El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio Nosotros TV Online Paraguay Contactos Idioma:
Galería de Artes Visuales
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
  Galería de Literatura y Ciencias
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
Powered by
Seguinos:
Compilación de Mitos y Leyendas del Paraguay - Bibliografía Recomendada

  EL MITO DE LUISÓN - Versión: RAMÓN BOGARÍN

EL MITO DE LUISÓN - Versión: RAMÓN BOGARÍN

EL MITO DE LUISÓN

Versión: RAMÓN BOGARÍN

 

Ocupa un lugar preferente en el panteón guaraní el nombre misterioso de Luisón, una de las tantas creaciones de la brillante fantasía de la raza con pequeña variante bajo la influencia espiritual de los misioneros españoles.

Luisón, engendro del prolífico seno de la Madre Tierra, Yvy, al contacto amoroso con la Noche, Pytum, al cubrirla con su manto tenebroso mientras Febo, Cuarahy, se hunde en las profundidades del Océano insondable del abismo.

Del abrazo de la Noche, elemento masculino, con la Tierra, elemento femenino, surge un ser humano extraordinario con facultad para metamorfosearse a voluntad en un monstruoso "Yaguá hú guazú", enorme perro negro, en la hora silenciosa en que los muertos se levantan de sus tumbas para poblar de espíritus vigilantes el espacio cubierto por las tinieblas.

Luisón, según la fantasía indígena, es el séptimo hijo varón de la mujer guaraní que tiene el don natural de transformarse en un perro negro en la noche tempestuosa, desde las primeras horas hasta el primer canto del gallo, con el fin de dirigirse al cementerio local, confundido con la oscuridad, en busca de un cadáver humano para devorarlo por ser éste el alimento de su predilección. Luisón en su forma humana se caracteriza por su semblante pálido como la flor de algodonero, cabellera desgreñada, uñas fuertes y aceradas, ojos hundidos, cuerpo enjuto y de olor a cadáver.

Cuando el tiempo amenaza lluvia, el cielo se cubre de nubes tempestuosas y la Luna se oculta entre ellas, Luisón, aspecto monstruoso, se pierde en la oscuridad en dirección al cementerio vecino en busca de cadáver fresco para satisfacer su apetito desordenado.

Mientras tanto, todos los perros del vecindario dan aullidos siniestros y aterradores anunciando el viaje de Luisón a la necrópolis. Luisón una vez en la casa de los muertos, busca una sepultura de su agrado, se pone a cavar con sus fuertes garras hasta dar con el cadáver del que se alimenta hasta saciarse.

Luego, merodea por los alrededores de la mansión de los muertos y por último, se coloca en la puerta que la guarda con fidelidad hasta cerca de la medianoche, hora en que vuelve a su aposento cortando la cortina de la noche iluminando los pasos la fosforescencia de sus ojos; al llegar a la proximidad de la habitación da otras tres vueltas por el suelo, y queda metamorfoseado nuevamente en un ser humano.

Cuando un viandante nocturno se encuentra con Luisón en el camino, queda mudo, todo el cuerpo helado y bañado de un sudor frío por efecto de un susto pánico y de un miedo cerval.

Para volver en sí al enfermo se debe poner debajo de la lengua un terroncito de tierra sacada del mismo lugar del suceso o del camino por donde ha viajado, y pronunciar tres veces el nombre de Luisón.

Luisón o Lobisón simboliza el espíritu protector que guarda la puerta de la morada de los muertos mientras permanezca oculta en la sombra tenebrosa para evitar la profanación de las tumbas de la osadía de los mortales, del mismo modo que, Cancerbero guarda la puerta del Infierno griego, y Or la del cielo de los arios.

Un "Yaguarovy" un gran peno de pelaje azul es el guardián del cielo guaraní para mantener la armonía universal hasta el advenimiento del Caos, época en que bajará de la región celeste a la Tierra para tragar a todos los seres humanos hasta consumar el fin del mundo.

Siempre el perro, Yaguá, por analogía es la personificación del espíritu del bien y del mal y el compañero fiel e inseparable de hombres desde los tiempos mitológicos hasta nuestros días.

Luisón no es otra cosa, sino el símbolo del espíritu vigilante de la mansión de los muertos durante el imperio tenebroso de la noche.

Fuente: MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY. Compilación y selección de FRANCISCO PÉREZ-MARICEVICH. Editorial EL LECTOR - www.ellector.com.py . Tapa: ROBERTO GOIRIZ. Asunción-Paraguay. 1998 (187 páginas)

 

 

 

 

GALERÍA DE MITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY

(Hacer click sobre la imagen)

 

 


Compartir FB


Ver otras Obras...


Portal Guarani © 2014
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486, Celular: 0981 564-220 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal Portal Guarani, Ganador Doble del WSA