PortalGuarani.com
Inicio Nosotros Indice de Artes Visuales Indice de Literatura, Música y Ciencias TV Online Paraguay
Powered by
Idioma:
Seguinos:
Colores de fondo:
REPÚBLICA DEL PARAGUAY (GOBIERNO Y GEOGRAFÍA)
  Menu / Secciones
Historia Política
Enlace a obras en Portalguarani
Datos Importantes
  Algunas obras en exposición
COMO SE CONSTRUYE UNA NACIÓN, 1997 - JUAN NATALICIO GONZÁLEZ
NEGOCIOS QUE OTORGAN LA CUOTA DE SOFISTICACIÓN AL MERCADO FINANCIERO, 2014 - Por MANUEL FERREIRA BRUSQUETTI
MODESTO DELGADO RODAS (VIDA y CATÁLOGO DE OBRAS) - Por AMALIA RUIZ DÍAZ
TRANSICIÓN, DESDE LAS MEMORIAS - MILDA RIVAROLA, 2009
JULIO CORREA. POESÍAS Y CUENTOS COMPLETOS - Edición de MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ
POETISAS DEL PARAGUAY (VOCES DE HOY) - MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ y RENÉE FERRER DE ARRÉLLAGA
REVISTA LA AURORA - NÚMERO 6 - Redactor en jefe y responsable: D.I.A.BERMEJO
REVISTA LA AURORA - NÚMERO 7 - Redactor en jefe y responsable: D.I.A.BERMEJO
« Volver
Historia Política

El apoyo brindado por Estados Unidos al Régimen de Stroessner y su complicidad en la violación de los Derechos Humanos en Paraguay (Por Andrew Nickson)
19/09/2014


EL APOYO BRINDADO POR ESTADOS UNIDOS AL RÉGIMEN DE STROESSNER y

LA COMPLICIDAD DE ESTADOS UNIDOS EN LA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS

DURANTE LA DICTADURA DE STROESSNER

Por ANDREW NICKSON

 

 

 

EL APOYO BRINDADO POR ESTADOS UNIDOS AL RÉGIMEN DE STROESSNER

 

A cambio de esta extraordinaria y exagerada postura anticomunista asumida por su régimen, que hemos detallado arriba, Stroessner recibió un considerable apoyo diplomático, económico y militar de parte de sucesivas administraciones de Estados Unidos. Esta "ayuda americana" era tan importante que no sería exagerado afirmar que, en su ausencia, se hubiera puesto en jaque la consolidación de su régimen.

 

1. Apoyo diplomático

Las relaciones diplomáticas entre el régimen de Stroessner y sucesivas administraciones norteamericanas fueron extremadamente cercanas. El entonces vicepresidente de Estados Unidos, Richard Nixon, realizó una visita oficial a Paraguay el día 4 de mayo de 1958, cuarto aniversario del golpe en 1954 que llevó a Stroessner al poder. Aun cuando durante su visita asistió a una sesión solemne del Congreso en que todos los miembros en ese entonces eran de un solo partido, el Partido Colorado, no tuvo reparos en ofrecer una alabanza a Stroessner que tocó la médula de la relación con el régimen: "En el campo de las relaciones internacionales, no conozco otra nación que se haya levantado tan firmemente como la de usted en contra de la amenaza del comunismo y esto es una razón del porqué estoy especialmente feliz de estar aquí". Según Mora y Cooney, el embajador Walter Ploeser (1957-59) "funcionó como ‘lobbyist’ sin pago para el Gobierno paraguayo". En 1959 Ploeser se preciaba del significativo aumento de la ayuda económica al Paraguay, del esfuerzo dedicado para ayudar a Stroessner en Washington y de sus buenas relaciones con el presidente. Su sucesor, Harry F. Stimson (1959-61), fue aún más favorable al Gobierno de Stroessner, pues solicitó a Washington que se incluya al Paraguay en una gira del presidente norteamericano, Dwight David Eisenhower, al Cono Sur, petición denegada por la Casa Blanca.

En sendas declaraciones públicas, el Gobierno norteamericano prestaba un apoyo tácito a la "fachada democrática" de unas elecciones fraudulentas realizadas cada cinco años por el régimen. En cada una de estas elecciones solo se permitió la participación de una oposición comprada. La visita de Nelson Rockefeller, el entonces gobernador de Nueva York, entre 19 y 20 de junio de 1969 provocó las primeras manifestaciones callejeras contra el Gobierno de Estados Unidos, incluyendo la quema en público de la bandera norteamericana. Fueron realizadas por estudiantes secundarios y universitarios opuestos a su abierto apoyo brindado a Stroessner. Aun cuando estaban protestando a favor de la democracia, la embajada norteamericana mantuvo un total silencio respecto a la detención, tortura y encarcelamiento de los líderes estudiantiles.

Esta actitud no es de sorprender porque la crítica norteamericana a las serias violaciones de los derechos humanos en Paraguay sencillamente no existió. En particular, ni el Department of State (Ministerio de Relaciones Exteriores) ni el American Embassy en Asunción levantó ni la más mínima voz de protesta por la situación agobiante de unos cien "presos políticos de larga duración" que yacían en condiciones infrahumanas en las varias comisarías asuncenas, algunas en pleno centro de la ciudad. La explicación fue sencilla, la gran mayoría de ellos pertenecían a, o eran simpatizantes del Partido Comunista Paraguayo y habían sido condenados por la Ley N° 294 de 1955 "De defensa de la democracia".

 

2. Apoyo económico

El flujo de dinero, tanto del Gobierno norteamericano como del Fondo Monetario Internacional, a instancia de las recomendaciones de Washington, fue determinante para la sobrevivencia y consolidación del régimen de Stroessner durante sus primeras décadas. A un año del golpe que llevó a Stroessner al poder, en mayo de 1955 el Export Import Bank, banco estatal de Estados Unidos, otorgó un préstamo blando de US$7 millones a favor de Corposana para iniciar un sistema de provisión de agua potable en Asunción. Este crédito, de monto muy apreciable para ese entonces, vino a llenar la necesidad de efectivo en un momento de gran vulnerabilidad del nuevo régimen, dada la voracidad del Ejército y la Policía, que en 1956 absorbían "arriba del 50 por ciento" del presupuesto nacional (Despacho N° 488 de la embajada norteamericana al Departamento de Estado, del 8 de abril de 1957). En agosto de 1957 se puso en marcha un acuerdo de estabilización con el Fondo Monetario Internacional apoyado por US$ 5,5 millones y otro monto igual del Tesoro de Estados Unidos, un total de US$11 millones de crédito "stand-by", suma apreciable en ese entonces. Entre 1954 y 1960 Paraguay recibió en total unos US$30 millones de ayuda norteamericana, algo muy considerable para ese entonces y fue el tercer destinatario de esos fondos en América Latina.

Esta cooperación se incrementó con la Alianza para el Progreso del presidente John F. Kennedy, creada en Punta del Este en 1961 para contrarrestar la tentación de guerrillas en Sudamérica y la consolidación de Fidel Castro en Cuba. El 13 de junio de 1961, un enviado especial del Kennedy, el embajador Adlai Stevenson, expresó a Stroessner que la obtención de asistencia financiera, en lo sucesivo, dependería de la presencia de la oposición en el Congreso "mediante elecciones libres". El día anterior, sin embargo, Stroessner había expulsado al histórico líder febrerista Rafael Franco y al liberal Carlos Pastore cuando intentaron cruzar la frontera desde Argentina con la esperanza de entrevistarse con Stevenson. Además, cientos de personas, la mayoría estudiantes que intentaron hacer manifestaciones antigubernamentales coincidentes con su visita fueron arrestados.

A criterio de los autores Mora y Cooney: "Aunque el mensaje público de Washington a Asunción ponía énfasis en las reformas estructurales, el propósito de la visita de Stevenson fue realmente una cuestión de imagen política, o sea, obtener concesiones de forma para justificar el apoyo político, económico y militar norteamericano". Debido a estas presiones de Stevenson de ‘mantener apariencias' para seguir recibiendo el apoyo financiero norteamericano, una fachada de democracia parlamentaria fue gradualmente construida. Esto comenzó en 1963 cuando el grupo Renovación -una pequeña facción liberal- fue oficialmente reconocida como Partido Liberal a cambio de su participación en las elecciones presidenciales de febrero de ese año. Stroessner fue reelecto con el 90,6 por ciento de los votos y el candidato opositor títere -Ernesto Gavilán- fue premiado con el puesto de embajador en el Reino Unido.

De hecho, entre 1962 y 1965 el régimen recibió US$ 40 millones en ayuda directa, lo que junto a préstamos de las agencias internacionales ligadas a los Estados Unidos sumó casi US$ 80 millones. Sin embargo, los Estados Unidos hicieron la vista gorda al hecho de que mucha de esta ayuda se desvió como resultado de una corrupción desenfrenada. A cambio de este largesse de parte de los Estados Unidos durante los años 60 se efectuaron solamente reformas simbólicas y se despilfarró una proporción mayor de esta ayuda. Como nos recuerda Neri Fariña,

"Del dinero que ingresaba, sólo una parte era destinada a obras públicas. El resto se repartía entre los jerarcas políticos y militares con absoluto desparpajo. Los norteamericanos sabían de esto, pero se consolaban con el anticomunismo rabioso de Stroessner. Los rojos no entrarían mientras los colorados mandaran. El Rubio, por su parte, miraba indolente a sus cortesanos sumidos en una impúdica repartija de bienes públicos. Esto constituía lo que, tratando de acallar la voz de alguna famélica conciencia, se denominaba El precio de la paz".

La aseveración de los autores Mora y Cooney de que la Alianza para el Progreso "contribuyó a la modernización de la infraestructura y el crecimiento económico, creando la base (mediante una red carretera) del cual surgió el 'boom' económico en los años 70 es muy cuestionable, por dos razones. Primero, el aumento en la extensión de la red carretera fue sumamente limitado. El kilometraje total de rutas pavimentadas en el país alimentó solamente de 91 km en 1954 a 261 km en 1968, un promedio de menos de 12 km por año. Segundo, y aún más importante, el 'boom' de los 70 fue casi totalmente producto de un factor exógeno, o sea, la construcción de la represa de Itaipú, la planta hidroeléctrica más grande del mundo.

 

3. Apoyo militar

Entre 1946 y 1989 la ayuda militar norteamericana a Paraguay llegó a US$31 millones, casi todo en forma de donación. Durante este periodo un total de 1.874 miembros de las Fuerzas Armadas paraguayas recibieron entrenamiento por parte del Gobierno de Estados Unidos, inicialmente en sus bases en la Zona del Canal de Panamá tal como Fort Gulick y a partir de 1984 en Fort Benning, Georgia en los Estados Unidos mismo. El valor de la asistencia militar, limitado al inicio, se multiplicó por diez entre 1962 y 1965 (administraciones de los presidentes Kennedy y Johnson), época en que también creció la cooperación en inteligencia. Entre 1962 y 1969, unos 400 oficiales del ejército paraguayo recibieron formación en academias y escuelas norteamericanas en métodos de contrainsurgencia catalogados como "comunismo y democracia, asuntos civiles, operaciones psicológicas, desarrollo nacional y operaciones clandestinas", en territorio de los Estados Unidos y en la Zona del Canal de Panamá. El nuevo Colegio Militar "Mariscal Francisco Solano López", construido en 1972 en Capiatá, fue financiado con un préstamo blando del Gobierno de Estados Unidos.

 

4. El extraordinario caso de Roberto Cubas Barboza

El militar Roberto Cubas Barboza (1929-89) fue producto emblemático del programa de asistencia militar norteamericano al régimen de Stroessner. Guaireño de origen, tuvo una destacada carrera militar dentro de la Caballería del Ejército. Era un oficial ejemplar, y fue enviado varias veces a instruirse en instalaciones militares en EE.UU.. Contaba con la admiración y aval de la embajada norteamericana en Asunción, cuyo personal le consideró el prototipo del "militar moderno". Prueba de esta confianza, bajo presión de la embajada y a pesar de su juventud, con rango de Tte. coronel fue seleccionado para comandar el contingente paraguayo de 185 efectivos que apoyaron la invasión norteamericana a la República Dominicana desde el 26 de junio de 1965 hasta su salida el 29 de julio de 1966.

Llegó al Caribe inculcado con una visión de ese país basado en la Doctrina de Seguridad Nacional, supuestamente amenazado por el comunismo internacional. Pero la experiencia de ver tanta miseria y corrupción tuvo un profundo impacto sobre el pensamiento de Cubas Barboza. Empezó a cuestionar el argumento de que la amenaza del comunismo justificaba el sustento a Gobiernos autoritarios en América Latina. A su regreso, y mediante discursos, charlas y escritos, empezaba a abogar por la democratización en Paraguay, actitud insólita asumida por un oficial militar del entonces. Muy pronto las hazañas de Cubas Barboza llegaron a los oídos de Stroessner. Durante un breve lapso fue detenido bajo arresto militar y se le sacó el comando de tropas. Fue a estudiar en EE.UU. pero a su regreso fue obligado a retirarse del servicio activo bajo amenaza de no seguir con su proselitismo. Cubas Barboza murió en forma trágica en un accidente aéreo cuando desempeñaba la función de jefe de seguridad de Itaipú Binacional. Sus MEMORIAS (2007), publicadas en forma postuma, dan testimonio de la evolución de su pensamiento político.



 

 

LA COMPLICIDAD DE ESTADOS UNIDOS EN LA VIOLACIÓN DE DERECHOS HUMANOS

DURANTE LA DICTADURA DE STROESSNER

 

Si bien sucesivas administraciones norteamericanas prestaron un fuerte apoyo diplomático, económico y militar al régimen de Stroessner, fue su complicidad en aumentar la capacidad del régimen de instaurar la flagrante violación de derechos humanos lo que merece la mayor crítica. Como hemos visto arriba, la difusión de la propaganda basada en la Doctrina de Seguridad Nacional fue un factor principal que contribuyó a la escalada en el uso de la tortura y la desaparición de detenidos políticos como método de amedrentamiento de la ciudadanía en el transcurso del stronismo. Ya en mayo de 1956 el mismo embajador norteamericano, Arthur Ageton, preparó un largo despacho sobre "la amenaza comunista" en Paraguay para el Departamento de Estado en Washington (ver Anexo 5).

 

1. Estados Unidos y la "Técnica"

La complicidad del Gobierno de Estados Unidos en la sistemática violación de derechos humanos en el Paraguay tiene su expresión más contundente en el establecimiento y montaje de un departamento especializado de la Policía responsable por la tortura y desaparición de detenidos políticos durante casi toda la época stronista. La Dirección Nacional de Asuntos Técnicos (DNAT) -conocida como "La Técnica"- fue ubicada en la calle Chile 1072 entre Manduvirá y Jejuí en pleno centro de la ciudad capital. La evidencia al respecto fue revelada en documentos del Archivo del Terror, el conjunto de detallados informes históricos de la Policía política que fue descubierto en diciembre de 1992 y que desde mediados de la década de 90 se encuentra en el Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los Derechos Humanos (CDyA) de la Corte Suprema de Justicia.

Con la finalidad de eliminar "el enemigo interno", el Paraguay fue seleccionado en 1956 como uno de los primeros países latinoamericanos en recibir este tipo de "programa de entrenamiento policial". Así fue que, en plena concordancia con el dictado de la Doctrina de Seguridad Nacional, el Gobierno de EE.UU. fue partícipe en el montaje de una unidad especializada de "inteligencia antisubversiva" en la Policía paraguaya, o sea, la Dirección Nacional de Asuntos Técnicos (DNAT). Aunque parezca increíble, este apoyo mesa guýpe se realizó mediante la fachada de un programa de asistencia técnica de la Agencia de Cooperación Internacional, organismo del Gobierno de EE.UU. que antecedió al USAID, supuestamente dirigido a "la capacitación en la administración pública". Bajo este programa encubierto, el coronel del ejército norteamericano Robert Thierry vino comisionado a Paraguay entre mayo de 1956 y marzo de 1958 con el propósito de dirigir la creación de la temida DNAT dentro de la sede de la Policía Central en Asunción.

 

2. Robert Thierry

Robert Thierry había nacido en el Estado de Ohio, Estados Unidos el 17 de enero de 1909. Fue egresado de la Universidad de Arizona y Diplomado por la Escuela de Leyes de la Universidad de Toledo, Ohio. Se graduó del Army Command and General Staff College y de la Escuela de Inteligencia Estratégica. Fue supervisor de la sección de Inteligencia, y coordinador de funciones de Inteligencia y Prácticas Investigativas. Antes de llegar a Paraguay, había peleado en la guerra de Corea. Varios documentos en el Archivo del Terror hacen referencia a su misión en Paraguay.

En un memorándum secreto de la embajada de los EE.UU. en Asunción, dirigido al State Department, Departamento de Estado, con fecha 17 de noviembre de 1955, el primer secretario de dicha representación diplomática, Andrew B. Wardlaw, hace referencia a un pedido del Gobierno paraguayo para el envío de un "técnico policial" al Paraguay. El embajador de los EE.UU. del entonces,

Arthur A. Ageton, en un memorándum "estrictamente confidencial" se dirigió al entonces ministro de Relaciones Exteriores del Paraguay, Hipólito Sánchez Quell, en fecha 30 de noviembre de 1955, para informarle que, a pedido del Ministerio del Interior, el Gobierno de los EE.UU. había aceptado enviar al Paraguay un "experto en asuntos anticomunistas para colaborar con el Servicio de Inteligencia Política del Ministerio del Interior que se dedica a combatir las actividades comunistas en el país". Por memorándum del 25 de septiembre de 1956, la Embajada de los EE.UU. informó al Departamento de Estado que Thierry llegó a Asunción en mayo del mismo año con un contrato de seis meses en calidad de pólice advisor, asesor policial, para trabajar en el Ministerio del Interior, específicamente en el establecimiento de una oficina anticomunista en ese ministerio.

El mismo documento señala que el Gobierno paraguayo estaba muy complacido con el buen trabajo que venía realizando Thierry. De hecho, a solo tres meses de su llegada al país, el Ministro del Interior, Edgar Linneo Ynsfrán, había solicitado a su par del Ministerio de Relaciones Exteriores la continuidad del "asesor técnico" norteamericano por dos años más. Según lo manifestado por Ynsfrán, su labor había sido "muy satisfactoria y sumamente beneficiosa para nuestro país".

El memorándum de septiembre de 1956 solicitó que su contrato sea extendido por un año más debido al excelente potencial de éxito que tiene el establecimiento de la oficina anticomunista. En una carta con fecha del 25 de septiembre de 1956 dirigido al Departamento de Estado en Washington, Wardlaw recomendó "muy favorablemente" el pedido de extensión del contrato de Thierry, "quien colaboraba con el Ministerio del Interior en la creación de una oficina anticomunista", lo cual es aceptado.

 

3. Antonio Campos Alum

La contraparte nacional de Thierry fue el siniestro Dr. Antonio Campos Alum, el único director de la DNAT durante toda su existencia. Campos Alum fue, sin alguna duda, el principal cerebro de contrainteligencia del régimen de Stroessner. Al inicio contó con el apoyo del jefe de la III Sección del II Departamento del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, mayor José Butlerov, quien había participado en la incursión militar a Fram en marzo de 1955.

Hombre culto, discreto, de perfil bajo, que nunca desplegó actividad política ni tuvo visibilidad pública, Campos Alum sirvió como enlace clave del régimen con la CIA y el FBI de los Estados Unidos. Recibió entrenamiento en los EE.UU. por primera vez entre julio a septiembre de 1957. Bajo la etiqueta de "lucha anticomunista", estableció una red extensiva de informantes de la Policía.

Campos Alum duraría en el cargo de director de "la Técnica" durante todo el transcurso del stronismo, y hasta después. Increíblemente, fue solamente al descubrir el Archivo del Terror el 22 de diciembre de 1992 -casi cuatro años después del derrocamiento de Stroessner- que el Gobierno de presidente Rodríguez mandó clausurar la DNAT. Desde ese momento Campos Alum estaba prófugo, siendo buscado por la justicia por crímenes de lesa humanidad. Aun así, pudo mantener su libertad en el país hasta su deceso natural a los 92 años el 13 de febrero de 2012 en las afueras de Asunción.

Antes de terminar su misión, el mismo Thierry presentó una autoevaluación de su labor en forma de un memorándum al ministro Edgar Ynsfrán, con fecha del 20 de marzo de 1958, en el cual rindió su homenaje a Campos Alum, a continuación:

Sr. Ministro:

Habiendo pasado un año y nueve meses en las circunstancias más disfrutables, al haber trabajado con su ministerio, y habiendo a estas alturas completado la misión que me fue asignada en su país, me permito aprovechar esta oportunidad para escribir un breve memorándum sobre mis actividades. Con respecto a la Dirección Nacional de Asunto^ Técnicos, S.E. ha sido suficientemente bien aconsejado y puesto al corriente hasta el presente. Estoy seguro de que bajo la dirección del Dr. Antonio Campos Alum, esta pequeña, pero potente organización, continuará rindiendo el mismo servicio altamente eficiente que (ha tenido) desde su creación. Me permito señalar al mismo tiempo, que con apoyo y amplios recursos para trabajar, los horizontes de la DNAT (Dirección Nacional de Asuntos Técnicos) son ilimitados.

El objetivo fundamental de la misión de Thierry fue instruir al personal paraguayo en las técnicas más eficaces para "combatir al comunismo", lo cual supone que incluyó también el uso de la tortura para extraer confesiones. Como recalcó el investigador Marcial Riquelme, testimonios de líderes estudiantiles, gremiales y políticos de la época coincidieron en señalar que a partir de la creación de la DNAT se comenzó a utilizar la tortura sistemática (o sea, la aplicación de descargas eléctricas, inmersión en la pileta (un baño lleno de excremento), golpes en las zonas más vulnerables del cuerpo, revisión médica para calibrar el volumen de la descarga a ser aplicada en cada caso, etc.) con el fin de arrancar confesiones a los detenidos. Antes de esa fecha, el tratamiento generalizado era violento y primitivo (o sea, patadas, golpes de puño y latigazos, plantones, etc.) pero carecía del "refinamiento metodológico" y devastador que vino desde afuera mediante el aporte del Gobierno de Estados Unidos, lo que el mismo Thierry califica en su carta de despedida como "servicio altamente eficiente".

El tipo de programa en que se encontraba Thierry se desarrolló con algunas variantes desde 1956 hasta 1963 aproximadamente. Hay documentos que hacen referencia al presupuesto para la instalación de un Programa de Seguridad Pública en el Paraguay, cuyo costo operativo para el año fiscal 1965 sería de US$ 55.000, para cubrir los salarios de dos técnicos policiales de tiempo completo a razón de US$ 24.000 anuales cada uno, más los gastos de envío de cuatro oficiales a la Academia Interamericana de Policía en Panamá. Según un memorándum del 8 de octubre de 1963, "Este proyecto se inscribe en el contexto de los programas de contrainsurgencia de los Estados Unidos y está dirigido para desarrollar la capacidad de la Policía para enfrentar efectivamente los elementos subversivos y sus operaciones, incluyendo los disturbios civiles y otros esfuerzos de insurgencia de un nivel más bajo que las operaciones militares, etc."

Bajo la dirección de Campos Alum y con el asesoramiento de Thierry y otros, la TÉCNICA, tal como se hizo conocida, muy pronto se convirtió en el centro neurálgico de la violación de derechos humanos por el régimen stronista y pasó a ser el principal centro de tortura, muerte, desaparición y lesiones físicas y psicológicas de miles de detenidos políticos a lo largo de más de tres décadas del stronismo. Aun cuando la Comisión de Verdad y Justicia constata que al menos treinta detenidos fueron asesinados en la misma TÉCNICA, el número verdadero es probablemente muy superior.

 

 

 

 

Documento fuente:

LA GUERRA FRÍA Y EL PARAGUAY. Por ANDREW NICKSON

Colección 60 AÑOS DEL STRONISMO N° 2

Editorial EL LECTOR

Directores de la Colección:

HERIB CABALLERO CAMPOS / IGNACIO TELESCA

Corrección: MILCIADES GAMARRA

Asunción – Paraguay. Mayo, 2014 (96 páginas)

 

 

ENLACE INTERNO AL ESPACIO DE LECTURA RECOMENDADA

GOBIERNO DEL GENERAL ALFREDO STROESSNER MATIAUDA 

en PORTALGUARANI.COM

 

(Hacer click sobre la imagen)

 

 


Compartir FB


 

CASA DEL LA INDEPENDENCIAIDIOMA GUARANIHISTORIA DEL PARAGUAYFILATELIA DEL PARAGUAYMITOS Y LEYENDAS DEL PARAGUAYBILLETES DEL PARAGUAYMISIONES JESUÍTICAS EN PARAGUAYMUSEO DEL HUMOR PARAGUAYO
MÚSICA PARAGUAYABIBLIOTECA DEL PORTALGUARANIREPUBLICA DEL PARAGUAYACADEMIA PARAGUAYA DE LA HISTORIA LA GUERRA DEL CHACOMONEDAS DEL PARAGUAY 1790 - 2011LITERATURA PARAGUAYAMUSEO VIRTUAL DE LA MUSICA PARAGUAYA

Portal Guarani © 2015
Oficina: Asunción Super Centro - Gral. Diaz entre 14 de Mayo y 15 de Agosto - Local 372, 2do. Piso
TeleFax.: 451-486 - Contacto: info@portalguarani.com
PortalGuarani.com en fuente oficial de informaciones e imágenes del Paraguay para Wikipedia.org
Asunción - Paraguay - Proyecto Desarollado por Apunto

Algunos Logros y Reconocimientos
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Nacional
- Portal Guarani, Es declarado de Interés Cultural Municipal
- Portal Guarani, Doble Ganador del WSA