PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
CÉSAR L. CRISTALDO DOMÍNGUEZ


  LAS BATALLAS NAVALES, 2013 (GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA) - Por CÉSAR CRISTALDO DOMÍNGUEZ


LAS BATALLAS NAVALES, 2013 (GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA) - Por CÉSAR CRISTALDO DOMÍNGUEZ

LAS BATALLAS NAVALES (GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA)

Por CÉSAR CRISTALDO DOMÍNGUEZ

Colección 150 AÑOS DE LA GUERRA GRANDE - N° 10

© El Lector (de esta edición)

Director Editorial: Pablo León Burián

Coordinador Editorial: Bernardo Neri Farina

Director de la Colección: Herib Caballero Campos

Diseño y Diagramación: Denis Condoretty

Corrección: Milcíades Gamarra

I.S.B.N.: 978-99953-1-433-0

Asunción – Paraguay

Esta edición consta de 15 mil ejemplares

Noviembre, 2013

(130 páginas)



CONTENIDO

PRÓLOGO

 INTRODUCCIÓN

Capítulo I

Antecedentes de la Marina de Guerra Paraguaya

El nacimiento de la Marina de Guerra paraguaya

La escaramuza naval de Corrientes.

El combate naval de Fecho de Morro

El vapor nacional Tacuarí contra los buques británicos en el Plata

Capítulo II

La Marina de Guerra Paraguaya en 1864

Capítulo III

La Marina de Guerra Aliada

Capítulo IV

Las acciones Previas

El Suceso del Paraguarí en Montevideo 

La captura del Marqués de Olinda

Operación Naval en Paysandú

Capítulo V

La Campaña de Mato Grosso

Inicio de operaciones militares

El Ygurey en la batalla de Coimbra

Primera batalla naval en el río San Lorenzo del Mato Grosso

El accidente en los Arsenales de Dorados

La segunda Batalla Naval del río San Lorenzo del Mato Grosso

Capítulo VI

Campaña de Corrientes

La Marina de Guerra en la ocupación de la Provincia de Corrientes

La captura de los buques 25 de Mayo y Gualeguay

La Marina de Guerra en la ocupación de la ciudad de Corrientes

La escuadra aliada en la batalla de Corrientes

El Pirabebé y el incidente Dottorell

Los sucesos de la cañonera brasileña Mearim

Batalla Naval de Riachuelo

Los héroes de Riachuelo

Versión extranjera de la Batalla de Riachuelo

Combate en el río Uruguay

Combate en Paso de Cuevas

Evacuación de la Provincia de Corrientes

La misión del buque "Pira Guyra" ante el comando aliado

Capítulo VII

La Marina de Guerra en la Campaña de Humaitá

Acción persuasiva del Gualeguay en Corrales

Desembarco en Itatí

Temeraria acción del Gualeguay en las Tres Bocas

Batalla de Los Lanchones

La batalla de "Los Lanchones", según la prensa Argentina

Combate de Itapirú

Los torpedos paraguayos

El sacrificio de los buques en Curupayty

Hundimiento del acorazado brasileño Rio de Janeiro

El Pirabebé en el combate de Villa del Pilar

La flotilla paraguaya en el segundo combate de Villa del Pilar

Batalla naval-combinada de Tajy

Pasaje de Humaitá por los acorazados aliados

 Acción de la Marina de Guerra en el combate en Reducto Cierva

Primer bombardeo naval de Asunción

Primer intento de abordaje de los acorazados aliados

Inmolación del Tacuarí

Hundimiento del Ygurey

Segundo intento de abordaje de los acorazados aliados

La reorganización de la flotilla de Guerra Paraguaya

Capítulo VIII

La Marina de Guerra en la Campaña de Pikysyry

La última misión del Salto del Guaira

Combate de Angostura

El nacimiento de la Infantería de Marina Paraguaya

Segundo bombardeo naval de Asunción

Oficiales de la Marina de Guerra en la

Capitulación de la Guarnición de Angostura

Capítulo IX

La Marina de Guerra en la Campaña de Las Cordilleras

Sacrificio de la flotilla paraguaya en el río Manduvirá

Combate en Paso Garayo. Tercer intento de abordaje de las naves brasileñas

Inmolación de la flotilla paraguaya en el río Yhaguy

Capítulo X

Biografía de los Comandantes de la Marina de Guerra de 1865

Capítulo XI

Fin de la jornada de la Marina de Guerra Paraguaya CONCLUSIÓN

GLOSARIO

FUENTES CONSULTADAS

EL AUTOR



PRÓLOGO

Este libro sobre LAS BATALLAS NAVALES es una obra en la cual se presentan los pormenores de la Marina de Guerra Paraguaya durante la Guerra contra la Triple Alianza, y las acciones de combate en las cuales participaron sus buques y sus hombres.

El doctor César Cristaldo un joven historiador y un pro­fundo conocedor del conflicto que enfrentó al Paraguay con los países integrantes de la Triple Alianza, en este libro vuelca no sólo sus conocimientos historiográficos sino también sus conocimientos navales para de esa forma brindar al público lector un libro que permita comprender el rol que le cupo a la Marina en la defensa paraguaya durante tan nefasta guerra.

El autor describe detalladamente los diversos buques y embarcaciones que conformaban la Flota de Guerra del Pa­raguay y realiza una sinopsis de la organización de la misma antes del conflicto bélico. Posteriormente presenta los datos de las flotas brasileña y argentina de manera a dimensionar las diferencias del poder de fuego entre ambos contendientes.

El libro va describiendo cada uno de las batallas navales desde el Alto Paraguay hasta el río Paraná en que el coraje y arrojo de los marineros paraguayos quedó demostrada en cada acción, enfrentando a una flota de guerra mejor dotada tecnológicamente y con un poder de fuego que superaba ampliamente al de los barcos de guerra paraguayos, la mayoría de ellos con casco de madera y originalmente buques mer­cantes adaptados para el combate.

El autor va destacando el arrojo de los marineros paragua­yos que no se amilanaron hasta el final frente a la poderosa Flota de Guerra brasileña, que actuaba con cautela ante el in­genio de los paraguayos que recurrían a diversos métodos para logar frenar el avance aliado por los ríos paraguayos.

Este libro es el primero de la serie que está dedicado a las principales batallas que se libraron durante la Guerra contra la Triple Alianza, y le agradecemos al autor por el empeño puesto en el mismo.

Noviembre de 2013.

HERIB CABALLERO CAMPOS


 

INTRODUCCIÓN

La guerra que sostuvo el Paraguay contra los países coali­gados en la Triple Alianza fue una contienda en la que tuvo alta influencia estratégica los ríos Paraná y Paraguay. El pro­tagonismo de la marina de guerra paraguaya fue de una su­perlativa importancia, a pesar de la desproporción material que existía entre la flotilla de guerra paraguaya y la escuadra naval de la Triple Alianza. Sin embargo, la Marina de Gue­rra operó sin claudicaciones durante cuatro años ininterrum­pidos entre 1864 y 1868, tanto en batallas y combates como en el transporte de tropas, heridos, convalecientes, bagajes y pertrechos de todo tipo, tanto dentro del territorio paraguayo como más allá de sus fronteras.

En cuanto a la primera batalla naval, en este volumen se considera la del Río San Lorenzo, que se libró el 6 de enero de 1865, donde los vapores nacionales YPORA y el Río APA, al man­do del teniente 1° de marina Andrés Herreros, lograron cap­turar el vapor brasileño Anhambay, luego de un recio combate. Además en el río San Lorenzo dos años más tarde, la marina paraguaya tuvo una segunda batalla con la escuadra brasileña. Posteriormente se combatieron en Barranca de Mercedes y Paso de las Cuevas, donde se dio un singular estilo de combate: la escuadra naval aliada y los Regimientos de Artillería a caballo N° 1 y 2, especialmente el comandado por el entonces sargento mayor, después general José María Bruguez.

La gran batalla naval de Riachuelo marcó para siempre el norte de la guerra, en el aspecto fluvial, debido a que después de la misma, las fuerzas navales de la Triple Alianza comen­zaron a extender su hegemonía en los ríos, hasta llegar a su control total en el mes de noviembre de 1868, cuando desapa­rece prácticamente la Marina de Guerra paraguaya, tras la or­den del Mariscal López hecha al capitán de fragata Romualdo Núñez, último comodoro de la gloriosa Marina de Guerra, de desarmar los buques remanentes de la otrora flotilla de guerra y enviarlos al río Manduvirá, para evitar su captura por los aliados.

Además, quedaron demostradas la creatividad y el valor del marino paraguayo, en los azarosos días de los meses de marzo y abril de 1866, cuando se desarrolló la desigual ba­talla de los Los Lanchones, donde el legendario marino para­guayo teniente 1° de marina José María Fariña a bordo de un precario lanchón, se enfrentó con toda la escuadra brasileña, causándoles serios daños y averías a sus embarcaciones. Tam­bién se mencionan los duelos que tuvieron el Regimiento N° 2 de Artillería a caballo con la escuadra naval aliada.

No se debe soslayar de la memoria histórica a los grandes oficiales navales y los anónimos marinos, que demostraron bravura, abnegación y patriotismo en el puesto de honor, ya sea a bordo o desembarcados, peleando al pie de las trinche­ras, coadyuvando con los camaradas de las otras armas, en la sublime defensa de la heredad nacional. Nombres como Pedro Ignacio Meza, Remigio Cabral, Romualdo Núñez, Do­mingo A. Ortiz, Pedro V. Gill, Aniceto López, Andrés Herre­ros, Ezequiel Robles, Vicente Alcaraz, José María Fariña y otros, quedarán grabados en letras inmarcesibles en la his­toria nacional, para gloria de las generaciones de hoy y del mañana.




CAPÍTULO I

ANTECEDENTES DE LA MARINA DE GUERRA PARAGUAYA

 

EL NACIMIENTO DE LA MARINA DE GUERRA PARAGUAYA

 

Al producirse la independencia del Paraguay el 14 de mayo de 1811, se dio el nacimiento de una nueva nación: El Paraguay; y con él nació la Marina de Guerra Nacional. La prueba se consigna en la "Nota del capitán Pedro Juan Caballero enviado el Gobernador Velasco, donde reclama la entrega de las armas y municiones pertenecientes al Cuartel General, buques de guerra y cañones". Esta nota estaba fecha el 15 de mayo de 1811. Según se infiere de la nota del capitán Pedro Juan Caballero, los buques de guerra pertenecientes a la corona española, pasaron a conformar la novel flotilla de guerra paraguaya.

De acuerdo a las investigaciones del Cap. N DMN (R) Jaime Grau Paolini, el único buque que existía en 1811 era una embarcación arrendada llamada La Vizcaína, a la que posteriormente se la denominó la Lancha Cañonera, debido a que estaba artillada. Posteriormente fueron adquiridas por la Junta Superior Gubernativa en 1811, la Goleta El Carmen, y la sumaca Trinidad. Durante la dictadura temporal francista, se adquirió la balandra Iris, que pasó a formar parte de la incipiente Marina de Guerra del Paraguay, con el fin de custodiar la soberanía nacional.

La Marina de Guerra a inicios del gobierno de don Carlos A. López aún no tenía denominación militar, se seguía utilizando la denominación de la época francista de Buques del Estado o Buques de Guerra. Y la prueba se consigna según una carta fechada el 17 de octubre de 1846 donde el presidente de la República se dirigió a su hijo "el General en Jefe del Ejército Nacional, acampado en el Cerrito”, donde le informa que "hoy bajará de este puerto el Subteniente, ciudadano Tomás Céspedes en una Cañonera del Estado para conducir a esta ciudad el armamento de repuesto en ese Campamento General", probablemente era la cañonera Soberanía del Paraguay. También la carta menciona que "hoy bajará un Lanchón al Pilar, con orden de pasar de allí al puerto del Cerrito", por lo tanto se concluye, que aún no se utilizaba el término Escuadra Nacional.

De acuerdo a los documentos obrantes en el Archivo Nacional de Asunción, la denominación de Escuadra Nacional comenzó a utilizarse dos años más tarde según un documento de fecha 30 de enero de 1848, donde el presidente don Carlos Antonio López envió las "instrucciones al Comandante de la Escuadra Nacional ciudadano capitán de Artillería Manuel Pérez" . Estas instrucciones se referían a las disposiciones que el comandante interino de la Escuadra Nacional tenía que tomar ante la llegada de la escuadrilla entrerriana a la ciudad de Corrientes. En síntesis, el primer comodoro de la Marina de Guerra paraguaya fue el capitán de corbeta (luego de fragata) Pedro Ignacio Meza, quién en el mes de febrero de 1855 puso a raya a toda la flota imperial comandada por el almirante Pedro Ferreira D'Oliveira, quien venía al frente de una expedición punitiva camuflada de diplomática.



LA ESCARAMUZA NAVAL DE CORRIENTES

 

Hacia 1818 ocurrió un hecho no menor en la vida de la novel República del Paraguay, cuando las tropas artiguistas que mandaban en la ciudad de Corrientes cometieron nuevas tropelías contra los comerciantes paraguayos, que sufrieron las confiscaciones de sus embarcaciones, el maltrato de las tripulaciones y el secuestro de sus productos. El Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, dispuso del envío de una flotilla de guerra "que se presentó frente a Corrientes y disparó unos cañonazos con pésima puntería. Replicaron las baterías correntinas sin causar daños a las naves atacantes que se retiraron llevándose aguas arriba un buque, propiedad de un correntino". Este episodio se puede considerar la primera presencia internacional de la flotilla de guerra paraguaya.

 

EL COMBATE NAVAL DE FECHO DE MORRO

 

En el año 1850, los límites entre la República del Paraguay y el Imperio del Brasil eran aún difusos e indefinidos, y este hecho fue utilizado como pretexto por el Imperio brasileño, para extender sus límites fronterizos hacia el oeste. En el mes de mayo de 1850, el presidente paraguayo don Carlos Antonio López fue informado de que tropas brasileñas habían desembarcado en el cerro Pan de Azúcar, arriba de la confluencia del río Apa sobre la costa izquierda del río Paraguay, donde se estaba construyendo fortificaciones.

Después de buscar soluciones diplomáticas con el Imperio del Brasil, el presidente paraguayo, don Carlos Antonio López, ordenó el empleo de las armas, para el desalojo de las fuerzas usurpadoras del territorio paraguayo. Para dicha acción, ordenó al capitán Simón Antonio Villamayor, al mando de una flotilla de guerra y tropas de desembarco, la misión de limpiar la isla de enemigos. Las tropas del capitán Simón Antonio Villamayor, lograron desalojar a los usurpadores de la heredad nacional y mantener la integridad de la soberanía territorial del Paraguay.

 

EL VAPOR NACIONAL TACUARÍ CONTRA LOS BUQUES BRITÁNICOS EN EL PLATA

 

En 1859 la guerra civil en la Argentina era inminente, debido a que la Gobernación de Buenos Aires no reconocía al gobierno de la Confederación Argentina, presidida por el general Justo Urquiza, cuya hegemonía había caído en 1852 con la victoria del general Urquiza en Caseros sobre Rosas. El presidente don Carlos Antonio López se ofreció para mediar el Gobierno paraguayo en la crisis argentina y para ello nombró al general Francisco López Carrillo como ministro mediador ante la Confederación Argentina y el gobierno de Buenos Aires, quien partió acompañado de su séquito partió de Asunción el 27 de setiembre de 1859 con destino a Buenos Aires. El 5 de octubre estaba en Paraná, donde presentó sus credenciales de ministro mediador al general Urquiza. Llegó a Buenos Aires el 12 de octubre del mismo año. Después de más de tres semanas de arduas negociaciones, al fin el ministro mediador paraguayo logró conseguir que ambos bandos en pugna cedieran y el 10 de noviembre suscribieron el Convenio de Paz, que fue celebrado entre ambas partes.

Un hecho que no se puede soslayar fue la agresión que sufrió el ministro mediador paraguayo, el general Francisco Solano López Carrillo, "el día 29 de noviembre de 1859, cuando a bordo del buque Tacuarí, fue víctima de un inaudito atropello por dos buques de guerra de Inglaterra, el "Burzard" y el Grapler, que habían recibido la orden de cazar a nuestro buque. Apenas se movió el Tacuarí de la rada de Buenos Aires, los buques ingleses se dispusieron a acechar al Tacuarí". El general López Carrillo ordenó entonces que toda la tripulación y el personal de la legación que estaba a bordo se aprestaran en posición de batalla. El ministro paraguayo estaba resuelto a sepultarse con el Tacuarí en el fondo del Río de la Plata, antes que consentir una ofensa gratuita a la dignidad paraguaya. A pedido del capitán Mo- rice, comandante del vapor nacional Tacuarí, que era inglés al igual que todos los maquinistas, le manifestó al general López Carrillo, sobre la gravedad para un súbdito británico de tomar parte de un combate contra naves que llevaban el pabellón de su país. Este comprendió el caso y ordenó que el Tacuarí regrese al puerto de Buenos Aires. El general López Carrillo denunció el atropello ante el gobierno de Buenos Aires y posteriormente hizo el viaje por tierra hasta la ciudad de Paraná, donde abordó el buque paraguayo Jejui con destino a Asunción.


 

CAPÍTULO II

LA MARINA DE GUERRA PARAGUAYA EN 1864

 

De acuerdo a las informaciones de la época, las embarcaciones que formaban parte inicialmente de la Marina Mercante, y que fueron artilladas y condicionadas para engrosar la Flotilla de Guerra del Paraguay durante la Guerra contra la Triple Alianza fueron: * El TacuarÍ: Este vapor se constituyó en el buque insignia de la Marina de Guerra paraguaya desde su adquisición por el Estado paraguayo en 1854, por 29.850 libras esterlinas. Este buque fue construido en Londres en los astilleros de los hermanos Juan y Alfredo Blyth, y sus características eran: "448 toneladas y un quebrado con una fuerza: 16 millas por hora". Estaba armado con dos cañones de 60, dos de 32 y dos de 8.

*        El Río Negro: Antiguamente esta embarcación se denominaba “Unión", y fue adquirida por el Gobierno paraguayo

"en Buenos Aires el 30 de mayo de 1855 de Don José Francisco de Acevedo Quintao", era de 82 toneladas con fuerza de 6 a 7 millas por hora.

*        El Río Blanco: El buque de ultramar por excelencia, era una embarcación construida en 1854 y fue adquirida por el Gobierno paraguayo en el mes de octubre de 1855 del señor Lobelly Seicnag. El Río Blanco era antiguamente el vapor

Aquitaine y tenía una capacidad de 590 toneladas y 4/5, con una fuerza de 10 a 11 millas por hora. El Río Blanco encalló en los Arsenales de Asunción el 26 de setiembre de 1865 y fue imposible hacerlo reflotar, debido a su alto calado, pues era un buque de ultramar, razón por la cual fue muy pocas veces utilizado durante la guerra.

*        El Ypora: La primera embarcación construida en los arsenales paraguayos. Fue la primera obra de técnicos nacionales, dirigidos por el constructor inglés, Mr. Thomas N. Smith y tenía una capacidad de 226 toneladas con fuerza de 70 caballos. Fue botado el 2 de julio de 1857 y durante ese mismo año realizó tres viajes a Buenos Aires.

*        El Salto de Guaira: Fue la segunda embarcación construida en los arsenales paraguayos y tenía una capacidad de 244 toneladas con fuerza de 70 caballos. Fue botado el 17 de julio de 1857. El Salto de Guaira tuvo como madrina a doña Rafaela López, hija del Presidente de la República.

*        El Correo: Era la tercera embarcación construida en los arsenales paraguayos y tenía una capacidad de 31 toneladas con fuerza de 12 caballos y fue equipado con comodidades para Yate Presidencial. Fue botado también el 17 de julio de 1857. El Correo tuvo como padrinos al mayor José Vallovera y doña Justina Echagüe.

*        El Río Apa: Otra embarcación construida en los arsenales nacionales; fue botado el 4 de noviembre de 1858 y sus padrinos fueron el coronel Vicente Barrios, comandante de la Guarnición de la Capital y señora D. Inocencia López, hija del presidente Carlos A. López.

*        El Paraná: Barco mixto construido en Inglaterra, adquirido del súbdito británico Mr. John Thompson en abril de 1859; de 89 toneladas de desplazamiento neto, casco de madera movido a hélice. Primero sirvió como buque de carga y posteriormente fue acondicionado para el transporte de pasajeros entre Asunción y Buenos Aires.

*        El Ygurey: También construido y botado en los arsenales de Asunción, con 250 toneladas y tuvo como madrina a doña Escolástica Ramos de Gilí, esposa de don Andrés Gilí. Esta vapor sucumbió en un combate desigual en frente a la des-embocadura del Riacho Guaicurú, el mismo día 23 de marzo de 1868, en que el Tacuarí se inmoló en la aguas del riacho Guaicurú.

*        El Jejui: Asimismo, construido y botado en los arsenales de Asunción, con 250 toneladas y tuvo como madrina a doña Escolástica Ramos de Gilí, esposa de don Andrés Gilí.

*        El Olimpo: fue adquirido por el Gobierno nacional en Buenos Aires en 1860. Antiguamente se denominaba La Argentina.

*        El Paraguarí: Una de las últimas obras del gobierno de don Carlos A. López fue comprado en Londres en 1862. Era un buque de pasajeros y el más lujoso de la marina paraguaya. Contaba con 28 camarotes cerrados, reuniendo todo el confort de los paquetes europeos y pudiendo admitir holgadamente hasta 150 pasajeros. Desarrollaba una velocidad de 12 a 13 millas por hora y tenía un registro de 300 toneladas.

*        El Mbotetey: Buque mercante adquirido por el gobierno del mariscal Francisco Solano López el 21 de marzo de 1865. Antiguamente denominado Vesubio y tenía 137 toneladas de desplazamiento.

*        El Yberá: Buque adquirido por el gobierno del Mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional el 28 de abril de 1865. Su nombre antiguo era el Cavour, de 200 toneladas.

*        El Pirabebé: Buque adquirido por el gobierno del mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional el 28 de abril de 1865. Su designación anterior era el Ranger y tenía un desplazamiento de 120 toneladas.

*        El Salto Oriental: Embarcación de bandera argentina perteneciente al comerciante argentino Anascaris Lanus, que fue adquirido por el gobierno del mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional el 29 de abril de

1865conservando su antiguo nombre.

*        El Pira Guyra: Buque de bandera inglesa con denominación original Flyng Fish, que llegó al Paraguay bajo el mando del capitán John V. Hogren, que fue adquirido por el gobierno del Mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional a mediados de 1865.

*        El Marqués de Olinda: Buque brasileño capturado al inicio de las hostilidades contra la Triple Alianza, pasando a formar parte de la flotilla de guerra. Sucumbió en la batalla naval del Riachuelo.

*        El Gualeguay: Buque argentino construido en los arsenales escoceses, donde fue botado en 1861. Fue capturado en el puerto de la ciudad de Corrientes, pasando a formar parte de la flotilla de guerra. Se inmoló en el riacho Tobatí en 1866. Fue reflotado por los marinos brasileños y devuelto al Gobierno argentino, que nada hizo por recuperarlo.

*        El 25 de Mayo: Buque argentino construido en Inglaterra, botado en 1855. Fue capturado en el puerto de la ciudad de Corrientes, pasando a formar parte de la flotilla de guerra. A principios de 1869, la escuadra naval brasileña lo rescató, devolviéndolo más tarde al Gobierno argentino.

*        El Amambay: Buque de bandera brasileña capturado en la campaña de Mato Grosso, e incorporado a la Marina de

Guerra paraguaya. Formó parte de los restos de la Marina de Guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        Las embarcaciones menores de la marina de guerra eran las siguientes chatas: HUMAITÁ, CERRO LEÓN, ANGÉLICA, PAN DE AZÚCAR, COÍMBRA, ITAPIRÚ INDEPENDENCIA SAN GERÓNIMO y patachos: ROSARIO, GENERAL LÓPEZ, JACOBINA, AQUIDABÁN.



 

ATAQUE DE LA ESCUADRA BRASILEÑA A LAS BATERÍAS DE CURUPAYTÍ

EL DÍA 22 DE SEPTIEMBRE DE 1866 (DETALLE)

Óleo sobre tela de CANDIDO LÓPEZ

50x 149.5 cm. (Año 1901). Colección Museo Nacional de Bellas Artes- República Argentina


 

 

 

CAPÍTULO VIII

LA MARINA DE GUERRA EN LA CAMPAÑA DE PIKYSYRY

 

LA ÚLTIMA MISIÓN DEL SALTO DEL GUAIRÁ

 

El 27 de octubre de 1868, el marisca] Francisco Solano López dispuso la remisión a Caraguatay por los vapores nacionales, de todos los objetos de valor que aún restaban en sunción y en la capital provisoria Luque, aprovechando la creciente del río Manduvirá. Para dicho efecto la flotilla paraguaya debía remontarlo hasta la Capilla Duarte, actual ciudad de Arroyos y Esteros, y desde allí debían ser transportados dichos efectos hasta Caraguatay; y el Salto del Guaira fue el elegido. A continuación se transcribe parte de las instrucciones que el mariscal López envió al coronel Luis Caminos, ministro de Guerra y Marina, lo siguiente: "Quiero que el "Guairá" cargue allí todo lo que sea conveniente y arribe a la capilla de Duarte para de allí pasarse la carga a Caraguatay Esta carga será de los objetos que de algún valor haya todavía allí y según la abundancia pueda llamar otros buques al mismo servicio'’.

 

COMBATE DE ANGOSTURA

 

Este hecho de armas sucedió el 26 de noviembre de 1868, entre la guarnición paraguaya de Angostura y una división de la escuadra naval imperial. La guarnición de Angostura estaba bajo el comando del coronel George Thompson, quien en sus memorias transcribió este hecho diciendo que "el 22 de noviembre, a las 2 de la mañana el (acorazado) Brasil pasó aguas abajo y volvió el 26 con otros dos encorazados, llevando a estribor una lancha a vapor y un pontón cargado de provisiones. Esta el Brazil quedó muy mal parado, pues recibió 31 balas, de las cuales 5 fueron de 150, su jefe y el piloto, tres oficiales y algunos hombres de la tripulación fueron muertos”. De la versión brasileña de aquel combate se extrae lo siguiente: "subieron el río, pasando por la batería de Angostura, los acorazados Brazil, Cabrai y los monitores Piahuy y Santa Catalina. El Brasil recibió 31 tiros y tiene diferentes averías. Murió el práctico Passos, y esta herido, un poco gravemente, el comandante Salgado. El Piahuy tuvo al práctico levemente herido y averías poco importantes. La chata, el vapor Triunfo y la lanchita llegaron sin novedad. El (acorazado) Cabrai tuvo un herido leve y quedó muy deteriorado".

 

EL NACIMIENTO DE LA INFANTERÍA DE MARINA PARAGUAYA

 

En el mes de noviembre de 1868, los buques que formaban el remanente de la otrora flotilla de guerra paraguaya, fueron desarmados. Según las memorias del coronel Juan Crisòstomo Centurión "el encargado de esta operación fue el capitán Romualdo Núñez, quien organizó un batallón con sus tripulantes montando en cureñas portátiles los cañones desembarcados". El novel batallón formó parte de la guarnición de la capital, juntamente con el batallón de Maestranzas y el batallón de infantería N° 47, comandado por el sargento mayor Bernardo Franco. La prueba de la conformación* de un Batallón de Marina, se encuentra en las memorias (Tomo III p. 236) del coronel Juan Crisóstomo Centurión, que escribió el 26 de diciembre de 1868, en el sexto día de la batalla de Ita Yvaté que, "El Mariscal, juzgando que no tardaría en efectuarlo, mandó llamar a la guarnición de la Capital y un batallón de marina con orden de presentarse a Lomas Valentinas en la noche de 26; pero desgraciadamente dicha fuerza no apareció aquel día". Este hecho es confirmado por el capitán de Corbeta Romualdo Núñez, comandante de aquel batallón, quién mencionó el mismo suceso en sus memorias. Según la obra Hace 100 Años del Dr. Efraím Cardozo la orden de desarme de los vapores nacionales y la formación de un batallón de marineros fue dada el 28 de noviembre de 1868.

 

SEGUNDO BOMBARDEO NAVAL DE ASUNCIÓN

 

El 29 de noviembre de 1868, por segunda vez desde el inicio de las hostilidades con la Triple Alianza, la capital paraguaya fue bombardeada por la escuadra imperial integrada por los acorazados Bahía y Tamandaré, los monitores ALA- goas y Río Grande, que por falta de decisión de su comandante, no se animaron a realizar la operación de desembarco, teniendo en cuenta que Asunción se hallaba casi indefensa. La artillería de la flota brasileña apuntó sobre los edificios públicos y el palacio en construcción del mariscal López, causando destrozos en dichas estructuras.

El único buque de guerra paraguayo que fondeaba en la bahía de Asunción era el Pirabebé, los demás habían partido con dirección al río Manduvirá. Teniendo en cuenta su total indefensión, el Pirabebé, tuvo que realizar una maniobra evasiva, debido a que estaba desarmado y no podía enfrentarse a los navíos brasileños.

 

OFICIALES DE LA MARINA DE GUERRA EN LA CAPITULACIÓN

DE LA GUARNICIÓN DE ANGOSTURA

 

El día 30 de diciembre el 1868, capituló la guarnición do Angostura, debido a la cobardía de su jefe el coronel George Thompson; quien después de negociar con los comandantes aliados, consintió en la entrega de toda la fuerza y los pertrechos que estaban a su cargo. José Pantaleón Urdapilleta y José María Fariña eran tenientes Io de marina y sobre ambos la historia recogió los siguientes hechos. Sobre el teniente Urdapilleta, la historia recogió el hecho de haber arriado la bandera paraguaya y envolvió con ella una bala de cañón, para arrojarla al río minutos antes de la rendición. El teniente Io de marina José María Fariña consignó por escrito su protesta al coronel George Thompson, en el siguiente tenor: "Señor comandante: A mi modo de ver, la entrega jamás puede ser honrosa, como decía, sino bochornosa; porque el deponer las armas en una guerra internacional es rendir homenaje al enemigo, y por consiguiente, constituye una cobardía. El honor está en morir o vencer peleando”. Tal era la determinación y el patriotismo de los dos oficiales de la marina paraguaya, que no admitían la capitulación y preferían cumplir con el lema sagrado del ejército paraguayo: "Vencer o Morir".

El coronel Juan Crisòstomo Centurión escribió la siguiente crítica sobre la conducta de los comandantes Thompson y Carrillo diciendo que, “no debieron haber entregado las armas sin haber salvado el honor de la bandera; es decir, sin haber por lo menos rechazado un asalto. Bajo este concepto, la rendición de Angostura es aún más vergonzosa que la de Uruguayana, que sucumbió al hambre". Con la capitulación de Angostura, cayeron el Batallón N° 37 de infantería al mando del capitán José Orihuela y el Regimiento N° 3 de Artillería a caballo.

 

 

 

 

CAPÍTULO IX

LA MARINA DE GUERRA EN LA CAMPAÑA DE LAS CORDILLERAS

 

LA RETIRADA DE LOS RESTOS DE LA FLOTILLA DE GUERRA AL RÍO MANDUVIRÁ

 

El 28 de noviembre de 1868, una división naval de la flota imperial fondeada frente a Villeta, al mando del barón del Pasaje, recibió la orden de remontar el río Paraguay hasta ponerse a la vista de la capital paraguaya, y bombardearla. Antes de que los barcos brasileños iniciaran su operación, el mariscal López ordenó al comandante de la flotilla de guerra, capitán de corbeta Romualdo Núñez, que desarme todos los buques de guerra, reducir su tripulación al mínimo y enviarlos hasta el arroyo Yhaguy, cerca de Caraguatay. Del resto de la tripulación se conformaría un batallón de infantería.

El 6 de enero de 1869, fueron avistados ocho buques para-guayos, un vapor viejo y el patacho Rosario y fueron seguidos por buques por una división naval brasileña, compuesta por el acorazado Bahía, los cañoneros Ybahy y Mearim y los monitores Alagoas, Ceará, Para, Piahy y Santa Catalina, al mando del barón del Pasaje, con el propósito de perseguir y apoderarse del resto de la flotilla de guerra paraguaya, consistente en unos seis vapores: el Salto del Guairá, el Río Apa, el Pirabebé, el Paraná , el Paraguarí y el Amambay, que para evitar ser alcanzados o capturados, se internaron en el río Manduvirá y para librarse de la persecución, fue hundido el vapor Paraguarí, junto al patacho Rosario en una de las partes más estrechas de la desembocadura del río Manduvirá en el río Yhaguy. Para dar cobertura a los demás buques paraguayos, se optó por hundir el vapor Paraguarí, por ser el de mayor envergadura y representaría un escollo difícil de sortear para los buques y monitores brasileños. De acuerdo a fuentes brasileñas, el comandante de la flotilla paraguaya era el capitán de corbeta Aniceto López, antiguo oficial, oriundo del pueblo de Caapucú.

Es importante mencionar que los buques paraguayos estaban en desigualdad de condiciones, debido a que anteriormente fueron desarmados en los arsenales de Asunción, por lo tanto, no podían presentar batalla ante la poderosa escuadra brasileña, por esa razón, la única alternativa de la flotilla paraguaya era eludir la persecución brasileña.

 

SACRIFICIO DE LA FLOTILLA PARAGUAYA EN EL RÍO MANDUVIRÁ

 

Dando cumplimiento a la orden dada por el mariscal Francisco Solano López el 28 de noviembre de 1868 de enviar todos los barcos de la marina que aún quedaban al río Manduvirá, el comandante de la flotilla de guerra capitán de corbeta Romualdo Núñez y sin pérdida de tiempo se dispuso el envío de esos vapores al lugar mencionado.

Para describir lo sucedido se recurre a los escritos del Cap. N DMN (R) Jaime Grau Paolini quien señala que "desde el km. 30 al km. 40 se encuentran dos buques hundidos: el primer buque es el “Yberá", frente al denominado puerto Tuyá o Tobati Tuyá, denominación de la original ciudad de Tobati que posteriormente se trasladara al lugar actual; y el segundo, el "Mbotetey ",frente a las restinga de Salinares, ubicadas aproximadamente a la altura del km. 35" del río Manduvirá. Estos buques fueron hundidos por su tripulación, a fin de entorpecer la navegación de los monitores brasileños que perseguían a los restos de la flotilla paraguaya.

También fueron hundidos en el trayecto del río Manduvirá, el vapor Paraguarí, el patacho Paraguay, ex Jacobina, aquel patacho que habían capturado las fuerzas navales paraguayas en la campaña de Mato Grosso y "un nuevo casco de madera que estaba en construcción por ser de mayor eslora". Lamentablemente la naturaleza le jugó una mala pasada a los esfuerzos de los marinos paraguayos y se vinieron días de grandes lluvias, que elevaron el nivel del río Manduvirá, y permitieron a los monitores brasileños poder sortear estos escollos, dando alcance a los vapores paraguayos en un lugar conocido como Paso Garayo.

 

COMBATE EN PASO GARAYO.

TERCER INTENTO DE ABORDAJE DE LAS NAVES BRASILEÑAS

 

Este episodio poco mencionado y conocido en la historio-grafía paraguaya sucedió probablemente entre el 29 y 30 de abril de 1869 en un lugar denominado "Paso Garayo", en el río Manduvirá, lugar donde el mariscal López planeó nuevamente apoderarse de los buques brasileños. La operación estaba a cargo del capitán de Fragata Romualdo Núñez, comandante del Batallón de Marina, además del Regimiento de Caballería "Acamoroti", al mando del sargento mayor Blas Montiel. El combate de "Paso Garayo", constituye el bautismo de fuego del Batallón de Marina. Según las memorias del general Francisco I. Resquín "una lluvia fuerte y continuada, y el río creció dejando paso a los acorazados, que sin pérdida de tiempo emprendieron la marcha bajo fuegos que de tierra le hacían nuestra tropa, sin que les causaran daño alguno". Sobre el mismo suceso, el coronel Juan Crisóstomo centurión escribió lo siguiente: "una fuerte y continuada lluvia que cayó hizo crecer el río (Manduvirá) extraordinariamente, permitiendo a los monitores descender sin dificultad, burlándose de los obstáculos que había mandado colocar el capitán Núñez. Las tropas colocadas a la costa del río le hicieron fuego al pasar, pero sin causarles el menor daño".

De acuerdo a las dos versiones citadas, se infiere que las tropas paraguayas apostadas en los márgenes del río Manduvirá corresponden a una dotación completa del batallón de marineros desembarcados, que en esencia constituía un Batallón de Infantería de Marina, que probablemente atacaron con descargas de mosquetería los monitores brasileños, aunque sin causarles daños. Sin embargo, es importante mencionar que el Batallón de Marineros desembarcados hizo un trabajo encomiable para intentar obstruir la navegación del río Manduvirá, arrojando carretas cargadas de piedras en el cauce del río, además de las amarras, cabos, árboles, vigas. Asimismo se lanzaron dos torpedos que no hicieron explosión.

Una vez que los monitores brasileños lograron superar los embarazos, se dispusieron a atacar a las fuerzas paraguayas, realizando un bombardeo hacia las barrancas donde estaban las tropas paraguayas, posteriormente comenzaron a desembarcar las tropas brasileñas que trabaron un combate con las tropas del batallón de marineros desembarcados. Según las fuentes brasileñas "cayeron en su poder dos oficiales, uno de los cuales ayudante del ex-dictador [sic]. El capitán López, que comandaba las defensas del paso fue muerto, y según declararon aquellos prisioneros, más de cien combatientes paraguayos sucumbieron en la acción Los oficiales que cayeron prisioneros fueron: el teniente Io de marina Ángel Fernández, comandante del Amambay, y el alférez de marina Victorino Escato, comandante del Paraná. Esta información sería inexacta, debido a que el historiador paraguayo don Benigno Riquelme García, en su obra El Ejército de la Epopeya tomo I, menciona que el capitán de Corbeta Aniceto López fue "destinado al cuerpo del General Caballero, tuvo el insigne cuan doloroso privilegio de comandar en batalla, en "Acosta Ñu", aquellos impúberes y esqueléticos soldados. Que nos conste, es el único marino que compartiera el honor tan alto. Sobrevivió al cataclismo y fue un eficiente obrero de la reconstrucción".

 

INMOLACIÓN DE LA FLOTILLA PARAGUAYA EN EL RÍO YHAGUY

 

El resto de la flotilla de guerra de marina paraguaya hacía meses que se había refugiado en el arroyo Yhaguy. El 17 de agosto de 1869, las fuerzas brasileñas comandadas por el general Victorino tomaron el pueblo de Caraguatay, y al día siguiente la vanguardia de la división brasileña atacó a los marinos que custodiaban los buques paraguayos, que estaban anclados en un lugar llamado paso del Yhaguy. En vista de que los marinos paraguayos eran atacados por fuerzas muy superiores, y de acuerdo a sus órdenes, prendieron fuego a las embarcaciones nacionales, a fin de evitar su captura por el enemigo, para luego incorporarse a las fuerzas paraguayas acampadas en San Estanislao. Los vapores paraguayos inmolados ese día en el Yhaguy fueron: el Pirabebé, el Río Apa, el Salto del Guairá, el Amambay, el Ypora y el Paraná. Es importante mencionar que los vapores nacionales Ybera, Mbotetey, el patacho Paraguay ex Jacobina fueron hundidos en el río Manduvirá, al igual que el Paraguarí fue hundido en desembocadura del Yhaguy y el Piribebuy; a fin de entorpecer el paso de los monitores brasileños.



 

 

CAPÍTULO XI

FIN DE LA JORNADA DE LA MARINA DE GUERRA PARAGUAYA.

 

Según los datos de la época y de investigaciones recientes, se presenta un resumen sobre el final de los vapores que formaban la escuadra naval paraguaya durante la Guerra contra la Triple Alianza 1864-1870. A continuación se describe el final de ellas:

*        El Tacuarí: Buque insignia de la Marina de Guerra nacional, fue inmolado por sus tripulantes el 23 de marzo de 1868,en el riacho Guaycurú, a fin de evitar su captura por el enemigo.

*        El Río Negro: Según el historiador nacional Juan F. Pérez Acosta, esta embarcación fue "perdido por encalladura", en el banco San Miguel.

*        El Río Blanco: Esta embarcación encalló el 26 de setiembre de 1865 y fue imposible hacerlo re flotar, debido a su alto calado, pues era un buque de ultramar, razón por la cual fue muy pocas veces utilizado. El buque de ultramar por excelencia participó de la campaña de Mato Grosso, pero por su gran calado fue poco utilizado, siendo sacrificado en los arsenales de la Asunción.

*        El Ypora: La primera embarcación construida en los arsenales paraguayos, y fue la primera en entrar en combate, en el Río San Lorenzo, el 6 de enero de 1865, a las órdenes del teniente Io de marina don Andrés Herreros. Formó parte de los restos de la marina de Guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        El Salto de Guaira: Fue la segunda embarcación construida en el arsenal de Asunción. Formó parte de los restos de la Marina de Guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        El Correo: s/datos.

*        El Río Apa: Otra embarcación construida en los arsenales nacionales, Formó parte de los restos de la Marina de Guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        El Ygurey: También construido y botado en los arsenales paraguayos. Sucumbió en un combate desigual en frente a la desembocadura del riacho Guaicurú, el mismo día 23 de marzo de 1868, en que el Tacuarí se inmoló en la aguas del riacho Guaicurú.

*        El Jejuí: Construido y botado en los arsenales de Asunción. Sucumbió en la batalla naval del Riachuelo, el 11 de junio de 1865.

*        El Olimpo: Este vapor nacional fue hundido a principios el 2 de noviembre de 1867 en el combate frente a la fortificación de Tajy.

*        El Paraguarí: Una de las últimas obras del gobierno de Don Carlos A. López, fue la compra en Londres en 1862. Fue sacrificado en el río Manduvirá en 1869, a fin de entorpecer la navegación a los monitores brasileños.

*        El Mbotetey: Buque mercante adquirido por el gobierno del Mariscal Francisco Solano López el 21 de marzo de 1865. Sacrificado en el río Manduvirá, a fin de entorpecer la navegación a los monitores brasileños.

*        El Yberá: Buque adquirido por el gobierno del Mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional el 28 de abril de 1865. Inmolado en el río Manduvirá, a fin de entorpecer la navegación a los monitores brasileños.

*        El Pirabebé: Buque adquirido por el gobierno del Mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional el 28 de abril de 1865. Formó parte de los restos de la Marina de Guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        El Salto Oriental: Embarcación de bandera argentina perteneciente al comerciante argentino Anascaris Lanus, que fue adquirido por el gobierno del Mariscal Francisco Solano López, e incorporado a la escuadra nacional el 29 de abril de 1865 conservando su antiguo nombre. Sucumbió en la batalla naval del Riachuelo, el 11 de junio de 1865.

*        El Paraná: Barco mixto construido en Inglaterra, adquirido del súbdito británico Mr. John Thompson en abril de 1859; de 89 toneladas de desplazamiento neto, casco de madera movido a hélice. Primero sirvió como buque de carga y posteriormente fue acondicionado para el transporte de pasajeros entre Asunción y Buenos Aires. Formó parte de los restos de la Marina de Guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        El Pira Guyra: Buque de bandera inglesa con denominación original "Flyng Fish". Fue hundido en el río Paraguay, frente a las fortificaciones de Curuzú en 1866, a fin de entorpecer la navegación de la escuadra brasileña.

*        El Marqués de Olinda: Buque brasileño capturado al inicio de las hostilidades contra la Triple Alianza, pasando a formar parte de la flotilla de guerra. Sucumbió en la batalla naval del Riachuelo, el 11 de junio de 1865.

*        El Gualeguay: Buque argentino capturado en el puerto de la ciudad de Corrientes, pasando a formar parte de la flotilla de guerra. Se inmoló en el riacho Tobatí en 1866. Fue reflotado por la marina brasileña y devuelta a la Argentina. Fue dado de baja en el servicio en el año 1878.

*        El 25 de Mayo: Buque argentino capturado en el puerto de la ciudad de Corrientes, pasando a formar parte de la flotilla de guerra. Fue hundido por la escuadra brasileña en el combate naval frete a las fortificaciones de Tajy, el 2 de noviembre de 1867. En el mes de enero de 1869 fue reflotado por las fuerzas brasileñas que lo encontraron en pésimas condiciones abandonado en un riacho. Entregado a la Armada Argentina el 15 de marzo de 1869, fue remolcado a Buenos Aires pero tras ser inspeccionado se descartó, considerando que no podía siquiera servir como pontón.

*        El Anhambay: Buque de bandera brasileña capturado en la campaña de Mato Grosso, e incorporado a la Marina de Guerra paraguaya. Formó parte de los restos de la Marina de guerra nacional inmolada en el arroyo Yhaguy el 18 de agosto de 1869.

*        Chata Cerro León: Fue hundida en la Batalla de Los Lanchones, frente a las fortificaciones de Curuzú, en el mes de marzo de 1866.

*        Chata Humaitá: Fue hundida en la Batalla de Los Lanchones, frente a las fortificaciones de Curuzú, en el mes de marzo de 1866.

*        Chata Itapirú: Probablemente fue capturado en la batalla de los Lanchones, frente a las fortificaciones de Curuzú, en el mes de marzo de 1866.

*        Chata Angélica: Fue hundida en la Batalla de Los Lanchones, frente a las fortificaciones de Tajy, en el mes de marzo de 1866

*        Patacho Rosario: Fue hundida junto a] vapor nacional "Pira Guyrá" y el patacho "Aquidabán", frente a las fortificaciones de Curuzú, el 26 de agosto de 1866.

*        Patacho Aquidabán: Fue hundido junto al vapor nacional "Pira Guyrá" y el patacho "Rosario", frente a las fortificaciones de Curuzú, el 26 de agosto de 1866.

*        Patacho Jacobina: Fue hundido por la marina paraguaya en el río Manduvirá en 1869, a fin de entorpecer la navegación de los monitores brasileños.

*        Los datos que refieran al final de las demás embarcaciones menores de la Marina de Guerra, no se han podido encontrar.



CONCLUSIÓN

 

Hasta el presente sigue generando controversias la gran batalla naval de Riachuelo, ya que algunos sostienen que en esa batalla prácticamente el Paraguay perdió la guerra, al no lograr destruir la flota brasileña, lo que marcó para siempre el norte de la guerra, en el aspecto fluvial, la consolidación de la hegemonía naval brasileña, que día a día iba aumentando su poderío en cantidad. Lamentablemente el azar jugó una mala pasada a la Marina de Guerra paraguaya en aquella batalla, pues si no hubiera sufrido el desperfecto el vapor nacional "Yberá", el asalto a la poderosa escuadra brasileña, con el factor sorpresa, elemento fundamental en un plan de ataque, tal vez otro hubiera sido el resultado de la batalla naval del Riachuelo... pero no fue así, y el Paraguay perdió la oportunidad de ejercer un control fluvial, a fin de dar cobertura a los ejércitos de tierra.

Aún así, en inferioridad de condiciones los buques de la Armada Paraguaya cumplieron su rol, tanto como remolcador de los famosos lanchones del teniente Io de marina José María Fariña, como de transporte de personal y de bagajes necesarios para la logística del ejército paraguayo. En ese sentido se puede afirmar, que la marina paraguaya realizó una innovación bastante particular para la modalidad de combate fluvial: los famosos lanchones y los torpedos paraguayos.

Durante la guerra contra la Triple Alianza, la Marina de Guerra paraguaya realizó su mejor esfuerzo, teniendo una sola embarcación de guerra, el Tacuarí los demás vapores eran mercantes que fueron artillados con el fin de conformar una flotilla de guerra que pueda cumplir una doble función estratégica: la de combate y de apoyo logístico.

Quien visite el Museo Naval de Vapor Cue va a poder dimensionar el gran esfuerzo que hicieron los marinos paraguayos para evitar la deshonra de la capitulación, y es menester señalar que ningún barco paraguayo fue capturado por los aliados, sino fueron hundidos a cañonazos por la marina imperial, o sumergidos por sus propios tripulantes, cumpliendo el sagrado juramento de "Vencer o Morir", tal como sucedió con el Tacuarí en el riacho Guaycurú, el Ygurey, "Olimpo " y 25 de Mayo en el río Paraguay, el Gualeguay en el riacho "Tobatí", los vapores “Ybera”, “Mbotetey" y el “Paraguarí" en el río Manduvirá, y los seis barcos inmolados en el arroyo Yhaguy: Pirabebé, Paraná", Salto del Guairá", "Amambay”, "Río Apa" y el "Ypora".

Es digno rendir un homenaje a los oficiales superiores y subalternos, sargentos de marina y los propios marineros, que tuvieron una digna actuación en el campo del honor, donde más de uno ofrendó su vida por un Paraguay libre y soberano, en una guerra en la que siempre combatieron en inferioridad de condiciones, pero a pesar de esas vicisitudes, cumpliendo invariablemente el juramento sagrado de "Vencer o Morir".



GLOSARIO

-        Artillería: Armamento estándar de toda embarcación de combate. En el siglo XIX eran generalmente de avancarga y se designaba no por el diámetro de sus proyectiles, sino por el peso de los cañones.

-        Barlovento: Dirección de donde viene el viento.

-        Sotavento: La dirección opuesta de donde viene el viento.

-        Bergantín: Barco de solo dos palos cruzados, pero palos completos, como los de la fragata, es decir, con cofa, cruceta y dos masteleros. Los bergantines de guerra solían estar equipados de 15 a 30 cañones.

-        BIM: Sigla del Batallón de Infantería de Marina organizado por el capitán de Corbeta Romualdo Núñez a finales del mes de noviembre de 1868.

-        Bomba: Granada esférica hueca, cargada de pólvora y pro-vista de mecha.

-        Castillo: Parte levantada del casco, a proa.

-        Cohetes a la congreve: Llamados así en homenaje a su in-ventor, eran cohetes parecidos a los comunes, que se disparaban sin necesidad de pistola o cañón.

-        Colisa: Cañones giratorios alrededor de un pivote delantero o sobre una plataforma, situados generalmente en las extremidades del buque.

-        Corbeta: Fragata pequeña. También se daba ese nombre al buque de guerra aparejado a barca, es decir, con solo dos palos cruzados y el tercero (el de popa) sin cruzar.

-        Yate: Barco portugués de cabotaje con dos palos.

-        Fragata: Barco de tres palos cruzados. Las fragatas servirán de exploradores a las escuadras de líneas.

-        Galera: Barco de regular porte y de cualquier aparejo, sin cubierta o con cubierta cerrada, dispuesto para manejarse a remo en caso necesario y destinado especialmente a combatir al abordaje.

-        Goleta: Embarcación de dimensiones y armamento muy variado, de borda poco elevada de dos o más palos con vela cangreja, como la de los yates, si bien llevaban generalmente agregada alguna vela cuadra en el palo de la proa para caso de viento en popa o navegación en los ríos.

-        Lancha cañonera: Embarcación de uno o dos palos, armadas las más veces con un solo cañón de buen calibre a proa, y que a falta de viento se manejaban a remo, para la cual llevaban 30 a 50 hombres.

-        Miras: Cañones dispuestos en el castillo, a las bandas, en dos portas mayores que las de los costados, de modo a darles mayor sector de fuego.

-        Navío: Buque de línea en las marinas a vela, comparable a los acorazados de hoy día.

-        Pailebote: Goleta mercante, de poco andar y mucha capacidad. En el Río de la Plata, se castellanizó esta palabra, pronunciándose como paquebote o simplemente "paquete".

-        Patacho: Barco mercante de mucha bodega, con dos palos cruzados, como los bergantines; pero sin cofa y menos finos y veleros.

-        Sumaca: Embarcación de carga, con aparejo de bergantín- goleta con gavias.



FUENTES CONSULTADAS

-        AVEIRO, Silvestre. 1989. Memorias Militares 1864-1870. Asunción: Comuneros, 109 p.

-        BENÍTEZ, Gregorio. 1904. La Triple Alianza de 1865. Escapada de un desastre en una Guerra de Invasión. Asunción: Talleres Mons. Lasagna, 111p

-        BENÍTEZ, Gregorio. 1906. ANALES. Diplomático y Militar de la Guerra del Paraguay. Tomo I Asunción: Muñoz Hnos, 246 p.

-        BENÍTEZ, Gregorio. 1906. ANALES. Diplomático y Militar de la Guerra del Paraguay. Tomo II. Asunción: Muñoz Hnos, 189 p.

-        CÁRCANO, Ramón J. 1939. Guerra del Paraguay. Orígenes y Causas. Buenos Aires: Domingo Viau y Cía. 503 p

-        CARDOZO, Efraím. 1971-1982. Hace 100 Años. Crónicas de la Guerra de 1864-1870. Tomo I al XIII. Asunción: EMASA, 2~. Ed.

-        CARDOZO, Efraím. 1954. Vísperas de la Guerra del Paraguay. Buenos Aires: Librería El Ateneo Editorial. 340 p.

-        CARDOZO, Efraím. 1961. El Imperio del Brasil y el Río de la Plata. Antecedentes y estallido de la guerra del Paraguay. Buenos Aires: Librería del Plata, 566 p.

-        CARDOZO, Efraím. 1965. Breve historia del Paraguay. Buenos Aires: EUDEBA. 169 p.

-        CARDOZO, Efraím. 1996. El Paraguay Independiente. Asunción: Litocolor, 483 p.

-        CENTURIÓN, Juan Crisòstomo. 1944. Memorias o Reminiscencias históricas sobre la Guerra del Paraguay. Tomo I. Asunción: Guarania, 332 p.

-        CENTURIÓN, Juan Crisòstomo. 1944. Memorias o Reminiscencias históricas sobre la Guerra del Paraguay. Tomo II. Asunción: Guarania, 296 p.

-        CENTURIÓN, Juan Crisòstomo. 1944. Memorias o Reminiscencias históricas sobre la Guerra del Paraguay. Tomo III. Asunción: Guarania, 288 p.

-        CENTURIÓN, Juan Crisòstomo. 1945. Memorias o Reminiscencias históricas sobre la Guerra del Paraguay. Tomo IV. Asunción: Guarania, 231 p.

-        CHÁVEZ, Julio César. 1988. Compendio de Historia Para-guaya. Asunción: Carlos Schauman Editor. 3a. Ed., 274 p.

-        CRISTALDO DOMÍNGUEZ, César. 2010. La Guerra contra la Triple Alianza 1864-1867. 1ra. Parte. Colección La Gran Historia del Paraguay N° 6. Asunción: El Lector, 157 p.

-        CRISTALDO DOMÍNGUEZ, César. 2013. La Guerra contra la Triple Alianza 1864-1870. Colección Guerras y Violencia Política en el Paraguay N° 6. Asunción: El Lector, 157 p.

-        DE MARCO, Miguel Ángel.1995. La Guerra del Paraguay. Buenos Aires: Planeta, 348 p

-        DORATIOTO, Francisco. 2005. Maldita Guerra. Nova historia da Guerra do Paraguái. Sao Paulo: Companhia Das Letras. 2a. Ed. 1ra. Reimpresión, 617 p.

-        GARCÍA MELLID, Atilio, 1964. Proceso a los Falsificadores de la Historia del Paraguay. Tomo II. Buenos Aires: Tehoria, 542 p.

-        GUERRA, Ubaldo Ramón. 1907. La Defensa de Montevideo y la Guerra del Paraguay. Ubaldo Ramón Guerra. Julio María Sosa. Montevideo: Imprenta Artística de Dornalechey Reyes, 108 p.

-        GILL AGUINAGA, Juan B. 1959. La Asociación Paraguaya en la Guerra de la Triple Alianza. Buenos Aires: Lumen. 202 p.

-        GRAU PAOLINI, Jaime Enrique. 2010. Investigación histórica sobre la Armada Paraguaya. Tomo I. El inicio 1811

-        1840. Asunción: Dirección de Comunicación Social de la Armada, 119 p.

-        GRAU PAOLINI, Jaime Enrique. 2010. Investigación histórica sobre la Armada Paraguaya. Tomo II. La consolidación desde 1840 al 1870. Asunción: Dirección de Comunicación Social de la Armada, 114 p.

-        HERRERA, Luis Alberto. 1912. La Diplomacia Oriental en el Paraguay. Buenos Aires: Talleres Gráficos M. Rodríguez Giles. 41 p.

-        HERRERA, Luis Alberto. 1974. El Drama del 65. La Culpa Mitrista. Asunción: Imprenta Nacional. Reedición Fascimilar, 533 p.

-        LORETO, Aleatar. 1953. Capítulos de Historia Militar do Brasil II. Os Antecedentes da Guerra contra o Paraguai. Po-líticos, Diplomáticos e Militares. Río de Janeiro: Companhia Editora Americana, 410 p.

-        MAÍZ, Fidel. 1919. Etapas de mi Vida. Contestación a las imposturas de Juan Silvano Godoy. Asunción: La Mundial. Edición especial. Reimpreso en 1970. 232 p.

-        NABUCO, Joaquín. 1977. La Guerra del Paraguay. Buenos Aires: Editorial Belgrano, 412 p.

-        O'LEARY, Juan E. 1944. La Alianza de 1845 con Corrientes. Aparición de Solano López en el escenario del Plata. Vol. VI. Asunción: Imprenta Militar, 295 p.

-        OTAÑO, J. B. 1942. Origen, Desarrollo y Fin de la Marina desaparecida en la Guerra de 1864-1870. Asunción: La Col-mena, 20 p.

-        REBAUDI, Antonio. 1918. Guerra del Paraguay. Un Episodio. Buenos Aires: Imprenta Constancia. 188 p.

-        RESQUIN, Francisco 1.1996. La Guerra del Paraguay contra la Triple Alianza. Asunción: El Lector, 189 p.

-        RIQUELME GARCÍA, 1976. El Ejército de la Epopeya. Tomo I. Asunción: Cuadernos Republicanos, 195 p.

-        RIQUELME GARCÍA, 1977. El Ejército de la Epopeya. Tomo II.         Asunción: Cuadernos Republicanos, 401p

-        ROLÓN MEDINA, Anastasio, 1964. El lustro terrible. Asunción: Imprenta La Humanidad, 245 p

-        SÁNCHEZ QUELL, Hipólito.1957. La Diplomacia Paraguaya de Mayo a Cerro-Corá. Buenos Aires: Editorial Guillermo Kraft Limitada, 3i. Ed., 252 p.

-        TALAVERA. Natalicio. 1959. La Guerra del Paraguay. Correspondencias publicadas en el Semanario. Buenos Aires: Nizza, 137 p.

-        TAUNAY, Alfonso E. de. 1926. Vizconde de Taunay. Diario do Exército. I° Volume. A Campaha da Cordilheira. Sao Paulo: Compahía Melhoraento de S. Paulo, 217 p

-        VON VERSEN, Max. 1976. Historia da Guerra do Paraguái. Belo Horizonte: Editora Itatiaia, 197 p.

-        WHIGHAM, Thomas. 2011. Paraguay en la historia, la literatura y la memoria. Thomas Whigham. Juan Manuel Casal. Asunción: Tiempo de Historia, 419 p.

Documentos de archivo

-        ANA S.H. Vol. 211 N° 34 Año: 1810

-        ANA S.H. Vol. 213 A N° 1 Año: 1811

-        ANA S.H. Vol. 215 N° 3 Año: 1811

-        ANA S.H. Vol. 229 N° 4 Año: 1818

-        ANA S.H. Vol. 267 N° 2.2 Año: 1844

-        ANA S.H. Vol. 267 N° 5 Año: 1844

-        ANA S.H. Vol. 272 N° 13 Año: 1845

-        ANA S.H. Vol. 276 N° 4 Año: 1846

-        ANA S.H. Vol. 282 N° 8 Año: 1848

-        ANA S.H. Vol. 291 N° 13 Año: 1850

-        ANA S.H. Vol. 322 N° 15 Año: 1857

-        ANA S.H. Vol. 332 N° 20 Año: 1857

-        ANA S.H. Vol. 443 N° 7 Año: 1857

-        ANA S.H. Vol. 325 N° 3 Año: 1858

-        ANA S.H. Vol. 332 N° 11 Año: 1862

-        ANA S.H. Vol. 339 N° 18 Año: 1864

-        ANA S.H. Vol. 342 N° 22 Año: 1864


WEBGRAFÍA

•        Armada del Paraguay. (http://www.histarmar.com.ar/ArmadasExtranjeras/Paraguay/índiceArmadaParaguay. htm)

•        Maniobras y términos navales (http:/ www. todoababor. es/vidabarcos/ maniob_nav.htm)

•        Sitio oficial de la Armada de la República Argentina (ARA) (http:/ / www. ara. mil. ar/)

•        La evolución de la guerra, en Historia de las relaciones exteriores argentinas, (http://www. argentinarree. com/ 6/ 6-035. htm)

•        Maniobras y términos navales (http:// www.todoaba- bor.es/vida_barcos/ maniob_nav. htm)

•        Sitio oficial de la Armada de la República Argentina (ARA) (http:/ / www. ara. mil. ar/)

•        Monitor Encouracado Rio Grande do Sul ou Rio Grande (http:/ / www.Naviosbrasileiros. com. br/ ngb/ R/ R038/ R038. htm) en naviosbrasileiros.com.br (http:/ / www. Naviosbrasileiros. com. br)

•        Vapor Ygurey (http:/ / www. histarmar. com. ar/ ArmadasExtranjeras/ Paraguay/ TrAl- BuquesParag-Ygurey.htm)

•        Vapor Tacuari.http:/ / www. histarmar. com. ar/ ArmadasExtranjeras/ Paraguay/ TrAl BuquesParag-Tacuari. htm.

•        http://www.histarmar.com.ar/ArmadasExtranjeras/ Paraguay/ TrAl-BuquesParag-Pirabebe.htm

•        http://www.histarmar.com.ar/ArmadasExtranjeras/ Paraguay/T r Al-BuquesParag-Paraguari .htm

•        http:// www.histarmar.com. ar/ ArmadasExtranjeras/ Paraguay/ T r Al-BuquesParag-Yporá.htm

•        http://www. histarmar.com. ar/ ArmadasExtranjeras/ Paraguay/ T r Al-BuquesParag-Y gurey.htm

•        http://www.histarmar.com.ar/ArmadasExtranjeras/ Paraguay/TrAl-BuquesParag-Marqués de Olinda. htm


 

 

EL AUTOR

César L. Cristaldo Domínguez nació en Caapucú el 26 de octubre de 1971.

Sus estudios primarios y secundarios los realizó en la Escuela N° 356 "Héroes del Chaco" y en el "Colegio Nacional Próceres de Mayo" de su pueblo natal, graduándose de Bachiller en Ciencias y Letras en el Colegio Nacional don José Berges de Asunción. Sentó plaza en la Dirección del Servicio de In-tendencia de la Armada Nacional en los años 1988-1989. Formó parte de la primera guardia naval que tomó posesión del Palacio de Gobierno aquel Febrero de 1989.

Es Doctor en Historia y Magíster en Ciencias de la Educación con especialización en Investigación Socioeducativa, ambos por la Facultad de Filosofía de Universidad Nacional de Asunción, donde además se graduó en las licenciaturas Ciencias de la Educación y en Historia. Obtuvo la mención de "Honor al Mérito" de la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción, como mejor egresado de la Licenciatura en Historia en el año 2000.

Cursó estudios de especialización en "Técnicas de Investigación Científica Cómo se hace una Tesis Doctoral" y "El Mundo Cronístico Medieval para la Investigación Histórica", en el Centro de Altos Estudios de Historia de la Fundación Sánchez Albornoz en la ciudad de Avila - España. Igualmente es Profesor en Lengua Guaraní por el Instituto de Lingüística Guaraní del Paraguay "Prof. Dr. Reinaldo Decoud Larrosa". Fue consultor - especialista - Área Lengua Guaraní en el Proyecto de Fortalecimiento Educativo para el Nivel de Formación Docente Inicial - Proyecto de la Escuela Viva Hekokatúva - Año: 2004

Actualmente se dedica a la docencia, siendo profesor escalafonado en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Asunción, en las cátedras de Historia de la Educación Paraguaya, Geografía del Paraguay e Historia Paraguaya Contemporánea. Asimismo es docente de posgrado, en la Universidad Nacional del Este y en el Instituto Superior de Educación "Santo Tomás". Además es profesor del Colegio Nacional de la Capital "General Bernardino Caballero" y el Colegio Nacional EMD "Prof. Juan Ramón Dalhquist".

Escribió las siguientes obras:

-        LA GUERRA CONTRA LA TRIPLE ALIANZA 1864-1870. PARTE 11864- 1867.Tomo VI Colección La Gran Historia del Paraguay Año: 2010.

-        PROYECTOS EDUCATIVOS DURANTE LOS GOBIER-NOS DE LOS LÓPEZ 1844-1870, en la Revista Científica Kuaapy Ayvu del Instituto superior de Educación. Año: 2010.

-        FRANCISCO SOLANO LÓPEZ. 2011 Tomo III. Colección Protagonistas de la Historia Año: 2011,

-        RAMÓN INDALECIO CARDOZO. 2011. Una aproximación a su pensamiento. En la educación en el Paraguay independiente Tomo I Año: 2011.

-        LA GUERRA CONTRA LA TRIPLE ALIANZA. Colección Guerras y Violencia,

-        RAMÓN I. CARDOZO. 2013. Colección Gente que hizo Historia. N°2


 



ARTÍCILOS PUBLICADOS EN EL DIARIO ABC COLOR SOBRE EL LIBRO

 

 

DERROTA DE YATAY, OTRO PASAJE DE LA GUERRA EN LA COLECCIÓN

La Colección “A 150 años de la Guerra Grande”, de ABC Color y la editorial El Lector, presentó ayer su décimo título, “Las batallas navales”, del escritor compatriota César Cristaldo. Esta fue una exhaustiva descripción del accionar de la Marina de Guerra en la contienda.

Si bien su configuración fue bastante pobre en buques y armamentos en comparación con la estructura fluvial del enemigo, la fuerza naval paraguaya cumplió un papel importante en la contienda que duró desde noviembre de 1864 hasta el 1 de marzo de 1870.

Hoy el público en general tiene en su poder un libro que le da a conocer lo realizado en la guerra por la Marina nacional, un Arma que aguantó cuanto pudo en lo estrictamente bélico, pero que también tuvo su importancia sustantiva cuando se debió transportar materiales y hombres a puntos cercanos al río Paraguay.

“Las batallas navales” fue una nueva notable contribución de la colección de libros de ABC Color y El Lector a la historiografía de nuestro país, y más específicamente a la que guarda relación con la Guerra de la Triple Alianza.

YATAY

La de Yatay fue una batalla emblemática por lo que significó para las posibilidades futuras del Paraguay nada más al inicio de la contienda. La misma es narrada en el libro titulado justamente así, “Yatay”, escrito por el joven historiador compatriota José Arce Farina. Este será el capítulo número once de esta colección y aparecerá con el ejemplar de nuestro diario el domingo 17 de noviembre.

Al respecto, el doctor Herib Caballero Campos, director de la colección, expresa que “Yatay” es un libro en el cual el joven autor describe la primera gran batalla en la que las tropas paraguayas recibieran una derrota y demostrarían la valentía y el coraje que les caracterizaría durante toda la Guerra de la Triple Alianza.

El conflicto iniciado a fines del año 1864 entre el Paraguay y el Imperio del Brasil tuvo como causa la invasión de las tropas imperiales al territorio uruguayo. Como consecuencia de aquella invasión, el mariscal Francisco Solano López envió una expedición compuesta por dos columnas rumbo al Uruguay con el fin de apoyar a las tropas del gobierno blanco de dicho país.

Las instrucciones eran precisas –según Caballero Campos, en su prólogo a la obra de Arce Farina–, pero las condiciones del camino, el desconocimiento del terreno al cual se dirigían las tropas paraguayas fue uno de los principales obstáculos.

Publicado en fecha: 11 de Noviembre de 2013

Fuente en Internet: www.abc.com.py


UN SOLO BUQUE DE GUERRA CONTRA LA TRIPLE ALIANZA

El Paraguay tenía solo al Tacuary como el único buque de guerra propiamente dicho, porque las demás naves de la flota fueron mercantes artillados improvisadamente.

De esto y más nos habla el historiador César Cristaldo, autor del libro “Las batallas navales”, que aparece hoy, domingo 10, con el ejemplar de nuestro diario.

El libro forma parte de la colección “A 150 años de la Guerra Grande”, de El Lector y ABC Color.

–¿Cuándo se inició la Marina de Guerra del paraguay?

–La existencia de embarcaciones de guerra data desde el momento de la independencia, el 14 de mayo de 1811. Durante el gobierno del Dr. Francia ya se contaba con algunas embarcaciones con sus respectivos tripulantes. Pero de acuerdo con un documento del Archivo Nacional, el término Escuadra Nacional se utilizó desde 1847.

–¿Con cuántos buques contaba el Paraguay en 1864, al inicio de la guerra?

–La Escuadra Naval paraguaya contaba con alrededor de veinte embarcaciones. A excepción de buque Tacuary, el resto eran mercantes. Es decir, se contaba con un solo buque de guerra propiamente dicho.

–Algunos de esos barcos fueron armados en el Paraguay.

–El Ypora, el Paraná, el Salto del Guairá fueron construidos en los arsenales de Asunción; los demás fueron adquiridos durante el gobierno de Carlos Antonio López o del Mariscal López.

–¿Y los aliados con cuántas naves contaban?

–Los aliados contaban con una inmensa cantidad de buques de distintos tipos y naturalezas, especialmente la escuadra brasileña, que tenía inclusive modernos encorazados, según término de la época. Tales acorazados fueron fundamentales para el dominio fluvial de los aliados.

Publicado en fecha: 10 de Noviembre de 2013

Fuente en Internet: www.abc.com.py

 



LA GUERRA GRANDE COMENZÓ EN EL RÍO

Una acción naval que terminó con la captura del buque brasileño Marqués de Olinda fue el inicio de la guerra contra el Brasil que después sería contra la Triple Alianza. “Las batallas navales” es el libro que cuenta los pormenores de aquella contienda.

 

El Tacuary, buque insignia de la fuerza naval paraguaya, que capturó el barco Marqués de Olinda el 12 de noviembre de 1864,

con lo que se inició la guerra. / ABC Color

 

Esta obra, la décima de la colección “A 150 años de la Guerra Grande”, de ABC Color y El Lector, fue escrita por el historiador César Cristaldo, y aparecerá con el ejemplar de nuestro diario mañana.

Tras ser notificado el general Francisco Solano López de la invasión brasileña al Uruguay, decidió cumplir su tratado con Montevideo y dispuso ir a la guerra con el Brasil. De acuerdo con lo que consigna César Cristaldo en su libro, en la madrugada del 10 de noviembre de 1864 fondeó en Asunción el barco brasileño Marqués de Olinda que hacía regularmente el servicio de cargas y pasajeros entre Montevideo y Corumbá, con escalas en Buenos Aires y Asunción.

Portaba 198 toneladas, navegaba al mando del teniente Manuel Luis da Silva Santos, con 43 hombres de tripulación y traía como pasajeros al Cnel. Federico Carneiro de Campos, recién designado presidente de la Provincia de Mato Grosso; diez militares brasileños; el nuevo cónsul general argentino Adolfo Soler y dos colonos italianos. Partió al día siguiente rumbo a su destino, aguas arriba.

Horas después llegó a Asunción, procedente del campamento de Cerro León, el teniente coronel Antonio de la Cruz Estigarribia, con las órdenes escritas del presidente de la República general Francisco Solano López, para impedir la salida del buque brasileño o capturarlo allí donde se encontrara.

Se dispuso que el Tacuary, buque insignia de la escuadra naval paraguaya, zarpara el 12 de noviembre a la 6 y 30, al mando del teniente primero de Marina Remigio Cabral, para cumplir la orden. El ministro de Guerra y Marina, coronel Venancio López, ordenó que otro buque de la flota, el Río Apa, al mando del alférez primero de Marina Toribio Pereira, acompañara al Tacuary con un cañón a bordo, para el caso de que el Marqués de Olinda opusiera resistencia.

El buque fue alcanzado ese mismo día, a las 11 en punto, en el paraje Curuzú Chicá, actual Puerto Antequera, afirma Cristaldo. Allí pasó el comandante Remigio Cabral una intimación escrita para que se detuviera y volviera en el acto a Asunción. El comandante brasileño quiso contestar la nota paraguaya, pero su escrito no fue aceptado a bordo del Tacuary. Volvió entonces la proa y escoltado siempre por los dos barcos paraguayos desanduvo el camino, navegando hacia Asunción donde quedó bajo la custodia de los cañones del Tacuary.

La nota paraguaya en la que se argumentaba la ruptura de las relaciones oficiales de los gobiernos del Paraguay y del Imperio del Brasil fue entregada por el ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay, José Berges, al ministro residente del Imperio del Brasil, César Sauvan Vianna de Lima, quien contestó la misma al día siguiente, solicitando los pasaportes correspondientes de él, su familia y del personal de la legación, con el fin de abandonar el país, por el inicio de las hostilidades.

Publicado en fecha: 09 de Noviembre de 2013

Fuente en Internet: www.abc.com.py

 



LA IMPORTANCIA DE LA FLOTA NAVAL EN LA GUERRA

“Las batallas navales” es el décimo libro de la Colección “A 150 años de la Guerra Grande”, de ABC Color y El Lector, que aparecerá el domingo 10 con el ejemplar de nuestro diario.

Esta obra del historiador César Cristaldo revela detalles poco conocidos sobre la labor que cumplió la flota naviera de nuestro país en la contienda.

Cristaldo señala en la introducción de su texto que en la guerra que sostuvo el Paraguay contra los países de la Triple Alianza, los ríos Paraná y Paraguay tuvieron una alta influencia estratégica.

El protagonismo de la marina de guerra paraguaya –agrega el historiador– fue de una superlativa importancia, “a pesar de la desproporción material que existía entre la flotilla de guerra paraguaya y la escuadra naval de la Triple Alianza”. Sin embargo, apunta, la Marina operó “sin claudicaciones” durante cuatro años ininterrumpidos entre 1864 y 1868, tanto en batallas y combates como en el transporte de tropas, heridos, convalecientes, bagajes y pertrechos de todo tipo, dentro del territorio paraguayo y más allá de sus fronteras.

En cuanto a la primera batalla naval, en este volumen se considera la del río San Lorenzo, del Mato Grosso, que se libró el 6 de enero de 1865. Allí, los vapores nacionales Ypora y Río Apa, al mando del teniente primero de Marina Andrés Herreros, capturaron el vapor brasileño Anhambay, luego de un recio combate.

Publicado en fecha: 06 de Noviembre de 2013

Fuente en Internet: www.abc.com.py

 

 

 

 

 

 

Enlace interno recomendado al espacio de

"GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA" en PORTALGUARANI.COM


(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 




Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
GUERRA
GUERRA DE LA TRIPLE ALIANZA (BRASIL - ARGENTINA - URUGUAY contra PARAGUAY) 1865 - 1870
HISTORIA
HISTORIA DEL PARAGUAY (LIBROS, COMPILACIONES, ENSAYOS)
EDITORIAL
EDITORIAL EL LECTOR

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
IDIOMA GUARANIMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMÚSICA PARAGUAYAHISTORIA DEL PARAGUAYMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAFILATELIA DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA
LA GUERRA DEL CHACOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIREPUBLICA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYCASA DEL LA INDEPENDENCIALITERATURA PARAGUAYABILLETES DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2020
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA