PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
OSCAR PINEDA


  15 CUENTOS OCURRENTES, RECURRENTES Y OCURRIDOS, 2007 - Cuentos de OSCAR PINEDA


15 CUENTOS OCURRENTES, RECURRENTES Y OCURRIDOS, 2007 - Cuentos de OSCAR PINEDA

15 CUENTOS OCURRENTES, RECURRENTES Y OCURRIDOS

por OSCAR PINEDA

Editado con el apoyo del FONDEC y Editorial Servilibro,

Asunción-Paraguay 2007

(167 páginas)

 

 

 


 

He aquí un ejemplo valioso de la narrativa paraguaya contemporánea. Oscar Pineda desembarca sin ninguna timidez jugando con una literatura "destraumatizada", donde sus textos valen lo que pesan, pues se nota al editor acostumbrado a acomodar palabras y oraciones, con verbos o sin ellos. Quizás por eso se pega el lujo de alterar la fantasía para convertirla en realidad, y pone al alcance de sus nuevos lectores hechos y anécdotas de la más pura verdad de lo que nos ocurre a la gente de esta región cultural, algunas veces emboscado, como si fuera un aventurero de esos que aman las patrañas, y otras veces recurriendo a la historia universal bien documentada. Jugoso contenido, rico vocabulario y una imaginación a ratos contemplativa, nos llevan a creer que está preparado para ser un excelente nombre en las artes de nuestra bella América del Sur.

NILA LÓPEZ

 


 

 

INTRODUCCIÓN

 

Los conocedores nos informan que dos son los momentos más críticos en la operación de una aeronave. El primero de éstos tiene que ver con los procesos del despegue que llevarán al aparato hasta su altura de crucero. El segundo es lo opuesto, pues consiste en las maniobras de descenso y posterior aterrizaje del avión.

Algo similar ocurre con la escritura de textos de ficción breve. O se la realiza con precisión, lo cual podría compararse a un "despegue" del texto, operación que implica que el lector quede capturado por lo que comienza a contársele. O no ocurre esto, y en tal caso el texto no alcanzará jamás su altura ni su velocidad de crucero: se extinguirá como creación estética.

El cuento es criatura irascible y delicada. Es, a su vez, riguroso y exigente. No va con sus costumbres ni lo minucioso, ni lo adventicio. Como el mecanismo de un reloj es simple pero exacto. Quienes bien lo conocen nos advierten que tiene un trato veloz con su materia, pero que nada falta ni nada sobre en lo que cuenta y en cómo lo cuenta. Por esta razón bien se aplica al cuento el viejo dicho de "hablar poco y decir mucho". Esta condición exige estricta disciplina expresiva acompañada de una viva sensibilidad para desarrollar (desenrollar) los sucesos contados conforme sirvan a las exigencias temporales de lo narrado, revelándolo, sorpresivamente por lo general, al llegar a su conclusión.

Esta es la práctica de los maestros del género: Maupassant, Poe, Chéjov, Quiroga, Borges, Rulfo... Tras estos paradigmas discurren quienes sienten la vocación de narrar brevemente anécdotas interesantes. El hecho de que el cuento sea breve en extensión no es una ventaja: es una multiplicada dificultad. Por esto sea ha dicho que escribir un buen cuento es fruto de larga paciencia y arduo ejercicio. Se ha dicho también que el cuento, como el poema, parece brotar todo entero de una iluminación, de un rapto creador intenso.

Lo dicho sugiere que un libro de ficción breve de un nuevo autor, es motivo de expectativa auspiciosa. Lo que en él se muestra, salvo un milagro, no es un conjunto de ficciones, sino de los rasgos, las líneas insinuadas o las líneas de proyección de lo que el autor podrá alcanzar por propia creatividad, como puede verse en este conjunto de narraciones de Oscar Pineda.

Es apreciable en estos relatos la amplitud de sus visiones. Como el escritor está condicionado por su contexto histórico-cultural, es visible en Oscar Pineda su trato con la ciencia-ficción y el tema histórico en su faz militar. Sin embargo, sus mejores textos se salen de esos marcos para situarse en otros campos o en otros quicios, de mayor libertad imaginativa. La atmósfera fantástica que el autor da a sus relatos se realiza con mayor intensidad en éstos que en los otros más enfáticamente imaginarios. Es posible que ésta sea la modalidad narrativa que este autor desarrollará en el futuro. La narrativa de nuestro país puede esperar de Oscar Pineda muy buenos textos breves, cuentos importantes, de acuerdo con las capacidades y el talento que en este libro comienza a exhibir y a desarrollarlos.

FRANCISCO PÉREZ-MARICEVICH

 


 

 

ÍNDICE

Presentación / Dedicatoria

I. Capo Maffia

II. Guerra

III. Mosquiteada

IV Noche de Mayo Gentil

V Oficial y Maestro

VI. Rara tarde

VII. Amaniyá

VIII. Hechizo de Piano

IX. JAM

X. El Encuentro Inesperado

XI. Pisístrato el Risueño

XII. Juan Vicente

XIII. Némesis

XIV Elucubraciones

XV Los Idus de Marzo

 


 

 

VI – RARA TARDE

 

Eran como las cinco de la tarde. Aníbal se encontraba una vez más en el baño de su oficina del cuarto piso del edificio. Como tenía una digestión lenta, casi siempre era a esa hora que tenía que pasar a hacer sus necesidades. Maldito ruido - pensó - Alguna vez se tendría que arreglar las cañerías de este vetusto edificio para que no siga perdiendo liquido y también para que no haga ese ruido enloquecedor de agua que se derrama, como de cisterna que nunca termina de llenarse y que ciertas personas, algo idas creen que es relajante. De pronto, justo cuando estaba maldiciendo al chorreo del agua, esta paró y se hizo el silencio absoluto. ¡Genial! - pensó - ahora hasta me quedé sin agua, tendré que subirla con el balde de la limpiadora, desde la canilla de la planta baja que es el único lugar donde siempre hay. Estaba en estas cavilaciones y maldiciones cuando notó que no había ningún ruido, de ninguna clase. No sólo se había ido el que producía el agua, sino también todos los demás sonidos. Se limpio y lentamente abrió la puerta. En la oficina contigua donde siempre estaban dos personas no había nadie. ¿Dónde se habrán ido? - se preguntó - Salió al pasillo y tampoco vio el movimiento de rutina. ¿Será que hay alguna reunión y no me avisaron?. Fue hasta la secretaría que era la oficina que estaba al lado del ascensor y de las escaleras. La puerta estaba abierta pero allí no estaba nadie. La radio que siempre sonaba con sonido estridente la última música de moda estaba completamente muda. Los papeles se encontraban en su lugar pero no había nadie. Recorrió entonces las otras oficinas y tampoco encontró a nadie. Fue hasta la sala de reuniones donde pensó se estaba realizando alguna asamblea o algo así y estaba vacía, con las sillas militarmente ordenadas alrededor de la enorme mesa. ¿Pero dónde estarán? ¿Será que hubo alguna alerta de incendio?. No, los censores de incendio no se habían disparado y no habían lanzado agua. Bueno agua no había pero una sirena si estaría llamando la atención a todos. Decidió entonces ver si es que no habían ido los 53 funcionarios de su piso a una reunión o alguna otra cosa en otro piso. Llegó a las escaleras, pero se decidió usar el ascensor, que no andaba. ¡Genial! Se dijo una vez más - el ascensor no anda como es común la mayor parte de los días del año. Usó la escalera, primero subió un piso y luego de hacer una minuciosa revisión no encontró a nadie. Luego bajó dos pisos: tampoco encontró a nadie. Comprobó si es que las oficinas estaban cerradas con llave y se encontró con que todas estaban sin ellas. Que las luces estaban encendidas, al igual que las computadoras. Al pasar por una de las ventanas que daba a la calle, no vio ningún movimiento. Pensó que seguramente el semáforo de dos cuadras más abajo había frenado el tránsito esos segundos en que su mirada se fijó en la calle. Revisando las oficinas llegó hasta la planta baja donde esperaba encontrar al controlador de entradas y salidas de la oficina de personal pero se encontró que si bien el puesto estaba abierto, no estaba nadie. Otra idea que se le pasó por la cabeza era el que probablemente se hubiera recibido una amenaza de bomba, lo que en los últimos tiempos era tan común en algunos personajes que querían alborotar el gallinero, y todos habrían salido a la disparada, olvidándose de él en el baño. Bueno, estoy a pocos pasos de la vereda, seguramente allí veré a mis compañeros y a la policía ocupando un perímetro de seguridad, pensó. Dio tanto pábulo a esta idea que realmente se lo creyó y pensó que tenía que apurarse porque no siempre se sabe si es cierto o no lo es lo de la amenaza de bomba. Salió a la calle corriendo y allí se quedó con el alma en la mano. Salió mirando hacia el centro mismo de la ciudad y no vio a nadie. Ni siquiera los vehículos se movían. Miró en la otra dirección y sucedía lo mismo. ¿Qué diablos sucede? - se preguntó. Corrió hasta la esquina, por donde siempre hay mucho tráfico porque era la parada de una treintena de líneas de transporte público. Llegó hasta allí y tampoco vio a nadie. Empezó a correr hacia el centro de la ciudad donde se concentraba un bullicio tremendo a esa hora porque muchos salían de sus oficinas e iban a recorrer las tiendas y a tomar una gaseosa en los numerosos bares de la zona. Corrió unos trescientos metros y nada, nada de nada. Miró hacia todos lados: se fijó en las tiendas y todas estaban abiertas. El sol todavía estaba bastante alto en el horizonte y una suave brisa refrescaba la tarde. Pero ¿qué es lo que pasa? ¿Dónde se fue todo el mundo? ¿Será que hubo una alerta nuclear y la ciudad fue abandonada? Pero, ¿cómo fue la alerta que yo ni me enteré? . Empezó a gritar ¡hola! ¿Dónde están todos? ¿Qué pasa aquí? Hola! No me dejen solo!. Hola! Hola HOLA!!!

Pop, pop, pop. Escuchó. ¿Qué será eso? ¿De dónde viene?. Un sonido como de golpes de madera. Seco, fuerte, seguro.

Pop, pop, pop, de nuevo. ¿Qué me pasa? Me siento como mareado. ¿Será una guerra biológica? ¿Qué es ese mal olor que está por todas partes?

Pop, pop, pop, más fuerte. De pronto una voz:

Aníbal, ¡despertate! La jefa te está buscando. Si no salís del baño ahora mismo se va a enterar que te quedaste de vuelta dormido allí adentro en horas de oficina...

 

 

 

Para compra del libro debe contactar:

Editorial Servilibro.

25 de Mayo Esq. México Telefax: (595-21) 444 770

E-mail: servilibro@gmail.com

www.servilibro.com.py  

Plaza Uruguaya - Asunción - Paraguay

 

 

Enlace al espacio de la EDITORIAL SERVILIBRO

en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 
 
 
 
 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)


 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
EDITORIAL
EDITORIAL SERVILIBRO
FONDO
FONDO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES (FONDEC)
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PARAGUAYA (POEMARIOS, NOVELAS, CUENTOS, TEATRO y ENSAYOS)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
LITERATURA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMÚSICA PARAGUAYAMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA
MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYIDIOMA GUARANIMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011HISTORIA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANILA GUERRA DEL CHACOCASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA