PortalGuarani.com
Inicio El Portal El Paraguay Contactos Seguinos: Facebook - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani Twitter - PortalGuarani
GILBERTO RAMÍREZ SANTACRUZ

  RELATORIOS, 1995 - Relatos de GILBERTO RAMÍREZ SANTACRUZ


RELATORIOS, 1995 - Relatos de GILBERTO RAMÍREZ SANTACRUZ

RELATORIOS

Relatos de GILBERTO RAMÍREZ SANTACRUZ

Intercontinental Editora,

Asunción-Paraguay

1995 (140 páginas)

 

 

 


 

Como escritor, quizá la mayor virtud que tiene Gilberto Ramírez Santacruz es la de no cejar jamás en su voluntad de crear mundos imaginarios a partir de hechos reales conocidos o vividos por él. Es lo que se percibe nuevamente en este microcosmos que tenemos entre manos, y que parece recoger partículas entrañables de su infancia campesina, de su asombro ante el paso por la Capital, de su inserción plena en el mundo de Buenos Aires. A despecho de ciertas vacilaciones en el uso del lenguaje, Ramírez Santacruz es capaz de reelaborar artísticamente contextos y personajes, de modo tal que el lector pueda reconocer fácilmente paisajes, costumbres populares, figuras infaltables en la taxonomía de los pueblos campesinos. Esto es lo valioso del presente libro de Ramírez Santacruz: el rescate de un mundo que está desapareciendo ante el avance del progreso, y en el cual todavía somos capaces de reconocernos y reconocer al semejante. Todo, pues, incluyendo los sueños o la imaginería fantástica que circula por el libro, hunde sus raíces en la vida real y éste es el secreto de la frescura y la gracia que anima a muchos de sus relatos. A Ramírez. Santacruz tampoco le son ajenos los avatares de nuestra vida política, y así revive situaciones que en su momento fueron heridas abiertas para la sensibilidad colectiva. En suma, creemos que el lector no olvidará fácilmente este nuevo universo narrativo desplegado por Gilberto Ramírez Santacruz. 

 

EDGAR VALDEZ,

Buenos Aires, setiembre de 1994


 

ÍNDICE

 

PUEBLO DE LOCOS// LA VIDA EN LA CIUDAD// LAS DUDAS DE UN VERDUGO// EL BAILE// LA HUMILLACIÓN// LA CELULA// EL HONOR DE LOS VENCIDOS//  EL HOMBRE QUE TIRO SU VERGÜENZA// EL GRITO DE TRIANA// SARGENTA DE LÓPEZ// TIRADO EN LA CALLE// SOMBRA Y ALGO MÁS// LA CARCAJADA// POSTALES DEL CIELO// EL TREN SIN HORARIO// MORIR DESPÚES.

 

 


 

 

 

EL HONOR DE LOS VENCIDOS

 

 

«IBAS EN POS DE GLORIAS SONRIENTES

MIENTRAS DE ATRÁS LA MUERTE TE SEGUÍA»

H. CAMPOS CERVERA (PADRE)

 

La guerra suele poner a prueba a los hombres, enfrentándolos a la muerte fuera de tiempo y devolviendo a la vida con una nostalgia de la violencia. Tal parecía el caso de Ladislao Ponce que todo cuanto decía lo remitía a su condición de ex combatiente de guerra y cuantas revoluciones intentadas en el Paraguay, desde el año 1904. Aunque hacía varios lustros que jugaba solamente al bojo y al truco, no perdía oportunidad para asociar cualquier situación con declamaciones de tipo militar.

El juego de naipes pasó a ser lo más importante en la vida de Ponce, después que se resignó a luchar contra la dictadura y padecer cárceles y persecuciones. En invierno solía llegar con su poncho chará a la casa de Benjamín Arce, pedía una raya de Aristócrata, mientras aguardaba la conformación del equipo. Bebía concentrado su aperitivo, como si estuviera armando una estrategia para el truco. Pero era respetado por todos, a pesar de ser catalogado «contra» del gobierno. El pueblo estaba acostumbrado a sus improperios y bravuconadas contra las autoridades. Antes lo llevaban preso por cada crítica que hacía en público, hasta que se cansaron de detenerlo. Sabían, perfectamente, que Ponce no encarnaba ningún peligro para el orden establecido.

«En la guerra se gana o se muere», decía Ponce al comenzar una partida en el bolichito de Arce. Apostaba fuerte dinero y gastos para los mirones. Disfrutaba mucho de jugar en público, ya que hacía reír a todos cuando glosaba su flor o dejaba de pintar el palo que esperaba.

«Yo siempre canto al amor/yo siempre canto por la paz/ yo sólo quiero libertad para regalarte ésta flor», recitaba Ladislao Ponce gritando sus buenas cartas.

«No busco fama ni honor/no busco ganar ni perder/traigo sólo a mi querer/ éste ramo de floripón», remataba al fracasarle la última carta. Ponce no perdonaba nunca a su contrario de juego, le cobraba indefectiblemente todo cuanto se apostaba. Una noche tuvo la suerte de juntar todo el dinero de la mesa. Se levantaron dos, después de haber perdido todas las prendas: relojes, cadenillas, anillos, linternas, carros, carretas, bueyes, caballos, pistolas, etc. Siguió uno en la mesa, dispuesto a todo, sin que nadie supiera con qué. De pronto, apostó a lo último que le quedaba.

-Ya no me queda nada. Solamente mi mujer... -dijo Severo Barúa y barajó las cartas.

-Como no. Yo soy un guerrero honorable y nunca abandono el campo de batalla. Más aún si el enemigo conserva su asiento en la mesa y se dispone a ofrecer resistencia, -respondió Ponce con su habitual grandilocuencia estratégica.

-Porque la guerra ofrece al victorioso la oportunidad de mostrar su estatura moral a la hora de respetar el honor de los vencidos, - agregó Ponce, orgulloso de pertenecer a esta clase de ganadores, según daba a entender.

Comenzaron la partida, los mirones por poco no se caían sobre los jugadores de tan entusiasmados que estaban. Algunos proponían terminar el juego, otros decían que había que respetar al perdedor y seguir la partida hasta la última consecuencia. Ponce quedó aventajado en la primera vuelta, con un falso envido y truco ganado por la primera. Arce, como dueño de casa, parecía muy nervioso y temeroso de un final trágico. Prosiguió el juego y Ponce seguía avanzando vertiginosamente. Barúa torcía las barajas dolorosamente y parecía no rendirse ante la adversidad. Ponce trató de mantener la calma, no largó nada que pudiera hacer reír a los mirones. Temía también una reacción imprevista de Barúa ante la posibilidad de perder su propia mujer. Este seguía peleando con uñas y dientes. Ponce no sabía si ganar, para quedarse con la mujer de Barúa o perder para devolverle todas las prendas inútilmente. Prefirió ganar la mujer a Barúa y no caer en sentimentalismo. Le pareció no adecuado retroceder para un hombre de ley y deshonrar a un enemigo que peleaba con todas las armas a mano.

Llegó a su fin la partida. Ponce obtuvo una vez más el triunfo. Barúa se apretó la cabeza y se puso de pie, en señal de que aceptó la derrota. Ponce le tomó del hombro sin saber que decirle, pero dispuesto a respetar el pacto de honor. Pensó que la mejor manera de respetarlo era permitirle que cumpla su apuesta, aceptarle que entregue su mujer como había prometido.

-Ponce, en casa está tu paga ... Vamos..., antes de amanecer, -dijo Barúa con su voz entrecortada y salió acompañado por «el vencedor de todas las batallas», como se autodenominaba Ponce en broma.

Cuando atravesaban la tranquera de Arce se escucharon dos tiros de fusil, que vinieron certeramente de la oscuridad, y alguien cayó en el suelo a consecuencia. Era Ladislao Ponce que recibió dos balazos entrecruzados, tal vez para que sepa, -aunque tarde-, que en la guerra también muere a veces el que gana. -

1991

 

 

 

Para compra del libro debe contactar:

LIBRERÍA INTERCONTINENTAL, EDITORA E IMPRESORA S.A.,

Caballero 270 (Asunción - Paraguay).

Teléfonos: (595-21) 449 738  -  496 991

Fax: (595-21) 448 721

E-mail:  agatti@libreriaintercontinental.com.py

Web:  www.libreriaintercontinental.com.py

 

 

 

 

Enlace al espacio de la INTERCONTINENTAL EDITORA

en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 

 

 

 

 

 

 

ENLACE INTERNO A ESPACIO DE VISITA RECOMENDADA


(Hacer click sobre la imagen)






Bibliotecas Virtuales donde se incluyó el Documento:
INTERCONTINENTAL
INTERCONTINENTAL EDITORA
LIBROS,
LIBROS, ENSAYOS y ANTOLOGÍAS DE LITERATURA PA



Leyenda:
Solo en exposición en museos y galerías
Solo en exposición en la web
Colección privada o del Artista
Catalogado en artes visuales o exposiciones realizadas
Venta directa
Obra Robada




Buscador PortalGuarani.com de Artistas y Autores Paraguayos

 

 

Portal Guarani © 2024
Todos los derechos reservados, Asunción - Paraguay
CEO Eduardo Pratt, Desarollador Ing. Gustavo Lezcano, Contenidos Lic.Rosanna López Vera

Logros y Reconocimientos del Portal
- Declarado de Interés Cultural Nacional
- Declarado de Interés Cultural Municipal
- Doble Ganador del WSA