PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
  Menu / Secciones
Historia Política
Enlace a obras en Portalguarani
Datos Importantes
  Algunas obras en exposición
AGROTECNOLOGÍA Revista - AÑO 3 - NÚMERO 33 - DICIEMBRE 2013 - PARAGUAY
AGROTECNOLOGÍA Revista - AÑO 4 - NÚMERO 34 - ENERO 2014 - PARAGUAY
AGROTECNOLOGÍA Revista - AÑO 4 - NÚMERO 35 - FEBRERO 2014 - PARAGUAY
ARTESANÍA INDÍGENA - Ensayo de BRANISLAVA SUSNIK - Tapa de ROBERTO GOIRIZ)
DESDE EL INFIERNO, 1982 - JOSÉ DE LA CRUZ AYALA - Obra de tapa: TEOREMA II de CARLOS COLOMBINO
DIVERSIDAD, INTERCULTURALIDAD Y EDUCACION EN EL BRASIL Y PARAGUAY - Por JOSÉ MARIA RODRIGUES - Tapa OSVALDO CAMPERCHIOLI
LA PAZ DEL CHACO, 1956 - Por General RAIMUNDO ROLÓN
LA ECONOMÍA COLONIAL (Autor: JUAN BAUTISTA RIVAROLA PAOLI)
« Volver
Historia Política

1883-1885 - Las Leyes de las Ventas de las Tierras Públicas
08/06/2010


1883-1885 - LAS VENTAS DE LAS TIERRAS PÚBLICAS

Por VÍCTOR JACINTO FLECHA

 

Las Leyes de las Ventas de las Tierras Públicas, 1883/1885, posibilitaron el cambio más radical de la tenencia de la tierra en toda la historia paraguaya, por lo que consideramos un Hito del Bicentenario.

Miles de campesinos fueron despojados de las tierras en que estaban sus hogares y sus cultivos. Pueblos enteros quedaron en propiedad privada. Es que el sistema de tenencia que venía de la época de la Independencia, de los gobiernos de José Gaspar Rodríguez de Francia y de los López no necesita título de propiedad para utilizar las tierras del Estado.

Entre los años 1883 y 1885 se sancionarán tres leyes de ventas de tierras y yerbales públicos que modificará abruptamente el sistema de tenencia de tierras en el Paraguay, pasando de tierras ocupadas por pequeños productores (chacreros) y la explotación de los yerbales en manos de  los municipios, establecido en la reglamentación del 23 de diciembre de 1874, que concedían permisos para su explotación en manos de arrendatarios, quedando éstos, con la nueva Ley, sin ningún resguardo legal para la explotación de la yerba, por un lado y por el otro, con estas leyes se permitió la constitución de grandes latifundios que darían orígenes a las empresas enclaves, en manos de capitalistas extranjeros y grandes establecimientos ganaderos.

Ante la catastrófica situación económica del Estado y aprovechando que la Argentina tenía buenos resultados con las venta de sus tierras y pudiendo competir en precios, el 2 de octubre de 1883, el gobierno del Paraguay sancionó y promulgó una Ley de Ventas de la Tierras Públicas, que autorizaba "vender las tierras públicas por valor de ciento cincuenta mil pesos fuertes en bonos de tesorería o en moneda metálica de curso legal", que aún cuando daba preferencia a los arrendatarios u ocupantes, solo lo era por seis meses y luego liberarla para cualquier comprador. El 28 de mayo de 1885 el Congreso sancionó una nueva Ley que autorizaba al Poder Ejecutivo a "enajenar los yerbatales pertenecientes al Estado" que suponía una de las mayores riquezas del Estado paraguayo. El 16 de julio de 1885 nuevamente a través de una Ley, ya autorizaba no parte sino la enajenación de todas las tierras públicas. La Ley de la Venta de las Tierras Públicas de 1883 y las posteriores de 1885 y 1886 postulaban un cambio radical de la perspectiva del desarrollo del país.

El Estado acosado por sus acreedores al fin de la Guerra de la Triple Alianza (1864-1870), puso en subasta los edificios públicos, el ferrocarril y otras riquezas nacionales pero había respetado la venta masiva de las tierras públicas. En la década de 1880, la profundización de la política liquidadora del patrimonio nacional halló su consumación legal entre 1883 y 1885, cuando el gobierno puso en venta casi todo el territorio del Estado. Ya entonces, las primeras concesiones de la década del `70, a políticos del primer anillo del poder, como la que se hizo a Patricio Escobar, virtual dueño de los yerbales naturales en el Alto Paraná y que luego ocuparía la presidencia de la República, comenzaban a transformarse en inmensos latifundios orientados a la exportación. La masiva enajenación de bienes públicos iniciada ahora con esta Ley buscaba alimentar las finanzas de un Estado acosado por sus acreedores.

La inmensa disponibilidad de tierras no sólo se explica por el enorme fondo de terrenos fiscales -las Estancias de la Patria; bienes nacionalizados a la familia López; vastas extensiones despobladas- heredado del antiguo régimen, sino por el hecho de que hasta ese momento en Paraguay casi nadie poseía título de propiedad de los fundos que ocupaban; el tradicional respeto de los derechos de posesión por el Estado no los hacía necesarios. En la nueva situación lo único que se reconocía, de acuerdo a las leyes que reglamentaban las ventas de las tierras públicas y yerbales, a una parte de las familias campesinas, era un ilusorio derecho preferencial para adquirir los terrenos que ocupaban, en el caso de que pagaran el costoso arrendamiento exigido por el fisco. Irónicamente, algunos argumentaban si no era mejor que los nuevos propietarios se hicieran cargo de ellos a fin de librar a los empobrecidos campesinos de las pesadas cargas impositivas. Y eso fue precisamente lo que sucedió. Por su parte, los terratenientes advenedizos no exigieron el pago en dinero de la renta sino en trabajo y especies. Igualmente, la persistencia del latifundio por extender sus tentáculos alrededor de los pueblos obedecía al propósito de asegurarse mano de obra en aquel desolado país de "hombres sin tierra y de tierras sin hombres".

La Ley de la Venta de las Tierras Públicas de 1883 y las posteriores de 1885 y 1886 postulaban un cambio radical de la perspectiva del desarrollo del país. En la década de 1870, el Estado priorizaba el desarrollo agrícola en base de la cesión gratuita de tierra y fundos a agricultores, e impulsaba, en esas mismas condiciones, la inmigración de agricultores europeos. José Segundo Decoud, uno de los fundadores del Partido Colorado, propugnaba en 1877, el desarrollo basado en la producción de la pequeña producción agropecuaria, inclusive esta propuesta tendría su normativa legal en 1880. Pero tres años después, el mismo Partido Colorado, en la presidencia de Bernardino Caballero, reorientó la política de utilización de las tierras y dictó las leyes que priorizaban la producción ganadera, por lo que los campos cercanos a los pueblos fueron considerados de primera categoría y extrañamente los bosques y los yerbales fueron catalogado de segunda categoría, aún cuando la explotación de la madera y la yerba rendían mejores dividendos comerciales con la exportación.

El Gobierno, con esta Ley de Venta de las Tierras Públicas, quiso aprovechar el aumento de los precios de la tierra en la Argentina, poniendo en venta las tierras paraguayas, para atraer capitales extranjeros, a precios mucho más bajos que el vecino país. En esas circunstancias, comisionistas del capitalismo extranjero visitaron el país y adquirieron tierras con praderas para la ganadería y con bosques para la explotación forestal y exportación de maderas. La influencia del capitalismo extranjero y de los intereses de la clase alta criolla es manifiesta en las disposiciones principales de esta Ley. El corto y perentorio plazo de seis meses acordado a los arrendatarios y ocupantes de las tierras fiscales (todos o casi todos paraguayos) para adquirir las tierras ocupadas; el repentino y brusco aumento del precio del arrendamiento al estado de los campos que, de sesenta y cincuenta pesos anuales por legua para los campos de 1ra y 2da clase, fijado en la Ley de 1880, subida a doscientos cincuenta pesos.

El mayor precio fijado a las tierras de labor, sin acordar precios para el pago de los lotes agrícolas, y el precio inferior que se atribuía a las tierras de la zona forestal de la república, indican que los gobernantes olvidaron los intereses de los habitantes del país al ordenar esta vez la venta de las tierras públicas. Los pequeños arrendatarios de praderas y bosques, y los pobladores de las tierras fiscales, no estaban en efecto en condiciones financieras para ajustarse a las inesperadas condiciones de venta dictadas en la nueva ley. No podían pagar las tierras en el corto plazo fijado, ni abonar subidos arrendamientos.

La venta masiva de las tierras públicas y los yerbales, 1883, 1885, 1886, mejoró en algo la endémica situación financiera del Estado, pero al mismo tiempo finiquitó con el proyecto anterior del estado, basado esencialmente sobre un desarrollo campesino de pequeños propietarios. Para ello, se había iniciado desde la década anterior una política migratoria de ciudadanos europeos. La misma tuvo un profundo fracaso, en un primer momento, para luego tener cierto repunte a fines de la década de los `80. Ahora, con la nueva política, en cambio, dejó sin tierras a la inmensa mayoría de la población campesina. Al mismo tiempo, posibilitó ampliamente, por los bajos precios y las condiciones de compra, el ingreso masivo del capital extranjero especulativo y la transformación de la clase Política en clase económica dominante.

Fuente: HITOS DEL BICENTENARIO. Por LINE BAREIRO, MABEL CAUSARANO, MARGARITA DURÁN ESTRAGÓ, VÍCTOR-JACINTO FLECHA, BARTOMEU MELIÁ, GUIDO RODRÍGUEZ ALCALÁ © De esta edición SERVILIBRO. COMITÉ ASESOR, COMISIÓN NACIONAL DEL BICENTENARIO. Editorial Servilibro. Telefax: (595-21) 444 770. Correo electrónico: servilibro@gmail.com , Asunción, Paraguay octubre 2011


Compartir FB


 

IDIOMA GUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011REPUBLICA DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAY
MÚSICA PARAGUAYALITERATURA PARAGUAYALA GUERRA DEL CHACOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA