El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Inicio Nosotros TV Online Paraguay Contactos Idioma:
Galería de Artes Visuales
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
  Galería de Literatura y Ciencias
(Lista de Autores en Orden Alfabético)
Powered by
Seguinos:
Roberto Holden Jara
  Obras Registradas
Cantidad: 69
  Menu / Secciones
Holdenjara (Jorge Báez S.)
Holden Jara (Arturo Alsina)
Enlace a obras en Portalguarani
 J. NATALICIO GONZÁLEZ (Retrato al óleo)
RETROSPECTIVA DE PINTURA DE ROBERTO HOLDEN JARA (CENTRO DE ESTUDIOS BRASILEROS, 1979)
RETRATO DE MUJER INDÍGENA - Óleo de ROBERTO HOLDEN JARA
ROBERTO HOLDEN JARA, Generación y Legado (Trailer) - Dirección MÓNICA ISMAEL
PAISAJE DE PARAGUARÍ, 1930 - Óleo de ROBERTO HOLDEN JARA
ASUNCIÓN DEL PARAGUAY - Letra: EMILIANO R. FERNÁNDEZ - Música: SANTIAGO CORTESI
BEBA, FLOR DE ARROYOS Y ESTEROS. . . - Letra: EMILIANO R. FERNÁNDEZ
CHE LA REINA - Letra:  EMILIANO R. FERNÁNDEZ - Música: FÉLIX PÉREZ CARDOZO
CHE POCHÝMA NENDIVE / NDACHEPOCHÝI NENDIVE - Música: FÉLIX PÉREZ CARDOZO
CELINA GAONA - Letra: EMILIANO R. FERNÁNDEZ - Música: ALEJANDRO VILLAMAYOR
« Volver
Roberto Holden Jara
Roberto Holden Jara


Datos Biográficos:

ROBERTO HOLDEN JARA : Oriundo de la Asunción nació en 1899; fueron sus padres el inglés Noel Holden y la paraguaya Julia Jara. Hizo sus primeros estudios de dibujo y pintura con Héctor Da Ponte, y los prosiguió en Buenos Aires; y becado, en Madrid, Roma y París.

De regreso tras dos años de estudios, ofreció una  exposición en el Gimnasio Paraguayo, en 1926. Participó de exposiciones colectivas en los Salones de Primavera, en Asunción, Conjunta de artistas paraguayos, en Buenos Aires; Bienal y Retrospectiva del Arte paraguayo, en São Paulo; asimismo, expuso en numerosas muestras individuales en nuestra capital.

A sus temas iníciales de paisajes, retratos y desnudos, incorporó escenas y figuras de la vida indígena extraídas de los trabajados del Alto Paraná. De esta época son algunos de sus temas más logrados, y lo que hasta entonces no eran sino temas literarios, pasan al primer plano de la expresión plástica a través del pincel de Holden Jara, con exuberancia de paisaje, fuerza de expresión, colorido y belleza. La guerra puso término a esa temática, y el artista fue al Chaco vistiendo el verde olivo con jerarquía de oficial. Allí, a la par de trabajos de esquicios y planos, su pincel de artista captó en una visión casi fantasmal, escenas de los vivac de los combatientes, con el trasfondo de la agreste geografía chaqueña. Son tal vez las únicas expresiones de arte, de belleza plástica, de aquella terrible encrucijada de dos pueblos.

Las parcialidades indígenas del Chaco ocuparon también su dedicación, con tal fuerza, que desde entonces la temática del indio constituye su casi exclusiva fuente de inspiración. Tal la cantidad de sus cuadros, que se propone crear un Museo del Indio. Una notable exposición de sus cuadros de tipos indígenas, realizados con su peculiar técnica del agua-pastel, habilitó en el Salón de la Alianza Francesa en 1941. Esas exposiciones - individuales y colectivas, locales e internacionales - tuvieron en Holden Jara a uno de sus artistas más representativos. Algunas de sus pinturas más logradas son: INDIA GUARANÍ, CARRETERO GUAYAKI, MORENO DE OJOS VERDES, EL RETRATO DE JULIO CORREA, PAREHARA; estos dos, reproducidos en sellos filatélicos.

Y un último aporte de gran trascendencia, la Escuela de Bellas Artes, de la que fue primer Director y Profesor. Falleció en febrero de 1984.

Fuente: BREVE HISTORIA DE GRANDES HOMBRES. Obra de LUIS G. BENÍTEZ. Ilustraciones de LUIS MENDOZA, RAÚL BECKELMANN, MIRIAM LEZCANO, SATURNINO SOTELO, PEDRO ARMOA. Industrial Gráfica Comuneros, Asunción – Paraguay. 1986 (390 páginas)



ROBERTO HOLDEN JARA : Nació el 24 de junio de 1900 en Asunción y falleció el 09 de febrero de 1984. Durante 5 años estuvo estudiando en Europa, tres años en Madrid, 1 año en Italia y 1 año en París. Fuente: Beatríz Holden. Fuente digital: http://www.galeriacirculo.com/



HOLDEN JARA, ROBERTO­ : Estudió dibujo desde temprana edad. A los 18 años se trasladó a Buenos Aires e ingresó en la Mutualidad de Estudiantes de Bellas Artes permaneciendo en la misma durante tres años.-

Después pasó a Madrid estudiando en la famosa “Escuela Especial de Pintura, Grabado y Escultura de San Fernando". Estuvo en Italia y España en misión de estudio a través de una beca que le fue concedida en 1924.  A su vuelta realizó una exposición demostrativa de todo lo aprendido durante la época del auge de impresionismo en Europa, incluyendo paisajes y desnudos femeninos, en el Gimnasio Paraguayo.-

Luego presentó una colección de motivos indigenistas con retratos de caciques, grupos de indígenas y estudios sobre cabezas de aborígenes. Este tema lo desarrolló durante casi treinta años.-

Fundó la Escuela de Bellas Artes de la UNA, donde ejerció la docencia por muchos años. Sus obras están guardadas en colecciones privadas y en el Museo Nacional de Bellas Artes.  Fue presidente de la Asociación Indigenista del Paraguay, del Centro de Artistas Plásticos y del Comité Nacional de Artes Plásticas – filial de UNESCO.-

Con motivo de una muestra en el Centro de Estudios Brasileños en 1979, escribió Livio Abramo: “Los diseños hechos por Roberto Holden Jara durante los años en que sirvió como cartógrafo en la contienda entre Paraguay y Bolivia constituyen una real primicia, tanto por su carácter documental, como por su valor artístico.  Es en verdad sorprendente que un acervo tan importante –que abarca acontecimientos trascendentes en el tiempo y en el espacio del pueblo paraguayo haya quedado ignorados por el gran público nacional. Lo inédito de esta exposición es que nos muestra un Holden Jara casi enteramente desconocido por la mayoría de la gente que se interesa por arte y que conocía, sin embargo al mismo artista bajo otros aspectos muy distintos del que ahora se ofrece al público y crítica de Asunción”.-

(Fuente: “DICCIONARIO DE LAS ARTES VISUALES DEL PARAGUAY” de LISANDRO CARDOZO, editado con los auspicios del FONDEC ( FONDO NACIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES), Asunción-Paraguay 2005)


EL ARTE DE ROBERTO HOLDEN JARA

Una de las normas de nuestro líder, el general Stroessner, que con su presencia da especial jerarquía a esta reunión, y que por su inspiración también sigue nuestra Junta de Go­bierno, es rendir culto a nuestros héroes nacionales, a prohombres de nuestro partido y a las expresiones nacionales y coloradas en el campo de la cultura, el arte, la ciencia o la técnica.

Estamos reunidos esta tarde para rendir, por iniciativa del Instituto Colorado de Cultura, un justo homenaje a un eminente correligionario que se destaco a lo largo de su vida por su fervor republicano y como alto valor cultural en el campo de las artes plásticas con su producción artística en la pintura: Roberto Holden Jara.

Es Holden Jara el último representante de la antigua Es­cuela clásica figurativa en la pintura paraguaya, en la que también brillaron otros grandes exponentes: Pablo Alborno, Juan A. Samudio, modesto Delgado modas, Jaime Bestard y Julián de la Herrería, todos nacidos en las últimas décadas del siglo pasado.

A comienzo de este siglo, y por iniciativa de Guido Boggiani, que enseñaba artes plásticas en el instituto Paragua­yo, el Gobierno Nacional, un gobierno colorado, otorga en 1903 las primeras becas, por concurso, a estudiantes para perfeccionarse en Italia. Por este medio fueron a estudiar pintura Pablo Alborno, Juan A. Samudio, Carlos Colombo, Modesto Delgado Rodas, y escultura Francisco Almeida.

Al grupo de pintores de esta escuela debemos agregar otros cultores del arte plástico: Carlos Colombo, pintor y que finalmente se dedicó a la arquitectura; Julián de la herrería, eximio ceramista y, felizmente sobreviviente, don Tomás Romero Pereira que cultivó y fue alto exponente de la estética arquitectónica en nuestro medio, quien después du estudiar Arquitectura en Argentina y Francia, diseñó, di­rigió o intervino en la construcción de numerosos edificios públicos y particulares.

Roberto Holden Jara nació en Asunción el 24 de junio de 1900. Su aprendizaje y perfeccionamiento fue largo, constan­te, metódico.

Estudió dibujo desde los 14 años, y durante tres años (1914-17) con el Profesor Néstor da Ponte.

A los 18 años, Holden Jara fue a Buenos Aires donde, du­rante cuatro años (1918-1921), estudió dibujo y pintura en la de Estudiantes de Bellas Artes.

De allí pasó a, Madrid, donde, mediante una beca de ayu­da familiar, estudió durante tres años (1922-1924) en la Es­cuela de Bellas Artes de San Fernando. Estado en la capital española sus propios profesores recomendaron al Gobierno del Paraguay, se le concediese una beca para perfeccionar sus estudios. Otorgada ésta, Holden Jara estudió un año en Roma y Florencia (1925), y un año en París (1926).Su apren­dizaje y perfeccionamiento fue largo, constante, metódico.

Vuelve al Paraguay, a fines de 1926, y en 1927 realiza su exposición, en el Gimnasio Paraguayo.

Por esta época pintaba retratos y paisajes que llamaban la atención por la técnica, por la expresión y el colorido equilibrados.­

En 1927 realizaba su primer viaje al Chaco para comenzar sus estudios sobre cabeza de indios; desde entonces y durante treinta años Holden Jara se dedica principalmente a pintarindios, en cuyo trabajo y arte alcanzó justa fama, llamándosele el pintor del indio, pintor indigenista. Se calcula quepintó unas 3.500 cabezas de indio hasta hoy, empleando una técnica especial creada por él, llamada agua-pastel.

En 1931 realiza la segunda exposición, en la Casa Argen­tina, renovándose el éxito de la primera.

Cuando la Guerra con Bolivia acudió al Chaco en cum­plimiento de su deber para con la patria, como oficial com­batiente, acompañado de cartulinas y lienzos, lápices y pin­celes. De allá volvió con innumerables dibujos y bocetos, especialmente de nuestros aborígenes, a los que había visita­do en sus tolderías, cuando una pausa en la lucha se lo per­mitía. Estando en Bahía Negra fundó, con Darío Gómez Se­rrato y Jorge Báez el periódico "La voz de Bahía Negra", del que aparecieron algunos números; en ellos se relataba lo acontecido en la región, durante la guerra.

Se movilizó como Sub-oficial; cuando la desmovilización era Teniente P. Actuó casi siempre en el II Cuerpo de Ejér­cito. Fue evacuado dos veces por enfermedad.

En 1933 una misión artística paraguaya visita Buenos Aires; Holden Jara, quien se encontraba en el Chaco no pudo participar de la misión, pero envió sus cuadros, que fueron muy apreciados en la capital argentina.

Después de la guerra estuvo exilado en Buenos Aires, como en diversas otras oportunidades. De la capital porteña pudo volver en 1940, mediante un permiso especial, para realizaruna exposición, del 27 de julio al 10 de agosto de ese año, en la Societé La France bajo patrocinio de la Asociación de Aliados, de Asunción. En esta ocasión, antes de terminar la exposición, fue apresado; mediante la intervención de don Williams Pats fue liberado y exilado en Buenos Aires.Al final de la exposición, Holden Jara dona su cincuenta cuadros de cabezas de indios expuestos, demostrando su ferviente adhesión a la causa de los países aliados en la democracia; el producto de la venta de los cuadros es destinado en su totalidad a la Cruz Roja Aliada.

Los patrocinadores de la exposición destacaron entonces, en un álbum lleno de firmas que le dedicaron, "la valiosa donación para la causa del Derecho y la Justicia... noble gesto de una generosidad poco común en estos tiempos de pronunciado materialismo".

En 1942, retorna al Paraguay y realiza otra exposición en la Oficina de Turismo.

En 1952, realiza otra, en el Centro Cultural Paraguayo Americano; expone 70 cuadros, labor de 25 años pintando indios.

Al año siguiente participa en una exposición colectiva de artistas paraguayos, en San Paulo, Brasil.

Pertenece a la escuela clásica, figurativa, realista y natu­ralista.

En sus cabezas de indio se conjugan felizmente y en per­fección notable los rigores de las líneas anatómicas, la calidad artística, la expresión psicológica humana y los rasgos etnográficos, de belleza dramática y de gran fuerza expresiva, de nuestros aborígenes. En algunos cuadros el retrato parece destacarse en relieve.

En estos retratos, tan perfectamente logrados, y donde resaltan el rojo cobrizo, en diversas tonalidades, hay expre­sión de grandeza, señorio y cierta tristeza resignada de una raza que se va extinguiendo. Holden Jara, pintor de indios, pintor indigenista, como se lo proclamó, creó una colección de verdaderos documentos etnográficos, de alta expresión clásica, de incalculable valor en el futuro, cuando los modelos, ejemplares aborígenes, ya no sean fácilmente hallados.

En ellos se ven perfectamente los caracteres étnicos de ,nuestros indios: braquicéfalos o branquioides mongoloides, de cráneo anterior desarrollado, cara redonda, nariz mediana, pómulos salientes (que sumado a la estatura mediana, la constitución fuerte, la poca pilosidad) es aceptado por la ma­yoría de los especialistas como signos de su origen en los neo­líticos braquicéfalos, los Protomalayos, antiguos mongoloí­des del S.E. del Asia e Indonesia.

Nuestro artista recogió en sus lienzos purísimas expre­siones que su sensibilidad de artista, con profundo amor al terruño, extrajo del cuerpo y alma de nuestros indios del Chaco, con amplia visión, no sólo nacionalista y regional, si­no también americanista. En este sentido, es enorme el valor del aporte artístico de Holden Jara para un álbum o museo etnográficos americanos que algún día pueda crearse.

En el fondo de estos retratos y en otros cuadros se pue­den admirar el realismo y colorido de nuestros paisajes cha­queños. En todos ellos ha podido Holden Jara conjugar toda la belleza y animismo de nuestras selvas y del señor reinante en ellas.

En estos paisajes, a veces agresivos, pero siempre hallare o grandiosos, se puede apreciar en todo su hermoso realismo, la aromita, el jukerí, el karanda'y y el algarrobo. Pintó muchos retratos, generalmente de gente típica de nuestra cam­paña, el paisaje de nuestro país, con sus valles y lomas y sus árboles floridos, especialmente tajys, chivatos, yvyra verá de hojas brillantes y el kupa'y, cuyas hojas cambian detonalidad según las horas del día. Hay un cuadro hermoso de paisaje a la vera de un camino, tomado en el km.3 de la Avenida Amigas, con la tierra rojiza y lapachosen flor.        

Entre los cuadros de gran tamaño que pintó recodamos los del General Bernardino Caballero y del General Alfredo Stroessner que se hallan en nuestra Casa de los Colorados, y el del Mariscal López a caballo en Itá Ybaté que creo que está en la División de Caballería. Para pintar este último, Holden Jara visitó Itá Ybaté con su colega Delgado bodas, pa­ra captar todos los detalles de aquel campo de batalla, de in­fortunio y de gloria, en la trágica lucha contra la triple Alian­za por nuestra sobrevivencia. Hizo traer, además, un caballo ruano que lo tenía en Itacurubí, donde trabajó, para servirle de modelo en tamaño natural en el cuadro.

También pintó murales, entre ellos, cinco en el Ministe­rio de Defensa Nacional.

Desde muy joven Holden Jara militó en filas de nuestra gloriosa y poderosa Asociación, el Partido Colorado; su fer­vor y lealtad le valieron varios exilios, pero de ellos volvía

fortalecido en su fe republicana y con renovados bríos por su ideal artístico. Actuó en la revolución de 1947 en el sector de Yvapovó; al término de la contienda ascendió a Capitán, Fue Diputado Nacional por el Partido Colorado durante dos períodos parlamentarios.

Cuando, en 1957, se creó la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Asunción fue su organizador y primer director y sigue siéndolo; es también profesor de pin­tura en la misma.

Numerosos éxitos y satisfacciones la dieron sus obras y su dedicación artística. Sus cuadros, elogiados y premiados, especialmente cabezas de indios, expuestos en Asunción y en el extranjero están esparcidos por las Américas y Europa

En 1.964, el Gobierno de Francia lo distinguió de la condecoración de la orden de las Artes y las Letras, en el grado de Comendador.

En julio de ese mismo año, las madres de alumnos de la Escuela de Bellas Artes de la U.N.A. dedican un pergami­no a su creador y primer director, en testimonio de profunda gratitud por la genial inspiración de su tan significativa obra, que iluminará para siempre los albores artísticos del Paraguay.

En agosto de 1967, los profesores y alumnos de la Escuela de Bellas Artes lo distinguen con un pergamino de Honor al Mérito por su incansable labor al frente de nuestra primera escuela oficial de Bellas Artes.

Algunos valores intelectuales de nuestro medio lo con­sagraron con su crítica. De él dijo José Antonio Moreno González, refiriéndose a sus estudios de perfeccionamiento: "Estos viajes los realiza sin ayuda de nadie. Compañeras in­separables. el ideal y la pobreza; fuente de inspiración el primero, motivo de superación la segunda".

Y Josefina Plá: "En este paraguayo, en cuyo polo y ojos brillan un blasón nórdico, nervios y sangre están pa­ra los ecos profundos del metal materno. Es curioso comprobar cómo este artista, el de gálibo más exótico en es el que con más avidez derrite el pincel en los cálidos tonosdel cutis del indio, en la búsqueda incesante de un equilibriode luz y color, que es obsesión espiritual, vestidura de ensueño. Holden Jara funde sus cobres nativos en todas las luces, persiguiendo el acorde definitivo, anímico que, ante las facies modeladas de selva, noche y agua, permita al fin exclamar: He aquí el indio",

Y Arturo Alsina: Holden Jara es fundamentalmente un artista del retrato, torturado por un acuciante ideal de per­fección. Sus figuras dan la impresión del relieve que resalta de la tela. El dibujo preciso, el color exacto, trasuntan con fi­delidad la vida del modelo, más, a pesar del nítido realismo con que están plasmadas, aparecen en una atmósfera de poe­sia

que emana, en unas, de la belleza del paisaje que las enmarca; en otras por el encanto de la íntima expresión que las anima. Temperamental, apasionado, es, en términos de especialización un pintor indigenista o mejor, si cabe la de­nominación, pintor nacionalista. En él, la pintura es perma­nencia de lo autóctono, evocación, resurrección del pasado, documento pictórico. Su colección de tipos propios de las tri­bus aborígenes que aún sobreviven en el Chaco, asombra por su número y calidad".

Carlos R. Centurión lo coloca en la escuela realista per­sonal y considera como sus trabajos más sobresalientes: "parehara", correo guaraní; "Morena de ojos verdes", que se encuentra en una dependencia de la Municipalidad de la Capital; "Carretero guajakí"; "India guaraní-,"; "Carretero de Luque"; "Capataz de estancia", adquirido por nuestra Jun­ta de Gobierno para obsequiarlo al general Juan Domingo Perón; "Retrato de Julio Correa", que se halla en el Museo de las Bellas Artes de Asunción y los murales del Ministerio de Defensa Nacional.

Discurso pronunciado en la Exposición "El arte de Holden Jara"

en la Junta de Gobierno de la Asociación Nacional Republicana, el 28 de Mayo de 1974.

Fuente: BOTICAS DE LA COLONIA Y COSECHA DE HOJAS DISPERSAS. Por DIONISIO GONZÁLEZ TORRES. Biblioteca Colorados Contemporáneos Nº 4. Talleres Gráficos de CASA AMÉRICA S.A.I.C., Asunción – Paraguay 1979 (501 páginas)


 

HOLDENJARA, ROBERTO : Nacido en 1900. Becado a Europa en 1924. Estudia brevemente en Madrid y pasa luego a Francia, en noviembre de 1925 le es suspendida la beca. Un grupo de escritores gestionó la continuación de su beca en Italia. De aquí pasó a París. Regresa en marzo de 1926. El 30 de noviembre de este año realiza una exposición en el GIMNASIO PARAGUAYO, que comprendió paisajes, retratos y figura.

En agosto de 1928 realiza una gira a Posadas en donde presenta una exposición. En marzo de 1931 presenta una exposición en la Casa Argentina. En 1933 toma parte en la exposición colectiva realizada por los artistas nacionales en Buenos Aires, pero en la cual no pudo estar presente porque en esos momentos se encontraba en las trincheras chaqueñas como combatiente. En las trincheras participó en la redacción e ilustración de algún periódico de campamento Al terminar la guerra imprimió a su arte una dirección distinta; desde entonces dedica en forma predominante al modelo indio. Se formula un plan en el cual figuran entre otros artículos la creación del MUSEO DEL INDIO, en vista al cual realiza sus cuadros de tipos indígenas. La primera exposición de este género se realizó en el Salón de la Alianza Francesa en 1941: fue un nutrido catálogo formado exclusivamente de cabezas de indios de distintas parcialidades: Macas, Matacos, chamacocos, etc., realizadas en una técnica mixta interesante (aguapastel). A partir de entonces ha presentado Holdenjara numerosas exposiciones en las cuales el tema dominante, como se dijo, ha sido el indio, aunque en algunas oportunidades ha dedicado alguna atención al retrato o a la figura.
En la actualidad Holdenjara dirige la Escuela de Bellas Artes, dependiente de la Universidad Nacional.

EXPOSICIONES:

INDIVIDUALES: Asunción, 1926 Asunción, 1931 / Asunción, 1936 / Asunción, 1941 / Asunción, 1952
COLECTIVAS: Asunción (Salones de Primavera) (1933-1961) / Buenos Aires (conjunta de artistas paraguayos) 1933 / San Pablo (II Bienal) 1953 / San Pablo (Retrospectiva de arte paraguayo) 1955

OBRAS EN MUSEOS:
MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES DE ASUNCIÓN:
-. N° 64. RETRATO DE JULIO CORREA, 0.50 x 0.60
MUSEO DE CERÁMICA Y BELLAS ARTES JULIAN DE LA HERRERIA:
-. CABEZA DE INDIO, técnica mixta
-. CABEZA DE INDIO, diseño

UBICACIÓN: HOLDENJARA, superviviente también de una generación en su casi totalidad frustrada por la circunstancia, desarrolla una pintura figurativa dentro de un realismo académico en el cual las conquistas de la pintura moderna están presentes en ciertas concesiones al ambiente y a la luz. Es sin duda una pintura adecuada para el propósito que guió su labor de captación de tipos indígenas en telas destinadas a un museo; pintura en la cual la fidelidad documental es de prima importancia.

Fuente: TREINTA Y TRES NOMBRES EN LAS ARTES PLÁSTICAS PARAGUAYAS por JOSEFINA PLÁ. Editorial Cultura, Asunción-Paraguay 1973 (59 páginas).



HOLDEN JARA, ROBERTO­  : Terminada la guerra, las parcialidades indígenas del Chaco ocupan toda su atención creativa. Tal es la profusión de cuadros con temática indígena que proyectó la creación de un “Museo del Indio”, llegando a realizar una impresionante exposición con ellos, en 1941, en el Salón de la Alianza Francesa. Entre otras, algunas de sus telas más logradas son “India guaraní”, “Carretero Guayakí”, “Morena de ojos verdes”, el “Retrato de Julio Correa”, “Parehara”. Al respecto escribe Ticio Escobar, fundamental crítico y estudioso de las artes visuales en el Paraguay: “Su fiel realismo representativo confiere algunas veces a su obra el valor de verdaderos documentos etnográficos. Por eso, su pintura no puede ser considerada como parte del “indigenismo”; no existe la menor intención de incorporar, ni aún superficialmente, reforma alguna para comunicar una nueva valoración del indio y de su cultura. El insistente retrato del indio al que el artista se dedicó casi exclusivamente durante 28 años, parece corresponder tanto a un mero interés en documentar los caracteres físicos de las distintas etnias chaqueñas como a preocupaciones estéticas.”-

DATOS DEL ARTISTA: Roberto Holden Jara (Holdenjara) nació en Asunción el 24 de junio de 1900 y falleció el 9 de febrero de 1984. Hijo de padre inglés Noel Holden y madre paraguaya Julia Jara, bajo una aparente serenidad de "gentleman" estaba oculta una exaltada pasión latina.

Casado con Lucila Cardús Giménez, tuvo una hija y dos nietos. Realizó sus primeros estudios con Héctor Da Ponte en Asunción en 1912; en Buenos Aires, tres años en la Mutualidad de Estudiantes de Bellas Artes; después en Madrid, en la "Escuela Especial de Pintura, Grabado y Escultura" de San Fernando, otros tres años. Aquí en esta Escuela, conocida también como Academia Real de Bellas Artes de San Fernando, fue condiscípulo de Salvador Dalí. Fue becado luego por el Gobierno Paraguayo, a solicitud de famosos artistas profesores suyos, como Cecilio Plá, Moreno Carbonero, Romero de Torres y otras personalidades para continuar sus estudios en Francia e Italia, un año en cada país. En esta época expuso sus pinturas en París, Roma, Madrid, Toledo, Florencia, Milán, Burdeos. Durante su permanencia en España, cuando Alfonso XIII visitó la Escuela Especial de Pintura, Grabado y Escultura de San Fernando de Madrid, en ocasión de la exposición realizada con ese motivo, mereció una Mención de Honor su "CABEZA DE VIEJO" adquirida después por Da Rosa.

Regresó al Paraguay en 1926 y, a fines de ese año, realizó una exposición en el Gimnasio Paraguayo donde presentó 94 obras. En 1931 realizó otra exposición en la Casa Argentina. De 1932 a 1935 participó en la defensa del Chaco. Este soldado artista aprovechó su permanencia en esa área poblada de nativos para realizar los esbozos que luego le servirían para sus cuadros de gran valor testimonial, además de diseños y bocetos de paisajes, aldeas, casonas, Puestos de Comando, escenas bélicas, campamentos, retratos de soldados y enfermeras, todos realizados en papel de diario, en papel de envolver, en hojas de Parte Diario y en trozos de cartón arrancados de cartuchos durante la contienda del Chaco.

Mientras el luchaba en el frente se organizó la primera muestra de Artistas Paraguayos en Buenos Aires, donde expuso junto con Julián de la Herrería, Samudio, Alborno y Delgado Rodas. En 1940, a beneficio de la Cruz Roja Aliada, realizó nuevamente una exposición en el local de la "Societé La France".

En 1952, la muestra fue en el Centro Cultural Paraguayo Americano y en 1973 en el local del Partido Colorado. En 1979, una Retrospectiva de sus pinturas en el Centro de Estudios Brasileros y, en 1981, Casa Taller presentó sus diseños de la Guerra del Chaco.

Participó de numerosas exposiciones colectivas tanto dentro como hiera del país, como las muestras de los Salones de Primavera del Ateneo Paraguayo, organizadas por el Centro de Artistas Plásticos del Paraguay. En 1953, "LA MORENA DE LOS OJOS CLAROS" obtuvo el Premio Municipal de Pintura (actualmente este cuadro está en la Manzana de la Rivera, con el nombre de "LA MESTIZA"). Expuso en varias ciudades de la Argentina y en 1933 en Buenos Aires, su cuadro "MITÁ CUÑÁ" fue reproducido en "La Nación" en ese año; también efectuó exposiciones en Montevideo, Rio de Janeiro, Santiago, La Paz y otras ciudades americanas. Asimismo, en 1953 participó en la Bienal de San Pablo y en 1955 en una retrospectiva dedicada al arte paraguayo, también en esta ciudad.

Recibió de la República Francesa la distinción de Comendador de la Orden de las Artes y de las Letras en 1964.

Luego de su regreso de Europa en 1926 y su Exposición en el Gimnasio Paraguayo estuvo solo un corto tiempo en Asunción y se trasladó al Alto Paraná a pintar la naturaleza, la mujer campesina y los indios.

Se dedicó durante 28 años a hacer estudios del natural de indios en el Chaco y en la Región Oriental. Además de pintar nativos al óleo creó un procedimiento especial para pintarlos que llamó "agua pastel" sobre cartón que le dio gran fama esparciendo su obra por toda América y Europa. Los makás lo "bautizaron" con el nombre de "KANANÁ" (Halcón). Junto con el Gral. Juan Belaieff llevó a los Makás a Buenos Aires a realizar una teatralización de sus ritos y danzas guerreras con el objetivo altruista de llamar la atención sobre el contenido humano y la capacidad cultural de los aborígenes y porque estos contactos del indio con los grandes centros civilizados podrían ser útiles para elevar su nivel de vida. La teatralización fue interpretada por la tribu Maká, sobre Argumento del Gral. Juan Belaieff, Música de José Asunción Flores y Dirección Artística de Roberto Holden Jara. También en el año 1942, en Asunción, en el Parque Caballero, se encargó de la representación del Descubrimiento de América con cuadros interpretados por los Makás.

Fue Presidente de la Asociación Indigenista del Paraguay, del Centro de Artistas Plásticos y del Comité Nacional de Artes Plásticas-filial de UNESCO. Fue Director Fundador de la Escuela de Bellas Artes desde su creación en 1957 dependiente en ese entonces de la Universidad Nacional de Asunción y Profesor de Pintura hasta el año 1977, año en que se retiró de toda actividad por problemas de salud.

Llegó a pintar innumerables cabezas de indio, paisajes de su tierra y retratos, de hombres y damas de la sociedad así como de campesinos y mujeres paraguayas, escenas costumbristas, abarcando prácticamente todos los géneros; murales con motivos históricos en el Ministerio de Defensa, tales como "EL DESFILE DE LA VICTORIA", "LA ULTIMA RESISTENCIA", "MOTIVOS ALEGÓRICOS SOBRE LAS RESIDENTAS", "MOTIVO ALEGÓRICO SOBRE LA GUERRA DEL 70", “LA GUERRA DE TABARÉ", "LLEGADA DE MARTÍNEZ DE IRALA AL PARAGUAY”, "ALIANZA HISPANO-GUARANÍ" y otras.

Posee telas de gran dimensión como el "PAREJHARA" (Correo Guaraní). "EL CAPATAZ". Varias de sus obras fueron reproducidas en estampillas como "Parejhara", el retrato de Julio Correa en una de sus caracterizaciones en el teatro guaraní como "Karaí Ulogio", murales relativos al descubrimiento de América y un paisaje de la campiña paraguaya.

Fuente: EXPOSICIÓN ROBERTO HOLDEN JARA Y EL CHACO PARAGUAYO. Centro Cultural Paraguayo Americano y Amigos del Arte – Junio 2005 (Asunción).



    Compartir FB

Enlace a obras en Portalguarani



Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 

 

 

Portal Guarani © 2014
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486, Celular: 0981 564-220 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto