PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
  Menu / Secciones
Historia Política
Enlace a obras en Portalguarani
Datos Importantes
  Algunas obras en exposición
PREPARATIVOS - BIENAL INTERNACIONAL DE ASUNCIÓN 2015
ESCULTOR CUBANO LUIS OTERO, 2015 - BIENAL INTERNACIONAL DE ASUNCIÓN
POHÂ ÑANA PARAGUAYPE OJEPORUVEVA - MANUAL DE USO DE HIERBAS MEDICINALES DEL PARAGUAY
 ÑANDUTÍ, ENCAJE PARAGUAYO, 2008 - Por ANNICK SANJURJO
POESÍA SOCIAL EN PARAGUAY 1900 - 1980 - Ensayo de LUIS MARÍA MARTÍNEZ
ANTOLOGIA DEL TEATRO CLÁSICO EN GUARANÍ - Selección e introducción: RUDY TORGA - Tapa: ROBERTO GOIRIZ
EL PARAGUAY DURANTE LOS GOBIERNOS DE FRANCIA Y DE LOS LÓPEZ (Por BEATRÍZ GONZÁLEZ DE BOSIO)
LA SUBLEVACIÓN MILITAR DE 1922-1923 - Por CARLOS R. CENTURIÓN
« Volver
Historia Política

Presidencia del Doctor Felipe Benigno Molas López (27 de febrero al 11 de setiembre de 1949)
08/06/2010


 

 

DR. FELIPE MOLAS LÓPEZ : (27 de febrero al 11 de setiembre 1949). Curtido en conspiraciones, llega al fin a la Presidencia de la República el Dr. Felipe Molas López (1901-1954) odontólogo recibido en Francia y que en la Guerra del Chaco actuara con el grado de capitán de Sanidad. Con el Gobierno del coronel Rafael Franco fue Intendente Municipal de Asunción (de febrero a octubre de 1936). Fue ministro de Educación con los Gobiernos de Juan Manuel Frutos, Natalicio González y el general Edmundo Rolón. La Junta de Gobierno lo candidato -que era como nombrarlo- para la primera magistratura, en forma provisoria, desde el 27 de febrero. Los "comicios" de abril le dieron el triunfo. El 14 de mayo jura ante la Cámara de Representantes como Presidente de la República, período que concluía en 1953, año en que -"por acuerdo de caballeros"- tenía que sucederle el Dr. Federico Chaves. Como primera medida, Molas López decreta la amnistía general para los exiliados, con la inclusión de los ex combatientes de la guerra civil. Muy pocos de ellos regresaron por la desconfianza en las autoridades nacionales, todas ellas igualmente autoridades partidarias. La revolución era muy reciente aún y seguían las expresiones de resentimientos, los actos de venganza, sobre todo en las poblaciones que han sido los escenarios de las luchas.

También bajo su gobierno se reanudaron las relaciones diplomáticas con el Uruguay, seriamente dañadas a raíz de la contienda civil, en cuyo transcurso la prensa oriental se mostró marcadamente hostil con el gobierno de Morínigo.

El 10 de setiembre, en menos de siete meses, la Junta de Gobierno decide poner término al Gobierno de Molas López. Su caída mereció un largo "pronunciamiento al pueblo colorado" por parte de la Junta, que fue duramente criticada por el ex presidente Natalicio González, llamándolo "Un documento patológico" que "por sus características parece concebido por una mente que actúa bajo un complejo patológico". Ofrece una historia de traiciones, felonías y asesinatos, cínicamente relatada, con la pretensión de consagrar un cúmulo de iniquidades como acontecimientos singularmente gloriosos que enaltecen a sus inspiradores y protagonistas.

A continuación Natalicio transcribe el documento "con el añadido de algunos comentarios a fin de facilitar su comprensión".

El documento es singularmente severo con Natalicio González y con su Gobierno: Sabido es que nuestro Partido y todo el pueblo colorado fueron agraviados, hostilizados y perseguidos con singular saña por la oligarquía morínigo-natalicista conocida por el nombre de Guión Rojo desde el 18 de noviembre de 1947, en que bandas armadas atracaron la magna Convención partidaria (...) Sabido es también que el Coronel Enrique Giménez, antiguo amigo de nuestro partido, se había entregado a la política anticolorada y deshonesta, de terror político y latrocinio público, realizada por J. Natalicio González, Víctor Morínigo y otros, y sostenía con las fuerzas a su mando el predominio funesto de tales traidores.

Luego, varios párrafos adelante, el documento menciona la conducta del ministro de Educación de Molas López, el Dr. J. Eulogio Estigarribia, que se reúne en privado con algunos altos mandos, cuando detecta una conspiración contra el Presidente de la República, en busca de desactivarla. Pero el jefe de Policía, Epifanio Méndez Fleitas, le estaba siguiendo los pasos hasta que lo denuncia ante la Junta de Gobierno ante la cual "expone las actividades y la participación de dicho Ministro en la reuniones realizadas en la Aviación el martes 6 y el miércoles 7 (...) En su exposición el Jefe de Policía informa que el Dr. Estigarribia había recogido las intrigas contra el Dr. José Zacarías Arza, contra el general Díaz de Vivar y contra el propio Jefe de Policía"

El Dr. Estigarribia contesta a la Junta de Gobierno que, efectivamente, había participado en la reunión del martes 6 en la Aviación y que había informado a los oficiales que se preparaba un golpe para derrocar al Presidente Molas López.

El comentario de Natalicio es el siguiente: En un régimen democrático, un Partido elige candidatos, los lleva al poder, pero son los elegidos del pueblo quienes gobiernan, y no un Comité de sectarios. El jefe de Policía está al servicio del Presidente, y los ministros guardan lealtad al mandatario que les designó y de quien dependen. El doctor Eulogio Estigarribia, que integra el gabinete del Presidente Molas López, creyó que estos principios seguían primando en el país; no se imaginó que un Jefe de Policía podía acusar a los Ministros y al Presidente, y eliminarlos del poder por conspirar, y que un comité de revoltosos, más que de un Partido civilizado, podía incursionar con sus intrigas en el ejército y dar un golpe de gracia al favorito de la víspera. Además, el doctor Eulogio Estigarribia creyó que un Ministro que no traiciona a su Presidente podía pasar por una persona. En el medio en que actuaba, semejante conducta constituía un grave desliz, un mal ejemplo punible y peligroso. Consecuentemente, fue interrogado, acosado, a fin de arrancarle cuanto sabía sobre sus cómplices en lealtad, y para que informase sobre los pasos que dio en su empeño de evitar la caída de su Presidente. Se le sometió a un verdadero lavado de cerebro para que reconociera que era moral lo que él creía que era inmoral, y que un Ministro fiel era un traidor...

También Natalicio González era parte de los hechos que denunciaba. No podía, desde luego, estar a salvo porque el poder destruyó sin misericordia a los colorados, metidos sin descanso en las cuestiones más turbias en nombre de la "unidad partidaria" cuyo efecto era, precisamente, lo contrario de lo que supuestamente se buscaba. Prueba de ello era que los Presidentes, todos salidos del seno y con la bendición de la Junta de Gobierno, no podían llegar ni a la cuarta parte de su mandato.

Y en medio de la lucha feroz en el interior del Partido, a la población no le quedaba más remedio que mirar con resignación a sus autoridades nacionales destrozándose en las alturas. Frente a los hechos, se alzaba el rumor que muchas veces dañaba más el ánimo de la ciudadanía que los mismos acontecimientos. El rumor, la delación, la intriga, la difamación, formaban parte de la "política" para mantenerse en el Gobierno o ascender a él. En este juego diabólico se avasallaban los más elementales principios de decencia, de respeto, de consideración, de humanidad. La población nada podía esperar ni de la Policía ni de las Fuerzas Armadas. Estaban igualmente encabezadas por militares políticos o políticos militares o policiales. Las jerarquías estaban de patas para arriba. Un teniente, o un oficial, podía levantar a su unidad. Si algún éxito se vislumbraba en la subversión, el inspirador rápidamente conseguía la ayuda de sus jefes. En esta atmósfera, resultaba imposible esperar que el país avanzase ni un paso. La salud, la educación, las fuerzas productivas, toda la actividad nacional, dependían de la junta de Gobierno del Partido Colorado, donde se trazaba el camino que debían seguir las autoridades nacionales. Pero también la Junta de Gobierno era de una inestabilidad sorprendente traducida, desde luego, en las gestiones gubernamentales. Influyentes miembros de la Junta aparecían, de pronto, desalojados del Partido y del país. Su regreso suponía que les llegó el turno de la caída a quienes estaban arriba. La venganza sustituía a la doctrina partidaria. Hablábamos de la educación. En qué momento se podría implementar un plan educativo cuando el ministro, y sus inmediatos subalternos, tenían que vivir equilibrados a la cuerda para mantenerse en ella, o empujar a los otros. Y así con la salud, la industria, la justicia, etc.

En sus largos años de llanura el Partido Colorado luchó con denuedo por la democracia, por su participación en las actividades nacionales, por la Convención Nacional Constituyente, y muchas otras cuestiones como hemos dejado anotado en las páginas iniciales. Pero ya dueño del poder, hizo exactamente lo mismo que había clamado desde la oposición. Cuando el general Estigarribia impuso su Carta Política en 1940, el Partido Colorado la denunció con energía por dictatorial. Se pasaba, con razón, pidiendo la libertad de prensa ante las reiteradas clausuras de sus voceros. Expresaba con fuerza su disgusto, por el uso arbitrario, del Estado de Sitio. Daba la impresión de que cuando se hiciera del poder pondría en práctica todo cuanto había denunciado. No sólo se "olvidó" de corregir los males que había padecido, sino que los empeoró. Ya no le molestaba la Constitución del 40, al contrario, se aferró a ella con las uñas y con los dientes. No tuvo tiempo de llamar a una Constituyente. Recién en 1967, con Estado de Sitio, se eligió a los que debían sancionar una nueva Constitución.

El 10 de setiembre de 1949, entonces, el Dr. Felipe Molas López es obligado a dejar la Presidencia de la República por haber conspirado contra su Gobierno.

Fuente: LA HEGEMONÍA COLORADA (1947-1954) – Obra de ALCIBÍADES GONZÁLEZ DELVALLE. COLECCIÓN LA GRAN HISTORIA DEL PARAGUAY, 12 © Editorial El Lector - www.ellector.com.py  - Asunción – Paraguay (2010 – 133 páginas)

 

 

Presidencia del Doctor FELIPE MOLAS LÓPEZ.

27 de febrero al 11 de setiembre de 1949.

 

Biografía del Dr. Molas López.

 

Nació en 1901. Se graduó de odontólogo, especializándose en reimplantaciones o injertos dentarios, lo cual le dio celebridad. Había sido laureado con el primer premio y medalla de oro, en el año 1926, en un concurso de facultades de medicina en Burdeos (Francia).

Durante la contienda del Chaco (1932/35), actuó en el frente con el grado de Capitán de Sanidad.

Desempeñó diversas e importantes funciones públicas: INTENDENTE MUNICIPAL desde el 21 de febrero hasta octubre del 36; MINISTRO DE EDUCACIÓN durante los gobiernos del Dr. J. M. FRUTOS, NATALICIO GONZÁLEZ y el Gral. ROLÓN, los tres presidentes que le precedieron. PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA desde el 27 de febrero hasta el 11 de setiembre de 1949. El Dr. MOLAS LÓPEZ era considerado uno de los hombres más representativos de la época, y se caracterizó por su consagración al bien de la patria.

Falleció en marzo de 1954, a la edad de 53 años.

Su esposa: doña RITA OLIVERO.

Fue el 40º Presidente desde la terminación de la guerra del 70.

AL ASUMIR, INTEGRÓ ASÍ SU GABINETE:

INTERIOR: Liberato Rodríguez, a quien sucede el Dr. Mario Mallorquín; RELACIONES EXTERIORES Y CULTO: Federico Chaves en principio, posteriormente el Dr. Bernardo Ocampos, al reasumir (mayo/49); HACIENDA: Dr. Ramón Méndez Paiva; OBRAS PÚBLICAS Y COMUNICACIONES: Rigoberto Caballero; SALUD PÚBLICA Y PREVISIÓN SOCIAL: Dr. Pedro Hugo Peña; DEFENSA NACIONAL: Dr. José Zacarías Arza; ECONOMÍA: Liberato Rodríguez (15-III), Dr. Bernardo Ocampos (28-III) y, posteriormente, el Dr. Fabio Da Silva (mayo/49); JUSTICIA Y TRABAJO: Dr. J. Augusto Saldívar (15-III), Dr. Fabio Da Silva (28-III), Dr. Guillermo Enciso Velloso (mayo/49); EDUCACIÓN: Dr. J. Eulogio Estigarribia.

El Dr. MOLAS LÓPEZ gobernó desde el 27 de febrero de 1949. Luego de los comicios de abril, asumió el 14 de mayo como Presidente Constitucional, prestando el juramento ante el Congreso. Se decreta la amnistía general para todos los exiliados, extensiva a los que participaron en la revolución de 1947. Se resuelve reanudar las relaciones con el Uruguay, rotas a raíz de la ayuda prestada por este país a los rebeldes del 47.

Pero el 11 de setiembre del 49 se produce un nuevo vuelco en la política.

El Partido Colorado retira su apoyo al Presidente por haber pretendido éste desplazar del seno del gobierno a destacados dirigentes del sector democrático del partido. Un golpe de estado le obliga a renunciar y es designado para sucederle FEDERICO CHAVES. Cabe observar que entre los años 48 y 49 se han producido nada menos que seis cambios gubernativos, lo que revela la inestabilidad política imperante en la época, sólo superada en los años 1910/12.

Fuente: HISTORIA DEL PARAGUAY CONTEMPORANEO 1869- 1983. Autor: OSVALDO KALLSEN, Imprenta Modelo S.A., Asunción – Paraguay 1983 (215 páginas).

 

 

ENLACE INTERNO AL ESPACIO DE LECTURA RECOMENDADA

DOCTOR FELIPE BENIGNO MOLAS LÓPEZ en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

ENLACE INTERNO RELACIONADO

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 


Compartir FB


 

LA GUERRA DEL CHACOMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOREPUBLICA DEL PARAGUAYBIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIMÚSICA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BILLETES DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAY
CASA DEL LA INDEPENDENCIAMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011LITERATURA PARAGUAYAMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYAIDIOMA GUARANIHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAY

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA