PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
Alfredo Quiroz


  1974, 2012 - Obras de ALFREDO QUIROZ


1974, 2012 - Obras de ALFREDO QUIROZ

1974, 2012

Obras de ALFREDO QUIROZ

FUNDACIÓN MIGLIORISI

CENTRO DE ARTES VISUALES / MUSEO DEL BARRO

Asunción – Paraguay

2012

 

 

1974, óleo y grafito sobre tela, 2012.

 

 

 

Protège moi, oleo sobre tela, 2012

 

 

Pintura 2012, técnica mixta:

óleo y papel sobre láminas de vidrio con cortes histológicos 

 

Seis de Enero, oleo sobre acrílico, 2012

 

 

La bolsa I, oleo sobre tela, 2012

 

 

1974

Todo retrato pintado comprensivamente es un retrato del artista, no del modelo.

Éste no es más que el accidente, la ocasión.

No es él quien revela al pintor, sino éste el que sobre el lienzo se revela a sí mismo.

Oscar Wilde.



1974 es el título de la muestra de pinturas que presenta ahora Alfredo Quiroz; 1974 es también el año de su nacimiento. Una propuesta artística compuesta de varias series de cuadros recientes que, aunque diversas, están apoyadas en la conjunción de ensimismamiento visual, juego simbólico y narrativa teatral. Precisamente en el terreno dramático es donde Quiroz se distancia de la tradición pictórica como representación de la realidad visual: más allá de la destreza expresiva y los materiales utilizados, su obra se orienta hacia un arte de narración codificada, contemporánea y elíptica; arte que deviene permanentemente cíclico en su rico, enmarañado, intenso y conmovedor relato.
 

Quiroz es médico hematólogo, trabajador e investigador en ese campo, mientras que su formación artística es autodidacta, libre de prejuicios de escuela, de complacencias socialmente establecidas y de creencias condicionadas. La libertad de expresión se convierte para él en la justificación de su arte y tiene la convicción de que la imagen sólo es una aparición motivada por la convergencia de poderes especiales, los cuales proceden de su inspiración particular, del modo de su psique, de su mirada curiosa y receptiva, de sus vivencias y remembranzas, de la imaginación, pero, también, del gran fondo telúrico.
 

Para que la imagen no desaparezca él tiene que traducirla al mundo de la materia, plasmándola en el soporte escogido (sea papel, lienzo o tabla). La carbonilla y los colores líquidos o espesos van adquiriendo en su obra la potencia significativa de la materia original y, entonces, el artista percibe que el arte “es una lucha entre lo abierto del mundo (imagen) y lo cerrado de la tierra (materia)”, según la expresión de Heidegger; y que esa lucha encierra, además, un carácter erótico y una suplencia mortífera, porque la obra será, en definitiva, una encarnación momentánea de la iluminación visitante. La fe de este artista en el arte consiste, pues, en saber que hay cosas que sólo el arte, mediante sus propios recursos, puede dar.
 

Así, cada obra elaborada pictóricamente por Quiroz y presentada en esta ocasión, inserta el dinamismo irracional de la materia expresiva y la intención del orden peculiar de la imagen mental –si esta fuera previa a la ejecución–. Porque la creación artística, para él, no siempre se experimenta teniendo afuera el modelo (aunque sea interior), sino que muchas veces se llegaría a conocer la equivalencia de ese modelo a medida que él mismo (como pintor) va trazando sobre el soporte los contornos, las texturas, las sombras, los esquemas del signo singular.
 

A veces, la imagen anhelada se transforma vertiginosamente en otras, más atrayentes aún, o se convierte en temas de terror y castigo. Sus lienzos y tablas se van poblando de personajes-fetiches ambiguos que reclaman los grandes sentimientos antagonistas del miedo y del amor y que insinúan, como testigos poderosos, la presencia de otros mundos poblados por aquellos personajes quiméricos. Es como si un espejismo se adueñara de todo y removiera la esencia de la trama inicial arruinando la identidad de los seres; su continuidad en la memoria, el espacio y el tiempo.
 

Consolidaciones del deseo y del tormento se unen aquí estrechamente hasta el punto de tornar imposible toda escisión y volver la comprensión ilimitada. Determinados sueños nos transportan rápidamente a otros universos, desconocidos. Surgen, así, perfiles y escenarios que no pueden ser en su totalidad descifrados, aunque se los presienten en la intimidad de los dormitorios infantiles, en la frialdad nocturna de las calles, en la camaradería de la cama, en la cotidianidad del lugar de trabajo, en los paseos por el espacio abierto o en el interior de una bolsa de desechos, en aquellos silencios que se instalan bruscamente sin porqué alguno. La soledad se puebla de recuerdos y la compañía se desmantela en imágenes de soledad.
 

El afecto, la incomunicación, la vulnerabilidad, la disidencia ante el contexto, la indiferencia, lo real y su doble, el apego y el amor, entre otras multiplicidades de cosas, son vistos allí como retratos desesperados, incapaces de reflejar otra imagen que no sea la de su proyección interior. El doble que en su pintura aparece constituye un tema esencial y decisivo desde el punto de vista psicológico, si es verdad que, como se ha sostenido, todo pintor tiene como misión fundamental lograr –o malograr– su autorretrato (sea cual fuera el género de pintura que emplee), incluso aunque jamás intente figurar él en sus lienzos o tablas.
 

De modo semejante, los objetos que van apareciendo en las obras son como presiones de una potencia desconocida que, por momentos, ha logrado encontrar el equilibrio y el molde de una forma cualquiera –que a veces parece querer salir del cuadro–; da lo mismo que se trate de figuras insólitas que de representaciones familiares, de objetos vivos y naturales que de productos del artificio humano, de láminas de vidrio con cortes histológicos que de elementos de una fachada arquitectónica, del conjunto que de sus fragmentaciones y amputaciones. Todo, y simultáneamente, aparece en función de máscara, ocultando y develando a un tiempo simbolismos profundos.
 

Así, pues, podríamos insinuar que en esta exposición surgirían al menos tres inquietudes principales del artista: el propio cuerpo y lo cercano; los pensamientos, sentimientos y recuerdos; la relación con el otro y sus avatares. Partiendo del propio yo interno del artista hacia el encuentro con el otro y de la progresión de relaciones con y entre los objetos de identidad y anonimato; partiendo de la esfera de la conciencia personal hacia la búsqueda de una intersubjetividad que la vincule con el mundo que nos rodea, en esta muestra, 1974, de Quiroz, se urde una genuina red de meandros, bifurcaciones y encrucijadas que, como espectadores, nos llevan ligeramente desde la fantasmagoría y el ensueño hasta el auténtico núcleo de la realidad que, finalmente, nos envuelve y configura a todos.

Alban Martínez Gueyraud.

Asunción, mayo de 2012.

 

 

 

La bolsa II, técnica mixta:

oleo y papel sobre láminas de vidrio con cortes histológicos, 2012 (arriba);

La bolsa III, técnica mixta:

oleo y papel sobre láminas de vidrio con cortes histológicos, 2012 (abajo)

 

 

 

 

Luv, oleo y acrílico sobre tela, 2012

 

Luv, oleo y acrílico sobre tela, 2012

 

 

 

 

 ENLACE INTERNO AL ESPACIO DE LA "FUNDACIÓN MIGLIORISI"

en el PORTALGUARANI.COM

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

Como se vería esta obra en tu Sala?

Selecciona un color de la pared:

1974, 2012 - Obras de ALFREDO QUIROZ


Rompecabezas (Entretenimiento)


1974, 2012 - Obras de ALFREDO QUIROZ 

 





Bibliotecas Virtuales donde fue incluido el Documento:
FUNDACIÓN
FUNDACIÓN MIGLIORISI / MIGLIORISI FOUNDATION
EXPOSICIONES
EXPOSICIONES DE ARTE - CATÁLOGOS y RECORRIDOS VIRTUALES - CRÍTICAS DE ARTE
LIBROS
LIBROS Y ENSAYOS SOBRE LAS ARTES VISUALES EN PARAGUAY ( ÓLEOS, ESCULTURAS, FOTOGRAFÍA, CERÁMICA, ARTE POPULAR, ARTE JESUÍTA)

Compartir FB

 

Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en libros en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada

Ver Perfil y otras Obras del Autor...


Sol de Oro S.A. - www.soldeorosa.com

Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos
 
FILATELIA DEL PARAGUAYHISTORIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYOBILLETES DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYLA GUERRA DEL CHACOIDIOMA GUARANI
MUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYACASA DEL LA INDEPENDENCIAMÚSICA PARAGUAYAACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA BIBLIOTECA DEL PORTALGUARANILITERATURA PARAGUAYAREPUBLICA DEL PARAGUAYMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA