a su consagración casi sin excepciones. Demoledores son sus ataques por la falta de obras públicas en nuestro país y por la necesidad, que el entonces avizoraba, de un gobierno militar para el Paraguay.

         A cincuenta años de una obra completamente agotada, y en cuyas casi 600 páginas Teodosio González no hacia santo de su devoción a casi nadie -como habría de acontecer ahora con las memorias de Bray-, muchas de sus páginas conservan la frescura del ambiente que nos narra el autor y otras predicciones se han cumplido a cabalidad después de este tiempo transcurrido.

         Así, por ejemplo, refiriéndose el Dr. González a las perspectivas de desarrollo económico paraguayo-brasileño, escribía para 1931 estas palabras que parecerían premonitorias: "Es incalculable lo que será el Alto Paraná, paraguayo y brasilero, bajo el punto de vista industrial dentro de 50 años, teniendo en cuenta sus numerosas cataratas. Con los siete saltos grandes y once chicos de las cataratas del Guaira, con cinco veces más fuerza eléctrica que el Niagara con el Salto del Yguazu, y la cantidad de saltos más pequeños que salpican esa región no habrá, en futuro no lejano, en el mundo comarca que le discuta la preeminencia industrial".

 

         PERIODISTAS INDEFENSOS

 

         Don Teodosio tampoco escatimaba palabras para defender quienes hacían sus armas en el periodismo, ya entonces y mucho antes, victimas de iniquidades "Los gobiernos del Paraguay - decía refiriéndose a campañas periodísticas caídas en saco roto reservan toda su energía y sus rigores para los periodistas indefensos. En cambio, para los capitalistas ingleses o argentinos o los caudillos civiles o militares es pura caballerosidad, complacencia, tolerancia, almíbar puro"

         En otro orden de cosas. Teodosio González acostumbraba recoger las más diversas versiones sobre sucesos y hechos que pudieran dejar en ridículo a nuestros políticos. "Un joven intelectual de Partido Liberal - escribe en la obra que comentamos- de lo más promisor que tiene el partido por si talento y su carácter, ha pintado a los políticos paraguayos en la siguiente forma: Hablaba un diputado. Uno de sus colegas estaba sentado cerca de un ministro, dijo a este, señalando al orador: Me parece que tiene razón. A lo que el ministro repuso: Personalmente soy de su opinión, ministerialmente no se todavía".

         Nos dice el diario "CRITICA", en su año 4, N° 1007, del jueves 26 de mayo de 1932, lo siguiente:

         "El Doctor Teodosio González, falleció ayer a la tarde, en circunstancias completamente imprevistas y mientras se encontraba ayer a la tarde en la Unión Club con algunos amigos. Falleció el distinguido periodista y jurisconsulto doctor Teodosio González. Su muerte constituye pérdida para el país que ha recibido el beneficio invalorable de su talento en sus obras de Derecho Penal en el Código Penal y en tantos otros trabajos.

         El Dr. Teodosio González, decía hace más de 80 años de la importancia de nuestros ríos, ya en esa época hablada de la importancia de la energía y que debíamos de hallar la fórmula de trabajar junto con nuestro vecino y aliado, el BRASIL.

         Sobre Salud y Educación ya desde aquella época presentía que estaríamos como hoy, con un déficit total"

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO RELACIONADO

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
REPÚBLICA
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)
DISCURSOS
DISCURSOS DE PRESIDENTES DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY - LA POLÍTICA EN PARAGUAY (LIBROS, ENSAYOS y CONFERENCIAS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
MISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOFILATELIA DEL PARAGUAY
CASA DEL LA INDEPENDENCIAIDIOMA GUARANILA GUERRA DEL CHACOREPUBLICA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011HISTORIA DEL PARAGUAYLITERATURA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA