PortalGuarani.com
Inicio El Portal El Paraguay Contáctos Seguinos: Facebook - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani
RICARDO DE LA VEGA
  CANTO AL MARISCAL FRANCISCO SOLANO LÓPEZ, 2006 - Por RICARDO DE LA VEGA


CANTO AL MARISCAL FRANCISCO SOLANO LÓPEZ, 2006 - Por RICARDO DE LA VEGA

CANTO AL MARISCAL FRANCISCO SOLANO LÓPEZ

Por RICARDO DE LA VEGA

Arandurã Editorial,

Asunción-Paraguay 2006



Ilustraciones de la época de la guerra, tomadas del libro

“Martin T. McMahon, diplomático en el estribor de las armas”,

De Arthur H. Davies



PRÓLOGO


Ricardo de la Vega suele ser poeta de lenguaje singular, al describir las cosas por atajos increíbles, por lo que sus versos adquieren así matices curiosos y llamativos.

El presente manojo de versos presentado con el título de "CANTO AL MARISCAL FRANCISCO SOLANO LÓPEZ", tiene precisamente tales características. El Mariscal, la guerra, surgen como resultados de relámpagos fugaces, como con luces de ensoñación. La contienda que llevó al Paraguay en el siglo XIX a la hecatombe, arruinó su destino y socavó grandemente su porvenir, aparece y desaparece en los versos como instantáneas fotográficas. El poeta logra así crear realmente una atmósfera fantástica.

El autor menciona en especial los acontecimientos de San Fernando, donde se instaló un tribunal de guerra, hubo juicios y ejecuciones. La incipiente e ilusa burguesía -que consideraba fatal la derrota que se avizoraba, pues implicaría la pérdida de sus bienes, creía igualmente que el país permanecería intacto si la guerra allí terminaba- orquestó una conspiración para deshacerse del líder intransigente de la resistencia paraguaya: el Mariscal. La destrucción protagonizada poco después por los invasores tornando al Paraguay en tierra arrasada, echó por tierra la absurdidad de la última ilusión.

Ya nadie ignoraba que la guerra de 1864-70 fue una guerra colonial, solventada por la Banca londinense. Desde comienzos del siglo XIX Inglaterra trató de expandir a cañonazos su influencia en América para beneficio de su creciente producción capitalista. Asedió a ese efecto, en nuestra cercanía, a países rioplatenses como Argentina y Uruguay, sin resultado alguno. Mas en 1825 cambia de táctica y reconoce la independencia de países de América, tras la cual invade con la baratura de sus productos, arruinando la producción artesanal de cada quien.

En 1864, aprovechando la vieja ambición depredadora de esclavócratas del Brasil como de la oligarquía argentina, Inglaterra empuja a la guerra. Era un antiquísimo y nunca apagado anhelo de los tales. Así, el imperio inglés se expandió con la complicidad de absurdos americanos. Ni fue un error diplomático ni un anal cálculo del Paraguay los que originaron la guerra, sino que desde hacía mucho tiempo el plan guerrero venía madurando. La colonización quería ascender río arriba, y esa era la trágica cuestión.

Tras la hecatombe paraguaya todo fue clarísimo: empresas inglesas o escudadas en argentinas, se apoderaron de todas las riquezas del país. Surgieron así inmensos latifundios, como repúblicas pequeñas.

Los países supuestamente vencedores (Brasil, Argentina y Uruguay) quedaron también aprisionados por inmensas deudas de guerra, y pronto Inglaterra instaló en sus territorios: bancos, ferrocarriles, empresas ganaderas, etc. El león británico se dio así el lujo de tragarse cuatro países de una sola vez. Posteriormente, en la década tercera del siglo XX, la dominación inglesa cede ante la norteamericana, haciendo realidad lo de: "América para los norteamericanos", súmmum de la doctrina Monroe.

El poeta adhiere también al poema notaciones actuales, descubriendo así la vigencia de la lucha por la independencia, en lid contra la dominación de bancos, monopolios y empresas transnacionales norteamericanos.

El breve poemario de Ricardo de la Vega tiene el ponderable valor de lo perspicaz y esclarecedor. Por lo demás nos recuerda que g1 Mariscal sigue combatiendo: contra los que invaden el país como contra los antipatriotas de arriba que comprometen su existencia. Y algo más: que VENCEREMOS.

Lambaré, 17 de junio de 2006. 

LUIS MARÍA MARTÍNEZ




UNO



Hoy tus cuñados pretenden nuevamente

estamparte el veneno. Desde lejos, como siempre,

porque acercarse a ti nunca pudieron.

Desde los rincones te maldecían.

Hoy escriben panfletos, poemitas de siete palabras,

reinventan historias, reinventan historias.

Mucho que decir tendrá el obispo por traidor.

La más linda de todas

hablará hasta hoy. Haciendo mohínes

entra y sale de la muerte la más linda de todas.

Tus mejores amigos quieren para sí el mejor licor,

y para ti el veneno.

Todavía el veneno.

No les bastan las montañas de ignominias

con las que te hundieron.

No les basta y dale y dale

al papel que aguanta todo: un panflenóvel más,

un poemita de siete palabras.

Tú sin embargo permaneces desde el primero

de marzo de mil ochocientos setenta, sin abrir la boca.

No pudiendo nunca mirarte a los ojos

hoy escriben sus panflepoems de siete palabras.

Mojados en tinta del enemigo

felices hoy van en pos del buen decir

que les arrime el dinerillo -la beca-

como en aquellos días el vino, el palacete, la sotana...

Pero mira ¡qué cosa!

yo mismo escribo esté poema desde tan lejos.

Pensar que hubiese sido un buen soldado,

un canoero, un zapador con esta misma

cara, siguiéndote.

Porque la Patria desde tan lejos

arrima sus llamaradas, sus hijos muertos.

Y los lenguaraces señalándole el camino

a los invasores tienen tiempo para escribir

sus nóvelespanflepoems de siete palabras.

- Por allí, por allí- susurran al enemigo.

Pero en San Fernando vieron la otra cara de la Patria:

Tiemblan hasta hoy los cuñados y con

el dedo trémolo

repican campaneantes:- ¡No! ¡No! ¡No!

Yo no fui, fue Teté.

"Marche un balazo para el obispo

y uno para cada uno de los cuñados

pues no sobran las balas", dice un fiscal.

Poca cosa no es lo delatado:

El camino que lleva al corazón de Humaitá.

El camino secreto.

Y los cuñados: ¡Por ashi! ¡Por ashi!

al oído del kurepa invasor.

¡Y si hubiesen sabido que al correr de los años

la traición crecería hasta llegar a las calles

para limpiar los parabrisas, vender baratijas,

pedirte dos cien í,

porque ésa en el asfalto es la Patria

y no otra,

se vendían igual?

Seguro que sí.

Aquella tarde

acuclillados en la roja tierra

dibujaron un mapa.

"Este es el río y por entre los esterales

de la margen derecha,

pueden entrar seguros".

Hablan bajito y

el dedo trémulo

transita por entre las migas de pan y las hormigas

señalando Humaitá.

Luego se sientan a esperar

que bebas el veneno.

Por fin el veneno.

Creyéndose merecedores del

Premio Nacional

esperan

temblando que del cielo caiga el reconocimiento

enmascarado en una carta.

La carta llega.

"Mais que nada no mondo agradeço informaçao,

carretas shenas de ouro hay para vocés", escribe Caxias

Tarde habló la justicia;

ya estaba hecho el daño.

No bastará aliento alguno para lavar esa afrenta.

¿Qué otra cosa tenías, Mariscal, que seguir batallando,

sangrando por una herida hasta hoy abierta?

"Que con sus ojos vea caer la muerte", afirman tus

enemigos.

Porque como un soldado más

arremetes contra las bayonetas

embanderado el pecho con la tierra púrpura,

desafiando las balas - ¿bebiéndote el veneno?-,

sí, qué importa, y sin dudar te mandas

la ponzoña; alzas la copa, el viento,

los latidos que te quedan, el humo y te los bebes.

Apuras la cabalgadura que allí está la muerte

y deben cimbrar los cielos.

Hay que vencer al enemigo que nos olvida de nosotros

aquí en el surco que no podemos cultivar.

¿Entendieron los cuñados que en la mentira

se pierden todas las batallas?

Quién sabe.

Yo los veo deambular por los pasillos

besuqueándose con todas las palabras.

Y a ti en el infierno.

La Patria invicta va a tu lado.



ÍNDICE


·         UNO al TRECE

·         Epílogo: PEQUEÑA GLOSA AL “CANTO AL MARISCAL…” de Ricardo de la Vega





Para compra del libro debe contactar:

ARANDURÃ EDITORIAL

www.arandura.pyglobal.com

Asunción - Paraguay

Telefax: 595 - 21 - 214.295

 

 

Enlace al espacio de la ARANDURÃ EDITORIAL

en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 





Bibliotecas Virtuales donde se incluyó el Documento:
ARANDURÃ
ARANDURÃ EDITORIAL
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA P



Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada




Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos

 

 

Portal Guarani © 2024
Todos los derechos reservados, Asunción - Paraguay
Desarollador Ing. Gustavo Lezcano, Contenidos Lic.Rosanna López Vera

Logros y Reconocimientos del Portal
- Declarado de Interés Cultural Nacional
- Declarado de Interés Cultural Municipal
- Doble Ganador del WSA