PortalGuarani.com
Inicio El Portal El Paraguay Contáctos Seguinos: Facebook - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani
LOURDES TALAVERA

  LOURDES TALAVERA: FANTASÍA Y CUARENTENA EN UN LIBRO - Por DELFINA ACOSTA - Domingo, 30 de Agosto de 2020


LOURDES TALAVERA: FANTASÍA Y CUARENTENA EN UN LIBRO - Por DELFINA ACOSTA - Domingo, 30 de Agosto de 2020

LOURDES TALAVERA: FANTASÍA Y CUARENTENA EN UN LIBRO


Por DELFINA ACOSTA

 

Escritora y poeta

delfi24acosta@gmail.com

Lourdes Talavera ha escrito un libro llamado Cuento de cuarentena y otros relatos. En su cuento «El club de las suicidas» logra trazar el perfil exacto de una mujer que es invadida por la melancolía y también por la necesidad angustiosa de dar fin a su existencia. Ella podría ser la escritora inglesa Virginia Woolf o la poetisa argentina Alfonsina Storni; ambas habían decidido quitarse la vida sumergiéndose en las profundas aguas marinas.

La cuerda es el elemento elegido para el suicidio. La psicología de la afectada por las emociones negativas y la autodestrucción está bien delineada en el relato y muestra con claridad cuán vulnerable es una artista a las circunstancias adversas. Surgió, sin embargo, una oportunidad de salvación y la suicida tomó distancia mental y emocional de la idea de poner fin a sus días. Impecable historia, que he leído con sumo interés durante este oscuro tiempo de pandemia.

«Nostalgia» es un relato donde se siente el temor y la tristeza desbordada ante la pérdida de un ser querido. Lourdes Talavera es una profunda conocedora del comportamiento humano y en «Nostalgia» va trazando perfiles de la desolación y la desesperanza que se multiplican en situaciones atípicas. Con sentido práctico reconoce que no hay mejor salida que dar vuelta a la página ante la desaparición física de la persona amada. Cierra este cuento, bien pensado, con estas líneas: «Comprobé que el mundo sigue mientras el tiempo se desvanece cuando muere alguien querido».

En los cuentos de la autora se observan los efectos devastadores del encierro impuesto por la cuarentena, pues van capitulando, van palideciendo las fuerzas físicas y el ánimo en las personas. La realidad es solo una: la muerte. Y esa realidad es inamovible, insustituible; tal realidad está presente en mayor o menor grado en la mente de los diversos personajes salidos de la galera creativa de Lourdes.

«Ana» es un escrito donde triunfa la perseverancia de la protagonista. Muy involucrada con las costumbres culturales de su pueblo, Ana, pese a ser golpeada por las circunstancias y convertida en «esclava» por uno de los cazadores que asesinaron a casi toda la aldea, se recupera. Su mente no fue adiestrada ni domada. Su espíritu permaneció valiente e indomable. Tomó la decisión de regresar a su aldea y buscar las respuestas a sus propias preguntas ligadas a su identidad. Visitó la tumba de sus padres, tomó conciencia de que la aldea necesitaba de sus conocimientos y, firme y decidida, decidió quedarse con los suyos, con quienes se sentía identificada. Ana triunfó sobre el mal, dio un portazo al pasado, se encontró consigo misma y asumió el cargo de directora de la escuela. En este excelente cuento, Lourdes nos enseña que nada ni nadie puede contra la fuerza de voluntad, la determinación bien pensada y las convicciones. Obrar de acuerdo a los dictados de la propia conciencia es lo reivindicado en este texto.

«Fragmentario» registra con profundidad sicológica los efectos de la peste en las personas. Se observa el desarrollo de manías, desórdenes mentales que traen consigo el descuido, el desgano, la melancolía creciente y la apatía. Es tanto el sufrimiento y sus derivaciones. La limpieza, el aseo sistemático toca los límites; irremediablemente la mente empieza a fabular, a concebir ideas oscuras, tristes, cargadas de desesperanza. El abuelo, en este cuento, recuerda los episodios de las trincheras de la Guerra del Chaco. Sus miedos avanzan y con tantos años encima no tiene ya ganas de enfrentar la peste. El mundo de Juan, un muchacho seductor, se ve reducido al miedo. Sabe que no hay escapatoria y cae en el pecado del terror. Explotan los sentimientos más inesperados. La relatora no puede dejar de sentir ternura por Juan. He aquí una descripción del estado en que se encuentra el muchacho: «El cuarto sigue en penumbras, Juan siente que le falta el aire, respira con dificultad, suda y se agita en su sitio. Nos conocimos hace unos años y un día cualquiera nos confinaron a la casa. Pasaron los días y todos parecieron iguales, desaparecieron los feriados y los domingos. La gente fue disuadida de participar en fiestas y funerales. Hubo que encontrarle sentido a los días y organizar la rutina. Nadie sale innecesariamente a la calle».

Es particularmente elogiable el nivel de suspenso y misterio que la escritora da a cada uno de sus cuentos. Pasan por ellos celebridades del ámbito literario a través de la evocación. Evoca a la suicida Alfonsina Storni, partidaria del libre albedrío como Horacio Quiroga. También Virginia Woolf que, apremiada por el miedo a los bombardeos y su propia inestabilidad mental, se arrojó a las aguas del río Ouse. Recuerda a la poeta mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, víctima de la peste.

Este libro no registra solo dolores, desde luego. Registra decisiones valientes de personas que se plantan ante la pandemia y luchan palmo a palmo por su salud. Tiene matices líricos y bastante creatividad. Registra instantes de alta tensión y pasiones disparadas hacia la vida, la gran meta. La imaginación de la autora, su capacidad de análisis, su profundidad en el lenguaje, los giros del destino o del azar que plantea en cada relato convierten el libro en un hallazgo narrativo. Celebro su publicación.

«La bailarina» nos lleva a escenarios inimaginables donde suceden absurdas situaciones. Creo que en esta historia la fantasía de Lourdes Talavera alcanza su máxima elevación. Es imposible no tener en la mente la imagen del enano, la figura de la bailarina y el hombre que completa el espectáculo circense. Hay una explosión de sentimientos y asombros que tocan el límite de la sensibilidad.

Muchos otros cuentos integran el texto, pero me he limitado a hacer una breve pincelada literaria de pocos, por motivos de espacio. Quien lea Cuento de cuarentena y otros relatos disfrutará, indudablemente, de cada página.

Lourdes Talavera (Asunción, 1959) es narradora y ensayista, pediatra, especialista en Salud Pública, doctora en Ciencias de la Educación y actual presidenta de Escritoras Paraguayas Asociadas (EPA). Entre sus libros cabe mencionar Junto a la ventana, Zoológico urbano, Sabor a algarrobo, Sombras sin sosiego, Ajedrez perpetuo, La dama y el tigre, Senderos a ninguna parte, Afinidades furtivas, Relatos enhebrados, Baila y Dinosaurio, tiene cuentos y ensayos publicados en antologías y revistas nacionales e internacionales, y colabora regularmente con comentarios sobre libros y cultura en diarios impresos y digitales.

 

 

CUENTO DE CUARENTENA y otros relatos

(Hacer click sobre la imagen)


 

 

 

 

Fuente: Suplemento Cultural del diario ABC COLOR

Domingo, 30 de Agosto de 2020

Página 4

www.abc.com.py

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

EL IDIOMA GUARANÍ, BIBLIOTECA VIRTUAL en PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 





Bibliotecas Virtuales donde se incluyó el Documento:
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA P






Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos

 

 

Portal Guarani © 2024
Todos los derechos reservados, Asunción - Paraguay
CEO Eduardo Pratt, Desarollador Ing. Gustavo Lezcano, Contenidos Lic.Rosanna López Vera

Logros y Reconocimientos del Portal
- Declarado de Interés Cultural Nacional
- Declarado de Interés Cultural Municipal
- Doble Ganador del WSA