PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Compilación de Mitos y Leyendas del Paraguay - Bibliografía Recomendada

  KARÃU. ARAMUS GUARAUNA GUARAUNA - Versión: GUSTAVO GONZÁLEZ

KARÃU. ARAMUS GUARAUNA GUARAUNA - Versión: GUSTAVO GONZÁLEZ

KARÃU

ARAMUS GUARAUNA GUARAUNA

Versión: GUSTAVO GONZÁLEZ

 

"Se trata de une leyenda mítica nacida en la edad equívoca en que la nacionalidad surgía de la mestización hispano-guaraní. Al referirse a una persona carente de autenticidad histórica, es leyenda; y decimos "mítica" porque envuelve una interpretación puramente imaginativa do hechos inexplicables racionalmente en su tiempo, tal como el mito tupí-amazónico de "Juruparí' un héroe fabuloso que habría liberado del matriarcado a los suyos, o el mito de Edipo que Sófocles creó inspirándose en una leyenda tebana, y quizás en sus propias tendencias incestuosas".

Dice a este propósito J. Natalicio González. "En el Paraguay, la autoridad residía en manos de la madre. La mujer humilde, hacendosa, casi invisible o fuera de la casa, actuaba con la fuerza silenciosa de una corriente subterránea, ella educaba, gobernaba, esculpía el alma de la prole, y el dulce imperio maternal se hacía sentir sobre el mestizo hasta el extremo de la vida.

Terminaba el siglo XVIII, y los viajeros insisten en alabar las virtudes caseras de las paraguayas, limpias, hacendosas, que pasan sus días cosiendo, o hilando el algodón que produce su suelo".

Es el reino del matriarcado.

"El hombre ha contribuido siempre, hasta la ancianidad, a la defensa de esta marca de la Conquista del Río de la Plata, con su caballo ensillado, con su arcabuz, con su machete, su lazo, sus boleadoras, y, por encima de todo, con su sangre y con su vida.

La mujer suplía las faenas agrícolas, aderezaba las comidas, vestía y alimentaba a los hijos, tal vez a los hijos sin padres conocidos. En esa sociedad matriarcal, la madre era poco menos que una diosa y faltar a las leyes de su encumbramiento era casi un sacrilegio que merecía un castigo ejemplar.

Presumiblemente ese sea el sentido de la leyenda del "Karãu". Doña "Kurusú" (de la Cruz) era el nombre con que conocían en el valle a la hacendosa madre de varios hijos sin padre. Sus vástagos, robustos y laboriosos, crecieron como muchos de la localidad a campo abierto, endurecidos por el sol y el trabajo. Es posible que vieran a la madre sólo cada fin de semana, cuando terminaban las faenas pecuarias; iban al hogar para demandar con el piadoso "tupanói" (juntar las manos), la bendición materna.

Vestidos de limpio, irían después a solazarse en los bailes casi infaltables en el valle. La leyenda no recuerda a los otros hermanos de nuestro personaje, pero sí nos asegura que era un mozo gallardo, longilíneo, de nariz aguileña, de tinte oscuro y de modales gentiles como corresponde a un parrandero y conquistador, como era fama en toda la comarca.

Esa noche bailaba un "chopí  tejiendo y destejiendo la complicada elegante madeja de esta danza tradicional, teniendo pes pareja a una moza agraciada, a quien él cortejaba desde meses. Su orgullo de don Juan no podría ser abatido esa noche. La fiesta estaba en el apogeo.

Abriéndose paso por entre las parejas, un amigo se acercó al galán, y le susurró al oído:

-A tu mamá le dio un ataque y te manda llamar.

Suponiendo que era una treta para alejarlo y quedarse con su pareja, el bailarín respondió amoscado:

-¡Hay tiempo para llorar!

Y continuó bailando con mayor brío que antes. A cada copa de aguardiente, correspondía mayor despliegue de habilidad e ímpetu en el zapateo, intercalando los volteos repentinos y rápidos con balanceos acrobáticos en una sola pierna casi a ras de suelo.

A fe de buen amigo, el que le había dado aviso, creyó que debía importunarlo.

 

Tu mamá se está muriendo.

Ella ya no habla; pero te mandan llamar.

Más displicente que antes, contestó el hijo malnacido:

-¡Que esperen! Hay tiempo para llorar.

Y, sin más, atacó una ágil galopa, como para alejarse de la pesadilla.

Al filo de la noche alta y la madrugada, otro amigo se atrevió a desafiar el malhumor del tozudo parrandero.

-¡Tu mamá ha muerto!

El pobre se puso lívido, y sintió escalofríos que le bajaban hasta los pies. Mudo de horror, abandonó la fiesta, y, a la carrera, rumbeó para su casa. Para acortar iría por el estero, que con las lluvias recientes estaba casi intransitable para peatones. Pero su montado era fuerte y nada lo detendría.

El aguazul lo recibió con miríadas de llantos de ranas y alimañas escondidas entre los juncales. A los primeros pasos, el caballo perdió pie y se hundió hasta la barriga en el barrizal. A cada esfuerzo se hundía más en el atolladero.

El limo oscuro y pestilente salpicaba el arzón, los pellones, al jinete, quien para librarse de la muerte, se zafó del montado y se largó a la ciénaga. Contra la dudosa claridad de la alborada, un ave de tinte pardo oscuro, de flácidas patas y largo pico encorvado, remontó el vuelo emitiendo gritos lastimeros semejantes a lamentos.

¡Karãu! ¡Karãu! ¡Karãu!

La gente asegura que él "Karãu" es el personaje de nuestra historia, pues Dios lo condenó a ser el ave oscura, cuyo grito quejumbroso aviva en todos el recuerdo de un fiestero irresponsable y licencioso, que solloza en los esteros, lamentando el delito de haber antepuesto la pasión rastrera al amor de la madre, el ser más noble creado por su bondad sobre la tierra.

Por eso se escucha el plañido del "Karãu" en las márgenes de las ciénagas, pantanos y lagunas, como si el joven de la leyenda se atribulara todavía por la muerte de la madre, cuando ya no hay tiempo para llorar.

Fuente: MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY. Compilación y selección de FRANCISCO PÉREZ-MARICEVICH. Editorial EL LECTOR - www.ellector.com.py . Tapa: ROBERTO GOIRIZ. Asunción-Paraguay. 1998 (187 páginas)

 

 

 

 

 

 

ESCUCHE EN VIVO / LISTEN ONLINE:


LA LEYENDA DEL KARÁU

 

 

Intérprete:  OSCAR PÉREZ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GALERÍA DE MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

(Hacer click sobre la imagen)

 

 


Compartir FB


Ver otras Obras...


MUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011FILATELIA DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYREPUBLICA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAY
LA GUERRA DEL CHACOCASA DEL LA INDEPENDENCIAMÚSICA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIIDIOMA GUARANIACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA LITERATURA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA